Page 1

VIONOSPORT Solucionar los problemas conflictivos entre jóvenes mediante el deporte. Cuando se habla de violencia entre los adolescentes, muchas personas piensan en los disparos dentro de las escuelas. Pero la violencia en los adolescentes incluye muchas otras actividades diferentes. Entre ellas se encuentran las peleas, la violencia de las pandillas, y el suicidio. Las víctimas de la violencia de los adolescentes suelen ser otros adolescentes. Los adolescentes que cometen actos de violencia suelen estar involucrados en otros tipos de peligros o conductas ilícitas. Pueden consumir drogas, portar armas, conducir de modo irresponsable y mantener relaciones sexuales inseguras. El principal factor de riesgo para la violencia es el comportamiento de sus amigos y compañeros de clase. Debe saber con quién salen sus hijos y fomentarles una conducta y relaciones sanas.

Los rasgos de personalidad que suelen estar presentes en un joven que ejerce la violencia son: • Posee una elevada tendencia a la agresividad, fuerte impulsividad, hiperactividad, escasa capacidad para la reflexión y falta de control sobre la ira. • Ha conseguido una escasa socialización desde la infancia, con pocos amigos y grandes dificultades para mantenerlos. • Busca el placer y la satisfacción inmediata de sus necesidades y deseos. • Muestra frialdad, poca empatía, con dificultades para identificar las propias emociones y las ajenas. • Suele expresar una actitud defensiva, desafiante, percibiendo en los demás señales de amenaza y agresión, y malinterpretando las intenciones que éstos puedan tener. • Se cree autosuficiente, pero a la vez utiliza y manipula con frecuencia a sus familiares para conseguir sus propósitos de inmediato. • Tiene un bajo sentimiento de culpabilidad sobre los actos violentos realizados e intenta justificarlos. Desprecia los derechos de los demás. • Posee una baja tolerancia a la frustración. • Tiene una gran incapacidad para aceptar normas o límites de los entornos familiares, escolares y sociales en general. • Carece de capacidades para negociar, pactar o ceder. • Posee unas habilidades sociales poco desarrolladas, con altas dificultades para la adecuada resolución de los conflictos que se le presentan. • Muestra una clara tendencia a afrontar los problemas mediante la fuerza y la imposición.

II. Socialización y prevención de la violencia a través del deporte


Parece haber un gran consenso en torno a la dimensión educativa del deporte como factor que contribuye a una adecuada socialización entendida como el complejo proceso, que se prolonga a lo largo de la vida de las personas, donde se produce la transmisión de las pautas culturales vigentes en un determinado grupo (enculturación) y la interiorización singular que hace de ellas cada persona y que, llegando a formar parte de su personalidad, le capacitan para desenvolverse con eficiencia y soltura en el seno de la sociedad[559] de forma que se mantiene el orden social establecido.

Desde una perspectiva más concreta e íntimamente ligada a la idea de socialización, el deporte puede considerarse como instrumento de prevención de conductas antisociales violentas -delictivas o no- que puede ayudar a controlar comportamientos desviados atendiendo a las situaciones complejas que propician la aparición de estos comportamientos.

1. Socialización a través del deporte El proceso de socialización, esto es, de adaptación de una persona a la dinámica y valores de una sociedad determinada, se hace posible gracias a los denominados agentes sociales en tanto instituciones, grupos, asociaciones, organizaciones e individuos con capacidad para transmitir e imponer los valores culturales de una sociedad determinada siendo los más representativos: la familia, la escuela, el grupo de pares y los medios de comunicación de masas. Desde tal perspectiva es posible considerar al deporte como una agente social capaz de transmitir determinados valores. En este sentido se entiende por socialización a través del deporte el modo en que la cultura deportiva, una vez adquirida, facilita o proporciona a la persona que lo practica mecanismos y recursos para integrarse de modo eficaz y positivo en el seno de la sociedad.

Existe un amplio consenso en reconocer la influencia del deporte en la socialización de las personas como una tendencia positiva que se añade a los demás factores de socialización[561]. La práctica de actividades deportivas posee un amplio potencial socializador en la medida en que favorece el aprendizaje del individuo y las reglas de la sociedad, refuerza la autoestima, el Versión generada por el usuario Programa De Cooperación Hispano Peruano Página 4 de 22

13 de Diciembre de 2010 sentimiento de identidad y solidaridad. No obstante, como todo instrumento, los resultados de la socialización dependerán de los fines con que se utilice y por quiénes se utilice. Así, del mismo modo que el deporte puede ser un instrumento útil para transmitir valores de no violencia puede, en cambio, llegar a ser un contexto en el que se genere un clima de permisividad hacia la violencia.


