__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 32

AMSAFE 2 interior:Maquetación 1 22/09/17 14:35 Página 31

Secretaría de Género, un espacio necesario Claudia Semino, Secretaría de Género Amsafe Rosario. ¿Por qué Sarmiento decía “las mujeres enseñan menos pero educan más”? ¿Existe el instinto maternal? ¿Por qué será que las nenas con más frecuencia son más prolijas, más quietitas, más “buenitas” que los varones? ¿Por qué nos “toca” a las mujeres el cuidado familiar, la crianza de los hijos, las tareas domésticas? ¿Por qué un sindicato tiene que ocuparse de estos debates? En principio podemos decir, porque somos un gremio mayoritariamente conformado por mujeres, porque trabajamos con niños, porque en este momento las problemáticas que sufrimos las mujeres están en debate permanente en nuestra sociedad. Fundamentalmente porque queremos una sociedad más justa, igualitaria, donde ser mujer no nos condene a la subordinación, a la discriminación, al acoso, a la violencia. Y también, porque la subordinación, la discriminación, el acoso, la violencia pasan de manera desigual entre nosotras. Al hecho de ser mujer se suman otros determinantes, como la etnia, la identidad sexual, la condición física o mental. Algunos ejemplos, para una mujer vivir en una silla de ruedas, y cuidar hijos, ocuparse de la casa, ir a trabajar no es lo mismo que para otra que camina. Ser mujer negra u originaria suma complejidad a la hora de acceder a la educación o el empleo. Pero lo más determinante es el acceso a los

32

Camino a la escuela

bienes y servicios, es decir la condición económica y social. Cuando el Presidente Macri trató de quitar las pensiones por discapacidad, seguramente Gabriela Michetti desde su silla de ruedas no lo vivió, ni lo comprendió de la misma manera que miles de mujeres que comparten su condición. Seguramente las hijas del ex presidente Obama, algún tipo de discriminación por ser mujeres negras deben sufrir, pero seguro no corren el riesgo de ser secuestradas para la trata. Como sucede aquí nomás en el norte de nuestra provincia. En la discusión por la cuota de alimentos entre Rial y su ex mu jer, Silvia Dauro, como es más que frecuente, él no le dará lo que le corresponde, ella solo recibirá $45 mil por mes, no la pasará tan mal como las miles de compañeras que están con juicios por alimentos, o sus ex están desocupados. Lo económico es lo que con mayor fuerza determina que la condición de mujer nos afecte de manera desigual, aumentando la subordinación, la discriminación, el acoso y la violencia de manera proporcional según la situación de vulnerabilidad social. Esas mismas condiciones económicas desfavorables también las sufren muchos varones, con los que compartimos luchas y exigen-

cias. En nuestro caso particular, desde nuestro sindicato, por salario y condiciones de trabajo. La Delegación de Amsafe Rosario desde hace 10 años constituyó la Secretaria de Género para tener mejores herramientas que nos permitieran tomar las problemáticas específicas de las mujeres docentes. Siendo mayoría en nuestro gremio, tenemos un salario que se considera para “mujeres” de “medio tiempo”, como un “ingreso complementario”. A su vez tenemos una tradición combativa y de luchas por nuestros derechos, fuimos mayoría las mujeres que paramos y nos movili zamos para bajar el presentismo, para mejorar la edad jubilatoria, desconociendo conci liaciones obligatorias, parando ante la muerte del compañero Fuentealba. Enfrentándonos a las contradicciones que los mandatos nos imponen: ser apóstoles (¿apóstolas?) segunda madre, cuidadoras de las blancas palomitas, ser ejemplos de vida y familia, ¿cómo no tener pudor de mostrar que en casa no podemos ser todo eso, que nuestros hijos tienen problemas, que sufrimos violencia? Estos mandatos también generan contradicciones en el desarrollo de la vida sindical: se nos acusa de “abandonar” a los alumnos si hacemos paro o si

tenemos actividades en horas de trabajo; se piensa que descuidamos a los hijos si tenemos una asamblea, o actividad sindical. Es una ardua tarea tratar de diferenciar la realidad que atravesamos, el doble turno, adic ciones, falta de trabajo nuestro o del resto de la familia, con el ideal de “Familia feliz base de la sociedad única responsable de la crianza de los niños”. La Secretaría de Género pretende ir encontrando modos de avanzar, buscando desplegar la relación entre la lucha como trabajadoras, compartida con los varones, con la lucha por vencer las condiciones que se nos imponen por ser mujeres. Siempre, organizando la lucha desde el conjunto. De allí surge el pliego reivindicativo, aquello que exigimos a la patronal y que responde a las necesidades como mujeres trabajadoras. Esta sociedad capitalista que no ha podido liberar a los varones, privilegiados del patriarcado, de las desigualdades, mucho menos nos liberará a las mujeres. Por eso, para enfrentar al capitalismo y su socio estratégico, el patriarcado, las mujeres nos empeñamos en juntar nos, en organizarnos tomando en nuestras manos el camino que nos libere.

Profile for Amsafe Rosario

Revista camino a la escuela 9 y suplemento Escuelas Centenarias  

En esta revista, las voces de las secretarías de nuestro gremio recuperan reflexiones para dar cuenta de este hacer: las luchas cotidianas d...

Revista camino a la escuela 9 y suplemento Escuelas Centenarias  

En esta revista, las voces de las secretarías de nuestro gremio recuperan reflexiones para dar cuenta de este hacer: las luchas cotidianas d...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded