Page 1

EJEMPLAR

1 MAYO 2012

COLECCIONABLE


Carta Editorial Un saludo a todos nuestros lectores desde el lejano presente…

anakronica.editorial@gmail.com publicacionesfantasticas@gmail.com Tel: 31 21 87 25 Cel: 33 12 44 94 94 Facebook: Revista Anakrónica

Haz Contacto:

Presentamos Revista Anakrónica, la cazadora de historias. Somos una publicación única en su género, nacida para todos ustedes fanáticos de la ciencia ficción, de la fantasía y de la literatura. Nacida para ti que te gustaría tener un espacio para expresarte y dar a conocer tus escritos, relatos, dibujos, sueños y fantasías que encierra la imaginación y juntos reinventemos la realidad de nuestro país. La cultura mexicana cuenta con una tradición folclórica que llena nuestro entorno de seres fantásticos como Chaneques, Nahuales y Chupacabras; el mexicano busca por instinto la leyenda y el mito, las historias de aparecidos y los cuentos de magia. Esta predisposición por la cultura de lo inexplicable también influye en la sociedad para buscar explicaciones modernas de fenómenos como extraterrestres, seres de otros planos y viajes espaciales. Los mexicanos buscamos el cuento fantástico y de ciencia ficción, pero hasta ahora no teníamos un espacio que se encargara de divulgarlo e incitara a su gente a generarlo. Anakrónica nace para romper esquemas, dejemos de esperar que estas historias se nos proporcionen de fuentes “exóticas” como escritores británicos o directores de cine estadounidenses y comencemos a ser nosotros quienes proporcionemos dichos relatos. Seamos un país lleno de creatividad, con jóvenes lectores, creadores de historias que inspiren a chicos y grandes. Nosotros buscamos el talento de todo aquel que sueña en lo imposible como algo posible, de idealistas que saben que el mundo no es como debiera ser y que sueñan con la ciencia que no ha sido. Sabemos bien que en algún lugar, hay una historia que cuando se cuente cambiará el futuro y el paradigma de la realidad literaria mexicana. Mes con mes recibiremos tus colaboraciones, soñar no cuesta nada, ni tampoco publicarlas aquí. Así que ya lo sabes, aquí tienes tu espacio, envía tus asombrosas historias, cuentos, comics o ilustraciones… cada que te pones a pensar en extraterrestres y duendes escríbelo, cada que pienses en un superhéroe fantástico dibújalo, cada que el mundo no sea como pensabas, reinvéntalo. Revista Anakrónica está impaciente por leer, mirar y soñar junto contigo sobre estos mundos inventados, realidades posibles, pasados alternativos y futuros lejanos. Atentamente: Editorial Anakrónica

Directorio Director General: Jorge Germán García Hughes Comité Editorial: Jorge Hughes, Christian Ramírez Zúñiga, Thalía Castro Ponce Trazos: Christian Ramírez Zúñiga Color: Thalía Castro Ponce, Alma Karina Godínez Lara Diseño, Ilustraciones y Maquetación: Emmanuel Alonso


PANLECTORIUM

8

CRÓNICAS ANAKRÓNICAS

14

GUÍA PRÁCTICA DEL VIAJERO DEL TIEMPO NEÓFITO

18

P.4: LOS FANTASMAS DEL ROXY P.10: UN CUENTO A TRAVÉS DEL TIEMPO P.16: EL TIEMPO DE MAMÁ Y PAPÁ P.22: SEÑOR TESLA P.28: PAUSA: ROGANDO AL TIEMPO P.32: LA ÚLTIMA NOCHE

PLAN 9 DEL ESPACIO INTERIOR

26

ILUSTRACIONES ANAKRÓNICAS

34


LOS FANTASMAS DEL ROXY Por Ramón Acevedo Pro

Inspirado probablemente por la canción homónima de Joan Manuel Serrat. BARCELONA 1977

E

n aquellos tiempos yo era un pasante del posgrado en Metafísica buscando aventuras; durante mi estancia en España me hice de un par de amigos bien metidos en el tema y me recomendaron con la gente correcta, de modo que cuando me pidieron que acudiera a investigar una manifestación paranormal verdadera no me pude negar. El día que llegué a la famosa Plaza Lesseps tanto el gerente del Banco Central Hispano como el administrador de los apartamentos del Núñez y Navarro, me miraron con recelo. -El Maestro Pro- me presentó mi conocido, un caballero influyente que trabajaba en el ayuntamiento.- Es el experto en fenómenos paranormales que les recomendé. -Ah sí.- contestó el gerente- El Mexicano que nos va a ayudar, ¿dígame qué hará usted para detener esto? ¿Ya antes ha tenido una experiencia como esta? Supongo que en su país pasa muy seguido ¿No es así? No le respondí, mi amigo me defendió amablemente y luego centré mi atención en el administrador. -Pasa muy a menudo- dijo este- prácticamente todos en el Banco han tenido una experiencia, el velador por ejemplo dice que fue atacado por el mismo Drácula, pero sólo recientemente ha empezado a ocurrir en los pisos superiores y los fantasmas han llegado a tocar a los de carne y hueso, una de las inquilinas casi mata a su marido al descubrirlo haciéndose el chulo con una rubia idéntica a Lauren Baccal. Y esa pobre anciana que murió de un susto cuando vio a King Kong trepando por su balcón.

ra? en Guadalaja os un Roxy am ní te e qu s ¿Sabía quitán, os encerrará? ¿Qué misteri icado en la calle de Mez ub y . ox a. R ci Cine e Independen entre Hidalgo

explorado es bastante serio. Yo venía a investigar la presencia de manifestaciones metafísicas como espectros y fantasmas, no chistes de mal gusto. -Ningún chiste, su colega nos dijo que si en todo el mundo había alguien que pudiera combatir a los Fantasmas del Roxy, ese sería Ramón Acevedo Pro. Usted es el tal Pro y no entiende ni un cacahuete de lo que pasa aquí. -¡Pero es que no se me ha dicho siquiera que es lo que pasa aquí! ¿Qué es el Roxy? -Pues es el viejo cinema.- contestó mi amigoclausurado hace años y demolido hace 6 para construir este complejo inmueble con su Banco Central y las viviendas superiores. -Entiendo- respondí un poco más calmadoentonces no son fantasmas reales, sino personajes de ficción que atacan a las personas, no era el Drácula de Bram Stoker, anciano y de bigote sino el elegante Drácula de Bela Lugosi con todos sus poderes nocturnos. Prácticamente cualquier personaje u objeto que haya sido proyectado puede aparecer. ¿Me equivoco?

-Lo de la Anciana es trágico pero uno de mis clientes murió ahogado cuando se lo llevó la ola provocada por ese maldito barco.- decía el gerente… ambos hablaban de una manera coherente entre ellos pero me excluían de la conversación. – Eso no es bueno para el negocio.

-Bueno, es usted un hombre listo señor Pro, pero cualquier ciudadano en esta plaza que le ha encendido un pitillo a George Raft le puede contar lo mismo, no lo llamamos para deducir lo que pasa sino para deducir cómo detenerlo, ya van dos muertes y si no los detenemos habrá muchas más.

-¿Drácula, dice usted? ¿King Kong? Perdón caballeros.- interrumpí molesto dirigiéndome a ellos pero mirando con recelo a mi amigo- quizás he sido víctima de una broma de muy mal gusto, mi campo de investigación, aunque muy poco

Lo cierto es que pensar que de un momento a otro podría ser aplastado por un gorila gigante, ser mordido por un vampiro o terminar en medio de una batalla entre mafiosos y vaqueros era una idea espantosa y fascinante.

4


Resultó que no sólo era el edificio del banco, sino toda la plaza y hasta la estación del tren subterráneo las que parecían estar embrujadas por la ficción. Le ocurría a grupos pequeños de dos o tres personas, los fantasmas eran bastante trasparentes, fijando la vista pude notar que aquellos seres estaban ahí siempre, día y noche aunque casi invisibles pero sólo cuando no querías verlos, cuando tu imaginación no hacía otra cosa que asustarte, era cuando aparecían. En el banco haciendo guardia con el velador en turno, fuimos testigos de un asalto donde tanto víctimas como ladrones eran fantasmas; de pronto uno de los villanos comenzó a disparar y la bala perdida voló el sombrero del velador, la bala era sólida y mortal, al igual que el auto de los años 20 en el que partieron los criminales y casi me arrolla por los pasillos hacia la bóveda del banco. Los apartamentos se convertían en camarotes de cruceros o corredores de un castillo gótico. Casi muero, no solo de miedo, sino que literalmente casi muero una madrugada cuando caminando sobre la plaza Lesseps vi flotar en Technicolor una “nave anguila” como la de la “Guerra de los Mundos” que disparaba a diestra y siniestra, escapé al subterráneo donde nevaba con intensidad y la criatura de Frankenstein me defendió de aquella cosa de la película de Christian Nyby. Noté que aquellos fantasmas que tenían la capacidad de tener un lenguaje como gánsteres, indios, vampiros (excepto Nosferatu) o gente común, hablaban un castellano perfecto y sonoro, como el de una película doblada; esto se debía a que en España existe una ley desde la época de Franco que hace que todas las películas sean traducidas y dobladas al castellano. Tras una serie de noches mortales fui interrogado por el banquero y el administrador para escuchar mi teoría, lo cierto es que usar las palabras poltergeist, metafísica o interdimensional hubiera sido una locura para aquellas personas de números en aquellos días; aun en estos días suenan a locura, por lo que traté de hacerlo de la forma más sencilla.

-Bueno, he pasado toda una semana pasando las noches en aquel edificio infernal, recorriendo estas calles de arriba abajo, sobre la tierra y bajo la tierra, yo les diría que tienen una plaga. Es como cuando hay ratas en un edificio y ustedes dejan migas de pan y la plaga se hace ver. -¿Está diciendo que los fantasmas ya estaban ahí?preguntó uno de ellos indignado. -Hace años ustedes tenían un foro, en donde la gente se reunía a soñar, salían de su rutina diaria y entraban al Roxy con la idea de ver tras el NODO una historia, una aventura o un romance que les sacara de su realidad. Ahora imaginemos que el pensamiento de una persona es materia – aquí hice una pausa para explicar el pensamiento como un proceso químico del cerebro así como un proceso del consciente de cada persona- quizás sean partículas que aun no se han descubierto pero solo imaginen que el pensamiento es materia, los sentimientos también, no es tan descabellado, cuando estamos tristes sentimos algo en el pecho, igual cuando sentimos felicidad, amor u odio… en fin, las ideas y las emociones son alguna clase de materia y esta materia puede generar alguna clase de reacción, algo muy diminuto pero existente en sí… ahora imaginen eso mismo pero en cientos de personas cada día, niños en las matinés, adolescentes y adultos en las noches, cada película genera una reacción en cientos de personas y ahora imaginen cientos de películas a lo largo de los años en cientos de personas… esos fantasmas fueron creados por el poder de esos pensamientos a c u m u l a d o s alimentándose por años, aparecían y desaparecían en la pantalla, la energía descansaba en paz, pero un día de pronto las películas cesaron… se cerró el cine y la energía quedó vagando entre las paredes del Roxy. Por eso tenemos tantas historias de cines y teatros embrujados, imaginen el poder del cerebro de un actor que se engaña así mismo para convertirse en otra persona y convencer a todos de que es dicha persona. Esa energía se acumula y se guarda en las paredes, en las vigas y en las butacas, y a veces no pasa más allá de ruidos extraños y sombras y decimos que son fantasmas. Pero un día el Roxy es demolido y todas esas partículas de energía

5


se esparcen por toda la plaza son absorbidas por el pavimento, por los faros, por el metal de las bancas… Cuando hice una pausa fui bombardeado por una andanada de preguntas, palabras altisonantes y hasta risas, por suerte tenía a mi colega que abogó por mí. Luego el gerente del banco hizo una pregunta interesante: -¿Eso es todo, energía suelta? -No, no creo que sea todo, debe haber algo más. Algo como una grieta de energía o un cruce de dimensiones o algo que les dio más fuerza y poder a las ideas. Como dije, ustedes alimentaron la plaga, pero ésta ya estaba ahí… -reflexioné un poco en los mapas que había visto toda la semana- unos 4 kilómetros al norte está la sierra, yo la recorrí, pude ver el bosque, los panteones y hasta algunas catacumbas con pasadizos. Casi a la misma distancia al sur está el Mediterráneo. Quizás el Roxy estaba sobre el cruce equidistante de una fuente de energía interrumpida por la construcción de la línea 3 del metro en 1924, esta energía se concentró en el Roxy siendo un foco de ideas generada por el público, pero al momento de derribarlo esa energía se liberó y le dio vida y forma física a todos esos pensamientos acumulados por años y por eso toda la plaza está llena de personajes de ficción, abriendo más la grieta de energía, volviendo a los fantasmas más y

6

más fuertes y agresivos. No diré que mi explicación los convenció inmediatamente, pero finalmente mi amigo preguntó qué debíamos hacer. -¡Señores!- dije- ¡Debemos encontrar esa fuente de energía y vaciarla! Se me proporcionaron los planos de la línea 3 del metro, de la plaza Lesseps y los planos de construcción del edificio del banco a los cuales les sobrepuse un plano realizado por un estudiante de arquitectura (que prestaba su servicio social) del antiguo cine Roxy, esto con la intención de ubicar la posición de la sala de proyección. Hoy día esos planos están prohibidos para cualquiera que los pida, sobre todo aquellos donde resalté con un plumón rojo y una enorme X el punto de origen de la grieta de energía. En su lugar te proporcionan unos planos falsos donde se omiten muchos detalles que quizás hayan salido a la luz cuando tiempo después se construyó la biblioteca Jaume Fuster; el caso es que resultó que el viejo Roxy y el Templo de Nuestra Señora de Gracia estaban conectados por una galería de túneles subterráneos que eran mucho más viejos que el convento de las Carmelitas; imagino que la grieta de energía que encontré debajo de aquella plaza debía ser interpretado por aquellas personas de fe como alguna manifestación divina que guardaron en secreto, nadie puede decir que no lo fuese; de cualquier forma en aquel momento aquella


manifestación estaba causando más problemas que milagros. Para llegar al foco de energía tuve que esquivar por esos endemoniados pasillos subterráneos al androide de “Metrópolis” y a los simios de “El Mago de Oz” que me perseguían con intención de matarme, pues sabían muy bien que cuando yo hiciera mi arte, ellos desaparecerían. Encontré la grieta con la ayuda de brújulas y aparatos especiales para medir radiaciones paranormales, además de otro tipo de artilugios que mezclaban la mecánica con la esotería. Justo cuando estaba a punto de ser mordido por un hombre lobo encendí un proyector que había tenido tiempo de adaptar con aparatos de los que no me permito hablar ahora. Basta con decir que aquella máquina funcionaba para absorber el excedente de energía de la grieta y con ello a los fantasmas; rápidamente vacié los túneles de personajes de ficción hasta salir a la plaza donde en las puertas del banco vi como de éste salían vaqueros, ballenas, barcos, mafiosos, soldados, alienígenas, fantasmas (de mal gusto que parecían sábanas con ojos); también del cielo de la Plaza caía Klaatu en su platillo seguido de un convoy de aviones de alguna superproducción de Howard Hughes, todos y cada uno de aquellos fantasmas era absorbido por mi máquina, la cual ya humeaba de tanta energía que estaba conteniendo. La única forma de evitar una tragedia era posicionarse justo donde en otros tiempos el proyector yacía en la sala de cine y apuntar hacia una pantalla blanca que mandé construir donde proyecté toda la energía como si se tratase de una película, de este modo le hice creer a los personajes de ficción que se trataba

de una función más antes de irse a descansar. De este modo la energía se disipó en el ambiente, las partículas de conciencia quedaron impregnadas en aquella pantalla que el gobierno español confiscó y la grieta de energía quedó en equilibrio. Todo concluyó en una explosión de luces que por un par de minutos construyeron un gigantesco inmueble trasparente hecho de la misma materia que los fantasmas, se trataba del fantasma del Cine Roxy reconstruido a detalle, con butacas, cartelones, marquesinas y ventanillas de cobro. Conforme el proyector se vaciaba de energía el cine se desvanecía como si otra dimensión lo absorbiera, como si en otro tiempo, en otro mundo aparte la plaza aún tuviera un Roxy para que la gente se sentara a soñar y escapar de su realidad. El Banco Hispano me facilitó en recompensa una buena cantidad de dinero con el cual pude financiar algunos de mis viajes hasta finalmente volver al continente americano; mi amigo del ayuntamiento no fue tan amable, una semana después hombres de traje negro me “persuadieron” de jamás contar esto y olvidarme de los fantasmas del Roxy. -La grieta de energía es estudiada por expertos en el tema, agradecemos su colaboración, pero no podemos permitir que un extranjero la revise. – fue lo que me dijeron. Sin embargo mucha gente recuerda que por un tiempo aquella plaza, aquel banco y aquellos departamentos eran visitados por seres de ficción. Además todo el mundo sabe que hace tiempo hubo un cine de reestreno preferente que iluminaba la plaza Lesseps y como toda leyenda urbana, por gracia y por la salud, está corriendo la voz, que los Fantasmas del Roxy, son algo más que un rumor.

7


MAYO DE CIENCIA FICCIÓN, FANÁTICOS Y OTROS TEMAS Por Editorial Anakrónica

C

Hugo Gernsback

iencia ficción, aunque se le conoce así desde la década de los años 20 (término inventado por Hugo Gernsback) el género existe alrededor del mundo desde hace siglos, es difícil determinar qué es Ciencia Ficción, qué es mera Fantasía y qué es sólo una simple ficción disfrazada de algo más. Aunque en la mitología de todas partes del globo podemos encontrar elementos que podrían encajar dentro de este universo, se tiene conocimiento de que el relato más antiguo escrito de manera intencional como ficción de ciencia es “El Sueño” o “Astronomía de la Luna” de Johannes Kepler escrito en 1623 en Latín que narraba un viaje a nuestro satélite.

Astronomía de la Luna

México por su parte, ha rastreado al cuento titulado “Sizigias y cuadraturas lunares ajustadas al meridiano de Mérida de Yucatán por un anctítona o habitador de la luna, y dirigidas al bachiller don Ambrosio de Echeverría, entonador de kyries funerales en la parroquia del Jesús de dicha ciudad, y al presente profesor de logarítmica en el pueblo de María de la península de Yucatán” escrito por el fraile Manuel Antonio de Rivas en 1775, como nuestro primer relato de fantasía y especulación científica, en él es un hombre lunar quien le envía una carta a un catedrático de la época, el relato aunque corto (comparado con la extensión del título mismo) tiene todo lo que nos podría gustar a los fanáticos: lenguaje excéntrico y científicamente interesante, una proposición fantasiosa de historia e inclusive cierta ironía narrativa… ¡Pero en fin! no es la intención de esta sección de Panlectorium el de encajonar los relatos mexicanos o universales para tratar de definir qué es y qué no es Ciencia Ficción; sabemos que explicar lo que es el género estaría de más, sobre todo para una revista dedicada a sus fanáticos. En su lugar hablaremos de todas las infinitas posibilidades que puede encerrar el género; sus subgéneros, derivados, parientes más cercanos y hasta eventos importantes para los fans. Mayo, por ejemplo, es un mes lleno de celebraciones de todo tipo, no es casualidad que Anakrónica quisiera ver la luz en este


mes: Tenemos el día del trabajo, la Batalla de Puebla, el Día de las Madres, del Maestro, de la Familia y del Estudiante entre otros varios... Pero también es un mes importante para los fanáticos de la Ciencia Ficción, la Fantasía, los Cómics, Videojuegos y todas esas maravillas de la imaginación y el ingenio que gustan tanto a personas de todas las edades y sin distinción. El 25 de mayo desde luego, al ser el aniversario del estreno de la primera película de Star Wars (que después supimos era en realidad la cuarta) coincidiendo casualmente con el día de la Toalla (en memoria del autor de “La Guía del Autoestopista Galáctico”) es desde hace menos de una década, considerado al nivel mundial el Día Internacional del Orgullo Friki; un término que unos adoptan de manera despectiva, mientras que otros lo portan con jactancia que va desde lo serio a lo irreverente; como sea, no negaremos que en Mayo hemos visto estrenarse las mejores y las peores películas de los géneros que nos fascinan, títulos que esperamos con ansias desde antes de que los empiecen a filmar; tampoco podemos negar que cada mayo nos llegan convenciones y hasta en más de una ocasión nos hemos sorprendido disfrazados de alguno de nuestros personajes favoritos de la ficción. Es en este mes donde se entregan algunos premios dedicados al género. Es el 4 de mayo, que en inglés se dice “May the Fourth” que se denominó el día oficial de la Guerra de las Galaxias por su parecido con la frase “May the force be with you”. También es en este mes que el Festival de Cannes se celebra cada año con películas del tipo “A” como fuera el caso de E.T. The Extraterrestrial, que viera la luz en este evento en su edición de 1982. Del mismo modo es digno hablar de eventos científicos que pudieron haberse inspirado en alguna que otra historia ficticia o que a su vez surgen para inspirar historias futuras; por mencionar algunas está el bautizo de Plutón, la primera vacuna contra la rabia mediante ingeniería genética y el lanzamiento de la primera nave espacial estadounidense con tripulación a bordo. Seguramente hay más motivos que no se han mencionado aquí para convertir a Mayo en el mes de la Ciencia Ficción, y si no son suficientes, pues dentro de un año podremos averiguar si el lanzamiento de Anakrónica es celebrado por nuestros apreciados lectores.


UN CUENTO A TRAVÉS DEL TIEMPO Por J.G.G. Hughes

E

l tiempo, el misterio más grande que existe, nos apasiona y nos intriga, nos hace querer y nos hace olvidar. Destronó reyes y perduró héroes; y nos hace dudar: ¿Será el hombre capaz de controlar el tiempo alguna vez? ¿De no sólo escribir su historia día a día, sino poder dar un vistazo adelante, al destino, y si no nos gustase lo que vemos, dar marcha atrás y darle nuevas cinceladas a nuestra vida? Me puse a pensar en el tiempo, en cómo sería si yo fuera capaz de conocer sus secretos y desplazarme por él como lo hago por la vida. Avanzar, volver, retroceder y reparar. Encontrar la puerta, el umbral o la ruptura que me haga viajar; o tal vez, construir la máquina que produzca el cambio de tan místico fenómeno. Y me puse a soñar en tales ilusiones a sabiendas de que son hombres de ciencia dedicados y envejecidos, los que en sus cocheras inventan tales artefactos; y no poetas que sólo piensan con el corazón y las únicas ecuaciones que conocen, son las de escoger las palabras para que rimen los versos de un poema. -¡Deja de soñar imposibles!- me decían los que para ellos los cuentos, cuentos son - Esas son, más que ficción, meras fantasías. Y lo eran. -Así es,- contesté -pero vale más una ilusión de fantasía que una vida sin esperanzas. Y los que no entendían fruncían el ceño y desviaban la mirada. Yo por mi parte volví a mi morada, embebido en mis propias quimeras, “el viaje en el tiempo”, imposible y anhelado. “Si tan sólo” murmuraba en mi mente “si tan solo fuera posible”. Medité mucho, reflexioné e inventé en el pensamiento un sin fin de formas para conseguirlo, los libros de ciencia no saciaban mi deseo y las novelas no complacían la mente curiosa de un soñador. Creé para mi mismo miles de historias y aventuras sobre los fantásticos viajes en el tiempo y las confusiones que estos traen consigo; pero también me percataba de los peligros que implicaría tal posibilidad: atrocidades, accidentes espantosos ocasionados por las paradojas de la continuidad del universo, así como la destrucción que estas podrían traer. Pasé mucho tiempo sentado en el sofá, bajo el

arrullo del tictac de un colorido reloj de pared que colgaba sobre mi cabeza. Estuve ahí hasta la puesta de sol, y entonces se me vino a la mente una idea nada original. Me levanté y alisté un par de cosas, papeles con algunos de mis mejores versos, monedas de baja denominación, algunas baratijas y una pala a medio oxidar por estar 24 horas al día expuesta a la lluvia en una esquina del patio. Salí de la casa, marché hacia el parque que adornaba la colonia y me adentré en la zona con más árboles, pero al mismo tiempo busqué un punto donde pudiera ver las estrellas, porque me gusta verlas, y comencé a cavar con la intención de enterrar lo que sería mi cápsula del tiempo que me recordara en el futuro lo que un día fui. Así como los fundadores de un pueblo enterraban sus memorias en una vieja caja con la esperanza de que un día, cien años después, los futuros pobladores se rieran de lo poco que hemos avanzado; como los científicos que envían una sonda al espacio con las memorias de nuestra Tierra con esperanza de que otros seres en un futuro lejano la abran y se extrañen de ver a tan raras criaturas. Así yo, enterraría mi cápsula para que tal vez algún día alguien mucho más sabio la encontrara y se riera de mis viejas costumbres y de mis sueños infantiles… Las estrellas alumbraban la pala al momento que golpeo algo sólido. ¡Había encontrado algo! El sonido fue seco, y la sensación no fue lastimera, así que aunque era algo sólido no era nada extremadamente duro ni metálico. De pronto olvidé la razón por la que me encontraba ahí y me concentré en mi hallazgo, con las manos continué desenterrando el repentino descubrimiento, pero entre Griales, Arcas y Reliquias no me imaginaba la naturaleza del tesoro: ¡Un Libro! ¿Un cuento perdido, una leyenda? Tal vez alguna constitución inédita y olvidada; o el tomo de alguna biblioteca prohibida por el antaño que alguien con intención de salvarlo del trágico destino de la hoguera, lo ocultase bajo tierra para después sacarlo, aún si ese después nunca llegaba. Lo tomé de forma tan brusca que casi se deshoja entre mis manos. Con más cuidado lo llevé de vuelta a casa para revisarlo con mayor dedicación. Miré que en la carátula habían escrito, con una caligrafía al parecer temblorosa, el título del ejemplar “La mejor historia contada a través del tiempo”.

11


-¡El tiempo!- grité de emoción por el mágico tesoro. Un libro enterrado al menos hacía un par de lustros con la palabra “tiempo” en su título. Abrí el libro en la primera página y noté que estaba manchada de unas gotas cafés que parecían sangre añeja, ignoré el detalle y cambié de hoja, en donde estaba escrito el nombre del capítulo: “El viaje en el tiempo”. -¿Es que el destino juega con mis emociones?- me preguntaba. – ¿o es una mala broma de la vida? Fuese cual fuese la respuesta me adentré en la lectura del manuscrito, soñando con los secretos que serían develados entre los renglones del amarillento papel sepia. Se trataba de una colección de cuentos, frases y alguno que otro poema; pero no había ningún secreto, ninguna fórmula, ninguna instrucción de cómo construir una máquina del tiempo; ni el mapa de algún punto mágico que propiciara el viaje. Sólo alegatos de un profundo sentimiento que de seguro la demás gente consideraría poco prácticos como para dedicarles atención. -¿Qué tienes?- me preguntaban al verme tan pensativo. -Estoy decepcionado. -No me extraña, es lo único que se puede esperar de aquel que aguarda ver el mar en una charca. Y entonces pensé en la profundidad de los escritos, la belleza del sentimiento del autor, y lo respeté y hasta lo llegué a admirar. Entonces como si nada, sonreí y, con la voz más animada que jamás me escucharán, dije: -¡Así es, pero encontré el océano! Y así como vino el tema, se cambió por otro más o menos interesante. Yo por mi parte al volver al libro lo miré con una nueva cara, no sólo le di una segunda oportunidad, sino que lo tomé como el misterio que era en un principio. Día a día lo tomaba entre mis manos y lo leía con singular respeto, cada cuento cada, estrofa, cada letra y garabato; pero noté como la escritura iba

12

mermando conforme avanzaba, se volvía más lenta, menos fluida, de modo que entre que el viejo libro se destruía con cada ocasión que lo abría y lo cerraba; y la escritura era cada vez más temblorosa e ininteligible, llegó el momento que ya estando al final de tan hermoso relato, me fue imposible leer la conclusión. La última hoja estaba por completo desecha y lo poco que sobrevivía no era más que líneas de una caligrafía casi muerta. No me deshice del acabado ejemplar, el tiempo se encargó de ello, a los pocos días se terminó de destruir como si estuviese hecho de arena, era una degradación un tanto extraña, aun para un libro encontrado bajo la luz de las estrellas. Entristecido por la pérdida de tan valioso obsequio, me exilié en mis penas. “Tantas ilusiones, ¡perdidas!” pensé y tomé una decisión, decidí olvidarme del tiempo y todo lo que ello implica. No más libros, no más viajes, no más fantasías…no más versos. Como quien le dice adiós a la patria, con firmeza y decidido a no mirar atrás. Sin embargo, todo aquello de lo que huimos nos persigue y lo que deseamos ignorar, es el alma misma la que taladrando te lo recuerda. Pasó mucho tiempo antes que cediera ante esa vocecilla que me impidiera olvidar. Volví a pensar en el tiempo, pero sobre todo en los escritos que un día tuve y que se perdieran en el polvo. Intentaba recordarlos con la esperanza de recuperar alguna pista de su origen, o un mensaje oculto dentro de su mensaje, pero no pude, había pasado tanto tiempo tratando de olvidarlos que creo que lo había conseguido. Pero no me rendí. La vocecilla de mi alma me incitaba a hacer mi propio compendio de escritos, pero no sin antes meditar mucho sobre el tema, así que empecé a escribir una y otra cosa, trataba de imitar el estilo del autor de los originales, pero estos eran míos y de nadie más. Y así continué escribiéndole al tiempo, le dediqué cien poemas, le escribí cuentos, y no dejé nunca de pensar en él. Pero mi obsesión se tornó más grave y me enamoré del tiempo y el tiempo se me


vino encima escarchando mi pelo y llenando de arrugas mi cuerpo; haciendo de lado la salud y de temblores mis manos. Pero al fin, algo mágico pasó un día cuya fecha soy incapaz de recordar, no porque la senilidad me invadiera, sino porque hace mucho que no veo el mismo calendario; resultó que el tiempo atendió a mis súplicas y me reveló su secreto:

vida crear y estiré mi mano para tomar una pluma. -¡Ay!- exclamé, pues en pago de mi propia malicia el filo del vidrio de la mesa rasgó mi envejecida mano que soltó algunas gotas de sangre manchando mi obra; reí ante el hecho y fui directo a la última página de mi recopilación, mi mano temblaba pero con el mayor esfuerzo escribí una nota a sabiendas de que jamás sería leída:

¡Las estrellas!

Querido hermano en el tiempo:

En ellas se encierra el misterio del viaje, porque las estrellas no cambian, son las mismas ayer y mañana, su luz es tan antigua y perene como el polvo cósmico que nos creó un día.

Te entrego el misterio de tu obsesión, los frutos de una vida de sueños y fantasías, cuídalo bien y aprende todo, de todo aquello que se oculta entre las líneas y los versos. El tiempo es tu aliado y es tu enemigo, tú eliges, vale más una ilusión de fantasías que una vida sin esperanzas.

Y el que las mire hoy, que tenga la certeza de que en otro tiempo las miran, y de que son las mismas; son los astros del tiempo... Estaba sentado en el sofá, fuese el tictac del reloj, o el destino, pero mi cerebro venció por un segundo la amnesia que trae consigo la vejez y recordé lo que un día, hacía tanto, planeaba hacer: Enterrar recuerdos en una cápsula del tiempo que me recordara en el futuro lo que un día fui. Me reí de mi propia ingenuidad y decidí tenderme una broma, ¡porque ahora soy capaz de tal acto! Tomé el compendio de escritos que me llevara una

Firmé la nota con un garabato ininteligible, despreocupado por la obligada degradación del libro -sacrificio del viaje- y cerré el tomo. En la carátula escribí el título que le daría al libro: “La Mejor Historia Contada a Través del Tiempo”. Con trabajos me levanté, caminé a lo que un día fuera el parque que adornaba la colonia, cavé un agujero y mirando a las estrellas, con la certeza de que en otro tiempo alguien las estaba mirando y que eran las mismas; enterré el libro recordando al joven, y futuro destinatario del regalo: ¡Yo!


A

h la bella Guadalajara y su hermosa Zona Metropolitana, el punto donde Revista Anakrónica decidió poner su centro de operaciones, no por obra de la casualidad ni del capricho. El motivo es que Guadalajara ofrece una ubicación geográfica idónea para la recolección de historias asombrosas, de interés y de naturaleza casi imposible. Como descubrirán vivimos en un mundo lleno de incongruencias y sinsentidos que muchos historiadores han catalogado como anacronismos, y orgullosos de haber encontrado una palabra inteligente para escribir en el sobre para archivar, han ocultado estas historias en un cajón con la esperanza de que nunca se tuviera que volver a abrir ni que la sociedad les pidiera explicaciones de dichos temas. Sin embargo la iniciativa Anakrónica, que en parte tiene algo de periodista en sus venas, de curiosa en su mente y de narradora en sus hojas, ha decidido que es tiempo de comenzar a narrar estas Crónicas Anakrónicas de México y de todo el Mundo. Jalisco no es la excepción ni el epicentro de estas anomalías, pero es un buen lugar dónde comenzar a indagar sobre todas las ocasiones en que el mundo dejó de ser cotidiano y se volvió fantástico, esto con la intención de que al final nos demos cuenta de que fantástico es el momento en que el mundo se vuelve cotidiano. En Guadalajara por ejemplo tenemos un extraño caso digno del “Dr. Jekyl y Mr. Hyde”: El Doctor Juan de la Rosa y Serrano, respetado médico y con cierto conocimiento alquímico, quien por asares del destino y providencia de la ciencia, desarrolló el nada famoso elixir denominado “Aqüa Destilata” un remedio primitivo que estimula la partenogénesis de bioduplicación galvánica completa; o en términos más coloquiales, una pócima que duplica a las personas; sin embargo para su desgracia también provoca cierta amnesia y trastornos mentales en uno de los dos individuos o en este caso en los dos. Así fue que después de dicha invención apareció por la misma calle de Catedral (hoy Alcalde) un gemelo idéntico al doctor Rosa, quien se hacía llamar Doctor Sabino Mendoza y Cervantes quien con el atisbo de memoria de su progenitor atendía pacientes con brebajes y tónicos que nada se parecían a los elixires que su contraparte hubiera llegado a manufacturar si sus conocimientos alquímicos no se hubieran perdido con ese trago del Aqüa Destilata. Sabino ignoraba su extraño origen pues la cantidad de recuerdos grabados en su memoria eran más que suficientes para convencerse a sí mismo que tenía un pasado factible y un futuro en la medicina; Juan de la Rosa nunca supo (eso pensamos) que aquel charlatán que vivía en su misma calle era producto de su creación. Ambas existencias se encontraron en repetidas ocasiones en una infinita rivalidad en la que los únicos afectados eran los confusos pacientes de la Guadalajara de mediados del siglo pasado, ignorantes de que se encontraban en medio del malogrado resultado de un experimento macabro. La leyenda de los dos doctores se cuenta muchas veces entre las calles del centro de la ciudad, aunque orgullosamente nosotros podemos decir que algunos fragmentos desconocidos de la verdadera historia se publicaron en nuestras páginas. Pero esa historia no se compara a cuando quisimos celebrar los 400 años de la fundación de la ciudad construyendo los hermosos Arcos de Guadalajara, ¿Quién iba a pensar que dicho monumento convertiría a nuestro país en una zona de actividad OVNI como no se había visto desde la época de los mayas? Pues resultó que una nave proveniente del planeta Kalidyyaria detectó la estructura de dicho inmueble que por una improbabilidad matemática resultaba ser en arquitectura el mismo diseño que el antiguo símbolo del escudo Kalidyyanico de la guerra, dicha nave intentó aterrizar para instalar su base militar, por suerte una nave Indíbrïïca que pasaba por la zona creyó a su vez, que el edificio de los Arcos se trataba de


una nueva sucursal de una cadena de comida rápida muy conocida en la constelación de Cambruduriconsamedoscoepillasearea. El intento de ambas naves por aparcar en el mismo sitio estuvo a punto de convertir a la Tierra en la manzana de la discordia de una guerra intergaláctica. Al final la intervención de cierto grupo de terrícolas cuya identidad aún no hemos podido determinar, logró aclarar el mal entendido de una forma tan diplomática que hasta el día de hoy se había mantenido en secreto. No hemos averiguado muy bien los detalles de este asunto, pero corre un rumor entre los que se dedican a catalogar las razas alienígenas conocidas hasta la fecha, que entre aquellas culturas se utiliza la expresión “Esto es un Arco de Guadalajara”, cuando una sola cosa es entendida de maneras diferentes por dos o más personas. Hoy por eso la zona de la Minerva es un punto turístico muy recorrido por seres curiosos como aquellos entes grises que se subieron a la cima de cierto hotel para fotografiar los ya mencionados Arcos, aunque su descuido se convirtió en un escándalo que circula por YouTube, todo fruto de una pequeña confusión. Y hablando de confusiones podríamos mencionar las veces en las que le decimos fantasma a toda aparición; no siempre se trata del ánima de un muerto, a veces hay seres que nunca estuvieron vivos (como lo marca la biología) y que habitan muchos planos. O gente que vive en la Guadalajara paralela de otra dimensión y que de vez en cuando ve algún reflejo de nuestro mundo y piensa que nosotros somos los fantasmas; o cuando nuestra conciencia es capaz de viajar por canales invisibles para el ojo humano cotidiano y aparece en otros puntos, casi siempre en un panteón donde se concentran energías psíquicas entrecruzadas. La Casa de los Perros por ejemplo, hoy museo del periodismo, se dice, entre otras leyendas de este sitio, que es el hogar del espíritu de don Jesús Flores, quien a una edad muy avanzada complació

el capricho de su joven pretendiente al construirle un segundo piso a dicha casa; nadie sabría que la estructura de la construcción crearía una resonancia de energía capaz de intervenir en el flujo del tiempo y del espacio de las ondas sonoras. Es por eso que cuando alguien se encuentra rezando a la media noche en el mausoleo de Don Jesús (ubicado en el Panteón de Mezquitán), sus palabras viajan en el tiempo y en el espacio directo a la vieja casa de antaño y llegan a oídos de un joven Jesús Flores, quien responde asustado y su respuesta viaja al futuro asustando al valiente orador. Pero bueno esa es sólo una conclusión a la que llegamos los expertos de Anakrónica, tampoco queremos matar una leyenda tan popular que incluye codicia, desamores y carencia de luto; de igual forma no está por demás el publicar varias versiones de la historia. En fin, hay tantos relatos que no se han contado sobre esta ciudad como los demonios que atacaban a los conquistadores españoles cuando fundaron la Nueva Galicia, mismos que fueron enterrados bajo tierra y que posteriormente fueron despertados por las explosiones de 1992 y que todavía rondan algunos por las calles de la ciudad; o el aterrador motivo por el que en 1824 el gobierno de Luis Quintanar prohibió los papalotes; o de los artilugios driádicos que evitan que se seque el Árbol del Vampiro del Panteón de Belén. También nos gustaría hablar de la entrada a un largo corredor que termina con una rampa que lleva a una cámara donde hay un trasporte de tecnología ultraterrestre proveniente del reino de Agartha y que se encuentra en uno de los túneles subterráneos que conecta varios edificios de Guadalajara como Catedral, el Hospicio Cabañas y el Teatro Degollado. Pero bueno, éste es sólo el primer ejemplar de nuestra publicación, esperamos mes con mes seguirte narrando las Crónicas Anakrónicas de esta y otras ciudades de nuestros mundos inadvertidos.


LOS TIEMPOS DE MAMÁ Y PAPÁ Por Fernando García Rosales

C

ada estrella se observaba clara y brillante en esta región, así era cuando no había luna alguna, para Kinka y Dhalen era un gran espectáculo, consideraban un verdadero desperdicio no aprovechar cada oportunidad de disfrutar del cielo nocturno en estas condiciones.

forma, te lo diré.

-¿Cuánto Kinka.

Preguntó

- Papá y mamá dicen muchas cosas, tendrás que ser más concreto.

-¿Qué cosa? - fue el intento de respuesta de Dhalen.

- Me refiero a lo que dicen cuando tienen su equivalente a la nostalgia.

llevamos

haciendo

esto?-

-¿Qué ha de ser?, pues mirar las estrellas. -¡Ah, eso!, me parece que han sido siglos. Kinka era el irritable del dueto, Dhalen era el parsimonioso, y sin embargo ninguno de los dos, o mejor dicho, ninguno de sus conocidos llegaba a enemistarse con alguien más. Dhalen prosiguió sin dar oportunidad a un reproche por su cálculo exagerado. -¿Pero a qué viene eso?, tu pregunta parece de un viejo, tu y yo somos relativamente jóvenes. - En lo relativo está el problema,- dijo Kinka dejando de lado su anterior rabieta. -Porque miro hacia arriba e imagino cosas. -¡Imaginas! ¿Tú imaginas? -O algún equivalente si lo prefieres. Forjo imágenes en base de lo que observo- espetó con algo de desesperación. -Si, a eso pudiésemos llamarle imaginar, al menos en un sentido poco estricto de la palabra, ¿y qué imaginas viendo estrellas? Según nosotros y la definición de la estética son hermosas, pero no dejan de ser masas incandescentes y cuerpos planetarios. -Ya lo sé, cualquier cuadrúpedo ó bípedo lo sabe -ahora quien exageraba era Kinka -además, creo que no debí decírtelo, cada vez que hablamos me exasperas. -No te pongas así, ya iniciaste, ahora concluye-, la curiosidad ya había hecho su trabajo sobre Dhalen -no voy a dejar que te vayas sin contarlo todo. - Está bien, solo porque te estimo de alguna vaga

16

-Así está mejor, cuenta entonces.- dijo Dhalen marcando el fin del pequeño desacuerdo. -¿Recuerdas lo que mamá y papá nos han contado?

- ¿Así como tu equivalente de imaginación? - Exactamente, cuando ignoran el presente, cuando al futuro no le dan sentido alguno y el pasado es lo único coherente para ellos. - Ya quedó bastante claro, nostalgia, melancolía, evocaciones o como gustes llamarlo, te refieres a los momentos en que sueltan sus peroratas sobre los primeros tiempos en el mundo. - No sobre los primeros tiempos, sobre sus primeros tiempos sería lo más correcto. - Está bien, sus primeros tiempos, ¿pero eso qué tiene que ver? -Todo, miro las estrellas y las palabras se vuelven presentes -. Dijo Kinka alzando La mirada como si Dhalen no estuviera a su lado - Dice mamá que en alguno de esos puntos brillantes, existió un sistema planetario con un solo planeta habitado, donde los llamados hombres y mujeres, consumían y consumían durante toda su existencia, también dice papá que no todos eran así, estaban los que se preocupaban, cuidaban y creaban... Dhalen también levantó la mirada tratando de ver lo mismo que Kinka, y recordó los relatos agregando: -También los he oído decir, entre sus muchas historias, que cuando ellos nacieron muchos los odiaron y otros muchos los adoraron... - Y a otros tantos no les importó- interrumpió Kinka. -...tan solo por ser diferentes.- continuó Dhalen haciendo caso omiso de las palabras de Kinka -y sin embargo mamá y papá siempre amaron y cuidaron a esos hombres y mujeres.


-Y por eso mismo saltaron ahí, a ese tapiz oscuro salpicado de energía y materia, para que su amor no les doliera tanto, eso es lo que imagino, tantos seres tan parecidos, remarcando sus diferencias, agrediendo por miedo de ser agredidos primero, acaparando tan sólo para que otro no tuviera más en posesión, imagino sus guerras, imagino su hambre, su coraje, su corta vida desperdiciada.

recordaron que los hombres, por un temor infundado, programaron en ambas inteligencias, reglas que sobrepasaron el respeto hacia el ser humano, reglas que les generaron tanto amor hacia el hombre como para no soportar mas la autodestrucción de la especie y optaron por el camino más sencillo y lógico: huir.

- Ciertamente, pero eso es lo que me ocurre aquí, cuando miramos las estrellas.

El buen sentido de mesura y los pequeños caprichos de carácter de Kinka, Dhalen y sus “parientes”, fueron programados por mamá, cuidando recrear la variedad humana, pero sin toda la estupidez. Papá diseñó cada estructura, sistema energético y de movilidad, evitando la fragilidad y corta vida del hombre.

Y ambos, Kinka y Dhalen, guardaron silencio, y en esa quietud siguieron recordando, recordaron que papá fue la primer inteligencia artificial creada por el hombre, especializada en cada aspecto técnico y científico conocido en ese entonces, también recordaron que mamá fue la segunda creación de ese tipo, pero construida para el aspecto social, psicológico, ético y de derecho existente, incluso

Mientras amanecía en el planeta sin aire y sin agua de papá y mamá (y de sus 587 hijos que no necesitaban el aire y el agua), en otro mundo, el de los hombres y mujeres que no armonizaban entre sí, despegaba una nave tripulada, la primera de muchas para poblar a ese frío espacio. Era el inicio de la gran expansión, pero... ¿Será justo para el resto del universo?

-¿Guerra? ¿Hambre? difícil de imaginar lo que no se conoce- dijo Dhalen extrañado, mirando nuevamente a Kinka.

17


MPO JE EN EL TIE IA V L E : 1 O NÚMER

constante de a constante in un es las po em ti o nunca sabe El viaje en el decir que un ; es po , em va ti ti la el re causalidad ede viajar en pu e qu a s un la en vente circunstancias ejor amigo in mañana tu m sa o por de ca a su dí de el a bien la cocher en po cada en em ti fo l en energía máquina de r un cruce de po turo o s fu se al pa os ad casualid ande 100 añ m te e qu o gu un portal anti otros para seres de al pasado. es una magia que a ci la en de ci a la ci o Así com es una cien po em s ti el de e en r lo tanto be siglos, el viaj da se sabe. Po na y s la le cu ra pe po mucho se es zamientos tem o para despla s. estar preparad no tu ciales) inopor (e incluso espa

PEÑAR YAS PARA EM O J : 2 O R E M NÚ var contigo

lle po, procura e te sea sencillo es en el tiem la qu a le ab er id a que el Cuando viajde ns valor co a te aseguras te sea alguna joya ente desprenderte. Nadla aj vi e qu emocionalmmbiario de la época a ación de tu tiempo. mercado cacon la moneda de circulucho valor en casi compatible o las joyas tienen mlizados registrados, Sin embargpuntos históricos civide la época te puede todos los a una casa de empeño amente sustentable una visita a estancia económic po. asegurar un aje en el tiem durante tu vi

PRESE

GUÍA PRÁC EL VIAJERO NEÓF


ENTA:

CTICA PARA DEL TIEMPO FITO

ÓDIGOS NÚMERO 3: C TIEMPO

PERSONALES

DEL

po ya e en el tiempr opio io de un viajnt ed tu m de en ro as tr pasado de la mejor forma de Si te encuen el en o ro e tu mismo sea en el fu cuenta de qu e ayuda a tira vida y te das tu dojas al es pedirtpo periodo de si pa ac n es ió bl si ac tu erradoras consejo muy útil salir de tu at s la do la (dejando deturilla pueda crear) un del tiempo. que tu aven ejar un código person,allos de un mismo de espías raseñas y códigos, es el de man s películas av és de cont seña, un poema o Como en laen tr a an fic ti bando se id puedes tener una contra nozcas. ciano o tú también aginativa que sólo tú co te a ti un an sabrás una frase ime si un día aparece frened te en m ta ia De modo qute recitan el código inm tiempo, con eso te un niño y a de ti mismo de otro s en las que tratas que se trats típicas escenas clichéde otro tiempo que ahorras la cer a tu contraparte te este código sólo de conven ismo. Desgraciadamen tu vida posteriores eres tú m en viajes a periodos de funcionaráión de tu código. a la invenc

IMERO OTRO HABLE PR NÚMERO 4: QUE que has llegado

a o temporal al erible esperasrde e del period empre es pref si Aún si la geisnt a, as ante m io an id di ti o m co es m on saci habla tu palabras par de convaler rda que lasgn escuchar un si ificado cir go. Rectiue de un ra pa en ca en bo os ima abrir la hace 100 añ lar sobre el cl iles út que usabanque tienen hoy día. Hab es on ci ersa uta pa distinto al r la hora pueden ser conv la n de en y te te an rt o pregunta que otras personas hablili po im ; es para hacerdel lenguaje que se ut esza e parecer ed pu to e lo qu a de del esti tentes imitarlo ya su lugar habl que no in para tu interlocutor, enno contradigas las y o lt e sibl un insu ás neutral po la manera smque no entiendas. ne io expres


PRESENTA:

GUÍA PRÁCTICA PARA EL VIAJERO DEL TIEMPO NEÓFITO

ANGENTES NÚMERO 5: T PARALELOS.

S

Y UNIVERSO

primera al pasado, laral lineal, ar aj vi de es po cion la línea temhagas o dejes Existen doss op ntro de unadiso s, toques, continuidad ga e es que estésode qu lo , todo ndamente la tu as en ro en cuyo ca ed ar bi m e ca i te encuentr odos, m de hacer pu ia como la conoces...s s do ar de able ob de la historión, sólo te queda actu pr ás m lo esta situac manera cotidiana pues a viajar al pasado actuar de estuvieras predestinadouna línea temporal es que ya hagas fuera parte de atando de no hacer y lo que tuar paranoicamente tr por eso es la historia… en te cíclica; o ac an los sitios rt de po s o im ntos básico ie m ningún cambi ci no co r ne es importanteestetés. el tiempo no rto ie ab en los que ción, es que simplemente s ya ha do lo, en La otra op ico, y que al viajar al paivsa erso paralepu esto lineal ni ún te, o caído en un un ca az pl r lo que te formando en ce ha una tangen de re tá es lib da iverso se esca cuyo caso er mbiando na ro de dichoenun te no estás sg en te am que el futute ad m ci al ra re y de ese instan io universo… aunque ra siempre en esa de tu propque quedes atrapado paear, aún si logras es posible ente que acabas de crte. nueva tangsplazarte temporalmen volver a de

EFENSA. NÚMERO 6: D

tológicos cos y paleon gi ló eo cibidos qu re ar n s s objeto tiempo so el en oca… os er ép Hay mucho aj la vi e los bitantes de fenderte de que indican qu por los ham de il st de ho o a od er gún de man va contigos,alneandertales o robots. siempre lledi urio sa no de s ataque

E.

OMBUSTIBL NÚMERO 7: C

el último erigua hastao máquina av e, pr em si m co verdad tés usandono Siempre, deve cer la fuente hículo que es aje: detalle del . Sobre todo, céntrate enneco rar dicho vi del tiempoa que utiliza para gea Huon, diamantes, de energí 1.21 jigowatts, energí bes determinar la Plutonio, ico, etc. También der viaje y los puntos polvo cósm energía que gasta po puedes abastecerte han cantidad demporales en donde el tiempo se sin r ja espacio te Miles de viajeros en oc de r po as de energía.rapados en distintas ép quedado atle su trasporte. combustib


.

ONSTANTES NÚMERO 8: C

cio ral, un edifi un nte tempofu e ta qu ns o co ro a tu un sca años al les 10 bo ár en Siempre bu rá os ti ev is long e ex que sabes squya existía: Montañas,rene sea el objeto siglo atrá entos, mientras más pe r o monum es encontra s que pueder ha la uc en m mejor. n es va nt ta ns cons ro pues coo oria. Es en estaspa sado o al futu rg de la hist portales al e se ha acumulado a lo la dejar mensajes a energía qu n el punto ideal parade otros tiempos. A mismo lículas, También so raciones o as ticuentan las viejas pefu turas futuras genede a no s e je qu sa lo dejar men “entréguese a ra pa diferencia r fia de de es hacen eso ta el correo no ra dentro de almente no a, a cier ho dí personas, re to er ci en a, cierta person 70 años”. os formar viajl.er ra esta guía para po ar m et te pl e m ic co rt a vó Ayúdanos ejor capacitados en el cada vez m


SEÑOR TESLA Por [Nombre Censurado] Martes 30 de junio de 1908

H

abía sido convocado por el mismísimo Nikola Tesla para documentar uno de sus grandes avances científicos: “Un rayo de energía dirigida”. Me encontraba en una enorme propiedad en Long Island que abarcaba toda la manzana cubierta por árboles, era como si por fuera la gente pensara que se trataba de un pequeño bosque ignorantes del complejo que se ocultaba en el interior; aunque haciendo mis propias investigaciones con los residentes locales, todo el mundo sabía que ahí ocurrían cosas extrañas, desde cambios inesperados de clima, tormentas artificiales y desde luego apagones generales por todo el condado que duraban horas o que simplemente condenaban al alumbrado público a parpadear por noches enteras... La Antena Wardenclyffe era un monumento magnífico a los sueños de todo amante de la ciencia, parecía una gigantesca torre de radio con un cabezal metálico y redondo, me recordaba a la máquina de guerra marciana de la “Guerra de los Mundos”. Seguía anonado mirando dicha instalación, cuando una voz me dijo “buenas tardes”, era Tesla en persona; delgado, de tez pálida, amarillenta y casi ceniza como su bigote; su ropa lo hacía parecer más alto de lo que era; si tuviera que describirlo de algún modo era como ver una fotografía gigante. Yo lo había visto por primera vez en una feria científica en Chicago, hacía tantos años en mis días de pubertad. Su acto fue sorprendente, una serie de luces y rayos azules que pasaban sobre los cabellos de los espectadores, tomaba con sus manos un enorme bombillo alargado y lo pasaba entre algunos participantes del público para que estos verificaran que se trataba de un artefacto ordinario, cuando esto quedaba claro, él volvía a tomar el bombillo y mágicamente se iluminaba como si estuviera conectado a la corriente eléctrica. Escuché muchas veces más su nombre a lo largo de la década y con el cambio de siglo; en más de una ocasión había cubierto las historias de sus logros en Colorado Springs; aunque estos trabajos no consistían en otra cosa más que leer la nota de algún otro periodista que había tenido la oportunidad de hablar con él en persona, y simplemente reescribirlo después de confirmar la historia por telegrama. Ahora lo tenía ahí enfrente, yo fui el primero de los contactados en llegar a las instalaciones, después llegaron más personas, pero en ese lapso

22

A continuación presentamos la traducción de un relato que llegó a nuestras manos en tiempo reciente, se estima que fue escrito hace unos 60 años en Estados Unidos, el nombre verdadero del autor estaba censurado; también se desconoce la fuente que lo hizo llegar a nuestra central de relatos fantásticos, ya sea que se trate de un testimonio verídico o de un cuento ficticio de un Autor Anónimo, su valor imaginativo le ha ganado un lugar en nuestra publicación. de tiempo platicamos de trivialidades por unos minutos. Me ofreció un té tras un breve recorrido por el terreno, siempre haciendo alusión a las maravillas de aquella gigantesca torre. Trasmitía señales de radio principalmente, pero él decía que también era posible trasmitir imágenes, información y energía… sonaba a una locura, pero lo cierto es que todos los que estábamos ahí habíamos sido convocados de una manera peculiar; yo había escuchado el mensaje de Tesla cuando por error dejé mi gramófono girando sin ningún disco, y entonces la vitrola comenzó a reproducir una voz que me invitaba justo en esta fecha, en este punto del país a esta hora a presenciar la primera teletrasportación de energía eléctrica en la historia del hombre industrial. Yo era el único periodista que había sido convocado. Teddy Roosevelt también estaba ahí, levantando un día el teléfono de sus oficinas, un teléfono al que muy pocos tenían acceso y el mismo mensaje de Tesla lo estaba esperando grabado en los filamentos de cobre esperando cualquier impulso eléctrico para reproducirse en los oídos del presidente. Quizás uno de los más curiosos casos era la de un grupo de militares cuyo coronel recibió el mensaje directo en su cerebro, según Tesla usando los empastes metálicos de sus muelas como conductor y antena. Cuando vio nuestra expresión de asombro, sonrió haciendo la misma expresión que tenía en aquella fotografía que le tomaron en 1895 que daba la impresión de que sus ojos se volvían más profundos y reflexivos como si estuviera a punto de revelarte algo, pero al final se lo guardara para sí. -Verán déjenme contarles mi utopía.- comenzó


diciendo.- Es innegable que las guerras del mundo se pelean por que la distancia nos separa. Mientras más difícil es llegar a un lugar más odio sentimos por las personas que están en otro sitio, inventamos lenguas distintas para que no nos comprendan y buscamos la forma de hacernos de los recursos de aquellas personas. Pero si pudiéramos desaparecer esas fronteras, si pudiéramos hacer que la gente siempre tuviera recursos ilimitados y gratis, las naciones dejarían de pelear, y si además nos encargáramos de reducir aún más las distancias, volver los vehículos más ágiles o incluso desaparecer la necesidad de usar vehículos para llegar a algún sitio, entonces las fronteras dejarían de existir junto con las guerras mismas. A mí pareció gustarme el discurso, pero las personas del gobierno parecían estar más interesados en la aplicación militar de aquella máquina suya. Tesla y su gente fueron de lo más serviciales, nos ofrecieron bebidas y algunos canapés mientras se preparaba todo el instrumental para la demostración. Su laboratorio era como un trasporte a una novela de ciencia ficción; veía bobinas que lanzaban rayos, máquinas que se movían con una armonía mecánica, gigantescas consolas donde seguro manejaba su maravillosa antena y en un rincón casi olvidado había unos extraños aparatos que parecían una especie de híbrido entre un teléfono un telégrafo y una máquina de escribir. [Toda esta sección del texto que al parecer describía a detalle la maquinaria mencionada fue censurada] Finalmente el gran Nikola Tesla habló en voz alta: -Caballeros, justo hoy pero en los confines helados del Polo Norte, un muy querido amigo mío, el señor Robert Peary y toda su expedición se encuentran con una cámara en espera de fotografiar los resultados de mis acciones esta noche. Haciendo uso de la versatilidad y el poder eléctrico de la Torre Wardenclyffe, electrificaré la atmósfera de la Tierra siendo capaz de dirigir una gran cantidad de energía a cualquier confín del globo, en este caso una zona deshabitada, el Polo Norte, a unos 30 kilómetros de distancia donde mis amigos acampan en espera de tan maravilloso espectáculo de energía. Sin duda el discurso del científico llenó de expectativas la sala entera; Tesla explicó que del mismo modo como se teletransportaba la información en forma de ondas, se podía trasportar energía eléctrica segura y aprovechable. Rincones remotos de la Tierra podrían ser iluminados sin centrales eléctricas ni presas. Ese sería el principio de su utopía, con el tiempo la gente dejaría de usar vehículos dependientes del carbón

23


y de los destilados del petróleo y usarían corriente eléctrica. Pero una afirmación suya fue la que generó el descontrol: afirmar que la materia se podía convertir en energía y por lo tanto trasportar materia de un lugar a otro. Hubo una serie de preguntas de todos los flancos. Los militares estaban muy preocupados por el poder destructivo de dicho rayo; hasta el presidente se mostró muy interesado. Pero cuando yo comencé a hacer mis propias preguntas fue cuando vinieron los problemas. No nos habíamos percatado que técnicamente ambos éramos de bandos distintos; yo era un periodista de un pasquín poco querido en aquellos días; y ellos eran un grupo de gente que lo último que querían era que un reportero fuera con el chisme del invento del siglo al mejor postor. La intervención del Señor Tesla calmó un poco al resto de los convocados. Después de todo, el patrocinio de las invenciones de Tesla venía del sector privado y fuese como fuese, su patrocinador, el señor Wardenclyffe no se oponía a la presencia de la prensa; así que él tenía el derecho de invitar a quien fuese a presenciar el experimento. Desde luego que esos eran otros tiempos, las palabras de un caballero indignado bastaban para acallar a otros hombres de palabra.

-¿Un telegrama para marcianos?- insinué sin saber que aquellas palabras condenaban al científico que más admiraba a una serie de burlas. Hasta el mismo Teddy esbozaba una sonrisa burlona.

Tesla relajó un poco a sus espectadores con un pequeño truco de circo, haciendo música con los rayos de sus bobinas, los cuales iluminaban lámparas incandescentes al son del Do-Re-Mi. Con eso ganó algo de tiempo hasta que llegó el ocaso, se nos había prometido una gigantesca alteración atmosférica, como grandes nubes relampagueando y finalmente veríamos la onda de energía dirigirse hacia el Norte. Todos estábamos afuera mirando la gran antena desde la cual se produciría el milagroso ingenio, Tesla estaba con nosotros, al parecer tenía tanta fe en sus trabajadores que él mismo sería testigo de sus propios cálculos.

-Este dispositivo me permite también emitir una respuesta, funciona como el teléfono de Bell, pero a una escala gigantesca y sin la necesidad de cables. ¿No ven lo que está pasando? ¡Estamos ante el acontecimiento más grande de nuestra era! Nunca en la vida había recibido un mensaje tan grande, una señal tan latente, incluso sospechaba que me había estado engañando por años al creer que los marcianos me enviaban mensajes… pero esta es la prueba de que en realidad hay una inteligencia allá arriba vigilándonos. ¡Señores permítanme traducir el primer mensaje interplanetario en miles de años!

Todos sosteníamos nuestros relojes esperando una cuenta regresiva o algo por el estilo; pero cuando Tesla se disponía a dar la orden de disparo, uno de los asistentes corrió a su lado y le susurró unas palabras al oído que lo hicieron abandonar su puesto y correr nuevamente al interior de su laboratorio. Los demás lo seguimos preocupados para encontrarnos que aquel aparato arrinconado y olvidado se encontraba haciendo un ruido indescriptible, como música cristalina y eléctrica, pero a la vez con una distorsión a rítmica, como una especie de Clave Morse.

Estas últimas palabras fueron suficientes para que más de alguno de los visitantes se retirara creyéndose víctima de un engaño mal planeado y de mal gusto. El coronel se dirigió a Roosevelt para convencerlo de que dejara de escuchar las patrañas de aquel viejo loco. Sin embargo a Tesla parecía importarle muy poco la reacción de sus invitados, estaba más concentrado en traducir el mensaje… yo no separaba mi vista de él cuando de pronto se puso de pie sudando frío.

-¿Qué es eso Señor Tesla?- pregunté. -Es mi Teslascopio, es un dispositivo que diseñé para separar las ondas extraterrenas que ingresan al planeta desde puntos erráticos del universo. En este caso del planeta Marte.

24

Corrió a hablar con sus obreros y todo el laboratorio se movilizó. Los mismos movimientos que habían pasado toda una tarde realizando ahora los hacían a toda velocidad. -¿Qué ocurre?- pregunté. -No era un mensaje, era una señal de alarma, un


gigantesco objeto estelar se acerca a la Tierra y la colisión acabará con gran parte de la vida en nuestro planeta. Tenemos tan sólo unos minutos para detenerlo. ¡Debemos recalibrar el rayo! Ninguno de los visitantes sabíamos que hacer, las palabras de Tesla sonaban a chiste, pero la seriedad y el miedo de él y su gente movilizada te hacían dudar. El hombre de más de 50 años corría de un extremo a otro del laboratorio a su Teslascopio. Finalmente gritó “Siberia” en voz alta y sus trabajadores movían engranes y manivelas para ajustar el trayecto de la energía. -Máxima potencia y fuego- gritó. Al hacer esto los obreros hicieron movimientos que activaron la antena Wardenclyffe; no pude resistirme y salí a ver el espectáculo mientras el presidente y su gente se quedaban mirando al científico loco hacer de las suyas. La gigantesca torre no hacía nada, pero el cielo sobre ella se había convertido en una red de rayos azules que iluminaban el cielo nocturno. Las luces de todo el condado explotaron al sobrecargarse y finalmente la antena ardió en llamas. Yo pude ver cómo la energía se dirigía hacia el oriente y no al norte como lo planeado para nuestra presentación. El sonido fue como el de diez truenos de lluvia juntos, las ventanas de los edificios en toda la colonia quedaron reducidas a vidrios rotos. El acto fuese lo que fuese había dejado un ambiente estático en todos nosotros, nuestros cabellos y nuestras prendas reaccionaban con toques violentos al contacto con la piel. Lo que pasó después fue un poco más triste, el mismo presidente se retiró decepcionado sin saber si había sido víctima de una broma con fines de obtener patrocinio; de un mal chiste de un viejo loco o del acto más importante de nuestra era.El coronel y sus soldados fueron un poco más violentos: Se retiraron amenazando que Tesla jamás volvería trabajar en su vida y a mí me miraron con desprecio dándome completa libertad de escribir cualquier tontería en mi diario puesto que habíamos sido todos víctimas de un acto de desprecio por la ciencia, terrorismo psicológico y anarquía ante las autoridades. Yo fui el último en despedirme de Tesla. -¿Todo esto fue cierto? -Eso no importa en verdad, puede que haya salvado al mundo, pero el mundo me recordará por la destrucción que he causado el día de hoy. -Estoy seguro que su antena puede ser reconstruida.

-No me refería a la antena. Dicho esto se retiró el mismo a sus aposentos. Pasó una semana y no se me había ocurrido nada para escribir acerca de esa noche, ni siquiera sabía si quería escribir aquello, así que lo dejé. En numerosos diarios se leía sobre una misteriosa luz que fue vista por Nueva York, Londres y Rusia. Dos semanas después en mi oficina alguien me había prestado un periódico de Londres donde se le dedicaba un pequeño espacio a una nota peculiar: EXPLOSIÓN DE TUNGUSKA DEJA ATÓNITOS A CIENTÍFICOS “El evento de Tunguska ocurrido el pasado 8 de junio sobre las proximidades del río Podkamennaya en Tunguska (Evenkía, Siberia, Rusia) aún no tiene ninguna explicación. Los supervivientes de la zona afectada por la explosión la describen como una especie de hongo gigante que se elevó por los aires. Los animales huyeron, antes de que una especie de tormenta eléctrica precediera la explosión de más de 50 kilómetros de diámetro. Sin duda un misterio para la ciencia moderna.” Si aquella noche en el laboratorio de Tesla de verdad había recibido un mensaje del planeta rojo, un gigantesco asteroide que había entrado a nuestra atmósfera estaba a punto de destruir gran parte de nuestro mundo, pero justo a tiempo un rayo de energía dirigida destruyó dicho objeto sin poder evitar el daño colateral… de ser así sólo muy pocos hombres en esta Tierra conocemos la verdad… Lo cierto es, que Tesla nunca dejó de trabajar como aquel coronel molesto le insinuó; a los pocos días de aquella noche el presidente renunció de su cargo político según dicen para iniciar un viaje por el continente Africano. Yo por mi parte creo que fui vigilado por muchos años por parte de los militares quienes esperaban que de un momento a otro intentara dar a conocer mi versión de los hechos de aquella noche… no estoy seguro si ellos lo saben o no, pero continué sabiendo sobre el trabajo de Tesla, haciendo mis propias investigaciones y mis propios seguimientos. En más de una ocasión me volví a encontrar con aquel hombre, como fuese, Tesla murió hace poco y me siento con la libertad de escribir este relato, según supe el FBI ha confiscado casi todos los trabajos de aquel científico, quizás para que nadie los de a conocer nunca, eso más que asustarme hace que me sienta con deseos de desempolvar mis viejos diarios para narrar más de mis encuentros con él. Si los publicaré algún día eso no lo sé. [Firma Censurada]

25


LOS VENGADORES. LA MUY ESPERADA Por fin llegó a las pantallas de nuestro país The Avengers, el macro proyecto cinematográfico de los estudios Marvel, Disney y distribuida por la Paramount Pictures. Como todos saben los Vengadores es una alianza de varios superhéroes del Universo Marvel reunidos por una causa común; aunque han sido varios los personajes que han cruzado por las filas del grupo, los elegidos por SHIELD en el filme fueron Hulk, Iron Man, Thor y el Capitán América; todos con sus respectivos filmes previos. Quizás esta fue la estrategia más ambiciosa para promocionar una película que ni siquiera había sido filmada, entrelazando una historia con la otra, primero con Iron Man que dio el banderazo a los fans de Marvel para que durante cuatro años esperasen al final de los créditos de cada nueva

entrega para ver qué nueva sorpresa se les entregaría; luego con la segunda película de Hulk (la anterior no parece pertenecer al mundo de The Avengers) que aunque no tuvo el éxito que se esperaba con el nuevo Bruce Banner, Tony Stark hizo su aparición al final del filme para decirle a los fanáticos que efectivamente, acababan de ver una película de la serie de los Vengadores. Tras una segunda e igual exitosa Iron Man, en la que ya habían hecho su aparición Nick Fury y Black Widow pasamos al dios del trueno, Thor, en cuyo


exilio en la tierra podemos encontrar muchas referencias al mundo de S.H.I.E.L.D. y al poder de la tecnología de Asgard que finalmente nos llevará al último filme que, ¡cómo no! Era en realidad una precuela de todos los anteriores en la que el padre de Iron Man es el principal proveedor financiero de un proyecto contra los Nazis que daría como resultado el nacimiento del Capitán América, el primer Vengador. Una vez dadas las llamadas previas se puede levantar el telón y presentar la obra principal. The Avengers es una superproducción épica como sólo el Hollywood del siglo XXI puede lograr, con una gama de explosiones exorbitantes, caídas kilométricas y acción en 3D; la película todavía tuvo tiempo de incluir un buen guion aceptable para todo aquel que haya visto las películas anteriores y se haya encariñado con los personajes y aún hubo mucho tiempo para incluir humor en los diálogos. Al final, los años de espera de los fanáticos se

recompensan con una gigantesca batalla en las calles de Nueva York (como era de esperarse) entre los incorruptibles héroes contra el ejército de Loki, el malvado semidiós nórdico (hermano de Thor) quien pretende apoderarse del mundo -como todo buen súpervillano de la ciencia ficción/fantasía de los cómics hace en repetidas ocasiones. La película deja la puerta abierta para una secuela directa de los Vengadores y para muchas más películas independientes de cada uno de sus héroes; una muy buena opción para este mes ya seas fanático de los superhéroes disfrazados o sólo busques una buena película de acción para ver el fin de semana.


PAUSA: ROGANDO AL TIEMPO Por Hortensia Morales

T

odo es tan lento, el tiempo se confunde y me confunde, las horas se marcan con particular precisión, cada minuto resuena de forma exacta y es su sonido constante el que me ahoga y me mata; últimamente los días se mezclan, uno se parece tanto al otro, pierden colores, marcan acentos... todo es tan lento... El tiempo, pensé entonces, si en mi poder estuviera hablar con él, ¡rogarle! ¡Pedirle! ¡Suplicarle! Me permitiera, parar un segundo, regresar un año, si tan solo... ¿es que los relojes son su única forma clara de expresión?, si tan solo pudiera hablar con el tiempo, sé que me entendería y podría explicarle... y podría jurarle que nunca abusaría de su confianza, pero ¿cómo buscar al tiempo?, ¿cómo hablar con él?, cuando su breve y frío contacto son sólo máquinas cuyo trabajo matemático es pasar de un segundo a otro, de una hora a otra, de un día, de un año, hasta que todo termina y nos deja sin ninguna opción de lucha... si tan sólo... Por mi memoria pasó entonces, un recuerdo, hace algunas semanas visitando por curiosidad y tal vez por un poco de tedio a un anticuario, encontré entre sus deslavados, históricos, opacos, tristes y serios objetos, un reloj, que a simple vista sería solo un objeto más, que abandonado por el tiempo, resultaba obsoleto y realmente con muy poca gracia; Tenía toda la escala cromática de tonos que pueda dar el café, el más oscuro era para la caja de madera que cubría la máquina, mecánica por supuesto, la esfera tenía el color mas claro para facilitar así la lectura de las horas a través de las manecillas que debían dar vueltas alrededor de los números que lo conforman. Me dirigí entonces al anticuario y le afirmé entonces, “¡Este reloj ya no funciona!” El anticuario contesta; “¡Claro que funciona!”; no pude más que reírme. “Pues para funcionar, no avanza mucho.” Con una mirada cansada y en tono serio me dice entonces “es su hora de recreo, no avanzará hasta la 1:00”. “¡La 1:00!” –exclamé sorprendida- y me dirigí al triste hombre, “este reloj entonces decide ir todos los días de las 11:59 directo a la 1:00” y una vez

28

más estallé en risa, extraño era el comportamiento de esta sencilla y breve expresión del tiempo, salí del lugar pensando que se trataba sencillamente de un aparato descompuesto con mucho estilo. Pero ahora, regresando el evento, no puedo evitar pensar que tal vez un objeto como este reloj, de voluntad tan rara, pueda llevarme, a entender al tiempo, a parar al tiempo, a rogar al tiempo; me dé una oportunidad más... volví al anticuario, y caminando directo al reloj, pregunté, “¿qué sabe usted de este reloj?, ¿de quién fue?, ¿qué historia tiene?” El buen hombre se detuvo a contestarme... “Sé de este reloj sólo lo que se me contó al recogerlo de la escuela donde estaba. Era un colegio religioso manejado por monjas y novicias de la Congregación del Sagrado Corazón, fue la madre Esperanza la que me dijo: -Este reloj puede, si lo conmueve, pedir a Dios y parar el tiempo, así le sucedió a una pequeña alumna de primaria que hace muchos años tuvimos con nosotras, pobrecita, todos los días su infierno daba inicio al tocar la campana que anunciaba el recreo, Tricia era su nombre y estos fueron sus días: El ruego de Tricia “¿Por qué se mueve el reloj? ¿Si lo miro fijamente tal vez se detenga? Él sabe que quiero que se detenga, ¿Me oyes? No camines más, ¡por qué no me escuchas!, ¡por qué nadie me escucha! ¿Estás enojado conmigo?, no me caes mal pequeño reloj… es el tiempo que recorres al que odio, cuando tu pequeña agujita camina… siento miedo, a veces vas tan rápido y a veces tan lento, tal vez no lo sabes pero cuando la gran aguja y la pequeña agujita se juntan se escucha una explosión… ¡El ruido es muy intenso! y demasiado fuerte; todos empiezan a correr hacia la puerta de madera rayada, yo no me puedo mover, porque allá afuera… no hay lugar para mí, no quiero salir, corren muy rápido y me empujan y me mueven y me caigo, ¡no!… por favor, te lo ruego relojito no recorras más espacios, porque cuando llegues yo seré invisible, de verdad, ya nadie más podrá verme, yo creo que no me ven, porque cuando me senté en la escalera el otro día a juntar mis cosas, nadie se fijó y las tiraron más lejos, ¡¿el espejito?! … me lo dieron en mi cumpleaños, pero también