En relación con la permisividad hacia la violencia, el Preámbulo de la Ley 19/1997 advierte que "distintos profesionales de la historia y de la sociología del deporte, que han estudiado la incidencia en él de comportamientos violentos de signo racista, xenófobo e intolerante, coinciden en la importancia decisiva que tiene el clima de violencia y de permisividad antes sus manifestaciones percibido por deportistas y espectadores. Si el clima social en el que se desenvuelve la actividad deportiva es permisivo con respecto a manifestaciones explícitas o implícitas de violencia física, verbal o gestual, tanto deportistas como espectadores tendrán una mayor propensión a comportarse de forma violenta, pues en su percepción irrespetuosa del otro, del adversario, usar contra él la violencia o hacer trampas para ganarle, no es percibido como algo rechazable y punible, que atenta contra la dignidad del otro y de nosotros mismos" También encontramos ejemplos de cómo en torno al deporte, se pueden generar actitudes discriminatorias, incluso por parte de los poderes públicos como da cuenta el Auto del Juzgado Contencioso-Administrativo de Barcelona de 10 de octubre de 2006[565]. Esta Resolución judicial mantiene la medida cautelar de suspensión del Acuerdo del Pleno del Consejo Audiovisual de Cataluña de 27 de septiembre de 2006 que denegaba la suspensión de la emisión de un spot publicitario considerando que: "el mensaje del anuncio según se ha descrito, debe ser puesto en relación con el nivel formativo y de conocimiento de la audiencia infantil, como serían niños de la misma edad que los protagonistas de aquél, y también adolescentes, lo que en principio, a criterio de esta Juzgadora, podría favorecer comportamientos no adecuados, conductas de exclusión, enfrentamiento o de discriminación en la práctica del deporte según la camiseta que pudiera llevarse y en base a razones ajenas al mundo de los menores y con evidentes connotaciones políticas". 2. Prevención de la violencia a través del deporte De poco servirían los valores y actitudes positivos aprendidos con el desarrollo de actividades deportivas si aquéllos no pueden ser trasferidos a otras situaciones sociales en las que se desenvuelven los individuos; resulta muy probable que una experiencia anterior positiva tienda a favorecer nuevos procesos de socialización, aunque no siempre es así De este modo es preciso adoptar medidas más específicas y concretas de prevención de la violencia que traten de evitar la comisión de conductas desviadas y/o delictivas en el desenvolvimiento de las

En relación con la prevención se han distinguido tres clases: prevención primaria, secundaria y terciaria: La prevención primaria se orienta a la búsqueda de las causas de la delincuencia, en definitiva, a la raíz del conflicto criminal con objeto de neutralizarlo antes de que el propio problema se manifieste. A estos efectos se deben crear los requisitos necesarios para resolver las situaciones carenciales criminógenas procurando una socialización provechosa acorde con los objetivos sociales: educación, disminución de causas criminógenas generales (deficiencias en cohabitación, alcoholismo, consumo de drogas...), modificación de las estructuras económicas


y sociales elevando el nivel de vida social. Todas estas medidas operan a medio y largo plazo y se dirigen a todos los ciudadanos. Las medidas de prevención secundaria operan antes de que se cometa el delito pero lo hacen de modo más preciso, concreto y directo diseñando estrategias preventivas específicas orientadas selectivamente a concretos sectores de la sociedad que exhiben mayor riesgo de padecer y protagonizar el problema asocial o criminal.

La prevención terciaria está dirigida a evitar la reincidencia. Sus destinatarios se encuentran perfectamente identificados ya que son aquellas personas que han sido condenadas por la previa comisión de una infracción penal; en este nivel de prevención se trata de resocializar al sujeto que ya ha delinquido para que no vuelva a hacerlo en el futuro. El deporte puede desempeñar un importante papel como instrumento de prevención de conductas violentas en todos los niveles señalados anteriormente. En efecto, la experiencia ofrece abundantes actuaciones de prevención primaria y secundaria: - El Programa de prevención infantil-juvenil en el medio deportivo de 2004 [569] que, partiendo "de la concepción de los espacios deportivos como espacios de educación que promueven el desarrollo personal y social de los niños y jóvenes", pretende hacer ver "que esas mismas satisfacciones que buscan (mediante el consumo de drogas) se pueden obtener a través del deporte". - El Protocolo contra la violencia juvenil propone entre "las medidas de fomento de las inquietudes de los jóvenes en la mejora de sus relaciones sociales (...) el fomento del deporte para que los menores encuentren un área de desarrollo que evite que el menor se quede encerrado en casa extrautilizando videojuegos, consolas o un exceso uso de la TV", advirtiendo no obstante que "en ello hay que prestar especial atención para que en la práctica del deporte no se den conductas violentas". - Se han desarrollado también experiencias de «deporte-inserción» en algunos colectivos marginales: deportes en equipo y actividades de musculación con población reclusa; natación, gimnasia y footing o escalada en personas seropositivas; actividades físico-deportivas para jóvenes con problemas conductuales y yoga, judo o fútbol sala en centros de rehabilitación de toxicómanos - El Proyecto Deuziem, del área de deportes de Amersfoort (Países Bajos) que ha empleado el deporte como medio para conectar con los jóvenes en riesgo con el fin de ayudarles a reintegrarse en la comunidad y prepararlos para el mundo del trabajo - El Programa español "Nuestro Baloncesto Integra" puesto en práctica en Sevilla, tiene como objetivo utilizar la práctica del baloncesto como instrumento para inculcar a los menores en zonas con verdaderas dificultades los valores de la solidaridad, igualdad entre géneros, responsabilidad, autocontrol y valoración en el trabajo, buscando también la participación de los padres ya que estos jóvenes se desplazan luego a sus casas marginales.


- Otras medidas preventivas, concretas y directas, son: la asistencia a grupos precarios de hinchas jóvenes en forma de grupos de hinchas organizados por los clubes u otras asociaciones; separación física de los grupos de hinchas rivales dentro o fuera de los estadios; escolta policial a grupos predispuestos a la violencia; obtención de informaciones previstas sobre potenciales situaciones de violencia mediante el empleo de expertos policiales; intercambio nacional e internacional rápido de informaciones policiales sobre los movimientos de individuos o grupos potencialmente violentos; medidas jurídico-policiales, prohibición de estancias o viajes. Las experiencias señaladas pueden ser enmarcadas en el ámbito de prevención primaria o secundaria. Respecto a la prevención terciaria que se pone en marcha cuando el delito o la situación de violencia ya ha tenido lugar, se encuentra estrechamente ligada al funcionamiento del sistema penal pudiendo proponerse el mejoramiento o cambio de las instituciones que componen este sistema, esto es, policía, tribunales y medidas.

Vionosport  

Asociación a favor del control de la violencia a través del deporte

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you