Page 1

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

damihi animas

2013

Año LX Mensual n. 1/2 Enero/Febrero Poste Italiane SpA Spedizione in Abbonamento Postale D.L. 353/2003 (conv. in L. 27/02/2004 n° 46) art.1, comma 2 - DCB Roma

RAZONES PARA VIVIR


sumario

FOTO UNICEF / OLIVIER ASSELIN

13

Primerplano 14 Una mirada sobre el mundo Unidos para el cambio global

4 Editorial Cosas nuevas y cosas antiguas Giuseppina Teruggi

16 Alma y Derecho El justo peso de las palabras

18

5

Construir la Paz A 50 años de la “Pacem in Terris”

Dossier

20

Razones para vivir. “Vosotros ¿quién decís que soy yo?”

Hilo de Ariadna El Perdón

dma

Revista de las Hijas de María Auxiliadora Via Ateneo Salesiano 81 00139 Roma tel. 06/87.274.1 • fax 06/87.13.23.06 e-mail: dmariv2@cgfma.org

dma damihianimas

Directora responsable Mariagrazia Curti Redacción Giuseppina Teruggi Anna Rita Cristaino Colaboradoras Tonny Aldana • Julia Arciniegas Patrizia Bertagnini • Mara Borsi Carla Castellino • Piera Cavaglià

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

Maria Antonia Chinello Emilia Di Massimo • Dora Eylenstein Maria Pia Giudici • Palma Lionetti Anna Mariani • Adriana Nepi Maria Perentaler • Loli Ruiz Perez Debbie Ponsaran Maria Rossi• Bernadette Sangma Martha Séïde

2


27

35

28

36

En búsqueda Culturas Las virtudes: “¿una vuelta a lo antiguo?

30 Pastoralmente Un modelo pastoral para evangelizar

32 En Movimiento En los orígenes del Movimiento Juvenil Salesiano

34 En diálogo Entrevista a...

Comunicar

Se “Hace” para “Decir” Comunicación e identidad carismática

38 Mujeres en contexto Mujeres y Nueva Evangelización

40 Vídeo La verdad oculta

42 Libro La ética mundial entendida desde el cristianismo

44 Música Un juego que se convirtió en pasión

46 Camila Vox Populi

EDICIÓN EXTRACOMERCIAL Traductoras Alemán • Inspectorías alemana y austriaca Istituto Internazionale Maria Ausiliatrice Español • Amparo Contreras Álvarez Via Ateneo Salesiano 81, 00139 Roma Francés • Anne Marie Baud c.c.p. 47272000 Inglés • Louise Passero Reg. Trib. Di Roma n. 13125 del 16-1-1970 Japonés • Inspectoría japonesa Sped. abb. post. art. 2, comma 20/c, Polaco • Janina Stankiewicz legge 662/96 – Filiale di Roma Portugués • María Aparecida Nunes

3

n.1/2 Enero Febrero 2013 Tip. Istituto Salesiano Pio XI Via Umbertide 11,00181 Roma

ASSOCIATA UNIONE STAMPA PERIODICA ITALIANA

dma damihianimas

AÑO LX • MENSUAL / ENERO FEBRERO 2013


editorial en este número

Cosas nuevas y cosas antiguas Giuseppina Teruggi

Algunos acontecimientos mundiales, eclesiales, salesianos guían los contenidos de la Revista DMA. Nos hemos detenido en los que nos han parecido de significado particular. La ONU ha declarado el 2013 “Año de la cooperación en el sector hídrico” y en Nápoles tendrá lugar el “Forum internacional de las culturas”. Como Iglesia, vivimos el “año de la fe”, volviendo a oír el eco del Sínodo celebrado en octubre pasado sobre “La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana”. En Río de Janeiro y en las Diócesis de todo el mundo está activa la preparación al JMJ con el tema “Id y haced discípulos a todas las gentes”. Otras jornadas eclesiales puntualizarán temas específicos, como para acompañar a los creyentes en un camino de formación permanente con la óptica del Evangelio y a la escucha de los retos culturales de hoy: la Jornada de la Paz, la de la Vida consagrada, de las Comunicaciones sociales, por nombrar algunas de ellas. En mayo estaremos implicadas por la Asamblea plenaria de la UISG sobre el tema “No será así entre vosotros”. El segundo año de preparación al bicentenario del nacimiento de Don Bosco sobre la pedagogía del Sistema Preventivo, y el Aguinaldo 2013: “Ofrezcamos a los jóvenes el evangelio de la alegría con la pedagogía de la bondad”, nos provocan a vivir la misión educativa colocándonos en horizontes abiertos, en sintonía con la Familia Salesiana. A nosotras, FMA, la circular

dma damihianimas

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

de convocatoria del CG XXIII dará ulterior impulso al compromiso de vivir hoy nuestra identidad de mujeres consagradas para la misión. El verano pasado, en Cesuna, hemos buscado además interceptar pensamientos y deseos de cada FMA, para continuar un diálogo abierto y vivaz. También nos hemos inspirado en el éxito del sondeo sobre la Revista precedentemente propuesto. Las respuestas que han llegado han sido para nosotras un don, que nos ha permitido recoger buenas sugerencias, como la de dar voz a los distintos continentes, a laicos y a jóvenes para la redacción de algunos artículos; hacer el lenguaje adherente a la vida concreta. La petición coral de la vuelta de Camila nos ha empujado a invitarla a regresar, para volver a decirnos su análisis original sobre los hechos de la vida cotidiana y comunitaria. La Evangelización es la temática de fondo del Dossier, que propone como subtítulo un versículo del Evangelio y contiene un “marcador” con un comentario para la Palabra. Varias Secciones están confirmadas, Otras son nuevas, con varios temas como por ejemplo: Una mirada sobre el mundo, En Movimiento (sobre el MJS en el mundo), Alma y Derecho, En diálogo. Nos deseamos un año de buenas oportunidades, de vitalidad carismática, de fecundidad vocacional; con la Revista DMA. gteruggi@cgfma.org

4


EF FOTO UNIC

/ NYHQ

r i v i v a r a p s Razone quién decís ¿ s o r t o s o ” ? “V o y y o s e qu


dossier razones para vivir

Razones para vivir. “Vosotros ¿quién decís que soy yo?” Giuseppina Teruggi Celebramos el año de la Fe; un ‘recorrido’ que la comunidad cristiana comparte con cuantos experimentan la nostalgia de Dios y el deseo de encontrarle nuevamente. Por esto es necesario que “los creyentes sientan la responsabilidad de ofrecer la compañía de la fe para hacerse próximo con cuantos piden razón de nuestro creer”, y razones para vivir.

meten la creatividad y la capacidad de inculturación de los religiosos”. Éstas son los principios de la vida religiosa. “La vida religiosa se encuentra ante su tarea profética: traducir en el hoy histórico el evangelio eterno y mostrar su belleza y vitalidad, en una vida humana y humanizada”. Seguir a Jesús, significa ver en el evangelio la norma rectísima de vida humana.

Un Evangelio más visible

“Creo que la vida religiosa ha de acentuar el sustantivo vida más que el adjetivo religiosa; esto no significa secularizar, sino subrayar que ésta no es una vida ritualizada, no es una vida filantrópica, no puede estar dominada por la obsesión de la eficiencia pastoral, pero es ante todo y sencillamente una vida. Vida que emerge y se manifiesta en la calidad de las relaciones fraternas, en la afectividad amplia y liberadora que se vive en el espacio comunitario, en la atención dada a la comunicación interna y externa de la comunidad, en el modo de vivir la autoridad, en la forma de saludarse y reconocerse recíprocamente, por el modo de comer juntas, de rezar juntas, de atenderse y perdonarse, en suma de quererse. De amarse”.

La nueva evangelización interpela de forma vital nuestra identidad de FMA. Quizás ¿tenemos necesidad de un relanzamiento de la vida cristiana de forma que el Señor Jesús y su evangelio sean más visibles en nuestra vida, a nivel personal y comunitario? Urge una continua reflexión sobre la identidad de mujeres consagradas hoy, sobre la coherencia del estilo de vida, sobre las exigencias vocacionales que la misión comporta, sobre la fuerza de nuestro testimonio. Para que “el mundo crea”. El quincenal Testimonio (nº 16, pág. 15-16) refiere una entrevista a Fr. Luciano Manicardi de la Comunidad de Bosé (Magnano–Biella) al que se le ha pedido cuáles son los elementos imprescindibles de la vida religiosa. “Su futuro está unido a la capacidad de introducirse en un movimiento de esencialidad y simplicidad”, sostiene Fr. Luciano. “La primacía del evangelio y el seguimiento de Cristo en el amor y en la libertad son los fundamentos perennes de esta vida. La comunidad y la misión son los dos elementos constitutivos que compro-

dma damihianimas

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

Son valores ampliamente expresados en nuestra Regla de vida; allí está delineada la identidad de la FMA, que tiende a una “progresiva configuración con Cristo”, finalidad de todo el proceso de formación. Asumir la forma Christi es estructurar una vida integralmente humana, vivida siguiendo la humanidad de Jesús de Nazaret. Es una vida de seguimiento gastada

6


bajo el signo del amor, y del amor ‘hasta el final’.

Mujeres de Evangelio El sexenio 2009-2014 está orientado por un objetivo prioritario: “Reavivar la identidad carismática en su dimensión de profecía para el mundo de hoy, en un proceso de conversión al amor que se expresa en el compromiso de asumir, como comunidad, la misión educativa, con la audacia del da mihi animas cetera tolle”. El camino de santidad de cada FMA se coloca en la óptica de esta identidad que exige una adhesión confiada al proyecto vocacional salesiano y compromete a traficar con alegría y responsabilidad los propios dones, disponibles a ponerlos a disposición de la comunidad y de la misión. Como atestiguan hermanas que viven o han vivido a nuestro lado. Así Sor Ruth Sojos, ecuatoriana, que nos dejó el año pasado, con 92 años de edad. De ella se dijo: “Enraizada en un fuerte

7

amor a Dios y a los Fundadores, irradió un vivo sentido de pertenencia. Mujer de fe, de profunda vida de oración, disponible, sincera y responsable, la experiencia de vida cotidiana le enseñó el valor del esfuerzo para comprender a los demás, desdramatizar y favorecer siempre el diálogo”. En agosto de 2012 murió en Milán, a los 59 años de edad, Sor Gabriella Martín. Ella misma sintetiza así su vida: “Puedo decir que mi vida ha sido toda una hermosa experiencia porque siempre he tenido modo de trabajar con los jóvenes, de los que he recibido mucho. He aprendido a vivir con entusiasmo lo cotidiano y a darme sin cálculos. He entendido que en la comunidad es posible realizar nuestro ser mujer y religiosa si estamos dispuestas a dejarnos implicar”. De una anciana Hermana japonesa, Sor Ozawa Tatsu Teresia, que creció en una familia budista, se dijo que “en cualquier ocasión se fuera a visitarla, su habitación se había convertido en un espacio infinito,

dma damihianimas

AÑO LX • MENSUAL / ENERO FEBRERO 2013


dossier razones para vivir

una ventana abierta de par en par a la comunidad inspectorial, mundial, al Instituto entero. Estaba al corriente de lo que acontecía y, desde su cama, evangelizaba al mundo con la oración y una constante serenidad. Ha amado mucho su vocación, la ha vivido con vehemencia y total fidelidad”. De Sor Lina Bardini, misionera argentina se ha manifestado “el largo y fecundo camino de animación y de gobierno en el Instituto, una historia ininterrumpida de rendición voluntaria, un corazón sin fronteras. Capaz de profunda escucha, siempre atenta a la persona, dinámica y creativa, puso al servicio de la misión sus dotes. Su presencia supo tejer la comunión, convocar a la unidad, invitando a gozar del espíritu de familia que ella supo encarnar. Amó todas las tierras y los países a los cuales la llevó la misión y recogió afectos profundos que cultivó con corazón universal”. “No es fácil describir la personalidad del temple de Sor Cecilia Calle”, afirman las hermanas colombianas, “por una innata simpatía que la caracterizó hasta el final de la vida. Acostumbraba saludar a las personas con el apelativo de ‘hermosura’, fueran personas conocidas o no. Para cada hermana tenía un elogio, una sonrisa, un saludo cordial”. Una mujer capaz de expresar amor profundo a su comunidad y de forma especial a los pobres, en los que pensó hasta en sus últimos momentos. El 27 de octubre de 2012 fuimos sacudidas por la muerte inesperada de Sor Anita Deleidi: una vida toda dada al amor la suya, enraizada en una fe sólida en el Señor Jesús y en María. “Era una docente competente, apasionada, abierta a conocer en profundidad la riqueza espiritual de Madre Mazzarello”, dijo de ella Madre Yvonne. “El Señor le hizo el don de saber comunicar, con sencillez y alegría, cuanto su co-

dma damihianimas

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

razón de hija descubría de la Madre. Llevaremos en nosotras el radiante testimonio de una FMA feliz de la propia vocación, delicada en las relaciones fraternas, atenta a las inspiraciones del Espíritu Santo para captar cuanto de nuevo era todavía posible descubrir del espíritu de Mornese. Nos queda su vida de fe que supo mantener viva antes bien, todavía más viva, en el momento en el que el Señor la hizo consciente de que el tiempo del paso de la vida terrena a la Vida que no tiene término había llegado a plenitud”. Podemos añadir a estas “mujeres de evangelio”, que nos han dejado desde hace poco, muchos rostros de personas conocidas y amadas que escriben una historia de santidad auténtica, en los sencillos gestos de una vida heroica porque radicalmente entregada, sin reducciones.

El Señor Jesús: el primero El evangelio no es un código ético, ni una doctrina. Es la Persona de Jesús que todavía hoy pregunta a quien está con Él: ‘Vosotros, ¿quién decís que soy yo?’ Juan Pablo II en la JMJ del 2000 en Roma, implicó a todos en torno a esta pregunta y, en su catequesis, ayudó a la enorme masa de jóvenes presentes a reflexionar sobre el sentido vital de ésta. Después de haber ilustrado la realidad contemporánea que reta profundamente la fe, el Papa afirmó: “Queridos jóvenes, ¿es difícil creer en un mundo así? En el Dos mil ¿es difícil creer? ¡Sí! Es difícil. No es el caso de esconderlo. Es difícil, pero con la ayuda de la gracia es posible. (…) Esta tarde os entregaré el evangelio. Es el don que el Papa, os deja en esta vigilia inolvidable. La palabra contenida en él es la palabra de Jesús. Si la escucháis en silencio, en la oración, haciéndoos ayudar para comprenderla por el consejo sabio de vuestros sacerdotes y educadores, enton-

8


ces encontraréis a Cristo y lo seguiréis, ¡comprometiendo día a día la vida por Él! En realidad, es Jesús el que buscáis cuando soñáis la felicidad; es Él que os espera cuando nada os satisface de lo que encontráis; es Él la belleza que tanto os atrae; es Él que os provoca con aquella sed de radicalidad que no os permite ceder en el compromiso; es Él que os empuja a deponer las máscaras que hacen falsa la vida; es Él que os lee en el corazón las decisiones más verdaderas que otros quisieran sofocar. Es Jesús que suscita en vosotros el deseo de hacer de vuestra vida algo grande, la voluntad de seguir un ideal, el rechazo de dejaros engullir por la mediocridad, la valentía de comprometeros con humildad y perseverancia por mejoraros a vosotros

mismos y a la sociedad, haciéndola más humana y fraterna”. A poco más de un decenio de distancia Benedicto XVI en Madrid el 21 de agosto de 2011, toma de nuevo la misma temática de Juan Pablo II: “Queridos jóvenes, también hoy Cristo se dirige a vosotros: ‘Pero vosotros, ¿quién decís que soy yo?’. Respondedle con generosidad y audacia, como corresponde a un corazón joven como es el vuestro. Decidle: Jesús, yo sé que Tú eres el Hijo de Dios, que has dado tu vida por mí. Quiero seguirte con fidelidad y dejarme guiar por tu palabra. Tú me conoces y me amas. Yo me fío de ti y pongo mi vida entera en tus manos. Quiero que Tú seas la fuerza que me sostiene, la alegría que nunca me abandona. (…) Permitidme que, como Sucesor de Pedro, os invite a reforzar esta fe que se nos ha transmitido por los Apóstoles, a poner a Cristo, el Hijo de Dios, en el centro de vuestra vida… y que os recuerde que seguir a Jesús en la fe es caminar con Él en la comunión de la Iglesia. No se puede seguir a Jesús solos. Quien cede a la tentación de ir ‘por su cuenta’ o de vivir la fe según la mentalidad individualista, que predomina en la sociedad, corre el riesgo de no encontrar nunca a Jesucristo, o de terminar siguiendo una imagen falsa de Él. Tener fe significa apoyarse en la fe de tus hermanos, y que tu fe sirva de la misma manera de apoyo para la de los otros. (…) De la amistad con Jesús nacerá también el empuje que conduce a dar testimonio de la fe en los ambientes más diversos, incluso donde hay rechazo o indiferencia. No es posible encontrar a Cristo y no darlo a conocer a los demás. Por lo tanto, ¡no conservéis a Cristo para vosotros mismos! Comunicad a los demás la alegría de vuestra fe. El mundo necesita testimonios”.

9

dma damihianimas

AÑO LX • MENSUAL / ENERO FEBRERO 2013


dossier razones para vivir

El tesoro de la vida

Libres de preferir Dios “Dios da su gracia, pero la da sólo si encuentra en nosotros el libre deseo de ésta. La fe y todo lo que desde ella deriva es don de Dios a un acto de libertad. Yo pienso que ser cristianos hoy es aceptar con nuestra libertad la fe como la conocemos… Es aceptar, y aceptar prácticamente, la fe que Dios nos ha propuesto a nosotros como a personas capaces de decir “sí” o de decir “no”; es decir, como a personas libres. Personas que pueden elegir a Él, Dios, y preferirlo a todo. Personas libres de preferir a Dios. El Dios viviente no puede ser sino el todo de nuestra vida; en nosotros todo pertenece vitalmente a Él, comprendida nuestra libertad. Saber esto o ignorarlo, aceptarlo o rechazarlo, no cambia nada de la inmensa realidad de la fe. Creer y aceptar que, en alguna medida, más o menos el amor por Dios permanezca acogido por nosotros no con un defecto de conocimiento, sino con un misterio. (…) Dios no entrará en tu vida, porque Él está en tu vida, y hacer como si no estuviera, no le impediría ciertamente estar ahí. No has de temer ponerte ante Él junto con los que amas y con lo que amas… Pienso que tú has de estar delante de Dios con todos los deseos más comunes que tienes en el corazón y que –figúrate- Él mismo ha inventado”. Madeleine Delbrêl, Indivisibile amore, 31-34

dma damihianimas

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

Nos provocan profundamente las propuestas exigentes que nuestros Pastores saben dirigir a los jóvenes. Aquellos jóvenes a los que estamos enviadas. Mujeres consagradas y entregadas por elección radical al Señor Jesús, nosotras advertimos con particular fuerza la llamada evangélica y la urgencia de comprometernos de forma seria a dar a los jóvenes razones de vida y esperanza. Un camino es el de hacer visible y creíble nuestra opción fundamental: estar con Jesús, el tesoro por el que vale la pena “gastar” todo. Es compromiso a vivir la fe adulta y sólida de quien ha puesto con decisión a Cristo Jesús en el centro de la propia existencia; sólo esto nos permite ofrecer razones convincentes de vida, no sujetas al variar de las circunstancias a menudo desfavorables a la fe. A veces son también los hermanos y las hermanas laicos los que recuerdan el inmenso valor del “tesoro” que hemos encontrado y por el que consideramos todo lo restante como “basura”. Un periodista, Luigi Accattoli, afirma: “Nuestra vida está llena de giros, de éxitos inesperados. Dios nos llena de improvisaciones y cada día, en cada improvisación de Dios, nosotros hemos de reafirmar su primacía en nuestra vida, en la nueva circunstancia de nuestra vida. (…) Y si esta vida tuviera que tener un tropezón (la salud, la prueba de la muerte) la primacía de Dios tendría que refulgir en la caída, así como tendríamos que saberlo afirmar cuando en la plenitud de las energías nos permite actuar en el mundo. Hemos de encontrar en cada circunstancia el gesto, la elección o la palabra que asegure la primacía de Dios en nuestra vida. Dejarle espacio para que Él en cada momento afirme su primacía de amor”.

10


Caminos de conversión El nuestro es un paso a veces incierto y fatigoso, a veces más ágil y seguro. Sin embargo siempre somos interpeladas a la “conversión”. El cardenal Carlos María Martíni: a la pregunta sobre “quién puede ayudar efectivamente a la Iglesia hoy”, ha dado esta respuesta: “Padre Karl Rahner empleaba de buena gana la imagen de la brasa que se esconde debajo de la ceniza. Yo veo en la Iglesia de hoy así tanta ceniza encima de la brasa que a menudo me asalta un sentido de impotencia. ¿Cómo se puede liberar la brasa de la ceniza de forma que se haga vigorizar la llama del amor? Lo primero hemos de buscar esta brasa. ¿Dónde están cada una de las personas llenas de generosidad como el buen samaritano? ¿Qué tengan fe como el centurión romano? ¿Qué sean entusiastas como Juan Bautista? ¿Qué osen lo nuevo como Pablo? ¿Qué sean fieles como María de Magdala? Y si ¿fuéramos nosotras, mujeres consagradas, las que nos dejáramos provocar hasta

11

el punto de decidirnos a “sacudir las cenizas y reavivar el fuego”, a partir de los gestos concretos cotidianos que expresan “pasión por Cristo y pasión por la humanidad”? El verdadero reto de la vida consagrada, según la actual reflexión a la que vuelve a llamar también el Rector Mayor Don Pascual Chávez Villanueva, es sustancialmente la de “restituir a Cristo a la vida religiosa y la vida religiosa a Cristo”. Él solo está en grado de dar “a la persona dos certezas fundamentales; de haber sido infinitamente amada y de poder amar sin límites” (Testimonios del Dios viviente, 106). Un amor apasionado es el horizonte, la meta del camino de conversión al que nosotras FMA estamos llamadas, también provocadas por las líneas del CG XXII. El mismo Don Pascual subraya la necesidad esencial de estas certezas, porque “gracias a ellas la persona se libera progresivamente de la necesidad de ponerse en el centro de todo y de poseer al otro, y del miedo de darse; más bien aprende a amar como Cristo la ha amado, con aquel amor que ahora

dma damihianimas

AÑO LX • MENSUAL / ENERO FEBRERO 2013


dossier razones para vivir

está derramado en su corazón y la hace capaz de olvidarse y de darse como ha hecho su Señor”.

¿Con qué condiciones? Hay condiciones para actuar este camino. Nos las indica nuestra Regla de vida como sostén de la identidad vocacional, para asumir con responsabilidad serena el proyecto que nos entregaron Don Bosco y Madre Mazzarello. Es fundamental la costumbre de vida y de relación con el Señor Jesús, presente en la Palabra y en el Pan, en una intensa experiencia sacramental centrada en la Eucaristía y en la Reconciliación, alimento para la vida de fe y de pertenencia a la Iglesia. El amor a la Virgen María es sostén indispensable para los compromisos de consagración. La oración personal y comunitaria da plenitud a la relación con el Señor, nos permite entrar en intimidad con Él y se prolonga en la relación con las hermanas y los hermanos. En efecto, por el diálogo profundo con Dios, aprendemos el diálogo con los demás. La oración se concreta en la comunión en comunidad, para llegar a ser “un corazón solo y un alma sola” en la acogida, en la bondad, en el perdón, en la capacidad de renovar siempre la alegría de darse. Y se expresa en la misión, con la fuerza de la totalidad y de la implicación atenta también en la elaboración de programas y procesos pastorales adecuados. Dar razones de vida y de esperanza. ¿Cómo? Existe una condición indispensable. Nos la recuerda el Rector Mayor: ser “un signo visible y creíble de la presencia y del amor de Dios (mística); constituir una instancia crítica respecto a todo lo que atenta a la persona humana entendida según el designio de Dios (profecía); ser solidarios con la humanidad, sobre todo la más pobre, necesitada, excluida y puesta aparte (diaconía)”.

¿Qué relación hay entre Él y yo? “¿Quién decís que es el Hijo del hombre?”. La misma pregunta repitámosla también a nosotros. He aquí que el Evangelio se hace apremiante y urgente en nuestras almas; ¿quién pensamos que es Jesús? ¿Quién es Jesús en sí mismo? La mente corre al catecismo, Sí, recordamos que Jesús es el Hijo de Dios hecho hombre. Pero nosotros ¿sabemos bien qué quiere significar? Y, además; si Jesús es Dios hecho hombre, la maravilla de las maravillas, ¿quién es Él para mí? ¿Qué relación hay entre Él y yo? ¿He de ocuparme de él? ¿Lo encuentro en el camino de mi vida? ¿Está unido a mi destino? No basta. Nosotros que tenemos este grandísimo y dulcísimo nombre a repetirnos a nosotros mismos, nosotros que somos fieles, nosotros que creemos en Cristo; nosotros ¿sabemos bien quién es? ¿Sabremos decirle una palabra directa y exacta; llamarlo verdaderamente por su nombre, llamarlo Maestro, Pastor, invocarlo como luz del alma y repetirle: Tú eres el Salvador? Es decir, ¿sentir que Él es necesario, y nosotros no podemos hacer a menos de él, es nuestra fortuna, nuestra alegría y felicidad, promesa y esperanza, nuestro camino, verdad y vida? ¿Lograremos decirlo bien, por completo? Pablo VI.

gteruggi@cgfma.org

dma damihianimas

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

12


s e n o i c a z i d Profun g贸gicas b铆blicas peda ativas y educ


primerplano una mirada sobre el mundo

Unidos por el cambio global Susana Li Tong

Nuestra atención a la cultura de la comunicación hoy, con referencia a la incidencia de ésta en el mundo juvenil, hace que volvamos nuestros ojos a las últimas manifestaciones sociales que se han producido en las principales ciudades del mundo. El fenómeno interesante, no es en sí mismo la expresión multitudinaria de un grupo de personas que se reúne para apoyar o defender, reclamar, exigir o protestar ante una ley, una decisión de gobierno, un problema mundial. Interesa la forma, rapidez y simultaneidad conque el acceso al internet y a las redes sociales accionara el despertar de una forma de participación y expresión democrática. Más aún, se identifica una forma de democracia participativa, en la que los ciudadanos, particularmente jóvenes, consiguen asociarse y organizarse de modo que puedan ejercer una influencia directa en las decisiones públicas. En muchas ciudades de América Latina, hasta en el pequeño país de Costa Rica, movimientos sociales y ciudadanos, solidarios, no violentos se están uniendo y organizando para exigir y proclamar una democracia real. Ellos se hacen llamar “los indignados”. El “movimiento de los indignados” identifica a un grupo de personas que se sienten molestos con su sistema político, que quieren mejores servicios sociales, que quieren sentirse parte de un cambio positivo. Pero atención, bajo esta sombrilla se cubren muchos grupos con una pluralidad de propuestas en las que se plantean intereses particulares y no del bien común, por esta razón es necesario ir al origen del nacimiento de este fenómeno.

dma damihianimas

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

La manifestación a través de protestas pacíficas del pueblo español, en el que se pedía entre otras cosas, una democracia más participativa, el día 15 de Mayo de 2011, dio origen a lo que hoy se conoce como el movimiento 15 M. Estas manifestaciones: revelaron que el problema de la crisis económica no es un problema que se sufre de forma individual sino social y que el pueblo no está dispuesto a pagar por los errores del gobierno o de la banca, demostraron, según datos de Universidad de Castilla León, que a la gente joven le interesa la política y que bien motivada, participa activamente sin asociarse a un partido específico, dieron a los ciudadanos, a través de las asambleas en todas las plazas, la posibilidad de vivir una experiencia política única de debate y participación, consolidaron las redes sociales como espacio de discusión política. Así, este movimiento, inspiró a muchas personas en diferentes partes del mundo que tenían los mismos sentimientos. Este fenómeno social, con apenas cinco meses de su declaración en la ciudad española, se propagó por el mundo, concentrando ciudadanos en más de 950 ciudades en 82 países.

Un texto que invita a meditar El nombre de “indignados” se inspira a una obra de gran popularidad escrita por el diplomático, escritor y militante político francés Stéphane Frédéric Hessel. A sus 95 años es uno de los sobrevivientes redactores de la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948. Su libro, ¡Indignaos! (Indignez-vous!), es un texto que plantea el manifestarse contra la indiferencia y en favor de la insurrección pacífica, porque hoy se jue-

14


gan la libertad y los valores más importantes de la humanidad. De esta manera, manifestaciones similares entre el 2010 y 2012, - como por ejemplo las protestas en Grecia; el movimiento 15-M que se originó en España; las movilizaciones estudiantil en los países Chile, Colombia, México; la consigna Occupy Wall Street en New York; las huelgas en China-, expresan la indignación de mucha gente que siente lo mismo.

Los valores de una sociedad moderna Las propuestas concretas que se plantean en ellas hacen referencia a los valores de una sociedad moderna donde deben existir la igualdad, el progreso, la solidaridad, el libre acceso a la cultura, la sostenibilidad ecológica, el desarrollo y bienestar y felicidad de las personas. Por lo tanto, eliminar privilegios de la clase política, luchar contra el paro y regulación de la jubilación, abogar por el derecho a la vivienda, controlar la gestión de los servicios públicos, así como la de los bancos y entidades financieras, la fiscalización y control del fraude, la reducción del gasto militar, la modificación del sistema electoral y la aseguración de las libertades ciudadanas, son elementos comunes en todas las manifestaciones.

15

Los valores que promueven como el bien común, la organización civil, el ser respetuosos con el ambiente, la no violencia, la participación de la persona joven, han dado esperanza a la gente después de muchos años de creer que no es posible cambiar nada. Para quien se sintió alguna vez solo en este mundo marcado por el individualismo, llegó el día en el que se dio cuenta que mucha gente “sola” pensaba lo mismo y todos juntos, no eran tan poca gente. Esta conciencia global fue favorecida grandemente por la difusión de los mensajes a través de los sistemas informáticos y teléfonos móviles y más concretamente las llamadas redes sociales Facebook y Twitter. Estos instrumentos de comunicación masiva, en manos de la gente común, favorecieron la revolución de los ciudadanos que tuvieron en sus manos los medios para comunicarse. Desde muchos puntos de vista, lo que sucede hoy en día en nuestras calles y ciudades interroga a cuantos nos interesamos en la educación, comunicación, sociedad y cultura. No estaría de más, dar una mirada a “los indignados” de nuestro país para descubrir los vacíos, los gritos, las urgencias del hombre de hoy, nuestro nuevo campo de evangelización. susanalitong@yahoo.es

dma damihianimas

AÑO LX • MENSUAL / ENERO FEBRERO 2013


primerplano alma y derecho

El justo peso de las palabras Rosaria Elefante*

Mil episodios de actualidad, escenarios inéditos, plantean preguntas profundas, complicadas, cuyas respuestas no pueden agotarse en secos sí o no, y las largas argumentaciones peligran hacer que se pierda el hilo o hasta el sentido mismo del objetivo a alcanzar. Y así en la búsqueda afanosa de una respuesta que se oriente “necesariamente” hacia un “dejar hacer”, se termina con perderse en un berenjenal de otras preguntas infinitas que siempre anhelarán una exhaustiva y satisfactoria respuesta. Ocurre a menudo que nos encontramos leyendo noticias espeluznantes, filtradas y presentadas con palabras que en el tiempo han asumido nuevos significados y por esto, sólo por esto, son admitidas en la corte de la hipocresía. Entonces conceptos como dignidad, integridad, respeto, pilares intocables de civilización y ética, han sido completamente echados por tierra, depauperados de su valor auténtico, para dar espacio a interpretaciones extremamente subjetivas, cortadas para el propio uso, plasmadas en la onda emocional que logra sacudir aquella seña de sensibilidad, que todavía vive en una sociedad ahora ya casi plagiada del todo. Muchas, demasiadas veces principios jurídicos universalmente reconocidos, que se traducen en jurisprudencia, son contradecidos, cuando no echados por tierra del todo y doblados a intereses económicos o ideológicos o a ambos. Precisamente la mistificación de las palabras es el primer paso para transformar con desenvoltura el “bien” en “mal”. Así la jac-

dma damihianimas

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

tancia de la justificación a toda costa consiente las aberraciones más absurdas. Se experimenta indignación auténtica por quien abandona el perrito a lo largo del camino, pero, con extrema ligereza al mismo tiempo, profunda comprensión por quien destierra a sus padres ancianos en “terrenos” autorizados. Ahora ya se justifica cualquier acción y comportamiento en nombre de una autodeterminación casi siempre espeluznante, prefiriendo la libertad a la dignidad. Parece ser el tiempo de contorsionistas del pensamiento.

Una mirada laica Un tiempo en el que una declaración personal sobre una determinada cuestión se convierte en una verdad absoluta, salvo luego catapultarla en su contrario donde sea necesario, acusando a quien nos escucha de no haber entendido bien anteriormente. Así se aconseja abortar un feto con malformación presuponiendo de que es “exclusivamente” por su bien. Se mantienen malas costumbres sexuales pretendiendo con arrogancia no su comprensión, sino hasta la defensa. Hoy afrontar temas de actualidad significa afrontar sea como fuere temas muy calientes, como a menudo acontece en bioética. Muchos, quizás ahora ya demasiados, hablan de la poliédrica e interdisciplinaria bioética, si bien casi nadie conoce plenamente su contenido, tanto menos la correcta terminología, determinando de esta forma una peligrosa confusión, madre de equívocos y soluciones erróneas. Se va delineando una suerte de zona franca en la que quien fuere

16


puede decir todo y lo contrario de todo. Puede aventurarse, a su placer y para cada motivación suya, noble o ínfima da igual, en cualquier terreno. Olvidando que existen reglas, límites y fronteras, seguramente no geográficas, inabarcables, como las unidas al Hombre en su esencia profunda.

Un cuadro objetivo En suma, la mirada que a través de esta sección intentaremos dar sobre cuanto acaece será rigurosamente laica prescindiendo de cualquier ideología o confesión. Rigurosamente jurídica. Y sin embargo no por esto fría o desprendida. Intentando suministrar un cuadro objetivo de la problemática a afrontar, sin acercarnos a fascinantes interpretaciones engañosas, precisamente, llamando las cosas por su nombre e ilustrando lo que el derecho vigente prevé en aquellas ocasiones. No habrá respuestas, pero seguramente se indicarán los instrumentos para consentir a cada cual saber de ello algo más de forma objetiva y la consiguiente posibilidad de sacar sus propias conclusiones. Y no será difícil basarse en la crónica, antes bien. Basta pensar en el final de la vida, en la

17

eutanasia, en la eugenésica, en la fecundación asistida, en los matrimonios entre personas del mismo sexo, para citar apenas alguno entre los temas éticamente“sensibles” que desde hace tiempo llenan las páginas de periódicos y los esquemas televisivos. Hijos que se encuentran que tienen, aún antes de nacer, cuatro o también cinco padres. Es el caso de la fecundación eteróloga con alquiler de útero. Es lícito, además de posible no alimentar y nutrir a un grave incapacitado para salvaguardar su dignidad. Estos son pocos, sencillos ejemplos, pero emblemáticos. He aquí por que razón es necesario – al menos – tomar conciencia de los eventuales escenarios y también de aquellos más o menos probables. Para afirmar la necesaria, indispensable identificación de límites más allá de los cuales nunca debe ser posible adelantarse. Límites, en realidad, ya amplia e inequívocamente escritos en la esencia del Hombre en cuanto tal. *Abogado Biojurista, Presidente Asociación Nacional Biojuristas Italianos rosaria.elefante@virgilio.it

dma damihianimas

AÑO LX • MENSUAL / ENERO FEBRERO 2013


primerplano construir la paz

A los 50 años de la “Pacem in Terris” Martha Séïde e Julia Arciniegas

Este año la sección se inspira en de la celebración del 50 aniversario de la Encíclica Pacem in Terris (PT) y de la Constitución Pastoral Gaudium et Spes (GS). Trataremos de enfocar algunas de las causas por las que los conflictos persisten en el mundo y de proponer orientaciones para un compromiso cotidiano de conversión a la paz. ¿Cuál es el escenario actual? La necesidad de la paz en el mundo, advertida por Juan XXIII, parece todavía, no sólo actual, sino urgente. Vivimos en un escenario contradictorio, de violencia y de límites, no obstante el compromiso constante de numerosas asociaciones, organismos, personas, a favor de la paz. Mientras ha crecido la conciencia colectiva contra la guerra, se afirma también una política que la considera como un instrumento casi normal para la solución de los conflictos entre los pueblos (cf. Rivista di Teologia Morale 2012, nº 174, págs. 185-186. En efecto, Ban Ki-moon en un reciente Forum sobre la Cultura de la Paz, comenta consternado que el mundo gasta cotidianamente en las armas el doble de lo que gasta la ONU en el trabajo de un año para la paz, los derechos humanos y el desarrollo.

¿Es posible construir la paz? Aparece muy significativo que la GS en su parte conclusiva proponga la promoción de la paz y de la comunidad de los pueblos como una tarea prioritaria para los cristianos y

dma damihianimas

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

para todas las personas de buena voluntad (cf. Nº 77-90). El último documento del Vaticano II confirma de este modo las intuiciones proféticas de Juan XXIII, que estaba en absoluto desacuerdo con los que consideraban imposible la paz. En su carta magna, PT, él no se limitó a exponer afirmaciones de principio, sino que abrió caminos hacia metas muy concretas. Después de haber hecho explícito que la paz implica el reconocimiento de la dignidad de cada persona humana y de sus derechos afirma que la sociedad ha de adecuar sus estructuras a tal presupuesto. Una convivencia armónica, ordenada y fecunda se funda en la verdad, hay que actuarla según justicia; pide ser vivificada e integrada por el amor; exige ser recompuesta en la libertad en equilibrios siempre nuevos y más humanos (cf. PT, 37). Cuatro pilares fundamentales Juan XXIII identifica las condiciones esenciales para la paz en cuatro exigencias del ánimo humano, consideradas como los fundamentos de la comunidad de los pueblos e inicio de una revolución espiritual (cf. PT, 35). La verdad El respeto de la verdad en las palabras y en los hechos es condición necesaria para la paz, dado que de ella deriva el entendimiento y la unión entre las personas y entre los grupos humanos. Vivir en la verdad requiere una sólida educación y un correspondiente compromiso por parte de todos para que ésta no se reconduzca a opiniones, sino que sea promovida

18


CONTRA LUZ Nuestra comunidad ¿cómo expresa el compromiso por la paz? La mejor respuesta que podemos dar es la experiencia de nuestro cotidiano. La paz es para nosotros un don de Dios y una tarea del creyente. Por esto la paz nos compromete a vivir las relaciones interpersonales en armonía, a adquirir la capacidad de diálogo, de perdón, de reconciliación, y así también a resolver positivamente los eventuales conflictos. Es precisamente en lo cotidiano donde revestimos de paz los otros valores: respeto, solidaridad, responsabilidad… Además, en el decálogo de los valores de la comunidad educativa, la paz encuentra un sitio privilegiado. Los buenos días, la catequesis, el diálogo personal y de grupo, la celebración de los Sacramentos y, sobre todo, el testimonio de los educadores son los caminos ordinarios para educarnos y educar a la paz. Así se crea un clima, un ambiente donde se valora, se saborea la paz, de tal modo que cada persona no sólo asume este valor, sino que se compromete para desarraigar la violencia en las relaciones ordinarias, para rechazar todo atentado contra las personas y contra los pueblos, y para construir la paz en nuestro País asolado actualmente por una fuerte oleada de violencia . (S. Mª del Pilar Miranda, Instituto de Valle Arizpe. Saltillo-México)

en cada ámbito y prevalezca en cada intento de relativizar sus exigencias o de enturbiarlas (cf. Diccionario de DSC, págs. 804-805). La justicia La justicia edificará la paz, si cada cual concretamente respetará los derechos ajenos y se esforzará en cumplir plenamente los propios deberes para con los demás. Hoy, la creciente globalización ha dado incremento al valor social de la justicia y a su carácter estructural, que requiere soluciones globales a nivel social, político y económico. En la vida social la justicia se encuentra íntimamente unida a la caridad; las dos son indispensables para garantizar el bien común y el desarrollo integral de las personas. Educar a la justicia es hoy una tarea de primera necesidad en cuanto sólo sobre la base de este valor evangélico puede ser posible construir la paz. El amor La convivencia social se hace tanto más humana cuanto más presente está el amor y regula las relaciones entre las personas. En efecto, el amor recíproco es el instrumento más potente de cambio y se expresa en la solidaridad, principio básico de la organización social y política y de la así llamada ‘civili-

19

zación del amor’ (cf. Centessimus annus, 10). El amor será fermento de paz, si la gente sentirá las necesidades de los demás como propias y compartirá con los demás lo que posee, empezando por los valores del espíritu. El amor social se sitúa en las antípodas del egoísmo y del individualismo (cf. GS, 38). La libertad La libertad alimentará la paz y la hará fructificar si, en la elección de los medios para alcanzarla, los individuos seguirán la razón y se asumirán con valentía la responsabilidad de las propias acciones. La auténtica libertad aleja lo que contrasta con la plena verdad humana y se manifiesta en la capacidad de disponer de uno mismo en vistas del auténtico bien, en el horizonte del bien común universal (cf. PT, nº 69). Después de medio siglo, las propuestas del Magisterio social de la Iglesia son para nosotras, FMA y comunidades educativas, un reto que nos lleva a reafirmar la validez de la educación con el estilo del Sistema Preventivo. Sólo recorriendo este camino podremos ser constructores de paz. j.arciniegas@cgfma.org mseide@yahoo.com

dma damihianimas

AÑO LX • MENSUAL / ENERO FEBRERO 2013


primerplano hilo de ariadna

h

El Perdón Giuseppina Fortuna

El perdón construye los puentes más largos del mundo, éste es capaz de unir orillas lejanas, de superar abismos profundos, de poner en comunicación a personas y lugares hasta entonces aislados. ¿Estáis estresados? Frustrados por ¿un presente cada vez más vacilante e incierto? Desanimados por ¿un futuro sin pies ni ojos? Enfadados con todos: ¿colegios, superiores, Hermanas, amigos, políticos? ¡Perdonad! Sí, parece paradójico, en un momento histórico como el que estamos viviendo, os digo que un buen remedio para preservar la salud física y mental es el de perdonar. Esta afirmación parecerá en el mejor de los casos fuera de lugar, también algo atrevida, quizás, pero yo lo repito: hay que perdonar. Por perdón se entiende un acto de humanidad y generosidad que induce a la anulación de cualquier deseo de venganza, de resarcimiento, de castigo. Por extensión tiene el valor de indulgencia hacia las debilidades o las dificultades ajenas, o bien de benevolencia (diccionario Devoto Oli). Por lo tanto, el perdón no es sino un gesto que empuja a la reconciliación común, sin embargo, por desgracia, no practicado por todos. En efecto, a veces se evita el perdón porque se le mira a través de la lente del prejuicio que le asocia a la fragilidad y a la debilidad. Así, en un mundo donde siempre hay que defenderse y donde el valor de la confianza se atenúa progresivamente, es necesario tener bien presentes los daños sufridos de forma que la rabia y el rencor funcionen co-

dma damihianimas

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

mo escudo contra el otro. Pensamos que no se puede bajar la guardia y las defensas porque inevitablemente estaríamos heridos. Por lo tanto, absolutamente nada de perdón, porque en esta estructura (frame) asume el significado de imprudencia. Pues, el perdón queda como un gesto ineficaz para la supervivencia y pertenece sólo a los tontos o a los puros de corazón. Tales pensamientos no hacen sino hacer el perdón cada vez más lejano, menos concreto y practicable, además de separarnos de su íntimo valor; el perdón es un poderoso instrumento de libertad.

El cuidado del perdón contra rabia, odio y estrés El perdón, en el momento en el que percibe que ha padecido una ofensa, es un escudo que abastece protección respecto a los componentes negativos que circundan a la persona en varios niveles: emotivo, cognitivo, afectivo, de relación, físico. Pero no siempre estamos en la condición de saber y querer perdonar. Por otra parte, el perdón es una opción, así como lo es aquella de no perdonar. Y ¿cómo elegir? Casi siempre se busca la opción más ventajosa para nosotros. Pero ¿es más conveniente perdonar o no perdonar? Seguramente podemos afirmar que quien no perdona vive una condición psicoafectiva que progresivamente le lleva al aislamiento social. Él queda enganchado al pasado, condenándose a un presente hecho de murias mentales, afectos apagados, negativismo, que le conducen a revivir, como un

20


ciclo que no halla final, el episodio de la equivocación. Cada palabra y gesto que forma parte del acontecimiento negativo viene a representarse en la mente de forma vivaz y cristalina, con una atemporalidad que hace que huyan los contornos del “cuando” determinando la percepción que el desprecio se haya hecho pocos minutos antes, aunque, en cambio han transcurrido meses o años. La persona que rechaza el perdón, pues, queda como bloqueada en una película en la que se presenta cada vez la misma escena, determinando un pensamiento obsesivo. Pensamiento que no queda anclado en el hecho y en la persona que lo ha llevado a cabo, sino que se extiende en otros como la mancha de aceite. Así todos son leídos de forma desenfocada a través de las gafas deformadas del no perdón y la persona que no logra perdonar se cree rodeada por seres negativos, en los que seguramente no es oportuno volver a poner la propia confianza. El que, en cambio, elige el camino del perdón interrumpe el ciclo del odio y arriba a nuevos estilos de relación. Perdonar, pues, hace bien a la salud, aporta beneficios físicos porque se reduce el peligro de somatización después de estrés y rabia, beneficios psicológicos porque libera la mente de pensamientos catastróficos y programas de venganza, beneficios de relación porque recompone la persona con el otro, a través de la sinceridad y el conocimiento recíproco, sin ambigüedades.

El perdón como instrumento de la relación A veces pensamos “¿cómo puedo lograr perdonar lo que me han hecho?”. Pero el objeto de nuestro perdón no está unido a la identidad de la ofensa padecida, sino a la persona que ha puesto en acto comportamientos incongruentes con la conexión fiduciaria presente en la relación. El perdón, pues, acontece entre dos sujetos que están en-relación y permite una reestructuración

21

sistemática que abraza tres juntas: el sí individual, la percepción del otro y las connotaciones de la misma relación. El perdón, pues, tiene carácter de cambio profundo y de redescubrimiento de algunos ángulos latentes de uno mismo y del otro y de los límites de la relación afectiva. Worthington (2006) distingue, a este propósito, dos tipologías de perdón; el de la decisión y el emocional. El primero consiste en la intención de referirse al ofensor como si la ofensa padecida no se hubiera hecho nunca, no obstante estén aún presentes heridas emotivas, rumias mentales en fondo rabioso, pensamientos de resarcimiento y retorsión. En cambio, el perdón emocional implica un cambio a nivel profundo en el que las emociones negativas hacia el ofensor se sustituyen por sentimientos de amor y reconciliación. El perdón emocional, pues, asume una función transformadora a nivel interior, en cuanto implica un movimiento libertador de lastres conocedores y emotivos y también a nivel de relación porque está la aceptación de la propia y ajena posibilidad de cometer errores.

Perdonarse La rabia y el rencor son emociones que no nacen siempre a causa de elementos presentes en el exterior, sino que pueden ser dictados desde dentro. A veces como de los pequeños soldados en guerra, los sentimientos y los pensamientos que tenemos respecto de nosotros mismos pueden curarnos o bien quitarnos el bienestar. ¿A quien no le ha ocurrido pensar que no ha sido suficientemente bueno al desarrollar un trabajo, que no es inteligente como su amigo, que no ha logrado alcanzar un objetivo? Estos pensamientos son familiares a todos, pueden presentarse en lo cotidiano laboral, social, comunitario y familiar que caracteriza nuestras vidas, pero si se hacen urgentes, excesivos y se multiplican día tras

dma damihianimas

AÑO LX • MENSUAL / ENERO FEBRERO 2013


primerplano hilo de ariadna

día, invadiendo todo aspecto existencial, entonces estamos ante una condición de desequilibrio. En estos casos la persona combate cada día en confrontación con una autocrítica implacable que se convierte en un instrumento de tortura privada que favorece estados de depresión y/o el asumir comportamientos auto-lesivos. La insatisfacción en comparación con lo que se es, con el propio aspecto, con el propio modo de ser, con la propia vida, con las opciones realizadas, no hace sino generar frustración, rabia, resentimiento, desamor hacia uno mismo. Lograremos vivir serenamente en compañía de nosotros mismos sólo en el momento en que nos aceptemos con los méritos y defectos que se convierten en caracteres distintivos de nuestra personalidad. Lograremos superar la desestima y la no afección sólo cuanto aceptemos que no somos perfectos, borraremos el deseo de ser mejor que el otro, eliminaremos la exigencia de ser apreciados por lo que logramos obtener y no por lo que somos. Cometer errores es sólo ¡síntoma de humanidad! El primer paso, pues, para perdonarnos a nosotros mismos, está unido al conocimiento de los propios puntos de fuerza y de los límites que no han de ser objeto de juicio y auto-evaluación negativa, sino elementos de partida para emprender un camino de crecimiento personal. El perdón de uno mismo ha de comprender la integración de representaciones buenas y malas de sí mismo de la misma forma en que el perdón de los otros comprende aquellas buenas y malas del otro (Gartener, 1992). Las reglas de oro del perdón Perdonar es una elección consciente, no puede ser impuesta El perdón no puede reconducirse a una obligación moral. La visión del perdón como imposición hace perder su intrínseco

dma damihianimas

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

carácter de libertad. El perdón auténtico es gratuito y espontáneo. Perdonar no significa olvidar la ofensa sufrida, sino aceptar que el otro puede equivocarse El perdón no es el someterse al enemigo y estar sujeto a sus faltas, sino el conocimiento de que el otro, en cuanto ser humano, es capaz de hacer opciones erróneas que causan el sufrimiento del otro. Perdonar no es un solo acto aislado y casual, sino un camino hacia la libertad El perdón no puede ser un comportamiento ocasional e inmediato, sino más bien un movimiento interior que implica a la persona en varios niveles: cognitivo, emotivo, afectivo y de relación, Este su carácter procesal implica un tiempo personal de reflexión que predispone a la elección del perdonar. A menudo, el perdón que tiene lugar bajo formas de impulsividad, sugiere la ausencia de una transformación real a nivel emotivo y esto se convierte en signo de no autenticidad. Perdonar no es un acto de debilidad, sino más bien triunfo de fuerza y vitalidad. El perdón auténtico no ha de juzgarse como ausencia de dignidad, como una actitud de pasividad respecto del otro y repliegue sobre uno mismo. En cambio, éste es la elección más importante de amor hacia nosotros mismos que podemos imaginar. Donde no hay perdón prosperan la rabia, el rencor y el odio, que se apoderan de la mente y del ánimo humano, el cual será privado de equilibrio, serenidad y amor. ¡Perdonar es Vida! El perdón es un poderoso instrumento que libera a las personas de los vínculos gravosos del odio y de la cólera volviendo a darles estabilidad emotiva y de relación. No es posible amar y perdonar a los demás si no se ama y se perdona antes uno mismo. giusyfortuna@gmail.com

22


ID Y HACED DISCÍPULOS A TODAS LAS GENTES MT 28,19


anexo dma - jmj río 2013

¡DEJAOS ATRAER POR ÉL! ¡VIVID ESTA EXPERIENCIA DEL ENCUENTRO CON CRISTO! DEJAOS AMAR POR ÉL Y SERÉIS LOS TESTIGOS QUE EL MUNDO TANTO NECESITA. BENEDICTO XVI


“¡LA CRUZ DE CRISTO! LLEVADLA EN EL MUNDO COMO UN SÍMBOLO DEL AMOR DE JESÚS POR LA HUMANIDAD” JUAN PABLO II


LecatunrgaĂŠlica ev os h c e h s o l s de o e n ĂĄ r o p contem


en búsqueda culturas

Las virtudes: ¿una vuelta a lo antiguo? A cargo de Mara Borsi

Con los artículos de esta sección queremos afrontar un tema que algunos estudiosos contemporáneos, creyentes y no creyentes, proponen como objeto de nueva exploración en esta época difícil. Desarrollo tecnológico y escepticismo respecto a la naturaleza humana orientan en la búsqueda de nuevos estilos de vida y de una más compartida ética pública. Revistas, libros, ensayos en este último período invocan una vuelta a las virtudes, después de un largo tiempo de silencio. Un re-

Las virtudes en práctica:

La fortaleza A cada gesto, también a aquel que puede aparecer insignificante, pero que sea como fuere exige un esfuerzo, se le confía el ejercicio de la fortaleza, que crece precisamente gracias al compromiso de cada día. En julio pasado (2012) hice una experiencia de voluntariado con los jóvenes MJS-Italia en una zona de la Emilia-Romaña asolada por el terremoto (exactamente Morelli y Crevalcore). Ha sido un período importante y significativo, he compartido la vida con muchas personas de diferentes edades que a causa del terremoto han sufrido graves pérdidas materiales y humanas.

dma damihianimas

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

torno que para muchos es sinónimo de la actual crisis de civilización. En efecto la vida de las personas no se agota en los conocimientos, en las capacidades y en las competencias. Los frutos del modelo libre cambista en el que se replican y encarnan en lo privado los comportamientos sociales e instituciones generales están delante de nuestros ojos en todos los contextos en los que nos encontramos trabajando. El derroche y el dispendio públicos son préstamos de dinero aplicados por sujetos Iglesias, escuelas, edificios públicos, fábricas, casas en la mayoría destruidas o averiadas. Viviendo con estas personas día tras día me he dado cuenta de la capacidad de afrontar con fortaleza y con confianza, no obstante todo, esta dura prueba de la vida, Una vez más me he dado cuenta de que en la experiencia de la cercanía a quien sufre es mucho más lo que se recibe que lo que se ofrece. Me ha impresionado mucho ver como personas así probadas han sido capaces de permanecer fuertes y firmes en la confianza y en la confidencia con Dios, He oído afirmar por muchos de ellos: “Dios ha permitido esta prueba porque Él nos está pidiendo que vivamos con más verdad la unidad y la solidaridad”. He tocado con la mano en esta experiencia mía la fe en Dios de muchas personas y por consiguiente la sincera dis-

28


La fortaleza es la valentía de buscar lo que es bien para sí mismo y para los demás y de cumplirlo no obstante todo. Es la valentía de resistir a lo que hacen todos, a las modas, a los sondeos, a la mayoría. La fortaleza es la capacidad de luchar, también solo, para el bien de todos, hasta de aquellos que te dejan solo. Tonino Lasconi individuales, el descuido y la indiferencia se convierten, en muchos casos, en el rasgo distintivo de todo comportamiento, la despreocupación y la posesión los indicadores del estatus de quien puede hacer a menos de los demás. La identidad se afirma ya no a través de la humanidad, la cultura, la capacidad de escucha y de hacerse cargo de los problemas y de las dificultades del vecino

más frágil, sino a través del ejercicio de un poder dado por la tarea o por la posesión. Cada cual se encierra otra vez en su pequeño mundo, en lo propio privado y acaba con el desinteresarse de lo que le rodea y que no interactúa directamente con sus intereses y sus necesidades. Y entonces las grandes cuestiones, los grandes problemas que afligen a la humanidad: el hambre, la pobreza, el dolor, el sufrimiento se convierten en insignificantes. Sin embargo, entre esta degradación aparentemente general se perciben nuevas señales, que poco a poco se hacen cada vez más fuertes e interesantes, de una distinta búsqueda de sentido entre las generaciones más jóvenes. Las virtudes no se pueden enseñar, pero se puede educar a ellas a través de la vida, la realidad cotidiana. Se pueden contagiar a través de comportamientos y estilos de vida que las testimonian y las suscitan.

ponibilidad a su voluntad. Pasaban los días, las semanas y poco a poco la gente a mi alrededor ha empezado de nuevo a vivir con alegría. La fuente de esta alegría: la certeza de que Dios es el tesoro de la vida que da fuerza en cada circunstancia, también en aquella más difícil. He visto vivir en práctica la actitud de Job: “El Señor me lo dio, el Señor me lo quitó, bendito sea el nombre del Señor”. Esta experiencia ha hablado de forma significativa a mi vida. En ella he reconocido la voz del Señor que me invita a crecer en la confianza, a abandonarme en sus manos, segura de que Él es la fuente de aquella fuerza que permite afrontar cada prueba de la vida. Experiencia de Sor Estefanía María Serrano Cruz, México (MME)

29

dma damihianimas

AÑO LX • MENSUAL / ENERO FEBRERO 2013


en búsqueda pastoralmente

Un modelo pastoral para evangelizar Mara Borsi

En este tiempo de crisis, de dificultad en la comunicación de la fe a las nuevas generaciones es fácil sentirse inadecuados, inciertos. Muchos se preguntan: Pero ¿tenemos un modelo pastoral adecuado al día de hoy?

bros de la comunidad educativa: jóvenes, laicos y laicas educadores, padres, comunidad FMA. (Cf. Ámbito Pastoral Juvenil, La Pastoral juvenil FMA; un modelo orgánico para la Vida abundante para todos según las Líneas orientadoras de la misión educativa, Roma, 18 de julio de 2011).

Pastoral inculturada Hoy son muchos los que reconocen que en el momento actual histórico aparece urgente dar la prioridad a la formación de las educadoras y de los educadores. Tal opción es la clave para afrontar la hodierna cultura compleja, fragmentada y en continua evolución. Los adultos son interpelados como comunidad, sobre todo, como presencia educativa que ayuda a las jóvenes y los jóvenes a emprender el camino que conduce a la madurez humana y cristiana, y a identificar en la trama de la vida cotidiana la propia vocación. En las Líneas orientadoras la pastoral juvenil se presenta como la realización de la misión educativa del Instituto, según el estilo típico de las FMA que consiste en promover el crecimiento integral de la persona. Se trata de una praxis que pone en relación acción educativa y acción evangelizadora, porque es Cristo la referencia fundamental para la construcción de la personalidad y para el discernimiento de los valores humanos y culturales del ambiente. Alcanza a las nuevas generaciones allí donde están y actúa una pastoral de la presencia implicando a los mismos jóvenes. Este modelo se ofrece a todos los miem-

dma damihianimas

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

La pastoral juvenil FMA es una praxis inculturada que tiene como fondo el contexto multicultural y plurirreligioso, propone la presencia educativa en todos los ambientes a través de una lectura crítica del mundo juvenil. El objetivo es conducir al encuentro con Jesús, así que progresivamente las jóvenes, los jóvenes maduren su confesión de fe en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. El fundamento teológico-pastoral es el principio cristocéntrico de la Encarnación en relación con la teología trinitaria. La pastoral juvenil tiene una lógica educativo-preventiva que actualiza el Sistema Preventivo según cuatro perspectivas pedagógicas: cultural, evangelizadora, social, comunicativa. En el centro está la persona en crecimiento, para que tenga vida en abundancia y madure en todas las dimensiones que la constituyen, por eso mira a una formación integral.

La primacía de la evangelización Las Líneas orientadoras reconfirman la primacía de la dimensión evangelizadora, opción ya actuada por el Proyecto de Pastoral Juvenil Unitaria (1985). Tal opción comporta anunciar más explícitamente a Cristo,

30


aún sin descuidar el diálogo con las otras religiones, acompañar a las nuevas generaciones en un camino de fe, orientar a vivir experiencias que eduquen a un estilo evangélico de vida, sugerir criterios para interpretar la vivencia y den oportunidades de crecimiento en el amor y en el don de sí mismos, en la interioridad, en la oración, en la celebración de la Palabra y de los Sacramentos, en la experiencia del misterio pascual, en la escuela de María educadora y compañera de viaje. La presentación de Jesús testimonio de relaciones auténticas es la clave del actual modelo pastoral y constituye su pertenencia en la situación sociocultural en la que nos encontramos. La humanidad de Jesús es la referencia de toda relación interpersonal. En efecto, en Él resplandecen relaciones ricas de interioridad, reciprocidad y proximidad que acuden a las fuentes de su filiación divina.

Un modelo orgánico abierto al futuro Es una pastoral orgánica, vocacional y misionera que requiere la elaboración de itinerarios educativos que tienden a formar en las/los jóvenes actitudes y disposiciones a elegir y actuar según la lógica evangélica. Prefiere los caminos metodológicos de la

31

experiencia en la vivencia de cada día, lugar de encuentro con Dios, del grupo donde se experimenta la apertura a la relación y al trabajo junto con los otros, de la calidad del método. El sujeto de la pastoral juvenil FMA es una comunidad educativa con un núcleo animador responsable del anuncio explícito de Jesús y garante de la identidad cristiana y salesiana del ambiente educativo. La pastoral juvenil es esencialmente comunitaria y es expresión de la misión eclesial. La comunidad educativa es mediación de la realidad de la Iglesia comunión y vive la pedagogía salesiana de la alegría, cuya fuente es el encuentro con Jesús. La pastoral juvenil se actúa con mentalidad de proyecto que orienta el camino del Instituto a través de cinco estrategias: formarse y trabajar juntos laicos y religiosas, cuidado del acompañamiento de los jóvenes, animación del Movimiento Juvenil Salesiano, del Voluntariado, compromiso continuo en la Coordinación para la comunión. La pastoral juvenil FMA se expresa en una pluralidad de ambientes y de obras innovadoras según criterios inspirados en el Sistema Preventivo; confianza en los jóvenes, opción preferencial por los más pobres, por los jóvenes, las jóvenes en búsqueda vocacional; por la mujer joven; espíritu de familia, pasión educativa; asistencia-presencia salesiana; adultos y jóvenes en reciprocidad; proyecto de educación integral; valencia educativa del grupo, realismo en los recorridos metodológicos; apertura al contexto eclesial y social. Permanece el reto de la continua asimilación y traducción operativa del modelo pastoral, es decir, es importante individuar una estrategia formativa que permita a las nuevas generaciones de educadores, educadoras, que se suceden, no perder el hilo de la memoria y de la experiencia para poder adecuadamente proponer una novedad en la continuidad de los procesos. mara@cgfma.org

dma damihianimas

AÑO LX • MENSUAL / ENERO FEBRERO 2013


en búsqueda en movimiento

En los orígenes del Movimiento Juvenil Salesiano Cecilia Poblete

Un movimiento de jóvenes para los jóvenes que viven y actúan según el carisma educativo salesiano. Su voz, sus narraciones, sus experiencias de vida se recogerán en esta sección que presentará su rostro internacional. Por un Don del Espíritu Santo y como respuesta a las necesidades del contexto sociocultural de Chile en la década del 70, surge la necesidad de un servicio pastoral hacia los niños y jóvenes más pobres de la ciudad de Santiago. Hijas de María Auxiliadora y Salesianos de Don Bosco, movidos por el da mihi animas, realizaron la primera colonia urbana salesiana “Villa Feliz”, que tiene como característica el trabajo en comunión fma-sdb, con el protagonismo de alumnos de colegios de Santiago, prestando un servicio a los niños y jóvenes de Macul, esta fue la semilla que dio origen al árbol que extendió sus ramas por todo el país y que permitió iniciar la experiencia juvenil laical. Recordamos con especial cariño y gratitud, aquél 6 de abril de 1974, fecha en la cual se inicia el MJS, durante la celebración Eucarística, 40 jóvenes de Enseñanza Media (jóvenes entre 15 y 18 años), toman el compromiso de vivir su juventud como una vocación con estilo juvenil salesiano. En 1988, el MJS, pasa a ser fuente de inspiración a nivel mundial, integrando en esta hermosa experiencia a todos los grupos que conforman las comunidades educativas en el mundo. La pequeña semilla, se había extendido más allá de nuestras fronteras…

dma damihianimas

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

Compartimos con gozo, el testimonio de dos jóvenes que son parte de esta historia, jóvenes que se sienten parte de un Movimiento, de una familia.

Valentina De la Fuente, Santa Cruz, Chile “Cuando uno es pequeña y se integra a una comunidad educativa de las Hijas de María Auxiliadora, piensa que es solo un colegio religioso, muy estricto y que solo hay que rezar todo el día, sin embargo, a medida que fui creciendo me di cuenta que este no era cualquier colegio, sino que era un lugar donde se vivía la alegría y el servir a otros, un colegio en el cual se sentía la presencia de una espiritualidad, que hacía diferente todo y a todos. A los 14 años, me integré a Jusam (Juventud Salesiana Misionera), grupos asociativo perteneciente al MJS, me entusiasmaba ver a las animadoras siempre alegres y participando, como Don Bosco invitó a Domingo Savio “la santidad consiste en estar siempre alegres”. Así me integré a JUSAM con mis amigas, y fue una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. Ser parte activa de la pastoral de mi colegio me ayudó a hacer de la adolescencia (ese período tan inestable de la vida) una instancia de muchas alegrías, de conocerme a mí misma, de aprender a conocer a los demás, y a respetar las diferencias. Aprendí a conocer otras realidades, muy distintas a las mías y poder ayudar desde mi salesianidad a quienes más lo necesitaban, y sobre todo aprendí, a amarme tal cual soy, y darme cuenta de las cosas buenas que Dios hace por mí y en mí.

32


Así, años después pude asumir como animadora de una comunidad, y pude transmitir todo aquello que había aprendido a otras jóvenes que venían detrás de mí. Es difícil explicar todo lo vivido en pocas palabras, pero las experiencias vividas en el movimiento; las caminatas, los retiros, las colonias, ha sido un tiempo de alegrías y satisfacciones, tal como lo que significa MJS; Movimiento Juvenil Salesiano, siempre estamos en movimiento, en dinamismo, atentos a las necesidades del otro, Juvenil, no por un asunto de edad, sino que ser jóvenes y alegres de corazón y por supuesto, salesiano que fue la huella esencial que dejó Don Bosco y Madre Mazzarello en cada uno de nosotros los jóvenes. Para mí, ser parte del MJS, ha sido de las mejores experiencias y sé que me acompañará toda la vida, y me ayudará a estar en la sociedad como una buena cristiana y honesta ciudadana.

Ximena Alarcón Galaz, ex alumna Colegio San Miguel Arcángel A través del Movimiento Juvenil Salesiano,

33

pude experimentar la cercanía al Señor. Recuerdo que en mis primeros años de participación, me propuse vivir desde las Bienaventuranzas, porque a través de ellas encontraba sentido a todo el Evangelio, luego cuando iba adquiriendo mayores compromisos, tomé como lema de vida Ser sal y luz del mundo. No siempre fue fácil, porque dar testimonio de Jesús a veces se volvía una difícil misión. En todo este camino de crecimiento, el servicio al próximo ocupó un lugar importante y desafiante. Fue en esas actividades que descubrí al Señor, presente en los niños y en otros jóvenes. Ser parte del Movimiento Juvenil Salesiano, marca la vida, define una forma de entender el mundo, de vivir en él. Ser parte del movimiento, es también identificarse con María Auxiliadora, sentirla viva y presente en mi historia, en mi familia. Hoy desde mi trabajo, sigo viviendo los valores salesianos, porque es un estilo de vida, que me permite seguir siendo sal y luz del mundo.

dma damihianimas

AÑO LX • MENSUAL / ENERO FEBRERO 2013


en búsqueda en diálogo

camilla

Entrevista a sor Iracema Schoeps y a sor Elisa Molinari Si fa per dire

Anna Rita Cristaino

Sor Iracema, 78 años, 52 de profesión, desde hace 40 años trabaja en las comunidades de inserción, ahora está en Diadema, San Pablo (Brasil). Sor Elisa, 35 años, 4 de profesión, estudia Ciencias Religiosas, vive en Melzo, Milán (Italia), donde enseña Religión. La urgencia de anunciar a Jesús ¿cómo interpela tu vida? Sor Iracema – “Maestro ¿dónde vives? Venid y veréis”. Para mí es importante descubrir a Jesús que vive en los pobres y una vez descubierto, compartir con ellos la vida. Jesús de Nazaret sigue encarnándose en las situaciones de sufrimiento: mujeres y jóvenes que sufren a causa del sexismo, de la explotación, de formas de violencia, de desigualdad y de injusticia. Esto nos interpela a salir al encuentro del otro, como Jesús, asumiendo su realidad, dejándose enternecer, emocionar y transformar. Sor Elisa – Ante los muchachos de la enseñanza media pienso: “¡Cuán hermoso sería que vieran a Jesús como una Persona viva y presente en su vida!”. Y así les invito a plantearme preguntas. Me gusta confrontarme con los alumnos, los profesores, los colegas estudiantes, con los amigos, con las señoras que ayudan en casa, para intuir bajo las explicaciones, las dudas y las preguntas, la afligida búsqueda de sentido. “Yo te conocía sólo de oídas, mas ahora te han visto mis ojos” (Jb 42, 5);

dma damihianimas

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

está en el fondo su deseo de salir del “haber oído”, de la retórica y del prejuicio, para hacer experiencia real de Jesús. ¿Qué caminos emprender comunitariamente para testimoniar el evangelio con la vida? Sor Iracema – Una escucha sapiencial y de fe de la realidad, en la experiencia cotidiana de Dios para un ejercicio concreto de oración y de vida junto con el amor recíproco. Caminos de animación y acompañamiento recíproco con corresponsabilidad. Proyectos de vida construidos comunitariamente a partir del Carisma Salesiano y de la realidad en la que estamos introducidos. Dejar la propia casa siempre abierta a los pobres, construir relaciones fraternas con todos, sobre todo con las mujeres y los jóvenes y con quien es diferente por raza, cultura y etnia, credo religioso, etc. Sor Elisa – “¿Qué vas a hacer en Melzo?”: me han preguntado algunos amigos del MJS, y antes de responder uno de ellos dice: “¡Va a hacer de FMA!”. Pienso que el anuncio más verdadero, entre nosotras y a la gente, consiste sencillamente en el estar ahí, como presencias que cada día se alimentan de un Alimento que da valor y significado a todo el “hacer”. En un tiempo en el que está en vigor lo auto referencial, que fácilmente se transforma en soledad, creo que deberíamos ante todo redescubrirnos como hermanas unidas en aquella corresponsabilidad que conduce a ayudarnos, a suplir a las faltas ajenas, a sentirse parte activa e indispensable de una familia.

arcristaino@cgfma.org

34


s e n o i c a m r s e d Info a d e v o noticias n o d n u m l e d a i d e m s o l de


comunicar se hace para decir

Se hace para decir

Comunicación e identidad carismática Maria Antonia Chinello e Patrizia Bertagnini

Se “hace” para “decir” un giro de palabras para dar consistencia de testimonio a nuestro hacer, porque nuestro “actuar” “dice” siempre algo. Lo queramos o no. Un don que tiene raíces profundas “En su admirable providencia Dios dio a Don Bosco un corazón grande como las arenas del mar y le hizo Padre y Maestro de una multitud de jóvenes. Con un único designio de gracia suscitó la misma experiencia de caridad apostólica en Santa María Dominica Mazzarello, implicándola de forma singular en la fundación del Instituto”. El artículo 2 de las Constituciones ayuda a introducirnos en el tema, hilo conductor de la sección y del año de la Revista DMA: la nueva evangelización. Entendemos releer nuestro ser educadoras desde la óptica comunicativa y de la nueva evangelización. Evangelización y comunicación pueden comprenderse como lentes para releer y decir de nuevo la educación hoy, a nuestros contemporáneos. La educación es “cosa del corazón” Esto indica toda nuestra acción educativa. La educación es “cosa” del corazón. Sólo Dios es su dueño; a los educadores y a las educadoras queda (sólo) la tarea de darles una mano para que se abran al Señor. Podríamos también decir que la educación es “cosa” de comunicación; en cada joven hay un punto accesible al bien y el recorrido para descubrirlo y hacerlo crecer está confiado a palabras y silencios, gestos y esperanzas, instrumentos y conocimientos, tradi-

dma damihianimas

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

ciones e innovaciones, actitudes y valores. Pero no sólo. Para Don Bosco “el mundo se ha hecho material y hemos de dar a conocer el bien que se hace”. Somos hijas de soñadores y de comunicadores. Don Bosco y María Dominica Mazzarello devanan en su existencia dos estilos inconfundibles de comunicación: gestos y miradas, persona y comunidad, guía y equipo, música y teatro, banda y excursiones, patio e iglesia, pueblo y mundo, cartas y prensa, maquinarias y apuntes, libros y aguja e hilo, trabajo y escuela. Valdocco y Mornese dan vida a comunidades del “sistema abierto”, donde jóvenes y Salesianos, muchachas e Hijas de María Auxiliadora, se forman y maduran en un clima que es sinónimo de acogida y de participación, de relación y de comunicación. Serán los mismos jóvenes y las mismas jóvenes los que continúen y completen el diseño esbozado por los fundadores, los que pasen el testimonio a las generaciones y generaciones de hermanos y hermanas que, en el mundo, todavía hoy traducen, se introducen en la cultura y actualizan el carisma.

Aprender la lengua de los hombres Es la sugerencia de María Dominica. La encontramos en sus cartas: aprender la lengua de los hombres para no olvidar la de Dios. Somos una “red de mujeres” y “mujeres en red” que involucra al mundo con sus continentes, con sus lenguas y con sus colores, con sus culturas y con sus tradiciones, con sus transformaciones y con la rápida innovación.

36


Es una tarea que nos implica también a nosotras, no sólo como Iglesia sino como educadoras de los jóvenes. El Mensaje final del Sínodo de los Obispos apenas celebrado precisa que: “Los cambiados escenarios sociales y culturales nos llaman a algo nuevo; a vivir de forma renovada nuestra experiencia comunitaria de fe y el anuncio, mediante una evangelización “nueva en su ardor, en sus métodos, en sus expresiones” (…) para favorecer un encuentro nuevo con el Señor, que solo llena de significado profundo y de paz nuestra existencia, para favorecer el redescubrimiento de la fe, fuente de gracia que lleva alegría y esperanza a la vida personal, familiar y social”.

En las varias fases de su historia, el Instituto ha buscado formar a mujeres capaces de interlocución con los contextos socioculturales, que estuviera en grado de interpretar los “signos de los tiempos”, las dinámicas y los procesos no siempre a compartir de las sociedades y de las culturas en las que se insertan y viven nuestras presencias educativas, de procurar las claves para afrontar el “público” y habitar los múltiples “públicos” con discernimiento y valentía.

Evangelizar es comunicar El anuncio del Evangelio es el reto cultural desde siempre. La Iglesia, nacida del acontecimiento comunicativo del Hijo, el Verbo encarnado, habita entre los hombres y – en fuerza del Espíritu Santo y de la escucha de la Palabra del Padre – envía a ser testimonios entre las gentes. El reto es “decir Dios” a los hombres y a las mujeres en las formas comunicativas de la sociedad humana unidas a la historia y al tiempo, formas contingentes que no penalizan la misión de la Iglesia, antes bien ofrecen nuevas oportunidades para “llegar a los límites del mundo”.

37

Entonces ser educadoras es igual a ser comunicadoras que equivale a ser evangelizadoras. No hay dicotomías. Si María Dominica advirtió que, además del abrazo de las casas de Mornese, era importante educar la mirada a los contornos de colinas más lejanas y, después de haber enviado más allá del Océano a las primeras misioneras, aprendió a escribir para reducir las distancias, ¿qué paso hemos de hacer hoy nosotras, cada una y como comunidad, para discernir las modalidades en las que colocarnos en el mundo, para interceptar el corazón de los jóvenes y abrirlo a la fuerza creadora de Dios, para escuchar y hablar el idioma de los muchachos y de las muchachas? La nuestra es una misión que no puede no tener en cuenta el cambio de los modelos antropológicos y pedagógicos, las dinámicas que orientan nuevas representaciones sociales, nuevas identidades y nuevas relaciones, nuevas búsquedas de sentido y de significado, nuevas respuestas para el presente y el futuro en nosotras y en quien vive a nuestro lado. Apena el no tener nada que decir, porque “la sal ha perdido su sabor y la lámpara no da ya luz”. mac@cgfma.org suorpa@gmail.com

dma damihianimas

AÑO LX • MENSUAL / ENERO FEBRERO 2013


comunicar mujeres en contexto

Mujeres y Nueva Evangelización Bernadette Sangma y Paola Pignatelli

La brisa del Sínodo El 28 de octubre de 2012, mientras en Roma tiene lugar la Misa de cierre del Sínodo sobre la Nueva Evangelización, se notaba el soplo del espíritu del Sínodo también en una pequeña iglesia de Nairobi. Es la capilla Flora de las Hermanas de la Consolación. En el momento de la homilía, el Padre Jean Marie, que preside la Misa, llama en causa a los fieles presentes e invita al menos a tres personas a compartir un momento de su vida en el que han afrontado grandes dificultades y han sentido fuerte la presencia de Dios. No obstante la repetida petición, hecha tanto a hombres como a mujeres, la respuesta vino sólo de estas últimas. Lo compartido son auténticos testimonios sobre como estas mujeres han encontrado y vivido a Dios en los meandros de la vida cotidiana y se han mantenido cogidas a Él para encontrar fuerza y valentía. Su narración es la mejor homilía porque hecha de una vida de fe, sin arreglos. Referimos dos de los testimonios.

Vida por encima de la riqueza (… ¡ante todo la VIDA!) Es el compartir de Mary; una mujer con muy alta calificación en el ámbito de la empresa. Hasta hace poco tiempo vivía en Atlanta, en Estados Unidos. Tenía casa, coche…una vida cómoda. Luego llega el amor de un médico pudiente, le parecía que había tocado el ápice del éxito: trabajo, título y un hombre pudiente ¡en un País ri-

dma damihianimas

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

co! Empiezan a tratarse. Después de una breve convivencia, Mary se queda encinta y la fortuna ha cambiado su curso; el novio no acepta la noticia. Mary se encuentra ante dos opciones inconciliables: abortar, y camilla seguir estando con él, o llevar adelante el embarazo renunciando a la relación. Mary explica que fue a una iglesia, que lloSi fa per dire ró y gritó al Señor pidiéndole porque no podía tenerlo todo, es decir, mantener la relación, la riqueza que aquel hombre podía ofrecerle, y ser madre. Explica que, saliendo de la iglesia, su corazón se había dispuesto decididamente hacia la criatura que llevaba en sí. Al mismo tiempo, estaba llevando adelante el estudio para el título en Administración de Empresas. Los mismos compañeros de clase la empujaban a abortar, con la excusa de que podía resultar pesante llevar adelante contemporáneamente estudio y embarazo. Pero, Mary ya había hecho su elección. Explica que terminó los estudios con óptimos resultados; además, aún con embarazo avanzado, dijo que había sido contratada como dirigente de una empresa; hecho casi milagroso, dada su inminente maternidad. Mary hoy es una “muchacha madre” en el contexto estadounidense una tarea fatigosa a sostener. Ha decidido pues volver a Kenia donde ha encontrado un lugar de trabajo apreciable en una empresa bancaria, antes aún de llegar allí. Mientras ella explica, su sonriente y vivaz niña (de 5 años) está en el primer banco de la iglesia, confir-

38


acontecido, con toda probabilidad, le hará perder esta ocasión. Explica que rezó a Dios para recibir de Él luz, asistencia y consuelo. Al día siguiente, Lucy pasa por todos los despachos de la empresa preguntando a los colegas y a las colegas si habían encontrado un cheque, pero sin resultado alguno. Cuanto más grave es la situación, ella más reza a Dios. Una tarde, después de la oración decide acercarse al jefe de la empresa al día siguiente para pedirle que sustraiga una parte de su sobre de paga cada mes hasta que hubiera pagado completamente lo equivalente del cheque. Al día siguiente, apenas entra en el despacho, es rodeada por los colegas que le dan una noticia; el cheque se ha encontrado precisamente por la persona a la que ella había dicho que se lo había entregado. Lucy estalla en llanto. Sintió que Dios hizo luz sobre su integridad y su fe ¡no la ha defraudado!

