Page 1

Factoríasingluten NÚMERO 0 · MAYO 2011

Por el mundo Holanda, Irlanda, Londres y Noruega. Cuatro celiacos explican cómo sobreviven comiendo fuera de España

CUATRO FORMAS DE VIVIR SIN GLUTEN Experiencias personales UN RETRATO DE MERCADONA ¿Es oro todo lo que reluce?


FactorĂ­a sin gluten Supermercados de toda EspaĂąa ya comienzan a concienciarse de que la enfermedad celiaca es un hecho y las personas que la padecen deben ser tratadas como el resto. Foto / Ana Illescas


NÚMERO 0 · FACTORÍA SIN GLUTEN · MAYO 2011

ÍndiceContenidos 06 ENTREVISTA A LA DOCTORA VICENTE ¿Cuáles son los síntomas más claros de la enfermedad?

08 ¿SOLUCIONES INMEDIATAS? Una pastilla que promete revolucionar la enfermedad. En un periodo de 10 años podría distribuirse por Europa

10 AYUDAS AL CELIACO Los precios de productos sin gluten suelen ser tres veces más caros que los alimentos normalizados. El celiaco recurre a las ayudas que las comunidades ofrecen

14 IX JORNADAS DE CELIACOS En Castilla-La Mancha se celebra cada año una cita obligatoria para conocer más sobre la enfermedad celiaca

16 ENTREVISTA A JON ZABALA Es el presidente de FACE Joven y nos cuenta su experiencia en este ámbito de la celiaquía

22 MERCADONA: TODO LO QUE NO VES Son los mayores supermercados de españa y están concienciados con el colectivo celiaco, pero al igual que el resto de comercios, también comete sus errores

34 CUATRO CELIACOS POR EUROPA Cuatro celiacos cuentan sus vivencias por Irlanda, Holanda, Reino Unido. Fuera de España no lo ponen difícil

52 EL EJÉRCITO NO ES LUGAR PARA CELIACOS Tamara Díaz nos cuenta indignada cómo fue expulsada del ejército tras varios meses de formación

56 CUATRO CELIACOS. CUATRO FORMAS DE VIDA Verónica, Javier, Patricia y Noe nos cuentan cómo viven su enfermedad día a día

78 EL EXPERTO OPINA La nutricionista Eva González cuenta las claves para cocinar sin gluten. Fácil y seguro.

redACCIÓn Laura Fernández Alfaro Isabel García Ortuño Ana Regina Illescas Martínez María José Lorenzo Marco mAQueTACIÓn Ana Regina Illescas Martínez SÍGuenoS en: Facebook, Twitter y Blogspot


Introducción a la enfermedad La enfermedad celíaca, que hoy la sufren más de 45.000 personas en el mundo, fue descrita por primera vez en el siglo II a.C por Arateo de Capadocia, pero no es hasta después de la Segunda Guerra Mundial cuando Dicke, un pediatra holandés, dejó verdadera constancia de ella. Cuando hablamos de gluten, nos referimos a esas fracciones proteicas insolubles en agua de distintos cereales. La parte del gluten que es insoluble en alcohol se denomina prolamina, y ésta es la encargada de producir la enfermedad. Así, la intolerancia a las proteínas del gluten cursan una atrofia severa de la mucosa del intestino delgado superior produciendo un defecto de utilización de los nutrientes a nivel digestivo. La repercusión de esta intolerancia, depende de la edad y de la situación fisiopatológica del paciente en cuestión. Al presentarse únicamente en individuos predispuestos genéticamente, se mantiene a lo largo de la vida. La prevalencia estimada de la enfermedad celiaca en Europa, es de 1 por cada 200 – 300 habitantes aunque, en realidad, cada día que las investigaciones avanzan, se certifica que la cifra es mucho más elevada. La ausencia de lactancia materna, la ingestión de grandes cantidades de gluten y la introducción temprana de los cereales en la vida de un paciente, son los factores que hacen que la enfermedad se manifieste antes en el cuerpo del celiaco. Sin embargo, un régimen estricto sin gluten conlleva la desaparición de los síntomas y de la alteración funcional, además de la normalización de la mucosa intestinal.

La celiaquía es común sobre todo en niños y adolescentes

Foto / Archivo


Carta del editor Factoría Sin Gluten nace por y para los celiacos, un sector de la población que desafortunadamente cada día va en aumento y cuya influencia en la sociedad crece gramo a gramo. FSG es uno de esos pequeños gramos. Queremos ser para los celiacos un proyecto amigo, una mano a la que acudir si sufres una injusticia. FSG estará ahí para mostrárselo al resto de la humanidad, un aliento para seguir luchando juntos, una experiencia en común, un apoyo mutuo. Porque todos sufrimos este problema desde cerca, lo llevamos en los genes y sino, en la actualidad, ¿quién no conoce a algún celiaco? Las personas que nos rodean también han de ser partícipes de este movimiento aunque no tengan la enfermedad. Son ellos también, quienes soportan no ir a un italiano desde hace décadas porque el amigo celiaco no puede ir. No obstante, ese mismo restaurante italiano tendrá en un futuro una pizza sin gluten, porque seremos muchos los que iremos a pedirlo. No os calléis y haced eco de la enfermedad. Cuantos más seamos, más consciente será el mundo que nos rodea, tal y como aboga Jon Zabala, presidente de FACE Joven (pág. 16) La alegría de conocer a alguien con tu mismo problema es infinita. En el reportaje Cinco celiacos, Cinco formas de vida (pág. 56) no sólo te identificarás con las experiencias de Verónica, Javier, Patricia y Noe, sino que aprenderás cómo cambia la enfermedad dependiendo de la calidad de vida. Queremos que tu miedo al extranjero se

convierta en valentía. Factoría Sin Gluten ha estado en cuatro países europeos: Irlanda, Holanda, Inglaterra y Noruega (pág. 34), para que con nuestros consejos puedas disfrutar del viaje en condiciones que te mereces. No os desaniméis en el extranjero porque las cosas están casi más fáciles que en España, sólo es cuestión de saber dónde ir. En el próximo número te daremos la lista de más países. A pesar de los avances conseguidos, todavía quedan injusticias latentes en España: es el caso de la militar que no fue admitida en el ejército por padecer la celiaquía (pág. 52). La excusa del Ministerio de Defensa es la ardua labor que supone para las cocineras tener que usar utensilios de cocina separados, mientras que los musulmanes afincados en nuestro país sí tienen su dieta. Para eso no hay problemas. Por todo esto y mucho más nace el primer número de Factoría Sin Gluten. Dispuesto a luchar contigo por los derechos de los celiacos en nuestro país. Desde la redacción también hemos tenido dificultades para realizar muchos reportajes. Las grandes cadenas no nos lo permitían. Pero hicimos todo para que tu información fuera la base de nuestra revista. FSG no es sólo una revista para celiacos, es una publicación llena de periodismo de calidad, de historias humanas y reales que pasan diariamente por la etiqueta de: Celiaco/a. Solo recordad que somos muchos, y que con o sin pastilla, tendremos la satisfacción de haber llenado gramo a gramo ese cuenco de harina. Eso sí, por favor, sin gluten.

FSG es una publicación de periodismo real y humano

27 de Mayo de 2011


6

Entrevista a la DOCTORA VICENTE

“La enfermedad de las bolsas del Corte Inglés”

CuAnDo

LA DoCtorA vICEntE trAbAjAbA En EL hoSpItAL DE

MADrID LLAMAbAn ASí A LA EnfErMEDAD yA quE ConLLEvAbA toDo tIpo DE SíntoMAS, AL IGuAL quE LAS CoMprAS En EL CortE InGLéS Por M. José Lorenzo

¿Cómo surge la enfermedad? La gente que la padece está predispuesta genéticamente desde el momento en el que nacen, y en un momento de la vida en el que se introducen los cereales se produce una reacción frente a ellos a la que determinadas personas no están predispuestas. Al absorberlos, se produce una reacción de la mucosa intestinal y ese daño es el que produce los síntomas que presenta una enfermedad celiaca, que clásicamente era la diarrea. Cuando yo llegué a Albacete hace 15 años, en el primer mes que pasé la consulta diagnostiqué 8 pacientes, en esa época eran muchísimo, estaban etiquetados con enfermedades extrañas y nadie sabía lo que tenían. Hoy en día, gracias a que se hace screening, se diagnostican enfermedades que todavía no han dado síntomas. Si no se lleva una correcta dieta, esto puede desembocar en un linfoma. Si un celiaco consume gluten, ¿cuánto tiempo puede transcurrir para que aparezcan este tipo de enfermedades malignas? Habitualmente se diagnostica a los 18 meses, cuando se empieza a introducir el gluten a los bebés. Pero yo tengo enfermos de hasta 72 años. ¿Por qué a un niño se le diagnostica a los 18 meses y otra persona puede ingerir gluten hasta los 82 años? Se piensa que es porque en el mecanismo de desarrollo de la enfermedad hay varios periodos: el gluten hace daño directo a la mucosa intestinal (toxicidad directa), a la que le siguen unos cambios inmurológicos que producen, en segunda instancia, una alteración intestinal que conlleva la enfermedad.

Otra teoría es que, hay determinados exógenos que desencadenan la enfermedad con un soporte genético, que siempre están ahí, y se piensa que puede haber una infección que despierte la enfermedad y la haga latente. ¿Podría entonces darse el caso de que una persona esté siempre consumiendo gluten y, de repente, le aparezca la enfermedad y no haya sufrido daños? Claro, un buen ejemplo son los paciente de 82 años, son relativamente frecuentes. En el adulto (se considera adulto una persona por encima de los 14 años), existe la misma prevalencia de la década de las enfermedades, lo mismo de 20 a 30 que de 30 a 40... aumentando la prevalencia de entre 20 a 30 años. Se hizo un estudio en los colegios de aquí y salieron muchos celiacos. No siempre se hace la prueba a los niños, sino en

La celiaquía podría ser la causa de un gran número de enfermedades desconocidas las circunstancias en las que sabemos que el síntoma se asocia a la enfermedad celiaca, por ejemplo en los diabéticos, se estudia siempre a los niños con Síndrome de Dawn y también a los parientes más cercanos, y en la dermatitis espiciforme, que es una lesión dérmica donde las extremidades pican mucho, y no se cura con el


7 La doctora Vicente muestra el instrumental con el que realiza el screening a los posibles enfermos celiacos. Foto / Ana Illescas

tratamiento normal que le manda el dermatólogo. entonces con los screening, donde encontramos En cuanto se cambia su dieta, los síntomas co- enfermos que no tienen síntomas. Cuando a un mienzan a mejorar. celiaco no le hace efecto la dieta sin gluten, son casos muy severos que suelen ir acompañados ¿Y qué otras enfermedades se asocian? de un linfoma. Se asocia con casi todo. Se ha visto con infertilidad. Las parejas que no puede tener hijos deben ¿Se puede dar el caso, al igual que sucede estudiar la posibilidad de que exista la enferme- con la lactosa, de que un niño celiaco pueda dad. Alteraciones de las siques, demencias, alte- volver a tolerar el gluten? raciones del comportamiento, determinadas No, es para toda la vida. hepatitis, alteraciones dermatológicas, y demás tipos de alteraciones. Cuando yo trabajaba en ¿De dónde viene la palabra “celiaco”? Madrid lo llamábamos la “enfermedad de las bol- La diagnosticó un holandés pediatra que en la sas del Corte Inglés” porque es una enfermedad Segunda Guerra Mundial observó que sus niños que conlleva de todo. con diarrea mejoraban coincidiendo con el desabastecimiento de cereales, es decir, desapareEn Albacete, ¿en qué año se comenzaron a cía la diarrea. Pero cuando la cosa comenzó a diagnosticar los primeros celiacos? mejorar y volvieron a consumir gluten, la diarrea Cuando yo llegué en 1995, ya se existían casos, volvió. Este fue el tema de su tesis doctoral, pospero se inició en esa época porque la gente se teriormente vio que los cereales les hacían daño comenzó a concienciar. En gente joven, con ane- en la mucosa intestinal, describiendo así el sínmia o falta de hierro, que en mujeres se asocia a toma característico. menstruaciones abundante y se esconden detrás de una anemia aumentada, se recomienda hacer El hecho de que un celiaco no tome pan, ¿sula prueba de la cellisquea. A partir de esto hubo pone una falta de nutrientes para el cuerpo? una concienciación general por parte de los mé- No, porque no puede tomar unos cereales pero dicos y nos dimos cuenta de que la enfermedad sí otros, puede tomar harina de arroz. El cuerpo celiaca podía ser la causante de un gran número no sufre ninguna falta de nutrientes, ya que el orde enfermedades desconocidas. Se comenzó ganismo se adapta a la nueva dieta del celiaco.


8

La soLuCIón a La enFermedad CeLIaCa unA pAStILLA poDrá CuMpLIr EL SuEño DE toDo CELIACo: CoMEr GLutEn. SEGún LoS InvEStIGADorES, En un pErIoDo DE

10 AñoS poDríA EMpEzAr A DIStrIbuIrSE por ALGunoS pAíSES EuropEoS. Por Laura Fernández

Son numerosas las investigaciones que se están realizando en la actualidad con respecto a este medicamento oral que puede mejorar de manera parcial las vidas de los tres millones de celiacos que se contabilizan aproximadamente en todo el mundo. En EEUU, incluso ya parece que tiene nombre: Glutenzyme. Los estudios comenzaron hace aproximadamente unos diez años, sin embargo el punto álgido de las investigaciones fue en 2008 cuando el médico italiano, Alessio Fasano comunicó en el I Congreso Internacional de celiacos de Cataluña que los avances de dicha pastilla estaban siendo muy positivos y que en el plazo de unos diez años ya podría estar extendida en todo el mundo. El doctor Fasano, profesor en la Universidad Maryland School of Medicine de Baltimore en Estados Unidos, donde se están llevando las principales investigaciones, indicó que este medicamento oral se encuentra en la fase II B, es decir, la penúltima fase antes de que finalmente llegue al mercado. Según el italiano, es cuestión de que “los resultados sigan siendo positivos como hasta ahora” para que el último paso sea la comercialización. Con respecto a este último punto, la empresa farmacéutica Alba Therapheutics, es la que está colaborando con este proyecto en el que se han invertido hasta el momento mil millones de euros.

como es el caso del intestino delgado. Los niveles de esta proteína en una persona celiaca son, por lo general, más elevados que los de una persona no celiaca, lo cual está implícitamente relacionado con los niveles de desarrollo de la celiaquía. El médico italiano, pionero en la investigación de esta pastilla aseguró también que se trataría de una solución parcial, puesto que la pastilla sería “un inhibidor experimental de la permeabilidad intestinal”. Por tanto, su efecto duraría aproximadamente entre dos y tres días. Además, según las investigaciones actuales de Fasano, no se podría consumir diariamente, sino

El remedio está en la fase II B, es decir, en la penúltima fase antes de su venta

cada cierto tiempo determinado. Con respecto, a los investigaciones realizadas en nuestro país, los facultativos que la llevan a cabo son optimistas y creen que España es uno de los países que más avances y descubrimientos ha realizado sobre esta investigación. En el Hospital Sant Joan Reus (Barcelona), se reclutaron voluntarios, a comienzos de 2008, para experimentar su efecto, tal y como nos confirmó la doctora Gema Uso temporal Castillejo, directora de la exploración. Por su Pero, ¿por qué esta pastilla evitaría el daño cau- parte, el profesor Eduardo Arranz de la Universisado al intestino de un celiaco cuando ingiere dad de Valladolid, aseguró en una entrevista al gluten? Según Fasano, el medicamento “sería portal ‘infoceliaco.com’ que la pastilla “está antagonista del receptor de la zonulina”, una pro- cerca”. Los avances cada vez son mayores y los teína cuya función es favorecer de manera tran- celiacos pueden tener, en breve, una solución a sitoria la permeabilidad de tejidos epiteliales la enfermedad.


9

opinión

Por Ana Illescas

La vacuna de los tres fragmentos del gluten El desarrollo de una pastilla para combatir la enfermedad celiaca no es el único método en proceso de investigación que se está realizando en el mundo. La imagen del celiaco leyendo con detenimiento las etiquetas de los productos en los supermercados podría tener los días contados. Muchos pensarían que todo esto se trata de un mero sueño (el hecho de poder ingerir cualquier alimento, del tipo que sea, sin preocuparse por si contiene gluten o no, es casi un milagro en la casa del celiaco) y, aunque de momento la solución más efectiva es evitar estos cereales, en Australia y Reino Unido ya se está dando con una solución que podría llegar a ser perfecta. Bob Anderson y

su equipo de científicos del Instituto de Investigación Médica Walter y Eliza Hall (Melbourne) han llegado a identificar tres fragmentos claves del gluten en la celiaquía, lo que supondría la capacidad de desarrollar una vacuna ‘casi milagrosa’. Lo que se pretende es introducir estos tres fragmentos en el organismo del celiaco, de esta manera el cuerpo no los identifica como tóxicos y, así, el paciente podría tolerar todo tipo de alimentos. Digamos que todavía es pronto para ‘cantar victoria’, ya que estas investigaciones todavía no están disponibles en la práctica. Antes de nada, esta vacuna deberá mostrar sus verdaderas ventajas y, ante todo, la seguridad que una dieta sin gluten proporciona.


10

Alicante

InFormaCIón asoCIaCIones En España hay 17 Asociaciones de celiacos en total, es decir, una por cada comunidad autónoma, incluyendo las islas y las ciudades de Ceuta y Melilla. Todas ellas se engloban dentro de FACE, la Federación de Asociaciones de Celiacos de España. Sin embargo, cada una de ellas se gestiona de forma independiente y son financiadas por sus respectivos gobiernos autonómicos. En ellas se lucha, junto a FACE, para conservar un mismo objetivo común: que la enfermedad celiaca sea, por fin, un problema, no sólo de sus enfermos, sino también de la sociedad. Entre las tareas más comunes de estas Asociaciones se encuentra la de realizar controles sanitarios para comprobar que restaurantes, empresas, hoteles y otros comercios sean más conscientes de la celiaquía, y que los productos que ofrecen para los celiacos sean realmente sin gluten. La ACCLM, ACECOVA y ACELIAMU son las pioneras en ofrecer mayores ventajas a sus socios.

La Asociación de Celiacos de la Comunidad Valenciana (ACECOVA) proporciona lotes de alimentos a los socios más necesitados. Las distintas conserjerías de Sanidad de la Comunidad Valenciana suministran a ACECOVA ayudas monetarias y, la asociación las reparte entre los celiacos. Por tanto, actúa como mediadora entre Sanidad y los solicitantes, tramitando las ayudas según los recursos económicos de cada asociado. ACECOVA, mantiene un convenio con las Consejerías que firma cada 5 años, en el que Sanidad no les permite dar dinero directamente a los celiacos, sino que tienen que ceñirse a repartir lotes de productos. Según Gema Fernández, la coordinadora de la entidad, “se reparten 2 ó 3 lotes por año a los más necesitados porque no llegan a todas las familias”. Cada año, la sociedad demanda a las Consejerías una modificación en las ayudas, pasando de ser lotes a una ayuda económica para cada familia. Sin embargo, considera que no consiguen cambios ni avances porque al no hacer gastos farmacéuti10


11

La Mancha

Murcia

Ana Illescas ©

La ACCLM, ACECOVA y ACELIAMU son pioneras en avances para el celiaco

cos, a los celiacos no se les contempla. Actualmente es, según Jon Zabala, presidente de FACE Joven, “la mejor asociación de celiacos en España”. Su presidente, Fernando Pozuelo lleva 6 años en el cargo y junto a la Junta Directiva de la ACCLM han conseguido ser pioneros en acordar con la Junta de Comunidades de Castilla LaMancha la obtención de una ayuda de 300 euros anuales por celiaco y, además, tener una dietista propia. La asociación cuenta actualmente con 1.270 miembros y, según María José Sevilla, miembro y trabajadora de la ACCLM, “es una cifra que constantemente está en aumento”.

ACELIAMU, la Asociación de Celiacos Murciana, tiene cerca de 1000 asociados en sus trece años de funcionamiento, desde que se aceptara en FACE, el 21 Noviembre de 1998. Desde entonces, Ramón Navarro, su presidente, realiza anualmente varias actividades para congregar a todos los celiacos de la Región. Entre estas tareas se encuentran: el Día de la Convivencia y una cena benéfica en la que se recaudan fondos. Además de elaborar multitud de encuentros, tanto para los pequeños como para los celiacos más mayores, durante el Día Nacional del Celiaco. Mientras que, a lo largo de todo el año, se preparan charlas informativas sobre la enfermedad en la sede situada en Lorquí, Murcia.

Entre los proyectos actuales que están llevando a cabo se encuentra principalmente el de establecer acuerdos de colaboración con restaurantes de la comunidad, a través de un protocolo, y proporcionarles charlas informativas a sus restauradores, para que el celiaco no tenga problemas al comer fuera de casa y lo haga “en buenas condiciones”, concluía Sevilla. 11


españa está por enCIma

de La Ley CeLIaCa ImpLantada en argentIna. aCeLIamu nos Lo Cuenta Entrevista a Ramón Navarro, Presidente de ACELIAMU. Por M. José Lorenzo

Murcia

¿Por qué motivo desde la Región de Murcia no se dan ayudas a los celiacos al igual que en otras comunidades? A esto deberían de responder los políticos y no sólo de Murcia, sino de la mayoría de Comunidades, e incluso del Estado Español. pues son muy pocas las autonomías, a excepción de la de Castilla-La Mancha, la Comunidad valenciana y Extremadura, que tienen esa pequeña ayuda. ¿La revista Mazorca se envía a los socios? En el caso de que se haga, ¿se envía otro tipo de información? La revista Mazorca se envía a todos los socios actuales y tenemos reservas para aquellos que se van asociando en cada momento. también a lo largo del año se envían comunicaciones con noticias, actividades que se van a hacer, actualizaciones que se producen del libro de alimentos, etc.

Ana Illescas ©

¿Existe desde la Asociación de Murcia contacto con otras Asociaciones de España? Sí. tenemos, como se dice vulgarmente “línea directa”, y cualquier cosa que uno consigue rápidamente se lo comunica al resto de Asociaciones. y, por supuesto, todas estamos unidas a través de la


ACELIAMU no aporta ayudas económicas a sus socios porque ningún órgano político se las hace llegar

fACE (federación de Asociaciones de Celiacos mento para todos a partir del 1 de enero de 2012 de España). y el que haya puesto el nombre sin gluten ahora está obligado a cumplir con la legislación. ¿Qué opinión tiene sobre la futura Ley Ce- tenemos hace años un protocolo de ‘detección liaca que se estudia implantar en nuestro precoz de la enfermedad celiaca’ elaborado por país? ¿Cree que se conseguirá? el Ministerio de Sanidad, que tienen las comuniSobre La ley Celiaca de la que ahora se está ha- dades debido a la transferencia de competenblando tanto desde que Argentina la aprobara, cias. La formación es muy elevada en todos los pienso que nosotros ya estamos en su mayoría estamentos y últimamente ha elaborado el Minispor encima de todo lo aprobado. terio de Educación una unidad didáctica para los haciendo un repaso: tenemos bien caracteriza- ciclos formativos de restauración. dos los alimentos sin gluten, tenemos el símbolo internacional y muchos productos de bastantes Por lo tanto, ¿la Ley Celiaca de Argentina no empresas con un símbolo de garantía especial puede ser un referente a seguir en España? como es el ‘Controlado por fACE’. Además, en no es necesario, tenemos que amoldarnos a España, desde hace bastantes años y desde la nuestras necesidades. nos queda todavía trafACE, tenemos un libro con el listado de alimen- bajo que hacer y un largo camino por recorrer, y tos sin gluten y el libro de edición anual que con- por supuesto, es mucho, pero también muy mejorable lo que hemos conseguido gracias a la tinuamente se está actualizando. también existen, costeados por el Ministerio, unión de los celiacos en las distintas Asociaciounas guías de buenas prácticas. A día de hoy es nes. pero, insisto, no podemos pedir cosas que posible que se pueda actualizar y mejorar. tene- ya tenemos legisladas de una forma u otra, las mos también una legislación sobre etiquetado: la peticiones casi se tienen que ceñir a pedir sublegislación europea que establece dos tipos de venciones o cualquier tipo de ayuda bajo el forproductos sin gluten, hasta 20 ppm y de 20 a 100 mato que se quiera, es decir, nos toca seguir con ppm. Este reglamento será de obligado cumpli- lo que tenemos.


IX Jornadas de Celiacos En Castilla-La Mancha se celebra cada aĂąo una cita obligatoria para conocer mĂĄs sobre la enfermedad celiaca

Los asistentes comentan los productos sin gluten de los stands / Laura FernĂĄndez


15

¡CuIdado Con Los estabILIzantes! MuChoS

DE LoS proDuCtoS quE SE vEnDEn En EL MErCADo

tIEnEn GLutEn, A pESAr DE LoS ControLES SAnItArIoS. por ELLo, SE pIDE A LoS CELIACoS obSErvAr Con DEtEnIMIEnto EL EtIquEtADo DEL proDuCto, ESpECIALMEntE LoS ConSErvAntES

El límite de un producto en su contenido en gluten es de 20 partes por millón (ppm) según la actual ley vigente. Con respecto a esto, Verónica Reolid, la nutricionista de la ACCLM aseguró que “existen muchas marcas que tienen la tipología Sin Gluten” y, en realidad, estudios posteriores por parte de Sanidad confirman que el determinado producto excede su contenido en gluten. Por ello, desde estas jornadas se abogó por pedir a los celiacos tener especial cuidado con los conservantes (en su mayoría contenedores de trigo) antes de comprar el producto. Los estabilizantes comprendidos entre el ‘E-1404 y E-1450’ son los que contienen gluten. Además, la nutricionista aconsejó a los celiacos sobre cómo deben llevar una dieta rica y equilibrada ya que, a pesar de no recibir las proteínas de todos los alimentos, Reolid aseguró que “un celiaco no está carente de nutrientes por no tomar trigo”. Una jornada completa Los asistentes llegaron sobre las 10 de la mañana para disfrutar de un desayuno popular con chocolate y churros, por supuesto, libres de gluten. Además, se pudo degustar las últimas novedades en marcas innovadoras en este sector alimentario. Todo esto, mientras que los celiacos adultos escuchaban atentos las intervenciones de los tres ponentes: María Balsameda, Verónica

Reolid y Jon Zabala, presidente de FACE Joven. La doctora Balsameda habló del origen de la enfermedad, sus efectos, sus síntomas, el estudio genético que deben realizarse los familiares de un celiaco y los medicamentos que en un futuro pueden solucionar parcialmente la enfermedad: las endoproteasas (pastillas) o vacunas. Sin embargo, Balsameda destacó que hasta el momento el único remedio a la enfermedad es la dieta sin gluten. Por su parte, los más pequeños aprovecharon para divertirse, a las afueras del Palacio de Congresos de Albacete, con unos animadores que propusieron juegos infantiles y canciones. Además, tuvieron la visita de la mascota celiaca, Milly, embajadora de la marca más veterana en productos sin gluten. Las jornadas concluyeron con una comida en Hotel Beatriz, emplazado junto al Palacio de Congresos a la que asistieron unos 500 celiacos asociados que pagaron 20 € por la comida en el caso de los adultos y 15 € en el caso de los más pequeños. Además, la ACCLM entregó a todos los asistentes a las jornadas una bolsa que incluía numerosos productos sin gluten, entre ellos una bolsa de magdalenas, una de bizcochos de yogur, un paquete de galletas y multitud de latas de la compañía Coca-Cola, patrocinadora oficial del evento.


16

JON ZABALA, Presidente de FACE Joven. Por Laura Fernández

“no es lo mismo estar en áfrica que en europa” A SuS 29 AñoS EStE LoGroñéS yA hA rECorrIDo MáS DE MEDIo MunDo. unA MoChILA Con pAn y GALLEtAS SIn GLutEn, ES toDo Lo quE nECESItA pArA vIAjAr. ConoCE LA propIA ExpErIEnCIA DEL prESIDEntE DE LA ASoCIACIón DE jóvEnES CELIACoS

Jon Zabala es el presidente de FACE Joven, una iniciativa promovida para los jóvenes celiacos con el objetivo de realizar convivencias nacionales e internacionales y para aprender a desenvolverse en el mundo como celiaco. ¿Cree que las asociaciones de celiacos españolas tienen algo que envidiar a las extranjeras? no. España es uno de los mejores países europeos, con respecto a la enfermedad celiaca. Especialmente, la castellano manchega es de las más activas. hay que reconocer su gran labor, no sólo para los celiacos de Castilla la Mancha, sino también para los del resto de España.

jon zabala / Laura fernández

¿En qué países de los que ha estado ha encontrado mayor dificultad para alimentarse sin problemas? rumanía, turquía y casi todos los países africanos. Allí tienen un gran desconocimiento de la enfermedad. Cuando les hablas sobre ella, porque quieres comer algo y necesitas explicarles mínimamente en que consiste la enfermedad celiaca, un 90% de las veces, la desconocen totalmente. no entienden lo que quieres decir. por eso, siempre tienes que ir con más comida que el resto. En mi mochila no faltan nunca ni pan, ni galletas. por eso, llevo siempre


17

este tipo de productos porque, evidentemente, no es lo mismo estar en áfrica que en Europa. ¿Nota mucha diferencia al viajar a países con mayor desarrollo? uff, bastante. Los países nórdicos tienen mucha oferta de productos sin gluten. Italia, se asemeja mucho a España, a pesar de ser el país de la pizza y la pasta, están muy concienciados con la enfermedad y puedes encontrar fácilmente pizza sin gluten en unas conocidas franquicias llamadas Pizza Point. En Canada, de igual forma, hacen muchas cosas con harina de maíz, así que no tenemos problemas. y en Asia, todo es arroz. En éste país tenían “galletas con gluten” como algo novedosos. también, es cierto que tiene más, pero los controles sanitarios que realizan a los productos sin gluten son menores. ¿Ha tenido alguna vez una anécdota desagradable por ser celiaco? Sí, además me da mucha rabia porque una de ellas fue precisamente aquí en nuestro país. Era el padrino de mi ahijado y en el restaurante al que fuimos a celebrar el bautizo se les olvidó pedir mi menú sin gluten. Me decían que comiera de los canapés que habían en la mesa para todo el mundo y que quitándole el pan no pasaría nada, pero les dije que eso era imposible porque estaba contaminado por las migas de pan. un caos. La otra ocasión fue en un vuelo de 15 horas con destino Ecuador. La compañía olvidó meter mi comida en el avión. Lo pasé muy mal.

“Tienes que avisar siempre en todos los sitios que viajes que eres celiaco” “Muchos medicamentos pueden contener gluten y la gente no tiene ni idea” Por último, con su experiencia en tantos países, ¿Qué debe hacer un celiaco cuando viaje al extranjero? hay que avisar siempre en todos los sitios a los que viajes. Además, hay que tener en cuenta que muchos medicamentos llevan gluten porque la capa que los recubre puede estar hecha con almidón de trigo, hay que fijarse muy bien. La gente casi no tiene idea, pero eso es muy importante. Debes Informarte también sobre el país de destino. visitar muchas páginas web de restaurantes en los que sí podemos comer. y, sobre todo, ser muy pesado. no debemos tener vergüenza por ser celiacos, todo lo contrario. tenemos que decirlo, porque cuanto más digamos el problema, más demanda y más oferta habrá consecuentemente. no podemos conformarnos con un plato del que ni siquiera estamos seguros de que nos pueda o no afectar.

fACE joven es asistente asiduo a las jornadas de Celiacos de Castilla-La Mancha / Laura fernández


Peque帽os y grandes comercios sin gluten El Pozo, Mercadona , Upper, Solo sin gluten. Estos son algunos de los establecimientos que ofrecen productos de calidad a la poblaci贸n celiaca. Analizamos los pros y los contras de cada uno de ellos. No todos son trigo limpio.


el pozo entra y sale de las Listas oficiales

LAS DuDAS SobrES SuS proDuCtoS frESCoS hACEn quE EL púbLICo CELIACo no ConfíE En EStA MArCA AL 100%

Por M. José Lorenzo Para seguir manteniendo su posición como primera marca en el sector de la alimentación y la seguridad, la compañía de alimentación El Pozo ha optado por sacar al mercado una nueva gama de productos libres de gluten. La marca BienStar, perteneciente a la compañía murciana, ofrece así todas sus referencias en los productos de cerdo, pavo y pollo, todo un conjunto de alimentos frescos e innovadores listos para el consumo de sus clientes celiacos. Debido a los reclamos de este colectivo de disfrutar de la marca sin miedo a consumir gluten, el desarrollo en I+D+i de la compañía se ha tenido que adaptar a los nuevos tiempos sin perder el sabor de siempre. En 2011, la compañía asegura que sus productos aparecerán en las listas oficiales y el público celiaco podrá consumir sin preocupación su gran variedad de embutido. Así, la marca consigue mantener su alto prestigio en el mundo de la alimentación y la salud. Pero como en todos los productos libres de gluten que se ofrecen, El Pozo no está exento de críticas. Desde que salió al mercado la oferta de estos productos para celiacos, han aparecido y desaparecido de las listas oficiales que ofrece la FACE (Federación de Asociaciones de Celiacos de España) continuamente. Y esto, como no es de extrañar, supone una gran duda para todos los clientes de la marca: que en un momento puedan consumir y en otro no, crea desconfianza. Aunque, por el momento, según el público celiaco, El Pozo es apto y por ahora seguro.

Ana Illescas ©


opinión

Por Isabel García

¡Una baguette 3 euros! En España, hay cerca de 45.000 personas que están obligadas a comprar los productos más caros que el resto como único remedio para su intolerancia al gluten. Y si nos centramos en los celiacos de la Comunidad Valenciana, se complica más su dieta. ¿Por qué? En estas provincias el trigo es el cereal más consumido y utilizado en la elaboración de productos manufacturados, lo utilizan en la industria alimentaria como excipiente de aditivos, preservador de la humedad, barrera frente a la grasa, excipiente de aromas o para evitar procesos de oxidación, por lo que el 70% de los productos contienen gluten. Poca opción, y la que hay, a elevado coste. Obviamente, estos productos están elaborados de cierta manera para extraer el gluten, y conllevan más trabajo que los alimentos ordinarios. Sin embargo, se puede

optar por otra vía para que estos productos no se encarezcan tanto. La Consejería de Sanidad podría prestar ayuda a las empresas que elaboran estos productos para que las fábricas abaraten los precios que llegan al consumidor final, los celiacos. Por otro lado, se está trabajando en la apertura de numerosos restaurantes aptos para celiacos, pero volvemos a lo mismo, sin una previa reforma en el precio de los productos o en las ayudas económicas, ¿cómo van a ir a estos restaurantes los celiacos si ya van justos haciendo la compra del mes? Ninguna familia celiaca de clase media, (residente en España, es decir, sin subvenciones, ni deducciones tributarias) puede acudir a estos restaurantes. Tan sólo una baguette cuesta alrededor de 3 euros.


22

mercadona: todo lo que el celiaco no ve Son

LoS MAyorES SupErMErCADoS

DE ESpAñA y EStán ConCIEnCIADoS Con EL CoLECtIvo CELIACo, pEro AL IGuAL quE EL rESto DE CoMErCIoS, tAMbIén CoMEtE SuS ErrorES

En 1981, Juan Roig, el actual presidente de Mercadona, compró la empresa de su padre y comenzó a expandirse desde Valencia a todas las comunidades de España. Desde este momento, su compromiso alimenticio se inició hasta que logró caracterizar a Mercadona como uno de los supermercados más relevantes del momento, superando en 2010 a El Corte Inglés en las listas mundiales de distribución. Cada uno de los productos que aquí se ofrecen deben ajustarse a la ‘Regla de Oro’, basada en cinco puntos claves: seguridad alimentaria, calidad, ofrecer servicio, precio competitivo y generar beneficios. Conforme su éxito ha ido creciendo también lo ha hecho su compromiso con el público. Incluyen en los etiquetados toda la información relevante e identifican lo máximo posible la variedad de sus productos, incluso a nivel de trazas, ya que es importante para aquellos que padecen alguna alergia o intolerancia. Aún así, se han ido intentando eliminar los alérgeneos, tanto en los procesos de fabricación como en la composición. Fue hace 10 años, cuando llegó al supermercado el compromiso con el colectivo celiaco. Desde este momento, una estrecha relación une a FACE con Mercadona. Ambos colaboran conjuntamente en los foros y actos que se organizan e incluyen sus productos sin gluten en los listados


23

Leche sal o nata son algunos de los productos que no tienen gluten pero así se etiquetan El voto de confianza Desde hace más de una década, el supermercado ha estado comprometido con su público celiaco. Más de 750 productos sin gluten llenan sus estanterías y nuevas investigaciones estudian poder introducir más en los próximos años. Desde Factoría sin gluten, damos nuestro voto de confianza a Mercadona por su labor durante todos estos años.

La variedad de productos que se ofrecen es muy amplia / Archivo Mercadonapie de foto

oficiales que anualmente se publican y distribuyen. La ampliación del surtido que ofrecen es un compromiso de calidad con sus clientes, así como su compromiso con los celiacos. En 2010, ofertaron 50 nuevos productos. De lo bueno a lo malo Pero Mercadona no es perfecto, hasta los mejores tienen sus fallos. Prácticamente todos los productos del supermercado están etiquetados como ‘sin gluten’, a excepción de aquellos que sí que lo contienen. Productos como la leche, la nata o la sal tienen este etiquetado a pesar de no necesitarlo, con lo cual, se suma una gran cantidad de productos que realmente no contienen el glu-

Erróneamente se han etiquetado alimentos sin gluten que contenían trazas de trigo

ten originariamente. Es cierto que hay productos que pueden haberse contaminado en el momento de su fabricación, pero Mercadona aumenta sus etiquetas `sin gluten´ de alimentos libres de él. Así, productos etiquetados para celiacos, pueden estar equivocados. Este es el caso del paté de pato de marca La Cuina: entre sus ingredientes hay trigo y no lo manifiesta. Respecto a este fallo, la FACE alega que: “este producto no aparece en la Lista de alimentos aptos para celíacos 2011, por lo tanto, la sugerencia es siempre la misma: que no se consuma si no aparece en la lista ya que FACE no ha revisado la correspondiente documentación”.


Súpermercado upper. Foto / Ana Illescas

Los pequeños establecimientos se adaptan EL SupErMErCADo ‘uppEr’ ES un buEn EjEMpLo DE ELLo. víA LIbrE AL CELIACo

La vida de un celiaco puede llegar a ser sencilla, siempre y cuando sepa adaptarse con normalidad a los cambios que supone una dieta libre de gluten. Los peligros que conlleva la ingesta de un mínimo de este componente son incontables. Por ello, es importante saber elegir con precaución el lugar de compra de estos productos. El pionero en adaptarse a esta forma de vida ha sido Mercadona pero, poco a poco, los pequeños comercios se han ido concienciando con el tiempo y, en la actualidad, podemos encontrar una gran variedad de alimentos sin gluten en este tipo de establecimientos. Un ejemplo claro de ello es la cadena Upper, que se reparte entre Alicante y Murcia.


opinión

Por M. José Lorenzo

El apoyo de los pequeños comercios Los grandes supermercados se han hecho eco de que el público celiaco da beneficios. Etiquetar los productos sin gluten es la excusa perfecta para sacar unos euros más a aquellos que necesitan lo que los grandes venden. Que el producto pase la prueba o no, es más cuestión de un papel que de una obligación, y las grandes superficies dan uso a ese papel sin importarles demasiado si es cierto lo que venden. El caso de etiquetados erróneos de grandes supermercados españoles conocidos se hace oír por los foros de los celiacos. En más de una ocasión se nombra aquellos alimentos que contienen gluten pero se etiquetan y venden como

si no lo tuvieses. Pero esto no es solo cuestión de tamaños. Los grandes no han sido los únicos que han visto una oportunidad en este colectivo, los pequeños comercios también se suman a la moda pero de forma diferente. Al ser más pequeños parecen también estar más concienciados: panaderías y tiendas de toda España cuentan ya con un certificado que asegura que pasan todas las pruebas establecidas por la FACE (Federación de Asociaciones de Celiacos Españoles). Aun así, es tranquilizante ver como, poco a poco, tanto unos como otros empiezan a pensar en esta enfermedad.


La tienda cuenta con una gran variedad de productos de todas partes del mundo. Foto / Ana Illescas

Por M. José Lorenzo

porque la comida recién hecha sabe mucho mejor ‘SoLo SIn GLutEn’, LA tIEnDA MáS frESCA pArA LoS CELIACoS Ser celiaco y salir en busca de productos sin gluten puede ser todo una aventura si no sabes por donde moverte. Pero si el problema te toca de cerca, la idea de montar un negocio exclusivo para celiacos puede ser todo un éxito.Solo sin gluten, es una pequeña tienda de Elche que abrió sus puertas el 1 de octubre del pasado 2010 a cargo de Miguel Ángel Clavijo. Cuando al sobrino del dueño le diagnosticaron la enfermedad, toda la familia se dio cuenta de las dificultades con las que se topaban cada día para conseguir productos aptos para él. Pocos comerciantes se han atrevido a dedicarse íntegramente a este sector de la sociedad cada vez más latente. Los celiacos han aprendido a encontrar sus productos sin gluten en herboristerías o pequeñas tiendas pero, hasta el momento, no contaban con una tienda que hubiese nacido para ellos. Por eso, la

iniciativa de Solo sin gluten ha causado furor entre los celiacos de Elche. En la ciudad pueden llegar a contarse hasta 4.000 celiacos, un número considerable para una sola tienda. Pero de éstos afectados sólo algunos acuden a este punto de venta, el resto siguen comprando en los grandes supermercados, lo que no supone competencia para Clavijo “porque cada uno se encarga de cubrir un tipo de necesidad, además, ellos no venden pan fresco”. Productos procedentes de distintos distribuidores internacionales: italianos, australianos, franceses y rumanos, se encargan de facilitar a la tienda los productos envasados. Pero, sin duda, el plato fuerte de la tienda son sus productos caseros: 50 baguettes al día, y una tirada de croissants, empanadillas y donuts que hasta el no celiaco tendría ganas de probar con solo verlas.


Ser celiaco no significa tener que comer productos envasados. Poder comprar la comida recien hecha, sin cocinarla en casa, ya es una realidad Los productos estrella son los caseros. Foto / Ana Illescas

produCtos estreLLa

CERVEZA DAMM La cerveza Estrella Damm Daura, ha sido elegida por Word BeerAward 2010 como la mejor cerveza libre de gluten. Esta cerveza mantiene el sabor y las propiedades originales de la tradicional y además, contiene los mismos grados de alcohol. Según figura en su etiqueta, su contenido en gluten es inferior a 6 ppm (partes por millón), por lo que las personas demasiado sensibles deberán tener cuidado y no abusar de ella. 1,55 €.

SUSTITUTO ORGRAN Este revolucionario producto nuevo actúa como un sustituto del gluten. Fabricado con harina superfina de arroz, almidón de maíz, extractos de guisantes y otros productos libres de gluten, proporcinona un mejor aguante en los productos cocinados. Por lo tanto, son un compañero esencial en las comidas caseras que se quieren congelar para otras ocasiones y poder aprovechar lo máximo posible los nuevos avances. 4,95 €.

PRODUCTO CASERO Estas galletitas caseras son perfectas para los niños y para los no tan niños. Cubiertas con una fina capa de chocolate, sus divertidas formas guardan todo el sabor de las galletas tradicionales. Un éxito de ventas que se venden en cajas de 16 unidades y que tienen un largo tiempo de conservación. La merienda perfecta para que el joven celiaco y su familia. Las podrás encontrar en la tienda ilicitana Solo sin gluten. 2,80 €.

TORTITAS RADISSON Estas tortias de arroz sin gluten son idóneas para matar el hambre de entre horas. En Solo sin gluten pueden encontrarse de la marca Diet Radisson, y siempre son perfectas para convinarlas con con cualquier fiambre. Al ser ligeras y voluminosas, aportan sensación de saciedad y siempre son recomendadas en las dietas para controlar el peso. Puenden comprarse también tortitas integrales por unos céntimos más. 1,45 €.


¡una docena, por favor! Por Isabel García VAlenCIA

Alejandro García, dueño del único puesto de churros sin gluten Foto: Isabel García

LA notICIA DEL puESto DE ChurroS SIn GLutEn AtrAjo A CEntEnArES DE pErSonAS. GEntE DE toDAS LAS EDADES SE AGLoMErAbA En LA puErtA DEL puESto DE ALEjAnDro GArCíA Alejandro García junto con su mujer Amaia, tiene una churrería en Valencia cerca de la plaza Vannes. Desde hace 3 años decidieron involucrarse de manera altruista en la dieta celiaca.Todo comenzó cuando firmó un contrato con ACECOVA (Asociación de Celiacos de la Comunidad Valenciana), la Concejala de Sanidad (Lourdes Bernal) y, el Presidente de la Federación de Hostelería de la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Gelabert. Entre ellos acordaron ofrecer alimentos sin gluten durante las Fallas en puestos ambulantes. Gofres, patatas fritas, buñuelos de calabaza y chocolate con churros (todo sin gluten) compartieron tiempo y lugar con las mas-

cletás y los fuegos artificiales hasta mitad de marzo. Alejandro García considera que fue un gran éxito desde el principio, “me enviaron 24 docenas el primer año y no puede abastecer a todo el personal”, asegura. Los churros son elaborados en Alicante, por la panadería de Jose María García, el panadero los envía precocinados y Alejando García los mantiene congelados en su churrería valenciana. Él se dedica a comercializarlos, que tras un estudio de costes, decidió vender la docena a 1 euro más que la docena convencional. El churrero mantiene que “los celiacos tienen que soportar desgraciadamente un abuso en el precio porque no tienen


La mercancía llega desde la panadería alicantina ‘José María García’ para comercializarlos en el puesto móvil de Fallas. Foto / Isabel García.

opciones para elegir”, por eso relegó a un segundo lugar sus ganancias personales. Evidentemente, no tiene perdidas económicas, pero su ética moral le limita mayores ingresos. Actualmente, está trabajando para que se mantenga el puesto durante todo el año, no sólo en fiestas. Para ello, necesita un aglomerado de solicitudes que apoyen la propuesta. Mediante ACECOVA, la Asociación y él solicitarán una doble licencia para un mismo establecimiento que permita poner dos puestos diferentes. Pidiendo además un subvención para amortiguar los gastos de montaje iniciales. Todo depende del Ayuntamiento, de que Luordes Bernal apruebe o no la idea, pero según García, tanto la concejala como la alcaldesa, están muy involucradas con el tema. La última semana de Fallas, Rita Barberá estuvo visitando el puesto, observando la gran demanda que había y probando los churros sin gluten. Con estas actitudes, García considera que es casi seguro que el proyecto salga adelante. Además, es la Administración quién se encarga de dar publicidad y dar a conocer estas novedades. Mientras que ACECOVA anunció el puesto sin gluten en las redes sociales (Facebook), Sanidad fue quién lo retransmitió por radio a nivel local y llamó a Canal 9 para que hiciera un reportaje sobre el trato a los celiacos en Valencia. El churrero tiene en mente trasladar el puesto a Alicante en las próximas Hogueras, aunque ya lo quiso hacer anteriormente y se encontró con varias trabas. Pues allí, hay un tope de 13 puestos, en el que exigen un filtro de grasas y olores que asciende a un total de 2.000 euros y aún no puede permitirse invertir en esta medida. Antes de junio, visitará el Ayuntamiento alicantino para informarse de nuevo sobre el proceso. Esperemos que llegue a algún acuerdo para que los celiacos puedan disfrutar también durante Hogueras.

ENTREVISTA a Alejandro García CHURROS SIN GLUTEN Los celiacos ya pueden disfrutar de churros y chocolate durante las Fallas. Desde hace tres años, Alejandro García pone su puesto en la la Plaza Vannes de Valenia, ofreciendo productos libres de gluten.

ORIGEN DE LA IDEA La concejala de sanidad de Valencia, Lourdes Bernal, fue la promotora del proyecto. El churrero, Alejando García, colaboró desde el principio con esta iniciativa.

¿CUÁNTO CUESTAN? La docena de churros sin gluten vale tan sólo un euro más que la docena convencional. El consumidor no sufre un abuso en el coste final, una novedad para los celicos.

VISTA DE FUTURO Su objetivo es instalar un puesto de churros y buñuelos de calabaza exentos de gluten durante todo el año, en una zona transitada como por ejemplo la Estación del Norte.


Happy monster’s Una pequeña cadena de chucherías ilicitanas ofrece una gran cantidad de gominolas sin gluten de varias marcas

Las hamburguesas de golosina es uno de los productos libres de gluten más vendidos / Ana Illescas


reportaje

hAppy MonStEr’S SEpArA A LA pErfECCIón LoS proDuCtoS quE no ContIEnEn GLutEn Con boLSItAS ESpECIALES

Los nIños pueden Comer tranquILos Por Laura Fernández

El mundo de las golosinas, ese eterno olvidado en el campo de la celiaquía. Se trata de uno de los productos que todavía genera cierta duda al celiaco. Ya que, la mayoría de las gominolas que hay en el mercado actualmente contienen trigo o sus derivados. Por ello, el celiaco deber preocuparse por conocer con certeza si una determinada chuchería contiene trazas de gluten o no. A pesar de ello, hay una gran variedad de productos que están exentos de estos cereales (trigo, centeno, avena y cebada), pero al depositarlos en urnas de manera conjunta se produce el contacto con otras chucherías con gluten y, de este modo, se convierten en intolerables para el celiaco, a pesar de que en su elaboración no contentan trigo. Este hecho genera una duda para los trabajadores de todas las tiendas Happy Monster’s, una compañía de caramelos afincada en Elche (Alicante) que ofrece distintas marcas de golosinas en una tienda especializada en la que incluyen productos para celiacos, asegurando que no existe contaminación alguna entre los productos. Por ello, todos los productos que se ofrecen al colectivo celiaco están depositado en bolsas independientes o en urnas apartadas.

Zoraida Martínez, una de las trabajadoras de la tienda ubicada en el barrio de Altabix comentó que “la mayoría de clientes son niños y cuando vienen, meten la mano en todas las casillas” donde se encuentran las chucherías. Por ello, cuando alguno de los menores desea una de las gominolas que están “libres” de gluten, no pueden ingerirla porque están junto a otras que sí contienen, en el mismo contenedor. La dependienta guarda en los cajones las bolsas de caramelos y se la facilita al niño, asegurándose así que no ha estado en contacto con ningún otro producto que haya podido ser contaminado. También, desde la tienda ofrecen bolsas de gominolas de 100 gramos envasadas que pueden comprarse para llevar a casa. Happy Monster’s ofrece, de este modo, la garantía y la seguridad de sus clientes celiacos. Las empresas fabricantes de chucherías sin gluten lo avalan en unos “certificados, asegurando cuáles pueden comer y cuáles no”. Además, sus trabajadores han sido informados con detenimiento sobre la importancia de mantener las medidas adecuadas para que los todos celiacos puedan disfrutar de los chocolates, gominolas, patatas y otras golosinas en Happy Monter’s.


el detalle

Las patatas Deluxe de McDonald’s es uno de los productos más vendidos en la franquicia. Foto / Ana Illescas

en mcdonald’s ya se puede comer de todo Mc Donald´s, la cadena de comida rápida más conocida del mundo, recibió la Q de calidad el pasado año. Un reconocimiento merecido en parte por la política sin gluten que ha llevado a cabo en todos los restaurantes de los 119 países por los que está repartido. Exceptuando el pan de las hamburguesas y los rebozados, Mc Donald´s asegura que las hamburguesas, ensaladas, helados y ahora, las patatas deluxe están exentas de gluten. Sus empleados realizan cursos formativos en los que se les informa de la importancia de no mezclar aceites para no contaminar los productos. Por ello, en todos los establecimientos Mc Donald´s se tienen dos freidoras: Una para los rebozados que contienen los nuggets, por ejemplo, y otra para las patatas (tanto normales como deluxe). Además, la franquicia norteamericana también afirma que todas las salsas (kepchup, mostaza y mayonesa) son aptas para celiacos.

LA frAnquICIA AMErICAnA SE hA hECho ECo DE LoS CELIACoS y LAS pAtAtAS DELuxE Son AhorA LIbrES DE GLutEn


P UBLI C I D AD


Cuatro países

Cuatro formas de vivirlos Irlanda, Holanda, Londres y Noruega. Los celiacos protagonistas de estos reportajes saben lo que es vivir fuera de España. Han covivido con todo tipo de gente, comido en restaurantes de los más variados. Nos cuentan cómo ha sido la experiencia.


IrlAndA

El Mercado Inglés, punto de referencia para los celiacos / Foto: Archivo

CeLIaCos por

IrLanda

Por Isabel García

Puede que la cebada tostada sea la gran protagonista de Irlanda, puede que la fabrica de cerveza de St. James’s Gate sea la zona más transitada de Dublín y puede que la Guiness mueva la economía de este país. Sin embargo, hay algo que une a más de 12.000 irlandeses: la Sociedad Celiaca de Irlanda. Irlanda tiene uno de los índices más altos de enfermedad celiaca en el mundo. Como resultado, hay un buen conocimiento de la intolerancia al gluten en todo el país. La Sociedad Celíaca de Irlanda (CSI), es una asociación voluntaria con cerca de 12.000 miembros de todas las edades y de todos los municipios de Irlanda. Los socios no se limitan sólo a celiacos sino que también incluye a aquellos con dietas libres de gluten por motivos de salud, miembros de la familia, personas involucradas en negocios sin gluten, profe-

sionales tales como médicos y nutricionistas, y personas dedicadas a la prevención de alimentos sin gluten en hospitales o escuelas. Desde 1970, la sociedad con sede en Dublín, ha proporcionado información, apoyo y sensibilización para los celíacos de toda Irlanda. Uno de los objetivos más destacados de la asociación es formar entre todos una voz que haga campaña ante el gobierno, la industria de la alimentación y al público en general sobre la situación del celiaco. La CSI está organizada a nivel nacional por el Comité de Gestión y por numerosas sedes a nivel local. Para que los miembros puedan expresar su opinión se celebra un evento nacional, mientras que las sedes se reúnen gradualmente durante todo el año. Además, la asociación participa internacionalmente a través de su asistencia a la conferencia anual de la Asociación Europea de Sociedades celíacas (AOECS).


Entrevista a AMANDA MEHLMAN

Cork, destino libre de gluten Amanda es una celiaca procedente de Estados Unidos. Actualmente reside en Irlanda de ERASMUS y su enfermedad no le ha supuesto ningún problema.

La enfermedad celiaca puede manifestarse con distintos grados en el cuerpo humano ¿Qué tipo de intolerancia tiene al gluten? Mi enfermedad celiaca presenta unos síntomas distintos a los habituales. Aunque los daños del gluten en mi intestino son los mismos que los de cualquier persona con esta enfermedad, normalmente no siento los efectos del mismo si lo incluyo en mi comida. Tengo que mantener la dieta para proteger mi cuerpo, pero puedo consumir un poco de gluten y mi organismo se puede sentir perfectamente.

gir mi menú desde casa a través de la red. Cada día puedo acceder a la página web de mi universidad y ver lo que se está ofreciendo para ese día. También tengo la opción de pedirle al chef que cocine una comida para mí. Mi universidad es consciente de la enfermedad celiaca.

Connecticut está solidarizada con este tema, ¿podría decir lo mismo de Irlanda? Generalmente, tenía entendido que había demasiadas diferencias entre Irlanda y Estados Unidos, de acuerdo con la disponibilidad de comidas sin gluten en los restaurantes. Los mayores proEn la Universidad de Massachussetts no ha gresos se dieron en algunos países hace años. tenido ningún problema, ¿facilita la Universi- Por ejemplo, ahora es muy común encontrar en dad de Cork alimentos sin gluten? Italia restaurantes que ofrecen pizza o pasta sin Hay enormes diferencias entre las comidas que gluten. Pienso que hay otros países europeos ofrece mi universidad en Massachusetts y la comida que me ofrecen aquí en la UCC. Intenté comer en los restaurantes principales del campus, pero tuve muchas dificultades, porque ningún sandwich estaba elaborado con pan sin gluten. Yo, que normalmente recurro a las ensaladas, en estos restaurantes ni las vendían, lo cual es muy sorprendente. De hecho, como he encontrado tantas dificultades para comer en el campus, he decidido comer en los que se ofrece mayores facilidades a los sola en casa. Sin embargo, en Massachusetss, celiacos que en Irlanda, aunque no estoy familianunca he encontrado dificultad para encontrar un rizada a fondo con el país. Dentro de un par de sitio en el que comer. Adicionalmente, puedo ele- meses puede que encuentre más alternativas.

“En la Universidad de Massachusetts elijo el menú por Internet”


Uno de los pocos productos que ofrece el supermercado Tesco . Foto: Isabel García

Fuera de la Universidad, ¿que problemas ha encontrado en bares y restaurantes? He tenido que gastar mucho dinero comiendo en Irlanda, pero a la hora de encontrar restaurantes con menús sin gluten no he tenido problema. Establecimientos como Eddie Rocket’s y The Flying Enterprise me lo pusieron fácil. En Eddie Rocker’s puedes encontrar sandwiches, ensaladas o nachos. Mientras que, en The Flying Enterprise tienen más ofertas. Cuando comí allí, pedí una ensalada, ya que no estaba segura de que el resto de comida llevara gluten. Las ensaladas son siempre una opción segura. No obstante, el camarero del restaurante más tarde me informó de que tenían un menú especial para celiacos. Incluso tenían salsas sin gluten, lo cual nunca había visto antes.

mucha de la comida esta hecha con patatas. Sin embargo, no solía comer muchas cosas en las cenas de los eslovacos porque cada plato esta hecho con harina y otros muchos contienen trigo.

Antes de viajar a Irlanda se informó sobre las opciones para los celiacos, ¿le costó mucho esfuerzo documentarte? No, investigué en Internet sobre las opciones disponibles para los celiacos y encontré muchas websites útiles como ‘www.coeliac.ie’. Ésta proporciona una gran variedad de consejos de ayuda, incluso incluye una lista de tiendas y restaurantes en los que podemos comprar y comer. Además, en ‘www.ecodirect.ie/catalog’ puedes realizar una compra online de productos sin gluten y te lo llevan a tu casa. Es una gran seguridad conocer instrucciones de dónde puedes enconLa mayoría de los supermercados europeos trar comida apta o este tipo de servicio a domiciofertan productos aptos para celiacos, lio antes de llegar a Cork. ¿cómo es la calidad y la variedad de éstos? El supermercado de la ciudad, Tesco, no ofrece demasiados productos sin gluten. Un poco de pan, pasta, galletas integrales y normales; es todo lo que ofrece. Encontré otra tienda a las afueras de la ciudad que mejoraba la oferta de productos aptos para celíacos. Es conocido en Cork como "El supermercado inglés".

“En Cork había salsas sin gluten. No sabía que existiera algo así”

Los estudiantes ERASMUS elaboran para los compañeros comidas de sus respectivos países, ¿ha podido comer en todas ellas? Yo sólo he asistido a las cenas españolas y eslovacas. Podía comer cualquier cosa de la cena española, (excepto los trozos de pan), ya que

“Puedes realizar la compra celiaca online y te lo llevan directamente a casa”


Vocabulario de supervivencia Pan → bread No → no Trigo → wheat Alergia → allergy Celiaco → celiac Gluten → gluten Harina → flour

Ayudas Los celiacos irlandeses están respaldados por diversas ayudas que presta el Gobierno. Las más importantes son las deducciones fiscales, una práctica muy extendida por Europa. Aquí, el Estado devuelve esos gastos extras a todo aquel que posea una tarjeta médica que verifique la enfermedad. La Agencia Tributaria Irlandesa considera necesario todos los recibos de los productos adquiridos para que la deducción se efectue correctamente. Además, los supermercados del país, Tesco o Superquinn, premian a los celiacos con una tarjeta de fidelidad. Con ésta pueden acumular puntos para futuras compras gratis, y no es necesario que guarden los tickets y facturas, sino que el mismo supermercado proporcionará un certificado de gastos a los clientes cuando com-

pren productos sin gluten. Por otro lado, el Estado oferta la posibilidad de adquirir productos sin gluten gratis. Cuando una persona rebasa la cuota de 120 euros anuales en medicinas recetadas, el resto de fármacos son gratuitos para todo el mundo. Pero en el caso de ser celiaco, se incluyen también, como ‘medicina’, alimentos básicos sin gluten: pan, cereales, harina, pasta o bases de pizza. Esas medidas tomadas por el Gobierno neerlandés hacen que el precio elevado de los productos sin gluten no sea un problema para los 12.000 celiacos que residen en Irlanda. Afortunadamente, cada vez son más los países que se suman a la conciencia de la intolerancia al gluten, adoptando más facilidades para ellos.


HolAndA

La tierra de Van Gogh, el paraíso de los tulipanes y los quesos Foto: Archivo

CeLIaCos por

HoLanda

Por Isabel García

A Alejandro Montoya le detectaron la enfermedad a los siete años, desde entonces, su familia se ha ocupado de que no tuviese ningún problema en su dieta. Pero ahora Montoya, ya mayor de edad, tiene que encargarse del cuidado de su alimentación, y más aun cuando realiza algún viaje al extranjero. En el 2007 se fue a Italia de viaje de fin de curso y, a pesar de pasárselo en grande, experimentó algunos problemas con las pizzas y pastas tan típicas del país. Montoya asegura que “es normal tener pequeños malentendidos allá donde vas, siempre que sean pasajeros y acabes comiendo bien”. Además, en ese viaje a Italia, tenía la ayuda de los profesores que estaban pendientes de que no tuviera ninguna complicación de más. Cuatro después d este viaje, ya estudiando ingeniería técnica en la Universidad de Elche, decide viajar sólo con un par de amigos a Holanda para visitar a un com-

pañero que se encuentra allí de beca Erasmus. Montoya no sabe las dificultades que puede encontrarse, sin embargo, no piensa quedarse sin viajar por ser celiaco. “Buscaré información del sitio antes de ir y me prepararé un mini diccionario celiaco holandés por si acaso”, dijo Montoya antes de emprender el viaje, “en todos los países hay celiacos, no creo que tenga problemas”, añadió. Evidentemente, en todos los países residen personas intolerantes al gluten, en Holanda son cerca de 20.000, de los cuales más de la mitad forman parte de la Sociedad Celiaca Holandesa (Nederlandse Coeliakie Vereniging). Además de contar con una revista propia Glutenvrij Magazine, que ofrece dietarios en 30 idiomas, noticias, recetas y actividades regionales, la Asociación está involucrada en la formación de una guía nacional de doctores y especialistas en este tema.


eindhoven, jaque al gluten

Con ALEJANDRO MONTOYA

La partida aparentaba empezar bien con La Place, pero finalmente se complicó cuando tuvo que abusar del McDonald’s en varias ocasiones y con los incompetentes dependientes de un supermercado

Día uno

La Place Montoya cargaba en su maleta 3 cajas de galletas sin gluten por si acaso, pero el primer día se llevó una grata sorpresa y no tuvo que hacer uso de éstas. La Place, situado en la planta superior del centro comercial de Eindhoven, era un sitio naturalista lleno de color. Los mostradores estaban rebosantes de frutas, verduras, batidos, carnes y pesacados. Este lugar no iba a causar ningún problema a la dieta de Montoya. Se pidió un batido de frutas y un entrecot a la plancha con verduras. Ese día comió como un verdadero rey.

Día dos

Pizzería Shoarma Oriental   Foto: Isabel García

Restaurante La Place /  Foto: Archivo

Shoarma Kebap Montoya no iba con una buena predisposición al restaurante turco, no era de su gusto e intuía que los camareros no iban a comprender muy bien lo que él no podía comer. Estaba situado en la calle Nieuwstraat, una de las calles del centro de la ciudad y, una vez dentro, pidió lo único que podía comer: un plato de carne mixta sin nada de salsa. obviamente la comida turca sin su salsas, dista mucho de lo buena que puede parecer. Así, mientras que sus amigos disfrutaban del rollito de kebap, él comía un plato no tan apetecible como el del resto.


Subway El tercer día transcurrió en Amsterdam. La negativa fue muy rápida, no tenían nada que ofrecer a las personas celiacas. básicamente todo eran bocadillos, pero ningún pan (a pesar de todos los tipos que hay: integral, chapata, de pipa, baguette), estaba libre de gluten. Montoya preguntó si podía traerse la comida del McDonald’s a Subways para poder comer con sus amigos. “por supuesto”, le dijeron. tal vez le permitieron traer comida de fuera porque se sentían culpables, o quizás porque podían perder al resto de clientes.

Día tres

McDonald’s

Día

cuatro

Jumbo El supermercado jumbo se encontraba en la calle Geldropsweg, en el barrio residencial de Rochusduurt. pasta sin gluten era el objetivo. preguntaron al reponedor del supermercado que no tenía consciencia de esa enfermedad y no podía ayudar en nada. Apareció el encargado que, sorprendentemente, tampoco sabía nada acerca del tema. finalmente, cuando ya iba a abandonar la opción de pasta, una de sus compañeras preguntó: “¿qué significaPizzería gluten gein?”. Shoarma Oriental /  Consiguió la pasta, pero no por méritos Isabel delGarcía supermercado.

por iniciativa de Montoya, decidieron ir al McDonald’s de nuevo. no le importaba repetir menú, rondaban las 16:00 de la tarde y consideraba que no era momento para dar vueltas buscando algún restaurante que ofreciera alimentos sin gluten. “Demasiado lío, además vosotros no habéis ido todavía a McDonald’s”, comentó. Así que todos recurrieron a la comida rápida. para él es una alternativa fácil y viable, cuando tiene problemas sabe que allí siempre le van a ofrecer una hamburguesa sin pan. Conoce por experiencia que, con lo único que tiene que tener cuidado es con las patatas deluxe. Sin embargo, ya en algunos sitios las ofrecen aptas para los celíacos, es una novedad que cada día van adaptando más restaurantes. Admite que le da vergüenza ser normalmente el único del establecimiento que come usando cuchillo y tenedor pero que, no por ello, va a renunciar al Big Mac.

Día

cinco


Vocabulario de supervivencia Pan → brood No → geen Trigo → tarwe Alergia → allergie Celiaco → coeliakie Gluten → gluten Harina → meel

Ayudas Las familias celíacas en Holanda no reciben subvenciones por parte del Gobierno para hacer frente a los altos costes que supone la enfermedad, sino que gozan de algo mucho más favorable para ellos, deducciones fiscales. La diferencia de precio de un producto con gluten a un precio sin gluten es reembolsada al consumidor celiaco. Si una barra de pan convencional cuesta un 1 euro y una sin gluten 6 euros, se le deducen 5 euros. De esta manera, el celiaco no sufre ese incentivo económico, sino que se hace cargo el Estado. Pero para que esto sea posible, el beneficiario, debe poseer una carta médica que certifique el diagnóstico celiaco. Además, debe guardar todas las facturas y envases vacios que justifiquen las compras li-

bres de gluten. Normalmente, la cantidad deducida suele ascender a 1500 euros por persona aproximadamente. Pero estas reducciones fiscales abarcan más aspectos, tales como los viajes que hacen los celiacos a las tiendas especiales sin gluten, pues muchas de ellas se encuentran en las afueras, y el Estado cubre estos gastos de desplazamieto. Así como los costes de envio de su compra a domicilio, cursos de información gratuitos o elaboración de dietas personalizadas. Por tanto, nos encontramos ante la peculiaridad de incluir en la declaración de la renta, la circunstancia de ‘ser celiaco’, considerándolo como una deducción más, tan importante como cualquier otra causa.


reIno unIdo

Obligatorio para los amantes de las compras y la comida rápida Foto: Ana Illescas

CeLIaCos por

reIno unIdo

Por Laura Fernández

Marta López tiene 29 años, es murciana y celiaca. Trabajaba en La Opinión de Murcia pero tras los recortes de personal que llevo a cabo el periódico con motivo de la crisis, fue despedida. Por ello, Marta ante la falta de trabajo en su país decidió marcharse a Londres para aprender inglés y tras un tiempo volver a España para ver si tiene más suerte. Pero, la capital inglesa tiene mucho más encanto y Marta lleva ya un año viviendo en la calle Kelross Road, justo al lado del estadio de equipo londinense de fútbol, Arsenal. Uno de los primeros problemas que esta murciana se planteó antes de marchar fue su enfermedad celiaca. A pesar de ello, Marta asegura estar “acostumbrada a todo”, ya que le diagnosticaron la enfermedad con 10 años y “en España en aquel momento no había de nada”. Ante la falta de desconocimiento, Marta confiesa que “por falta de tiempo” no miró nada”. Así, en su maleta, el día de su partida, López echó dos pa-

quetes de pan y tres de galletas. Afortunadamente, no pusieron ningún problema en los aeropuertos. Para la sorpresa de Marta, Inglaterra no ha supuesto un problema para alimentarse como celiaca. Más bien todo lo contrario. Ella misma cuenta que se quedó muy sorprendida por la cantidad de gente que conoce la enfermedad y por la multitud de sitios con alimentos celiacos. Estuvimos en su barrio con ella. Precisamente, al lado de su casa hay una pequeño restaurante italiano. Los rótulos informativos a pie de acera son de lo más común: En su barrio ya te encuentras una pizzería en la que se anuncia con tizas de colores: New Gluten Free Pizza. Ante esta grata sorpresa, a tan sólo 2 minutos de la vivienda de Marta, fue inprescindible comer allí. La periodista al final decide tomar un plato de pasta a la carbonara y cuando le dice a la camarera que quiere tomar dicho plato, pero sin gluten, la camarera, sorprendida, recuerda a


Con MARTA LÓPEZ

Londres, el país sin dificultades A Marta le diagnosticaron la enfermedad con 10 años. Actualmente reside en Londres para profundizar su inglés. Nos cuenta cómo la ciudad anglosajona no le supone apenas problemas.

López que por ser un plato “gluten free” tiene que pagar una libra más. El hecho de pagar más por tener comida sin gluten en un restaurante de Londres es algo que a esta celiaca no le importa en absoluto. En este mismo barrio, en sentido contrario al italiano, muy cerca también de Kelross Road, hay una cafetería que ofrece a sus clientes celiacos pastas y galletas sin gluten para acompañar el café.

cenar, la murciana nos lleva a una hamburguesería situada en el conocido barrio Covern Garden. Cuando llegamos a Byron Hamburguers, Marta le explica al joven dependiente que es celiaca. El chico lo entiende con total naturalidad y pide a sus compañeros una thin hamburguer, es decir, una “hamburguesa delgada”. En esta ocasión, el camarero no nos advierte que es, de nuevo, una libra más cara que el resto de hamburguesas. Sainsbury´s, el Mercadona inglés El pan es sustituído por una diminuta ensalada Esta murciana ya ha conocido sus sitios clave y de canónigos y tomates. La periodista, con su asegura que todas las mañanas va a desayunar experiencia, sospechaba que sería efectivaal café nombrado anteriormente. Acompañamos mente una libra por encima de la cuenta total. A a la periodista a dar un paseo por la ciudad, con- pesar de este pequeño gasto adicional, Marta cretamente a la céntrica y transitada calle de Vic- nos dice convencida que en Londres ha encontoria, dónde está emplazado uno de los cientos de supermercados que hay en la capital inglesa, Sainsbury’s Central. En estos establecimientos hay toda una estantería llena de cantidad de productos para los enfermos celiacos. López afirma que los que más compra son: “cookies triple choc fudge, brown rice noodles, una tipo de tallarines, y pan de sandwich”. Pero los locales de Sainsbury’s Central tienen, además, Cherry Bakewell trado un país sin dificultad para la enfermedad Tarts, unas magdalenas de fresa en forma de tar- celiaca. Llegó en marzo de 2010 para quedarse tita. Esta celiaca dice estar muy contenta con los un mes y ya lleva un año. supermercados: “tienen de todo y, además de Y, por ahora, Marta asegura que con lo bien aliestar todo muy rico, tienen un precio muy asequi- mentada que está en Londres se piensa quedar ble para estar comprándolos en Londres”. Para una temporada más.

“En Londres se paga una libra más del precio total por el menú sin gluten”


Reino Unido lo pone más fácil Este tipo de carteles son típicos en un país en el que adaptan cualquier carencia del ciudadano a los servicios de los comercios locales. Aquí, ser celiaco no supone un esfuerzo extra para vivir.


Vocabulario de supervivencia Pan → bread No → no Trigo → wheat Alergia → allergy Celiaco → celiac Gluten → gluten Harina → flour

Ayudas El gobierno británico proporciona de forma gratuita en su totalidad, la compra de todos los productos sin gluten que un celiaco adquiera a lo largo del año, siempre que sea menor de 16 años o mayor de 65. Sin embargo, a través de una receta médica, cualquier persona celiaca puede comprar sin coste alguno los productos básicos que necesita, como son pan o galletas. Mientras que, pasteles, golosinas o chocolate serían “caprichos” que el celiaco británico debería pagar de su bolsillo. Desde COELIAC, la asociación inglesa de celiacos, homónima de FACE, también facilita a sus miembros una lista con los fabricantes de productos aptos para la enfermedad celiaca y aconseja que se investiguen precios y

marcas para hacer, de este modo, una compra más segura. Además, en la página oficial de esta fundación se dedica un apartado especial a los medicamentos, a los que se da mucho más énfasis que en España. La agencia gubernamental MHRA se encarga de asegurar que los medicamentos que salen al mercado no contengan un alto porcentaje de gluten. En caso de que tuviera algo de trigo o cualquier otro cereal, debería estar indicado en el etiquetado de forma clara. Al igual que en nuestro país, los medicamentos, si son recetas, tienen un menor coste que si se pagan de manera independiente. Por su parte, COELIAC se financia a través de sus asociados y de la caridad de personas que quieran donar por ser una sociedad no lucrativa.


norueGA

El Salmón, Los Fiordos mucho frío y poco gluten Foto: Archivo

CeLIaCos por

noruega

Por M. José Lorenzo

noruega es conocido por los celiacos como un paraíso sin gluten. Con solo entregar un certificado de la enfermedad, los comercios y restaurantes noruegos ya conocen la intolerancia y te ofrecen sus alimentos de forma segura. Los típicos establecimientos como Burger King o McDonald’s, están preparados para amoldarse a las necesidades de los celiacos, aun así, al igual que en todos los países, existe el riesgo de la contaminación. La bióloga Laura Martínez, reside en el país nórdico desde hace tres meses. Decidió ir allí para seguir su formación sin importarle las trabas que la enfermedad podía suponerle. Con un diccionario y su certificado de celiaca, sobrevive y aprende cómo viven los noruegos celiacos en este país. nunca falta salmón en su mesa, allí es el alimento más típico y por suerte puede recurrir a él cuando no tiene más opciones, aun así,

siempre tiene que seguir una pautas de seguridad a la hora de comprar el pescado por si lo han expuesto a posibles contaminantes. ya que su formación se relaciona con el mundo de la salud, desde el Hospital Oya Helsehus de trondheim, le han facilitando el acceso a la información sobre las ayudas y ha trabajado en el departamento encargado del estudio de los celiacos. Las pautas que allí se siguen son las mismas que en nuestro país pero la concienciación de la sociedad noruega “queda muy lejos de la de los españoles, aquí la celiaquía es como en España la diabetes, enseguida se piensa en ello”. Durante su estancia allí, asegura haberse dado cuenta de lo adelantados que están en los países nórdicos en cuanto a conocimiento y a ayudas que el Estado ofrece, “todavía queda un largo camino en España pero poco a poco se notará el cambio, estoy convencida”.


Con LAURA MARTÍNEZ

trondheim, sin problemas Laura Martínez, estudiante de biología, disfruta de una beca Erasmus en tierras noruegas. Desde allí, nos cuenta cómo sigue su dieta sin gluten

Desde el año 2008, Noruega comenzó a experimentar un aumento en las ventas de productos libres de gluten y de lactosa. Todas las tiendas e importadores que trabajaban con estos productos notaron este aumento de la demanda. Los canales de distribución noruegos crecieron debido al mayor conocimiento sobre alergias alimentarias ya que cerca de un millón de noruegos son alérgicos a algún alimento, y de éstos, 12.000 son celiacos. Además, se cuenta con el adelanto de que a nivel médico, los diagnósticos cada vez se aciertan antes porque la enfermedad siempre es una opción. Por lo tanto, a Martínez no le ha costado demasiado acostumbrarse a su nueva vida. En los supermercados más cercanos a su residencia, (como Meny, Rimi o Rema) le ha sido fácil encontrar comida apta para ella como galletas de arroz y pan de la marca sueca Wasa, además de tener a su alcance un gran surtido de pan, bollería y harina. Todos estos alimentos son muy bien aceptados por la comunidad noruega porque son vistos como productos más sanos y los suelen asociar con una dieta ecológica, tanto por celiacos como por los que no lo son. Antes de llegar a su destino, Laura llevaba en su equipaje comida de casa preparada, y por supuesto impreso un papel noruego donde decía que era celiaca y, para su sorpresa, lo utilizó mucho menos de lo que pensaba: “con aprender en nor-

uego algunas palabras clave en los restaurantes ya saben que no puedo ingerir gluten”, por eso, la comida que se llevó de casa todavía sigue en el congelador. Aun así, asegura no salir nunca sin este papel ya que toda precaución es poca es un país desconocido. Desde el Hospital Oya Helsehus, ha observado que, “muchos de los pacientes que tenían enfermedades no diagnosticadas tienen que hacerse la prueba de la celiaquía, y cuando no se sabe bien lo que le pasa a alguien también. Estas pruebas son casi una obligación aquí”. Desde los centros de salud, se promueven además charlas sobre las dietas que los intolerantes al gluten han de seguir y las Jornadas de Celiacos son abiertas al público. “Desde que estoy aquí he asistido a dos de esas jornadas y me han regalado galletas y dulces”,

“Aquí las pruebas de la celiaquía son casi una obligación ” afirma Martínez. Dentro de dos meses acabará su trabajo en el país nórdico y tendrá que volver. Aquí ese papel que la identifica no le servirá de nada y tendrá que guardarlo hasta que quiera volver de visita a Noruega.


La reCeta Ensalada de aguacate y salmón con mozzarella InGrEDIEntES: - 2 aguacates pelados y cortados en lonchas - 250 gr de salmón ahumado en lonchas - 1 limón - unos granos de pimienta machacados - 2 bolas de queso mozzarella - Aceite de oliva - tiras finas de puerro Laura, amante de la buena cocina, nos cuenta cómo preparar un plato rico y sencillo, apto para el celiaco más exquisito: “Se trata de una ensalada fácil de preparar, que nos sirve tanto como entrante, como aperitivo”. repartimos la mozzarella por todo el plato. Cortando los aguacates en trocitos pequeños, rega-

NORSK Til den som skal tilbrede mitt maltid (bØr levere til kokken´): spise matretter Jeg har sykdommen dØliaki og kan derfor ikke rug og havre bygg, , hvete i finnes n som inneholder gluten. Glute mengder smá Selv osv. pasta , kjeks , brØd g vanili i og dermed Ris, syk. meg giØre gluten (smuler, meldyss osy) kan lig glutenfriit og grØnnsaker, fruld, nen fisk og rent kjØtt er natur áltid. m kan nned fordel brukes i et glutenfritt skap som er Tibreding av glutenfritt mat: bruk kjØkkenred . gluten av r rengjort og ober reste fritt brØd ikke má Servernring av glutenfritt brØd: husk at gluten res pá rengjort skjee má det a´t ag blanders med va nlig brØd skjearefjel. potetmel el lier Saus: istedet for vanlig mel kan glutenfritt mel, dienser i ingre andre alle ogsa at Husk s. bruke l maizename sausen má veare glutenfriet. produkter. Servering av blandigsprodukters soin farse osv.: sjekk Hamburgere, karonader, ketchup, dressinger veredklarasjon. e gluten (mei) Krydder: enkelte kryddersonter kan innn ehold . jonen as Vennligst sjekk varedieklar brukit il á steke Pommes frites: má stekes i felt som ikke er rte retter. Pane i.eks. gluten andre retter som inneholder Dersom vare deklarasjon manglier eller er mang ikke benytt produktet.

elfull, vennligst

Jeg ser frem till et glutenfritt máldit Denne informasjonen er laget av Norsk Cølia www.ncf.no

kifreningn (NCF)

Muestra de presentación / Foto: Archivo

dos con el zumo de limón, evitaremos que éste se oxide, conservando todas las propiedades del aguacate. una vez presentados éstos, pondremos el salmón, que también podemos sustituir por palometa o cualquier otro pescado ahumado del estilo. y, por último, decoramos con las tiras finas de puerro y un chorrito de aceite de oliva virgen. un plato perfecto para cualquier ocasión.

En Noruega lo tienen fácil: Presentándo un certificado informando sobre la enfermedad en cualquier restaurante del país, automáticamente el chef se adaptará al problema y así se evitará el riesgo de posible contaminación de gluten.


Vocabulario de supervivencia Pan → brØd No → no Trigo → hvete Alergia → allergi Celiaco → cØliaki Gluten → gluten Harina → mel

Ayudas En España las ayudas con las que puede contar un celiaco varían mucho según la Comunidad donde se haya nacido. Laura es de la región de Murcia, por lo tanto, sus ayudas por ser celiaca ascienden a un total de 0 €. Desde hace 7 años convive con la enfermedad y ha tenido que hacer frente a los gastos que ésta conlleva desde su propio bolsillo. uno de los motivos por el que dice que noruega está tan concienciado con la intolerancia, es por el trato que el Estado da a los perjudicados. De una parte del mapa a otra, las ayudas son muy diferentes y, por supuesto, la factura que pasa en la economía fa-

miliar se nota. Las ayudas con las que el Estado de noruega compensa a los celiacos responde a los siguientes datos: para los niños de 0 a 6 años se le entregan 76 € al mes, cantidad que luego se deduce de la base imponible de I.r.p.f unos 1.153 €. Además, todas las personas a las que le han diagnosticado la enfermedad reciben una subvención de unos 210 € al mes para paliar los gastos de los alimentos que la celiaquía requiere. unas ayudas de las que goza todo el país y no solo en algunas zonas, tal y como pasa en España.


52

eL eJérCIto no es Lugar para CeLIaCos Entrevista a Tamara Díaz Rodriguez. Por Isabel García.

“Ser celiaco es un motivo de exclusión del Ejército”, esas fueron las palabras que utilizaron para expulsar a Tamara Díaz Rodriguez de las Fuerzas Armadas, justo dos días antes de jurar bandera. A pesar de comunicarlo en un principio y permanecer varios meses en el Ejército, recibió un escrito que le declaraba no apta por su dieta sin gluten. Según el código, el Ejército no es un lugar para celiacos, pero ¿cuáles son los argumentos que fundamentan esa decisión? El motivo que me dieron fue que en caso de ir a una misión al exterior, no me podrían dar una alimentación sin gluten y que mi salud podría ser un peligro para mí misma y para mis compañeros. La Ministra de Defensa está de acuerdo con la decisión del Ejército. ¿Cree que esto depende de ella o es algo interno de las Fuerzas Armadas? Yo creo que solo se rige por el registro de exclusiones pero, en mi opinión, ese cuadro está anticuado. No sé si dependerá del Ministerio de Defensa o pueda ser algo interno de las Fuerzas

Armadas. Porque cuando me notificaron que no era apta, todos mis mandos estaban en desacuerdo y siempre me dijeron que no lo dejara pasar, que me tendrían que dar la razón. En cuanto a los militares musulmanes, a ellos se les permiten sus limitaciones alimenticias por cuestiones de cultura, sin embargo a ti, por cuestiones de salud, no. ¿Considera injusta esta situación? Los musulmanes, durante la guerra, tendrían que comer cerdo porque no habría otra opción, y no estaría mal visto. Sin embargo, en otras ocasiones sí que les ofrecen una dieta exclusiva para ellos. A mí no me parece justo, porque si a los musulmanes les pueden dar una dieta especial por su religión, también me la podrían proporcionar a mí.

“A los musulmanes les hacen una dieta específica y a los celiacos no”


53

¿Piensa llevar su caso al Tribunal Constitucional? ¿Cree que se trata de un delito al derecho de igualdad? Ahora mismo tengo un contencioso administrativo en Madrid con el Tribunal Superior de Justicia, pero si aún así, no consigo nada y tengo que llegar hasta el Constitucional, haré todo lo que haga falta hasta agotar todas las opciones posibles que pueda haber. Me encantaría que me dieran la razón y volver a ser apta, porque los dos meses que estuve haciendo la instrucción, demostré que era igual que todos mis compañeros, y mi intolerancia nunca ha sido problema en ningún aspecto. Ser alérgico al gluten es algo que puede aparecer con los años, no siempre te lo detectan en la infancia. ¿Qué ocurriría si a un teniente coronel le diagnostican la intolerancia? ¿Le expulsarían también? Creo que no pasaría nada. Yo tengo un familiar que no es militar, pero sí forma parte de un cuerpo del estado y, hace poco, le detectaron que era celiaco, y sigue en su puesto de trabajo. Me parece improbable que expul-

tamara Díaz luchará por su reinserción. Foto: I. García


Si la intolerancia aflora estando ya en el cuerpo, conservas tu trabajo Los Mossos d’Esquadra es la única institución que acepta a celiacos saran a un teniente coronel de las Fuerzas Armadas por aparecerle repentinamente la enfermedad. Ha comentado que si, finalmente este asunto no sale bien, se metería en la policía. ¿En la Nacional y Guardia Civil también ocurren este tipo de problemas? Sí, es lo que tenia pensado hacer, hasta que leí un artículo de la revista Mazorca en la que decía que no éramos aptos en ningún cuerpo del estado. Y si los Mossos d'Esquadra son aptos no creo que haya diferencia en el desempeño del trabajo que realizan con el de cualquier otro cuerpo. Si somos todos españoles, todos tendríamos que tener las mismas oportunidades y normativas. Y en la ertzaintza, sinceramente, desconozco si estamos excluidos o no. No conozco ningún caso. Todas estas instituciones podrían hacer un estudio sobre los problemas que los celiacos pueden generar, ¿no cree que a lo mejor el problema es que no conocen la enfermedad en sí, y no se molestan en hacerlo? Aún no entiendo por qué no somos aptos para ningún cuerpo, ya que nosotros hacemos una vida normal, como cualquier otra persona sabemos lo que podemos o no comer. Es similar a una persona que le tenga alergia al marisco o a cualquier otra cosa. No lo tomas y no ocurre nada. Pero sí creo que no conocen al 100% en qué consiste la enfermedad. En mi caso, mi médico de digestivo me hizo un informe en el que decía que ser celiaco no era ningún impedimento para ejercer cualquier oficio. Pero nunca perderé la esperanza, de que poco a poco, cambien estas normas y ocurra lo mismo que con los Mossos d'Esquadra que sí que se permite que todos los celiacos ingresen.


opinión

Por Laura Fernández

Unas instituciones alérgicas Todos las gobiernos aseguran que la celiaquía no es una enfermedad, sino una simple alergía. Es cierto que una dieta sin gluten es el mayor remedio para el bienestar de un celiaco. Pero, ¿hasta qué punto tiene que pagar una persona celiaca por su salud? No sólo por el precio elevado al que están sometidos los productos sin gluten, hablamos de algo con mayor relevancia. La mayoría de la población que padece esta enfermedad se siente incomprendida por la sociedad, está harta de que no se les tenga en cuenta. No es una locura que un celiaco cuando salga fuera de su hogar no pueda comer porque no dispone de alimentos en un sitio público que debería de estar preparado para ello, como puede ser un aeropuerto o una residencia universitaria. A estas alturas, con los avances médicos, es triste que una

persona no pueda comer, no porque no tenga dinero, sino sencillamente porque no lo hay. Las Asociaciones españolas cargan con todo el peso de una población insatisfecha con su Gobierno (y no sólo en el sector celiaco, el 15M es otro ejemplo de ello). Las cosas se hacen mal y a medias. Los celiacos llevan años oyendo sobre una ley celiaca y todavía no ha aparecido. Mientras que países como Argentina ya disfrutan de ella. Es vergonzoso que tengan que ser las propias asociaciones las encargadas de preparar cursos informativos para los restaurantes de la provincia que abarcan, y que de, este modo, el celiaco pueda comer de forma segura. Por su parte, el Gobiernto Central, los Autonómicos y los Locales hacen oídos sordos. A ver si los celiacos van a ser alérgicos a las instituciones y no al gluten.


Cuatro celiacos Cuatro formas de vida Una misma enfermedad. Cuatro formas de vivirla. Noe (74), Patricia (33), Javier (16) y Verónica (6) nos cuentan de qué manera les afecta la celiaquía en su vida cotidiana, cómo consiguen adaptarse sin problema y algunos de los obstáculos más característicos de esta enfermedad. La familia lo es todo.


Paqui, la madre de Verónica realiza de forma casera una gran variedad de alimentos sin gluten para estar segura Verónica García nació hace 7 años en Albacete. A los 7 años la doctora Vicente le diagnostico la enfermedad celiaca. Su familia, en especial su madre reconoce que lo pasó bastante mal. ¿Cómo es el día a día? Bien, la gente se está amoldando sin problema, a pesar de que en el colegio es la única niña celiaca, hubo otro niño hace tiempo pero ya ha pasado al instituto. ¿Pertenece a la Asociación de celiacos de Castilla la Mancha? Sí. Además recibimos también la subvención de los 300 euros. Es una ayuda, pero yo pediría que los precios se equipararan. Así, no me haría falta el dinero. Una barra de pan normal de trigo vale

a c i n ó r e V 6 años 30 céntimos y una de celiaco 1,80 euros. No me sirve la excusa de que el proceso de elaboración es caro porque en algunos supermercados venden nuggets y calamares a la romana para celiacos y valen exactamente lo mismo que los que contienen gluten. Ahí vemos como en realidad no les puede salir mucho más caro. ¿Qué problemas tienen cuando van a cenar a un restaurante? Procuramos no variar, de esta manera vamos siempre a los mismos sitios donde ya nos conocen. En estos lugares están bien informados del tema y ya saben lo Verónica no puede comer. ¿Alguna vez ha tenido que realizar una queja formal? Sí. En un viaje a Villajoyosa tuvimos que poner


una reclamación en los Cines Vila porque no nos dejaron pasar las chucherías de Verónica y todo lo que tenían allí eran marcas que contenían gluten. Otra vez nos ocurrió en Ikea. Avisamos a las 10 de la mañana y nos dijeron que allí siempre tenían menús para celiacos, cuando llegamos al comedor, no tenían absolutamente nada. Una vergüenza. ¿Qué suele hacerle a Verónica, sin gluten, de forma artesana? Tortitas, churros, bizcochos, base de pizzas, pan y tortas de gazpacho, todo ello para que pueda comer lo típico de la Mancha. Verónica prefiere comer todos estos productos de forma casera. Normalmente casi todas las comidas se las hago yo, uso para todo la misma masa del pan. En esta casa, todos comemos de esos gazpachos aunque la única celiaca sea ella. Procuro que la harina de trigo no entre en mi casa de ninguna de las maneras. ¿El pan es casero o comprado? Verónica se cansa muy pronto de ambos, entonces procuro hacerlo yo una vez, a la siguiente comprarlo en el supermercado y a la otra semana de otra marca distinta. La niña dice que es muy seco y empalagoso y, por eso, hay que cambiar cada cierto tiempo. ¿Saben de qué parte de la familia viene el gen? De familia directa no. La celiaca más cercana a

“Procuro que la harina de trigo no entre en mi casa” dice la madre de Verónica Ningún familiar directo de la niña tiene alergía al gluten la familia es la hija de una prima de mi madre. Y por parte de mi marido, la hija de su prima también lo es. ¿Os han realizado las pruebas de celiaco? Sí, a los tres, pero ninguno hemos dado positivo. ¿Alguna vez se ha descuidado de la dieta? Una vez cometí un error. En las navidades pasadas nos juntamos mucha gente en casa e hice dos brazos gitanos. Uno para unas 20 personas, con galletas normales, y otro para ella. Al final, con tanto jaleo y tanta comida, comencé a repartir el brazo gitano con gluten. Saqué el plato para todos, incluido para mi hija. Todos disfrutamos del postre, incluida Verónica. Después volví a la cocina, abrí el frigorífico para coger algo y, de repente, ví el brazo gitano de la niña. A los tres días se puso muy mala: dolores de estómago y diarreas constantes fueron las consecuencias de mi error.


“Al principio era duro salir a comer fuera, pero si nos ponían problemas nos levantábamos y nos íbamos” Javier Núñez, de Albacete, tiene 16 años y le diagnosticaron la enfermedad celiaca a los 3 años. En su casa, a su madre le descubrieron la enfermedad gracias a él y juntos comparten sus alimentos libres de gluten. ¿Con qué síntomas se le manifestó la enfermedad? El abdomen disternido, la falta de crecimiento, era muy bajo y pesaba muy poco. Me hicieron una prueba de marcadores y los tenia positivos, luego me hicieron una biopsia y me salió el intestino atrofiado. Me pusieron una dieta y ya me quedé con ella. Después le hicieron la prueba al resto de la familia y mi madre dio positivo. ¿Cómo recibió su familia la enfermedad? bastante mal. fue una locura porque era un niño

er Ja16viaños que comía de todo y muchísimo, la pediatra no se creía todo lo que ingería en relación comida/peso. pero claro, conforme lo comía no me servía y me moría de hambre. Al no ser consciente de mi enfermedad me tiraba al suelo a coger las migas de pan que caían. Luego fui más consciente y he sido muy responsable, sabía lo que podía comer y lo que no. ¿Cuando sale con los amigos o con la familia tiene problemas? Sí, sobre todo cuando salgo con los compañeros a comer. Me las apaño bien pero, si por ejemplo tenemos que ir a alguna pizzería tiene que ser una en concreto, donde sabemos que los productos no llevan gluten. Cuando voy a un restaurante con mi familia, avisamos antes y no solemos tener problemas porque ahora hay mu-


chas cosas para nosotros. Al principio era más difícil porque decían que no tenían de nada, pero en esos casos nos levantábamos y nos íbamos. En cuanto a la economía, ¿varía mucho ser celiaco de no serlo? Sí, los productos son muy caros, te tienes que acoger a marcas y además, el producto principal que es el pan, es mucho más caro. Si una barra de pan vale 70 céntimos, un kilo de harina nuestra te cuesta 4 €. El pan lo hace mi madre para ella porque a mi no me gusta. Lo malo de Albacete es que no tenemos a nadie que se dedique a nosotros exclusivamente. ¿Cuando viaja al extranjero, encuentra muchos inconvenientes? todavía no he hecho ningún viaje fuera de España porque la enfermedad no me lo ha permitido. Supone un problema a la hora de viajar. Las partes por millón que se permiten en cada país no son las mismas que aquí, por lo tanto lo que ellos consideran apto para nosotros no lo es. Así esperamos que esto se modifique y que todos los celiacos europeos estén regulados por los mismos datos y los etiquetados sean correctos y válidos para todos. tener la seguridad de que te puedes fiar de las etiquetas de otros países

“Nunca salgo de viaje sin mi Nesquik ni sin mi Ketchup” “Las partes por millón de cada país son diferentes, es un problema” es esencial para nosotros. Claro que cuando hago algún viaje, nunca salgo sin Nesquik y sin mis bolsitas de ketchup. ¿Tiene alguna anécdota interesante para recordar? En el instituto me invitaron a un cumpleaños y mi madre me advirtió que llevase cuidado. Fue una alegría cuando llegué y la madre de mi amigo me había hecho por lo menos ocho bocadillos distintos, una grata sorpresa. Estas cosas se agradecen enormemente. En ese sentido, los amigos siempre han puesto mucho de su lado, siempre lo han entendido y han tenido algo sin gluten para mi. Los he acostumbrado.


“En el hospital no me avisaron de las pruebas que toda celiaca embarazada debe realizarse” Patricia Comins es profesora de estadística de la Universidad Miguel Hernández. Desde la infancia ha tenido que convivir con la celiaquía y hacer frente a los problemas que se le presentaban, pero nunca como embarazada. ¿A qué edad le asignaron la intolerancia al gluten? A los 16 meses, pero no fue en Alicante donde me lo diagnosticaron, estaba terminal y los médicos desconocían que me ocurría. Los efectos secundaros cada vez eran mayores, y mis padres me trasladaron al Hospital la Paz de Madrid, donde finalmente me detectaron la celiaquía. ¿Cómo recibió su familia la enfermedad?

icia pa33traños Bien, mis padres pertenecen al mundo de la sanidad y no tardaron en informarse sobre el tema. A partir de entonces, siempre han cocinado en función de lo que yo puedo comer. Además, en mi familia hay más miembros intolerantes al gluten y, sin embargo, a ellos se lo han detectado a los 50 y 58 años. Hace 8 meses dio a luz a un niño, ¿le supuso la celiaquía algún tipo de problema durante el embarazo? El problema lo tuve el día del parto porque en el hospital no me avisaron de que me tenía que hacer unas pruebas para la asignación del tipo de suero. A las mujeres celiacas nos tienen que poner uno en concreto para que nos estabilice la celiaquía. Yo me hice las pruebas porque tenía esa información de personas externas y las re-


clamé, pero no fue iniciativa del hospital. Lo cual considero una falta de información y de prevención hacia las embarazadas celiacas. Por lo demás, no se suele tener ningún problema siempre que sigas tu dieta adecuadamente, porque en el caso de cometer irregularidades también afectas a tu bebé. Si comes gluten, aparece la diarrea incontrolada como principal síntoma, consecuentemente no engordas y el bebé tampoco. ¿Qué limitaciones y condicionantes encuentra a su edad? En mi caso considero que, conforme te vas haciendo mayor, las limitaciones son menores. He tenido tres recaídas graves en mi vida a causa de la intolerancia al gluten, y podría decir que la peor de ellas fue el primer año de Universidad. Ocurrió en una residencia de estudiantes. Todos los días comía legumbres (que no contienen gluten) pero en aquella residencia las cocinaban con harina. Un caso excepcional, porque no conozco a nadie, al margen de ser celiaco o no, que las cocine con harina. Estuve mucho meses así, desde septiembre hasta febrero, que fue cuando me enteré de los motivos. Sabía que estaba relacionado con la alimentación, pero no sabía qué era exactamente. Cuando los celiacos ingerimos gluten en dosis pequeñas, nos duele la cabeza y nos aparecen ojeras, y durante esos

“Si rompes tu dieta durante el embarazo perjudica a tu hijo” “Para prevenir no voy a introducir gluten en la dieta de mi bebé” meses fue horrible. Cuando te haces mayor, conoces mejor tus limitaciones. Procuro comer sólo en casa o en restaurantes conocidos. Puede que su hijo herede la celiaquía, ¿Está incluyéndole gluten a su dieta? No, estoy siendo previsora. Ahora tan sólo tiene 8 meses y, hasta los 2 ó 3 años, no tengo intención de hacerlo. Prefiero que se haga fuerte y más adelante introducirlo, porque considero que es una enfermedad difícil de detectar en un bebé y no quiero correr riesgos. Además, hoy en día casi todos los productos para bebés contienen gluten. Los profesionales anuncian que no es un elemento esencial para el desarrollo de la persona, por tanto, se puede prescindir de él.


“Otras enfermedades están mucho más avanzadas, pero a ésta no se le ha prestado la suficiente atención” Noe Garrido y su esposa relatan como vivieron el descubrimiento de la enfermedad y todo por lo que tuvieron que pasar para acostumbrarse a su nueva vida. Con 70 años y sin ningún antecedente genético, Garrido fue diagnosticado con la enfermedad celiaca en el Hospital General Universitario de Albacete, hoy ya cuenta los 75 años. ¿Cuáles fueron los síntomas con los que se le manifestó la enfermedad? Sobre todo pérdida de peso, en 3 semanas perdí casi 20 kilos. no sabían lo que era y ni se imaginaban que sería esta enfermedad. Mi esposa se lo sugirió a dos médicos que empezaron a tratarnos pero se negaban a pensar que sería eso, creían que era cosa de la edad, aunque eso no era normal. Además, en mi familia no hay nadie

e n75oaños que haya padecido la enfermedad. finalmente me hicieron una colonoscopia, después una revisión de intestino y ahí, decidieron hacer la biopsia porque ninguna prueba de las que hacían podían orientarles. A los ocho días, cuando tuvieron los resultados de la biopsia vieron que era celiaco. ¿El resto de sus familiares se ha hecho la prueba? tenemos cuatro hijos y sólo uno se ha hecho las pruebas, y mis nietos tampoco, y tenemos diez. De todas formas si alguno saliese, la abuela que es muy buena cocinera les salvaría la vida. ¿Cree que se ha avanzado en la enfermedad desde que se la diagnosticaron hasta hoy? Ahora dicen que van diagnosticando a más per-


sonas mayores, porque tienen antes en cuenta los síntomas de este tipo. La naturaleza es así, hay cosas nuevas que van descubriendo, como por ejemplo con la diabetes que cada vez se tiene más conocimiento. pero hay que reconocer que otras enfermedades están mucho más avanzadas por los medios económicos, pero con esta enfermedad no pasa lo mismo, no se le ha prestado atención. Se han centrado demasiado en otras enfermedades que provocan más muertes, no es justo. ¿Tiene problemas cuando sale a comer a algún restaurante? Cuando salimos a algún restaurante, normalmente llevamos mi pan a parte y tenemos que informar al sitio al que vamos, no nos suelen poner ninguna pega. Lo que pasa es que muchas veces te dicen que te puedes fiar y resulta que no es así porque fríen las cosas en el mismo sitio donde hacen productos con gluten. nos tuvimos que comprar una máquina de pan y mi mujer me lo hace, salen unos bloques de pan fantásticos. Muchas veces aunque se vea en el menú que sí que podemos comer los platos, sabemos que esa comida está hecha en el mismo sitio donde se ha utilizado productos contaminados así que preferimos tomar nuestras medidas.

“Tenemos cuatro hijos y solo uno de ellos se ha hecho la prueba” “Cuando salimos fuera suelo llevar mi pan a parte, nunca me fio” ¿Ha tenido muchos problemas para acostumbrarse a su nueva vida? no nos costó, ni a mí, ni a mi esposa. Le ayudo comiéndomelo todo, siempre me pregunta qué quiero de comer y a mí me da igual, lo que ella me haga yo lo veo bien. tenemos una nieta a la que le gusta mi pan más que el suyo y eso que dicen que sale un pan insípido. yo era muy goloso y ahora me doy cuenta de que los dulces no saben igual, pero disfruto lo mismo que si los comiese con gluten. he tenido la ventaja de haber disfrutado mucho de las comidas caseras y de no haber tenido ningún problema por no tener síntomas. que te diagnostiquen la enfermedad a los 70 años tiene su parte buena.


Cuatro restaurantes Seguridad celiaca Es complicado encontrar restaurantes que respeten las condiciones sanitarias de los celiacos. Por eso, hacemos un repaso por los mejores locales de la costa Mediterrรกnea. Desde Jรกvea, hasta a Alicante, pasando por la ciudad ilicitana. La limpieza lo es todo.


Els Capellans, Elche MENÚ ENTRADAS Carpaccio de langostinos y boletus con virutas de ibérico Cochinillo asado sobre lecho de pera confitada al vino SEGUNDOS Delicias de Elche con confitura de tomate Espalda de lubina con alcachofas y carabineros al perfume de romero POSTRES Sorbete de Mango con sopa de piña PRECIO: 35,00 € por persona + IVA

El menú está elaborado con el asesoramiento de FACE (Federación de Asociaciones de Celiacos)

Por Laura Fernández

poder disfrutar de un menú sin gluten en la ciudad de las palmeras es tarea fácil. todos los restaurantes del Grupo Huerto del Cura disponen en sus comedores menús adaptados para las personas celiacas. Este es el caso del mesón Els Capellans, que se encuentra emplazado en pleno huerto del Cura, cuyas palmeras están declaradas patrimonio de la humanidad por la unESCo en el año 2000. un resort de 4 estrellas y una seguridad 10. El restaurante Els Capellans ofrece a los celiacos visitantes un menú con total seguridad, sin glu-

Está emplazado en pleno Huerto del Cura, uno de los patrimonios protegidos por la UNESCO


Hotel Huerto del Cura Una piscina en mitad de una selva tropical es uno de los mágicos lugares que se pueden encontrar en este hotel a tan sólo 5 minutos del centro de la ciudad de Elche.

ten. ACECovA, la asociación de celiacos de la provincia de Alicante, al igual que otras asociaciones españolas, ofrece gratuítamente cursos informativos sobre la enfermedad a los hosteleros para que conozcan de primera mano y de un modo seguro qué platos puede comer un celiaco o qué alimentos son intolerables para él. En la cocina se tiene especial cuidado con los materiales: hornos, freidoras, cubiertos y planchas han de estar muy limpias cuando un celiaco llega al restaurante. por otro lado, el ambiente no ha de contener un alto

porcentaje de gluten. por ello, las harinas de cereales no aptas para el celiaco no pueden estar sobre encimeras. Además, Els Capellans ofrece dos tipos de menús para que el celiaco tenga incluso la posibilidad de escoger. La instauración de este tipo de cartas sin gluten en restaurantes de Elche ha sido una iniciativa del Club de Restauración para Celiacos de la Comunidad Valenciana. A este colectivo pertenecen grupos hosteleros de toda la región que cuidan la seguridad de las personas con celiaquía.


Parador, Jávea MENÚ ENTRADAS Ensalada de Cogollos con Manzana y Nueces Salteado de Verduras de Temporada con Almendras Tortilla de Setas de Cardo y Gambas SEGUNDOS Lomo de Merluza a la Plancha con Verduras de temporada Magret de Pato a la Plancha con Frutos Rojos Bebidas, pan y postres PRECIO: 33,00 € por persona

Menú - carta está elaborado con el asesoramiento del FACE (Federación de Asociaciones de Celiacos)

Por Ana Illescas Situado junto al mar con un entorno privilegiado se encuentra el Parador de jávea, lugar ideal para el descanso y la relajación en contacto con un mar Mediterráneo sugerente de aventuras marinas y gastronomía propia de dioses. y sintiendo como nunca el inmenso placer de la comida, una diferencia especial de esta red pública de hoteles con su menú especial para celiacos y la garantía de una correcta manipulación de los platos que con tan buen gusto se presentan en la mesa. La carta, elaborada con el asesoramiento de fACE (federación de Asociaciones de Celiacos) es rica y variada, y transmite a los sen-

El sosiego que transmiten sus instalaciones es el ingrediente ideal de la buena digestión que precisa el celiaco


Aire fresco Este Parador, con excelentes vistas al mar, ofrece un menú variado libre de gluten y grasas. Una dieta sana y mediterránea, ideal para el celiaco / Foto: Ana Illescas

tidos sensaciones, seguridad y confianza a partes iguales. A buen seguro que no saldremos defraudados cuando nos levantemos de la mesa. Al contrario. El sosiego que transmiten sus instalaciones es ingrediente ideal de la buena digestión que precisa el celiaco para favorecer las carencias que conllevan sufrir este tipo de intolerancia. La red de Paradores supone un oasis en el mundo de la restauración, centrado en las grandes masas de clientes, precios cerrados, menús y buffets, mal llamados ‘libres’, donde los ingredientes más abundantes son las pastas, las grasas, y la bollería industrial, tan perjudiciales

principalmente para el personal celiaco y para el resto de personas que saciadas en el momento de ingerir estos productos, no son capaces de poner remedio cuando los índices que utilizan para medir su salud: glucemia y colesterol, entre otros, alcanzan niveles irreversibles y fatalmente amenazadores. Gracias a Paradores y a su atención a grupos, no tan minoritarios, como intolerantes de cualquier tipo, tercera edad, entre otros, la calidad de vida toma otra dimensión y la incertidumbre que comporta salir de las burbujas a las que nos obligan a vivir, se va diluyendo progresivamente.


El Racó del Plá, Alicante MENÚ ENTRADAS Fiambre Ibérico (Jamón y Lomo) Fritura Variada (Dátiles con Bacón, Calamares, Pescaditos) Verduritas naturales a la plancha Ensalada con ventresaca, tomate y olivas SEGUNDOS Arroz a Banda Bacalao encebollado con pasas y piñones Entrecot a la plancha con verduras POSTRES Almojávenas de chocolate y crema PRECIO: 35,00 € por persona (I.V.A. Incluido)

Por Isabel García

El Racó del Plá es uno de los pocos restaurantes de Alicante que aceptó la propuesta de la Asociación de Hostelería de Alicante.Les pareció interesante la idea y desde hace 3 años se pusieron en marcha con este movimiento. Pero, ¿por qué unos restaurantes aceptan y otros no? Según El Racó del Plá, el problema es que los establecimientos no dedican tiempo a informarse y rechazan la idea para evitar complicaciones. “No supone tanto esfuerzo como lo pintan”, comenta Miriam Gómez, la dueña del restaurante. Tan sólo es necesario

“Incluir una carta para celiacos no supone ningún esfuerzo, sólo hay que informarse”, afirma la propietaria Miriam Gómez


Pan con tomate y alioli En el Racó del Plá trabajan con productos naturales. Además todos los alimentos sin gluten pasan por un control que hace la asociación (ACECOVA). Foto / Isabel García

trabajar con una freidora aparte, con productos frescos, algunos alimentos básicos sin gluten y un equipo de trabajo concienciado e informado sobre el tema. Para ello, El Racó del Plá acudió junto con sus camareros y cocineros, a un curso que impartió la Asociación de Celiacos de la Comunidad Valenciana (ACECOVA), sobre los conocimientos básicos que debe tener el personal acerca de esta intolerancia. “En el curso nos dieron las instrucciones necesarias para evitar la posible contaminación de alimentos”, comenta Jose Gomez, el encar-

gado del local. Además, El Racó del Plá garantiza a sus clientes que, los productos tales como la harina, el pan, el colorante que usan en las paellas y los helados, cuentan con un certificado legitimado por ACECOVA. Además, tanto la carta especial para celiacos que ofrecen, como los menús sin gluten, mantienen los mismos precios. Las tapas y entradas, ya sean con uno u otro rebozado, tienen el mismo coste. Con este trato al público, y la novedad de los postres (milhojas de crema y tarta de San Marcos) cualquier familia celiaca repite.


La Taula, Elche MENÚ ENTRADAS Ensalada templada de alcachofas, rape y tomates secos Ensalada de tomate con ventresca de atún Gazpacho andaluz SEGUNDOS Milhojas de presa de cerdo ibérico con berenjenas y pimientos Lomo de merluza a la plancha con patatas al vapor PRECIO: 32,00 € + IVA por persona Bebidas, pan y postres

Menú - carta está elaborado con el asesoramiento del FACE (Federación de Asociaciones de Celiacos)

Por M. José Lorenzo

El restaurante La taula del Milenio, situado en el palmeral de Elche, es uno de los lugares donde los celiacos pueden encontrar un menú libre de gluten sin preocupación de que esté contaminado. Desde hace unos años, decidieron implantar estos menú por petición de sus clientes que residían en los hoteles de la cadena huerto del Cura. Cuentan con dos menús entre los que escoger y ambos rondan los 30€ más IvA. para tener la seguridad de servir sus platos libres de gluten, el restaurante pertenece al

El Restaurante La Taula pertenece al Club de Restauración para Celiacos de la Comunidad Valenciana


Jardines árabes Alimentos frescos, vistas excelentes y cocineros concienciados con la enfermedad celiaca. La combinación perfecta para una velada / Foto / M. José Lorenzo

Club de restauración para Celiacos de la Comunidad valenciana, que pretende hacer del sector hostelero de la Comunidad una región ejemplar en cuanto a accesibilidad alimentaria para los enfermos celiacos. Gracias a este proyecto, este restaurante se convierte en un lugar atractivo y seguro para todo celiaco. La familia orst y el ilicitano Manuel álvarez, son los encargados de la cocina mediterránea que ofrece el restaurante. Los platos que forman parte de sus cartas, cumplen con los aromas y sabores más típicos de la región y los

menús sin gluten conservan todos estos requisitos. Desde allí, mientras se disfruta del menú, se puede también apreciar una jardinería creativa de inspiración árabe que representa diferentes épocas. un lugar idóneo para pasar un fin de semana con toda la tranquilidad de comer sin miedo. un equipo de cocineros concienciados que han sacado un hueco para aprender a cocinar para un grupo de afectados que cada día crece más. y todo sin perder el buen gusto y el cuidado necesario para servir estos fantásticos menús.


el rincón del Chef Gluten Free

1

2

pan sIn gLuten

Lasaña a La boLoñesa

Ingredientes: 500 gr de preparado panificable Beiker, mantequilla, 20 gr azúcar, 10 gr sal, 400 ml agua, 20 gr de levadura sin gluten.

Ingredientes: placas de lasaña de maíz (sin gluten), 500 gr de carne picada, 250 gr de espinacas, tomate frito, nuez moscada, mantequilla, bechamel sin gluten, cebolla, queso para gratinar.

Procedimiento: Precalentar el horno a 180ºC. En una cuba, verter el preparado panificable, el azúcar, la sal, la levadura sin gluten bien troceada (para que fermente correctamente), y agua templada (que no pase de los 37ºC, porque impediría la fermentación). Mover todo hasta que quede homogéneo con las manos o con una espátula. Impregnar un molde metálico para el horno largo y alto (forma de pan de molde) con mantequilla, para que no se pegue la masa, y verterla. Tapar con un trapo durante media hora, para que la falta de oxígeno haga que fermente la masa. Una vez se levante, meter en el horno una media hora, hasta que el exterior tome un color dorado.

Procedimiento: Precalentar el horno a 180º. Poner en agua templada las placas hasta que se ablanden. Hervir las espinacas, freír la carne y juntar ambos en una cuba con tomate. Echar un poco de nuez moscada. Remover y añadir sal al gusto. Bañar con mantequilla la bandeja. Freír la cebolla y cuando esté dorada, verter la bechamel hasta que quede espeso. Añadirlo a la cuba de la carne y las espinacas y mover. Colocar las placas de lasaña y el preparado de carne, apilándolo. Echar el queso por encima y meter al horno hasta que esté gratinado. Se puede conservar durante tres días en la nevera.


1. pAn SIn GLutEn. recién horneado conserva toda su frescura. Foto / Laura Fernández

2. LASAñA A LA boLoñESA. para los amantes incondicionales de la pasta. Foto / Archivo


78

el experto opina

Por Eva González, Nutricionista

“es recomendable usar una única tostadora para el pan sin gluten”

Cocinar para personas con celiaquía no sólo conlleva utilizar productos libres de TACC (Trigo, Avena, Centeno y Cebada), sino también tomar algunas medidas para que el menú sea seguro y libre de contaminación cruzada, es decir, posibles contaminaciones por productos que sí contengan gluten. Antes de cocinar, se debe comprobar que todos los productos que van a usarse han sido declarados aptos para celíacos por las instituciones acreditas para tal fin en cada país. Generalmente, un producto que no contiene gluten lleva en su envase una espiga cruzada con una línea roja o la etiqueta ‘Sin TACC’.

“Nunca se debe utlizar el mismo aceite para freir comida con y sin gluten”

En cuanto a las precauciones, es importante llevar a cabo una cuidadosa selección de los ingredientes, si el celíaco convive con más gente, debe ser muy cuidadoso a la hora de sus preparaciones culinarias y nunca mezclar los alimentos especiales con los comunes, es recomendable contar con una parte de la cocina sólo para alimentos sin gluten, al mismo tiempo que un propio instrumental culinario: ollas, cucharas, cuchillos, tablas, cubiertos, etc.; de esta manera, se garantizará el cuidado máximo y se evitará todo tipo de contaminación. Nunca se debe utilizar el mismo aceite para freír comida con gluten y sin gluten,

ni poner en una misma placa de horno o microondas, ambas comidas. Hay que tener cuidado a la hora de tostar el pan sin gluten en una tostadora de pan normal, siempre debe de estar bien limpia y para más seguridad, es recomendable usar una propia. Los condimentos untables, como la mayonesa, la mermelada, la mantequilla, etc., pueden contaminarse con cuchillos o cucharillas que contengan restos de productos con gluten. En definitiva, la limpieza absoluta del espacio de trabajo de la persona que cocine es la recomendación general para cocinar para un celíaco.

“La limpieza absoluta del espacio de trabajo es, ante todo, impresincible”


79

Humor

¡Palomita! ¿Mazorcas a casa? ¡Qué maíces!

vicente Illescas ©


NÚMERO 0 · FACTORÍA SIN GLUTEN · MAYO 2011

PróximoNúmero

Entrevista a Patricia Conde En el próximo número de Factoría sin gluten no te puedes perder la entrevista en exclusiva de la presentadora celiaca más popular de la televisión. ¡Esto y mucho más en el FSG de junio!

Factoría sin gluten  

Una revista hecha para celiacos de todas las provincias españolas, en especial Castilla-La Mancha, Murcia y Alicante

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you