__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 18

18

El mito de origen y la construcción identitaria en torno a los actos escolares

AMSAFE ROSARIO | CAMINO A LA ESCUELA | JULIO 2017

L

as “fechas patrias”1 son propicias para la reflexión acerca del presente. En las palabras alusivas los docentes nos dirigimos sobre todo a nuestros pares, tratando de argumentar una coherencia entre la solemnidad del acontecimiento recordado o festejado y nuestro corpus ideológico. Las fiestas mayas y julias se comenzaron a festejar inmediatamente a los acontecimientos de ruptura con el orden español: las mayas en el aniversario de la 1° Junta y se establecieron como fiestas cívicas con la Asamblea de 1813. Desde entonces y con más furor no han dejado de realizarse, aunque ya no con el carácter que tenían antaño donde la plaza congregaba al acto republicano por excelencia. Actualmente en las escuelas ya no se realizan el mismo día que se conmemora, tienen un carácter especial, requieren de un protocolo formal: “acto forma1”. Debemos señalar que en algunos pueblos todavía se realizan en la plaza, con un carácter cívico que involucra escuelas, autoridades comunales y vecinos, y aún la Iglesia. Resulta interesante observar que aunque se han modernizado las formas y recursos de los actos y siendo que la vulgarización de las producciones académicas es indiscutible, aparece en ciertas ocasiones la reproducción del chauvinismo nacionalista decimonónico y del primer centenario de la revolución y de la independencia. Desde los acotamientos en las escalas espaciales y temporales2 que reivindican un mito de origen nacional, de una patria criolla, de dirigencia revolucionaria masculina, blanca y porteña, hasta un “mapa mental” que señala un territorio nacional argentino inexistente en la época y estereotipos sociales congelados, que reunidos en torno a la imagen del Cabildo y la Casita de Tucumán, parecieran no tener conflictos ni aspiraciones encontradas. Se silencia a los actores sociales como meros seguidores de proyectos cerrados y se habla de territorios en abstracto: ¿para qué liberar “medio continente”?, ¿para quienes?, ¿qué sucedió luego con

María Mercedes Castro* la distribución de la tierra?, ¿qué fue de los bienes comunes de la naturaleza?, ¿quiénes conformaron los ejércitos y la fuerza de trabajo durante las guerras y al finalizarlas?, ¿Qué proyectos propios tenían?¿Por qué fueron acallados?… Sin embargo, suele suceder que en cada acto la historia se representa en imágenes clásicas de revistas infantiles y de otras producciones dirigidas a docentes que varias editoriales acercan como propuestas didácticas novedosas, con actividades listas para ser aplicadas, o aparecen producciones propias que reproducen ese discurso hegemónico.

Podríamos decir que en la preocupación por construir ciudadanos argentinos, las élites dirigentes conservadoras llevaron a cabo una educación patriótica dogmática, plagada de símbolos y rituales que la escuela reproducía con el fin de desterrar las diversas identidades de los sectores subalternos postindependentistas y de aquellas colectividades de inmigrantes que comenzaban a tener demasiada actividad en el movimiento obrero y en diversas asociaciones civiles, esa “Babel de banderas”(Bertoni, 1992), que desesperaba a Sarmiento. La educación patriótica sobrevive aún hoy en una suerte de currículum residual (Siede, 2010), plasmado en una tensión entre dos propósitos. El primero, de caracter conativo, busca la cohesión identitaria en el marco de una transmisión dogmática casi doctrinaria insistiendo en instalar un patriotismo ligado a los sentimientos. El segundo es un propósito cognitivo, que convive contradictoriamente con el primero y pretende una educación reflexiva, ligada a la autonomía y a la construcción crítica del conocimiento.

Proponemos utilizar entonces estos espacios de encuentro colectivo, con alumnos/as, padres y compañeras/os para pensar juntos un pasado más complejo, más abarcador en tiempo y espacio, donde aquellas representaciones iconográficas de la Patria, la Justicia y la Igualdad, heredadas de la Modernidad,

Profile for Amsafe Rosario

Camino a la Escuela Nº 8  

Camino a la Escuela es una publicación de la Secretaría de Cultura de Amsafe Rosario. Docentes y estudiantes de profesorados realizamos prop...

Camino a la Escuela Nº 8  

Camino a la Escuela es una publicación de la Secretaría de Cultura de Amsafe Rosario. Docentes y estudiantes de profesorados realizamos prop...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded