__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 49

Escuelas Centenarias XP:Escuelas Centenarias 22/09/17 08:02 Página 4

Haciendo historia… haciendo Escuela “Julio

Bello”

Escritura colectiva docentes Escuela Julio Bello.

D

ebemos hurgar muy profundo en la memoria y así, como por arte de magia, la historia de la “Julio Bello” comienza su recorrido en cada uno de nosotros. Sabemos que la escuela nació en Febrero de 1917, inaugurándose oficialmente el 21 de agosto del mismo año. Sabemos que años más tarde, en 1925, se le asigna el número 154. Y sabemos que recibe el nombre “Julio Bello” en 1936, en honor a quien fuera un docente santafesino, de destacada actuación en la esfera política y educativa. Por entonces el presidente argentino era Hipólito Irigoyen, y gobernaba la Provincia de Santa Fe el radical Rodolfo Lehmann. La vida en la escuela tenía que hacerse un lugar contra la indiferencia de algunos y la inclusión de los otros que vinieron desde muy lejos, junto a sus padres, buscando un porvenir. A las familias de la zona se le agregaron aquellas provenientes de otros países que llegaban con un único fin: Progresar. Y es así, que la gran mayoría se asentó en las quintas de la zona, a “trabajar la tierra” como decían… y buscar un lugar que no les recuerde las tantas ausencias… Muchos de ellos se dedicaron a la cosecha, y otros al cultivo de flores. También había albañiles, carpinteros y “almaceneros” (dueños del almacén de ramos generales). En sus inicios, la escuela contaba con alrededor de cincuenta alumnos que asistían en el turno tarde. Sólo había hasta cuarto grado, quedando los más afortunados librados a la búsqueda de otra institución. Es recién en 1941 que se realiza el pedido formal para la creación de un quinto grado, que comienza a funcionar con nue

ve alumnos a partir del año siguiente. El chalet, un casco de estancia construido en 1912, encastrado en una superficie de 1422 m2 pertenecía, según datos catastrales, al Sr. Agustín Alfageme. Al mismo, se podía acceder sólo con tranvía hasta el pavimento que quedaba a 1200 metros, y desde allí, a pie, recorrían el camino “…maestras con una dosis de optimismo y una adaptación particular…”, según un acta de inspección del año 1940. Además, el casco de estancia poseía algunas escasas salas precarias, incómodas, estrechas. En la planta alta, a la que se accedía por una escalera de madera, existían dos habitaciones que

servían de aula. Las actas y registros postales de entonces, que llegaban al domicilio particular de la directora, denominaban a la zona como “Estación Hume”, departamen to Rosario, o como “Paraje”, reforzando de esta manera la idea de “lejanía” y “distancia” que caracterizó a todo el barrio por muchos años. En varias ocasiones alumnos y docentes no podían llegar a destino, así lo cuentan los registros pertinentes de esos años. La primera ampliación del edificio se realizó en el año 1934, contando a partir de allí, con cinco aulas y una dirección. Desde el año 1949 hasta el año 1960, en dos habitaciones que

funcionaban como casa pensión, vivían la Sra. Estefanía C. de Sauli y su familia, portera de la Institución desde el 1º de Julio de 1945. Durante los años posteriores, las sucesivas directoras elevaron diversos reclamos para mejorar las condicio nes edilicias, que se hicieron efectivos recién en el año 1959, pintándose todo el edificio, reparándose pisos, escalera, y completándose la primera etapa de la construcción del patio. Es por ello que a lo largo de los años se hace sumamente necesario el apoyo de la “Cooperadora Escolar”, formada en su gran mayoría por padres y ex alumnos, para dejar de ser una “… escuela de escasas y precarias condiciones, estrechas e incómodas aulas, de servicios sanitarios clausurados por olores nauseabundos…”, según acta de supervisión del año 1959, para ser una escuela digna para los niños que allí concurren. Y es por eso que uno de los eventos más importantes y úni co en la zona para este fin eran “los bailes de fin de año”, en donde la rifa del lechón o el cordero era un clásico. Tablones prestados, en ocasiones por los jóvenes del Club Washington Hume, bancos largos facilitados por los cooperadores, ruletas, venta de pizza, choripán, sidra, cerveza, naranja para los niños, el tocadiscos prestado y la banda musical tocando en vivo, eran el broche para una velada esperada por todo el barrio, diferente y llena de alegría. Tradición de peña que aún, año a año, se mantiene en el espíritu de la comunidad educativa toda. Historia de una escuela cargada de historias. Historia de una escuela que revela que la educación pública siempre fue impor tante. Historia de una escuela signada por generaciones… de las presentes y de las que dejaron su huella. Historia de una escuela marcada por quienes la vieron nacer… crecer… cambiar… Historia de una escuela que hoy…

¡Cumple 100 años!!!

g

Camino a la escuela

5

Profile for Amsafe Rosario

Revista camino a la escuela 9 y suplemento Escuelas Centenarias  

En esta revista, las voces de las secretarías de nuestro gremio recuperan reflexiones para dar cuenta de este hacer: las luchas cotidianas d...

Revista camino a la escuela 9 y suplemento Escuelas Centenarias  

En esta revista, las voces de las secretarías de nuestro gremio recuperan reflexiones para dar cuenta de este hacer: las luchas cotidianas d...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded