Issuu on Google+

MPAA ESTUDIOS OFICIALES DE MÁSTER Y DOCTORADO EN PROYECTOS ARQUITECTÓNICOS AVANZADOS

La playa bajo los adoquines Ana Belén López Plazas Laboratorio de paisaje Darío Gazapo de Aguilera anadelpuente@gmail.com

ES RESUMEN. Observar la playa bajo los adoquines para elaborar estrategias de conocimiento del espacio público en unas condiciones novedosas. La cartografía del deseo fue nuestra aproximación a París a través de un dispositivo digital, nos hizo formar parte de la intimidad de los usuarios de la ciudad, revelándonos territorios digitales deseados por medio de tecnologías actuales. Será por medio de las coordenadas de nuestro itinerario cómo formularemos conceptosº, referencias’ y escenarios’’. Usar instantes para proyectar la ciudad a largo plazo. PALABRAS CLAVE: intimidad, género, representación, aceras, experimento, vecindad


“Pensó que para recuperar la brújula debía dejarse guiar por los otros.”


INDICE

INTRODUCCIÓN.................................................................................................................................... 3

PARTE I De coordenadas decimales a conceptosº, referencias' y escenarios'' ............................5 De la heterópolisº del amor al París de deseo .................................................................................................. 7 Sinergias energéticas en la ciudad global ............................................................................................ 7 Normas para compartir la ciudad......................................................................................................... 7 Larga vida al deseo.............................................................................................................................. 8 Experimento colectivoº en ausencia de la parisienne ....................................................................................... 9 Borrar el cuerpo para obtener la 3ª ciudad ...........................................................................................9 Aceptar el vacío.................................................................................................................................... 9 Escala 1:1 a tiempo real..................................................................................................................... 10 Los fallos humanos dentro de la metodología .................................................................................................11 Los durmientes, metodología..............................................................................................................11 Las intimidades urbanas de Sophie....................................................................................................11 Parafraseando a Calle........................................................................................................................ 12 Hipermasculinoº: (Homo)sexualidad como herramienta de diseño ................................................................ 13 El género importa................................................................................................................................13 Performances de género según J. B. ................................................................................................ 13 Fármacos para el espacio urbano...................................................................................................... 14 Muerte y vida del espacio público................................................................................................................... 15 El uso de las aceras alicatadas.......................................................................................................... 15 Desconocidos en una vecindad equilibrada ....................................................................................... 15 Te veo, tú no me ves...........................................................................................................................16 La topocrítica de lo ordinario........................................................................................................................... 17 Reflexión sobre los sistemas de representación ................................................................................17 Datos nuevos para ver la realidad......................................................................................................17 Lo ordinario del escenario.................................................................................................................. 18

1


PARTE II Lo específico de cada escenario....................................................................................... 19 48º, 50', 2.57'' N / 2º, 19', 54.03'' E Les Catacombes ..................................................................................... 21 Dragones chinos como paisajes urbanos...........................................................................................21 Imaginario colectivo............................................................................................................................ 22 Rutinas activas....................................................................................................................................22 Del usuario al territorio: categorías de paisajes deseados ............................................................................. 24 48º, 50', 46.14'' N / 2º, 20', 45.68'' E Le Pantheon .......................................................................................... 25 Urbanismo Queer................................................................................................................................25 Patrones de comportamiento..............................................................................................................26 Cuando Jose Luis encontró a Sophie .................................................................................................27 Portulanos que dibujan playas digitales .......................................................................................................... 29 48º, 50', 55.11'' N / 2º, 20', 31.95'' E La Place de la Sorbonne ....................................................................... 30 Ballet instantáneo............................................................................................................................... 30 De Hudson Street a la Place de la Sorbonne'' ................................................................................... 31 Coreografías vecinales....................................................................................................................... 33 Re-configuración del cuarto de baño.............................................................................................................. 34

PARTE III ó RESUMEN para el lector 'pressé'.................................................................................. 35

RECURSOS GRÁFICOS .................................................................................................................... 38

GLOSARIO CARTOGRÁFICO............................................................................................................ 39

MEDIOS............................................................................................................................................... 40

BIBLIOGRAFÍA.................................................................................................................................... 41

2


INTRODUCCIÓN Observar la playa bajo los adoquines para elaborar estrategias de conocimiento del espacio público en unas condiciones novedosas. Nuestra aproximación a París a través de un dispositivo digital, nos hizo formar parte de la intimidad de los usuarios de la ciudad, revelándonos territorios digitales deseados por medio de tecnologías actuales.

La cartografía del deseo ha sido la herramienta con la que nos hemos aproximado a una ciudad global a través de un smartphone, para desvelar una ciudad potencial dentro de la ciudad existente. Por medio de los ciudadanos de París, siendo partícipes de su intimidad, hemos profundizado en la sexualidad de una heterópolisº donde vive la eterna parisienne. Con unas nuevas gafas que detectan otra realidad, fuimos partícipes de escenas de la vida digital de los usuarios de una red social, compartimos un territorio deseado fruto de un experimento colectivoº, donde humanos (usuarios), no-humanos (dispositivo) y discurso (objetivo común de la red social) configuraron instantes urbanos geolocalizados. Los escenarios parisinos nos desvelaron otras dimensiones “a escalares” dentro de unos marcos urbanos convencionales. Una metodología donde el fallo es consecuencia de la parte humana del escenario, como en los experimentos o experiencias que ilustran la obra de la artista Sophie Calle', y la intimidad forma parte del campo de estudio con resultados de taxonomía intangible. ¿Qué elemento será más valioso para detectar potenciales en la ciudad: un tatuaje, una playa o una lavadora? Acotando el campo de estudio del laboratorio, no será sino en lo específico donde más pistas encontraremos para actuar en lo general. En este caso, nuestra aproximación a la ciudad a través de la (homo)sexualidad, nos conduce a una visión donde lo hipermasculismoº nos ayuda a observar cuestiones de género y su repercusión en el diseño de la ciudad. ¿Un tatuaje, una playa o una lavadora? ¿Qué escenario será mas relevante: las Catacumbas'', el Pantheon'' o la Plaza de la Sorbona''? Si hablamos de datos instantáneos localizados, tenemos que reflexionar sobre la posición del cuerpo en el mapa. Un ciudadano en movimiento, siendo partícipe de los mecanismos de control urbanos, buscará otros espacios públicos propios donde seguir expresando su sexualidad, una vez globalizados o gentrificados sus espacios de liberación sexual. La vecindad equilibrada que defendía Jane Jacobs', encuentra nuevas manifestaciones a través de los deseos de los usuarios de la ciudad. ¿Puede la arquitectura, no como objeto sino como sistema de representación, ayudarnos a detectar las oportunidades de espacio público democrático elegido o configurado previamente? Aplicando el sentido topocrítico de Nicolas Bourriaud', debemos interrogar nuestro sistema de representación para que nos ayude con la investigación planteada. Re-leer planos y fotografías para describir la realidad, y encontrar la tercera ciudad donde hay vida más allá de la parisienne. La posición geográfica de los 3


escenarios de nuestro itinerario, nos aporta unas coordenadas precisas para interpretar la información instantánea. El trabajo se estructura en tres partes. Hemos decidido que sean los tres escenarios protagonistas de la cartografía común los que nos introduzcan las reflexiones que se realizan a lo largo del texto. En la PARTE I se realiza la presentación de los conceptosº y referencias' principales que se han elegido para analizar los escenarios'' de la cartografía común. En la PARTE II nos introducimos en lo específico de los escenarios'', en búsqueda de los objetivos planteados en la investigación. Procedemos a un relatar cada uno de los tres territorios en claves diferentes de atención. Múltiples miradas para diversas situaciones donde se profundiza más en la metodología seguida, tanto en el trabajo común como en este avance individual. Será en la PARTE III donde se enumeren las reflexiones del trabajo, un alivio para el lector pressé. Al inicio de cada parte, compartimos un detalle correspondiente a nuestra toma de datos. Cada capítulo genera unas coordenadas clave relacionando los conceptosº, las referencias' y los escenarios'' de partida. En algunos capítulos, en casi todos, el lector observará como surgen otras coordenadas clave que introducen nuevos conceptos, referencias y escenarios, derivados del estudio del término base. Todas estas coordenadas se recogen en un glosario cartográfico, con el propósito de referenciar en el marco geográfico del trabajo las reflexiones realizadas, constatando que investigación y geografía son indisociables.

La autora os invita a estudiar la playa debajo de los adoquines para elaborar nuevas estrategias de conocimiento del espacio público actual. Las coordenadas de nuestro itinerario tienen la clave, será a través de los gradosº, minutos' y segundos'' cómo contaremos conceptosº, referencias' y escenarios''. Usar instantes para proyectar la ciudad a largo plazo.

4


PARTE I De coordenadas decimales a conceptosº, referencias' y escenarios''

París, viernes 4 de noviembre 2011. 9 horas. Me levanto en el piso que hemos alquilado en la rue des Gravilliers, Paloma baja a comprar croissants, Miguel prepara café, Juan se está duchando y yo hago unas tostadas. 10 horas. Salimos del piso. Es una mañana soleada. Llevo vestido, medias azules y abrigo negro. No hace frío me dejo el gorro en el piso. Intentamos alquilar unas bicis para ir al encuentro de los compañeros en el Bulevard de Sébastopol. Después de probar con mi tarjeta de crédito y llamar al teléfono de información, no conseguimos la misión. Cogemos el metro en ChâteletLas Halles linea 4 hasta Denfert Rochereau. 10 horas 45 minutos. Hemos llegado a la puerta de las Catacumbas. Entramos todos juntos en el edificio y empezamos a bajar las escaleras. Hace frío y hay humedad. Seguimos todos la ruta marcada, con mas o menos prisa. Realizo la primera parte hablando con Granada sobre del piso que han alquilado para el fin de semana. Después recorro las grutas subterráneas sola, las paredes de huesos intimidad un poco. Intento sacar algunas fotos para la colección de Joe, le gusta aislar acumulaciones de objetos. No pretendo hacer muchas fotos durante el viaje, estoy muy concentrada en que las fotos serán las capturas de mi móvil. 11 horas 50 minutos. Salimos de las catacumbas en la rue d'Alembert. Comienzo el registro de los usuarios que detecto a mi alrededor. Yo soy *mpaa*, he elegido la imagen de una barbie para corromper las reglas de la aplicación. Hago capturas de pantalla de mi movil de todos los usuarios que hay conectados hasta llegar a un radio de 500 metros. Llegamos a la Avenue René Coty. Tomamos un petit café y esperamos a Saul y Jaime para continuar la ruta.1

1

Redacción inspirada en la obra Le filature de Sophie Calle, 1981. 5


Las capítulos de este trabajo se realizan combinando conceptosº y referencias' con los escenarios'' de nuestro itinerario. Creamos unas coordenadas clave que dan lugar a una reflexión. Los elementos de partida son: conceptosº

referencias'

escenarios''

Heterópolisº

Sophie Calle

Les Catacombes

Experimento colectivoº

Jane Jacobs

Le Pantheon

Hipermasculinoº

Nicolas Bourriaud

La Place de la Sorbonne

Inevitablemente durante la reflexión de una coordenada inicial, se descubre una coordenada clave relativa que se suma a nuestro glosario cartográfico.

6


De la heterópolisº del amor al París de deseo Heterópolisº, Sophie Calle', Le Pantheon'' Intimidadº, Paul Auster', New York''

Este trabajo se inserta en un marco complejo de ciudadad global, lo que vamos a denominar heterópolisº. Nos interesa reflexionar sobre la diversidad de realidades formadas en el contexto urbano de París: “La heterópolis es la ciudad plural, en la que conviven sin mezclarse grupos étnicos, poderes económicos y estilos de vida diferentes sin que ninguna domine lo suficiente para imponer su orden” 2 Sinergias energéticas en la ciudad global Nuestro itinerario por la heterópolisº parisina estuvo influenciado por el carácter turístico de la visita. Encontramos un dominio institucional frente a los demás componentes urbanos. El paseo se realizó dentro de los límites del periférico, donde la imagen de la ciudad está fuertemente vinculado con su memoria histórica. Fuera de los límites del periférico la ciudad extiende su complejidad, convirtiéndose en la ciudad segregada. Nuestro primer acercamiento a París en la cartografía común fue trabajar con la complejidad urbana como sinergia energética. Nos planteábamos ser partícipes de la energía propia de una heterópolis mediante un dispositivo digital. ¿Encontramos la misma heterópolisº en nuestro dispositivo digital? En el experimento colectivoº realizado en París, en la rivera sur del Sena, encontramos un equilibrio entre los elementos que se separan en una heterópolisº. Los grupos étnicos, los poderes económicos y estilos de vida se unen con un fin común. Fuera de las constricciones de la ciudad globalizada, encontramos un refugio digital que satisface nuestras necesidades. En la ciudad global ya no conocemos a la gente que anda por la calle, y menos aún los saludamos, pero el refugio digital nos devuelve la domesticidad fruto de la mezcla de diferentes estilos de vida. Normas para compartir la ciudad Cuando Sophie Calle se marcha a Nueva York en 1994, pide consejo a su amigo Paul Auster para hacer su estancia en la heteróplisº de los rascacielos más cercana. Auster le dará cuatro normas que marcarán su comportamiento urbano: deberá sonreír a la gente por la calle, hablar con desconocidos, distribuir comida y cigarrillos a los vagabundos y apropiarse de un lugar público 3. Sophie, con el rigor que caracterizan todas sus obras, documentará el proceso cuidadosamente. Anotará el número de sonrisas realizadas y el número de sonrisas correspondidas, con un cronometro medirá los minutos de conversación que realiza con desconocidos, regalará sandwiches y tabaco siguiendo el mismo 2 3

Se refiere al concepto acuñado por C. Jenks hablando de la ciudad de Los Ángeles. DURÁN, MARIA ANGELES. La ciudad compartida: conocimiento, afecto y uso. Madrid: Consejo superior de los colegios de arquitectos de España, 2007. CALLE, SOPHIE. AUSTER, PAUL. Gotham handbook. Arles: Actes sud, 1998. 7


registro que con las sonrisas, y se apropiará de una cabina de teléfono donde proyectará toda su personalidad al encuentro con los neoyorquinos. Ella quería hacer presente su paso por la ciudad, y provocar recuerdos en los ciudadanos a través de su intimidad. La gente que no le devuelve la sonrisa pero que acepta el cigarrillo, sonríe al ver la cabina, la examina por unos segundos y advierte que la ciudad es diferente. En nuestro experimento colectivoº nos acercamos a la intimidad de los usuarios de la ciudad con las siguientes normas: iniciar sesión en una red social digital, chatear con los usuarios, quedar con alguien y hacer capturas de pantalla de la gente que estaba a una distancia de 500 metros. Larga vida al deseo Cuando vemos la lavadora de un usuario de la red social situada en la plaza del Pantheon'', nos devuelve la sonrisa del neoyorquino al que Sophie Calle' regalo tabaco. Nos devuelve a la ciudad compartida por usuarios que buscan otros recursos para mostrar su deseo. El entorno institucionalizado en el que nos movemos contiene personas, usuarios al otro lado de la barrera de control que esperan ser tratados igual que las instituciones. ¿Demoler el Pantheon'' y poner una lavandería? Nada más lejos de la realidad. Si el deseo nos acerca a la intimidad de la ciudad global, nuestro experimento colectivoº es una estrategia para propiciar el dialogo entre Pantheon'' y dispositivo. Quizás así, el usuario aparezca como persona que usa la ciudad y pueda aparca una bicicleta en la puerta de la Biblioteca Sainte-Geneviéve.

8


Experimento colectivoº en ausencia de la parisienne Experimento colectivoº, Nicolas Bourriaud', Place de la Sobornne'' Laboratorioº, Eugene Atget', Champs Elysées''

Usaremos el concepto de experimento colectivoº para denominar nuestra toma de datos en París. Este término está influenciado por las teorías de Bruno Latour sobre las relaciones entre no humanos, humanos y discurso, el dentro-fuera del laboratorio, lo macro y lo micro. Nos cuestionamos el tipo de protocolo utilizado y el estado de nuestro laboratorio dentro del lugar y tiempo en que estamos obligados a vivir4. Borrar el cuerpo para obtener la 3ª ciudad París siempre ha estado perseguida por la figura de la parisienne, este ha sido uno de sus objetos de deseo más exportados. Todos los que han viajado a la ciudad del amor, han vuelto enamorados de la figura femenina, otorgándole a la ciudad atributos de mujer. A principios del siglo XX, cuando París brillaba por la sexualidad de sus boulevards y del cuerpo femenino, existían figuras artísticas que buscaban otra ciudad más allá de la sexualidad que establecía la modernidad. Una de ellas fue el fotógrafo Eugené Atget, quien alejándose de la demanda del momento, observó París en búsqueda de la tercera ciudad5. Una tercera ciudad que encontró borrando el cuerpo, buscando el vacío de sus escenarios y otorgándoles nuevos enfoques contrarios a las imágenes de postal de los lugares históricos. Ante un escaparate de corsets borra la imagen femenina, a la parisienne, para advertir los modos de control sobre la sexualidad. Reflexiona sobre cual debe ser el molde para conseguir adaptarse al estándar de belleza de la época. Los bulevares desiertos de sus fotografías, resultaron desconcertantes ante el éxito que en ese momento tenían estos espacios públicos, pero su estrategia para otorgar modernidad a su documento era mostrar el espacio vacante. Aceptar el vacío Cuando lo atractivo es mirar los cuerpos que ocupan las fotos de los usuarios recogidas en nuestro experimento colectivoº, nuestra reacción

fue borrar el cuerpo

para

observar el vacío.

Inconcientemente buscamos la tercera ciudad de Atget un siglo después. El deseo que vemos en las imágenes es mucho más atractivo si analizamos el paisaje en el que los ciudadanos se muestran, como se configura el momento que quieren compartir con nosotros. Al contrario que en la obra del fotógrafo francés, nuestras imágenes no están vacías, no es el mismo vacío al que nos enfrentamos. 4 5

No hay delito intelectual peor que engañarse sobre el lugar y el tiempo en que se está obligado a vivir. LATOUR, BRUNO. ¿Qué protocolo requieren los nuevos experimentos colectivos? 2001 NESBIT, MOLLY. In the absence of the parisienne. 1992. Encontrado en: COLOMINA, BEATRIZ. Sexuality and space. Nueva York: Princeton Architectural Press, 1992. 9


El cuerpo forma parte del paisaje pero al simplificarlo a una silueta, enfatizamos el mensaje que cada usuario nos transmite. Basándonos en la topocritica de Nicolas Bourriaud'6, la abstracción encuentra una razón en las virtudes realistas. La modernidad que buscaba Atget no tenia ni rostro ni cuerpo. Para conseguir medir lo no figurable, necesito de otro un recurso propio de su época. El enfoque diferente de su cámara consiguió trazar los objetivos de su búsqueda. Escala 1:1 a tiempo real El concepto de experimento colectivoº al que aboga Bruno Latour, forma parte de su ecología política para darle voz a los diferentes elementos que forman la sociedad: humanos, no humanos y discurso. Alejados de un laboratorio aislado, hoy en día formamos parte de experimentos a escala 1:1 a tiempo real7. En nuestra toma de datos en la plaza de la Sorbonne, fuimos conscientes de la instantaneidad física del experimento contactando con gente que según nuestro gps se encontraban a 5 metros de nosotros. Los humanos (usuarios) estaban representados por no humanos (dispositivo) gracias a un discurso común (el objetivo de la red social). Todos juntos formamos un discurso preciso en tiempo y distancia en un marco localizado.

6 7

BOURRIAUD, NICOLAS. Topocrítica. El arte contemporáneo y la investigación geográfica. Encontrado en Heterocronías. Tiempo, arte y arqueologías del presente. Murcia: Cendeac. 2008. Por ejemplo, el cambio climático. LATOUR, BRUNO. ¿Qué protocolo requieren los nuevos experimentos colectivos? 2001. Op. Cit. 10


Los fallos humanos dentro de la metodología Experimento colectivoº, Sophie Calle', Les Catacombes'' Errorº, Les dormeurs', 22 rue Liacourt á Paris 14ème''

Sophie Calle' se convierte en una referencia inicial en el trabajo común que se mantiene en esta disertación individual. Artista conceptual francesa nacida en 1953, su obra se caracteriza por usar escenarios aparentemente arbitrarios para estudiar la vulnerabilidad humana. En sus trabajos destacamos su interés en la intimidad e identidad, mediante el registro cuidadoso de las acciones. Los durmientes, metodología En su obra Les dormeurs buscaba la emergencia de algo íntimo, grave, algo significativo y revelador, analizando cuidadosamente las 8 horas que compartió con cada una de las personas que invitó a dormir en su cama. No tenia un fin predeterminado antes de comenzar su experimento, partía de una mirada no enjuciadora, y eran los invitados libremente interesados los que cuestionaban el experimento y buscaban un interés oculto, a veces perverso, en su acción. La metodología usada por Calle, nos atrae por el uso del fallo como parte humana del escenario. Previamente al comienzo de su experimento, ella tiene científicamente estudiado y planteado su modo de proceder: un horario con la distribución pormenorizado de todas las personas que compartirán la cama, un listado de preguntas, un juego de sabanas, comida, bebida, la planificación de la toma de fotos,... Pero no olvida que una vez que comience el show, serán las personas que generosamente acceden a participar, las que modifiquen la toma de datos. Las alteraciones de sus reglas de juego serán fallos oportunos para su estudio de la intimidad e identidad. "Pedí a algunas personas que me proporcionaran algunas horas de sueño. Venir a dormir a mi lecho. Dejarse fotografiar. Responder a algunas preguntas. Propuse a cada uno una estancia de unas ocho horas, la de un sueño normal. Contacté por teléfono con 45 personas: desconocidos cuyos nombres me habían sido sugeridos por conocidos comunes, amigos y habitantes del barrio llamados para dormir de día, (...) Mi habitación tenía que constituir un espacio constantemente ocupado durante 8 días, sucediéndose los durmientes a intervalos regulares. (…) La ocupación de la cama comenzó el 1 de abril de 1979 a las 17 y finalizó el lunes 9 de abril de 1979 a las 10 , 28 durmientes se sucedieron. Algunos se cruzaron (...) Un juego de cama limpio estaba a su disposición (...) no se trataba de saber, de encuestar, sino de establecer un contacto neutro y distante. Yo tomaba fotos todas las horas. Observaba a mis invitados durmiendo".8 Las intimidades urbanas de Sophie Uno de nuestros objetivos en nuestro experimento colectivoº en París, fue contactar con los usuarios 8

CALLE, SOPHIE. Les dormeurs. Arles: Actes Sud, 2000. 11


de la red social elegida, queríamos conocerlos mas allá de la pantalla de nuestro smartphone. Mediante conversaciones en el chat quisimos tomar un café con ellos, hablar cara a cara sobre su idea de ciudad e influencia de la tecnología. Una idea equivocada donde no eramos conscientes de la naturaleza de la aplicación que usábamos, un fallo humano que provocamos nosotros mismos en nuestro planteamiento al no analizar la aplicación de una forma no enjuiciadora. Nosotros visitábamos un entorno digital originado por una regla de juego, y esos usuarios no conciben la ciudad sin esa premisa. El método Calle nos enseña como acercarnos a la intimidad de las personas, como ser pacientes y esperar al fin del experimento para observarlo en su totalidad. Nos ha hecho ver que nuestros fallos han sido acertados para el conocimiento del entorno digital que buscamos. Parafraseando a Calle A los 19 años, Sophie Calle hizo un viaje a través de Estados Unidos porque no sabía qué hacer con su vida. Cuando regresó a París, siete años después, se sintió como una extraña en la ciudad, sin reconocerse a sí misma. Pensó que para recuperar la brújula debía dejarse guiar por los otros. Comenzó a perseguir extraños al azar mientras los fotografiaba y tomaba notas de sus movimientos. Después de esas practicas urbanas decidió invertir la ecuación y dejar conciencia de su paso por ciudad. En la obra La filature (1981), Sophie Calle le pide a su madre que contrate a un detective para que le siga por París, a la vez le pide a una amiga que persiga al detective. Ella plantea un juego de persecuciones triple: ella tomará datos de su itinerario, el detective tomará fotos y realizara un informe sobre sus movimientos, y la amiga realizará fotos de Calle y el detective dejando constancia del experimento. Un juego de múltiples miradas sobre la ciudad, cada una revela un aspecto diferente. Tres lecturas sobre el mismo acontecimiento. Calle realiza una descripción del itinerario en clave personal, mientras que el detective realiza un frío informe tratándola como un objeto. En las fotos se percibe la actividad y la mirada personal de cada uno de los fotógrafos. Una metodología triple, para asegurarse el éxito. No se conforma con una opinión, y menos con la suya personal. Necesitó de otras lecturas, la de un extraño y la de una amiga para cerrar el círculo, para obtener una mirada sobre su paso en la ciudad. Nosotros iniciamos en Les Catacombes'' una persecución en el mundo digital, mientras nuestros compañeros fuera de nuestra pantalla, confirmaban nuestra existencia dentro del itinerario.

12


Hipermasculinoº: (Homo)sexualidad como herramienta de diseño Hipermasculinoº, Jane Jacobs', Place de la Sorbonne'' Performances de géneroº, Michael Foucault', Le Marais'' Teresa de Lauretisº, Judith Butler', Beatriz Preciado''

Con el concepto Hipermasculinoº nos referimos a información generada en nuestra toma de datos por la comunidad homosexual masculina. Reflexionamos sobre el concepto de hipermasculinoº para abordar el tema del género en la ciudad y sus implicaciones urbanas. Partimos del sexo como una concepción biológica y del género9 como la forma propia para vivir la sexualidad. El género importa No será cuestión de hombres y mujeres en su definición biológica, lo que influya en la vida de la ciudad. Serán los estilos de vida independientes del bio-cuerpo, los que nos indiquen criterios de diseño urbano. Numerosos estudios protagonizan actualmente la reflexión urbana ciudad y género, tales estudio abordan el tema como un enfoque social, cercano a la visión feminista de los años 70 mujer-victima y hombre-opresor. Al plantearnos las cuestiones de género en el diseño urbano, la autora prefiere trabajar con las tecnologías de género10, para observar los comportamientos urbanos con más detalle. Teresa de Lauretis nos dice que el género es una construcción sociocultural, un cruce de las representaciones discursivas de los diferentes dispositivos institucionales. Por lo tanto, no solo hay que atender a diferencias biológicas hombre-mujer, sino de atender el resto de tecnologías que influyen en esa representación: diferencias sexuales, raciales, de clase, corporalidad, edad, etc. Nuestro experimento colectivoº se centra en la homosexualidad masculina para atender el género y establecer otras pautas de comportamiento urbano. Al partir de la eterna ciudad heterosexual con ciertas islas homosexuales, fruto de la gentrificación urbana, partimos de una limitada compilación de estilos de vida. Michael Foucault, cuya obra fue central en las elaboraciones de la gender theory 11, sostendrá en el lado subversivo de la homosexualidad la invención de nuevos estilos de vida. Estos nuevos estilos de vida deben reconocerse en la diversidad de la vida urbana. Performances de género según J. B. En nuestro experimento colectivoº dejamos constancia de una realidad mediante los actos de un 9

En 1947, el psicólogo infantil John Money utiliza el concepto de gender. Cuando Money utiliza la noción de género para nombrar el sexo psicológico, piensa sobre todo en la posibilidad de utilizar la tecnología para modificar el cuerpo según un ideal regulador preexistente que prescribe cómo debe ser un cuerpo humano femenino o masculino. PRECIADO, BEATRIZ. Testo yonqui. Madrid: Espasa, 2008. P82. 10 DE LAURETIS, TERESA. Tecnologies of gender, essays on theory, film and fiction. Bloomington: Indiana University Press, 1987. Véase en: PRECIADO, BEATRIZ. Testo yonqui. Madrid: Espasa, 2008. Op. Cit. Pág 84. 11 FOUCAULT, MICHAEL. Historia de la sexualidad Vol I. La voluntad del saber. Madrid: siglo XXI, 1977. 13


grupo de ciudadanos o usuarios, nuestra aplicación nos hace partícipes de la intimidad que materializa su sexualidad homosexual-masculina. Será por medio de los performances de género que enuncia Judith Butler 12, como podemos describir al sujeto. La performatividad del género se instala bajo la idea de una esencia interna dependiente de un cuerpo. La relación sexo (cuerpo) y género (acciones) en muchos casos está influenciada por la pertenencia a alguno de los sexos, no al género con que nos identificamos. ¿Qué performances de género se reconocen en nuestro experimento colectivoº? ¿Estas acciones nos revelan patrones de comportamiento? Atendiendo a los performances de género que plantea Judith Butler, podemos conseguir una versión actualizada de los ballets relatados por Jane Jacobs' en pro de defender su vecindad como ejemplo de espacio urbano sano y seguro. Fármacos para el espacio urbano Beatriz Preciado reflexiona sobre como después de la segunda guerra mundial la farmacología crea mecanismos de control en la población. El cuerpo es sugestionable por herramientas que proceden de la nueva ciencia de la modernidad 13, para fabricar subjetividad y afectos. La píldora, el prozac, la testosterona, la codeína, el omeoprazol, la metadona, etc. ¿Existen fármacos aplicados al espacio público? ¿Como hemos aceptado la creación de ciudades basadas en patrones de género específicos? Quizás el consuelo haya sido la gentrificacion y la aceptación de guetos en la ciudad. Como el barrio Le Marais, donde los fines de semana se convierte en una zona civilizada donde pasear con los niños y comprar artículos de diseño. Mientras en la Place de la Sorbonne'', lo hipermasculinoº toma lugar desarrollando digitalmente su intimidad.

12 Judith Butler ha definido agudamente el género como un sistema de reglas, convenciones, normas sociales y prácticas institucionales que producen perfomativamente el sujeto que pretenden describir. BUTLER, JUDITH. Deshacer el género. Paidós. Barcelona. 2006. Véase en: PRECIADO, BEATRIZ. Testo yonqui. Madrid: Espasa, 2008. Op. Cit. Pág 86. 13 PRECIADO, BEATRIZ. Testo yonqui. Madrid: Espasa, 2008. Op. Cit. Pág 33. 14


Muerte y vida del espacio público Heterópolisº, Jane Jacobs', Le Pantheon'' Vecindad equilibradaº, _', 555 Hudson street''

“¿Que es lo primero que nos viene a la mente al pensar en una ciudad? Sus calles.”14 Jane Jacobs' (1916-2006) escribe The death and life of great american cities en 1961, donde realiza un estudio pormenorizado del funcionamiento de las grandes ciudades americanas. Su libro atiende a los aspectos más difíciles de la ciudad, no se preocupa en como deben parecer las cosas, sino como deben funcionar. En este trabajo utilizaremos su descripción de la vecindad y del uso de las aceras, para describir la domesticidad el espacio digital que percibimos por medio de nuestro dispositivo. El uso de las aceras alicatadas La heterópolisº de Jane Jacobs'15, necesita el estudio de la vecindad auténtica para conocer los principios básicos urbanísticos que pueden estimular la vitalidad social y económica de las ciudades. Esta vecindad está formada por gente conocida y gente no conocida. En las aceras reales de Hudson street16 es necesario que existan conocidos públicos, nos relata como en situaciones de peligro son los desconocidos los que ayudan y colaboran en el bienestar. La confianza aumenta con el contacto entre las personas en la calle. Existe confianza pública y casual, la suma de los contactos (que pueden ser asuntos triviales), nunca nos dará un un resultado trivial. ¿Pueden calles impersonales tener ciudadanos conocidos digitalmente en orden de vecindario? ¿que nos indica que una calle aburrida tenga una gran vida digital? ¿la hace mas segura? ¿Real o digitalmente? ¿La red social es cercana o marca una distancia? Jacobs aboga por las relaciones estrictamente públicas donde compartimos poco. Las situaciones de compartir todo o nada caen en el aburrimiento. No es lo mismo encontrarte a tu vecino en el espacio privado, que encontrarlo por casualidad en la kiosco. Esta teoría la ilustra con los barrios segregados de ricos, donde no existen pequeños comercios. Las relaciones entre vecinos siempre pasan en los espacios públicos privados. Los pequeños comercios propician el contacto casual, es un punto común intermedio y necesario para la vecindad. Desconocidos en una vecindad equilibrada En nuestro itinerario la vecindad estaba completamente diluida por la presencia institucional, el espacio público pertenecía a los turistas y universitarios. ¿La gente que encontramos en la pantalla 14 JACOBS, JANE. Vida y muerte de las grandes ciudades. Madrid: Capitán Swing Libros, 2011. Pág 55. 15 […] se etiqueta a la población según con su precio correspondiente y cada paquete de población segregada, etiquetada y tarifada vive en creciente sospecha y rencor contra la ciudad que lo rodea. Cuando dos o más de esas islas hostiles se yuxtaponen el resultado se clasifica de “vecindad equilibrada”. Ibid. Pág 30. 16 Jane Jacobs vivó en el 555 de Hudson street, Nueva York. 15


eran conocidos y conocidos públicos? ¿Ha sido a través de nuestro dispositivo como hemos participado de una vecindad equilibrada? En el itinerario, fuimos partícipes de la yuxtaposición de varias islas hostiles parisinas. Por ejemplo, en la zona del Pantheon'' existe un gran peso turístico e institucional, pero los datos de nuestro experimento colectivoº pertenecen a otra isla de ciudad donde responde lo cotidiano. Por lo tanto, fuimos partícipes de una yuxtaposición de la isla turística, la isla universitaria, y la isla instantánea del deseo. Es una obviedad que nuestro itinerario estaba lleno de personas desconocidas, pero es reflexión de este trabajo pensar si la gente que encontramos en la red social, era desconocida entre sí. Para formar parte de una vecindad tienen que existir lazos de unión, nuestro dispositivo es un lazo de unión previo a la creación de una relación físicamente real. Te veo, tú no me ves Jane Jacobs' determina tres cualidades para que una calle pueda manejar a los desconocidos: una demarcación del espacio público y privado, ojos del barrio que miren a la calle, y ojos nuevos que miren a la calle17. Ella está hablando de temas de seguridad en el uso de la calle, pero en nuestro trabajo estas forma de describir el funcionamiento de la acera podemos trasladarlo a nuestro territorio deseado. Nuestro dispositivo nos establecía unos límites, participamos de los ojos naturales del sitio y son nuestros nuevos ojos los que realizan la lectura del itinerario. Nosotros veíamos sin ser vistos, pero ellos miran a través de una pantalla a gente que forma parte de su día a día18. El dispositivo te ayuda a introducirte en un ámbito de vecindad, quizás no la vecindad que enuncia Jacobs', pero si la vecindad del siglo XXI. En las zonas turísticas-institucionales parece que no existe sitio para lo cotidiano. Nuestro itinerario estaba huérfano de ojos propios, pero cuando alguien ve un desconocido más de tres veces empieza a saludarle con la cabeza, es un conocido público 19. En nuestra red social pasa lo mismo, los contactos son conocidos públicos, públicos-digitales si prefieres, geolocalizados en un barrio sin aparente vecindad.

17 JACOBS, JANE. Vida y muerte de las grandes ciudades. Madrid: Capitán Swing Libros, 2011. Op. Cit. pag 61. 18 “a mi me gusta ver a la persona en directo, en la discoteca, así te haces una idea y no te llevas desilusiones como en otros foros, después busco a esa persona en Grindr porque casi siempre es del barrio, o va a volver a la zona de la discoteca. Es una forma de romper el hielo, pero ya lo he visto antes...” Testimonio de Benoit en la entrevista realizada en nuestro viaje en París, 05/11/11. 19 JACOBS, JANE. Vida y muerte de las grandes ciudades. Madrid: Capitán Swing Libros, 2011. Op. Cit. pag 81. 16


La topocrítica de lo ordinario Experimento colectivoº, Nicolas Bourriaud', Les Catacombes'' Imaginario colectivoº, Bureau d'Etudes', Ópera''

Topocrítica20: práctica infográfica cuya condición previa es la investigación. Arte topocrítico 21: la representación del espacio humano no es evidente, las imágenes del mundo no basta para describir la realidad. Nicolas Bourriaud' (1955,-) es critico y comisario de arte. Reflexión sobre los sistemas de representación Según Nicolas Bouriaud' la geografía de los artistas contemporáneos consiste en explorar modos de habitar, ya no se embellece el objeto artístico, sino que se le da utilidad. La obra de arte no solo tiene que tener cualidad plástica, sino pertinencia operatoria. Debe existir una representación correspondiente a su momento actual, que exprese la situación de la nueva mirada que debe aportar el artista en su labor creativa. En nuestra mirada como arquitectos, la cartografía del deseo buscó reactualizaciones de sistemas cartográficos conocidos, como los portulanos, trazar nuevas costas con los instrumentos de navegación actuales. Datos nuevos para ver la realidad Tal y como Nicolas Bourriaud' analiza en su texto, existe una tendencia para representar las diferentes formas de manifestación de la realidad actual, teniendo en cuenta formatos anteriores consolidados, reconocibles, reales. Se busca un formato reconocible por la memoria colectiva, una temática real-actual. De un modo u otro, la elección del formato y de la temática a reflexionar están cargados de actualidad y realidad22. En nuestro experimento colectivoº obtuvimos unos datos de taxonomía intangible, que fue posible medirlos por lo tanto representarlos. Esta información digital no tiene rostro ni cuerpo, es nofigurables. Lo que nos llevo a la reflexión sobre como debían representarse para favorecernos un mayor conocimiento del experimento. En contraposición, el código que encontramos dentro de la información que obtenemos tiene rostro y cuerpo, son datos que figurativamente contienen rostros y cuerpos23. La estrategia fue obviar los cuerpo para no desviar nuestra atención al carácter no figurativo de la información recogida.

20 BOURRIAUD, NICOLAS. Topocrítica. El arte contemporáneo y la investigación geográfica. Encontrado en Heterocronías. Tiempo, arte y arqueologías del presente. Murcia: Cendeac, 2008. Pag 32. 21 Ibid. Pag 33. 22 Artistas que trabajan sobre la actualidad como la economía global. Ejemplo Liam Gillick escribe una ópera sobre le presidente de Sony. Ibid. Pag 24. 23 La cartografía común se realiza observando las fotos de perfil de los usuarios de la red social, que en su mayoría contiene cuerpos y rostros. 17


Lo ordinario del escenario Bourriaud nos invita a excavar en el interior de los objetos y espacios que forman nuestra cotidianidad, para reunir y exponer el producto de esas investigaciones: […] Mark Lombradi o Bureau d'Etudes se dedican a minuciosas colectas de información con el fin de trazar universos en los que se entremezclan el capital y lo político. Majerita Potre establece la tipología de la ciudad contemporánea y remodela sus elementos, partiendo de modelos antropológicos e ideológicos que cubren el urbanismo salvaje de los suburbios o de la favela. […]24 En un mundo en vías de uniformización la singularidad de los paisajes aparece en miradas poéticas y críticas. ¿Qué imagen mas exacta de la ciudad se puede encontrar que las que da nuestro experimento colectivoº, compartiendo con los ciudadano instantes de su deseo? ¿Qué imagen exacta de París nos dio ver a los usuarios en Londres o en el gimnasio, estando nosotros localizados en la puerta de las Catacombes''? […] y la cartografía del deseo parte de una red social y dibujan un nuevo territorio, a partir de las imágenes de perfil de los usuarios. Nuestros datos Grindr25 tienen el fin de alentar una democracia de los puntos de vista, una policultura del imaginario: lo contrario a la monocultura de la información.

NOTA: Aprovecho para advertir al lector sobre los fragmentos de color rojo1 que se encuentran en el texto. Corresponde a redacciones propias de la autora sobre la cartagrofíadeldeseo, inspiradas en metodologías de referencia. En este caso se utiliza la descripción, por parte de Bourriaud, de los artistas topocríticos para describir nuestro trabajo común.

24 BOURRIAUD, NICOLAS. Topocrítica. El arte contemporáneo y la investigación geográfica. Encontrado en Heterocronías. Tiempo, arte y arqueologías del presente. Murcia: Cendeac, 2008. Op. Cit. Pag 31. 25 Aplicación para smartphone usada en el experimento colectivoº. 18


PARTE II Lo específico de cada escenario

Regla 2 Hablar con desconocidos26

11:46 café?........................................................................................................................... ……......................................................................................................................11:47 Pic? 11:48 Je suis artist et je aimarais parle avec toi................................................................... 11:51 c'est probleme?........................................................................................................... ……................................................................................................12:06 Je suis au buolot? ……..........................................................................12:07 Je veus voir une photo de toi ;-) 12:09 [envio foto de Miguel].................................................................................................. ……....................................................................................................................12:09 Merci ……............................................................12:10 Tu fais quoi comme practique artistique? 12:11 je suis architect et travail sur la ville et tecnology........................................................ 12:12 je veux te faire une interviu sur grindr......................................................................... ……...............................................................................01:41 Toi tu veux quoi sur grindr?27

26 Reglas de Paul Auster a Sophie Calle, Gotham Handbook de Sophie Calle, 1998 27 Café/Foto?/Soy artista y me gustaría hablar contigo/Es un problema?/Estoy en el trabajo/Quiero ver una foto de ti/gracias/qué haces como practica artística?/Soy arquitecto y trabajo sobre la ciudad y la tecnología/Te quiero hacer una entrevista sobre grindr/qué quieres sobre grindr? Chat realizado durante nuestro viaje a París con un usuario de la aplicación. 19


¿Cómo observar lo específico de cada escenario? En la cartografía del deseo observamos las fotos de los usuarios borrando su cuerpo y centrando la atención en el resto de la imagen. Estos paisajes nos ayudaron a construir la intimidad que se localizaban dentro de nuestro itinerario, generando así los territorios deseados. Procedemos a un relatar cada uno de los tres territorios en claves diferentes de atención. Múltiples miradas para diversas situaciones: + En las Catacumbas observamos las cualidades especiales de cada paisaje para construir un dragón chino + En el Pantheon profundizamos en los objetos de los paisajes mostrados para construir patrones de comportamiento deseables + En la Plaza de la Sorbona enumeramos las acciones recogidas en los paisajes para asistir a un ballet formado por los usuarios de la red social

20


48º, 50', 2.57'' N / 2º, 19', 54.03'' E Les Catacombes Heterópolisº, Nicolas Bourriaud', Les Catacombes'' Dragón chinoº, Jean-Philippe Toussaint',Tokio''

¿Cómo sería un territorio fruto de lo mejor de cada paisaje? Nuestros territorios se construyeron con los paisajes que todos los usuarios nos revelaban, en los entornos urbanos donde estábamos referenciados. Si tratamos los paisajes compartidos como elementos con propiedades místicas y poderosas para los ciudadanos, podemos ser capaces de definir un dragón chino con poderes urbanos. Dragones chinos como paisajes urbanos Los dragones chinos son criaturas mitológicas de la cultura oriental gobernantes de la climatología y el agua. Su poder se debe a que son fruto de la mezcla de lo mejor de cada animal, son capaces de nadar en el mar y volar en el cielo. Rodeados de paisajes típicos de su tierra, la china, los dragones pueden ser de cualquier color y retorcerse de montones de maneras, a izquierda o a derecha, estar boca arriba o boca abajo, tener más o menos patas, pelos en los sobacos o no. Adornados con una perla brillante bajo su barbilla, tienen cuerpo de serpiente, escamas de pez, cuernos de cervatillo, cara de camello, orejas de toro, pies de tigre, alas de murciélago y ojos de langosta. Todo junto, flotando apoyado sobre veinte espolones de águila en las manos. Es una buena idea crear algo con lo mejor de cada cosa, ¿por qué no un paisaje urbano? Los chinos buscan en sus dragones figuras que cumplan todos los deseos. La naturaleza mística está formada de múltiples naturalezas. Observando los paisajes que nos enseñaban los usuarios también podemos atribuirles características o 'poderes', hemos hecho esquema en la siguiente tabla: dragón chino

Las Catacumbas

Cuerpo serpiente

Reptar

TOKIO

Cosmopolita

Escamas pez

Respirar bajo el agua

AVIONES

Viaje

Cuernos cervatillo

Luchar

MÚSCULOS

Fuerte y sano

Cara camello

Comer arbustos espinosos

GIMNASIO

Tonificante

Orejas toro

Escuchar

PISCINA

Refrescante

Pies tigre

Correr a gran velocidad

GRAFFITI

Atrevido

Alas murciélago

Volar

EVEREST

Magnificencia

Ojos langosta

Ver más imágenes/segundo

COCINA

Calor

Garras águila

Atrapar

DUCHA

Antideslizante

21


Si sumamos los poderes de cada paisaje, la definición del territorio generado en las Catacumbas se convierte en un elemento fruto de múltiples naturalezas: Sobre las galerías subterráneas parisinas, las catacumbas, los paisajes de nuestro experimento colectivoº pueden ser de cualquier color y retorcerse de montones de maneras, a izquierda o a derecha, estar boca arriba o boca abajo, tener más o menos patas, pelos en los sobacos o no. Adornados con una rosa de los vientos brillante dentro de nuestro dispositivo, tienen el aire cosmopolita de Tokio, el poder de trasladarlos a cualquier parte por medio medio de aviones, fuerte y sano como los músculos de un cuerpo cultivado, el tonificante espíritu de un gimnasio, refrescante como el zambullido en una piscina, atrevido como un graffiti y la magnificencia de la imagen del Everest. Todo junto, flotando apoyado sobre un camino de baldosas antideslizantes que nos remiten el calor de una cocina. Imaginario colectivo La forma con la que nos presentamos en una red social no es azarosa. La imagen que elegimos nos supone una reflexión sobre como queremos ser conocidos o reconocidos, y en caso de nuestra aplicación deseados. ¿Qué nos lleva a poner una foto u otra? Si nos basamos en la cultura oriental y como construían sus figuras mitológicas, será a través de lo mejor de nosotros, de los potenciales que consideramos de interés como nos mostramos en la red. Un viaje a Tokio demuestra nuestro interés por conocer mundo y una imagen en la cocina nos demuestra una accesibilidad directa. ¿Podemos a través de la suma de potenciales personales configurar un paisaje urbano? En nuestro caso, conseguimos multitud de potenciales que nos ayudan a configurar un imaginario colectivo instantáneo, en contra de la información inerte de una visión panorámica de las Catacumbas''. Volviendo a las reflexiones de Bourriaud, la visión de las Catacumbas'' representa la mono-cultura de la información, y nuestro imaginario colectivo representa la poli-cultura a través de la democracia de los puntos de vista. Los ciudadanos de heteropolisº mezclaban sus potenciales mostrando la imagen con la que quieren ser deseados, con la que quieren llamar la atención del otro y satisfacer su deseo. En ese momento los estratos diferenciados de la ciudad global no son revelantes, se convierte en una comunicación horizontal a través de lo mejor de cada usuario. Rutinas activas ¿Cómo es la rutina si se puede acompañar por componente místico y poderoso? El protagonista de la novela El cuarto de baño, recorre su casa todos los días como un itinerario urbano, el mismo recorrido. Dentro de su cotidianidad se ve atraído por la linea de luz que hay debajo de las puertas del pasillo. Fuera todo es parisien pero en interior hay otra vida. Él tiene un territorio formado por lo que ocurre en su pasillo, la rutina de la ciudad y lo que deja entrever ese itinerario. 22


32) Me había levantado, y salía de la cocina para ir a buscar un jersey a mi cuarto. Antes de franquear el umbral de la puerta, me incliné ligeramente, con atribuida sonrisa, para dar a entender a mis invitados que los abandonaba a mi pesar. El piso estaba silencioso. ¿Cuántas veces había recorrido así el vestíbulo, doblando a la izquierda y luego a la derecha, en el pasillo, para regresar al cuarto con mi paso regular? ¿Y cuántas veces había realizado el trayecto inverso? Me lo preguntaba. Había alguna puerta entreabierta en el pasillo. Estelas de luz gris, filtrándose por sus resquicios, se confundían en la alfombra; mis zapatos en movimiento recibían pálidos fulgores cruzados. Doblé a la derecha y entré en el cuarto. De pié ante la ventana, me friccioné los brazos, el pecho. Con el dedo, hacía dibujos en el cristal, trazaba líneas en el vaho, curvas interminables (afuera, todo seguía tan parisién).28 Nuestros usuarios encuentran la luz, que atrae al protagonista en el pasillo, en sus smartphones. El componente místico cambia su rutina. ¿Todo ese poder se proyecta a la ciudad o se queda interno en los usuarios? ¿Se puede crear un territorio deseado con la combinación del fragmento que nos relata Toussaint? Sería otro dragón chino, como el relatado por la autora fruto de una fotografía de las Catacumbas y los elementos recibidos por los ciudadanos.

28 TOUSSANT, JEAN-PHILIPPE. El cuarto de baño. Barcelona: Anagrama, 1987. Pag 29. 23


Del usuario al territorio: categorías de paisajes deseados _º, _', Les Catacumbes''

Cuando a lo largo de este trabajo hablamos de paisajes, nos referimos siempre al producto generado al borrar el cuerpo en las fotos que se guardaron en nuestros smartphones. En la cartografía del deseo establecíamos una serie de categorías para todos esos paisajes, ya que existían características similares entre muchas de ellas. Establecimos 6 categorías de paisajes: +Moda: donde agrupamos los símbolos de actualidad como tatuajes, piercings, estilismos... +Naturaleza: los usuarios se mostraban en paisajes naturales como bosques, playas, entornos paradisíacos... +Doméstico: los usuarios se encontraban en sus cocinas, baños, dormitorios... +Social: los usuarios se fotografiaban con otras personas +Artificio: los encontramos en entornos artificiales como piscinas, jacuzzis, plazas... +Urbano: paisajes de ciudades conocidas sin referencia a la geolocalización del usuario. Londres, Nueva york, Tokio... A través de estas categorías realizábamos un recuento de los elementos que encontrábamos en cada toma de datos, para poder representar ese instante con un mapa y una imagen que re-construían el territorio deseado. En este trabajo nos centramos en las imágenes que re-construían el territorio deseado para aproximarnos a nuevos conocimientos sobre el espacio público. En las Catacumbas, veíamos la ciudad de Tokio, un aeropuerto, montañas nevadas, una cocina, duchas y un gimnasio. Elementos con los que representamos el París del Deseo a través de los elementos París del Amor. Obteniendo un mapa instantáneo de otra realidad de los ciudadanos de París.29

29 Ver presentación final de la cartografía común: cartografiasdeldeseo.tumblr.com MEMORIA 24


48º, 50', 46.14'' N / 2º, 20', 45.68'' E Le Pantheon Hipermasculinoº, Sophie Calle', Le Pantheon'' Queerº, Jose Luis Pardo', Greenwich st con Harrison st''

“Construimos para nuevos patrones de vida.” Denise Scott Brown Fijemos ahora nuestra atención en los objetos que protagonizaban los paisajes con los que construimos el territorio deseado. ¿Pueden esos objetos revelarnos patrones de comportamiento que nos ayuden a entender mejor los roles de esos usuarios en la ciudad? Urbanismo Queer Los últimos estudios sobre género y ciudad que encontramos en el ámbito urbanístico 30, nos hablan de una ciudad basada en el hombre triunfador patriarca, donde la mujer es la gran olvidada. Esta visión está influenciado por las teorías feministas de los años 60, donde el género se conforma por los roles sociales y sus comportamientos urbanos. ¿Dónde está la mujer? La mujer se trata como un elemento vulnerable y olvidado, sólo se adaptan al tejido urbano las mujeres masculinizadas, y los roles domésticos son desestimados... PERO UN MOMENTO, este trabajo entiende el género desde su necesidad de tener en cuenta la psicología de la sexualidad propia de cada bio-cuerpo. Por lo tanto, entendemos la ciudad y el género no como una cuestión de hombres y mujeres sino de comportamientos independientes del bio-cuerpo. Un ejemplo: el problema doméstico no considerado en el diseño de la ciudad, atañe tanto hombres y mujeres que cuidan de sus niños mientras la otra parte de la pareja-familia trabaja, la ciudad es igual en este caso para el padre, la madre, la niñera o el abuelo, que están en casa ocupándose de las tareas domésticas. Tendrán los mismos problemas al bajar del autobús, hacer las compras e ir por las aceras con un carrito de bebé. La ciudad se enfrenta la entendimiento propio de cada sexualidad. El género es la representación de los performances de cada cuerpo en el mapa. La teoría queer surge cuando existe una necesidad de expresar nuevos conceptos de identidad sexual que están siendo olvidados. Las primeras feministas atienden a un patrón masculino de mujer perfecta, un concepto que se acerca más a la visión masculina que a la de la igualdad, mujer blanca, casada que quiere incorporarse al mundo laboral. Cuando el movimiento feminista empieza a tener una presencia política en temas de igualdad social 31, una gran parte de la sociedad femenina se siente excluida. Esta comunidad y el resto de personas que buscaban voz en el feminismo, son las que al no encontrarlo definen el concepto queer, en inglés raro32, para buscar un lugar mas allá de la 30 HERNANDEZ, CARLOS. La ciudad compartida: el género de la arquitectura. Madrid: Consejo superior de los colegios de arquitectos de España, 2007. 31 Nos habla del feminismo y la crítica queer. PRECIADO, BEATRIZ. Testo yonqui. Madrid: Espasa, 2008. Pág 240 32 Término que se usa para marica o bollera, y para perverso o tarado 25


concepción de hombre y mujer heterosexuales. Lesbianas, transexuales, solteras, gays... encuentran su sitio fuera de las teorías feministas de la época y dentro de la teoría queer. Nuestro experimento colectivoº tiene constancia de una realidad a través de los actos de un grupo de ciudadanos homosexuales masculinos. Realizamos un acercamiento a la intimidad de lo hipermasculinoº. Mediante sus performances de género 33 será como podemos determinar otros patrones de comportamiento en el ámbito urbano. La teoría queer incluyó lo 'raro' dentro de los comportamiento sociales. El urbanismo dejara de ser de género para convertirse en queer, para poder atender otros estilos de vida en la ciudad. Ciudad y género

Experimento colectivoº

Ciudad heterosexual: hombres y mujeres

Ciudad digital homosexual: masculina

Visión feminista 60s

Visión queer

Patrones de comportamientos heterosexual

Patrones de comportamiento homosexuales masculinos

hombre trabaja y mujer cuidad de la familia

todos trabajan y cuidan de la fármaco-familia

Patrones de comportamiento ¿Cómo podemos hablar de comportamientos urbanos de usuarios de la ciudad que hemos contactado con nuestro smartphone? ¿qué tiene de extraordinario que sean chicos gays? ¿cómo podemos especular sobre su uso de la ciudad a través de su intimidad instantánea? Dentro del urbanismo se generalizan patrones de uso para poder planificar la ciudad. Ante nuestros datos hipermasculinosº, nos resulta complicado definir exactamente los patrones de comportamiento a través de los símbolos contenidos en los paisajes compartidos. Esto nos alerta de la complejidad con la que se construye la ciudad. Debemos ser cautelosos a la hora de la planificación urbana. Al intentar definir los patrones de comportamiento, nos surgen preguntas más que afirmaciones. Si nuestro datos reflejan el deseo... ¿Deseo de qué, de quién, por quién? Como si un encargo se tratase, usemos las gafas de diseñadores y juguemos a adivinar que patrón de comportamiento está detrás de cada imagen. ¿La traza que realizan en el territorio digital me puede llevar a intuir un comportamiento urbano?

33 BUTLER, JUDITH. Deshaciendo el género. Barcelona: Paidós, 2006. 26


Objeto

Patrón comportamiento

MODA

¿vive en la zona?

LUZ-BOMBILLA

¿no vive en la zona?

VESTIDOR

¿está en su casa?

CABAÑA CARIBEÑA

¿está en el trabajo?

ASEO

¿está en el interior de un espacio?

CORBATA

¿está en el exterior de un espacio?

AMIGOS

¿lo usa siempre en el mismo sitio?

PLAYA

¿necesita sentirse conectado?

GYM

¿lo usa porque vive en una ciudad como París?

PISCINA

¿huye del guetto gay?

LAGO

¿tiene estética típica gay?

RASCACIELOS

¿llegará hasta el final?

ORIGINAL-PUBLICIDAD

¿es una hombre con curiosidades?

PASEO MARITIMO-PALMERAS

¿conocía a alguien dentro de la red?

JEANS

¿desconocía por completo la gente en la red?

PISCINA

¿necesita una cita previa en un espacio público real?

ROCAS

¿irá directamente a su casa?

FERIA DE LA CERVEZA

¿es el de la foto?

ATARDECER

¿solo quiere chat?

NIKE

¿tiene hijos?

LAVADORA

¿sin foto no te habla?

Cuando Jose Luis encontró a Sophie ¿Estamos realmente ante instantes de intimidad en nuestro experimento colectivoº? No hemos sido capaces de definir un patrón de comportamiento para la comunidad, porque ella misma está formada por muchas sub-comunidades que forman las raíces sostenedoras. En este caso, y observando el concepto de intimidad de Jose Luis Pardo, nos encontramos ante una fuente de intimidad. La intimidad, según Jose Luis Pardo, es un género de vida que no es privado, ni público. Carece de existencia política y está en contacto con la potencia salvaje de la naturaleza en una situación de vulnerabilidad. Pardo considera la ciudad como la fachada para el ejercicio libre de la potencia (poder). La privacidad es lo auténtico, lo original, mientras que la vida pública es inauténtica, surge como algo secundario y derivado. La eterna dicotomía público-privado en nuestro experimento colectivoº se convierte en público-íntimo, bajos las observaciones de Pardo. “porque tener derecho a guardar un secreto no equivale a tener un secreto que guardar”

34

34 PARDO, JOSE LUIS. La intimidad. Valencia: Pre-textos, 1996. Pág . 256 27


¿Puede la ciudad darnos intimidad? Que la ciudad nos de derecho a la intimidad no significa que tengamos intimidad. La ciudad como institución lo único que puede hacer es quitarnos intimidad. La posible intimidad que otorgaba el barrio gay de Le Marais, lo único que hacia era identificar, sacar del anonimato. Pero la intimidad es no poder identificarse con nada ni con nadie, y no poder ser identificado por nada ni con nadie. En la actualidad Le Marais sufre el proceso de gentrificación que limita cualquier gesto de intimidad a la privacidad, le Marais está hecho de una identidad. La animalidad específicamente humana (intimidad) busca otros espacios para manifestarse. Los usuarios de la aplicación se encuentran unidos mediante el vinculo de la homosexualidad masculina, pero cada uno tiene su único comportamiento del cual se percata al comparase con otros usuarios. Los usuarios se alegran al ver vidas parecidas a la suya, pero siempre se deja un lugar a la pregunta quién soy. ¿Consiguió Sophie Calle un momento intimo según la definición de Jose Luis Pardo? En su obra Gotham Handbook, a través de los consejos de Auster, desafía las normas del espacio público, que según Pardo es in-auténtico, para formular nuevas situaciones que cambian la rutina de los vecinos de Nueva York. Escenas que vinculamos a los espacios privados o de cierta seguridad, como es comer y hablar con alguien, se desplazan al escenario público. Las normas con las que nos acercamos a la intimidad hipermasculinaº de nuestros usuarios se puede relatar en clave Calle: Sophie Calle en New York-Greenwich st con Harrison st

Cartografíadeldeseo en París-Pantheon

Sonreír

Iniciar sesión

Hablar con desconocidos

Chatear con usuarios

Distribuir comida y cigarrillos a los sin techo

Quedar con alguien

Adoptar un lugar público

Capturas de pantalla

28


Portulanos que dibujan playas digitales _º, _, Le Pantheon''

En nuestra cartografía común elegimos la estrategia del portulano para poder dibujar la playa digital hipermasculinaº que se almacenaba en nuestros teléfonos. Nosotros acotábamos el radio de alcance de nuestro GPS hasta 500 metros, lo que nos dio diferentes densidades en los diferentes puntos de captura. Nuestro portulano se rige con las claves de navegación contemporáneas, obteníamos distancias e imágenes para construir el nuevo mundo que se mostraba en nuestra pantalla. Los límites ahora no eran agua y tierra. Nuestros límites son más difusos, en un primer momento público privado. La gente con la que contactamos estaba en casa o en la calle. Luego comprendimos que no era un borde público privado, sino una playa público-íntimo lo que buscábamos. Los elementos encontrados en la navegación también nos alertaban del territorio nuevo que explorábamos, lavadoras al lado de rascacielos, parques y azulejos,... parejas de objetos nos alertaban que nuestro destino no era tierra santa. Con todos los instrumentos de navegación y con el estudio de los portulanos realizados, hemos conseguido hacer lecturas de ese mundo desconocido por nuestros compañeros que solo nosotros les podemos relatar.

29


48º, 50', 55.11'' N / 2º, 20', 31.95'' E La Place de la Sorbonne Hipermasculinoº, Jane Jacobs', Place de la Sobornne'' Ballet de las acerasº, Manuel Delagado', Hudson street''

It's, oh, so quiet / It's, oh, so still / You're all alone / And so peaceful until...35 Como en el video de la artista Bjork, It's oh so quiet, todo está tranquilo hasta que... en su caso se enamora. Una nueva realidad comienza y toda la gente se convierte en su aliada cantando y bailando. Jane Jacobs nos remitía a observar los movimientos de los moradores de las aceras, no es un baile donde todo el mundo levanta el pie al mismo tiempo, pero si nos cuenta detalles sobre el orden urbano que se establece en la calle. Cada invasor de la acera, conocido o no, tendrá su papel y mutuamente formará una coreografía que nos dará pistas sobre la diversidad de la vecindad. Ballet instantáneo El espacio urbano no se puede considerar como un escenario vacío, sino como una plataforma que soporte el peso de la sociabilidad humana. Cuando nos encontramos en el espacio urbano real, dejando de ser diseñadores, reconocemos la heterogeneidad innumerable de las acciones y de los actores36. Advirtiendo en nuestras aceras digitales el 'tener lugar', que nos indica Manuel Delgado, indagamos en el conocimiento del experimento colectivoº. En el ballet de Hudson street, Jane Jacobs' diferenciaba entre los conocidos y los no conocidos, atribuyendo a los últimos un valor dentro del orden del vecindario. Nadie sabe si volverá a pasar por allí. ¿Los bailarines de nuestra aceras digitales son conocidos o no conocidos? En nuestro territorio, nosotros somo desconocidos y con nuestras lecturas realizamos un valor nuevo sobre la vecindad digital.

35 Letra de la canción It's oh so quiet de Björk, 1995. 36 DELGADO, MANUEL. Tener lugar. El espacio público como escenario. AV 136. 2011. 30


De Hudson Street a la Place de la Sorbonne'' Hudson street

Place de la Sorbonne 37

Sr. Halpert

Desatando un carrito

Vale

Cerveza en un bar

Yerno de Joe Cornacchia

Apilando canastas vacías en la mantequería

DAN

Paseo en la orilla

Sr. Goldstein

Colocando rollos de alambres en su ferretería

Redline

Cama sin hacer

Niños de Veronica st.

A la escuela

Rocky

En el jacuzzi

Sr. Lofaro

De pie en la puerta de su tienda

Dom a rueil

En la terraza de un hotel

Mujeres bien vestidas

Esperan el autobús

Marwan

Viaja en tren

Mujeres vestidas de diario

Charlan entre ellas

Arturo

En la habitación de su hermana pequeña

Esposa del encargado del inmueble

Deja a su niño jugando en el portal

-

Enseña músculos

Estibadores que no trabajan

En el bar White Horse

JEF

En el parque

Ejecutivos

Almuerzan en el restaurante Dorgene

-

En el sofá con cojines brillantes

Cargos de las industrias

Comen en la cafetería Lion's Head

-

Los balcones de su salón

Trabajadores del mercado de carne

Llena el comedor de la panadería

-

Porches anodinos en una escuela infantil

motoristas

Sin casco

Perdican

Juego de reflejos en el espejo

Sr. Lacey

Echa el cerrojo a su tienda y se va a hablar con:

Koinu

Fuente en la plaza de una ciudad

Sr. Slube

Espera en el estanco al Sr. Lacey

Virif actif

Nuevo cuadro en el salón

Sr. Koochagian

Riega las plantas de su ventana

moi

En una playa con agua cristalina

-

Hacen cumplidos a las plantas del Sr. Koochagain

Fabian22

Acompañado de una chica sin cara

-

Los niños llegan con sus mochilas a sus casas

Dark Gaara

Posado veraniego en termas naturales

-

Gente que va de la droguería a la frutería

Bi marie

Llegando a casa con una amiga

-

Patinadores, zancos y triciclos

stef

por la arena dejando huellas

-

Chicas guapas salen de coches deportivos

Flo

Tatuaje en el costado

-

Pasan los bomberos

Gaara

Prepara fiesta nocturna

Joe

Tiene una cola delante de su kiosco de pizzas

Bruce

Nos invita a un café en su cocina

Sr. Halpert

Ata el carrito

Johanrun974

Presume de barco en el paseo maritimo

Trabajadores de turno de noche

Compran leche y salami

Frenchy paris

Cabina roja en Londres

Todos los usuarios giraban a mi alrededor como electrones. A continuación se representa el Ballet del que fui consciente en la Plaza de la Sorbonne'':

37 Hemos usado la información generada en la cartografía común, libreto de capturas 17:00 Place de la Sorbonne. 31


El tramo del Boulevard Saint-Michael donde yo me encuentro es diariamente escenario del complicado ballet de las aceras. Yo hago mi entrada en el mismo un viernes 4 de noviembre antes de las cinco de la tarde, cuando me siento en un banco de la plaza de la Sobornne, mientras muchos compañeros están dentro de la librería. Es una actividad prosaica, disfruto de mi papel segundario, mientras cantidad de usuarios comienzan a llenar la pantalla de mi smartphone (¡cuánta actividad a estas horas de la tarde!). Mientras me como un plátano, observo los otros rituales de la tarde: comienza la vida social de los bares; DAN da una paseo por la orilla de la playa; Redline tiene la cama sin hacer; Rocky está en el jacuzzi; mientras Dom a rueil está en la terraza de un hotel esperando su Martini. Ahora Marwan viaja en tren, y Arturo nos muestra la habitación de su hermana pequeña que aunque es la pequeña tiene el mejor armario de la casa. La mayoría de ellos están en la calle o en bares, parece que es verano acaba de pasar alguien que sólo me enseñaba sus músculos, puede que haya quedado en el parque con JEF. También los hay que tienen prisa y van con la mochila puesta, tal vez lleguen tarde al trabajo pero siempre tienen tiempo para inmortalizarse. Los que están en su casa muestran cojines de colores brillantes, otro chico porches anodinos que muestran a lo lejos un parque de juegos infantil, y este otro nos enseña la cantidad de balcones que tiene en su casa. El juego de espejos comienza cuando vemos el múltiple reflejo de Perdican en su dormitorio. Por un momento pienso que alguien está en la fuente de la plaza, solo a 4 metros dice la aplicación (¡qué nervios!) ¿podré participar de un acto doble de este bailarín? Cuando me fijo bien, remarco que no es la fuente de la plaza de la Sorbonne la que Koinu me muestra, es otra en cualquier otro sitio. Viril actif ha colgado un nuevo cuadro en el salón, moi descansa dentro del agua cristalina de un playa en el caribe, Fabian22 aparece acompañado por una chica muy tímida sin cara, Dark Gaara realiza un posado veraniego en la orilla de unas termas naturales. Por los laterales a aparecen nuevos personajes: Bi marié acaba de llegar a su casa con una amiga, stef camina por la arena dejando las huellas de sus zapatillas de deporte, el enorme tatuaje de Flo ocupa el cielo... Algunos vecinos se muestran muy ocupados en sus casas como Gaara que prepara una fiesta nocturna en su terraza y Bruce que aunque limpia su cocina nos invita a un café. Mientras tanto en el exterior Johanrun974 presume de barco en el puerto marítimo y Frenchy paris va a llamar desde una cabina roja antes de visitar el Big Ben. Simultáneamente, los compañeros salen de la tienda de libros y empiezan a liderar estrategias de avance hacia el Sena. Miguel ha dejado de grabar con la videocámara y vuelve a conectarse. Mpaa is online. Volvemos a observar a nuestros bailarines. Intercambiamos una mirada cómplice; los dos miramos nuestras pantallas pasando el dedo de arriba a abajo, nos volvemos a mirar y sonreímos. Hemos venido haciendo lo mismo todo el día y ambos sabemos que significa: todo va bien.38 38 Redacción personal inspirada en el ballet de las aceras que relata Jane Jacobs. JACOBS, JANE. Vida y muerte de las grandes ciudades. Madrid: Capitán Swing Libros, 2011. Op. Cit. Pág 80. 32


Coreografías vecinales ¿Cómo fue el contacto entre nuestros bailarines? Nuestro listado está formado por gente que se conoce y gente que no. Después de mantener algunos chats con los usuarios, nos dimos cuenta que la mayoría se proyectan al espacio digital desde su casa o desde un espacio cerrado. Al tener una aplicación que te permite conocer a gente y saber aproximadamente donde se localiza, parece absurdo usarlo en lugares estáticos, como nos contaban algunos usuarios. Nos hacen partícipes de su intimidad a través de un espacio que no es visible a todo el mundo. La plaza estaba llena de gente. Estábamos en el bulevar Saint Michelle y era viernes por la tarde. Nos resultaba imposible mirar el móvil y no intentar ubicar al usuario con alguna de las personas sentadas en las terrazas que teníamos alrededor. En nuestra red social existe una buena relación de vecindad porque solo hay relaciones hipermasculinasº. Porque entre ellos, comparten un asunto no todos. Son buenos moradores de las aceras digitales ante los ojos de Jacobs. Al igual que un vecino llama la policía si pasa algo raro en su vecindario, en la red social está el botón de report cuando alguien corrompe las normas de convivencia. La confianza se produce con el contacto, compartiendo 'pocas cosas' en espacios propicios al encuentro casual. Estas confianza se realizan de la misma forma en la aplicación estudiada, Grindr.

33


Re-configuración del cuarto de baño _º, _', Place de la Sobornne''

Nuestra cartografía es un hecho que re-configura la realidad, es operativa. La mayoría de los usuarios se muestran en su espacio doméstico, mayoritariamente en su cuarto de baño. ¿Qué deseo quieren transmitir, a quién, de quién? Quizás el cuarto de baño necesite una observación por nuestra parte, ya que en algunos círculos es un objeto con una gran capacidad escénica. ¿Dónde reside el éxito de esa pieza (para algunos la gran olvidada)? ¿Qué observan los usuarios para retratarse allí? Será el contraste del cuerpo con los azulejos, el agua como símbolo de vida, o la higiene como mayor refugio de la intimidad... Sea cual sea, para ellos es una pieza importante, donde se sientes poderoso. Encuentran en su casa un plato cinematográfico, donde lanzar o retransmitir los deseos del espacio más privado a un ámbito de lo más íntimo. Al convertirse el cuarto de baño en el nuevo foto-matón, necesita una re-configuración proyectual. 46)Cuando comencé a pasar las tardes en el cuarto de baño, no había ostentación en mi actitud. No, salía a veces a buscar una cerveza a la cocina, o me daba una vuelta por la habitación y miraba por la ventana. Pero donde mejor me encontraba era en el cuarto de baño. Al principio, leía sentado en un sillón; más adelante -porque me apetecía leer tumbado de espaldas-, estirado en la bañera.39

39 TOUSSANT, JEAN-PHILIPPE. El cuarto de baño. Barcelona: Anagrama, 1987. Pag 101. 34


PARTE III ó RESUMEN para el lector 'pressé'

17 h 14 : Fin de la misión.

RESUMEN DE LA OPERACIÓN 12 inicios de sesión, 157 minutos on line 15 chats buscados, 4 chats realizados 0 citas 279 capturas de pantalla realizadas

35


Hemos redactado 3 definiciones para cada uno de los territorios deseados de la cartograf铆a del deseo. Tres hip贸tesis sobre que pretende la playa bajo los adoquines: + esa playa es un amuleto de deseos + esa playa es un detector de nuevos patrones de comportamiento + esa playa es el escenario de una vecindad digital

36


La playa bajo los adoquines ha sido el título que hemos querido rescatar para esta disertación individual. Nos basamos en un lema que para todos es indisociable de las revueltas de mayo del 68 en París. Francia se encontraba en una situación de crisis económica, procedente de una prosperidad industrial. Los jóvenes se sentían excluidos de la sociedad y pidieron cambios para mejorar sus condiciones de futuro. Durante esas propuestas pedían encontrar la playa bajo adoquines, la esperanza que existía bajo las frías y duras calles de París. Cincuenta años después, abogamos a este lema para buscar la ciudad potencial dentro de la ciudad existente, al igual que hicieron nuestros compañeros en mayo y junio del 68. Alejándonos de unas políticas y entrando en otras bio-políticas, los ciudadanos vuelven a buscar esperanzas dentro de la ciudad hostil. Ésta vez, más que una petición es una afirmación de su deseo de encontrar un espacio íntimo, alejado del espacio público. Nuestra aproximación a París a través de un dispositivo digital, nos hizo formar parte de la intimidad de los usuarios de la ciudad, revelándonos territorios digitales deseados por medio de tecnologías actuales. Los usuarios de la red social nos desvelaron paisajes con los que construimos territorios deseados, formados por la playa que ellos nos enseñaban y los adoquines donde nos encontrábamos localizados. Esta playa nos ha ayudado a generar nuevas formas de conocimiento del espacio público, interpretando esa realidad compartida a través de nuestro dispositivo. Nos hemos ayudado de relatos de referencia en la construcción de nuestras interpretaciones. Al igual que la cartografía común, partimos de la ciudad gris existente para representar la ciudad potencial en technicolor. Después de cartografiasdeldeseo.tumblr.com no vemos la ciudad de la misma manera, al igual que la gente que vivió mayo del 68. Sabemos que los deseos de los ciudadanos pueden provocar cambios increíbles en el conocimiento de la complejidad de la ciudad. Debemos estar activos antes las playas que se manifiestan a diario, instantáneamente. En esta reflexión individual se ha llegado a tres hipótesis, fruto de manejar unos conceptos y referencias explicados en la PARTE I. Atentos a las playas que se esconden bajo nuestros adoquines, nuestra experiencia en París nos ha enseñado propiedades ocultas en los escenarios institucionalizados. Les Catacombas'', Le Pantheon'' o la Place de la Sorbonne'' funcionan como amuletos poderosos, detectan patrones de comportamiento o son escenarios de la vecindad equilibrada de nuestro tiempo.

37


RECURSOS GRÁFICOS Los recursos gráficos que acompañan a esta reflexión escrita, se encuentran como fascículo a parte. La colección de imágenes procedentes de la cartografía común, no precisan de un orden especifico para vincularlos a los capítulos, será el lector el que decida como vincular la imágenes con las reflexiones recogidas. Por lo tanto, la autora prefiere separar escritos de gráficos, para que se pueda utilizar ambos como documentos flexibles durante la lectura de esta disertación.

38


GLOSARIO CARTOGRÁFICO Coordenadas clave generadas en el texto: Ballet de las acerasº, Manuel Delagado', Hudson street''........................................... 30 Dragón chinoº, Jean-Philippe Toussaint',Tokio''.......................................................... 21 Errorº, Les dormeurs', 22 rue Liacourt á Paris 14ème''............................................... 11 Experimento colectivoº, Nicolas Bourriaud', Les Catacombes''...................................17 Experimento colectivoº, Nicolas Bourriaud', Place de la Sobornne''.............................9 Experimento colectivoº, Sophie Calle', Les Catacombes''........................................... 11 Heterópolisº, Jane Jacobs', Le Pantheon''.................................................................. 15 Heterópolisº, Nicolas Bourriaud', Les Catacombes''....................................................21 Heterópolisº, Sophie Calle', Le Pantheon''.................................................................... 7 Hipermasculinoº, Jane Jacobs', Place de la Sobornne''.............................................. 30 Hipermasculinoº, Jane Jacobs', Place de la Sorbonne''.............................................. 13 Hipermasculinoº, Sophie Calle', Le Pantheon''........................................................... 25 Imaginario colectivoº, Bureau d'Etudes', Ópera''......................................................... 17 Intimidadº, Paul Auster', New York''............................................................................... 7 Laboratorioº, Eugene Atget', Champs Elysées''............................................................ 9 Performances de géneroº, Michael Foucault', Le Marais''...........................................13 Queerº, Jose Luis Pardo', Greenwich st con Harrison st''........................................... 25 Teresa de Lauretisº, Judith Butler', Beatriz Preciado''................................................. 13 Vecindad equilibradaº, _', 555 Hudson street''............................................................ 15 _º, _, Le Pantheon''..................................................................................................... 29 _º, _', Les Catacumbes''.............................................................................................. 24 _º, _', Place de la Sobornne''...................................................................................... 34

39


MEDIOS

Para este trabajo se ha necesitado partir de una mirada 'no enjuiciadora' sobre la tecnología y la sexualidad. Además de los siguientes medios: Se realizó un viaje a París del 3 al 5 de noviembre de 2011. Para la toma de datos en París, hemos necesitado unos smartphones, Samsung galaxi ace y Sony Xperia Neo, con sistema operativo Androit y la aplicación Grindr que nos descargamos del Androit market, usamos una versión de prueba y otra premium. Es necesario que el smartphone pueda realizar capturas de pantalla. También usamos una cámara de fotos, una cámara de video para realizar entrevistas y un ordenador para descargar los videos de cada día. Para la búsqueda bibliográfica usamos las bibliotecas de la ETSAM y del museo nacional Reina Sofía. Así como fondos bibliográficos digitales encontrados en internet: ingenio, worldcat, y google academico Se han utilizado como gestor bibliográfico el programa refworks. Como cuaderno de notas común se abrió un blog llamado cartografiasdeldeseo.tumblr.com, donde compartíamos y discutíamos la información. Para ordenar material de diversas naturalezas digitales se ha utilizado el programa evernote, con sus versiones para Windows OS 7 64bits y Androit. Para la presentación de los trabajos se ha necesitado un ordenador con windows OS 7 64bits, y los programas de diseño del Adobe Suite CS3 y Openoffice. Así como, impresora y scanner. Los planos en dwg de la ciudad de París, nos lo facilito un amigo arquitecto que vive en París.

40


BIBLIOGRAFÍA

ÁBALOS, Iñaki. Naturaleza y artificio: el ideal pintoresco en la arquitectura y el paisajismo contemporáneos. Barcelona: Gustavo Gili, 2009. BROWN, Denise Scott. On pop art, permissiveness, and planning. 1969. Encontrado en: WALKER, Enrique. Lo ordinario. Barcelona: Gustavo Gili, 2010. BUTLER, Judith, SOLEY-BELTRÁN, Patricia. Deshacer el género. Barcecelona: Paidós, 2006. CALLE, Sophie. Les dormeurs. Arles: Actes Sud, 2000. CALLE, Sophie, AUSTER, Paul, CENTRE NATIONAL DE LA PHOTOGRAPHIE (FRANCE). Doublesjeux. Arles: Actes Sud, 1998. COLOMINA, Beatriz, BLOOMER, Jennifer. Sexuality & space. New York, N.Y.: Princeton Architectural Press, 1992. DE LAURETIS, Teresa. Technologies of gender : essays on theory, film, and fiction. Bloomington: Indiana University Press, 1987. DURÁN HERAS, María de los Ángeles. La ciudad compartida: conocimiento, afecto y uso. Madrid: Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España, 1998. FOUCAULT, Michael. Historia de la sexualidad. México; Siglo Veintiuno Editores, 1977. HERNÁNDEZ PEZZI, Carlos. La ciudad compartida: el género de la arquitectura. Madrid: Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España, 1998. HUYSSEN, Andreas,

HERNÁNDEZ-NAVARRO, Miguel Ángel. Heterocronías: tiempo, arte y

arqueologías del presente. CENDEAC, 2008. JACOBS, Jane. Muerte y vida de las grandes ciudades. Madrid: Capitan Swing, 2011. LATOUR, Bruno. Politiques de la nature: comment faire entrer les sciences en dâemocratie. Paris: La Dâecouverte, 2004. PARDO, Jose Luis. La intimidad. Valencia: Pre-Textos, 1996. PRECIADO, Beatriz. Testo yonqui. Pozuelo de Alarcâon, Madrid: Espasa Calpe, 2008. TOUSSAINT, Jean-Philippe, ALBIÑANA, Javier. El cuarto de baño. Barcelona: Anagrama, 1987.

41


La playa bajo los adoquines

TERRITORIO Les Catacumbes

RECURSO GRテ:ICO 1


La playa bajo los adoquines

TERRITORIO Le Pantheon

RECURSO GRテ:ICO 2


La playa bajo los adoquines

TERRITORIO Place de la Sorbonne

RECURSO GRテ:ICO 3


La playa bajo los adoquines

Categorテュas de paisajes deseados

RECURSO GRテ:ICO 4


La playa bajo los adoquines

Chat realizado con un usuario de la aplicaciテウn I

RECURSO GRテ:ICO 5


La playa bajo los adoquines

Chat realizado con un usuario de la aplicaciテウn II

RECURSO GRテ:ICO 6


La playa bajo los adoquines

Paisajes deseados a las 17:00 en la Place de la Sorbonne

RECURSO GRテ:ICO 7


La playa bajo los adoquines

Portulanos que dibujan playas digitales

RECURSO GRテ:ICO 8


La playa bajo los adoquines

Nuestro recorrido

RECURSO GRテ:ICO 9


La playa bajo los adoquines

Recorrido y Capturas

RECURSO GRテ:ICO 10


La playa bajo los adoquines

Paisajes deseados

RECURSO GRテ:ICO 11


La playa bajo los adoquines

Categorテュas de paisajes

RECURSO GRテ:ICO 12


La playa bajo los adoquines

Bordes digitales

RECURSO GRテ:ICO 13


La playa bajo los adoquines

Bordes digitales del Parテュs del deseo

RECURSO GRテ:ICO 14


La playa bajo los adoquines

Los usuarios en el Parテュs del deseo

RECURSO GRテ:ICO 15


La playa bajo los adoquines

RECURSO GRÁFICO 16

Coordenadas clave

Coordenadas clave

conceptosº

referencias’

escenarios’’

heteropolisº experimento colectivoº hipermasculinoº

Sophie Calle’ Jane Jacobs’ Nicolas Bourriaud’

Cacacombes’’ Pantheon’’ Place Sorbonne’’


La playa bajo los adoquines

RECURSO GRÁFICO 17

Coordenadas clave Coordenadas relativas PARTE I

Errorº, Les dormeurs’, 22 rue Liacourt á Paris 14ème’’ Vecindad equilibradaº, _’, 555 Hudson street

Imaginario colectivoº, Bureau d’Etudes’, Opera’’

conceptosº

referencias’

escenarios’’

heteropolisº experimento colectivoº hipermasculinoº

Sophie Calle’ Jane Jacobs’ Nicolas Bourriaud’

Cacacombes’’ Pantheon’’ Place Sorbonne’’

Laboratorioº, Eugene Atget’, Champs Elysées’’

Performances de géneroº, Michael Foucault’, Le Marais’’ Teresa de Lauretisº, Judith Butler’, Beatriz Preciado’’

Coordenadas clave. Coordernadas relativas PARTE I

Intimidadº, Paul Auster’, New York‘‘


La playa bajo los adoquines

RECURSO GRÁFICO 18

Coordenadas clave Coordenadas relativas PARTE II

Dragón chinoº, Nicolas Bourriaud’, Les Catacombes’’ conceptosº

referencias’

escenarios’’

heteropolisº experimento colectivoº hipermasculinoº

Sophie Calle’ Jane Jacobs’ Nicolas Bourriaud’

Cacacombes’’ Pantheon’’ Place Sorbonne’’

Queerº, Jose Luis Pardo’, Greenwich st con Harrison st’’

Ballet de las acerasº, Manuel Delgado’, Place de la Sorbonne’’

Coordenadas clave. Coordernadas relativas PARTE II


La playa bajo los adoquines

RECURSO GRテ:ICO 19


La playa bajo los adoquines