Page 39

Me pongo a meditar en el Pilar y dentro de mí, como un susurro, escucho estas palabras:

8+8=16, que ya dijimos que eran las dieciséis puertas que se encuentran en la Santa Capilla. Simbolizan en realidad una sola puerta de entrada al Reino de Cristo. Se nos dice en la Biblia que llamemos y se nos abrirá, busquemos y hallaremos y pidamos y se nos dará. Hay otros simbolismos que van formando los diferentes múltiplos del número ocho, como por ejemplo el número áureo 1,618 que se encuentra sumando las luminarias 10+8=18, y si observamos las ventanas circulares por donde penetra la luz en el Templo, obtendremos 16 divisiones. Como la luz fue antes que las luminarias, obtendremos

“¡A ti viajero del alma que has tenido la dicha de contemplar tu asiento en este Pilar de Sabiduría, siempre estarás con nosotros aunque tu vida fluctúe en la inconstancia de las formas. Algún día recordarás que existimos más allá de tus sueños, ya que en el transcurso del tiempo tu estarás, por siempre, en nuestros corazones hasta que seas uno con tu esencia, que es la nuestra!”. “Que la Santa Respiración os ayude a llevar la Paz, el Amor y la Armonía a todos los seres”. “Baruch atah Adonai heloeniu melech ha olam- Omein” (Bendito eres Tu Adonai nuestro Dios, Soberano del UniversoAmén) Bibliografia: El Pilar de Zaragoza, editado por CAI

37

PRIMAV ERA 2011

ese número. Para hacer coincidir este simbolismo, los jesuitas utilizaron otros simbolismos traídos de Oriente, entre ellos el I-ching, que encontramos en el Pilar. Juan Caramuel fue un cisterciense muy notable en estos estudios, habiendo también diversos autores contemporáneos interesados en el tema.

Revista Rosa+Cruz Nº. 71 - Primavera 2011  

Revista Rosa+Cruz Nº. 71 - Primavera 2011

Advertisement