__MAIN_TEXT__

Page 1


La Luna alumbra el puerto desde un tapial, amamantando el sueño del jornalero, alcahueteando amores de contrabando, sube la Luna como jugando ardiendo en luz al cañaveral. Agarrada fuertemente de la mano de su Mamalo-Gí, conoció a su nueva profesora, la señorita Delfina, que en un perfecto Sandopés (*) le dio la bienvenida. “Niña de noche” vive en un país llamado Sandopa (*), donde las personas cuando se conocen se saludan diciéndose: “Sababona” (*), que quiere decir: “Yo te respeto, yo te valoro y eres importante para mí”. A lo que el otro debe responder: “Shikova” (*), que quiere decir: “Entonces yo existo para ti”. Por supuesto que los mayores que se han olvidado de vivir –y solo viven trabajando para ganar dinero y pagar las facturas de todas las cosas que deben y que compraron para ser felices, pero que no pueden disfrutar porque tienen que trabajar para pagarlas–, no conocen Sandopa y creen que son habladurías de locos. Que no pueden existir tantos colores –en Sandopa el arco iris tiene 24 colores naturales distintos–, que no es cierto que los deseos se cumplan si salen del corazón o que no es necesario tener la razón para ser feliz. Algunos padres dicen que es imposible que en Sandopa dos personas con solo mirarse sepan cuánto se aman, o que a través de los sueños o los pensamientos, estemos unidos a los que más queremos eternamente por un puente de besos. ¡Cosas de mayores! En el marco de la puerta, se soltó de la mano prieta de su Mamalo-Gí, a la que sus ojos de candela acostumbraban a mirar como enamorada... Ambas eran grandes amigas y muchas veces se decían cosas sin hablar. Con la yema del índice como pincel, Mamalo-Gí se arrodilló y le dibujó un “Sí” (*) en la frente, diciéndole: “Niña de noche”, aquí encontrarás niños distintos a vos. De colores distintos, de tamaños distintos, de distintos países y gustos distintos… porque todos somos diferentes, esa es la magia. No existe ningún niño en el mundo entero, que cuando te conozca no quiera ser tu amigo. No olvides el juego de las ERRES. El Respeto es más importante que el AmoR. Recuérdalo siempre. La R del amor, es la hijita de la R del respeto que es una de sus mamás. Sin Respeto, no puede nacer el bebé del amor.


llevará a percibir lo que está más allá, que te llevará a tocar un mundo sutil, como un delirio que te permitirá gozar, estar viva, vivo. Sin sensibilidad no hay vida. El primer paso para participar en la aventura de esta vida, es reconocernos como co-creadores. A cada acción le corresponde una reacción. Es la ley cósmica de causa y efecto. Tenemos el poder y la libertad para crear lo que queramos. “Vivimos como si tuviéramos las manos llenas de semillas de todas las cualidades. A veces compramos semillas que no queremos; en otras ocasiones nos paramos para verificar si son realmente las semillas que deseábamos. Así vamos dejándolas caer por el camino, plantando lo que deseamos y también lo que no queremos”. Para la ley de acción y reacción, si tú plantas semillas de manzana en tu jardín pensando que son semillas de rosas, van a nacer manzanas, por más que llores por ello. La responsabilidad de nuestros actos es una alianza con la acción, y la culpa una alianza con la inercia. Lo que llevamos mal, son las lecciones no aprendidas. Por increíble que parezca, el miedo a la responsabilidad es el gran obstáculo creador por nuestra percepción distorsionada por los sentidos, pero el sol siempre nacerá otra vez, y una nueva oportunidad surgirá. De este modo, grabamos nuestras propias vivencias personales, y las guardamos como imágenes en nuestra psique. Del mismo modo, también guardamos una imagen de los demás. Acompañado a esta imagen, evocas todo un conjunto de valoraciones sobre esa persona o esa situación. Has decidido cómo crees que es, lo que crees que le gusta, lo que te parece que es importante para ella/él, en qué entorno se mueve, cómo viste y si te gusta, y si lo apruebas o no. Cuál es su ambiente familiar, si es generoso o huraño. Si es guapo o feo. Sus virtudes y sus defectos. Y si todo ello te produce algún agrado o resentimiento, o si no levanta en ti ningún tipo de reacción. Junto a la imagen visual, tu memoria trae a la superficie todos los juicios que has hecho anteriormente sobre esta persona y tu valoración personal sobre ella y sus circunstancias. Le atribuyes defectos o virtudes que te hacen sentir anhelo. Admiración, cariño, respeto y entusiasmo o por el contrario, la persona te irrita, la criticas en tu mente, la menosprecias o rechazas. Este cuadro mental es la descripción completa del personaje. Esto lo haces también con las personas más íntimas, tu marido o tu mujer, tu novio o tu novia, tus hijos, tus amigos, tus padres y familiares. No registras lo que escapa a tu molde. Y lo más difícil de todo, es que este esquema mental, aprisiona a los demás, si crees que tu marido no es cariñoso, ya puede demostrarte cariño con un sinfín de detalles, que no sabrás interpretar como tales,


trabajo que estás realizando con esta Agenda consiste exactamente en salir del circulo vicioso de tus reacciones repetitivas. Volviendo al concepto “personaje”, el problema es que para que nos acepten y amen, creamos varias máscaras, imitaciones de modelos idealizados que nos dan una cierta seguridad para enfrentar el mundo y sobrevivir a la tensión de que nos descubran en esa mentira. Resultado: estrés, frustración, carencias… Vamos a despertar de este sueño profundo y mirar la vida frente a frente, conscientes de quienes somos, para entonces ir más allá. Vivimos en un mundo comandado por la “Ley de la acción y la reacción”. Como decía Einstein, si tiramos una pelota azul contra la pared, volverá una pelota azul de la pared. Si tiramos una roja, volverá una roja. Si tiramos con fuerza, volverá fuerte. Y si tiramos débilmente, volverá débil. Somos lo que pensamos. Y si tú no estás satisfecho con quien eres, es el momento de cuestionar tu sistema de creencias. Las informaciones recibidas y tomadas como verdades absolutas, durante la vida, hacen que creamos que somos de una determinada manera. Y así moldeamos, vemos y proyectamos nuestra propia realidad. Mientras no te des cuenta de que todo ocurre dentro de ti, vas a poner la responsabilidad de cómo tú te sientes en personas y situaciones fuera. Vas a culpabilizar a otras personas de lo que te está pasando. ¿Cómo distinguir lo que es proyección de lo que es realidad? Constatando. La mayor parte del tiempo colocamos la responsabilidad de lo que nos pasa en los demás, lo cual es un enorme error. Como todo se procesa dentro de nosotros, si pasamos a considerar nuestro, todo lo que ocurre, vamos a ser dueños de nuestra vida. Trae todo lo que sientes a ti. Cada persona vive las cosas de una manera única e intransferible. Gran parte de nuestras penas y alegrías no son vividas de la misma manera por el otro. Podemos estar disponibles, presentes y atentos como el otro, pero jamás podremos vivir las cosas por él/ella, por mucho que amemos y queramos a esa persona. Ten en cuenta que nos movemos por juicios. Creemos que el otro se siente como nosotros y reacciona y siente como nosotros. Estamos


Profile for PreviewPDFfiles

Agenda 2012  

Agenda 2012

Agenda 2012  

Agenda 2012

Profile for anaaceves
Advertisement