Issuu on Google+

OCTUBRE 2008

EL VALOR DEL MES

LABORIOSIDAD

CUANDO EL ESMERO Y LA CONSTANCIA SE UNEN 6

SONORENSES DEDICADOS

NUEVOS ESPACIOS FAMILIARES

Descubre c贸mo cultivar este valor 4

Invierte DIF Sonora en mejores instalaciones para la familia 3


EL VALOR DEL MES

Respeto

Los Valores • Entusiasmo

Exaltación del ánimo y expresión de la alegría.

• Amistad

Manifestación desinteresada en la que existe afecto y cariño.

• Valentía

Hombre o mujer que se esfuerza con ánimo y tenacidad para enfrentar la vida.

• Honestidad

Es vivir en congruencia con uno mismo, con los valores propios y con los de los demás.

• Sinceridad

Sencillez, veracidad, modo de expresarse y actuar sin fingir.

• Responsabilidad

Capacidad de actuar y asumir las consecuencias de nuestras acciones.

• Libertad

Facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera u otra asumiendo la responsabilidad de sus actos.

• Justicia

Valor que inclina a dar a cada uno lo que le corresponde buscando la igualdad entre todos los hombres.

• Respeto

Tratar a los demás con deferencia y consideración, reconociendo su dignidad, integridad, creencias, tradiciones, costumbres, pensamientos y derechos.

Capacitación a DIF municipales

E

l pasado 22 de septiembre, en Hermosillo, Sonora, la Presidenta de Sistema DIF Sonora, Sra. Lourdes Laborín de Bours, acompañada por la Directora de esta institución, Ing. Flor Ayala Robles Linares, inauguró la IX Reunión Estatal de Capacitación a DIF Municipales. En esta reunión los 72 ayuntamientos sonorenses conocieron a detalle todos los pormenores y actualizaciones sobre programas de gran impacto como son: Peso por Peso, Desayunos Escolares, Tu Casa de Apoyo, entre otros. El plan de actividades incluyen temas relacionados con el Consejo Estatal para la Integración Social de las Personas con Discapacidad, Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia, Agencia Estatal de Adopciones, Atención a la Población Vulnerable y Centros Asistencias, además de recomendaciones y sugerencias prácticas en Programas de Alimentación y Desarrollo Comunitario, Proyectos Productivos y Atención en Albergues. “Es importante profesionalizar cada día más nuestra labor, prepararnos al conocer y entender a la perfección los programas para sacarles todo el jugo y el mejor provecho posible”, comentó la Sra. Laborín de Bours a los asistentes.

• Laboriosidad

Hacer con cuidado y esmero las tareas y deberes.

• Tolerancia

Seguimos progresando

Respeto y consideración hacia las opiniones y prácticas de los demás.

Entrega de proyectos asistenciales

• Generosidad

ás herramientas para salir adelante y mejores oportunidades a los sonorenses, son los logros que se pretenden al distribuir más de 2 millones 378 mil pesos para proyectos productivos y asistenciales a las presidentas de sistemas municipales de DIF, por parte de la Sra. Lourdes Laborín de Bours, Presidenta de DIF Sonora.

Capacidad de compartir, dar y ser noble.

Para mayor información sobre esta publicación: Zulema Ibarra/DIF Sonora zulema.ibarra@difson.gob.mx Tel. 01(662) 289-2600 Ext. 128 VALORES SONORA es una publicación mensual y gratuita de DIF Sonora. Todos los derechos reservados, 2008. Editor General: Gustavo Ybarra Editor de Información: Perla M. Rguez. Peralta Diseño: Anais A. Gómez Fotografía: Gustavo Ybarra

M

Detalló que 1 millón 957 mil pesos se destinaron a proyectos asistenciales, mientras que el resto, alrededor de 500 mil pesos, se brindaron a crear este tipo de propuestas en apoyo a la economía de las familias. Esta entrega tiene como objetivos rehabilitar parques, remodelar Centros Integrales de Atención Familiar, oficinas de DIF Municipales y equipar Unidades Básicas de Rehabilitación (UBR), además

de construir juegos infantiles y ampliar los almacenes de Desayunadores Escolares. La Presidenta de DIF Sonora agradeció a Presidentas y Directoras de los Sistemas

DIF Municipales su asistencia a la reunión en la que, dijo, se obtuvieron grandes resultados y fue un éxito.


Mejores espacios Inversión en Ciudad Obregón, Sonora

L

a Presidenta del Sistema DIF Sonora, Sra. Lourdes Laborín de Bours entregó, el pasado 19 de septiembre, 14.5 millones de pesos para invertirse en el Albergue Itóm Kari y el Parque Infantil Ostimuri, en Ciudad Obregón, Sonora. “Estas nuevas instalaciones les permitirá estar en un lugar más grande, digno y cómodo, y con capacidad para darle luz y ayuda a un mayor número de niños”, precisó la Sra. Laborín de Bours, al destacar la labor del DIF Municipal por preocuparse por el cuidado de los niños cajemenses ofreciéndoles lo necesario para crecer, ahora con un proyecto como es el Itóm Kari. Indicó que diez millones de pesos servirán para recuperar el Parque Infantil, lugar donde miles sonorenses han fortalecido sus lazos y valores mediante la convivencia, mientras que los 4.5 millones restantes serán para edificar la casa hogar.

A nombre de la niñez, el menor Jorge Pietrasanta Ochoa, comentó que con este donativo el parque Infantil “será, ahora sí, más vistoso, para divertirnos en grande.

Desbordan su alegría en Hermosillo

L

a alegría del grupo “Viva la Gente” llegó a la Casa Hogar Unacari de DIF Sonora, donde los 35 jóvenes de esta agrupación cantaron, bailaron y convivieron con los 180 pequeños albergados, el pasado 18 de septiembre. La Directora General del organismo, Flor Ayala Robles Linares, en compañía del Director del elenco, Martin Brennan y el Director de Operaciones en Latinoamérica, Korey Riggs, estuvieron presentes en esta divertida tarde donde se ofreció un concierto para las niñas y niños de las áreas maternal, lactantes, preescolar y escolares. Las melodías “Keep the beat”, “Power with”, “One to one”, “Go Daddy oh!”, “Danza gitana”, “Hanamasuky” y “Viva la Gente”, canción

más son reconocida del grupo, fueron interpretadas en las instalaciones del albergue. Jóvenes de Holanda, Bélgica, Bangladesh y México, entre más de 22 países, forman parte de este jubiloso conjunto, que desde 1965 trabaja por la paz y la esperanza. Durante su gira por Estados Unidos y la República Mexicana, visitaron la ciudad de Hermosillo, donde se han hecho actividades altruistas y presentaciones musicales en distintas colonias.

Los niños nos comprometemos para que continúe la tradición de que sea el lugar por excelencia donde se reúnen las familias en sana recreación”.


4

ESTADO CON VALOR

Hay que hacer el trabajo despacio pero constante” Margarito Sandoval Herrera, ladrillero.

De principio a fin Trabaja con sus manos y dedicación

H

acer ladrillos de arcilla pudiera parecer una tarea fácil, pero no lo es. En esta artesanal faena se involucran las manos y el esfuerzo de principio a fin. Hay que salpicarse de zoquete y trabajar a rayo de sol sin parar para hacer el “tendido”, proceso donde se moldean los ladrillos para posteriormente cocerlos a unos 1200 grados centígrados en un horno construido también a mano. Mejor conocido como “El Licenciado”, Margarito Sandoval Herrera aprendió esta ocupación observando a los expertos. “Si ellos lo hacen yo también lo puedo hacer”, recuerda mientras explica sus comienzos en este tradicional oficio, único de Querobabi, Sonora. A sus 48 años de edad Margarito se pone en pie desde las cinco de la mañana todos los días. “Para mí la laboriosidad significa estar continuamente sobre el

trabajo y no dejarlo caer, ya que lo importante es la constancia”, agrega. Su esposa, Janeth Arcadia García, dice que sólo espera a que su marido cumpla cincuenta años para que descanse, sin embargo él quiere continuar con esta vocación que empezó hace más de dos décadas. En su familia, su hija Yanitza, de tan sólo nueve años, heredó este valor de ambos padres, ya que la pequeña hace las tareas hogareñas con empeño. Tomar un descanso de vez en cuando, pero no soltar las riendas y no ver el trabajo como una obligación sino como una diversión, son algunas de las recomendaciones que nos da Margarito para cumplir cabalmente con nuestras funciones y aprender a ser laboriosos.


La laboriosidad es trabajar duro y

dedicarnos de lleno a nuestros quehaceres”,

Francisco Velarde Arvizu, cartero de la Sierra.

La tenacidad se hereda El esmero es parte de su oficio y vida

L

os casi 20 años que lleva Francisco Velarde Arvizu siendo cartero le han acentuado el carisma propio de la gente de Banámichi. Todas las mañanas llega puntual en su bicicleta a la Estación de Correos del pueblo, ordena su área, define su ruta y sale dispuesto a repartir la paquetería proveniente de Alemania, Estados Unidos, Canadá y del interior del país. “Lo que más me gusta de mi trabajo es platicar con la gente del pueblo”, comenta contento al hacer referencia que una de sus actividades favoritas es convivir con los banamicheños, quienes lo estiman y reconocen como un personaje digno. Distribuye la mensajería atendiendo siempre con una sonrisa a los destinatarios. Don Francisco persevera para hacer el reparto de manera oportuna, de tal forma que todo lo que llega a su estación se entrega el mismo día y en óptimas condiciones. Empezó como cartero con la intención de aportar en su hogar, aprendiendo este oficio de sus parientes de la sierra, pero heredó la laboriosidad de sus padres Francisco Velarde Montaño y Manuela Arvizu Valencia, quienes se dedicaron arduamente al campo y al cuidado de él y su hermana, respectivamente. El fuerte sentido de la unión familiar y reconocer la importancia de inculcar los valores dentro de la misma son los pilares con los que Don Francisco creció, y hoy, a sus 57 años de edad, mantiene firmes. “Trabajar duro y dedicarnos de lleno a nuestros quehaceres”, comparte, son lo que nos hace laboriosos y mejores personas.

5


6

NIÑOS CON

SON UN EJEMPLO A SEGUIR

C

ésar Alberto tiene 11 años y le gusta jugar canicas, va en quinto de primaria y su materia favorita es Historia porque habla de nuestro pasado. Hace tres meses viajó a Chihuahua para representar a “Pedro” en la obra de teatro “Pedro y el coyote”, de la que aprendió que no se debe mentir. Para él la laboriosidad es trabajar en equipo, hacer las tareas y tener el salón limpio, además de aprender y enseñar a los que no saben.

L

uis Alberto quiere ser panadero cuando sea grande, oficio que aprendió en Jineseki, hogar donde conoció a su amigo César. Ahí le están enseñando a ser el mejor panadero.

En el Hogar Temporal Jineseki, donde actualmente vive, le preparan para hacer reparaciones domésticas, César puede arreglar casi cualquier cosa. Es un niño con buenas calificaciones y un ejemplo para otros.

Tiene 10 años y le gustan las matemáticas, no importa que éstas le lleven tiempo en hacer, él es muy aplicado y laborioso. Estudia cuarto año de primaria y piensa que este valor significa trabajar con cuidado y tranquilamente. Siempre se da tiempo para estudiar y divertirse.

LA GALLINITA ROJA U

na gallinita roja encontró una semilla de trigo.

- ¿Quién plantará este trigo? -dijo. - Yo no -dijo el perro. - Yo no -dijo el gato. - Yo no -dijo el puerco. - Yo no -dijo el pavo. - Entonces lo haré yo -dijo la gallinita. Y así plantó la semillita de trigo. Muy pronto el trigo creció y hojas verdes brotaron del suelo. El sol brilló, la lluvia cayó y el trigo siguió creciendo hasta que estuvo alto, fuerte y maduro. - ¿Quién cosechará este trigo? -preguntó la gallinita. - Yo no -dijo el perro. - Yo no -dijo el gato - Yo no -dijo el puerco. - Yo no -dijo el pavo. - Entonces lo haré yo -dijo la gallinita.

Y así cosechó el trigo. - ¿Quién llevará este trigo al molino para hacerlo moler? -preguntó la gallinita. - Yo no -dijo el perro. - Yo no -dijo el gato. - Yo no -dijo el puerco. - Yo no -dijo el pavo. - Entonces lo haré yo –dijo la gallinita. Y así llevó el trigo al molino, y al poco tiempo regresó con la harina. - ¿Quién amasará esta harina? -preguntó la gallinita. - Yo no -dijo el perro. - Yo no -dijo el gato. - Yo no -dijo el puerco. - Yo no -dijo el pavo. - Entonces lo haré yo -dijo la gallinita.

Y así amasó la harina y cocinó un pedazo de pan. - ¿Quién comerá este pan? -preguntó la gallinita. - Yo -dijo el perro. - Yo -dijo el gato. - Yo -dijo el puerco. - Yo -dijo el pavo. - No, lo haré yo -dijo la gallinita. (Autor: Penryhn W. Coussens) Mensaje Hay que ayudar a quienes nos rodean porque, así como la gallinita, si colaboras cuando hay que hacer un trabajo en equipo, podrás disfrutar de los beneficios.

¿Y tú, qué aprendiste de este cuento?


7

El fruto de la labor es el placer más dulce”,

Luc Clapiers, marqués de Vauvenargues, Francia, literato y filósofo.

TRABAJANDO SE LOGRA MÁS

E

l estudiante va a la escuela, el ama de casa se preocupa por los miles de detalles que implican que un hogar sea acogedor, los profesionistas dirigen su actividad a los servicios que prestan. Pero este valor no significa únicamente “cumplir” nuestro trabajo. También implica el ayudar a quienes nos rodean en el trabajo, la escuela, e incluso durante nuestro tiempo de descanso; los padres velan por el bienestar de toda la familia y el cuidado material de sus bienes; los hijos además del estudio proporcionan ayuda en los quehaceres domésticos. La pereza es la manera común de entender la falta de laboriosidad; las máquinas cuando no se usan pueden quedar inservibles o funcionar de manera inadecuada, de igual forma sucede con las personas: quien con el pretexto de descansar de su intensa actividad -cualquier día y a cualquier hora- pasa demasiado tiempo en el sofá o en la cama viendo televisión “hasta que el cuerpo reclame movimiento”, poco a poco perderá su capacidad de esfuerzo hasta que llegue el punto en donde no pueda permanecer trabajando o estudiando en lo que no le gusta o no le llama la atención. El descanso es necesario para reponer fuerzas y trabajar más y mejor, esto es: no significa “no hacer nada”, sino dedicarse a actividades que requieren menor esfuerzo y diferentes a las que usualmente realizamos. Podemos establecer pequeñas acciones que poco a poco y con constancia, nos ayudarán a ser mejores y cultivar este valor.

Dinamismo, pieza clave

M

aría Lugo Martínez nació en Arivechi, Sonora, pero vive en Hermosillo desde hace 24 años. Proveniente de una familia de siete hermanos nunca imaginó que su gran entrega al trabajo le diera tantas satisfacciones.

Qué hacer: - Establecer un horario y una agenda de actividades, en donde se contempla el estudio, el descanso, el tiempo para la familia y el de cumplir las obligaciones domésticas o encargos. - Terminar, de acuerdo a su importancia, todo lo empezado. - Cumplir con todos nuestros deberes, aunque no nos gusten o impliquen un poco más de esfuerzo. - Esmerarnos por presentar nuestro trabajo limpio y organizado. - Dedicar tiempo a buena lectura, pintar, hacer pequeños arreglos en casa.

Pero, ¿qué gano con ser laborioso? Cuando nos decidimos a vivir este valor adquirimos la capacidad de esfuerzo, tan necesaria en estos tiempos para contrarrestar la idea ficticia de que la felicidad sólo es alcanzable mediante el placer y comodidad. Trabajar es sólo el primer paso, hacerlo bien y con cuidado en los pequeños detalles es cuando se convierte en un valor.

C

Para ser una persona laboriosa tenemos que poseer las siguientes características:

Significa hacer con cuidado y esmero las tareas, funciones y deberes que nos son encomendados.

• Estar activo, tener una ocupación, aún cuando ésta no sea remunerada económicamente. • Hacer cosas que nos beneficien y que a su vez favorezcan a los demás. • Siempre poner la buena voluntad, el conocimiento y la destreza en todo lo que se realiza.

Es la voluntad para empezar y terminar algo en buen tiempo, correctamente y con entusiasmo.

Su mayor reto es sacar el número de despensas programadas con el material existente, protegiéndolas del sol y del clima. Mientras tanto, en su vida personal, sus pequeños son su motor: “yo trabajo para ellos, para que salgan adelante y tengan su carrera”, comenta orgullosa. A sus 43 años de edad atiende con dedicación su casa, “todo me fascina de las tareas hogareñas”, expresa, a la vez que les enseña a sus hijos cómo hacerlas. “Es muy importante que los papás hablemos con nuestros pequeños sobre la laboriosidad”, indica, refiriéndose a que tener un rol dentro de la residencia es fundamental, pues ayuda a estrechar los lazos familiares.

Con dedicación todo se puede apacidad para desarrollar una habilidad personal para el trabajo u oficio.

Desde hace siete años, Doña Cuquita, como se le conoce, es voluntaria en Banco de Alimentos. Selecciona y empaqueta fruta y verdura que convierte en despensas para más de 200 “viejitos” de la capital sonorense.

Conoce más sobre los VALORES. www.valoressonora.com

Doña Cuquita aconseja todo el tiempo a sus retoños, Noelia Yamileth y Rogelio Damián, de 18 y 17 años, respectivamente, a seguir estudiando, y a prepararse para crear un mejor mañana. También le recomienda a los adultos que “platiquen con sus hijos, que no los pierdan de vista y que los motiven a ser laboriosos comenzando por su casa”, añade.


EL PODER

DEL VALOR GENTE DE

ESFUERZO Papá, hermano y mercante entusiasta

E

jemplo de laboriosidad es quien a diario cumple con sus obligaciones y lo hace con gusto y dedicación, su nombre: Luis Corona. Proveedor de la Central de Abastos de Hermosillo y donador de alimentos para fundaciones de beneficencia, Luis se inició en el negocio de la compra venta de frutas y legumbres con el único fin de sacar adelante a su familia. Veracruz, Oaxaca, Michoacán y Sinaloa son sólo algunos de los estados productores que surten las frutas que él recibe, empaca y hace llegar puntual y en forma a diferentes lugares de la capital todos los días, para que en las mesas sonorenses no falte el delicioso y nutritivo refrigerio. Como padre de dos pequeños reconoce que es importante la figura paterna para la formación de los hijos. “Siempre paso un momento con ellos, aunque no tenga mucho tiempo para almorzar en casa”. Luis está orgulloso de la manera en que realiza sus quehaceres laborales porque lo hace gozoso, sabiendo que beneficiará al motor de su vida: su familia. “Hay que trabajar duro hoy para que nuestros hijos tengan una buena calidad de vida el día de mañana”, expresa. Lo que más le gusta de sus deberes es el movimiento, el ajetreo y el contacto con la gente. A sus sólo 28 años de edad, el más joven de los hermanos Corona, se caracteriza por su energía y vigor, virtudes idóneas para desempeñar tareas tan demandantes como las que un mayorista de víveres debe ejercer. Él aplica este valor no sólo en su ocupación y en su hogar, sino también en su persona. Constantemente se entrena para mantenerse saludable, además de cumplir con sus responsabilidades como papá, hermano, mercante, socio y amigo. “Debemos trabajar mucho, hacer ejercicio y, por supuesto, ¡comer frutas y verduras!”, sugiere alegremente el comerciante.

Hay que trabajar duro hoy para que nuestros hijos

tengan una buena calidad de vida mañana”, Luis Corona, comerciante de la central de abastos.


ValorESonora Ed3