Page 1

IGUALDAD

! Erase una vez un niño llamado Javier. Vivía en una ciudad de Madrid, llamada Fuenlabrada. Javier era un chico normal, destacaba por sus grandes ojos verdes y su pelo ondulado. Era buen estudiante, el mayor de tres hermanos. Sus hermanos más pequeños eran mellizos y se llamaban Hugo y Ana. Su padre trabajaba de director de una sucursal de un banco importante. Su madre a pesar de haber estudiado la carrera de arquitectura, no llegó a ejercer como arquitecto porque el padre de Javier opinaba que las mujeres debían quedarse en casa, cuidando de su familia y realizando las tareas domésticas. Durante la semana cuando finalizaban las clases se dedicaba a estudiar y a realizar las tareas escolares. Como recompensa a su trabajo, sus padres le dejaron ir de excursión con los amigos un fin de semana. Javier y sus amigos llevaban planeando esa excursión durante mucho tiempo. Iban a ir con sus bicicletas al Zoo de Madrid. Llegó el sábado que tenían pensado realizar la excursión. Sus padres le advirtieron que tanto él como su amigos tuviesen cuidado con los coches de camino al zoo. Pese a la precaución de Javier cuando se disponía a cruzar un paso de peatones, un conductor despistado lo atropelló. El conductor al ver lo que había sucedido cogió a Javier y lo llevó al hospital. Los amigos de Javier avisaron a sus padres contando lo sucedido. Los padres corrieron


asustados al hospital. Cuando llegaron les informaron que su hijo se encontraba en el quirófano, había sufrido un grave golpe en la cabeza. La situación era grave y temían por su vida. Después de cinco horas, comunicaron a los padres que la operación había sido un éxito y que su hijo estaba fuera de peligro. Los padres muy contentos, quisieron agradecer personalmente al cirujano, el haber salvado la vida a Javier. Fueron hacia los quirófanos, y al abrirse la puerta salió una chica joven, el padre de Javier dirigiéndose a ella le dijo: - Enfermera quisiéramos agradecer al cirujano lo que ha hecho por mi hijo, podría decirnos cómo se llama el doctor. La chica le dijo: - Caballero, el doctor que ha operado a su hijo y le ha salvado la vida he sido yo, muchas gracias. El padre de Javier muy asombrado de que quien hubiera salvado la vida a su hijo fuera una mujer, le hizo cambiar la opinión que tenía sobre ellas. De esta forma comprendió que las mujeres estaban tan capacitadas como los hombres para desarrollar cualquier tipo de trabajo.

! FIN.

Concurso Igualdad - (relato)  

Concurso Igualdad 2014 CEIP Vicente Aleixandre (Granada)

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you