Page 1

LAURA MARITHZA BELTRAN MORALES FUNDACION IDEAS PARA LA PAZ

PRÁCTICAS DE RSE EN LAS MIPYMES DE LATINOAMÉRICA La Responsabilidad Social Empresarial (RSE)se ha convertido en un tema que concierne mundialmente a todas las empresas a la hora de cuestionarse la manera en la que gestionan sus procesos corporativos. La RSE consiste en el rol que juegan las compañías en el impacto económico, social y medioambiental. Esto quiere decir que al implementar estrategias de Responsabilidad Social, las empresas procuran integrar voluntariamente principios que tengan un impacto en la comunidad y en la práctica de los procedimientos que le generan valor tales como la producción, extracción, distribución, compra, venta y oferta de servicios. Para el caso colombiano, la RSE ha sido definida por diversas instituciones como la ANDI (Asociación Nacional de Empresarios de Colombia) como el “Compromiso que tiene la empresa de contribuir con el desarrollo, el bienestar y el mejoramiento de la calidad de vida de los empleados, sus familias y de la comunidad en general”1. Hoy en día, son numerosas las empresas que buscan integrar este tipo de responsabilidad en sus modalidades de gestión. Debido a la creciente importancia de la RSE en el mundo, es pertinente preguntarnos por la situación de las MiPyMEs (Micro, Pequeñas y Medianas Empresas) en América Latina respecto al ideal de incorporar dichas prácticas en todos los tipos y tamaños de empresas. Este análisis es de gran utilidad para que las empresas tomen conciencia de que sí se puede contribuir en materia de Responsabilidad Social Empresarial sin importar el tamaño de su compañía y porqué es importante hacerlo. Si bien al hablar de responsabilidad social corporativa se habla ante todo de las grandes empresas, muchas de ellas multinacionales, y de sus avances en pos a las buenas prácticas e iniciativas responsables para contribuir a su entorno inmediato, las estadísticas nos muestran que son las MiPyMEs las empresas que más generan empleos y que albergan la mayor cantidad de capital humano y fuerza de trabajo. En otras palabras, las pequeñas y medianas empresas juegan un rol social muy importante ya que tienen la capacidad de generar oportunidades de empleo a partes vulnerables de la sociedad y por ende oportunidad de crecimiento económico a comunidades entre las que priman minorías étnicas y personas no calificadas. Ahora bien ¿Por qué se habla de grandes empresas y no tanto de MiPyMEs? La razón puede ser que las primeras, como Coca Cola o Ecopetrol, son compañías que extraen y/o producen artículos de manera masiva. Es por esto que 1

VIVES, Antonio; CORAL, Antonioy otros. Responsabilidad Social de la Empresa en las PyMEs de Latinoamérica. IKEL. Septiembre 2005. Pg. 134. Disponible En: http://www.gestrategica.org/templates/listado_recursos.php?id_rec=326&id_cl=3 Consultado el 9 de Mayo de 2012.


el impacto que generan en la comunidad en la que actúan o a la que dirigen sus productos son masivamente grandes y visibles. Otra razón puede ser que las grandes empresas, al recibir mayores ingresos, tienen capacidad de inversión en iniciativas que favorecerían su cadena de valor económicamente. Por otro lado, puede que una MiPyME no tenga el mismo impacto masivo o la misma capacidad de inversión que una gran empresa. Sin embargo, la importancia de fomentar prácticas de RSE en las MiPyMEs radica en el siguiente hecho. En América Latina, el número de MiPyMEs por país es impresionante. Por ejemplo, México cuenta con 2854900 hasta el 2004. Colombia con 1442117* hasta el 2005 según el DANE. Ecuador con 657887 hasta el 2001 y Perú con 622209 hasta el 2005. El número de MiPyMEs corresponderían a más del 90% del total de empresas en Latinoamérica2. Según la ley 905 de 2004, una MiPyME es una empresa conformada por personas naturales o jurídicas y que tiene hasta 10 trabajadores en el caso de las microempresas, de 11 a 50 empleados en el caso de las pequeñas empresas y entre 51 y 200 trabajadores en el caso de las empresas medianas3. Como consecuencia, las micro, pequeñas y medianas empresas son las principales generadoras de empleo en nuestro contexto pues aportan cerca del 80% del empleo en Colombia4. De manera, que las PyMEs y MyPyMEs son de gran importancia en el tejido económico de los países en América Latina. Ahora, si en un país como Colombia son cerca de un millón y medio de MyPyMEs las generadoras del ya enunciado porcentaje del empleo a nivel nacional, éstas deberían estar adheridas a algún tipo de entidad que promueva principios en temas de derechos humanos, de estándares laborales, del medio ambiente y de anticorrupción. Sin embargo, encontramos que una entidad de este tipo, la Oficina del Pacto Global Colombiano, cuenta con tan solo 220 adheridos en los que se incluyen todo los tamaños de empresas5. Esta hecho nos introduce al cuestionamiento de la capacidad de las micro, pequeñas y medianas empresas para generar impacto social. Es claro que al tener tal cantidad de personas dependiendo de estas empresas, el compromiso debería ser evidente. No importa cuanto hagan las grandes compañías por hacer sus operaciones con la mayor impecabilidad, las condiciones en las MiPyMEs es fundamental para que la vulnerabilidad de las condiciones sociales y laborales del recurso humano disminuya y el compromiso se vea adquirido en lo cotidiano. Es * A falta de estadísticas actualizadas, no se encontró un dato más reciente del número de MiPyMEs en Colombia. Sin embargo, tenemos el dato del 2001 (1001374) según el DANE y del 2005 (1442117) que demuestran que en tan sólo cuatro años el número ha incrementado considerablemente y es de considerar que este crecimiento es constante hasta la actualidad. 2 GOMEZ SAMPER, Henry y otros. PYME Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Y AMBIENTAL. Ponencia UNIANDES. En: http://pymedeavanzada2011.uniandes.edu.co/index.php?option=com_content&view=article&id=7 1&Itemid=79 Consultado el 05 de Marzo de 2012. 3 Ley 905 de 2004. En: http://www.sena.edu.co/NR/rdonlyres/8DCDB7D4-FABE-42DA-BD7400F7C40AD9D0/0/Ley905_2004_MIPYMES.pdf Consultado el 6 de Mayo de 2012. 4 Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. Observatorio de la Pyme. REPORTE DE MIPYMES No.1 Salto en la productividad y el empleo – productividad y crecimiento de MiPyMEs. Bogotá. Diciembre de 2007. Pg 5 En: http://www.mipymes.gov.co/publicaciones.php?id=21813 Consultado el 30 de Marzo de 2012. 5 Red Pacto Global Colombia. PARTICIPANTES. En: http://www.pactoglobalcolombia.org/adheridos.html Consultado el 2 de Mayo de 2012.


por eso que debemos romper con la premisa de que ciertas empresas no tienen recursos para invertir en temas de Responsabilidad Social Empresarial, de que ésta no le ofrece ningún tipo de valor a las empresas o de que toda inversión en materia de RSE resultaría en pérdida, sean de dinero o de tiempo. Es por ello, que es de suma relevancia considerar hasta qué punto las MiPyMEs deberían y tendrían la capacidad de generar impacto social. Según la Guía para la implementación de Responsabilidad Corporativa en MiPyMEs creada por Madrid Emprende6, los incentivo para incorporar políticas de RSE en las compañías son: • Si la MiPyME es más consciente de su ética en los impactos sociales y medioambientales, se pueden atraer mayores consumidores. • Si se incluyen criterios de responsabilidad económica, social y medioambiental, se mejorará la calidad de los productos y del proceso de su producción. • Si se hace un uso eficiente de los recursos, se ahorraría y se generaría más rentabilidad. • Si se motiva a los pocos trabajadores que laboran en la empresa, ésta contará con mayor capacidad para atraer y conservar el talento humano, además de generarse en ellos un sentimiento de apego a la compañía. • Esta motivación para los empleados se puede lograr con la implementación de cláusulas en los contratos laborales que garanticen el compromiso de la empresa con los Derecho Humanos. • Generar confianza, reputación y buena imagen de la marca gracias a la transparencia de la MiPyME y de los actores involucrados en su cadena de valor. • Por último, una MiPyME puede ser candidata para hacer parte de la cadena de valor de una compañía grande y expandir su mercado si la gran empresa reconoce que la MiPyME se interesa por llevar a cabo iniciativas transparentes y de RSE. Es por razones como éstas que en Latinoamérica algunas MiPyMEs han venido desarrollando buenas prácticas. Por ejemplo: En Chile, Agrícola La Masía, en el sector agrícola. En Colombia, Valentina Auxiliar Carrocera y el Grupo Lim Lec Ltda en el sector automotriz y la industria metalmecánica y en México, la iniciativa de Walmart para ayudar a sus terceros. Lo anterior son sólo algunos de los ejemplos que muestran las iniciativas por ayudar respecto al entorno laboral en un compromiso con la integridad y el desarrollo personal de sus trabajadores e iniciativas de grandes compañías que promueven el compromiso de empresas terceras o contratistas por llevar a cabo buenas prácticas. No obstante, para todo este tipo de iniciativas existen organizaciones que informan y guían las MiPyMEs si quieren empezar a implementar iniciativas de RSE. Para el caso colombiano existe ComprometeRSE, una asociación creada en el 2005 por 6

MADRID EMPRENDE. Guía para la implantación de RC en la PYME. Disponible En: http://www.gestrategica.org/templates/listado_recursos.php?id_rec=468&id_cl=2 Consultado el 28 de Marzo de 2012.


Confecamaras con el propósito de brindar apoyo a las empresas para que incluyan en su modelo de negocios un programa de responsabilidad social. Además de su trabajo con más de 400 compañías a nivel nacional, la asociación brinda formación y acompañamiento a quienes lo requieran mediante una plataforma tecnológica destinada a los empresarios. En resumidas cuentas, una empresa que desee empezar a implementar en su gestión proyectos de Responsabilidad Social Empresarial puede acudir a la Cámara de Comercio, en el caso de Colombia, o a una entidad homóloga que seguramente la guiará en el proceso o en contactar asociaciones que le brinden ese servicio. A manera de conclusión, las MiPyMEs tienen la capacidad de iniciar prácticas de RSE sin necesidad de realizar inversiones grandes. Buenas prácticas no son sinónimo de inversión para pérdidas sino de beneficios empresariales. Finalmente, dos aspectos favorecerían a las MiPyMEs si implementaran iniciativas de acción social. En primer lugar, la ayuda a la sociedad debido a que son la MiPyMEs las que albergan la mayor cantidad de personal en América Latina, el implementar Responsabilidad Social Empresarial de manera masiva equivaldría a un cambio social radical. Disminución de la pobreza, mejoría nutricional, mejoría en la capacitación, mejoría en la educación y por ende, disminución del número de integrantes de comunidades vulnerables. En segundo lugar, beneficios para la empresa misma. Si los trabajadores realizan de manera adecuada sus labores, el resultado sería la satisfacción del cliente, y si los trabajadores están tan comprometidos con la empresa que hablan bien de ella, un voz a voz podría atraer a mayores consumidores y generar confianza en las acciones y los productos de las MiPyMEs. ANEXO7:

7

En el reporte, los datos de cada gráfica hacen referencia a estudios hechos hasta el 2002. CALA HEDERICH, Álvaro. SITUACION Y NECESIDADES DE LA PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA. Diciembre 2005. En: Revista electrónica de difusión científica – Universidad Sergio Arboleda Bogotá – Colombia http://www.usergioarboleda.edu.co/civilizar Reservados todos los derechos de autor. Disponible en línea en: http://www.usergioarboleda.edu.co/civilizar/revista9/Situacion_Necesidad_Pequena_Mediana_Em presa.pdf Consultado el 28 de Abril de 2012.


Prácticas de RSE en las Mipymes de Latinoamérica. Por Laura Beltrán.  

El análisis FIP abordará el tema de la importancia de incorporar prácticas de RSE en la cadena de producción de las Mypimes en América Latin...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you