Page 1

ISSN 2145-9975

El Modelo Educativo UNIMINUTO

1 Enero-Febrero 2008

1


Cuadernos Institucionales ISSN 2145-9975 http://planeacion.uniminuto.edu Número 01, Enero-Febrero de 2008

Editor: © 2008 Dirección de Planeación y Desarrollo – UNIMINUTO © 2008 Corporación Universitaria Minuto de Dios – UNIMINUTO Diagonal 81 C Nro. 72 B 81 Bogotá, Colombia Teléfono +57 (1) 291 6520 http://portal.uniminuto.edu Director: Dirección de Planeación y Desarrollo – UNIMINUTO Diagonal 81 C Nro. 72 B 81 Bogotá, Colombia Teléfono +57 (1) 291 6520 x 6565 E-mail: planeacion @uniminuto.edu http://planeacion.uniminuto.edu

Cita del documento para publicaciones electrónicas JULIAO, Carlos G, (2008). El Modelo Educativo UNIMINUTO. Cuadernos Institucionales, 01. Corporación Universitaria Minuto de Dios – UNIMINUTO, Dirección de Planeación y Desarrollo, Bogotá Colombia. [en línea], número 01, Enero-Febrero de 2008. [citado <fecha de su citación>] disponible en internet http://planeacion.uniminuto.edu, ISSN 2145-9975

Tabla de contenido El Modelo Educativo UNIMINUTO …….…………………………………………………..………………….. 5

2


El Modelo Educativo UNIMINUTO Carlos G Juliao cjm Carlos Germán Juliao Vargas cjm, Sacerdote Eudista, Investigador docente y Vicerrector Académico de la Corporación Universitaria Minuto de Dios UNIMINUTO y del Sistema Universitario UNIMINUTO.

Resumen Se presenta el Modelo Educativo UNIMINUTO basado en tres campos de formación: desarrollo humano, práctica social y profesional y, competencias profesionales específicas. Palabras Clave: competencias profesionales, desarrollo humano, educación superior, responsabilidad social.

Abstract UNIMINUTO’s Education Model is based in three aspects: human development, social and professional practice and, specific professional competencies. Key words: professional competencies, human development, higher education, social responsibility.

3


4


El Modelo Educativo UNIMINUTO __________________________________________________________ Nota del Editor: Este documento fue publicado inicialmente en Agosto de 2002. Algunas referencias, por estar basadas en el Plan de Desarrollo 2003-2007, pueden estar desactualizadas con respecto al posterior Plan de Desarrollo 2008-2012.

INTRODUCCIÓN Presentamos a la comunidad de la Corporación Universitaria Minuto de Dios la versión 2.2. del MODELO EDUCATIVO UNIMINUTO que orienta nuestras acciones de docencia, investigación y proyección a la comunidad. Este documento es una creación colectiva. Desde 1997, cuando iniciamos la construcción participativa del Proyecto Educativo Universitario (PEU), establecimos los lineamientos fundamentales de este modelo: la formación integral, el sentido de la docencia, la investigación y la proyección a la comunidad, así como las funciones de apoyo que cumplen el bienestar y la gestión. Desde esa fecha lo hemos estado implementando y hemos ido evaluando y acondicionando nuestra misión formativa. En este año 2002, en el marco de la construcción del plan de desarrollo de la institución, el Modelo Educativo UNIMINUTO, junto con la vocación fundamental (visión, misión y principios) de la misma, han sido sometidos a un proceso serio y participativo de revisión, ajuste y complementación. No pretendemos que esta versión sea definitiva -de hecho nunca lo puede ser-, pero si queremos publicarla y socializarla para que la comunidad universitaria se manifieste y ayude a enriquecer nuestro Modelo Educativo UNIMINUTO en su concepción y en su puesta en práctica. Agradecemos a todas las instancias universitarias: Consejo de Fundado-res, Consejo Superior, Consejo Académico, decanos, directores de programa. Centros Regionales y Transversales, docentes y estudiantes sus aportes a esta construcción. Esperamos que todos sigamos contribuyendo al cumplimiento de nuestra misión institucional. Carlos Julíao Vargas, cjm Vicerrector Académico Agosto 2002

5


I. UN MODELO EDUCATIVO PRAXEOLÓGICO 1.1. Caracterización de la población objetivo La caracterización de nuestra población objetivo, junto con los principios heredados de los Fundadores, justifica que la Corporación Universitaria Minuto de Dios haya optado por el siguiente modelo educativo para el cumplimiento de su misión institucional en el ejercicio de sus funciones docentes, investigativas y de proyección a la sociedad, en todas las regiones donde interactúa y en todas las modalidades y niveles de formación que ofrece. 1.1.1. Caracterización de los estudiantes que formamos La población de estudiantes que se matricula en la corporación Universitaria Minuto de Dios, mayoritariamente joven (promedio de edad: 21 años) proviene de un estrato socioeconómico medio bajo ( 2-3), y presenta falta de competencias para asumir una vida universitaria con todo el rigor que exige la academia y el manejo de situaciones propias del medio; no obstante, son personas poseedoras de un gran nivel motivacional, deseo de superación y con un sentido de lucha y esfuerzo, pero que por la premura del tiempo, las exigencias laborales y el agite de su diario vivir, no han tenido la oportunidad de ser orientadas en la elaboración de procesos personales que les permitan la clarificación de sus sueños, el conocimiento de las diferentes dimensiones de su ser personal, de sus sentimientos, de sus cogniciones y, por ende, en general, no poseen un Proyecto de Vida bien definido que canalice sus esfuerzos. Además, muchos de ellos presentan dificultades en cuanto a los prerrequisitos conceptuales que pudieran favorecer su desempeño académico y, por consiguiente, su preparación profesional, con el agravante de carecer de hábitos y metodología de estudio, carencias en su comprensión lectora y en la agilidad de algunos de sus procesos mentales, a más de otros factores vitales como dificultades afectivas y familiares, privaciones económicas, desempleo, no suficiente conciencia social, entre otras. Esto genera, durante el proceso de formación, serias interferencias académicas y considerables niveles de estrés y ansiedad, situaciones que inciden directamente y de manera negativa en su bienestar personal, en su salud mental y en su rendimiento académico.

1.1.2. Caracterización de las comunidades con las cuales interactuamos La corporación Universitaria Minuto de Dios ha establecido como componente de su misión y proyección social el trabajo con comunidades de su área de influencia geográfica, población que presenta dos tipos de características: La primera, relacionada con las condiciones socioeconómicas, que las ubica como comunidades vulnerables, marginadas o de escasos recursos, reconocidas por su bajo nivel de bienestar y calidad de vida. La segunda, relacionado con las condiciones de integración y participación de sus miembros frente a las situaciones y decisiones que les competen, especialmente la concepción y análisis de su situación problema y la búsqueda de alternativas frente a la misma, que las ubica como comunidades desintegradas y escasamente organizadas, incapaces de promover por sí solas su desarrollo, reconocidas por su bajo nivel de autogestión y escaso aprovechamiento de su capital social y humano.

6


1.1.3. Caracterización de las organizaciones con las que trabajamos La corporación Universitaria Minuto de Dios, para el desarrollo de su misión, trabaja con diversas organizaciones -oficiales, empresariales y del tercer sector-, en la medida en que éstas pretenden también el desarrollo humano y social y la transformación del país. De modo especial interactúa con organizaciones no gubernamentales, nacionales y extranjeras que, desde sus propias misiones institucionales, luchan por el desarrollo sostenible, la economía solidaria, la participación comunitaria, la comunicación alternativa, la vivienda de interés social, los derechos humanos, la resolución de conflictos y la educación popular, entre otros. 1.2. Explicitación del modelo Un modelo 1, es la imagen o representación del conjunto de relaciones que definen un fenómeno, con miras a su mejor entendimiento. Es una herramienta conceptual para entender mejor un evento y, desde el punto de vista teórico-práctico, un marco de referencia para entender implicaciones, alcances y limitaciones que se dan para explicarlo. En la corporación Universitaria Minuto de Dios hemos optado por un modelo conceptual, desde el pensamiento sistémico, en el que se integran todos los procesos y las funciones que contribuyen al cumplimiento de su misión como institución de educación superior, enmarcado en un contexto macro (político, económico, social, legal y tecnológico). Este macrosistema se organiza en diversos sistemas orientados todos al cumplimiento de nuestra misión. 1

