__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 14

AMSAFE 2 interior:Maquetación 1 22/09/17 14:35 Página 13

Escuela 1281 de Villa Gobernador Gálvez La experiencia pedagógica

La 1281, la Escuela de la casita… una experiencia para contar Nora Schujman, Prof. Lengua y Literatura.

Betty Jouvé, Vicedirectora Escuela Nº 150. “La experiencia es aquello que nos pasa, o lo que nos acontece, o lo que nos llega. No lo que pasa, o lo que acontece, o lo que llega, sino lo que nos pasa, o nos acontece, o nos llega. Cada día pasan muchas cosas pero, al mismo tiempo, casi nada nos pasa”. Jorge Larrosa.

T

A

lgo nos pasó a quienes tuvimos la suerte de compartir “la experiencia pedagógica”, en la Escuela Nº 1281 de Villa Gobernador Gálvez, a fines de los ochenta: nos atravesó, nos dejó huellas y marcas, y también matrices de aprendizaje sobre nuestro rol como docentes, maneras de mirar y posicionarnos frente a la escuela. Como toda experiencia fue protagonizada por unos actores institucionales, que coincidieron en un aquí y ahora. Villa Gobernador Gálvez era una ciudad obrera, nuestros alumnos eran hijos de trabajadores: obreros de la carne, metalúrgicos, albañiles, changarines. A mediados de los ochenta se sentía la efervescencia por la apertura democrática, los docentes volvíamos a tomar la palabra que la dictadura había censurado a fuerza de sangre y represión. Recién recibidas algunas, viajábamos desde Rosario más de una hora en el Villa Diego. Otras vivían allí, en la misma ciudad, llegaban en bici

14

Camino a la escuela

o caminando. Con militancia gremial y política algunas, otras sin ella, todas apostábamos al compromiso colectivo con nuestra tarea. Como toda experiencia es única e irrepetible, seguramente existen tantos relatos como actores estuvieron involucrados en la misma. Muchas narraciones pueden desplegarse, poniendo énfasis en uno u otro aspecto de lo vivido: la alfabetización desde la perspectiva psicogenética y las investigaciones de Emilia Ferreiro, la relación que entablábamos con la comunidad, el estilo democrático de gestión, los vínculos solidarios entre compañeros. Sabemos que fueron muchas las vivencias, no pretendemos agotarlas en esta nota, pero sí queremos recoger algunas voces con el objetivo de transmitir a otros algo de aquello que para nosotros fue tan valioso y enriquecedor. Transmitir no para repetir mecánicamente, sí para aportar al debate y a la reflexión que nos per mitan pensar nuevas prácticas al interior de las escuelas públicas.

ransmitir una experiencia… hacer memoria… luego de tanto tiempo parece en principio una tarea difícil… Porque para empezar esto no es el relato de una experiencia en el sentido de experimento, sino de experiencia en el sentido de marca, de huella profunda que a cada una de nosotras nos transformó para siempre. Con esta idea de que la memoria nunca es completa, que tiene lagunas recuerdos y olvidos, pero que con los fragmentos que aporta cada uno es posible hacer un tejido, tomo expresiones de los muros que docentes, alumnas que hoy también lo son y no docentes, fueron diciendo sobre esa historia: - Fue una escuela chica de corazón grande - La llamábamos la escuelita… algunas la escuela de la casita - tiene que correr sangre en las venas para sentir con y junto al otro, para que se produzca el encuentro - Había respeto de clase, tenía importancia el espacio público - Hacíamos lecturas cuidadas, aprendimos a mirar y escuchar desde distintos lugares - ¡Cómo olvidar las tortas fritas y el mate que preparaban las porteras! - Teníamos firmeza en la discusión y energía en las actividades cotidianas - Esa escuela que significó para mí la matriz de aprendizaje de ser docente - Hermosos años en los que trabajamos con alegría. Bellos re-

cuerdos - Recuperar experiencias para repensar las prácticas dice el muro también… Así, entre mate y mate, el sábado 1º de julio nos pusimos a “memoriar” junto a otros docentes más jóvenes y otros ya jubilados y comenzaron a aparecer, situaciones, nombres de personas que fueron protagonistas, sentires, pensares, emociones… Estaba Bernardita (ver recuadro) recordando lo sorprendida que estaba cuando llegó a la institución como vicedirectora por la dedicación al estudio que había entre las docentes de la escuela y las discusiones pedagógicas que teníamos en las plenarias y en los salones. También Elena (ver recuadro) que contó su osada y desafiante idea de trabajar desde las propuestas de Emilia Ferreiro cambiando así un paradigma alfabetizador muy instalado. Y Rita, que aportó contando con humor anécdotas emotivas. Por su parte, Mercedes y Lucía hablaron desde su mirada de alumnas en esos años, siendo hoy ambas docentes. Comentó su experiencia Betty que llegó a la escuela un par de años más tarde y se unió al clima de movilización pedagógica y política que había. Y creo que sólo así puede contarse esta experiencia…como algo que se dio, creció y pudo ser…entre pares, entre compañeras que se animaron a hacer algo distinto en un contexto complejo. (Ver nota Betty Jouvé).

g

Profile for Amsafe Rosario

Revista camino a la escuela 9 y suplemento Escuelas Centenarias  

En esta revista, las voces de las secretarías de nuestro gremio recuperan reflexiones para dar cuenta de este hacer: las luchas cotidianas d...

Revista camino a la escuela 9 y suplemento Escuelas Centenarias  

En esta revista, las voces de las secretarías de nuestro gremio recuperan reflexiones para dar cuenta de este hacer: las luchas cotidianas d...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded