Page 1

La realidad  social  de  los  tratamientos   no  convencionales   Estudio  sobre  medicinas  complementarias   Aguilar  González,  Marina   Bononad  Brugger,  Inmaculada   Climent  Penadés,  Reyes   de  Gracia  León,  Ana  Isabel   Díaz  Ferrer,  María     GRUPO:  Mandrágora,  1º  Medicina  B,  Subgrupo  L3   Profesora:  Carla  Pilar  Aguirre-­‐Marco      


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

ÍNDICE 1. Introducción   2. Hipótesis   3. Modelo  de  entrevista     a) Entrevista  a  profesionales   b) Entrevista  a  no  profesionales   4. Entrevistas  realizadas:   a) Entrevistas  a  profesionales   -­‐

Entrevista  

-­‐

Breve comentario  

b) Entrevistas a  no  profesionales   -­‐

Entrevista  

-­‐

Breve comentario  

5. Análisis de  las  entrevistas,  según:   a) Las  siguientes  variables:  sexo,  edad,  localidad,  nivel  de  formación…   b) La  profesión  y  los  casos  más  habituales   c) Los  motivos  de  la  consulta  y  el  conocimiento  del  tratamiento   d) Los  mitos  de  la  profesión  en  cuestión    y  la  visión  de  la  misma  por  la   sociedad   e) La  visión  de  la  medicina  moderna  por  los  entrevistados   6. Conclusiones   7.  Bibliografía             1    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

1.-­‐  INTRODUCCIÓN:   Personas  que  aseguran  haber  nacido  con  el   don,  la  facilidad  de  las  circunstancias  que  la   vida  le  va  presentando,  asumiendo  y   desarrollando  sus  capacidades  para   ponerlas  al  servicio  de  los  demás,  con   remedios  aparentemente  increíbles…     Esta  es  la  descripción  que  cualquier   curandero  haría  de  su  persona.  ¿Qué  hay  de   cierto  en  ello?  ¿Cómo  de  aceptado  está  en   nuestra  sociedad?   Por  otro  lado,  están  las  medicinas  complementarias,  como  la  homeopatía,  la   acupuntura,  naturopatía,  quimiopraxis,  osteopatía,  hipnosis…  Nuevos  campos  de   prácticas  diagnósticas  y  terapéuticas  que  avanzan  cada  día,  ¿qué  impacto  causan  en   nuestra  sociedad?   Hoy  en  día  es  habitual  encontrarnos  con  gente   que  recurre  a  otros  tipos  de  medicina  distinta  a   la  que  estudiamos  en  nuestra  facultad,    visitar  a   un  curandero,  recibir  tratamientos   homeopáticos,  someterse  a  hipnosis…   Nuestra  intención  al  realizar  este  trabajo  no  es   otra  que  la  de  averiguar  el  papel  de  la  medicina   popular  y  de  la  medicina  complementaria  en   nuestra  sociedad.  Por  ello,  consideramos  oportuno  abarcar  los  dos  puntos  de  vista   posibles  para  analizar:  los  profesionales  y  la  gente  ajena  al  mundo  sanitario.   Consideramos  que  es  un  tema  importante  a  tratar  dado  que  es  una  práctica  bastante   extendida  que  puede  influir  en  nuestra  conducta,  tanto  social  como  médica.   Así  pues,  hemos  intentado  entrevistar  a  diferentes  profesionales  que  dedican  su  día  a   día  a  intentar  aliviar  dolores  con  tratamientos  diversos.   Respecto  a  las  entrevistas  realizadas  a  personas  anónimas,  hemos  intentado  variedad   en  edad,  nivel  cultural  y  económico,  teniendo  en  cuenta  siempre,  que  podemos   encontrar  dos  opiniones  muy  distintas:     •

Las personas  que  sí  que  creen  en  la  eficacia  de  estos  métodos  alternativos  

2    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

Las personas  que  no  creen  en  la  utilidad  de  los  mismos,  aunque  cabe  destacar   que  algunos  de  ellos  recurren  a  dichos  métodos  en  situaciones  crónicas  que  se   escapan  de  la  medicina  moderna.  

Una   vez   realizada   la   presentación   del   tema,   se   detallarán   los   objetivos   que   hemos   desarrollado  a  lo  largo  del  trabajo:   •

En primer  lugar,  se  han  redactado,  como  ya  hemos  comentado,  dos  entrevistas   modelo,   y   se   han   realizado   11   entrevistas.   En   las   mismas   se   han   estudiado   la   popularidad  y  dependencia  de  estas  medicinas.  

En segundo  lugar,  se  llevará  a  cabo  una  recogida  de  los  datos  de  las  encuestas   realizadas.   En   este   momento   se   pretenderá   relacionar   los   resultados   obtenidos   con   las   posibles   conclusiones.   Por   supuesto,   hemos   de   tener   en   cuenta   que,   dado  el  número  de  entrevistas  realizadas,  los  datos  recogidos  no  tienen  valor   estadístico.  

Para llevar   a   cabo   estos   objetivos,   hemos   seguido   el   método   que   se   expone   a   continuación:   •

Entrevistas: se   realizarán   11   entrevistas,   procurando   que   las   personas   seleccionadas  pertenezcan  a  distintas  edades,  sexo,  nivel  cultural....  De  esta   manera   obtendremos   información   más   completa   para   nuestro   trabajo.   En   las   entrevistas,   se   comienza   con   preguntas   generales   y   a   medida   que   progresa   son   más   concretas.     Hemos   de   tener   en   cuenta,   que   estas   entrevistas  son  semiestructuradas.     Observación:   este   punto   es   muy   importante   a   la   hora   de   obtener   información  adicional  para  ampliar  nuestra  recogida  de  datos.  Para  ello,  nos   centraremos  en  el  lugar  donde  se  lleva  a  cabo  la  entrevista  así  como  en  las   expresiones  utilizadas  o  los  gestos  realizados  por  el  entrevistado.  También   será  útil  observar  si  alguna  de  las  personas  entrevistadas  está  utilizando  o   no  alguno  de  los  amuletos  nombrados  durante  la  entrevista.          

3    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

2.-­‐ HIPÓTESIS   Antes  de  iniciar  la  redacción  de  las  entrevistas  nos  planteamos  muchas  preguntas  a  las   cuáles  queríamos  dar  una  respuesta  real  y  no  fruto  únicamente  de  las  creencias   sociales.     Para  ello  partimos  de  ciertas  hipótesis  básicas  basadas  en  los  tópicos  que  inundan   nuestra  sociedad  y  que  quisimos  analizar:     • • •  

La sociedad  en  general  confía  más  en  la  medicina  moderna  que  en  las   alternativas  o  complementarias.   Los  profesionales  de  las  medicinas  complementaria  o  populares  no  tienen   formación  y  muchas  veces  son  estafadores.   Los  profesionales  de  las  medicinas  complementarias  o  populares  no   recomiendan  la  medicina  moderna.  

A lo  largo  del  proceso  de  entrevistas  y  observación  intentaremos  descartar  o  reafirmar   estas  hipótesis  básicas  y,  de  este  modo,  analizar  la  tolerancia  y  capacidad  de   aceptación  de  nuestra  moderna  sociedad      

     

4    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

3.-­‐ MODELO  DE  ENTREVISTAS:   a)  ENTREVISTA  A  PROFESIONALES:   1. 2. 3. 4. 5. 6.

¿En qué  consiste  su  trabajo?  Dios,  remedios  empíricos,     ¿Qué  casos  son  más  frecuentes?   ¿Qué  tipo  de  gente  va?   ¿Son  asiduos  y  creen  en  ello  o  van  como  última  opción  y  escépticamente?   ¿De  dónde  ha  aprendido  su  oficio?  ¿Hay  antecedentes  familiares?   Dentro  de  la  sociedad  la  gente  no  sabe  muy  bien  en  qué  consiste  la  profesión,  hay   muchos  mitos.  ¿Hay  alguno  en  concreto  que  usted  considere  que  desvalúa  la   imagen  de  los  profesionales  de  su  campo?   7. ¿Recomienda  a  pacientes  ir  al  médico?  ¿Le  vienen  recomendados?   8. ¿Qué  opina  de  la  medicina  moderna?   9. ¿Algún  caso  que  llame  la  atención?   10. ¿Qué  piensa  de  otros  profesionales  de  su  campo?   11. ¿Tiene  trabajo  estable?  ¿Se  dedica  a  ello  para  vivir?                            

5    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

b)  ENTREVISTA  A  NO  PROFESIONALES:   1. 2. 3. 4.

Edad: Sexo:     Nivel  de  formación:     ¿Alguna  vez  ha  recurrido  a  alguna  medicina  alternativa?     Si  contesta  afirmativamente:   5. ¿Cuál  fue  el  motivo?   6. ¿Fue  como  primera  opción,  por  recomendación  de  alguien  o  del  médico?   7. ¿Cuál  fe  el  tratamiento?  ¿Quedó  satisfecho?   8. ¿Fue  algo  esporádico  o  volverá  o  ha  vuelto  a  acudir?   9. ¿Conoce  a  más  gente  que  recurra  a  estos  métodos?   10. ¿Conoce  algún  otro  método  de  medicina  alternativa?  ¿Cree  en  su  eficacia?  Valore   11. Según  su  experiencia,  ¿qué  opina  de  la  medicina  moderna?   Si  contesta  negativamente:   12. ¿Conoce  en  qué  consisten  los  métodos  empleados  en  la  medicina  alternativa?   13. ¿Tiene  algún  conocido  que  recurra  a  ellos?     14. Según  su  experiencia,  ¿qué  opina  de  la  medicina  moderna?     Como  ya  se  ha  dicho  previamente,  estas  entrevistas  son  semiestructuradas  por  lo  que   las  preguntas  pueden  variar  en  función  del  desarrollo  de  cada  situación  en  particular.                        

  6  


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

4.-­‐ ENTREVISTAS:   a) ENTREVISTAS  A  PROFESIONALES:   Entrevista  a  un  curandero  

       

Localidad:  Canals   Provincia:  Valencia   Edad:  64   Sexo:  Masculino   Nivel  de  formación:  Estudios  elementales   Nivel  socioeconómico:  medio-­‐bajo    

Nos disponemos  a  entrevistar  a  un  curandero  en  la  localidad  de  Canals.  Hemos  llegado   a  él  por  recomendación  de  una  mujer  cuyo  marido  padecía  un  dolor  crónico  en  el   hombro  que  tras  numerosas  sesiones  de  rehabilitación  no  cedía.  El  dolor  desapareció   con  sólo  una  visita  a  la  “consulta  improvisada”  de  este  hombre.     En  cuanto  al  lugar  donde  realiza  su  trabajo,  decir  que  se  corresponde  con  su  casa.  Se   trata  de  una  sala  a  la  que  se  accede  sin  necesidad  de  entrar  en  su  hogar.   La  primera  impresión,  acerca  de  su  aspecto,  es  que  no  es  muy  saludable.  De  hecho,   como  después  nos  comentará,  ha  tenido  problemas  con  los  pulmones.   Pasamos  a  la  sala,  donde  no  hay  ningún  elemento  religioso,  cosa  que  nos  sorprende.  El   mobiliario  se  reduce  a  una  camilla,  un  sofá  donde  se  sientan  los  acompañantes  de  los   que  van  a  tratarse  y  dos  estantes:  uno  con  apuntes  y  libros  que  por  lo  que  alcanzamos   a  ver  son  sobre  todo  de  anatomía;  y  el  otro  con  un  recipiente  con  un  líquido  en  el  que   flotan  unas  hierbas,  alcohol  etílico,  algunas  vendas  y  algodón.   Antes  que  nada,  aclara  que  no  le  gusta  el  término  “curandero”  para  referirse  al  trabajo   que  desempeña.   Nota:  Mientras  estamos  en  su  casa,  el  móvil  no  para  de  sonar  y  se  disculpa  incontables   veces  diciendo  que  es  “el  trabajo”.             1. ¿En  qué  consiste  su  trabajo?  Dios,  remedios  empíricos…       Mi  trabajo  se  basa  en  curar,  aliviar,  mejorar  la  salud  de  las  personas  que  aquí  vienen.   No  me  considero  un  “curandero”  ni  un  “sanador”  porque  esas  palabras  parece  que  se   refieren  a  una  persona  superior  con  un  don  otorgado  por  algún  Dios.  Supongo  que  te   habrás  fijado  que  no  hay  ni  un  solo  cristo,  velita,  virgen  o  derivado.  No  me  gusta  que  la   gente  a  la  que  visito  crea  que  no  soy  yo  el  que  les  está  curando  ni  que  se  sienta  como     7    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

en una  iglesia  llena  de  altarcitos.  Quiero  que  todo  sea  más  sencillo,  quiero  que  sepan   que  soy  yo  el  que  con  mi  energía  sea  capaz  de  quitarles  todos  sus  problemas.   Tampoco  me  gusta  que  la  gente  piense  que  no  tengo  ninguna  formación.  Yo  no  paro  de   estudiar.  Mira  –me  enseña  unos  apuntes  con  la  osteoartrología  de  la  mano  y  del  pie  y   unos  libros  de  anatomía-­‐,  todos  los  días  estudio,  busco  nuevas  técnicas  para  mejorar  en   mi  trabajo.  Lo  único  que  no  tengo  es  una  carrera,  pero  probablemente  sé  más  que   muchos.     2. ¿De  dónde  ha  aprendido  su  oficio?  ¿Hay  antecedentes  familiares?     Esto  que  yo  hago  no  se  aprende,  es  un  don  innato.  Es  como  cara/cruz  o  blanco/negro,  o   naces  con  esa  energía  o  naces  sin  ella,  no  hay  más.  Con  esta  mano  soy  capaz  de  curar   lo  que  quieras,  sólo  tengo  que  ponerla  sobre  el  sitio  donde  está  el  dolor  o  el  problema  y   mi  energía  acaba  con  él.   Esta  energía  fue  algo  que  descubrí  hace  relativamente  poco  tiempo,  hará  unos  20  años.   Estaba  enfermo,  era  muy  fumador  y  lo  sigo  siendo,  y  tenía  muchos  problemas  en  los   pulmones.  No  podía  apenas  respirar  y  cuando  tosía,  escupía  trozos  de  pulmón.  Fui  a   muchos  médicos,  pagando  y  sin  pagar,  estuve  ingresado  durante  meses  en  “La  Fe”  y   allí  me  dieron  el  alta  voluntaria  tras  no  poder  hacer  nada  conmigo  pues  la  única   solución  era  un  trasplante  al  que  según  ellos  no  podía  esperar,  me  moriría  antes.   Volví  a  Canals  y  mi  mujer,  desesperada,  se  enteró  de  que  en  Canals  había  un  curandero   del  que  la  gente  salía  muy  contenta.  Así  que  fuimos.  Entré  allí  y  el  hombre  salió  a   recibirnos,  y  me  dejó  sentado  en  una  especie  de  sala  de  espera.  Estuvimos  allí  más  de   dos  horas  y  no  nos  dejaba  pasar.  Mi  mujer  fue  a  preguntarle  el  motivo  de  la  espera  y  le   dijo  que  me  sacara  de  ahí  dentro,  que  le  estaba  molestando.  Yo  no  entendí  el  por  qué.   Al  poco  tiempo  nos  dijeron  que  había  otro  curandero  en  Enguera  y  fuimos  a  visitarle.   Este  hombre  me  dijo  que  él  no  podía  hacer  nada  por  mí,  que  yo  tenía  más  energía  que   él  y  que  yo  solo  me  podía  curar  sin  necesidad  de  la  ayuda  de  nadie.  Fue  ahí  donde  me  di   cuenta.   Por  las  mismas  fechas,  mi  madre  acababa  de  fallecer.  Desde  que  había  muerto,  todas   las  noches,  me  levantaba  y  me  sentaba  en  la  cama  a  hablar  con  ella,  hasta  el  punto  de   que  mi  mujer  se  cambió  de  habitación.  Ella  me  decía  que  no  desaprovechara  esta   facultad,  que  no  me  dejara  influir  por  el  qué  dirán,  que  tenía  la  capacidad  de  curar  a   gente.  Ella  también  tenía  la  energía  pero  por  miedo,  porque  eran  otros  tiempos  y  era   mujer  no  la  supo  sacar  o  aprovechar.   Hasta  que  no  me  curé  yo  mismo  y  decidí  explotar  esta  cualidad  que  he  heredado  de  ella   no  dejó  de  visitarme  por  las  noches.   Sin  embargo,  aún  hoy,  en  ocasiones  hablo  con  ella.     3. ¿Qué  piensa  de  otros  profesionales  de  su  campo?       8    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

Que muchos  de  ellos  no  son  profesionales.  Se  lucran  de  la  gente  que  desesperada   acude  a  sus  consultas  o  como  quieran  llamarlas.  Adornan  su  espacio  con  velitas,   santitos,  virgencitas  y  un  altar  que  ni  en  misa  se  ve  parecido  y  rezando  lo  curan  todo.     Yo  pienso  que  para  curar  a  alguien  tienes  que  saber  cómo  va  el  cuerpo  cuando  todo   funciona  bien,  así  sabrás  que  algo  no  va  como  toca.  No  me  puedo  fiar  de  una  persona   cuyos  conocimientos  para  curar  se  reducen  a  la  inducción  por  parte  de  un  ser  superior  o   como  quieras  decirlo.     4. ¿Qué  tipo  de  gente  va?     Aquí  viene  gente  de  muchos  tipos  y  de  muchos  sitios  también,  vienen  desde  Tarragona   e  incluso  desde  Málaga.  Se  enteran  por  el  “boca  a  boca”  que  aunque  parezca  mentira,   es  más  importante  de  lo  que  pensamos.     El  estereotipo  creado  acerca  de  personas  que  van  a  profesionales  de  mi  campo  es   totalmente  erróneo.  Aquí  no  acuden  sólo  personas  sin  estudios,  pobres  que  no  tienen   recursos  para  pagarse  un  médico.  También  vienen  con  bastante  dinero,  de  hecho  viene   una  familia  de  Tarragona,  un  caso  bastante  curioso,  en  el  que  él  es  médico  y  ella,   periodista.       5. ¿Son  asiduos  y  creen  en  ello  o  van  como  última  opción  y  escépticamente?     De  todo  hay,  aunque  para  qué  mentir,  la  mayoría  de  los  casos  que  vienen  a  visitarme  se   corresponden  con  un  perfil  común:  desesperación.  La  mayoría  acuden  como  última   opción  después  de  un  tratamiento  que  no  ha  tenido  sus  frutos  de  la  medicina   convencional.     Muchos  vienen,  y  yo  noto  que  no  están  del  todo  seguros  de  si  voy  a  ser  eficaz,  pero  yo   se  lo  demuestro.  Nadie  ha  salido  de  aquí  sin  su  problema  solucionado.     6. ¿Qué  casos  son  más  frecuentes?     Como  ya  te  he  dicho  antes,  viene  gente  de  todo  tipo  con  todo  tipo  de  problemas.  Desde   un  dolor  de  espalda  hasta  una  mujer  que  no  podía  tener  hijos.   -­‐  Por  los  casos  que  ha  contado,  trata  sobre  todo  problemas  en  los  huesos  o  músculos.     7. ¿Algún  caso  que  llame  la  atención?     Vino  una  mujer  y  su  marido  diciendo  que  por  muchos  tratamientos  para  tener  hijos  que   se  hicieran,  no  se  podía  quedar  embarazada.  Vinieron  de  Tarragona  desesperados   porque  habían  escuchado  que  en  Canals  había  un  hombre  que  les  podía  ayudar.  Solo   con  situar  esta  mano  sobre  su  vientre  solucioné  su  problema.  Al  cabo  de  un  tiempo,  me   llamaron  y  me  dijeron  que  estaba  embarazada.     9    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

8. ¿Recomienda  a  pacientes  ir  al  médico?  ¿Le  vienen  recomendados?     Ninguno  de  los  dos  casos  se  cumple  aquí,  a  no  ser  que  los  pacientes  vengan   recomendados  por  médicos  y  yo  no  lo  sepa.  De  todas  formas,  mi  experiencia  con  estos   no  es  muy  buena,  creo  que  no  recibimos  una  atención  personalizada  por  parte  de  los   médicos,  van  con  mucha  prisa,  hay  veces  que  ni  escuchan  y  siguen,  cómo  lo  diría,  un   patrón:  si  le  duele  la  cabeza,  le  dan  unas  pastillitas  y  ya  está,  y  así  con  todo.     9. ¿Qué  opina  de  la  medicina  moderna?     Yo  respeto  la  Medicina  moderna,  pero  no  comparto  muchas  de  sus  métodos  para  sanar   ni  en  lo  que  se  han  convertido  los  grandes  hospitales.  Estuve  ingresado  durante   bastante  tiempo  en  la  Fe  y  no  me  gustó  el  trato  que  tuvieron  hacia  mí,  de  hecho  me   dijeron  que  me  iba  a  morir,  y  mira,  aquí  estoy,  curando.     10. Dentro  de  la  sociedad  la  gente  no  sabe  muy  bien  en  qué  consiste  la  profesión,   hay  muchos  mitos.  ¿Hay  alguno  en  concreto  que  usted  considere  que  devalúa  la   imagen  de  los  profesionales  de  su  campo?     Todos  aquellos  curanderos  que  emplean  crucecitas,  imágenes  de  vírgenes,  cristos  y   toda  esa  parafernalia,  hacen  que  la  gente  piense  que  somos  brujos,  cuando  esos  no  son   ni  curanderos  ni  nada.     11. ¿Tiene  trabajo  estable?  ¿Vive  de  ello?     En  un  principio,  no  cobraba  nada.  Pero  la  propia  gente  que  venía  aquí  me  dijo  que   estaba  tonto,  que  podría  sacar  algo  de  mi  “don”.  Además,  estoy  jubilado  y  mi  mujer   está  enferma,  solo  tenemos  una  paguita  pequeña.  Antes  me  dedicaba  a  repartir  el   butano  por  las  casas,  pero  por  problemas  en  mi  salud,  me  prejubilaron.  Desde  ese   momento,  he  hecho  algunas  “chapucillas”  pero  vamos  bastante  justitos  para  llegar  a   final  de  mes.  Por  eso,  puse  una  lata  que  me  trajo  una  chica  que  trabaja  en  un  estanco  y   cada  cual  es  libre  de  dejar  lo  que  desee,  como  se  dice  comúnmente  “la  voluntad”.               10    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

Entrevista a  un  acupuntor      

Localidad: Valencia   Provincia:  Valencia   Edad:  42  

Sexo: Masculino  

Nivel de  formación:  Estudios  universitarios  

Nivel  socioeconómico:  medio  

Hemos  ido  a  hablar  con  un  acupuntor  de  Valencia,  al  que  conocemos  porque  nos  lo  ha   recomendado  un  conocido  que  padeció  una  tendinitis  y  acudió  a  su  consulta.  La   consulta  se  encuentra  en  una  calle  no  muy  transitada  próxima  al  centro  de  la  ciudad.   La  consulta  consta  de  una  sala  de  espera  y  de  una  habitación  con  una  camilla  en  el   centro  donde  el  acupuntor  atiende  a  sus  pacientes.     La  sala  de  espera  es  sencilla  y  los  elementos  decorativos  son  escasos,  no  hay  ningún   objeto  exótico,  que  nos  sugiera  que  aquí  se  realiza  una  práctica  de  curación  milenaria,   solo  vemos  una  mesa,  cuatro  sillas  y  un  jarrón  con  flores  artificiales.     Hoy  parece  que  solo  nos  ha  citado  a  nosotras,  así  que  en  cuanto  llegamos  el  acupuntor   nos  saluda  y  nos  hace  pasar  a  la  sala  donde  se  encuentra  la  camilla  y  los  distintos   materiales  que  emplea  en  su  trabajo  (hay  agujas  de  distintos  tipos,  cada  una  de  las   cuales,  nos  explica,  responde  a  un  propósito  distinto).  En  esta  habitación,  podemos   observar  varios  posters  sobre  el  ying  y  el  yang,  así  como  ilustraciones  de  la  anatomía   humana  y  de  los  distintos  puntos  del  cuerpo  sobre  los  que  se  aplican  las  agujas.   Además  hay  varios  diplomas  que  lo  acreditan  como  fisioterapeuta  y  acupuntor   1. ¿En  qué  consiste  su  trabajo?       La  acupuntura  es  una  técnica  de  medicina  tradicional  china  que  consiste  en   la  inserción  y  la  manipulación  de  agujas  en  el  cuerpo  con  el  objetivo  de  restaurar  la   salud  y  el  bienestar  en  el  paciente.     Consiste  en  estimular  ciertos  puntos  corporales.  Hay  cientos  de  puntos  de   acupuntura  (llamados  acu-­‐puntos)  a  lo  largo  de  los  14  mayores  meridianos,  o  vías   que  llevan  energía,  del  cuerpo.  Se  utiliza  el  termino  "Qi"  (pronunciado  "chi")  para   describir  la  energía  que  circula  por  los  meridianos.  La  acupuntura  se  basa  en  la   creencia  de  que  las  enfermedades  son  causadas  por  una  interrupción  de  la  “Qi”,     11    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

que causa  un  desequilibrio  de  energía,  por  lo  que  mediante  las  técnicas  de   acupuntura  se  pretende  reequilibrar  la  energía.   Uno  de  los  lugares  más  utilizados  por  la  acupuntura  es  la  oreja,  debido  a   todos  los  puntos  que  presenta,  y  que  se  relacionan  con  partes  muy  diversas  del   cuerpo.     2. ¿Qué  casos  son  más  frecuentes?     Trato  una  gran  variedad  de  problemas…  Muchos  pacientes  que  vienen   quieren  adelgazar,  tratarse  algún  tipo  de  dolor  muscular  (como  problemas  de   espalda  o  cuello,  artritis,  tendinitis…)  o  problemas  psicológicos  como  la  depresión  o   la  ansiedad.   Los  resultados  verían  según  la  persona.    Por  ejemplo,  he  tratado  muchas   tendinitis  del  hombro  con  diferentes  resultados,  algunos  me  han  llegado  después   de  muchos  meses  de  tratamiento  de  fisioterapia  sin  resultado  y  en  3  sesiones  el   cambio  ha  sido  muy  notable  otros  siguen  con  una  progresión  positiva  pero  lenta,   otros  no  notan  mejoría...     En  lo  relativo  a  tratamientos  para  el  adelgazamiento,  que  ahora  están  muy   demandados,    la  acupuntura  ayuda  a  reducir  la  ansiedad  y  las  ganas  de  comer,   pero  por  supuesto  debe  acompañarse  de  una  dieta  sana.  Es  decir,  debemos  tener   claro  que  la  acupuntura  en  sí  no  es  una  solución  milagrosa  a  un  problema  de   obesidad.    

12    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

3. ¿Qué tipo  de  gente  va?     Yo  diría  que  viene  gente  de  casi  todas  las  edades,  aunque  es  verdad  que   principalmente  viene  gente  de  los  20  a  los  50  o  60  años.  No  suelo  tener  pacientes   de  más  de  60  años.  Supongo  que  se  debe  a  que,  aunque  la  acupuntura  es  una   técnica  muy  antigua,  en  Occidente  parece  algo  muy  misterioso,  así  que  las   personas  más  mayores  no  se  animan  a  venir  a  mi  consulta.  En  cambio,  atiendo  a   bastantes  pacientes  jóvenes,  que  normalmente  han  leído  sobre  la  acupuntura  en   internet  y  conocen  a  alguien  que  ya  lo  ha  probado  y  sienten  curiosidad  por  ver  si   les  puedo  solucionar  alguna  de  sus  dolores.     En  cuanto  a  los  estudios,  la  mayoría  de  mis  pacientes  tienen  estudios   superiores,  ya  sea  bachiller,  un  módulo  o  una  carrera,  y  suelen  haberse  informado   antes  sobre  la  acupuntura,  aunque  es  verdad  que  tampoco  están  muy   familiarizados  con  ella,  así  que  no  creo  que  pueda  considerarse  que  la  gente  acude   a  mi  consulta  por  ignorancia.     4. ¿Son  asiduos  y  creen  en  ello  o  van  como  última  opción  y  escépticamente?     En  muchos  casos,  los  pacientes  ya  han  acudido  a  varios  médicos  y   especialistas  y  se  están  medicando  para  intentar  resolver  sus  problemas,  pero  no   han  conseguido  buenos  resultados.  Normalmente  vienen  recomendados  por  algún   familiar  o  amigo  que  vino  a  mi  consulta  y  obtuvo  buenos  resultados,  aunque   también  hay  gente  que  viene  por  que  ha  leído  algo  sobre  acupuntura  en  internet  o   ha  visto  un  documental  en  la  televisión.  Si  vienen  recomendados  por  alguien,  se   fían  más.     5. ¿De  dónde  ha  aprendido  su  oficio?       Yo  estudié  fisioterapia,  pero  siempre  me  había  interesado  la  medicina   tradicional  de  Oriente,  así  que  cuando  tuve  la  oportunidad  me  matriculé  en  un   módulo  de  acupuntura  para  conseguir  mi  Diplomatura  de  Acupuntura  y  Medicina   Tradicional  China.       6. Dentro  de  la  sociedad  la  gente  no  sabe  muy  bien  en  qué  consiste  la  profesión,   hay  muchos  mitos.  ¿Hay  alguno  en  concreto  que  usted  considere  que  devalúa  la   imagen  de  los  profesionales  de  su  campo?     Supongo  que  como  en  todas  las  profesiones,  en  la  acupuntura  hay   verdaderos  profesionales  que  saben  hacer  su  trabajo,  pero  también  hay  gente  que   solo  quiere  ganar  dinero  rápido  y  no  saben  nada  de  acupuntura  y  se  aprovechan  del   desconocimiento  y  la  necesidad  de  algunos  pacientes.  Este  tipo  de  gente,  que  no     13    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

consigue ningún  resultado  más  allá  del  efecto  placebo,  perjudica  la  imagen  de  los   acupuntores,  ya  que  las  personas  que  sean  tratadas  por  ellos,  al  no  obtener  ningún   resultado,  dudarán  de  la  eficacia  de  la  acupuntura.         7. ¿Recomienda  a  pacientes  ir  al  médico?  ¿Le  vienen  recomendados?     La  verdad  es  que  los  pacientes  no  me  suelen  venir  recomendados  por   médicos,  sino  por  otros  pacientes;  aunque  algunas  de  las  personas  que  vienen  a  mi   consulta  son  médicos  o  familiares  directos  de  médicos,  así  que  creo  que  la   acupuntura  sí  que  despierta  cierta  confianza  entre  los  médicos.   Muchos  de  mis  pacientes  están  siguiendo  otros  tratamientos  de  fisioterapia,   rehabilitación,  psiquiatría…,  por  lo  que  normalmente    no  tengo  porqué   recomendarles  que  vayan  al  médico,  ya  que  esta  suele  ser  su  primera  opción.  De   todas  maneras,  sí  que  he  tenido  algún  paciente  que  evitaba  ir  al  médico  porque  no   le  gustaban  tomar  medicamentos  o  había  tenido  alguna  mala  experiencia,  y  si  mi   ha  parecido  necesario,  sí  que  le  he  recomendado  ir  al  hospital.     8. ¿Qué  opina  de  la  medicina  moderna?     Me  parece  que  presenta  muchas  posibilidades  y  puede  resultar  muy   beneficiosa,  pero  no  creo  que  por  respetar  la  medicina  convencional,  haya  que   ignorar  otros  métodos  que  pueden  ser  beneficiosos  para  la  salud.  Por  ejemplo,  la   acupuntura  ha  demostrado  ser  muy  útil  a  la  hora  de  tratar  enfermedades   reumáticas,  para  las  que  la  medicina  “moderna”  no  tiene  buenas  soluciones.     9. ¿Algún  caso  que  llame  la  atención?     Conseguí  resultados  muy  satisfactorios  con  una  chica  joven  de  unos  25  años,   que  sufría  ansiedad  y  depresión,  sin  motivo  aparente.  Estaba  muy  preocupada   porque  tenía  ataques  de  pánico  continuos  (hasta  5  al  día),  se  sentía  agotada,  le   daba  miedo  estar  con  su  amigos,  con  desconocidos,  salir  de  casa…  No  quería   empezar  tan  joven  a  medicarse  en  serio,  así  que  vino  a  mi  consulta  porque  se  lo   recomendó  una  amiga  que  se  había  tratado  de  un  ligero  problema  de  ansiedad.   Empecé  haciéndole  2  sesiones  de  acupuntura  a  la  semana,  que  al  cabo  de  pocos   meses  se  redujeron  a  una  a  la  semana.  Me  acuerdo  de  este  caso  porque  el  cambio   en  la  chica  fue  muy  notable,  y  no  siempre  es  así.  Al  mes  de  empezar  el  tratamiento   se  la  veía  más  tranquila  y  alegre  y  me  en  cada  sesión  me  contaba  los  planes  que   tenía  para  esa  tarde  o  ese  fin  de  semana,  planes  sencillos  como  ir  al  cine  o  de  

14    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

compras, pero  que  al  pensar  en  ellos  hace  unas  semanas  le  hubieran  provocado  un     ataque  de  ansiedad.   10. ¿Qué  piensa  de  otros  profesionales  de  su  campo?     En  los  años  que  llevo  trabajando  he  conocido  a  muchos  acupuntores  con   distinta  formación  (médicos,  psicólogos,  educación  elemental..)  y  me  han  llegado   pacientes  que  habían  ido  a  otros  acupuntores  y  me  han  contado  cosas  de  todo  tipo,   así  que  considero  que  en  esta  profesión,  como  en  cualquier  otra,  hay  tanto  gente   buena  como  mala,  el  problema  es  que  al  no  ser  un  método  muy  común,  la  gente   muchas  veces  no  sabe  el  lugar  adecuado  al  que  acudir  y  por  eso  se  sienten   estafados.   Por  eso  creo  que  es  importante  que  los  pacientes  que  decidan  utilizar  esta   técnica  verifiquen  que  el  acupunturista  cuente  con  la  especialidad  expedida  por  una   institución  oficial,  además  de  que  las  agujas  que  se  le  apliquen  sean  personales  y   esterilizadas  o  desechables,  a  fin  de  lograr  un  tratamiento  efectivo.     11. Tiene  trabajo  estable.     La  verdad  es  que  no  me  puedo  quejar,  no  viene  tanta  gente  como  hace  uno   años,  pero  supongo  que  eso  nos  pasa  a  todos.  En  una  tarde  suelo  recibir  de  3  a  4   pacientes  lo  que  es  un  número  bastante  razonable.  De  todas  maneras,  este  no  es   mi  único  trabajo,  ejerzo  de  fisioterapeuta,  así  que  solo  estoy  en  la  consulta  dos   tardes  a  la  semana.     12. ¿Tiene  trabajo  estable?¿Vive  de  la  acupuntura?   Yo  suelo  recomendar  venir  1  o  2  veces  a  la  semana,  dependiendo  de  la   persona  se  empiezan  a  conseguir  resultados  a  las  5-­‐10  sesiones,  por  lo  que  en  un   mes  o  dos  el  paciente  nota  mucho  la  mejoría.     Nota:  al  llamar  por  teléfono  para  concertar  una  cita,  pregunté  sobre  el  modo   de  pago  y  me  dijeron  que  la  primera  sesión  cuesta  30  euros  y  las  siguientes,  20   euros,  y  que  puedes  pagar  tanto  con  tarjeta  como  en  efectivo     Según  la  información  obtenida  en  esta  entrevista,  creo  que  podemos  decir  que  a  pesar   de  que  la  acupuntura  es  relativamente  extraña  a  nuestra  cultura  y  a  que  no  forma  

15    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

parte de  los  métodos  médicos  convencionales,  se  está  abriendo    paso  en  nuestra   sociedad.     La  gente  con  estudios  y  formación  acude  a  los  acupuntores  intentando  solucionar   dolores  continuados  o  cambiar  ciertos  hábitos  como  fumar  o  comer  con  ansia,  así   como  problemas  psicológicos.  Es  cierto  que  la  acupuntura,  al  tratarse  de  un  tipo  de   medicina  complementaria,  no  suele  ser  la  primera  opción  de  los  pacientes,  sino  que   estos  normalmente  ya  han  acudido  al  médico,  pero  no  han  obtenido  los  resultados  que   esperaban.   Cabe  destacar  la  importancia  que  tiene    a  la  hora  de  acudir  a  un  acupuntor,  conocer  al   profesional  en  concreto,  ya  que  el  mundo  de  las  medicinas  alternativas,  da  lugar  a  la   aparición  de  estafadores.  Por  este  motivo,  la  mayoría  de  los  pacientes  que  recibe  una   acupuntor  suelen  venir  recomendados  por  otros  pacientes,  que  fueron  tratados  por   ese  especialista  y  obtuvieron  resultados  satisfactorios.   A  pesar  de  que  las  medicinas  alternativas,  en  general,  despiertan  cierto  escepticismo   en  nuestra  sociedad,  la  acupuntura  está  bastante  aceptada.  Esta  relativa  confianza  se   debe  a  los  testimonios  de  la  gente  que  ha  salido  beneficiada  de  ella,  así  como  de  los   médicos  y  distintos  profesionales  de  la  salud  que  hablan  a  su  favor.  De  hecho,  la   Organización  Mundial  de  la  Salud  (OMS),  basándose  en  distintos  ensayos  clínicos,  ha   reconocido  que  la  acupuntura  es  eficaz  para  el  tratamiento  de  varias  enfermedades.  

16    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

Entrevista  a  una  fitoterapeuta     La  entrevista  se  realiza  a  una  señora  de  81  años  que  reside  en  un  pueblo  de  la  Marina   Alta.  He  accedido  a  ella  gracias  a  un  familiar  que  vive  en  el  mismo  municipio  y  que  sabe   que  se  dedica  a  ello.     Es  domingo  por  la  mañana  y  ella  nos  recibe  en  su  misma  casa.  Nos  conduce  hasta  un   saloncito  que  está  en  la  propia  entrada.  Es  aquí  donde  atiende  a  la  gente  que  acude  a   ella.  Se  trata  de  una  habitación  con  el  mobiliario  normal  de  una  salita  de  estar:  una   tele,  un  sofá,  una  mesa  pequeña…  nos  llama  la  atención  la  presencia  de  gran  cantidad   de  elementos  religiosos  que  dan  a  una  sala  apenas  amueblada  un  aspecto  recargado.     A  simple  vista  no  se  pueden  observar  ningún  tipo  de  frascos  o  hierbas,  pero  según  va   transcurriendo  la  entrevista,  ella  los  trae  de  la  cocina  para  mostrarme  algunos  de  ellos.   Nada  parece  indicar  que  allí  se  ejerza  ocasionalmente  un  tipo  de  medicina  alternativa.   Cabe  destacar  que  ella  en  ningún  momento  menciona  el  nombre  de  medicina   alternativa  ni  de  fitoterapia,  únicamente  se  denomina  a  sí  misma  como  herbera.     1. ¿En  qué  consiste  su  trabajo?       Yo  acudo  al  campo  a  recoger  distintos  tipos  de  hierbas,  las  preparo  de  distintas  formas   y  luego  las  ofrezco  a  las  personas  que  vengan  a  mi  casa  dependiendo  del  tipo  de   dolencia  que  presenten.  A  ello  le  uno  una  gran  fe.  Mis  remedios  sin  la  fe  con  la  que  los   preparo  no  serían  igual  de  efectivos.     2. ¿De  dónde  ha  aprendido  su  oficio?  ¿Hay  antecedentes  familiares?     En  mi  familia  siempre  nos  hemos  dedicado  a  ello.  Solo  lo  practicaba  un  miembro  de  la   familia,  desconozco  qué  antecesor  mío  comenzó  la  tradición,  pero  se  iba  transmitiendo   de  generación  en  generación  y  siempre  dentro  de  la  línea  de  la  misma  sangre.     3. ¿Qué  piensa  de  otros  profesionales  de  su  campo?     La  verdad  es  que  de  referencias  sé  que  en  los  pueblos  de  alrededor  hay  más  gente  que   se  dedica  a  lo  mismo,  pero  no  mantengo  relación  con  ninguno  de  ellos.  Yo  creo  que  el   modo  de  actuar  siempre  es  el  mismo,  saber  cada  planta  qué  propiedades  tiene,  saber   prepararla  correctamente:  hervirla,  macerarla…  y  luego  la  fe,  la  fe.  De  hecho,  recito   algunas  oraciones  mientras  preparo  las  hierbas.  Estas  oraciones  solo  se  las  trasmito  a   quien  me  va  a  suceder  en  el  oficio.  En  este  caso,  como  ya  soy  mayor,  ya  se  las  he   enseñado  a  mi  hija,  pero  ella  no  ejerce.     4. ¿Qué  tipo  de  gente  acude?     17    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

Acude  todo  tipo  de  gente.  No  te  creas  que  por  tener  estudios  no  acuden,  aquí  si  la   gente  se  ve  desesperada  recurren  a  mí.  A  veces  antes  de  ir  a  los  médicos,  a  veces   después  y,  otras  veces,  alternan  el  médico  conmigo.     5. ¿Entonces,  de  manera  general,  son  asiduos  y  creen  en  ello  o  van  como  última   opción  y  escépticamente?     Ya  te  lo  he  dicho  antes,  aquí  acude  mucha  gente  de  forma  continuada,  y  eso  es  porque   les  van  bien  mis  remedios,  si  no,  no  volverían.  Alguna  persona  recurre  a  mí  a  ver  qué   pasa,  pero  siempre  le  pasa  algo  bueno.  Nunca  he  recibido  la  visita  de  una  persona  poco   satisfecha  con  mi  remedio,  que  haya  venido  a  pedirme  cuentas.    Sí  que  es  cierto  que  hay  personas  que  aunque  les  hayan  funcionado  mis  remedios  no  se   lo  creen,  hoy  en  día  la  gente  ya  no  cree  en  nada,  la  gente  necesita  que  se  lo   demuestren  todo,  así  les  va  la  vida.     6. ¿Qué  casos  son  más  frecuentes?     Dolores  de  cabeza,  insolaciones,  verrugas,  calvicie,  malas  digestiones,  obesidad,   inapetencia,  depresión,  insomnio,  cansancio…  para  todo  existe  la  hierba  adecuada.     7. ¿Algún  caso  que  le  llame  la  atención?     Pues  una  vez  vino  un  señor,  que  por  cierto,  era  maestro,  que  tenía  un  quiste  en  el   hígado.  A  él  le  dijeron  que  lo  tenían  que  operar,  pero,  antes  de  pasar  por  quirófano,   recurrió  a  mí  y  la  verdad  es  que  terminó  operándose,  pero  yo  conseguí  atrasar  esta   operación  muchos  años.     8. ¿Recomienda  a  pacientes  ir  al  médico?  ¿Le  vienen  recomendados?     Yo  no  me  meto  en  nada  de  esto  que  me  preguntas.  A  mí  ningún  médico  me  manda  a   nadie.  Yo  sí  que  les  digo  que  si  no  les  van  bien  mis  remedios  acudan  al  médico,  de   hecho,  yo  recurro  al  médico  cuando  lo  necesito.     9. ¿Qué  opina  de  la  medicina  moderna?     Pues  yo  creo  que  es  un  avance,  pero  también  creo  que  ahora  va  al  médico  todo  el   mundo  por  tonterías.  Y  si  quieres  que  te  diga  la  verdad,  creo  que  todos  los   medicamentos  tienen  muchos  efectos  secundarios  que  las  hierbas  no  tienen.  Si  es   necesario  acudir  al  médico  se  acude,  pero  todo  lo  que  sea  solucionable  de  una  manera   natural,  no  necesita  de  remedios  médicos  modernos.  Mira,  me  voy  a  poner  a  mí  misma     18    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

como ejemplo:  yo  estoy  enferma  del  corazón,  creo  que  tengo  una  fibrilación,  y  me  dan   sintrón.  Si  no  fuera  por  ello  estaría  muerta.  ¿cómo  crees  que  no  voy  a  considerar  la   ciencia  médica  un  avance?  Esto  no  me  lo  hubiese  curado  una  hierba.  Aun  así,  hierbas  o   sintrón,  todo  lo  acompaño  de  oraciones.     10. Dentro  de  la  sociedad  la  gente  no  sabe  muy  bien  en  qué  consiste  la  profesión,   hay  muchos  mitos.  ¿Hay  alguno  en  concreto  que  usted  considere  que  devalúa  la   imagen  de  los  profesionales  de  su  campo?     Yo  no  me  considero  ninguna  profesional,  ni  estoy  dentro  de  ningún  campo,  yo  solo   ayudo  a  la  gente  que  viene  a  mi  casa  porque  así  lo  ha  hecho  toda  mi  familia.  Y  por  si   está  insinuando  algo  señorita,  yo  no  cobro  un  duro.  Yo  soy  ama  de  casa  y  mi  única   intención  es  ayudar  a  la  gente  que  recurre  a  mí.  No  se  crea  usted  que  me  dedico  a  la   medicina  china,  que  aunque  por  lo  que  sé,  se  parece  mucho  a  lo  que  yo  hago.  Y  mitos,   no  he  oído  nunca  ninguno.     11. ¿Acude  a  su  casa  mucha  gente  y  de  forma  continuada?     Pues  todas  las  semanas  tengo  a  alguien,  aunque  le  advierto  que  cada  vez  menos,  esa   es  la  verdad,  esto  ya  no  es  lo  que  era  cuando  yo  era  niña.  Mi  padre  tenía  mucha  fama   en  todo  mi  pueblo  en  incluso  los  de  alrededor,  la  gente  le  respetaba.  Hoy  por  hoy  la   cosa  conmigo  ha  cambiado.   Ahora  le  voy  a  contar  lo  más  gracioso  de  la  historia.  Mi  hijo  es  médico,  médico   dermatólogo,  y  no  quiere  que  yo  le  transmita  mi  saber.  ¿Qué  le  vamos  a  hacer?  Pues   no  se  crea  usted,  tengo  disgusto,  un  tipo  de  medicina  no  es  incompatible  con  la  otra.  Ya   ves,  luego  dicen  de  las  personas  mayores  que  son  anticuadas  o  cerradas,  pero  sin   embargo,  soy  yo  más  tolerante  que  mi  hijo.        

19    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

Entrevista  a  una  curandera   Realizamos  la  entrevista  en  privado  a  una  sanadora  de  unos  40  años   aproximadamente,  que  no  muestra  con  su  aspecto  ninguno  de  los  clichés  de  su  oficio.   Nos  recibe  en  una  planta  baja  que  utiliza  para  pasar  sus  consultas.  Es  muy  sencilla:  una   sala  de  espera  y  un  despacho  interior  con  un  aseo.  La  sala  de  espera  está  llena  de   cuadros.  Al  entrar  al  despacho  vemos  dos  sillas  puesta  frente  a  frente  delante  de  un   escritorio  pegado  a  la  pared:  no  hay  nada  que  separe  a  la  sanadora  del  paciente.  A  la   izquierda  hay  una  pequeña  mesita  con  muchas  velas  y  alguna  estampita  de  santos  y   vírgenes.     1. ¿En  qué  consiste  su  trabajo?     Bueno,  yo  me  dedico  a  curar.  Ya  lo  has  visto  mientras  esperabas.  A  gente  de  todo   tipo.  Aunque  no  les  curo  yo,  yo  solo  soy  una  antena.  Una  antenita  que  sirve  de  conexión   con  unas  energías.  No  sé  decirte  qué  son,  pero  yo  las  noto.  Son  ángeles,  o  a  lo  mejor  es   Dios,  no  lo  sé.  Pero  yo  pienso  que  no  es  Dios,  porque  él  es  muy  puro  y  nosotros  no   somos  nada  puros,  así  que  no  creo  que  lo  sea,  porque  pienso  que  nos  destrozaría  esa   pureza.  Entonces…  No  sé  lo  que  son  pero  son  como  seres  de  luz  que  si  quieren  ayudar   me  utilizan  para  transmitir  esa  energía.  Yo  no  hago  nada,  todo  depende  de  ellos.     2. ¿Qué  casos  son  más  frecuentes?     Por  lo  general,  situaciones  difíciles,  o  crónicas.  Los  dolores  del  día  a  día  no,  eso  lo   lleva  cada  uno  a  su  modo.  Suelen  venir  pacientes  con  dolores  ya  crónicos,  que  no  tienen   un  remedio,  como  artritis  o  dolores  de  hueso.  O  también  pacientes  en  una  situación   muy  difícil,  como  la  quimio,  con  la  esperanza  de  que  pueda  ayudarles.     3. ¿Qué  tipo  de  gente  va?     De  todos  tipo.  Gente  mayor,  niños  que  traen  sus  padres.  Jóvenes.  Muchas  veces   vienen  en  familia,  o  tal  vez  no.  En  general,  cualquiera  que  tenga  un  problema,  o  que   sienta  que  necesita  un  poco  de  guía.     4. ¿Son  asiduos  y  creen  en  ello  o  van  como  última  opción  y  escépticamente?     Pues  hay  de  todo  claro.  Hay  gente  que  venía  escépticamente  y  ahora  cree  en  ello.   Hay  gente  que  viene  muchas  veces  como  última  opción,  sin  estar  convencidos,  gente  a   la  que  incluso  le  funcionó  venir  pero  que  no  por  ello  quedó  convencido  y  sigue     20    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

escéptico. Pero  eso  importa  poco,  porque  el  que  funcione  o  no  no  depende  de  ellos,   depende  de  esos  seres  y  de  si  ellos  quieren  o  pueden  ayudar,  y  no  hace  falta  que  quien   viene  aquí  crea,  porque,  al  fin  y  al  cabo,  ¿qué  puede  pensar  un  niño  de  esto?  A  un  niño   le  trae  su  madre  o  su  padre,  sus  abuelos,  y  se  deja  curar  o  ayudar  porque  le  han  dicho   que  es  bueno,  pero  no  por  eso  tiene  confianza.  Y  aun  así  funciona.  Vemos  que  se   encuentran  mejor.     5. ¿Algún  caso  que  llame  la  atención?     Sí,  claro.  Ha  habido  casos  que  me  han  llamado  mucho  la  atención.  Por  ejemplo,  y   este  fue  al  principio  de  que  yo  empezará  a  ver  que  podía  ayudar  a  la  gente  y  uno  de  los   primeros  casos  que  me  hizo  empezar  a  creer  en  esto,  el  caso  de  una  mujer,  con  cáncer   de  útero  que  vino  a  verme,  bastante  desesperada  siendo  tratada  con  quimio.  Como  ya   he  dicho,  yo  no  decido  quién  se  cura  o  quién  no,  solo  soy  un  canal  de  trasmisión.  Pues   esa  mujer  a  las  3  semanas  de  haber  venido  volvió  para  decirme  que  las  últimas  pruebas   habían  dicho  que  el  tumor  había  retrocedido  casi  totalmente,  una  cosa  que  estaba  muy   alejada  de  las  expectativas  de  los  médicos.  Era  sorprendente  hasta  para  ellos.  Yo  a  eso   lo  llamo  un  “regalito”,  de  esos  ángeles  que  están  ahí,  que  deciden  ayudar  a  alguien  y   me  utilizan  a  mí  para  ello.  Si  dependiera  de  mí  sería  genial,  podría  repetirlo  y  actuar   siempre  igual.  Pero  desgraciadamente  no  es  así.     (Suena  el  teléfono,  pide  disculpas  y  se  aparta  para  hablar  durante  un  par  de   minutos.)     O  por  ejemplo,  la  chica  que  me  acaba  de  llamar.  Tiene  un  niño  de  unos  3  años  que   al  poco  de  nacer  dejo  de  llorar,  dejó  de  comunicar  lo  que  quería  y  ella  estaba  muy  muy   asustada,  los  médicos  hicieron  pruebas,  y  no  sabían  determinar  lo  que  le  pasaba.  Al   final,  incitada  por  una  amiga,  me  lo  trajo,  y  yo  intenté  pedir  por  él  para  que  le   ayudaran  y  al  poco  tiempo  empezó  a  actuar  como  un  niño  normal-­‐  Y  ahora  está  muy   muy  sano.  Eso  fue  otro  pequeño  milagro  de  los  que  te  hablo.     6. ¿De  dónde  ha  aprendido  su  oficio?       De  ningún  sitio,  de  ningún  sitio.  Desde  pequeña  empecé,  notaba  como  ayudaba  a   la  gente,  yo  notaba  como  esas  energías  fluían  a  través  de  mí  y  sanaban.  Ni  siquiera  sé   cómo,  yo  no  sé  cómo  funciona,  porque  si  supiera  cómo  podría  actuar  siempre  así  y   ayudar  a  todo  el  mundo,  pero  no  depende  de  mí,  esos  seres  actúan  a  sus  caprichos  y  yo   solo  soy  un  vehículo.       7. ¿Hay  antecedentes  familiares?     21    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

No,  ninguno.  Ni  mi  madre,  ni  mi  padre,  ninguno  de  mis  abuelos.  Ni  ningún  tío.  Y  de   hecho,  el  dedicarme  a  esto  me  ha  supuesto  más  problemas  con  ellos  que  ventajas.  Mi   familia  es  más  bien  escéptica.  Mi  hermana  es  enfermera  y  no  entiende  ni  acaba  de   creer  en  lo  que  hago.  Mis  padres  también  fueron  muy  escépticos  al  principio,  sobre   todo  porque  era  difícil  para  ellos  entender  que  yo  pudiera  y  quisiera  dedicar  parte  de   mi  tiempo  a  algo  que  no  tiene  ningún  fundamento  aparente.  Hasta  yo  fui  escéptica.     8. Dentro  de  la  sociedad  la  gente  no  sabe  muy  bien  en  qué  consiste  la  profesión,   hay  muchos  mitos.  ¿Hay  alguno  en  concreto  que  usted  considere  que  desvalúa  la   imagen  de  los  profesionales  de  su  campo?  ¿Qué  piensa  de  otros  profesionales  de   su  campo?     Claro  que  sí,  claro.  Pero  muchas  veces  es  gente  que  ni  siquiera  se  dedica  de  verdad   a  esto.  A  mí  misma  me  costó  empezar  precisamente  porque  la  existencia  de  estos   “personajes”  me  hacía  difícil  aceptar  que  yo  tenía  que  dedicarme  a  eso.  Sobre  todo   creo  que  la  desvalúan  todos  esos  que  se  hacen  entre  esas  publicidades,  que  luego  salen   por  la  tele  realizando  curas  por  encargo,  sin  ni  siquiera  ver  o  estar  con  la  persona.   Vamos,  por  favor,  así  no  pueden  ayudar  a  nadie.  No  sé  si  ellos  creen  que  funciona  o   directamente  están  engañando  a  la  gente.  Pero  el  hecho  es  que  lo  están  haciendo.     Por  eso  a  mí  no  me  gusta  hacerme  publicidad,  ni  que  se  hable  de  mí.  Muchas  veces   me  he  negado  a  hacer  entrevistas,  me  han  llamado  de  la  radio  o  incluso  de  la   televisión,  y  me  he  negado.  Yo  he  trabajado  desde  siempre  del  boca  a  boca,  de  una   persona  que  le  habla  de  ti  a  su  amiga,  y  ella  viene  a  ver  si  es  verdad  que  puedo   ayudarla.  Y  me  ha  ido  bien,  la  gente  confía  en  mí.  Y  no  necesito  parafernalias.     9. ¿Usted  vive  de  la  sanación?     No,  no.  Yo  me  dedico  a  esto  porque  debo  dedicarme  a  ello.  Lo  tengo  claro  desde   pequeña.  Pero  yo  soy  representante  de  arte,  bueno  ya  lo  has  visto  en  al  sala  de  espera.   Y  también  soy  decoradora.  Bueno,  lo  he  sido,  ahora  mismo,  tal  y  como  está  el  tema  no   me  puedo  dedicar  tanto  a  ello.  Yo  de  esto  no  saco  nada.  Bueno  sí,  tengo  aquí  un  bote,  y   si  alguien  quiere  dejar  algo  puede.  Pero  nunca  exijo  nada,  mucha  gente  no  podría  venir   si  yo  cobrara,  y  me  parece  mal  cobrar  por  algo  que  ni  siquiera  hago  yo.  Antes  ni  si   quiere  pedía  la  “voluntad”,  cuando  trabajaba  en  casa.  Pero  mis  vecinos  se  quejaban   porque  no  les  gustaba  lo  que  hacía  y  me  dieron  problemas  y  tuve  que  dejar  de  pasar   consulta  en  casa.  Así  que  compré  este  bajo  y  es  con  esas  “voluntades”  con  lo  que  lo   estoy  pagando.     10.  ¿Recomienda  a  pacientes  ir  al  médico?       22    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

Por  supuesto.  Yo  hago  pocos  milagros.  No  sé  medicina,  y  cualquier  caso  que  me   venga  que  no  conozco  y  que  puede  parecer  grave,  envío  directamente  a  esa  persona  al   hospital.  Eso  es  otra  cosa  que  no  me  gusta  de  esa  gente  que  dicen  que  son  sanadores:   pueden  llegar  al  punto  de  decirles  a  sus  pacientes  que  no  vayan  al  médico  porque  no   sirve  para  nada.  Ellos  que  sabrán  de  salud  o  de  la  enfermedad,  y  así  muchas  veces   hacen  más  daño.       11. ¿Le  vienen  recomendados?  ¿Qué  opina  de  la  medicina  moderna?     Sí,  también  muchas  veces.  E  incluso  hay  médicos  que  vienen  a  verme.  Pero  es  que   es  normal,  una  cosa  no  quita  a  la  otra.  Esto  es,  lo  que  tú  has  dicho,  una  medicina   complementaria  o  alternativa,  y  la  una  no  excluye  a  la  medicina  tradicional.  La   enfermedad  es  algo  objetivo,  del  cuerpo  humano,  y  por  tanto,  algo  que  científicamente   puede  analizarse  e  intentar  curar  con  medicamentos  o  intervenciones.  Esas  energías   que  yo  transmito  para  curar  pueden  también  sanar  y  ayudar,  pero  son  imprevisibles   porque  no  dependen  de  mí,  así  que  considero  muy  necesaria  la  medicina.     Lo  que  no  me  gusta  y  con  lo  que  tengo  una  gran  decepción  es  con  los  laboratorios   farmacéuticos.  Porque  no  les  interesa  otra  cosa  que  sacar  tajada  de  los  medicamentos,   no  buscan  la  salud  de  la  gente.  Tienen  medicamentos  desarrollados  para  ciertas   enfermedades  como  el  SIDA  o  el  Alzheimer  que  podrán  ayudar  a  los  pacientes  mucho   más  que  los  de  ahora.  O  incluso  vacunas,  pero  claro,  eso  sería  una  pérdida  para  ellos.   Yo  eso  lo  he  soñado,  hace  un  par  de  años,  lo  soñé,  porque  a  veces  tengo  sueños  de  ese   tipo…  cómo  decirlo…  ¿premonitorios?  No  sé.  Hasta  a  mí  me  cuesta  entenderlo,  pero  lo   noto,  no  son  como  un  sueño  normal.  Y  he  soñado  con  eso.  Y  me  parece  horrible.       Terminamos  la  entrevista  y  la  sanadora  hace  pasar  a  un  paciente.  La  sala  sigue   llena  y  mucha  gente  va  con  garrafas  de  agua  para  que  se  las  “bendiga”.  La  sanadora   pasa  consulta  dos  días  a  la  semana  de  4  a  9.     La  entrevistada  parecía  dispuesta  a  contar  todo  lo  que  pudiese,  pero  desde  el   principio  ha  advertido  de  que  no  hablaría  de  ciertos  temas  que  son  difíciles.  Parece   que  no  ha  hecho  falta  tocar  esos  temas.  Ella  parecía  realmente  segura  de  lo  que  estaba   diciendo,  pero  le  costaba  explicarlo,  como  si  más  que  entenderlo  lo  aceptara.     Por  otro  lado,  en  todo  momento  ha  mostrado  su  respaldo  a  la  medicina  moderna,   muy  lejos  de  la  imagen  social  que  existe  sobre  las  medicinas  complementarias  según  la   cuáles  estas  alejan  a  los  enfermos  de  la  cura  moderna.  Ella  se  muestra  reacia  a  sustituir   esta  medicina  en  parte  por  ser  consciente  de  las  propias  limitaciones  de  su  método.     23    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

24    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

Entrevista a  un  hipnotizador     Edad:  45  años     Sexo:  Masculino     Estudios:  Universitarios     Nos  disponemos  a  entrevistar  a  un  hipnotizador,  para  ello  hemos  acudido  a  su  clínica,   situada  en  Valencia,  en  una  zona  poco  transitada.     La  clínica  está  situada  en  su  misma  casa.  Al  entrar  dentro,  nos  encontramos  con  un   sitio  muy  limpio  y  ordenado  y  al  llegar  a  su  despacho,  lo  que  más  nos  llama  la  atención   es  la  cantidad  de  títulos  que  tiene  colgados  en  la  pared.  Él  va  vestido  con  unos   pantalones  y  una  camisa.   Antes  de  concertar  la  entrevista,  visitamos  su  página  web,  donde  descubrimos  que   además  de  su  clínica  privada  se  dedica  a  la  docencia  en  un  colegio.      1.-­‐  ¿En  qué  consiste  su  trabajo?         Yo  me  dedico  a  la  hipnosis,  que  consiste  en  una  técnica  con  la  que  se  consigue  un   estado  psico-­‐fisiológico  diferente  del  estado  de  vigilia  normal.   Hay  muchos  tipos  de  hipnosis,  algunos  más  complejos  que  otros.  Así  tenemos   recientemente  al  norteamericano  Dr.  Milton  Erickson,  que  trabajaba  con  sus  pacientes   usando  metáforas  o  formas  determinadas  de  hablarles,  para  inducirles  ciertas   reacciones  psico-­‐emocionales  que  les  curasen  de  sus  trastornos  mentales.     O  por  ejemplo,  aquí  en  Valencia  tenemos  al  el  doctor    Antonio  Escudero,  que  llama  a  su   técnica  Noesiología  o  anestesia  psicológica,  en  la  que  opera  a  sus  pacientes   completamente  despiertos  y  sin  anestesia  química,  llegando  incluso  a  conversar  con   ellos  durante  la  intervención  quirúrgica.   En  ocasiones  yo  también  introduzco  técnicas  de  EMDR  (movimientos  oculares,   desensibilización  y  reprocesamiento),  desarrollada  por  la  Dra.  Francine  Shapiro.  Este   método  consiste  en    la  estimulación  bilateral  sensorial  alternada   (movimientos  oculares,  sonidos  u  estimulación  táctil)    en  uno  y  otro  lado  del  cuerpo,   mientras  el  sujeto  fija  su  atención  en  la  situación  problema.  Esto  produce  un  flujo  de   información  entre  ambos  hemisferios  cerebrales,  información  que  estaba  bloqueada,   como  consecuencia  de  un  trauma,  y  logra  una  desensibilización  de  las  emociones   negativas  e  inadecuadas,  estimulando  al  cerebro  para  encontrar  nuevas  soluciones   funcionales  y  realistas,  apropiadas  a  la  situación,  resolviendo  por  lo  tanto  el  problema.   Esta  técnica  es  bastante  más  efectiva  puesto  que  por  lo  general  un  sesión  es  suficiente.   Otro  método  que  también  utilizo  mucho  es  PNL  (programación  neurolingüística)  es  un   modelo  de  comunicación  interpersonal  que  se  ocupa  fundamentalmente  de  la  relación     25    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

entre los  comportamientos  exitosos  y  las  experiencias  subjetivas  —en  especial,   modelos  de  pensamiento—  subyacentes.     2.-­‐  Ha  comentado  que  trabaja  con  el  subconsciente,  ¿le  da  importancia  a  los  sueños   del  paciente?     No,  únicamente  cuando  el  paciente  está  atormentado  por  algún  sueño  en  especial.  Así   que  por  lo  general  no  le  doy  importancia  al  mundo  onírico.  Por  lo  que  no  sigo  la  técnica   del  psicoanálisis  de  Freud.     3.-­‐  ¿Qué  casos  son  más  frecuentes?     La  gente  que  viene  a  mi  consulta  suele  venir  por  problemas  de  alimentación  o  nutrición,   por  querer  dejar  de  fumar  y  por  problemas  psicosomáticos.   Aunque  también  trato  a  gente  con  trastornos  sexuales  y  de  pareja,  otras  adicciones  a   parte  del  tabaquismo  o  soluciones  personales,  depresiones…   También  he  tratado  a  pacientes  que  tenían  el  denominado  ‘síndrome  del  miembro   fantasma’,  que  consiste  en  la  percepción  de  sensaciones  de  que  un  miembro  amputado   todavía  está  conectado  al  cuerpo  y  está  funcionando  con  el  resto  de  éste.  Esto  es   debido  a  que  el  cerebro  sigue  teniendo  un  área  dedicada  al  miembro  amputado  por  lo   que  el  paciente  sigue  sintiéndolo:  ante  la  ausencia  de  estímulos  de  entrada  que  corrijan   el  estado  del  miembro,  el  área  genera  por  su  cuenta  las  sensaciones  que  considera   coherentes.     4.-­‐  ¿Qué  tipo  de  gente  va?       Pues  suele  venir  gente  de  todo  tipo.  He  tenido  pacientes  que  vienen  recomendados,  por   lo  general,  no  son  escépticos.   Pero  hay  gente  que  viene  únicamente  porque  ha  probado  todos  los  métodos  que  ofrece   la  medicina  moderna  y  no  le  ha  funcionado.  Es  por  ello  por  los  que  tengo  todos  estos   títulos  colgado  en  la  pared  –dice  mientras  se  ríe-­‐  para  que  confíen  en  mí.       5.-­‐  ¿De  dónde  ha  aprendido  su  oficio?     Estudié  Ciencias  Biológicas,  especializándome  en  cursos  y  tesina  de  Doctorado  en   Educación  para  la  Salud  y  Nutrición.  Posteriormente  estudié  Ciencias  Religiosas  y  cursos   de  Psicoterapia;  Terapia  de  Pareja  y    Máster  en  Sexología.  He  trabajado  desde  el  año   90  como  profesor  de  Ciencias.   También  estudié  un  Máster  en  Dietética  y  Nutrición  y  un  Doctorado  en  Hipnoterapia   (hoy  homologado  como  Técnico  Superior  en  Hipnosis).  Además  me  he  formado  en   Psicoterapia  breve  estratégica,  en  PNL,  EMDR  Y  EFT.     26    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

6.-­‐  Dentro  de  la  sociedad  la  gente  no  sabe  muy  bien  en  qué  consiste  la  profesión,  hay   muchos  mitos.  ¿Hay  alguno  en  concreto  que  usted  considere  que  desvalúa  la  imagen   de  los  profesionales  de  su  campo?     Claro,  la  hipnosis  ha  sido  utilizada  tanto  para  espectáculos  como  en  el  mundo  del  cine.   En  muchas  partes  encuentras  cosas  que  son  mentira.  Mucha  gente  incluso  tiene  una   imagen  equivocada  de  la  hipnosis  por  culpa  de  ello.   Hace  nada  se  puso  de  moda  una  nueva  técnica  la  Sofrología  que  es  prácticamente  lo   mismo  que  la  hipnosis  con  otro  nombre.     7.-­‐  ¿Recomienda  a  pacientes  ir  al  médico?  ¿Le  vienen  recomendados?     Por  supuesto,  la  hipnosis  no  sustituye  a  la  medicina  moderna,  es  simplemente  otra   herramienta  complementaria  para  reforzar  la  fuerza  de  voluntad  del  paciente.  Por  si   sola  no  suele  ser  efectiva.  Por  lo  general,  los  pacientes  siguen  algún  tratamiento,   además  de  la  hipnosis.     8.-­‐  ¿Qué  opina  de  la  medicina  moderna?     Estoy  completamente  de  acuerdo  con  la  medicina  moderna,  como  ya  he  dicho,  la   hipnosis  es  una  medicina  complementaria.     9.-­‐  ¿Qué  piensa  de  otros  profesionales  de  su  campo?     Como  ya  he  dicho  hay  muchos  sinvergüenzas  que  se  aprovechan  de  la  gente  sobre  todo   en  el  mundo  del  espectáculo.     Evidentemente,  se  trata  de  una  persona  con  las  ideas  bien  claras,  aunque  se  dedique  a   la  hipnosis,  es  consciente  de  que  la  medicina  moderna  debe  ser  la  principal   herramienta  para  tratar  cualquier  dolencia,  puesto  que  especifica  claramente  que  sus   tratamientos  son  un  ‘además  de’,  es  decir  un  complemento.  Es  posible  que  esto  sea   debido  que  uno  del  os  estudios  universitarios  que  tienen  es  Ciencias  Biológicas  por  lo   que  es  evidente  que  no  es  ajeno  al  mundo  científico.            

  27  


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

b) ENTREVISTAS A  NO  PROFESIONALES:     Entrevista  1     Edad:  22  años     Sexo:  femenino     Nivel  de  formación:  estudios  universitarios       1. ¿Alguna  vez  ha  recurrido  a  alguna  medicina  alternativa?     No,  nunca.     2. ¿Conoce  a  gente  que  recurra  a  estos  métodos?     Sí,  tengo  un  familiar  que  recurre  a  la  fitoterapia.     3. ¿Cuáles  son  sus  motivos?     Recurre  a  la  fitoterapia  por  motivos  muy  diversos,  afortunadamente  hasta  ahora   por  ninguno  de  gravedad.  La  usa  para  tratar  dolencias  diversas  como  alternativa  a  los   fármacos  que  venden  en  las  farmacias.  Para  cualquier  tipo  de  dolor,  para  el  sueño,   para  aumentar  su  rendimiento  en  épocas  de  esfuerzo…       4. ¿Está  satisfecho  con  los  resultados?     Sí,  porque  usa  este  tipo  de  tratamientos  frecuentemente  y  también  nos  recomienda   a  los  demás  que  lo  hagamos.     5. ¿Conoce  algún  otro  método  de  medicina  alternativa?  ¿Cree  en  su  eficacia?   Valore.     Sí,  he  oído  hablar  de  la  fototerapia,  la  homeopatía…  pero  sobre  todo  de  la  hipnosis.   Hace  algunos  años,  cuando  aun  iba  al  colegio,  uno  de  mis  profesores  practicaba  la   hipnosis.  Él  no  se  dedicaba  a  ello  como  profesión,  pero  si  nos  explicó  que  mucha  gente   lo  usa  con  fines  terapéuticos  y  nos  puso  algunos  ejemplos.  El  que  más  me  impactó  fue   el  siguiente:  una  mujer  una  vez  soñó  que  una  serpiente  venenosa  le  mordía  el  brazo;   cuando  despertó  no  recordaba  lo  que  había  soñado  pero    tenía  el  brazo  inmovilizado  y   no  lo  pudo  volver  a  mover  hasta  que  años  después  un  especialista  mediante  la  hipnosis   le  ayudó  a  recordar  que  había  tenido  ese  sueño.  

28    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

En casos  como  el  que  acabo  de  relatar  sí  que  creo  en  la  eficacia  de  la  hipnosis  y  en  la   posibilidad  de  que  ésta  cure  patologías  que  la  ciencia  médica  moderna  no  es  capaz  de   tratar.     6. Según  su  experiencia,  ¿qué  opina  de  la  medicina  moderna?       Si  alguna  vez  tengo  algún  problema  o  alguna  enfermedad  recurro  a  la  medicina   moderna  para  tratarlo,  es  en  la  que  más  confío.  Sin  embargo  sé  que  hay  determinados   casos  en  los  que  los  médicos  no  pueden  hacer  nada,  y  que  en  algunos  de  ellos,  aunque   muy  ocasionalmente,  se  puede  encontrar  salida  en  las  medicinas  alternativas.  Yo   recurriría  a  la  medicina  alternativa  siempre  como  segunda  opción  y  sin  tener  fe  ciega   en  ella,  simplemente  la  probaría,  por  si  acaso.          

29    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

Entrevista 2     Edad:35   Sexo:  Masculino   Nivel  de  formación:    Estudios  Universitarios   Localidad:  Valencia     1.  ¿Alguna  vez  ha  recurrido  a  alguna  medicina  alternativa?     Sí  

2. ¿Cuál  fue  el  motivo?   Dolor  muscular  en  el  bíceps    por  jugar  a  waterpolo.   3.  ¿Fue  como  primera  opción,  por  recomendación  de  alguien  o  del  médico?   Había  probado  varios  tratamientos  que  me  recomendó  el  fisio  y  después  de  tres  meses   de  reposos  me  seguía  doliendo  bastante,  así  que  probé  con  una  consulta  de  medicina   china  puesto  que  am  i  padre  le  va  muy  bien.   4.  ¿Cuál  fe  el  tratamiento?  ¿Quedó  satisfecho?     Acupuntura,  después  de  tres  tratamientos  se  me  pasó  el  dolor,  además  el  especialista   me  dio  unas  hierbas  para  hacer  té  que  te  sentaron  muy  bien.   5.  ¿Fue  algo  esporádico  o  volverá  o  ha  vuelto  a  acudir?     De  momento  no  he  vuelto  pero  volveré  si  me  vuelve  a  ocurrir  algo  parecido.   6.  ¿Conoce  a  más  gente  que  recurra  a  estos  métodos?     Sí,  mi  padre.   7.  ¿Conoce  algún  otro  método  de  medicina  alternativa?  ¿Cree  en  su  eficacia?  Valore    No  creo  en  los  curanderos  puesto  que  considero  que  sus  técnicas  no  tienen   fundamento  científico  pero  en  estas  medicinas  complementarias  sí.   8.  Según  su  experiencia,  ¿qué  opina  de  la  medicina  moderna?   Considero  que    desempeña  una  función  muy  importante,  y  que  además  debería   invertirse  más  tanto  en  la  formación  de  médicos  como  en  las  infraestructuras:   hospitales,  ambulatorios,  centro  de  salud…     Nos  encontramos  delante  de  una  persona  que  sí  que  cree  en  las  medicinas     30    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

complementarias, puesto  que  a  él  le  ha  funcionado,  cuando  los  métodos  modernos  no.     No  obstante,  es  un  escéptico  en  cuanto  a  la  medicina  popular  se  refiere.     Entrevista  3     Edad:  58     Sexo:  Femenino       Nivel  de  formación:  graduado  de  la  ESO,  y  un  curso  de  coser  a  máquina.       Localidad:  Valencia       1.-­‐  ¿Alguna  vez  ha  recurrido  a  alguna  medicina  alternativa?       Sí     2.-­‐  ¿Cuál  fue  el  motivo?       Retortijones  y  dolor  de  tripa  intenso     3.-­‐  ¿Fue  como  primera  opción,  por  recomendación  de  alguien  o  del  médico?       Fui  al  médico  y  no  me  funcionó  nada  de  nada,  y    ya  desesperada  fui  a  un  curandero     4.-­‐  ¿Cuál  fe  el  tratamiento?  ¿Quedó  satisfecho?         El  curandero  me  pasó  la  cinta,  diagnosticó  empacho  y  me  mandó  tomar  unas  hierbas   medicinales.     5.-­‐  ¿Fue  algo  esporádico  o  volverá  o  ha  vuelto  a  acudir?       De  momento  no  he  vuelto  pero  si  me  volviese  a  pasar  iría  ahí  lo  primero.        6.-­‐  ¿Conoce  a  más  gente  que  recurra  a  estos  métodos?       La  amiga  que  me    recomendó  este  curandero     7.-­‐  ¿Conoce  algún  otro  método  de  medicina  alternativa?  ¿Cree  en  su  eficacia?  Valore     31    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

Hipnosis,  no  me  acabo  de  creer  el  fundamento  de  la    técnica  pero  lo  he  visto  en  las   películas   Según  su  experiencia,  ¿qué  opina  de  la  medicina  moderna?   Es  maravillosa  pero  hay  casos  y  enfermedades  que  se  escapan  y  por  tanto  se  ha  de   recurrir  otros  métodos.     En  esta  entrevista  estamos  delante  de  una  persona  que  sí  que  cree  en  las  medicinas   populares  y  aunque  ha  recurrido  primero  al  medico,  si  volviese  a  verse  en  la  misma   tesitura  iría  directamente  al  curandero,  por  lo  que  sí  que  cree  en  la  medicina  popular.      

32    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

Entrevista 4   Localidad:  Valencia   Provincia:  Valencia   Edad:  36  años    

Sexo: Femenino  

Nivel de  formación:  estudios  universitarios   Nivel  socioeconómico:  medio-­‐alto     Vamos  a  entrevistar  a  una  paciente  que  recurrió  a  la  medicina  complementaria,  en   este  caso,  a  la  acupuntura,  para  intentar  solucionar  un  problema  de  migrañas  que  le   impedía  llevar  una  vida  normal.    Es  una  mujer  joven  y  de  aspecto  saludable,  va   vestida  de  forma  sencilla  pero  cuidada  y  nos  recibe  en  su  casa,  en  una  zona   acomodada  de  Valencia.       1. ¿Alguna  vez  ha  recurrido  a  alguna  medicina  alternativa?     Sí,  fui  a  un  acupuntor  hace  unos  meses  porque  después  de  6  años  con  unos  dolores   terribles  de  cabeza,  ya  no  podía  más,  estaba  desesperada.     2. ¿Cuál  era  el  problema?     Sufría  unas  migrañas  horribles,  aproximadamente  de  3  a  4  en  la  temporada  mas   fuerte  y  con  una  media  de  3  ingresos  al  mes  en  el  hospital     3. ¿Fue  como  primera  opción?     No,  no  fue  mi  primera  opción,  tengo  que  decir  que  estuve  con  2  tratamientos  puestos   por  diferentes  neurólogos  y  que  ninguno  de  ellos  consiguió  ni  quitarme  un  solo  dolor.   Entonces  lo  intenté  con  la  acupuntura.  

33    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

4. ¿Se lo  recomendó  alguien?     Uno  de  los  neurólogos  me  recomendó  a  un  acupuntor  concreto  y  es  al  que  fui.  Me   dijo  que  ya  había  enviado  a  otros  pacientes  con  migrañas  y  que  en  general  había   obtenido  buenos  resultado,  aunque  me  dijo  que  no  funcionaba  de  la  misma  manera   para  todo  el  mundo,  pero  que  no  perdíamos  nada  por  probar.  Además,  como  le  dije   que  no  me  fiaba  mucho  de  ese  tipo  de  tratamientos,  me  dijo  que  ese  acupuntor  era   de  confianza,  ya  que  era  amigo  suyo  y  estaba  muy  cualificado.       5. ¿  Cual  fue  el  tratamiento?     Me  pusieron  cuatro  agujas  en  la  cabeza,  manos  y  pies.  Aunque  he  hablado  con   gente  que  dice  que  duele  mucho,  yo  casi  no  las  noté       6. ¿Quedó  satisfecha  con  el  resultado?     Sí,  me    sentí  muy  aliviada.  Consiguió  bajarme  mucho  el  dolor  de  cabeza,  que  tuviera   menos  episodios  mensuales  e  incluso  controlar  el  propio  dolor.       7. ¿Cree  en  las  medicinas  complementarias?     La  verdad  es  que  me  considero  un  poco  escéptica,  pero  estaba  desesperada,  ya   había  probado  otros  tratamientos,  pero  no  había  conseguido  nada.     8. ¿Fue  algo  esporádico  o  ha  vuelto  al  acupuntor?     Aún  no  he  vuelto,  pero  supongo  que  volveré,  aunque  por  el  mismo  motivo,  ya  que   aunque  me  mejoraron  mucho  las  migrañas,  sé  que  el  dolor  no  desaparece  para   siempre.     9. ¿Qué  opina  de  la  medicina  moderna?     No  sé,  yo  confío  en  los  médicos,  aunque  no  me  gusta  mucho  tomarme  pastillas,   pero  supongo  que  a  partir  de  lo  de  mis  migrañas  veo  la  medicina  más  limitada.       En  esta  entrevista,  vemos  el  perfil  clásico  de  una  persona  escéptica,  que  no  cree  en  las   medicinas  complementarias,  pero  que  debido  a  la  desesperación  por  solucionar  su  

34    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

problema y  a  la  recomendación  de  alguien  de  confianza,  en  este  caso  su  médico,   accede  a  acudir  a  un  especialista  en  estas  técnicas.   Esta  paciente  sufría  graves  dolores  de  cabeza,  para  los  que  ya  había  intentado  distintos   tratamientos  basados  en  la  medicina  tradicional,  sin  ningún  resultado  notable.  Sin   embargo,  sus  problemas  mejoraron  considerablemente  tras  someterse  a  varias   sesiones  de  acupuntura.   Los  acupuntores  sostienen  que  su  método  tiene  éxito  para  tratar  la  migraña,  porque   de  acuerdo  con  los  principios  filosóficos  de  la  medicina  tradicional  china,  se  detecta  el   factor  desencadenante  de  la  enfermedad  mediante  la  relación  del  ser  humano  con  su   entorno,  que  puede  ser:  estrés,  fatiga,  consumo  de  alcohol,  tabaco,  chocolate,  quesos   y  alimentos  procesados  con  nitritos  (embutidos),  además  de  los  cambios  hormonales   generados   por   la   menstruación,   administración   de   anticonceptivos   y   reemplazos   hormonales.  El  tratamiento  es  individualizado,  ya  que  la  terapia  se  aplica  conforme  a  la   manifestación  de  los  síntomas  en  cada  paciente.      

35    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

Entrevista 5   Hablamos  con  una  paciente  habitual  de  la  homeopatía.  Tiene  19  años,  estudia  el   primer  curso  de  Magisterio  y  acepta  enseguida  hacer  la  entrevista.  Le  hacemos  la   entrevista  en  un  bar,  tomando  un  café.     1.  ¿Alguna  vez  ha  recurrido  a  alguna  medicina  alternativa?   Sí.  A  la  medicina  homeopática.   2.  ¿Cuál  fue  el  motivo?   Pues  porque  cuando  era  pequeña  tuve  una  reacción  alérgica  a  algo,  que  no  se  sabía   que  era.  Entonces  el  único  médico  que  me  lo  supo  solucionar  fue  el  homeópata.   3.  ¿Fue  como  primera  opción,  por  recomendación  de  alguien  o  del  médico?   No,  como  ya  he  dicho,  acudimos  a  muchos  médicos,  probamos  muchas  soluciones  y,   finalmente,  la  solución  fue  la  homeopatía.  Y  sinceramente  no  sé  si  fue  por  alguna   recomendación  concreta.  No  sé  si  alguien  se  lo  recomendaría  a  mis  padres.  Pero   supongo  que  no,  porque  yo  pienso  que  hace  quince  años  la  homeopatía  no  era  una   medicina  usual,  no  se  utilizaba  tanto.  Pienso  que  es,  en  parte,  porque  mis  padres   tienden  a  buscar  alternativas  no  artificiales,  y  que  eso  influyó  mucho  en  esa  decisión:  el   probar  una  iniciativa  que  aún  estaba  en  proceso  de  desarrollo.   4.  ¿Cuál  fe  el  tratamiento?     Pues  la  verdad  es  que  no  lo  sé,  porque  ya  te  digo  que  era  muy  pequeña.  Pero  eran   como  unas  bolitas  blanquitas,  en  un  dispensador.  Me  tomaba  3  o  4  en  un  día…  Bueno,   me  las  sigo  tomando:  para  la  alergia,  para  prevenirla,  para  el  dolor  de  cabeza,  si  me   doy  un  golpe…  Depende  de  para  qué.  Pero  son  principios  activos,  por  ejemplo:  las  que   tomo  para  la  tos  llevan  Drosera,  es  una  planta  que  lo  que  hace  es  curarte  la  tos,  así  que   cuando  me  entra  un  ataque  de  tos  me  tomo  una  dosis.  Y  si  no,  pues  según  para  que  me   voy  tomando  pequeñas  dosis.     5.  ¿Fue  algo  esporádico  o  volverá  o  ha  vuelto  a  acudir?   Desde  entonces  nunca  he  dejado  de  tomar  homeopatía.  Intento  tratarme  todas  la   enfermedades  que  no  necesitan  una  cura  rápida  o  directa  con  homeopatía,  evitando   las  medicinas  artificiales.   6.  ¿  Conoce  a  más  gente  que  recurra  a  estos  métodos?   Sí,  gente  de  mi  familia;  y  bueno,  cada  vez  hay  más  gente.  Al  principio  me  acuerdo  que   no.  En  el  colegio  era  un  poco  el  bicho  raro,  mis  amigas  siempre  me  pedían  “bolitas”  

36    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

porque están  dulces  y  están  muy  buenas,  y  me  las  pedían.  Mi  primo  pequeño  ahora,   por  ejemplo,  también  ha  recurrido.   Pero  también  hay  que  decirlo:  es  difícil  que  la  gente  acuda  porque  es  una  medicina  muy   cara,  es  privada.  No  todo  el  mundo  puede  acceder  a  ella.   7.  ¿Conoce  algún  otro  método  de  medicina  alternativa?  ¿Cree  en  su  eficacia?       Sí,  por  ejemplo  la  acupuntura.  Mi  madre  ha  recurrido  a  ello.  Yo  también  recurrí  pero  no   a  las  agujas  porque  les  tengo  fobia  y  me  dan  miedo,  sino  a  unos  puros  que  irradian   mucho  calor  y  también  usan  los  acupuntores.       No  ha  dado  los  mismos  resultados  que  la  homeopatía  pero  sí  que  han  dado,  aunque   han  sido  diferentes.  La  medicina  homeopática  no  es  instantánea,  no  es  como  el   ibuprofeno:  te  duele  la  cabeza  te  lo  tomas  y  se  te  pasa.  No.  Para  tratarse  con   homeopatía  hay  que  tener  constancia  y  paciencia.  Sí  que  es  cierto  que  tomándote  unas   dosis  fuertes  en  el  momento  te  puede  ayudar,  pero  se  basa  en  la  constancia  al  fin  y  al   cabo.     8.  Según  su  experiencia,  ¿qué  opina  de  la  medicina  moderna?     La  medicina  moderna  para  mí  es  algo  que  salva  muchísimas  vidas,  que  es   imprescindible  y  necesaria,  y  además  es  necesario  que  sea  gratuita  para  que  acceda   todo  el  mundo,  pero  es  artificial  así  que  deja  muchos  residuos  en  el  organismo.  Yo   estoy  muy  contenta  con  la  homeopatía  y  solo  recurro  a  la  medicina  moderna  cuando   estoy  muy  enferma  y  necesito  una  solución  radical  a  riesgo  de  ponerme  peor,  como   cuando  tengo  anginas  y  necesito  antibióticos  y  si  no  me  los  tomo  rápido  me  puedo   poner  mucho  peor.       Pero  creo  que  podríamos  recurrir  a  otros  tipos  de  medicina  en  la  que  los  efectos   secundarios  no  fueran  tan  nocivos  para  el  organismo  porque  muchas  veces  te  curan   una  cosa  pero  te  trastocan  otra,  o  te  dejan  residuos  incluso  peores.  Con  la  medicina   homeopática  eso  no  pasa,  pero  aún  no  se  ha  desarrollado  lo  suficiente  como  para  que   todas  las  personas  lo  puedan  usar.  Y  en  parte  eso  es  también  un  poco  discriminatorio.         Durante  la  entrevista  hemos  observado  la  gran  seguridad  con  la  que  la  entrevistada   defiende  la  homeopatía.  Por  lo  que  deja  percibir  sabe  en  qué  consiste  la  homeopatía   en  su  base,  aunque  no  sabe  describir  los  diferentes  tratamientos.     La  defiende  como  alternativa  natural  y  sana,  en  detrimento  de  una  medicina  moderna   que  se  muestra  para  ella  como  un  último  recurso  a  problemas  que  la  homeopatía  no     37    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

puede cubrir.  Es  de  destacar  que  llega  a  equipararlas  e  incluso  parece  que  piense  que   es  injusto  que,  con  lo  beneficiosa  que  podría  ser,  sea  tan  difícil  y  caro  acudir  a  ella.   Asimismo,  es  importante  resaltar  que  al  final  de  la  entrevista  nos  da  un  dato   importante:  su  homeópata  además  de  dedicarse  a  ello,  es  médico  en  la  seguridad   social.        

38    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

Entrevista 6        Edad:  25  años     Sexo:  Masculino     Nivel  de  formación:  estudios  obligatorios       1.  ¿Alguna  vez  ha  recurrido  a  alguna  medicina  alternativa?       Sí,  he  ido  a  una  curandera.     2.  ¿Cuál  fue  el  motivo?       Jugando  a  fútbol  me  hice  un  esguince,  y  después  de  ir  al  traumatólogo  y  al   fisioterapeuta  me  dijeron  que  tenía  que  estar  10  días  de  reposo  con  el  pie  vendado.  Yo   quería  jugar  un  partido  importante  con  mi  equipo  y  mi  madre,  que  es  enfermera  en  el   hospital  Lluis  Alcanyís,  se  enteró  de    que  una  compañera  suya  era  curandera  y  fuimos.       3.  ¿Fue  como  primera  opción,  por  recomendación  de  alguien  o  del  médico?     Sí,  a  mi  madre  se  lo  dijo  un  médico  traumatólogo  del  Hospital.       4.  ¿Cuál  fue  el  tratamiento?  ¿Quedó  satisfecho?     Me  toco  el  pie,  con  un  poco  de  presión,  rezó  alguna  oración  y  salí  de  allí  andando,  sin   ningún  dolor  ni  molestia.     5.  ¿Fue  algo  esporádico  o  volverá  o  ha  vuelto  a  acudir?     De  hecho,  volví  a  acudir  por  un  problema  con  verrugas,  no  sé  exactamente  lo  que  hizo   pero  desaparecieron.  Yo  no  tuve  ni  que  ir,  mi  madre  fue  a  hablar  con  ella  y  no  me  quiso   contar  lo  que  hizo  con    la  escusa  de  que  me  daría  miedo.     6.  ¿Conoce  a  más  gente  que  recurra  a  estos  métodos?     Sí,  una  amiga  que  no  acude  al  médico  para  nada  después  de  que  sus  padres  se   quedaran  desencantados  con  la  Medicina  cuando  ella  tuvo  un  derrame  cerebral.  Desde   ese  momento,  recurren  a  la  acupuntura  y  a  los  homeópatas.       7.  ¿Conoce  algún  otro  método  de  medicina  alternativa?  ¿Cree  en  su  eficacia?  Valore       39    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

Sí, también  he  probado  la  acupuntura  por  problemas  musculares  y  siempre  me  ha  sido   eficaz.     Pienso  que  es  un  método  que  no  es  el  normal  al  que  todos  van  pero  que  funciona  y  es   eficaz.         8.  Según  su  experiencia,  ¿qué  opina  de  la  medicina  moderna?     La  Medicina  moderna  es  diferente  a  las  alternativas,  en  estas  últimas  pienso  que  hay   un  trato  más  personalizado.  Los  médicos  acaban  muy  pronto,  no  piensan  que  a  lo   mejor  tienes  que  jugar  un  partido,  te  escayolan  el  pie  y  recomiendan  reposo.     Pero  en  ningún  caso  estoy  en  contra  de  la  Medicina  moderna,  yo  también  voy  al   médico.        

40    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

5. ANÁLISIS DE  LAS  ENTREVISTAS,  SEGÚN:   a) LAS  SIGUIENTES  VARIABLES:  SEXO,  EDAD,  LOCALIDAD,  NIVEL  DE   FORMACIÓN…   Vamos  a  analizar  las  distintas  entrevistas  realizadas  a  los  pacientes  y  a  los   profesionales  de  distintos  campos  de  la  salud,  prestando  especial  atención  a   determinadas  variables  (edad,  sexo,  nivel  de  formación…),  con  el  objetivo  de  presentar   unas  conclusiones  globales  del  conjunto  de  personas  con  las  que  hemos  hablado.     Pacientes     Pacientes  

1

2

3

4

5

6

Edad Estudios  

22 Universi-­‐ tarios   Femenino   Ninguno  

35 Universi   -­‐tarios   Masculino   Acupuntor  

58 Obliga-­‐ torios   Femenino   Curandero  

36 Universi-­‐ tarios   Femenino   Acupuntor  

19 Universi-­‐ tarios   Femenino   Homeópata  

25 Obliga-­‐ torios   Masculino   Curandera  

Sexo Profesional   al  que   acuden    

Lo primero  que  observamos  respecto  a  los  pacientes  es  que,  el  rango  de  edades  de  los   asistentes  a  consultas  de  medicina  complementaria,  está  entre  los  25  y  los  35  años,   aproximadamente.  Las  dos  personas  que  se  salen  más  de  este  intervalo  son  un  señor   de  58  años,  y  una  mujer  de  19  años,  que  acudió  a  un  homeópata  a  la  edad  de  3  años   para  tratarse  una  reacción  alérgica.     De  las  seis  personas  que  nos  han  contado  sus  experiencias  con  diferentes  tipos  de   medicina  no  convencional,  el  66%  son  mujeres,  mientras  que  solo  el  33%  son  hombres.   Además  solo  una  de  estas  seis  personas,  una  mujer  joven  (22  años),  no  se  ha  sometido   nunca  a  algún  tratamiento  alternativo,  pero  nos  ha  hablado  de  un  familiar  que  sí  que   lo  ha  hecho.     Tanto  las  mujeres  como  los  hombres  a  los  que  hemos  entrevistado  se  han  mostrado   relativamente  abiertos  a  compartir  sus  vivencias,  aunque  podríamos  decir  que  el   genero  femenino,  en  general,  nos  ha  proporcionado  una  mayor  cantidad  de   información.   Personalmente,  nos  ha  llamado  la  atención  que  la  mayoría  de  los  pacientes   entrevistados  tengan  formación  universitaria  o  la  estén  recibiendo  en  la  actualidad.   Esto  se  debe  sin  duda,  a  los  prejuicios  de  nuestra  sociedad  acerca  del  tipo  de  personas   que  reciben  un  tipo  de  tratamiento  distinto  al  dispensado  por  la  medicina  moderna.     41    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

Solo uno  de  los  entrevistados,  que  coincide  con  el  más  mayor  de  todos  ellos  (58  años),   no  tiene  estudios  universitarios,  sino  que  su  nivel  de  estudios  se  corresponde  al   obligatorio.     Los  distintos  profesionales  habían  incidido  en  el  hecho  de  que  a  su  consulta  acudían   todo  tipo  de  personas,  muchas  de  ellas  con  un  alto  nivel  de  formación,  por  lo  que  los   datos  obtenidos  en  nuestras  entrevistas  a  los  pacientes  no  desmienten  esta   información,  sino  todo  lo  contrario,  la  corroboran.       Profesionales     Profesionales  

Curandero

Fitoterapeuta

Curandera

Acupuntor

Hipnotizador

Edad Estudios   Sexo   Entorno  

64 Obligatorios   Masculino   Rural  

81 Obligatorios   Femenino   Rural  

40 Superiores   Femenino   Urbano  

42 Universitarios   Masculino   Urbano  

45 Universitarios   Masculino   Urbano  

Los  distintos  profesionales  a  los  que  hemos  entrevista  tienen  40  años  o  más.  Destaca   una  señora  de  81  años  que,  pese  a  considerarse  ama  de  casa,  ejerce  como   fitoterapeuta  o  “herbera”,  como  ella  se  denomina  por  su  actividad  como  sanadora.   Entre  los  que  trabajan  en  un  campo  tan  amplio  como  el  de  las  medicinas   complementarias,  hemos  encontrado  tanto  hombres  como  mujeres,  aunque  nuestras   entrevistas  a  profesionales  se  corresponden  a  un  60%  de  hombres  y  un  40%  de   mujeres.   En  cuanto  al  grado  de  estudios,  cabe  destacar  que  los  entrevistados  presentan  unos   niveles  de  formación  muy  heterogéneos.  Uno  de  los  curanderos  presenta  estudios   elementales  y  se  ha  dedicado  a  trabajos  poco  cualificados  (repartir  de  bombonas  de   butano  y  “chapuzas”),  mientras  que  la  otra  curandera  trabaja  como  decoradora  y   representante  de  arte.  Por  otro  lado,  tanto  el  acupuntor  como  el  hipnotizador  han   estudiado  una  carrera  universitaria  perteneciente  a  la  rama  de  ciencias  (fisioterapia  y   Ciencias  Biológicas,  respectivamente).  Además  el  hipnotizador  tiene  un  Doctorado  en   Educación  para  la  Salud  y  Nutrición.   Por  último,  señalar  que  tanto  el  curandero  como  la  fitoterapeuta,  que  pertenecen  a  un   entorno  rural  (el  primero  es  de  Canals,  mientras  que  la  segunda  es  de  un  pueblo  de  la  

42    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

Marina Alta),  presentan  el  nivel  más  bajo  de  estudios.  Además  con  unas  edades  de  64   y  81  años,  respectivamente,  son  los  más  mayores  entre  los  entrevistados.    

43    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

b) LA PROFESIÓN  Y  LOS  CASOS  MÁS  HABITUALES   Las  medicinas  complementarias  o  alternativas  no  solo  son  métodos  poco  frecuentes   en    comparación  con  la  universalidad  de  la  medicina  moderna,  si  no  que  además  son   casi  desconocidos.  Gracias  a  las  entrevistas  realizadas,  podemos  analizar  desde  el   punto  de  vista  del  profesional  que  las  realiza    en  qué  consiste  cada  una  y  cómo   funcionan.     LA  FITOTERAPIA.  La  naturaleza  como  medicina.     Gracias  a  nuestra  primera  entrevistada  no  hemos  adentrado  en  el  mundo  de  la   medicina  natural  desde  su  perspectiva  más  tradicional.  La  “herbera”  ni  siquiera   considera  su  método  como  una  medicina  alternativa  sino  como  una  función  que  ha   estado  realizando  entre  sus  vecinos  sin  pedir  nada  a  cambio.     No  aspira  a  realizar  la  tarea  de  forma  profesional,  llegando  hasta  el  punto  de  que   todo  aquello  que  necesita  para  sus  remedios  lo  toma  del  campo  y  los  prepara  tal  y   como  se  ha  transmitido  por  vía  familiar.  Además  es  resaltable  el  modo  en  que  destaca   que  la  fe  y  los  rezos  son  casi  igual  de  importantes  que  sus  remedios.   Por  otra  parte,  nos  informa  de  que  la  gente  que  acude  a  ella  es  de  todas  las   extracciones  sociales,  pero  que  suele  unirles  une  un  punto  en  común,  igual  que   veremos  más  adelante  en  el  resto  de  ocupaciones  analizadas:  la  primera  vez,  la  gente   acude  casi  desesperada,  incluso  los  más  escépticos.  Los  casos  más  frecuentes  desde  su   punto  de  vista  son:  dolores  de  cabeza,  verrugas,  calvicie,  malas  digestiones  y  otro   problemas  que  no  precisan  de  una  solución  rápida  o  quirúrgica;  y  ella  afirma  que  para   todo  ello  existe  en  la  naturaleza  un  remedio  natural.     LA  HIPNOSIS.       Nuestro  siguiente  entrevistado  se  opone  completamente  a  la  anterior  en  varias   cuestiones:  es  un  hombre  mucho  más  joven  y,  como  hecho  muy  destacable,  con  una   gran  formación,  ya  que  está  licenciado  en  Ciencias  Biológicas,  pero  además  ha   realizado  másters  y  doctorados  y  múltiples  cursos  que  le  capacitan  para  llevar  a  su   trabajo.   Él  nos  describe  su  técnica  como  un  método  por  el  que  se  consigue  un  “estado  psico-­‐ fisiológico  diferente  al  estado  de  vigilia  normal”  a  partir  del  cual  el  puede  ayudar  a     44    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

tratar los  problemas  de  sus  pacientes.  Nos  propone  además  una  larga  lista  de  métodos   de  muchos  diferentes  y  prestigiosos  profesionales  relacionados  con  su  técnica:    

• la noesiología,  que  es  particularmente  interesante  por  su  aplicación   conjunta  con  la  moderna  medicina;     • el  EMDR,  que  el  mismo  dice  utilizar  ya  que  se  consiguen  desbloquear   informaciones  y  se  consigue  una  desensibilización  gracias  a  lo  cual  el  cerebro   puede  buscar  por  si  solo  una  solución  adecuada;       • o  el  PNL,  que  emplea  la  comunicación  para  tratar  a  los  pacientes   especialmente  en  problemas  de  comportamiento.  

Es cuanto  a  los  casos  más  frecuentes  en  su  consulta,  nos  reconoce  que  son   problemas  de  alimentación,  fumadores  que  no  pueden  dejarlo,  problemas   psicosomáticos  o  incluso  trastornos  sexuales.  Como  un  caso  interesante,  nos  describe   el  “síndrome  del  miembro  fantasma”.       Por  otra  parte,  él  mismo  reconoce  que  la  gente  que  va  su  consulta,  sean   recomendados  o  no,  muchas  veces  es  escéptica  pero  él  trata  de  demostrar  su   profesionalidad  y  hacer  lo  mejor  posible  su  trabajo.       LOS  SANADORES.     Dentro  de  esta  categoría  encontramos  a  dos  personas  muy  diferentes  a  quienes  les   ha  sido  realizada  la  entrevista.  Ya  solo  en  el  título  por  el  que  desean  ser  llamados   difieren:  a  la  mujer  que  entrevistamos  le  gusta  el  término  “sanadora”  frente  a   “curandera”,  mientras  que  el  hombre  al  que  entrevistamos  no  le  gusta  ni  el  uno  ni  el   otro  ya  que  piensa  que  ninguno  se  corresponde  con  su  modo  de  trabajar.  Veremos   durante  este  breve  análisis  como  sus  historias  personales  son  completamente   opuestas,  y  así  es  su  forma  de  trabajar.     Ambos  se  dedican  a  curar  mediante  “energías”,  pero  ésta  sale  para  cada  uno  de   lugares  muy  diferentes.  Nuestra  sanadora  afirma  que  esa  energía  pasa  a  través  de  ella,   procedente  de  unos  “seres  de  luz”  a  los  que  no  se  atreve  a  identificar  con  ningún  ser   superior,  pero  de  los  que  ella  es  muy  consciente.  Mientras  que  nuestro  curandero   afirma  ser  él  el  poseedor  de  esa  energía,  adjudicándose  un  gran  poder  de  sanación.  De     45    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

igual modo,  sus  lugares  de  trabajo  difieren:  el  de  ella  cuenta  con  algunas  velas  y   estampitas  de  santos  para  pedir  ayuda  a  esos  seres,  mientras  que  en  el  de  él  no   aparece  ninguna  imagen  de  este  tipo.       En  cuanto  a  la  formación,  sabemos  que  ninguno  de  ellos  ha  sido  entrenado  por  algún   antepasado,  por  lo  que  podríamos  decir  que  son  autodidactas.  De  hecho,  el  curandero   afirma  haber  estudiado  mucho  sobre  temas  de  salud  a  pesar  de  no  haber  estudiado   una  carrera.     Los  dos  descubrieron  su  don  de  formas  muy  diferentes.  La  curandera  afirma  haberlo   sentido  desde  pequeña,  pero  haber  sido  muy  escéptica  hasta  que  una  serie  de   situaciones  muy  llamativas  hicieron  que  empezara  a  creer.  Por  el  contrario,  el   curandero  no  conoció  sus  “poderes”  hasta  que  un  hombre  que  se  dedicaba  a  eso   mismo  se  los  reveló  y  fue  así,  capaz  de  curar  su  propia  enfermedad.     Es  de  destacar  que  tienen  otro  punto  en  común:  las  experiencias  paranormales  que   dicen  haber  tenido.  Nuestra  curandera  afirma  se  capaz  en  ocasiones  de  tener  sueños   reveladores  o  premonitorios  que  esos  mismos  “seres  de  luz”  le  mandarían,  mientras   que  nuestro  curandero  afirma  hablar  con  su  difunta  madre  de  vez  en  cuando,  e  incluso   que  fue  ella  la  que  lo  motivó  a  dedicarse  a  ese  trabajo.     En  lo  referente  a  los  pacientes  que  acuden,  en  ambos  casos  nos  encontramos  con   pacientes  que  acuden  a  ellos  por  el  “boca  a  boca”  y  no  por  ningún  tipo  de  publicidad   (la  cuál  ambos  critican).  También  dicen  que  va  gente  de  todas  las  edades,  tanto  gente   que  cree  en  ellos  como  que  no,  y  muchos  vienen  desesperados  o  como  última  opción.     Acerca  de  qué  problemas  tratan,  ambos  afirman  tratar  tanto  casos  ya  crónicos,  como   enfermedades  de  huesos  o  neuralgias,  como  situaciones  límites  que  la  medicina   moderna  no  puede  solucionar.     Los  resultados  que  obtienen  son  muy  diferentes  para  cada  uno,  motivado  esto   principalmente  por  el  método  que  dicen  usar.  El  curandero  afirma  que  “nadie  ha  salido   de  aquí  sin  su  problema  solucionado”  ya  que  él  sabe  emplear  su  energía  para  curar   todos  los  problemas.  Por  otro  lado,  la  sanadora,  que  no  emplea  su  energía,  sino  que   dice  actuar  como  canal  de  unos  seres  que  le  mandan  la  energía,  reconoce  que  a  veces  

46    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

los resultados  son  espectaculares  y  que  en  otras  ocasiones  le  gustaría  poder  hacer   más,  pero  que  no  depende  de  ella.     Ninguno  de  ellos  realiza  ese  trabajo  para  vivir,  aunque  si  que  les  dan  algo  los  propios   pacientes,  la  “voluntad”,  por  iniciativa  propia.     LA  ACUPUNTURA.     Esta  técnica  milenaria  parece  haberse  puesto  de  moda  en  los  últimos  tiempos  en   Occidente,  nunca  sin  estar  bajo  la  suspicaz  mirada  de  los  escépticos.  En  nuestra   entrevista,  un  profesional  de  la  misma  nos  explica  a  grosso  modo  sus  bases  y  otros   pormenores  de  su  profesión.     El  “Qi”  es  la  energía  del  cuerpo  que  es  llevada  a  través  de  los  acupuntos.  La   acupuntura  se  basa  en  la  creencia  de  que  las  enfermedades  aparecen  cuando  esta   energía  se  estanca,  y  en  que  eso  se  puede  solucionar  estimulando  los  diferentes   puntos.  

Los  casos  que  suele  tratar  abarcan  todo  los  ámbitos  de  la  salud,  aunque  según  dice   últimamente  están  demandados  los  tratamientos  para  adelgazar,  y  él  mismo  afirma   que  los  resultados  varían  según  cada  persona  pero  que  nunca  es  un  remedio   milagroso.      

47    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

En lo  referente  al  tipo  de  gente  que  acude  nos  informa  de  que  vienen  de  todas  las   edades  (aunque  no  suelen  superar  las  60  años)  y  de  que  muchos  de  ellos  tienen   estudios  superiores.  Además  nos  dice  que  suelen  recurrir  a  la  acupuntura   recomendados  por  alguien  de  su  entorno  y  tras  haber  acudido  a  varios  médicos.   Sobre  la  formación  necesaria  para  ejercer  ese  oficio,  el  entrevistado  dice  que  estudió   fisioterapia  y  que  posteriormente  hizo  un  módulo  de  acupuntura  que  le  otorgó  un   título.      

Herbera

Técnica

Plantas medicinales   y  oración  

Problemas que  tratan  

Dolencias comunes  

Hipnotizador Lleva  al   paciente  a  un   estado   diferente  al  de   vigilia   Trastornos   especialmente   psicológicos  

Gente que   Gente  del   suele  acudir  a   pueblo.   ellos   De  todas  las   edades.  

No tiene  un   perfil   determinado.  

Formación Por   Relacionada   transmisión   con  su  oficio   oral  

Estudios universitarios,   másteres  y   múltiples   cursos   En  parte  

Se dedican  a   ello  para  vivir    

No

Sanadora

Sanador

Acupuntor

Actúa de   Transmitir  su   Estimular  los   antena  entre   propia  energía   acupuntos  para   el  paciente  y   para  curar   liberar  el  “Qi”   un  “ser  de  luz”   Cualquiera.   Se  centra  en   dolencias   crónica   Y  muchas   veces  sin  otro   posible   tratamiento.   No  tienen  un   perfil   determinado,   pero  muchas   veces  acuden   por   desesperación   Ninguna  

En parte  

Cualquiera. Se  centra  en   dolencias   crónicas  y   muchas  veces   sin  otro   posible   tratamiento.   No  tienen  un   perfil   determinado   pero  muchas   veces  acuden   por   desesperación   Ninguna  

En parte  

Muchos tipos   de  problemas,   tanto  físicos   como   psicológicos.  

Suele acudir   gente  con   recomendación   y  con  nivel  de   estudio.   Mayormente   jóvenes.   Estudios   universitarios  y   módulo  

Vemos  pues  como  estas  técnicas  difieren  mucho  las  unas  de  la  otras  teniendo   algunas  (plantas  medicinales)  mayores  fundamentos  que  otras  (como  la  sanación)  pero   viendo  como  la  gente  sigue  acudiendo  a  ellas  cuando  lo  cree  necesario,  muchas  veces     48    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

incluso aunque  son  escéptico.  Esto  se  debe  obviamente  a  la  falta  de  desarrollo  de   algunos  tratamientos  en  la  medicina  moderna,  que  lleva  a  los  pacientes  a  buscar   métodos  alternativos.            

49    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

c) LOS MOTIVOS  DE  LA  CONSULTA  Y  EL  CONOCIMIENTO  DEL  TRATAMIENTO     Que  tipo  de   gente  va    

Mujer de  48  años   con  estudios   obligatorios  

Mujer de  22   años  con   estudios   universitario s   Fue  como   Acudió  como   Acudió  como   Ella  no  es   segunda  opción,   segunda  opción,   segunda   asidua,  pero   siendo  la  primera   siendo  la   opción,  siendo   conoce  a   la  medicina   primera  la   la  primera  la   alguien  que   moderna,  pero   medicina   medicina   toma  la   ahora  volvería  a  ir   moderna,  pero   moderna,  y   medicina   como  primera.   volvería  a   volverá  a   alternativa   acudir.   acudir   como   primera   opción.   Acude  a  un   Acupuntura  por   Acupuntura   Fitoterapia   curandero  por   dolor  de  bíceps   por  migrañas   para   retortijones  y   por  jugar  a   cualquier   dolor  de  tripa   waterpolo   tipo  de   intenso   dolencia  leve  

Asiduos y   creyentes  o   esporádicos  

caso

Conocimien-­‐ to del   tratamiento  

Conoce que  el   diagnostico  es   empacho  y  que  el   tratamiento  son   unas  hierbas  pero   no  sabe  las   propiedades  de   las  mismas  

Hombre de  35   años  con   estudios   universitarios  

Conoce que  la   practica   realizada  es  la   acupuntura  y   que  se  le   recetan  hierbas   pero  no   especifica   cuáles.  

Mujer de  36   años  con   estudios   universitarios  

Es conocedora   de  cómo   procedió  el   acupuntor   pero  no  sabe   los  motivos   exactos  por  los   que  le  resultó   efectivo.  

Conocimient o sobre   todas  las   hierbas  que   toma  y  qué   tipo  de   dolencia   puede  tratar   cada  una  de   ellas.  

Mujer de  19   años   estudiante   universitaria  

Hombre de   25  años  con   estudios   obligatorios  

Acudió como   segunda   opción  pero   dados  los   buenos   resultados   ahora  es   asidua.  

Acudió como   segunda   opción,  por   recomendaci ón  de  un   medico,  y  ha   vuelto  por   diversos   motivos  

Homeopatía por  alergia   en  un  primer   momento,   ahora  todas   las   enfermedad es  que  no   necesitan   una  cura   rápida  o   directa   Conoce  qué   pastillas   toma  y  para   qué  sirven   los  principios   activos  que   contienen  

Recurre a  un   curandero   primero  por   esguince  y   luego  por   verrugas  

Totalmente desconocedo r  del   tratamiento.  

  Dado  el  numero  de  entrevistas  realizadas  no  se  pueden  obtener  datos  estadísticos  de   ellas,  pero  sí  que  podemos  extraer  algunas  conclusiones:   -­‐

En todas  las  entrevistas,  exceptuando  una,  observamos  que  se  ha  acudido  a  la   medicina  alternativa  como  segunda  opción  después  de  la  medicina  moderna.   Además  cabe  destacar  que  el  único  caso  en  el  que  se  acude  como  primera     50  


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

-­‐

-­‐

-­‐

-­‐

opción, se  trata  de  la  fitoterapia,  y  es  la  única  de  todas  ellas  que  es  conocedora   realmente  de  el  tratamiento  que  realiza.  Conclusión:  se  suele  acudir  a  la   medicina  alternativa  como  segunda  opción   A  pesar  de  que  ningún  entrevistado  es  conocedor  del  tratamiento,   exceptuando  el  de  la  fitoterapia  y  el  de  la  homeopatia,  todos  apoyan  que  han   obtenido  buenos  resultados  y  tienen  claro  que  van  a  volver.  Cabe  destacar  que   justamente  los  dos  pacientes  conocedores  del  tratamiento  toman  principios   activos  de  plantas  (lo  cual  es  muy  similar  a  los  medicamentos  usados  por  la   medicina  moderna)  y  ambos  son  asiduos  en  el  uso  de  este  tipo  de   tratamientos.  Conclusión:  los  pacientes,  en  estos  casos,  resultan  satisfechos  con   el  tratamiento  y  o  ya  son  asiduos  o  la  próxima  vez  acudirán  como  primera   opción   Ninguno  de  los  casos  se  trata  de  una  patología  especialmente  grave  o  que   resulte  terminal.  Conclusión:  los  buenos  resultados  de  esta  medicina  alternativa   se  podrían  deber  a  que  los  problemas  que  hemos  analizado  no  son  terminales  o   especialmente  complicados   Todo  lo  dicho  anteriormente,  se  produce  independientemente  del  grado  de   estudios  (universitarios  o  estudios  obligarios)  del  sexo  y  de  la  edad,  aunque  se   podría  destacar  que  los  únicos  dos  pacientes  que  conocen  con  detalle  su   tratamiento  tienen  estudios  universitarios.   No  se  puede  generalizar  ninguna  de  las  conclusiones  anteriores  dado  el  escaso   número  de  entrevistas  que  no  tienen  por  qué  ser  una  muestra  representativa   de  la  población.  

En general  observamos  que  la  mayor  parte  de  los  pacientes  acuden  por  patologías   relativamente  leves  y    como  segunda  opción  a  esta  medicina  alternativa,  sin  embargo  a   pesar  de  ser  en  general  desconocedores  del  tratamiento  que  reciben  todos  han   quedado  satisfechos  con  éste,  por  lo  que  la  próxima  vez  acudirán  a  ella  como  primera   opción,  independientemente  de  su  nivel  de  estudios,  sexo  o  edad.      

51    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

d) LOS MITOS  DE  LA  PROFESIÓN  EN  CUESTIÓN    Y  LA  VISIÓN  DE  LA  MISMA  POR   LA  SOCIEDAD   ¿Cuánto  hay  de  verdad  en  estos  tipos  de  medicinas?  ¿Hay  que  tener  cuidado  por  si  se   aprovechan  de  nosotros?  ¿Son  con  finalidad  de  lucro?   Mucha  gente  desconoce  en  que  consisten  las  medicinas  complementarias,  hecho  que   puede  ser  aprovechado  por  la  gente  que  se  dedica  a  ello.  ¿Cuántas  veces  hemos  visto   carteles  que  anunciaban  un  espectáculo   de  hipnosis?,  ¿o  cuántas  veces  nos   pueden  haber  timado  sin  que  nos   diésemos  cuenta?   Los  mismo  profesionales  entrevistados     ya  nos  han  advertido  que  hay  gente  que   no  sabe  nada  del  método    que  solo   quiere  ganar  dinero  rápido  y  que  se   aprovechan  y  timan  a  los  pacientes.    De   forma  que  lo  único  que  puede  suceder  es  el  conocido  efecto  placebo  pero  a  la  larga   esto  terminará  por  perjudicar  la  imagen  de  los  profesionales  del  campo  en  cuestión.   Y  además,    la  televisión  ha  contribuido  a  repartir  por  la  sociedad  un  concepto  que   muchas  veces  es  falso,  ¿dónde  está  el  límite  entre  la  fantasía  y  la  realidad?   Como  ya  hemos  dado  a  entender,    hay  múltiples  mitos  circulando,  por  ejemplo,   referidos  a  la  hipnosis  tenemos  mitos  como:   a) La  persona  hipnotizada  quedará  bajo  el  control  del  hipnotizador,  que  le  puede   obligar  a  decir  o  a  hacer  cualquier  cosa  que  desee.   b) La  gente  puede  quedar  atrapada  en  un  estado  de  hipnosis  y  no  puede  salir  de   él  cuando  quiera.   c) Durante  la  hipnosis  la  persona  está  inconsciente.  

Mientras  que  la  realidad  es  la  siguiente:   a) Independientemente   de   lo   profundamente   que   esté   hipnotizado   la   persona   no   pierde   el   control  en  ningún  momento  de  la  sesión.   b) La   persona   puede   finalizar   la   hipnosis   cuando   quiera  y  salir  del  estado  hipnótico  a  voluntad.   c) Las   investigaciones   indican   que   la   gran   mayoría  de  las  personas  se  pueden  beneficiar   de   la   hipnosis.   Más   aún,   ser   hipnotizable   o   elegir   responder   a   las   sugestiones   que   se   le   hagan   significa   solamente   que   se   tiene   la   habilidad   de   utilizar   la   hipnosis   en   su  

52    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

beneficio. No  significa  en  absoluto  ser  débil  o  crédulo.  

En  el  campo  de  la  acupuntura  también  encontramos  muchos  mitos,  por  ejemplo:   a) Hay  gente  que  cree  que  la  acupuntura  es  dolorosa,  esto  no  es  del  todo  cierto   porque   si   el   profesional   sabe   lo   que   hace   tan   solo   notas   como   máximo   un   pinchacito.   b) Otro   mito   muy   extendido   es   que   se   puede   contraer   Hepatitis   y   SIDA,   esto   evidentemente   no   es   cierto   puesto   que   partimos   de   la   base   de   que   todas   las   agujas  estén  esterilizadas.   c) También  hay  gente  que  considera  que  dicha  técnica  se  usa  tan  solo  para  tratar   el   dolor,   esta   es   una   verdad   a   medias   puesto   que   también   se   utiliza   como   prevención  a  muchas  enfermedades,  perder  peso…       Si   separar   la   realidad   del   mito   en   las   medicinas   complementarias   no   es   tarea   fácil,   imaginémonos  en  las  medicinas  populares.  Donde  todas  las  enseñanzas  se  transmiten   de  boca  en  boca.  Y  muchas  veces  uno  no  sabe  a  qué  atenerse,  puesto  que  hay  gente   que   jura   que   algún   tratamiento   sin   fundamento   científico   funciona.   Peor   claro,   este   argumento  a  los  ojos  de  un  escéptico  es  completamente  inválido.     Cabe   destacar   que   muchas   veces   los   sanadores   trabajan   con   plantas   con   principios   activos  y  por  tanto  sí  que  es  consecuente    que  se  consiga  el  efecto  deseado.     Aunque  sí  que  es  cierto  que    en  nuestra  sociedad,  lejos  queda  ya  la  imagen    de  la  figura   del  chamán,  un  personaje  al  que  la  gente  recurre  para  sanarse  del    trabajo  de  brujo:   magia  negra.   Otra  figura  muy  diferente  es  la  del  sanador  que  sigue  teniendo  presencia  en  nuestra   sociedad.  Un  sanador  es  una  persona  que  se  considera  preparado  para  sanar  el  cuerpo   físico.      

  53  


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

e) LA VISIÓN  DE  LA  MEDICINA  MODERNA  POR  LOS  ENTREVISTADOS     <<¿Medicina  Tradicional  o  Medicina  Moderna?>>  es  la  cuestión  que  nos  ha   llevado  a  plantearnos  el  estudio.  Por  tanto,  llegamos  a  un  punto  importante,  al  análisis   de  los  datos  obtenidos  en  las  entrevistas  con  el  fin  de  conocer  qué  piensa  la  gente  y  los   profesionales  inmiscuidos  en  el  mundo  de  la  Medicina  Tradicional  de  lo  convencional  y   cuáles  son  sus  ideas  sobre  lo  alternativo.     A  partir  de  los  cuestionarios  y  sus  posteriores  comentarios  se  ha  pretendido  dar   una  respuesta  a  todas  esas  preguntas  acerca  de  las  cuales,  en  algún  momento,  hemos   sentido  curiosidad.     Curiosidad  es  la  palabra  que  describe  la  actitud  de  muchas  personas  cuando   son  interpeladas  con  respecto  a  las  medicinas  alternativas,  tradicionales  o   complementarias.  <<¿Qué  son?>>  o  <<¿Podría  dar  una  definición  que  especifique  en   qué  se  basan  sus  métodos?>>.  Parte  del  problema  de  que  las  medicinas  alternativas  en   la  mayoría  de  casos  no  sean  conocidas  o  se  les  tenga  un  cierto  respeto  es  que  estos   son  interrogantes  complicados  de  responder.  No  hay  una  única  definición  que  englobe   a  todos  los  procedimientos  que  se  emplean  para  tratar  diversas  patologías  o   enfermedades,  todos  ellos  basados  en  experiencias  personales  o  en  conocimientos   que  han  sido  adquiridos  generación  tras  generación,  sin  necesidad  de  la  investigación   científica  tan  presente  en  la  Medicina  Moderna.       Es  por  ello  que  en  nuestras  entrevistas,  ante  las  preguntas  referidas  a  este   tema,  en  todos  los  casos  nos  hemos  encontrado  con  un  patrón  común  si  pasamos  a   analizar  a  los  viandantes:  pacientes  que  recurren,  sin  saber  en  qué  se  basan,  a  las   medicinas  alternativas  o  tradicionales  o  complementarias  como  segunda  opción  tras   no  quedar  satisfechos  con  la  Medicina  Moderna.  También  es  habitual  que,  tras  su   primera  experiencia  con  estas  “nuevas”  formas,  no  dudan  en  volver  a  acudir  si  en   algún  momento  lo  necesitan,  pues  ninguno  de  los  entrevistados  ha  quedado   insatisfecho  con  el  trato  y  el  resultado  que  han  obtenido  de  las  medicinas   tradicionales.  El  escepticismo  es  compartido  por  todos  ellos,  como  ya  hemos   comentado,  pero  la  complacencia,  también.     Cuando  cuestionamos  a  la  Medicina  Moderna,  encontramos  que  es  general  el   pensamiento  de  que  es  algo  necesario,  que  ayuda  a  mucha  gente  y  que  se  debería   invertir  más    en  nuevas  terapias  y  tratamientos.  Sin  embargo  podemos  diferenciar  dos   perfiles  en  cuanto  a  esta  variable:   Unos  tienen  fe  ciega  en  la  medicina  convencional  y  recurren  a  ella  siempre  que  tienen   algún  problema  grave  y  sólo  piensan  en  las  medicinas  tradicionales  como  una   alternativa  para  el  tratamiento  de  enfermedades  crónicas  que  no  remiten  con  los   procedimientos  habituales.  

54    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

Otros, tras  experiencias  negativas  con  la  Medicina  Moderna  evitan  sus  métodos  y     encuentran  la  solución  en  las  medicinas  complementarias  tales  como  la  homeopatía,  la   medicina  popular  de  los  curanderos  o  sanadores  u  otras  formas  explicadas  durante  las   entrevistas  a  los  profesionales.   No  obstante,  hay  que  remarcar  la  importancia  de  la  conclusión  extraída  de  las   entrevistas:  ninguno  de  los  entrevistados  menosprecia  la  Medicina  Moderna,  dejando   a  un  lado  malas  experiencias  o  problemas  derivados  de  ella,  y  ven,  en  la  mayoría  de   casos,  en  las  medicinas  complementarias  eso,  un  complemento,  una  vía  alternativa   para  obtener  soluciones  que  no  pueden  ser  dadas  por  la  Medicina  Moderna.   También  nos  ha  parecido  interesante  el  hecho  de  que  todos  los  pacientes  coinciden  en   que  las  largas  listas  de  espera  y  las  visitas  cortas  presentes  en  los  hospitales  y  centros   de  salud,  hacen  de  la  Medicina  Moderna  una  forma  menos  personalizada  con  un  trato   menos  cercano  que  sí  encuentran  en  las  medicinas  complementarias.     Si  pasamos  a  analizar  a  los  profesionales  de  las  medicinas  complementarias   observamos  una  tendencia  común:  todos  respetan  a  la  Medicina  Moderna  o   convencional  y  se  ven  como  un  complemento  a  ella.  Ese  complemento  que  es  capaz  de   tratar  problemas  que  se  escapan  de  las  manos  o  del  campo  de  actuación  de  los   médicos:   “Estoy  completamente  de  acuerdo  con  la  Medicina  Moderna,  como  ya  he  dicho,  la   hipnosis  es  una  medicina  complementaria.”,  afirma  el  profesional  dedicado  a  la   hipnosis.   “Me  parece  que  presenta  muchas  posibilidades  y  puede  resultar  muy  beneficiosa,  pero   no  creo  que  por  respetar  la  medicina  convencional,  haya  que  ignorar  otros  métodos   que  pueden  ser  beneficiosos  para  la  salud.  Por  ejemplo,  la  acupuntura  ha  demostrado   ser  muy  útil  a  la  hora  de  tratar  enfermedades  reumáticas,  para  las  que  la  medicina   “moderna”  no  tiene  buenas  soluciones.”,  apunta  el  acupuntor.   “Pero  es  que  es  normal,  una  cosa  no  quita   a  la  otra.  Esto  es,  lo  que  tú  has  dicho,  una   medicina  complementaria  o  alternativa,  y   la  una  no  excluye  a  la  medicina   tradicional.  La  enfermedad  es  algo   objetivo,  del  cuerpo  humano,  y  por  tanto,   algo  que  científicamente  puede  analizarse   e  intentar  curar  con  medicamentos  o   intervenciones.  Esas  energías  que  yo   transmito  para  curar  pueden  también   sanar  y  ayudar,  pero  son  imprevisibles   porque  no  dependen  de  mí,  así  que     55    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

considero muy  necesaria  la  medicina.”,  detalla  la  sanadora.     Por  todo  lo  explicado,  la  conclusión  es  que  existe  un  pensamiento  de  que  la   medicina  tradicional  y  la  Medicina  Moderna  pueden  beneficiarse  mutuamente,  a  pesar   de  sus  diferencias.  Como  no  hemos  podido  contar  con  profesionales  de  la  medicina   convencional,  no  conocemos  su  punto  de  vista  sobre  esta  afirmación,  pero  a  juzgar  por   las  entrevistas  realizadas  en  las  que  también  se  incluye  una  pregunta  acerca  de  las   recomendaciones  de  médicos,  se  puede  deducir  que  en  algunos  casos  estarán  de   acuerdo  con  ella.        

56    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

6.-­‐ CONCLUSIONES   Tras  un  profundo  análisis  de  las  entrevistas  y  una  reflexión  intensa  acera  de  la   información  obtenida,  podemos  comparar  los  resultados  con  las  hipótesis  que   establecimos  cuando  empezamos  el  proceso.       Concluimos  pues:   La  sociedad  en  general  confía  más  en  la  medicina  moderna  que  en  las   alternativas  o  complementarias.     → Según  hemos  podido  observar  está  hipótesis  se  cumpliría  aunque  solo   parcialmente  puesto  que  aunque  es  cierto  que  se  confía  más  en  la  medicina   moderna,  no  por  ello  quedan  descartadas  otras  opciones  para  tratar  casos  que   esta  medicina  no  ha  podido  tratar  e  incluso,  a  partir  de  un  experiencia  positiva   con  estas  medicinas,  para  dejarse  tratar  asiduamente  con  ello.   •

Los profesionales  de  las  medicinas  complementaria  o  populares  no  tienen   formación  y  muchas  veces  son  estafadores.  

→ Los propios  profesionales  reconocen  que  al  ser  sus  métodos  relativamente   desconocidos  hay  estafadores  que  intentan  aprovecharse  de  la  gente  y   desvalúan  su  imagen  por  lo  que  se  consideran  los  primeros  perjudicados  de  la   existencia  de  estos  personajes.     Nosotros  hemos  podido  comprobar  como,  muchos  de  los  profesionales   entrevistado  o  de  los  profesionales  que  trataron  a  los  pacientes  entrevistados   estaban  de  hecho  muy  formados,  garantizando  un  correcto  tratamiento.  Es   cierto,  sin  embargo,  que  también  nos  hemos  topado  con  el  caso  opuesto.     •  

Los profesionales  de  las  medicinas  complementarias  o  populares  no   recomiendan  la  medicina  moderna.  

→ A pesar  de  que  es  cierto  que  algunos  no  la  recomiendan  por  experiencias   negativas,  la  gran  mayoría  sí  lo  hace  y  no  la  infravalora.  De  hecho,  la  respeta  y   no  considera  que  su  propio  método  pueda  sustituirla,  sino  como  mucho,   acompañarla  para  obtener  mejores  resultados.    

57    


ESTUDIO SOBRE  MEDICINAS  COMPLEMENTARIAS    

7.-­‐ BIBLIOGRAFÍA:   • • • •

http://www.equilibriaterapias.org/ http://www.hispamap.net/informes/info-­‐hip.htm   http://es.wikipedia.org/wiki/Sofrolog%C3%ADa   http://psicologialmu.blogspot.com.es/2011/12/la-­‐hipnosis.html    

               

58    

Medicinas complementarias  
Medicinas complementarias  

En este trabajo analizamos diferentes tipos de medicina complementarias desde el punto de vista tanto de paciente como de profesionales. Gr...

Advertisement