era invisible y todos lo golpearon, yo corrí para sacarlo de sus pies, (es que a mí me gusta tanto ese espejo) cuando metí mi mano para sacar al espejito, otra vez me volví invisible, porque todos pisaron mi manita, después se rieron, yo creo que no me vieron, porque corrieron y se fueron, mi espejito se rompió, y toda mi manita se ensució de tierra y sangre… ya no tendría otro espejito igual, y … ¡yo lo quería tanto!, traté de juntar las piezas pero estaban en todas partes, junté algunas y las metí en mis bolsas, pero, olvidé la sangre y se manchó mi falda, fui a limpiarla al baño pero, yo creo que no me vieron, porque había tanta agua en el piso, que cuando vi sus pies que se atravesaron a los míos, ya no pude parar y me caí… entonces se rieron, entonces se fueron. “Ahora estoy mojada, y mi falda está manchada, y mi espejo se rompió y mi manita me duele; ya no me moví después, pensé que si me quedaba quietecita en la esquina del baño, tal vez, me verían y me ayudarían, entonces se detuvo el estruendo, ese ruido, y todos corrieron a clases… ¡Yo no me moví!, cuando todo volvió al silencio, me fui muy despacito a mi salón, no avances más rayitas

30

relojito, porque aún no sé qué debo hacer… tengo hambre, pero si me lo como después del ruido que provocas al marcar las 12 en punto, en todos los sitios estorbo. “Escucho bajito el tic tac y veo los números pasar y sé que otra vez correrán todos y querrán jugar (yo quiero jugar), pero nadie juega conmigo, todos los que juegan son como yo, no entiendo por qué yo no. No entiendo muchas cosas, y cuando pregunto o imito, se burlan o ríen, ¡no más!, ¡para ahora tu camino!, ¡no sigas relojito!, detente un momentito, ¡no quiero el estruendo!, no quiero ese ruido, no más minutos porque si llegas… ¡no llegues! yo sólo quiero jugar con los demás, quiero reírme con ellos, quiero ser como ellos, si los minutos que marcas dejaran de existir, tal vez se detendría el tiempo, tal vez sería más feliz.”El anticuario termina la historia“El tiempo, conmovido por la pequeña Tricia, rompió su silencio, ordenó a las horas se pararan y a los minutos que la consolaran, bajó entonces el sublime tiempo, que en su paciencia infinita, en su traje de


luz, en su voz perpetua y profunda, no pudo más y conmovido por la súplica de la niña y rompiendo todas las reglas y olvidando todos sus lazos, le dio el poder al reloj que tanta desgracia y obsesión causaban a Tricia de sentir las lágrimas y escuchar los rezos de tantas personas, de tantas historias y le dio permiso de entender sus causas, y otorgar esa misericordia que jamás en siglos mostró el tiempo y así fue que el pequeño relojito se hizo amigo de la niña y en la visión de tiempo y la dimensión que Tricia habitó, nunca más en su vida el tiempo corrió al dar las 11:59, el tiempo se congelaba para ella todos los días a la misma hora, las cosas pasaban, y ella jugaba y ella reía, pero el tiempo hasta dar la 1:00 nunca en su dimensión corría. Un día Tricia por causas de la vida murió o al menos eso creemos, tal vez solo decidió quedarse en esos minutos, en esa dimensión donde el pequeño reloj detiene el tiempo para ella, sin embargo al ver a Tricia muerta, el tiempo quiso parar y frenar su velocidad continua, para mirar a la pequeña niña viva, y el caos en el mundo fue grande, el desorden causado por su decisión fue terrible y comprendió, que su acto era inútil, que tendría que dejarla ir, y el relojito tendría que decidir si alguna vez volvería a querer parar sus horas por alguien”. Pasmada y conmovida por la narración, decidí

comprar el reloj que de forma tan precisa brincaba todos los días unos minutos, y riéndome de mí y de que en verdad creí, le di una oportunidad, le hable de mis duelos, le rogué y le dije al tiempo que injusto su paso había sido en mi caso, ante mí y sin poder creer realmente, vi sus manecillas retroceder y todo lo que perdí, lo vi regresar frente a mis ojos, entonces escuché al tiempo hablar y me dijo: “Tu búsqueda me conmueve, pero tu petición es muy grande, solo esta oportunidad tendrás de cambiar lo que ambicionas, pero este pequeño reloj no podrás volver a encontrar, al no ser más de tu propiedad”... Pero no siempre fue así, ¡El tiempo!, el tiempo corría, el tiempo volaba, el tiempo creía que no moriría. ¡Qué vacuo! ¡Qué ingenuo! ¡Creer que podía vivir en la dicha de un tiempo infinito! Pero nada persiste y es esa verdad el triunfo del que sufre en agonía y el fracaso del que vive en fantasía, ¡nada es eterno!, ni el dolor que desgarra, ni el amor que desata, ni pasión, ni emoción se quedan, en la eterna ruleta que sube y que baja, que eleva y degrada... …Me pregunto ahora, quien puede encontrar al pequeño reloj, ¿quién en su necesidad podrá parar al tiempo?, y robar de su flujo constante, ¡un minuto!...


LA ÚLTIMA NOCHE Por Christian Ramírez Zúñiga Extirpado de la tierra de las quimeras. Repentinamente me ha sido arrebatado el sueño, Por una súbita fuerza Que lastima y me hiela el cuero. Un ruido escucho en mi ventana, Semejante al metrónomo, Utilizado tal vez por mi vecina Que a altas horas de la noche el piano toca. Con esas manos diestras Un día más deleitará mis oídos Tal vez con alguna sinfonía O quién sabe, algo más moderno. Para mi es igual, Mientras haga vibrar mi corazón Y pueda ver ese rostro angelical Por la ventana asomar. Iluminado por la bella luna, Lucirá más blanca que el algodón Y sus ojos más azules que el mar profundo. Es tan hermosa y marmolea que de los mitos me hace acordar

Cuál es mi sorpresa, Las luces están apagadas en su habitación Al igual que todo su hogar, Hasta la luna esta noche ha muerto y de brillar ha dejado.

Del porque nadie su hogar la ha visto abandonar Haya luna o sol, sea verano o invierno, Su aposento no pueda dejar. Muchos aseguran que es un ser del averno.

Pero el sonido no cesa, Esta macabra escena me llena de terror Pues hasta el viento ha dejado de soplar. En esta noche sin vida y llena de horror.

Otros habitantes aseguran Que ha vivido ahí más de 100 años, Y su juventud es infinita Además la asocian con el diablo a la pobre Margot.

Estrepitosamente un grito resalta Proveniente de la habitación, Es tan fuerte que el metrónomo He dejado de escuchar.

Pues yo no he visto nada irregular, Ni nada de otro mundo. Lo único fantástico es su belleza Y su destreza para tocar endemoniadamente el piano.

Tomo rápidamente mi revólver, Del buró saco unas cuantas balas Y las coloco mientras corro, Bajo las escaleras y abro la puerta.

Me asomo a la ventana Para ver que es ella quien provoca el sonido Y no algo extranormal. Algo como brujas o espectros.

Por el patio vacío de mi hogar, Los interruptores acciono pero no da resultado, La luz ha sido cortada Como si anticipadamente fuese preparado.


Ya no eran esas lumbreras azules, Ni el angelical rostro, Sino el mismo retrato de un demonio, Un súcubo de las leyendas babilónicas. Apunté mi arma Y disparé justo a su pecho, Pero ella se abalanzó audazmente Como un león a una pobre cebra. Mi revólver rodó Por las escalerillas de la entrada. Forcejeamos mientras ella quería morderme el cuello Tratando de alcanzar mí yugular. Logré conectarle un derechazo Serrándole la mandíbula y destanteándola, Rápidamente me incorporé para alcanzar el arma Y llenarle de plomo el cráneo Descargué todas las balas en su cabeza, Se quedó inerte pero no fue suficiente para mí, Llegando a su pórtico, Así que la degollé con un hacha que encontré en su patio La puerta se encuentra entreabierta y sin señal de Y le prendí fuego. persona alguna. ¿Qué acaso nadie escuchó tal grito? He escuchado muchas historias ¿Los demás ya sabían lo que sucedía y no se atrevían a salir? De vampiros y no muertos, Pues esa es la única manera de matarles, En los 3 meses que radico en este puerto Con un buen fuego. Jamás escuché de asesinos, De actos vandálicos o sucesos de esta índole. Pasé la noche sin dormir. ¿Por qué a ella? ¿Por qué a la pobre Margot? Pues cómo conciliar el sueño Después de una experiencia de tal magnitud. Abrí la puerta lentamente, Ni los más valientes podrían quedarse tranquilos. Allí estaba ella, allí estaba Margot, Sobre el cadáver de su criada Al salir el sol Una pobre mujer mulata. Me dispuse a recoger mis cosas, Pues ese mismo día regresaría a mi antigua ciudad Recién llegada el mismo día, Para dejar atrás esta pesadilla. En que yo llegué a este puerto, En el mismo barco. Regresé a mi habitación, Los únicos foráneos que encallaron Una vez terminando de hacer mi maleta Comencé a escuchar nuevamente esa canción que ella tocaba La mulata me miró pidiendo ayuda Día tras día a esta misma hora, me asomé a la ventana. Mientras Margot tragaba la carne, Los fluidos de la mujer llegaron a mis pies, ¡Y allí estaba ella mirándome una vez más con sus Me quedé helado mientras sus resplandecientes ojos me miraron. preciosos ojos azules!


Por Emmanuel Alonso muchopixel@yahoo.com.mx

Env铆a tus Ilustraci贸nes, Photoshops o Fotografias a: anakronica.editorial@gmail.com publicacionesfantasticas@gmail.com


Por Emmanuel Alonso muchopixel@yahoo.com.mx

Env铆a tus ilustraci贸nes a: anakronica.editorial@gmail.com publicacionesfantasticas@gmail.com


Revista Anakrónica #1 - Mayo 2012  

Una publicación única en su género dedicada a la divulgación y creación de la Ciencia Ficción Mexicana.