__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 24

24

AMSAFE ROSARIO | CAMINO A LA ESCUELA | JULIO 2017

Sin dudas, si nos remontamos a 1816, quienes habitaban el inmenso territorio que hoy es Argentina, probablemente no estaban al tanto del valor que la historia asignaría al momento, como así también difícilmente podía cocinar la receta sugerida por Petrona. No podían prepararla, no solo porque el sentido histórico del Julio de 1816 fue solidificando con el tiempo, sino porque la cultura material de la época no contaba con los elementos necesarios para cocinar tales tortas. Por entonces, el horno de gas no existía y, además, los utensilios de cocina, los tiempos de cocción y los utensilios eran otros. Asimismo, faltaba la complejidad de la industria alimenticia que producía mantecas de marcas, polvos leudantes, etc. La pastelería de 1816 era preferentemente frita: buñuelos, pastelitos (de dulce o carne), picarones (rellenos de dulce de frutas), tortas fritas, entre otros manjares. La materia Por otra parte, para que la grasa que se usaba era precisamente: torta sea 9 de julio y no grasa animal (de vaca o cerdo). A su vez, K OCIGP CRCTGEKFC GP GN Independencia, además de las las frutas rellenas, secas, en dulces, en NKDTQ FG RGVTQPC *3;56+ pasas de uva de diferentes forma de bocaditos fritos u horneados procedencias; los colores celeste y eran golosinas de consumo frecuente. Entre frutas y blanco se combinan para escribir la fecha en cuestión. verduras, los dulces de duraznos, orejones, membrillo, Una fecha que solo enuncia el día y el mes, no el año. batatas, higos, tomates y zapallos. También se En general, el sentido común de los argentinos asocia consumía el manjar blanco (oriundo de Chile), aquí el 9 de julio con el año 1816, el día en el cual los conocido bajo el nombre del dulce de leche (aunque la integrantes del Congreso de Tucumán firmaron el acta versión argentina es más oscura por el bicarbonato de de la Independencia. Esto no es casual, casi en sodio), preparado a base de leche y azúcar, que parece simultáneo a la fecha, desde las esferas del poder se no tener una procedencia clara, puesto que ya a fueron generando señales para hacer de ese día uno de comienzos del siglo XIX se lo consumía en diferentes los momentos fundacionales de la Argentina, actitud lugares de Europa y de América. La lista culminaba con que se prolongó a lo largo del tiempo. No obstante, la la natilla, el arroz con leche y la mazamorra (Arcondo, ausencia del año en la decoración de Petrona, puede 2002). Los huevos también fueron una fuente de generar otra lectura que, de detallarla, nos lleva a increíbles recetas y consumos: quimbos, hilados, responder el segundo interrogante planteado. rellenos o estrellados, eran de uso frecuente. Veamos. Una receta es una prescripción. Esto es, un La cocina de 1816 era más abundante que variada. ordenamiento de una serie de procedimientos que se La vianda salada contemplaba: asados, guisos, locros, explicitan antes de la acción, para poder guiarla. Una carbonada, sopas (sopas secas que incluían la pasta), vez establecida la receta, se ensaya infinitamente y, de pucheros. Todo en cantidades abundantes y seguir sus indicaciones con precisión, el resultado está combinando carne vacuna, con cordero o aves. Las garantizado. De tal suerte, esa torta 9 de julio, recetada ensaladas de papas, chauchas, verdolagas, porotos, en 1934 podrá ser replicada infinitas veces, cada 9 de zapallitos, también se consumían siempre explotando julio, cuando los argentinos y argentinas se dispongan las posibilidades de cada estación. El maíz era un a conmemorar. Por lo cual, lo que se sostiene a lo largo ingrediente estrella: humita, humita en chala y de ahí del tiempo es el día y el mes, no el año. Con cada año, a los platos clásicos: locro, carbonada, la mazamorra, se reedita la fecha en un contexto diferente donde no etc. Las piezas de carne enteras rellenas o con salsas sólo los comensales son otros, sino los ingredientes, los también eran un clásico: el pavo o el pato4. Sumado a precios, los utensilios, las formas de la cocina, las que la cocina como espacio para preparar los formas de cocinar. Es la memoria colectiva la que oficia alimentos, era una habitación con utensilios escasos, de nexo entre esa masa y el acontecimiento histórico. Con respecto al primer interrogante expresamos que esta torta se transforma en alusiva a la fecha por su puesta estética: los colores, el celeste y blanco, y los detalles de banderas, y del sol dorado haciendo centro. En otras palabras, la bandera como emblema de la patria viene a transformar la masa formada por huevos, harina, manteca, etc., en un símbolo. Se entiende que el costado estético de los objetos en general y de los alimentos en particular, lejos de ser ingenuo, es la marca cultural que alimenta nuestra identidad al tiempo que los ingredientes lo hacen con el cuerpo. Así, esa bandera que envuelve la masa, satisface nuestro apetito, pero también refuerza nuestra identidad. Los detalles lejos de ser superfluos, poseen un componente instructivo que nos forma con sus colores, sabores, texturas.

Profile for Amsafe Rosario

Camino a la Escuela Nº 8  

Camino a la Escuela es una publicación de la Secretaría de Cultura de Amsafe Rosario. Docentes y estudiantes de profesorados realizamos prop...

Camino a la Escuela Nº 8  

Camino a la Escuela es una publicación de la Secretaría de Cultura de Amsafe Rosario. Docentes y estudiantes de profesorados realizamos prop...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded