Page 1

LA RESPONSABILIDAD DE LAS EMPRESAS CON LOS TRABAJADORES MIGRANTES Gabriela Esmeral Herrera Fundación de Ideas para la Paz

Durante la última década, empresas como Apple, Marks & Spencer y Nike han sido acusadas de emplear mano de obra migrante en contextos en donde los gobiernos no les ofrecen la protección adecuada, lo que ha resultado en abusos laborales y explotación por la parte del sector privado. De ahí que diferentes organizaciones, como el Institute for Human Rights and Business (IHRB), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), hayan hecho un llamado especial a las empresas para que garanticen condiciones dignas de trabajo y de trato para estos trabajadores dentro de sus propias operaciones, o las de sus socios comerciales y proveedores. Este ensayo busca identificar cuál es la responsabilidad de las empresas hacia los trabajadores migrantes legales. Para esto, en primer lugar, se analizará cuál es el dilema que se le presenta a las empresas a la hora de contratar, directamente o indirectamente, mano de obra migrante. En segundo lugar, se discutirán brevemente las responsabilidades y las diferentes iniciativas que las empresas pueden adoptar para evitar incurrir en violaciones de derechos laborales y humanos. La relación entre empresas y trabajadores migrantes En los últimos diez años, la globalización ha acentuado la demanda y la oferta de la mano de obra migrante1. La migración, tanto a nivel internacional como nacional, ha generado beneficios para las empresas. En efecto, ésta ha permitido combatir la escasez de trabajadores, incentivar la mano de obra barata, generar remesas e impulsar la competitividad, entre otros. Esto ha favorecido a las industrias manufactureras, extractivas, agroindustriales y de construcción, que demandan mano de obra barata y poco calificada2. Sin embargo, la migración mal manejada y poco regulada ha generado que las empresas tengan el riesgo de caer en patrones de explotación laboral, de ofrecer condiciones laborales subóptimas y fomentar la discriminación. En varios casos, esto ha incentivado malas relaciones entre los trabajadores y la gerencia, afectado su reputación empresarial y ha aumentado su probabilidad de ser judicializadas por abusos y violación de derechos humanos y laborales 3 . Ejemplos claros de estos riesgos son las demandas que se entablaron contra veintisiete empresas americanas en 1999 que empleaban mano de obra migrante bajo malas condiciones laborales en las Islas Marianas, entre las cuales se encontraban las reconocidas marcas GAP, Tommy Hilfiger y Calvin Klein4. Por otra parte, es importante resaltar que las empresas productoras y proveedoras tienen diferentes posibilidades de incidir en estos riesgos. Mientras que una empresa productora – en la cumbre de la cadena de producción- a menudo hace hincapié en la transparencia, calidad y responsabilidad en su propia contratación y tratamiento de los migrantes, las empresas proveedoras tienden a ejercer menos control sobre las prácticas de empleo. Por lo tanto, el riesgo de complicidad en la explotación o el trato desigual de los trabajadores migrantes se agrava en las cadenas de suministro extensas donde 1

Un trabajador migrante se define como un individuo involucrado en una actividad remunerada en un Estado del cual no es nacional. Fuente: International Business Leaders Forum. (2010) Business and Migration: From Risk To Opportunity. 2 idem 3 The Global Compact. Human Rights and Business Dilemmas Forum. En: http://humanrights.unglobalcompact.org/dilemmas/migrant-workers/ 4 Business & Human Rights Resource Centre. Case profile: U.S. apparel cos. lawsuit (re Saipan). En: http://www.businesshumanrights.org/Categories/Lawlawsuits/Lawsuitsregulatoryaction/LawsuitsSelectedcases/USapparelcoslawsuitreSaipan


las compañias productoras no tienen control sobre las proveedoras5. Este ha sido el caso de muchas multinacionales como Nike, Adidas y Apple. En el caso de Nike, en el 2009 la cadena de televisión australiana Canal 7 descubrió que Hytex – uno de los proveedores de la compañía textil- explotaba laboralmente cerca de 1,200 trabajadores en Kuala Lumpur (Malasia), los cuales eran empleados por agentes en Myanmar, Bangladesh y Vietnam. En la investigación se alegó que las fábricas no cumplían los estándares de seguridad necesarios para operar, los trabajadores eran acomodados en viviendas en malas condiciones sanitarias e higiénicas y la gerencia retenía los pasaportes de los trabajadores migrantes para obligarlos a pagar sus permisos de empleo 6.

La situación precaria de los trabajadores migrantes se amplifica en contextos en donde la legislación nacional no establece cuáles son los derechos laborales de los migrantes o si los establece pero el gobierno no los implementa. Adicionalmente, esta circunstancia se agrava en contextos donde no existe un cumplimiento mínimo de las obligaciones internacionales que estipulan la ONU y la convención 181 de la OIT. Este es el caso de ciertas economías emergentes, en donde las compañías multinacionales obtienen sus recursos y materias primas 7 . De ahí que países como China, Rusia, Vietnam, India, México y Corea del Sur sean señalados como posibles escenarios para el desarrollo de esta problemática8.

Casos emblemáticos:  En 2009, un reporte de la compañía Apple resaltó que algunos de sus proveedores chinos utilizaban prácticas de reclutamiento poco justas.  En el año 2009, la empresa textil Hytex – proveedora de Nike– fue sindicada de explotar laboralmente a 1,200 empleados en Malasia.  Human Rights Watch ha indicado que las compañías en Rusia ofrecen condiciones subóptimas de trabajo a los migrantes.  En el año 2006, se reportaron abusos laborales en las fábricas textiles en Jordania. Maltrato físico por parte de la gerencia y amenazas de deportación fueron algunos de los abusos denunciados. Ver más casos en: http://humanrights.unglobalcompact.org/dilemmas/migrant-workers/ http://www.bsr.org/reports/BSR_LaborMigrationRolefor Business.pdf

Aunque la migración ha sido considerada como un problema del cual debe encargarse el gobierno, la complejidad de las relaciones entre los trabajadores migrantes y las empresas llama a que estas últimas jueguen un papel más activo 9 . El dilema para las empresas reside entonces en cómo garantizar condiciones dignas de trabajo y de trato para los trabajadores migrantes dentro de sus propias operaciones y las de sus proveedores, teniendo en cuenta los contextos legales en los cuales pueden ocurrir abusos10. Cómo respetar los derechos de los trabajadores migrantes: responsabilidad, iniciativas y buenas prácticas Las empresas han respondido de diferentes formas a las alegaciones de abusos laborales en la cadena de producción. Algunas han negado su responsabilidad argumentando que los abusos no se llevaron

5

The Global Compact. Human Rights and Business Dilemmas Forum. En: http://humanrights.unglobalcompact.org/dilemmas/migrant-workers/ 6 BSR. 2008. International Labor Migration: A Responsible Role for Business. En: http://www.bsr.org/reports/BSR_LaborMigrationRoleforBusiness.pdf 7 The Global Compact. Human Rights and Business Dilemmas Forum. En: http://humanrights.unglobalcompact.org/dilemmas/migrant-workers/ 8 idem 9 International Business Leaders Forum. (2010) Business and Migration: From Risk To Opportunity. 10 The Global Compact. Human Rights and Business Dilemmas Forum. En: http://humanrights.unglobalcompact.org/dilemmas/migrant-workers/


a cabo en sus fábricas, sino en las de sus proveedores11. Sin embargo, los riesgos que se derivan de emplear mano de obra migrante deben incentivar a las empresas a jugar un papel central en los dilemas sobre migración. En primer lugar, las empresas deben tener en cuenta que los trabajadores migrantes tienen los mismos derechos que los trabajadores locales, como lo estipulan las convenciones de los derechos laborales- Convención de la ONU sobre los Derechos de los Migrantes-. A pesar que la aplicación de las normas internacionales y de la legislación nacional son débiles en algunos países en desarrollo12, las empresas deben considerar a estos trabajadores como una población vulnerable y deben reconocer qué tipo de acciones constituyen prácticas de explotación. Desde esta perspectiva, las principales prácticas que las empresas deben evitar hacia cualquier trabajador inmigrante son: la retención de pasaportes y otros documentos oficiales para obligarlos a pagar sus permisos de empleo –como lo hizo Hytex–, el cobro de las cuotas por parte de las agencias de contratación –como ha sido el caso de Apple–, la falta de pago de los salarios–ejemplificado por ciertas compañías rusas y chinas–, las condiciones de vida inadecuadas y el trabajo forzoso. En segundo lugar, las empresas que incurran en abusos deben tomar responsabilidad ante las comunidades y trabajadores afectados. En este contexto, como respuesta a la violación de las condiciones laborales, Nike acordó, con Hytex, el acceso inmediato y libre a sus pasaportes, mejoras en las condiciones de vivienda, así como el reembolso de las cuotas de empleo que exigían los proveedores 13 . En el caso de unas fábricas textiles en Jordania, las empresas garantizaron a los trabajadores cumplir con los salarios establecidos por la legislación, el despido de los gerentes que incurrieron en abusos físicos y servicios médicos gratuitos. En tercer lugar, las empresas deben establecer más control sobre las actividades de sus proveedores y deben seguir códigos de conducta que mitiguen los riesgos presentados por el mal manejo de las migraciones laborales. Las empresas pueden optar por crear sus propios mecanismos para garantizar un trabajo digno o pueden adherirse a los principios ya establecidos por organizaciones como el Institute for Human Rights and Business. Este ha promovido los llamados Dhaka Principles, los cuales fueron creados por grupos de intereses, diferentes gobiernos y la sociedad civil. El objetivo de estos principios es proveer un marco estratégico para la acción y guiar la debida diligencia de las empresas con el fin de asegurar una migración con dignidad14. Adicionalmente, las empresas deben ceñirse al cumplimiento de la legislación internacional establecido por la OIT y la ONU. Aunque varias empresas ya se han responsabilizado por los abusos y han adoptado medidas para mitigar los riesgos de caer en ellos, hay muchas que todavía no lo han hecho, ocasionando que la explotación y la violación de derechos laborales persistan. De pronto es la hora de hacer que estos principios y prácticas no sean sólo voluntarios.

11

Labour Behind the Label. Introduction to Industry Issues. En: http://www.labourbehindthelabel.org/issues/item/794introduction-to-industry-issues 12 International Business Leaders Forum. (2010) Business and Migration: From Risk To Opportunity. 13 BSR. 2008. International Labor Migration: A Responsible Role for Business. En: http://www.bsr.org/reports/BSR_LaborMigrationRoleforBusiness.pdf 14 http://www.ihrb.org/about/programmes/dhaka_principles_for_migration_with_dignity.html

La responsabilidad de las empresas con los trabajadores migrantes. Por Gabriela Esmeral  

Se pretende analizar la contratación de inmigrantes como mano de obra barata, por parte de grandes multinacionales como Apple, Marks & Spenc...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you