Page 420

INTERVENCIÓN NUTRICIONAL EN LA COMUNIDAD

necesitan ser investigadas, parece que el sueño, la temperatura corporal, la presión arterial y las secreciones de las glándulas suprarrenales son los responsables de las manifestaciones del apetito. El hambre no es exigente, pero el apetito es selectivo y nuestra cultura condiciona el tipo de alimentos, la forma, la frecuencia, el momento de consumo, el tamaño de las raciones y la distribución intrafamiliar de alimentos. La diversificación de productos en el mercado, las presiones de la competencia ante una oferta tan variada y los nuevos estilos de vida han intervenido en gran parte en la forma de alimentarnos. Así pues, el acto de comer supera la dimensión nutritiva expresándose como un fenómeno social y cultural, mientras que la nutrición se refiere a los aspectos fisiológicos. Los significados de los alimentos no dependen exclusivamente de sus cualidades organolépticas, sino también de asociaciones culturales que les atribuyen la comunidad o el grupo humano en el que se vive. De hecho, nuestros hábitos alimentarios se arraigan porque nuestra cultura los acepta e integra, siendo normalizados y reconocidos por el grupo. La alimentación diaria se organiza sobre la base de principios de exclusión, asociación, prescripción y prohibición, se asienta sobre tradiciones y símbolos, y cada sociedad ritualiza su forma de comer rodeándola de connotaciones al margen de su valoración nutricional. El sistema social en el que vivimos sanciona lo comestible y lo que no lo es, y los grupos humanos encuentran afinidades y diferencias en sus formas de consumo, se identifican con su comida y refuerzan su sentido de pertenencia social; por ejemplo, las regiones que cocinan con aceite de oliva y utilizan el ajo como condimento, frente a las que utilizan otro tipo de grasas y hierbas. Los hábitos alimentarios son la expresión visible de nuestro comportamiento diario en relación con la comida. Cada sociedad configura sus hábitos alimentarios en función de la producción propia de alimentos, ligada a sus condiciones geográficas y climatológicas, sus posibilidades de intercambio de alimentos con otras regiones, su organización social y laboral, sus creencias, símbolos y tradiciones. La sociedad es dinámica y evoluciona a lo largo del tiempo, y los hábitos alimentarios, pese al arraigo en la población del patrón de consumo de alimentos, se ven condicionados por el medio externo que actúa sobre ellos provocando, en ocasiones, modificaciones muy notables.

421

Profile for Ana Palencia

Nutrición en Salud Pública  

Es un libro acerca de la nutrición en la Salud Pública, en el cual se da los lineamientos más importantes, así como la epidemiología como un...

Nutrición en Salud Pública  

Es un libro acerca de la nutrición en la Salud Pública, en el cual se da los lineamientos más importantes, así como la epidemiología como un...

Profile for anaeupa1
Advertisement