Page 1

Domingo 2ยบ de Cuaresma

Ciclo C


Que las penitencias cuaresmales no tienen un fin en sĂ­ mismas, sino que nos llevan a la Gloria.


Por eso se nos presenta hoy la escena

de la TRANSFIGURACIÓN del Señor.


Jesús les había dicho a los apóstoles para qué estaba en este mundo:

para SALVARNOS


Para realizar plenamente la salvaci贸n, El deb铆a morir, y morir en la Cruz.


Un dĂ­a serĂ­a acusado por los jefes religiosos del pueblo,

y llevado ante el tribunal romano para ser juzgado hasta llegar a la cruz..


Pero al tercer dĂ­a resucitarĂ­a de entre los muertos.


Los ap贸stoles no entendieron lo de la resurrecci贸n y se pusieron muy tristes por lo de la muerte.


Entonces Jesús pensó explicárselo mejor a los tres discípulos un poco más aventajados y más dispuestos a su amor.

Dicen algunos que, quizá Jesús no se transfiguró ante los doce, porque Judas no se merecía tan divina visión.


Este año, ciclo C, la Transfiguración está contada por el evangelista san Lucas.

Lc 9, 28b-36

San Lucas es el evangelista de la misericordia. Toda la escena es producto de un intenso amor.

Dice así:


En aquel tiempo, Jes煤s se llev贸 a Pedro, a Juan y a Santiago


el aspecto de su rostro cambi贸


Palabra del Se単or


Terminamos recordando:


Jesucristo vino para darnos la vida divina.

Automรกtico


Por eso todos estamos destinados a transformarnos

y ser felices un dĂ­a en el cielo.


Para salvarnos y ayudar a salvar al mundo, debemos sufrir con Cristo.


Y aun debemos morir con Él y por Él.


Pero sabemos que luego viviremos

y reinaremos siempre con Él.


viviremos

con Él


reinaremos

con Él


2º Domingo de Cuaresma  

2º Domingo de Cuaresma