Page 1

bares

3


hablaban furiosamente quietos con rápidas ráfagas de palabras letales: - yo te dije -le dijo. - esperé que dijeras -murmuró con labios apretados. - ¿entonces, nunca? - nunca. murieron los dos sobre la mesa se fueron sin ser más los que ahí quedaron.

4


¿séptimo regimiento? demasiados licores. ¿María la sangrienta? su color espeso me hace mal ¿un gin? me mata ¿ginebra? es melancólica pálida de frío quiero mi Margarita con su beso de sal.

5


rosas esmirriadas que abriga el celofán como si fuera el tapado de armiño que nadie te compró. frágiles rosas con frío como vos sin espinas para defenderte.

6


ella olvidó teñirse el pelo pero sonríe como una novia él, un poco encorvado, sirve el té para dos y le habla de algo que debe haberle dicho mil veces al oído parece que repitieran un cuento parece que conocieran algo encantador y privado, uno del otro parece que fueran felices.

7


son graciosos tus ojos como peces inquietos en las gruesas peceras de tus lentes juegan a la escondida y hacen trampa no consigo saber en d贸nde est谩n.

8


¿viste que ya llegué? sí, son lindos y nuevos y elegantes y caros y convierten el pie en imán adorable en sexy joya en adorno en conjuro te digo a pesar de eso para venir hacia aquí con apuro y de lejos son mejores los viejos.

9


cabeceó sin penas ya y sin vino en el vaso diciendo que sí al sueño al esplín al olvido se quedó dormido a contraluz y solo infinitamente triste en los espejos.

10


fumabas mirando hacia la puerta del bar fumabas moviendo tu larga mano con pulseras de oro con cansancio cuĂĄnto debĂ­an pesarte el gesto lento descorrĂ­a un telĂłn sobre tu cara triste finalmente vino no lo viste.

11


no vendría si fuera por tomar este café con gusto de hojas secas ni por la medialuna que pido (él trae dos confiando en su aliada la tentación) ni por leer el diario contra el vidrio lluvioso y helado de la ventana al parque. no vendría más probablemente si no fuera que él echando al hombro con ademán ritual la servilleta azul sobre el blanco dudoso de su saco ladea la cabeza redonda, me sonríe como si yo fuera la Virgen del Carmen o la reina Sofía y me pregunta cómplice: ¿Qué va a servirse, hermosa? cada día.

12


cuando se dice chau sin pretender explicaciones sin bronca sin llorar sin decir perdonĂĄme ni te quiero ni Âżte acordĂĄs? cuando se dice chau sin un reproche es que se dijo para siempre chau.

13


debe haber alguien que mire sonriendo y moviendo la cabeza estos galimatĂ­as que balbuceamos con lo que es y lo que debe ser este dolor estos plazos y propuestas temerosos graciosos como juegos de niĂąos.

14


otro cafĂŠ y otra vez mientras lo espera es feliz

15


te recordaré siempre cuando mire la luna al tomar vino a solas en la noche escuchando a Marsalis imaginó. y le dijo te recordaré noche a noche amor mío (pero no tuvo en cuenta que Marsalis noche a noche puede ser aburrido que no hay luna todas, todas las noches y que tampoco en todas hay vino).

16


soy Modigliani decĂ­a entre las mesas sosteniendo papeles signados con trazos elegantes escuetos musicales. y alguno alguna vez le compraba un dibujo. lo transformaba en vino y volvĂ­a con su belleza insoportable su talento su fiebre su amor insoportable a abrazar a Jeanne.

17


habĂ­a un cielo Magritte con una sola nube flotando en la ventana del bar para nosotros dos. habĂ­a un aire suave y una suave alegrĂ­a de encontrarnos tan bien. todo era tan lindo y sencillo que no dijimos nada ni vos ni yo nada importante, nada trascendente nada como para hacer un poema hoy.

18


01 bares  

poemas,breves

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you