Page 271

NUTRICIÓN EN SALUD PÚBLICA

el percentil 95 de dicha distribución. Esta medición en términos relativos a una población tiene los inconvenientes, mencionados anteriormente para los adultos, de que siempre será relativa a la población de referencia. Así, la definición de la obesidad como aquel valor que supere el percentil 95 del peso para la edad siempre nos dará una prevalencia de obesidad cercana al 5%. Por ello, igual que ocurrió en los adultos, se ha tratado de encontrar parámetros más objetivos basados en el riesgo. Y así se han buscado unos puntos de corte para el IMC, para cada edad desde los 2 años hasta los 18, que representarían un riesgo similar al riesgo del IMC de 25 a 30 y > 30 en los adultos. Dichos puntos de corte, que nos dan, para cada edad, el IMC para definir sobrepeso y obesidad en los niños y adolescentes, se han publicado recientemente y están hoy día bastante admitidos. Por el momento, el uso de las circunferencias como estimadores de obesidad central en los niños está limitado, no siendo clara la relación con el riesgo cardiovascular. En resumen, aunque hay muchos métodos directos para estimar el porcentaje de masa grasa del organismo, y por lo tanto para clasificar a un individuo como obeso, tanto en la práctica clínica habitual como en el campo de la epidemiología y la salud pública, la antropometría, más factible y barata, es el método de elección. De los indicadores antropométricos, el IMC es el de elección para estimar la presencia de la obesidad, especialmente en adultos pero también en los niños. Al lado de este indicador de obesidad generalizada, es conveniente medir la CCi como estimador de obesidad central en los adultos.

3. 3.1.

PROBLEMAS DE SALUD ASOCIADOS A LA OBESIDAD Obesidad y mortalidad

Diversos estudios de investigación han mostrado que el riesgo de muerte está elevado en los individuos obesos respecto a los que tienen un peso normal. Estos estudios, que utilizan el IMC como estimador de obesidad, han mostrado que el menor riesgo de muerte se observa en los individuos con un IMC entre 22 y 23,4 kg/m2 en mujeres y 23,5 y 24,9 kg/m2 en hombres, y que, comparado con ellos, el riesgo de muerte por cualquier causa aumenta al aumentar el IMC, especialmente a partir de 25 kg/m2 y, sobre todo, a partir de 30 kg/m2. Las principales causas de muerte en los obesos son las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y el cáncer.

272

Profile for Ana Palencia

Nutrición en Salud Pública  

Es un libro acerca de la nutrición en la Salud Pública, en el cual se da los lineamientos más importantes, así como la epidemiología como un...

Nutrición en Salud Pública  

Es un libro acerca de la nutrición en la Salud Pública, en el cual se da los lineamientos más importantes, así como la epidemiología como un...

Profile for anaeupa1
Advertisement