__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 20

20

AMSAFE ROSARIO | CAMINO A LA ESCUELA | JULIO 2017

PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TODOS LOS NIVELES

L

Desnaturalizando el conocimiento

a formación de los ciudadanos continúa siendo uno de los pilares de la educación. Ahora bien, de qué ciudadano hablamos. La ciudadanía en la teoría liberal está asociada a la igualdad ante la ley, a la participación entendida como la real posibilidad de influenciar en la toma de decisiones políticas. Vayamos al origen del concepto. La ciudadanía nació en Atenas, era un status reconocido solo a los varones atenienses, propietarios, hijo de padre y madre ateniense. Observemos que el este beneficio era reconocido sólo a los varones, las mujeres eran “reproductoras de ciudadanos”, es decir alejadas del ágora (espacio público) y confinada al hogar (espacio privado). Aristóteles, quien con frecuencia es el pensador más citado en los discursos pedagógicos, justificaba esta situación en la “Política”, afirmando que el macho es superior y la hembra inferior, de este modo el fundador del pensamiento occidental fundamenta en el plano ontológico, la relegación social, jurídica y económica de la mujer (y dicho sea de paso recordemos que a los esclavos no les tocó mejor papel en el sistema aristotélico).

Durante el agitado siglo XVIII las mujeres no pudimos alcanzar mejores posiciones, ya que los iluministas siguieron pensado al ciudadano en términos de varón, blanco y propietario. El concepto de ciudadano de Rousseau se basa en la dominación de clase y de género. En Emilio el mencionado autor afirma que el deber de Sofía es educar a Emilio para potenciar sus cualidades ciudadanas. La ciudadanía moderna fue construida de una manera universal, bajo la égida de la razón lo cual impidió el reconocimiento de la división y el antagonismo. La mujer, alejada de la ciudadanía, quedó confinada al cuidado del hogar, a la maternidad, para lo cual era necesario desarrollar algunas virtudes morales como la obediencia, la sensibilidad. Modelo de feminidad pensada como complemento de un varón destinado a ocupar el espacio público en la política y en la producción. Estas reflexiones elaboradas por la teoría feminista

Claudia Calvino*

surgen a partir de la preocupación frente a la constatación del lugar de subordinación que ocupamos las mujeres en los distintos niveles de poder. Si bien en las democracias liberales las mujeres han accedido a la ciudadanía formal, esta se desenvuelve dentro de una estructura donde las tareas de las mujeres y las capacidades distintivas de las mujeres siguen siendo devaluadas, me refiero tanto a las tareas domésticas como a los trabajo feminizados. Simone de Beauvoir decía que mujer no se nace, sino que se llega a serlo, haciendo un distingo entre la natural diferenciación biológica a la que se llama sexo (hembra o macho) y otra dimensión de carácter social que es el género que representa el conjunto de roles que se asignan a hombre y mujeres. Como educadoras esto nos compete y mucho. La educación debe llevar a la consolidación de una real ciudadanía donde la diferencia sexual no sea sinónimo de jerarquía. Considero importante develar estas desigualdades, desnaturalizarlas para ello es necesario ser conscientes que el conocimiento que se imparte en las escuelas no es neutral ni objetivo, sino una construcción social que representa determinados intereses y supuestos. Debemos preguntarnos ¿Qué conocimientos entran a formar parte del currículo?, ¿cómo se producen? ¿Qué tensiones y contradicciones sociales ocultan?

Veamos de qué manera estos supuestos están presentes en algunos contenidos impartidos desde la educación formal. Como parte de los actos conmemorativos al fallecimiento del Gral. San Martín suelen leerse las Máximas que impartió a su hija Mercedes en 1825, propongo interpelarlas desde una mirada de género: Humanizar el carácter y hacerlo sensible, aún con los insectos que nos perjudican.

¿Qué es un carácter humano y sensible? La sensibilidad, es una de las características que según la ideología dominante forma parte de la esencia femenina. El razonamiento y la ciencia son constitutivos de la masculinidad. La sensibilidad es una inclinación “natural”a la compasión y a la ternura,

Profile for Amsafe Rosario

Camino a la Escuela Nº 8  

Camino a la Escuela es una publicación de la Secretaría de Cultura de Amsafe Rosario. Docentes y estudiantes de profesorados realizamos prop...

Camino a la Escuela Nº 8  

Camino a la Escuela es una publicación de la Secretaría de Cultura de Amsafe Rosario. Docentes y estudiantes de profesorados realizamos prop...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded