Page 425

NUTRICIÓN EN SALUD PÚBLICA

Los hábitos alimentarios inicialmente se forman en la familia de origen y se consolidan en los contactos y las relaciones producidos en el medio social (figura 2). La influencia de la familia en la formación de los hábitos alimentarios se basa en la estrecha relación que se establece entre sus miembros, la importancia de la imitación de nuestros mayores y la afectividad que rodea a la implantación de los hábitos, especialmente los alimentarios. Los determinantes de las conductas alimentarias, expresión de los hábitos, están muy ligados a la evolución de los niños en las diferentes etapas. Inicialmente, la dependencia de los padres, su instinto de observación, la capacidad de imitar a quienes les rodean y la aceptación de las conductas del entorno para conseguir la aceptación e integración en el mismo son los determinantes que dominan. Posteriormente, la solidaridad con sus amigos, el sentimiento de independencia, la rebelión contra el sistema familiar y social y el deseo de oponerse a la autoridad son los aspectos más significativos. En cualquier caso, el estilo de vida de los padres y la forma en que ejercen su función tienen una gran importancia para adquirir hábitos alimentarios saludables. En investigaciones sociológicas se han identificado varios tipos de estilos en el manejo de la relación padres/hijos con resultados más o menos efectivos. Se habla de un estilo basado en el ejercicio de la autoridad en el contexto del compromiso derivado de la función de padres. El niño percibe positivamente esta actitud porque en estas edades necesita encontrar un referente que le dé seguridad y afecto. Esta actitud de los padres es la que da mejores resultados. Otro estilo es el de los padres negligentes que mantienen una actitud tolerante pero despreocupada, dejando que el niño evolucione de una forma «natural». Esta manera de comportarse tiene efectos muy negativos para el establecimiento de los hábitos. El tercer estilo es el de los padres autoritarios, sin concesiones, que ejercen un fuerte control pero con escaso apoyo emocional. Y, por último, el estilo de los padres indulgentes que no son exigentes con sus hijos y siempre tratan de encontrar una explicación bondadosa a sus conductas negativas. Los estilos de vida de la sociedad actual, y concretamente la organización familiar, se han visto afectados por el trabajo extradoméstico de la madre, que ha modificado muchas pautas de comportamiento de los miembros de la familia y, muy especialmente, los hábitos alimentarios. Se toman más comidas preparadas, una cocina más simplificada, y se hace mayor uso de los servicios de restauración colectiva (escuelas infantiles, comedores escolares, laborales, etc.).

426

Profile for Ana Palencia

Nutrición en Salud Pública  

Es un libro acerca de la nutrición en la Salud Pública, en el cual se da los lineamientos más importantes, así como la epidemiología como un...

Nutrición en Salud Pública  

Es un libro acerca de la nutrición en la Salud Pública, en el cual se da los lineamientos más importantes, así como la epidemiología como un...

Profile for anaeupa1
Advertisement