FLOREZ OCHOA, Rafael. Hacia una pedagogía del conocimiento. Santa Fe de Bogotá: McGRaw-Hill, 1994.p.60

7


Ahora bien, un modelo educativo se caracteriza por expresar los conceptos y prácticas, más o menos sistematizadas, que constituyen distintas alternativas de organización del proceso de enseñanza y aprendizaje para hacerlo más efectivo. Es la representación de las relaciones que predominan en el acto educativo; por eso todo modelo educativo, así sea implícitamente, responde a las siguientes preguntas: • El tipo de persona y de sociedad que se pretende formar (meta de la formación). • El proceso de formación en su dinámica y secuencia (desarrollo de la formación) • ¿Con qué contenidos y experiencias educativas concretas (contenidos de la formación)? • ¿En quién se centra el proceso formativo (interacción educando - educador)? • ¿Con qué métodos y técnicas (método-didáctica)? Dentro del conjunto de modelos educativos existentes y dada la caracterización de nuestros estudiantes, de las comunidades y de las organizaciones con las que trabajamos, la corporación Universitaria Minuto de Dios ha optado por un modelo educativo praxeológico 2 centrado en la formación integral, entendida como la educación que pretende el desarrollo armónico de todas las dimensiones de la persona 3 . Este modelo se ordena, entonces, a la conformación de una persona que integra el saber 2

La praxeología, centrada en la comprensión de la acción humana (praxis), en tanto acción social, entendida como el conjunto de ideas, valores, actos y palabras orientadas al desarrollo del otro (educación) y al cambio de su contexto con miras a un mejoramiento del bienestar personal y social.

3

Ley 30 de 1992, art. 1

8


(teoría) con el actuar (praxis) y es diestra para articular e integrar con la sociedad el proyecto de vida y de trabajo que, en si misma, ha realizado.

Competencias profesionales Proceso Cognitivo

Proceso investigativo Formación integral

Desarrollo Humano

Responsabilidad social Proceso de realización personal

Se desarrolla en todos los currículos mediante tres campos de formación: desarrollo humano, práctica social y profesional y área de competencias profesionales específicas: El desarrollo humano, entendido tanto en su dimensión de formación humana (programas transversales) como en la de generar una cultura y unas acciones extraescolares (bienestar institucional), es inherente a la filosofía institucional y busca el equilibrio entre formación académica y proyecto personal de vida, mediante un proceso cognitivo y de realización personal que pretende el desarrollo de todas las potencialidades de la persona, permitiéndole adquirir las competencias adecuadas a su opción personal y profesional y la sensibilidad para el trabajo con y para los demás. La responsabilidad social, expresada en una sensibilidad consciente y crítica frente a la problemática de las comunidades y del país y en unas competencias para el trabajo de promoción del desarrollo humano y social, se construye a través de un proceso praxeológico, investigativo y de realización personal que se realiza desde las prácticas sociales y profesionales, e integra los conocimientos adquiridos en la academia con las experiencias de interacción y compromiso social suscitadas en la práctica y el contacto con las comunidades. Las competencias profesionales se obtienen a lo largo de un proceso cognitivo e investigativo que vincula la teoría y la práctica y pretende la transformación de las personas, sus conocimientos, habilidades y destrezas, generando, ante todo la actitud permanente de "aprender a aprender" y el hábito reflexivo, crítico e investigativo, en un contexto de interdisciplinariedad y de aplicación del conocimiento para interpretar y transformar la sociedad. Todo esto se expresa en el siguiente gráfico:

9


1.2.1.

Perfil del egresado

Mediante la aplicación de su Modelo Educativo, la corporación Universitaria Minuto de Dios espera que, después del proceso de formación integral, sus egresados se caractericen por: Competencias referidas al desarrollo humano: a. Un conocimiento adecuado y maduro de sí mismo, junto con un manejo consciente de sus relaciones con los demás, en el respeto a la diferencia y la pluralidad, que le permita ser y crítico. b. La capacidad para vivir su experiencia espiritual como vital y libre en la transformación de la realidad a la cual pertenece. c. La realización y apropiación de un proyecto personal de vida en el que ha integrado plenamente su identidad profesional. d. La adquisición de una visión Ética del mundo que lo comprometa con el respeto de los derechos humanos, la observancia de sus deberes, la ciudadana, la realización de la justicia y el mejoramiento de la calidad de vida, y la vivencia de la libertad y la solidaridad responsable. e. La capacidad de ser creativo en el ejercicio de su profesión y el servicio a la sociedad. Competencias referidas al desarrollo profesional: a. La aptitud permanente de aprender a aprender y el uso y el dominio de los lenguajes requeridos para su desempeño profesional. b. El hábito reflexivo, crítico e investigativo que le permita mantener siempre la voluntad de indagar, conocer y formarse permanentemente. c. El espíritu de trabajo en equipo, junto con la valoración de la actitud interdisciplinaria. d. La capacidad para analizar, fundamentar conceptualmente e interpretar, a la luz de los conocimientos profesionales adquiridos, los fenómenos relevantes de la sociedad. e. Un manejo conceptual que le permita hacer de su práctica profesional un campo constante de investigación. f. La competencia profesional que proporciona el haber comprometido todas sus capacidades en la búsqueda de la excelencia académica, por el estudio y la investigación y, el relacionar sus conocimientos con los de otras disciplinas. Competencias referidas a la responsabilidad social: a. La capacidad para ejercer, como ciudadano y profesional, un compromiso social concreto con las comunidades en las que vive y trabaja, fruto de un decidido amor por Colombia. b. La destreza para observar y analizar la realidad, involucrarse en ella y aportarle desde su experiencia humana y profesional. c. La adquisición de suficientes herramientas, teóricas y metodológicas, para interactuar adecuadamente con las comunidades en las que se encuentra. d. La disposición para involucrarse en la gestión de proyectos sociales en el contexto de su servicio profesional, contribuyendo al desarrollo humano y social de la comunidad donde la realiza.

10


1.2.2. Lo que esperamos de las comunidades La corporación Universitaria Minuto de Dios espera que las comunidades con las que interactúa en la práctica social y profesional desde sus diversos Centros y Escuelas, después de un proceso de animación, acompañamiento y asesoría técnica en la formulación y realización conjunta de proyectos diversos, se conviertan en comunidades fortalecidas en su capacidad de autodiagnóstico y autogestión. Capacidad que potencie el desarrollo integral, humano y social, de sus miembros, les permita participar activa y críticamente, dándole continuidad y sostenibilidad a los procesos iniciados y acompañados por la corporación Universitaria Minuto de Dios y las convierta en comunidades actores de su propio desarrollo con miras a lograr una mejor calidad de vida. 1.3. Implicaciones de este modelo en la gestión académica Nuestro Modelo Educativo impregna toda la gestión académica en la corporación Universitaria Minuto de Dios. Esto se concreta, entre otras cosas, en el diseño, implementación y evaluación continua de los siguientes sistemas: 1.3.1. Las Facultades. Todas las Facultades se organizan de un modo bastante similar: programas académicos, departamentos y escuelas. Los departamentos cumplen funciones de docencia e investigación; las escuelas, de investigación y proyección social. Los programas académicos se nutren de las acciones y resultados de los departamentos y escuelas y participan en el trabajo de éstas mediante las prácticas sociales y profesionales de estudiantes y docentes, con los proyectos de grado e investigación. Todo esto la Facultad lo expresa en su Plan de Desarrollo o Proyecto Educativo de Facultad (PEF) que, en coherencia con el Plan de Desarrollo de la institución, plantea su visión y misión propias, sus objetivos y planes estratégicos de docencia, investigación y proyección social. 1.3.2. Sistema curricular. Todos los programas académicos construyen su Proyecto Curricular de Programa (PCP), desde la perspectiva de una formación integral y flexible, en coherencia con el Plan de Desarrollo Institucional y el PEF de la respectiva Facultad y con los requisitos legales . Los criterios curriculares institucionales que hay que tener en cuenta en su construcción son: globalidad e integralidad, flexibilidad, interdisciplinariedad, promoción de la investigación y responsabilidad social. Este PCP se entiende5 , entonces, como la organización y relación de los contenidos, dinámicas y experiencias formativas seleccionadas, a partir de las cuales se desarrolla el plan de estudios6 y establece las posibilidades y opciones, los límites y controles, del proceso formativo de los estudiantes. Todos se introducen en un subsistema de información curricular (SIC). 1.3.3. Sistema de investigaciones. La investigación es, para nosotros, el proceso que vincula la teoría y la práctica. La Corporación Universitaria Minuto de Dios, en coherencia con la experiencia de la Organización Minuto de Dios, opta por el siguiente campo de investigación institucional: EL DESARROLLO HUMANO Y EL DESARROLLO SOCIAL SOTENIBLES y, desde él, establece las siguientes cuatro líneas institucionales de investigación: innovación educativa y transformación social; Lenguaje, comunicación y pensamiento; Innovaciones tecnológicas y cambio social; Gestión, participación y desarrollo comunitario. Todas las líneas y proyectos de investigación que surjan al interior de cualquier Facultad o unidad académica, así como los proyectos de grado de los estudiantes, se inscriben al interior de alguna(s) de ellas como sub-líneas o proyectos de la misma y se realizan en interrelación profunda con las prácticas sociales y profesionales de estudiantes y docentes.

11


1.3.4. Sistema de desarrollo humano. Desde el Centro de Desarrollo Humano (CDH) y la Decanatura de Servicios Universitarios (DESU), se realiza la formación humana a través de los programas transversales (Proyecto de Vida, Liderazgo en Valores y Espíritu Emprendedor) y se genera una cultura y unas acciones de bienestar institucional7 , contribuyendo a la formación integral que es el eje de nuestro modelo educativo. Este sistema se preocupa fundamentalmente de procurar en los estudiantes y docentes el conocimiento de la institución y sus valores, al igual que el conocimiento y la misión de El Minuto de Dios, así como la formulación de su proyecto personal de vida, acorde con estos valores; igualmente, de generar proyectos de desarrollo humano y social, de formación en valores, de fomento de la creatividad y el espíritu emprendedor que se ofrecen a la institución y a diversas organizaciones y comunidades interesadas. 1.3.5. Sistema de proyección social. Desde el Centro de Prácticas Sociales (CPS) y las diferentes Escuelas adscritas a las Facultades, se realiza la proyección social de la institución, reafirmando su compromiso de relacionarse con la realidad social del país, con el fin de intervenirla radicalmente y aportar a la construcción de la nueva sociedad que soñamos. Esto reconoce que la institución debe trascender el ámbito académico y convertirse en instrumento para potenciar el desarrollo y ofrecer oportunidades a las comunidades excluídas y que cualquier profesional debe ser formador de personas y comunidades (pedagogía social). Este sistema promueve la práctica social y profesional como validación de la teoría (praxeología) y el desarrollo humano y social sostenibles como motor esencial en la búsqueda y aplicación de soluciones a los problemas de las comunidades de nuestra área de influencia. Igualmente, responde por el subsistema de información de práctica social (SIPSO) y genera proyectos de asesoría y consultoría. 1.3.6. Sistema profesoral. Para cumplir eficientemente su misión, la corporación Universitaria Minuto de Dios requiere de un cuerpo docente seleccionado, preparado y con competencias específicas, coherentes con la filosofía institucional. El sistema profesoral, adscrito a la Vicerrectoría Académica, cumple las funciones de selección, formación y evaluación docente diseña e implementa programas de capacitación y perfeccionamiento docente y construye, en coordinación con la Escuela de Alta Docencia de la Facultad de educación, alternativas pedagógicas y didácticas, utilizando las nuevas tecnologías, para fortalecer el ejercicio docente. Se preocupa, igualmente, de contribuir a la construcción de un modelo de acompañamiento y tutoría para los estudiantes de programas semipresenciales, virtuales o a distancia. 1.3.7. Sistema de aseguramiento de calidad8. El Plan de Desarrollo Uniminuto postula la calidad y la excelencia como política para desarrollar las actividades de la institución. Desde Él, la autoevaluación es el balance y revisión de las actividades de investigación, docencia y proyección social, así como las de apoyo (bienestar y gestión), dentro del marco estratégico y operativo definido por la Visión y la Misión institucional y mediante la confrontación con el estado actual del entorno social y el impacto logrado en él. Con ella buscamos el mejoramiento continuo, la apropiación de una cultura de planeación y evaluación y la acreditación ante la sociedad y el Estado. El sistema se preocupa, igualmente, de apoyar a las Facultades y demás unidades académicas en su sistema de seguimiento y evaluación continua del perfil de estudiantes y docentes y de control de la eficiencia de sus acciones para el logro de sus objetivos de docencia, investigación y proyección social.

12


II. LAS FUNCIONES SUSTANTIVAS DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR 2.1. La docencia Concebimos LA DOCENCIA como una tarea intencionada compartida por maestros y estudiantes; un proceso de comunicación. Una acción social que promueve y cimienta valores, con miras a la construcción del conocimiento. Acción conjunta entre el educador y el educando que pretende lograr ciertas competencias, fundamentadas en normas y condiciones reales previamente determinadas por la sociedad. En esta Óptica, para nosotros, la labor docente se propone, desde la perspectiva de la formación integral y de nuestro modelo educativo: a. Formar integralmente seres humanos con responsabilidad social. b. Enseñar a aprender las disciplinas conforme a criterios de verdad, criticidad e interdisciplinariedad. c. Favorecer la adquisición de competencia en el manejo de distintos lenguajes, contextos y experiencias. d. Desarrollar la capacidad práctica y ética según criterios de responsabilidad y justicia social. e. Consolidar destrezas técnicas para obrar con precisión y eficiencia. f. Cultivar la sensibilidad y la creatividad. g. Buscar la aplicación práctica de lo aprendido a la acción social y comunitaria. h. acompañar y evaluar procesos de enseñanza y aprendizaje.

La actividad de estudiantes y maestros está enmarcada en los currículos. Estos organizan e integran oportunidades, experiencias y actividades de enseñanza y de aprendizaje, según áreas temáticas, núcleos problemáticos o líneas de investigación que se refieran a los propósitos definidos de formación en una disciplina o profesión, y se traducen en un plan de estudios definido según un sistema de créditos académicos9. El diseño, el desarrollo, la realización, la revisión y actualización permanente de los currículos siempre buscan favorecer la formación integral del estudiante y por ello, se construyen desde el modelo educativo de la institución y siempre son actualizados, con base a los resultados de la investigación y de las acciones de práctica social y profesional. 2.2. La investigación Para nosotros, la INVESTIGACIÓN es el proceso que vincula la teoría y la práctica. Su objeto, mas que la producción de conocimiento generalizable, es la autotransformación de quienes participan en concreto en cada situación educativa; transformación de sus conocimientos, actitudes y comportamientos, así como de las comunidades en las que están insertos. Es, pues, una investigación formativa10 , donde investigación y acción (praxis) se alimentan mutua y circularmente y se vuelven dos modos posibles de describir la interacción como totalidad. Y, ello, porque estamos convencidos de que lo que cuenta en la educación no es tanto el producto (el conocimiento) cómo los procesos vividos para llegar a Él (la formación, la investigación, el pensar): creemos que se enseña para pensar, para investigar y crear conocimiento, para transformar la realidad. Se trata, entonces, de una investigación de tipo praxeológico que permite el conocimiento desde una perspectiva global, que busca un análisis sistémico del orden social y una transformación de realidades concretas de las comunidades con las que se trabaja; una investigación aplicada, con un enfoque

13


interdisciplinario y centrada en la búsqueda del desarrollo humano y el desarrollo social que, además de una manera de pensar, es un modo de organizar la experiencia del trabajo académico para producir innovaciones y estrategias de perfeccionamiento, tanto al interior de la academia como en la proyección social de la misma. 2.3. La proyección social La PROYECCIÓN SOCIAL, desde nuestra Óptica, inspirada en la Organización Minuto de Dios de la cual hacemos parte, nos lleva a promover la práctica social y profesional como validación de la teoría, convencidos de que todo profesional, cualquiera que sea su disciplina, debe ser un promotor del desarrollo humano y social. La proyección Social, como eje articulador de nuestro Proyecto Educativo, fomenta la formación integral. En las diversas regiones donde trabajamos, en todos los programas y en todos los semestres, todos nuestros estudiantes se relacionan, a distintos niveles, con la realidad social de nuestro país, con el fin de interactuar y dinamizarla radicalmente y contribuir así a la construcción de una nueva sociedad. Igualmente, la institución promueve y ofrece servicios de asesoría y consultoría a diversas organizaciones de la sociedad civil, empresas y comunidades. Detrás de ella está el sueño de nuestro Fundador, el P. Rafael García-Herreros, de construir una nueva Colombia, de construir la "ciudad ideal". Precisamente buscando servir a Colombia y a sus hombres y mujeres, ideó continuamente formas de compromiso y buscó llevarlas a la práctica, no restringidas a una región sino por todo el ámbito del país, de esa "patria bella que todos anhelamos y que estamos obligados a constituir y a hacer aparecer en toda su belleza". 2.4. Como consecuencia: el perfil del docente Para lograr cumplir su misión formadora integral, la corporación Universitaria Minuto de Dios requiere de un SISTEMA PROFESORAL con un cuerpo docente seleccionado según el Modelo Educativo, suficientemente preparado en sus competencias profesionales y en el énfasis propio de la Institución, a quienes se ofrece perfeccionamiento, promoción y remuneración adecuada. Los docentes que requerimos deben caracterizarse por: Competencias referidas al desarrollo humano: a. Respetar los principios fundamentales de la corporació n Universitaria. b. Haber asumido la docencia como una opción de vida, con una actitud y capacidad pedagógica adecuadas. c. Ser coherentes, éticos, responsables y comprometidos con su labor. d. Responder a las vivencias importantes de los estudiantes, a las propuestas innovadoras y a las posibilidades que se abren en el contexto de la relación pedagógica. d. Ser flexibles para aceptar el punto de vista del otro y tener la capacidad para el trabajo colaborativo e interdisciplinar. Competencias referidas al desarrollo profesional:

14


a. Conocer bien su disciplina, los límites de la misma y el lenguaje en el que se expresa (epistemología) y, actualizarse permanentemente en ella. b. Tener suficiente experiencia práctica en su campo profesional. c. Tener la capacidad para enseñar a aprender y para evaluar adecuadamente los procesos de enseñanza y aprendizaje. d. Ser creativos e innovadores para modificar los métodos buscando siempre mejorar los procesos comunicativos y pedagógicos. Competencias referidas a la responsabilidad social: a. Conocer y estudiar el contexto sociocultural en que desarrollan su labor y articularlo con sus conocimientos disciplinares. b. Poseer espíritu investigativo y habilidad en el uso de herramientas para el análisis y la investigación social. c. Esforzarse por encontrar soluciones pertinentes a los problemas que se derivan de los cambios sociales, económicos y culturales.

15


III. LAS FUNCIONES DE APOYO DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR 3.1. El Bienestar Institucional El Bienestar Institucional está orientado a la formación integral de la comunidad universitaria y al establecimiento de un clima institucional que propicie el desarrollo académico y laboral, ofreciendo oportunidades y medios para que todos puedan desarrollar sus aptitudes individuales y de grupo. Comprende los espacios de interacción de todos los agentes de la formación: estudiantes, maestros, empleados y directivos; por eso se realiza en otros espacios de aprendizaje, distintos al aula, que también acreditan la calidad del servicio educativo mediante acciones intencionalmente formativas en las dimensiones espiritual, ética, cultural, social, moral, intelectual, psicoafectiva y física de la persona. En el aula, en los campos deportivos, en el tiempo libre, en las cafeterías, en los conciertos, en la administración, en el foro, en la consejería estudiantil, en la investigación, ahí se vive la calidad y se materializa la idea del bienestar, del desarrollo armónico del individuo. En ese sentido, atiende áreas de desarrollo humano y social como la evangelización, la salud, la cultura, el desarrollo humano, la promoción socio económica, la recreación y el deporte, entre otras. Adicionalmente, mantiene y promueve un clima organizacional favorable y el ejercicio laboral calificado en el marco de unas acciones institucionales y de un sistema de evaluación apropiado. 3.2. La gestión académico - administrativa La concepción y la práctica de la GESTIÓN se centra en la persona del estudiante, como eje de las actividades de docencia, de investigación y de proyección social, y en las comunidades con las que interactuamos en el proceso formativo. Junto con los sectores de servicios y tecnología, la gestión académico - administrativa provee los recursos para los procesos formativos. El estilo participativo, flexible pero suficientemente regulado, de la administración favorece y estimula la construcción permanente de la Comunidad Universitaria, y reconoce el ámbito de la gestión como "espacio" de formación en la convivencia, la tolerancia, el respeto, la justicia, la equidad y la solidaridad, principios y valores fundamentales del espíritu corporativo. De otro lado, esta gestión se guía por los criterios de eficacia, de eficiencia, y como apoyo de la academia, se exige sus mismas metas de excelencia, calidad, espíritu científico, innovación y acabada técnica. Del mismo modo, con criterios de flexibilidad, planeación y corresponsabilidad, promueve redes y alianzas con el fin de racionalizar los recursos, generar nuevos conocimientos y colaborar en la superación de la pobreza y propicia el intercambio de estudiantes y docentes con otras instituciones. Igualmente, con una política financiera moderna y clara, se pretende obtener recursos que garanticen la ejecución de los programas en términos de apoyo logístico y tecnológico y de recursos físicos apropiados, la remuneración adecuada de los colaboradores, el servicio al mayor número posible de estudiantes, así como financiar acciones de servicio a la comunidad.

16


IV. CONCLUSIÓN Nuestro modelo educativo praxeológico, expresando los conceptos y acciones, más o menos sistematizados, que hemos definido como esenciales para la eficacia y eficiencia de los procesos de enseñanza y aprendizaje, investigación, proyección e impacto social, bienestar institucional, gestión académico-administrativa y autoevaluación permanente, busca en últimas contribuir al logro de la misión institucional, de modo que la corporación Universitaria Minuto de Dios responda a las expectativas de la sociedad y de sus usuarios y sea reconocida por su calidad y excelencia. Esto solo será posible en la medida en que impregne todas nuestras actividades y proyectos y sea asumido consciente y críticamente por toda la comunidad universitaria. Todos nosotros, estudiantes, docentes, administrativos y directivos, podemos comprometernos en la implantación del MODELO EDUCATIVO UNIMINUTO, cada uno desde sus lugares, desde sus expectativas y potencialidades. ¿Cómo podemos hacerlo? Precisamente actuando y reflexionando activamente sobre nuestro actuar. No olvidemos que la praxeología se entiende como la búsqueda de la acción sensata y eficaz. Si queremos una institución universitaria alternativa, si queremos una educación superior de calidad y si buscamos un cambio en las personas y comunidades y una transformación del país debemos, como comunidad académica, ponernos a trabajar.

17

Cuadernos Institucionales - 01 Modelo Educativo UNIMINUTO  

El Modelo Educativo UNIMINUTO ISSN 2145-9975 1 Enero-Febrero 2008 2 ISSN 2145-9975 http://planeacion.uniminuto.edu Cuadernos Institucionales...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you