Evangelizadoras como la Samaritana mando el milagro de la vida, que continúa brotando en ella gracias al profundo, valiente e irrenunciable amor de ¡su madre!

Dios que salva Es la experiencia de Lucy durante su primer mes de trabajo como secretaria en una empresa. Un día recibe una carta con un cheque de 100.000 chelines que entrega a un colega pensando que era la persona destinataria de la cuota. El día después, una de las oficiales se le acerca para pedirle el cheque. Lucy, por lo tanto, la acompaña al colega a quien se lo había entregado. Con su gran sorpresa, éste niega y declara que nunca recibió el cheque de ella. Aquella tarde Lucy deja el trabajo turbada y angustiada. Sabe que está solamente en un período de prueba en el trabajo, y cuanto le ha

39

El Sínodo nos ha entregado a la Samaritana, el icono femenino del que sacar inspiración como pueblo de Dios. Una opción paradigmática de cuanto las mujeres pueden contribuir a la gestación de una nueva evangelización. En efecto, el mensaje final apunta a la familia como “lugar natural de la evangelización” y manifiesta la tarea especial de las mujeres. Como la Samaritana, estamos invitadas a acostumbrarnos al sol ardiente del mediodía de nuestra historia de fragilidad para caminar hacia el encuentro sorprendente con Jesús que se revela, nos purifica, nos transforma y nos envía. Con Mary, Lucy y muchas otras mujeres, estamos por los caminos del mundo como la Samaritana para decir Dios y ¡engendrar vida! sangmabs@gmail.com

dma damihianimas

AÑO LX • MENSUAL / ENERO FEBRERO 2013


comunicar vídeo

La verdad oculta Larysa Kondracki Dora María Eylenstein

“La verdad oculta”, drama basado en las experiencias de Kathryn Bolkovac (Rachel Weisz), mujer policía de Nebraska que viajó a Bosnia en 1999 como integrante de las fuerzas de paz de la ONU. La cinta se camilla centra en la valentía de esta mujer policía que estuvo en misiones de paz tras la guerra de Bosnia. La mujer llegó hasta las últimas estanciasSidefalasper Naciones dire Unidas para descubrir y denunciar un escándalo de tráfico sexual.

“La verdad oculta”, filme de Larysa Kondracki, tiene un comienzo lento y confuso, que dice de dificultades. Nada es definido. Abunda el color oscuro, un lenguaje más que suficiente para desarrollar el tema. Luego la película comienza a sumar fuerza y encuentra su tono, no precisamente desde la protagonista que rescata a jóvenes prostituidas, sino en ir “apagando” las luces de la intachable institución que ha confundido inmunidad con impunidad, como bien se dice en el filme. La esclavitud cruza fronteras y afecta a todos los países, cuenta con pasaporte “asegurado” y conforma una población oculta. Son pocos los que se atreven a denunciarla y no es fácil reconocer a la persona que está siendo esclavizada. Siempre, pero particularmente hoy, son muchas las formas y modos de esclavitud… particularmente el tráfico de personas para trabajos sexuales. En este sentido, “La verdad oculta” evidencia la realidad. Partiendo del argumento del filme -y más allá del

dma damihianimas

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

mismo-, el espectador está de frente a uno de los hechos de denigración del ser humano más crueles: hacer uso de la persona, comercializar con ella. Rachel Weisz, en el personaje de Kathryn Bolkovac, relata con intensidad y convicción, con enorme compromiso y admirable despliegue la situación instalada en tierras de postguerra. Su misión fue la de supervisar el proceso de reconstrucción de Bosnia después de la guerra. Pero, ¿con qué se encontró? Encontró que las fuerzas internacionales enviadas por la

40


PARA REFLEXIONAR ¿De qué sirvió a las fuerzas de paz en la posguerra de Bosnia enviar una mujer en misión de recuperación? ¿Qué significó a las Naciones Unidas haber marginado a Bolkovac de sus misiones? ¿Qué significó a la protagonista la experiencia vivida? ¿Qué aporta a la sociedad la misión de Bolkovac?

Más allá de las dificultades y del peligro, la oficial está convencida de que su actuación en Bosnia es importante, ¿por qué? De acuerdo al lugar que ocupas, en la familia, el trabajo, la sociedad, la tarea que desempeñas, ¿expresas como la protagonista de este filme que tu tarea es importante? ¿En qué consiste esa importancia?

ONU, diplomáticos con inmunidad, permiten que las mafias de trata de personas -y su personal- frecuenten locales donde mujeres en situación de esclavitud son obligadas a prostituirse. “La verdad oculta”, ganadora de destacados premios, realza la fuerza de la mujer, no obstante ser etiquetada socialmente, aún hoy, por aquello de frágil, desprotegida, sexo débil. Con un destacado y real trabajo, con la crudeza de una denuncia insoslayable en favor de la defensa de la mujer “usada”, El personaje de Weisz reivindica desde el concepto de mujer que teme, como cualquiera lo haría, pero que, a medida que conoce a las mujeres prostituidas, comienza a ver en ellas personas y no números, personas que necesitan ayuda en el infierno “liberado” por las fuerzas que deberían sofocar las llamas. En el filme, como en todo actuar humano, se miden fuerzas, entre ellas el valor, el coraje, la fuerza moral, alimentadas por valores, propios del ser humano digno. En “La verdad oculta” visualizamos quiénes ejercen “fuerza”, qué valores y antivalores sustentan el actuar, de qué estrategias se valen para vencer, cuál es la paga al éxito. Los versículos del libro de los Proverbios iluminan nuestras respuestas: la justicia prolonga la vida… la maldad la acorta. “La verdad oculta” está basada en el libro de Kathryn Bolkovac “The whistleblower”, que cuenta las peripecias que vivió la oficial al llegar a Bosnia.

“Llegué como una ingenua policía del medio oeste, con ganas de hacer justicia en un mundo sin ley. Y me encontré la anarquía dentro de mis propias filas. Fue un auténtico despertar para mí”, afirma Bolkovac. “La verdad oculta” es una película sobre trata de personas. Hacer de la horrorosa historia descubierta en tierras bosnias una pieza cinematográfica fue todo un desafío, tarea que la pantalla debe a la directora Larysa Kondracky. A medida que se suceden las escenas, la oficial se va quedando sola en su investigación, perdida en medio de la corrupción. No esgrime la temeridad del superhéroe que salvará el mundo…sólo está convencida de que su papel en Bosnia es importante. Si bien la palabra “verdad” está dicha sólo en el título de este filme, es un tema que atrapa y cuestiona. Al respecto influye el sentido que cada uno le dé a la verdad -a qué atribuye la verdad-… pero de hecho la verdad y su valor siempre “flota”. La verdad no permanece oculta, aunque el título del filme lo propone y parecería que lo quiere lograr. La verdad siempre se sabe, siempre se manifiesta, es lo que hace libre a la persona. Desde tiempos de Jesús es la pregunta que quedó flotando en la atmósfera: “¿Qué es la verdad?”, preguntó Pilato en respuesta a la afirmación de Jesús de que había venido al mundo a testificar la verdad (Juan 18:38).

41

dma damihianimas

AÑO LX • MENSUAL / ENERO FEBRERO 2013


comunicar el libro

La ética mundial entendida desde el cristianismo Hans Küng – Angela Rinn-Maurer. Ed Trotta, Madrid 2008 María Dolores Ruiz Pérez El cambio de época que estamos viviendo, con los acontecimientos que lo están marcando, de modo especial la crisis financiera, está haciendo caer en la cuenta de que tenemos necesidad de profundizar y revisar los valores que sustentan nuestra vida personal, comunitaria y global, para quedarnos con lo realmente auténtico y verdadero, que nos impulse a encontrar y transitar las vías que nos lleven por sendas de auténtica solución, no transitoria, sino que siente las bases de “lo nuevo que está naciendo”. En la Declaración de una Ética Mundial, de la que H. Küng fue redactor, los representantes de las religiones del mundo expresaron en 1993 su coincidencia en unas líneas maestras comunes para la ética. Estos principios e instrucciones de la ética mundial no están “por encima” ni “más allá” de las religiones, sino que han de encontrarse en el corazón de toda religión mundial. Hasta qué punto es esto aplicable al cristianismo lo muestran en este libro H. Küng y A. Rinn-Maurer, quienes comentan la Declaracion de una Ética Mundial desde una perspectiva cristiana, y sitúan, interpretan y profundizan los deseos expresados en la ética mundial, de acuerdo con la tradición bíblica y espiritual. H. Küng es un pensador de nuestro tiempo muy conocido, cuyo estudio de las religiones mundiales desembocó en el “Proyecto de una ética mundial” (1990) y en la creación de la Fundación Ética Mundial de la que es presidente desde 1995. Sus escritos son numeroso y muy conocidos. A. Rinn-Maurer es doctora en teología y párroca evangélica de comunidad. Interviene en programas radiofónicos y practica la asistencia espiritual en ca-

dma damihianimas

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

camilla sos de emergencias. Escribe y publica también. La necesidad de fundamentar Si fa per dire

La ética mundial significa un patrimonio fundamental de valores vinculantes, de normas incuestionables y de actitudes personales básicas que constituyen ya, desde hace milenios, el gran conjunto de experiencia de la humanidad: una ética de la humanidad que se encuentra en todas las grandes tradiciones religiosas y filosóficas de los pueblos. Pero, cómo se fundamenten estos valores, normas, actitudes, en el individuo, es algo que se produce de una manera diferente en las distintas religiones y filosofías. Unos siguen a Confucio, a Buda, a Moisés o a Jesucristo; otros, únicamente a la razón humana, o a las tradiciones de la familia o de la tribu. Ahora bien, el mensaje bíblico del Antiguo y Nuevo Testamento permite fundamentar, concretar e ilustrar especialmente las normas éticas generales. Y esto es lo que se realiza en esta obra. Cada sección ofrece al lector: - Preguntas para la reflexión personal o de grupo sobre el tema. - Textos bíblicos, según la temática, para profundizar - Oraciones para ayudar al diálogo con Dios - Textos para la meditación surgidos de la práctica de la autora durante los años de intervención en la radio. La base para un diálogo interreligioso eficaz es una sólida formación sobre las propias raíces, de ahí la necesidad de tener estas “traducciones” a un lenguaje cristiano comprensible los textos de la ética mundial.

42


fermos, por las viudas y los huérfanos, era la cara visible de una nueva relación con el otro, que le importa a uno. Esta solidaridad vivida, y el espíritu del que procede, han marcado profundamente a Europa, la han civilizado y la han convertido en lo que es.

Dos principios elementales: humanidad y reciprocidad

¿Qué nos importan los otros? Este es el título de una breve pero interesante intervención de H. Köhler, en 2004 como presidente de Alemania pronunciada por invitación de la Fundación Ética Mundial, en la universidad de Tubinga. Comienza diciendo “En el mundo interconectado en el que vivimos no podemos apartarnos del camino de los otros ni podemos cerrar los ojos ante su destino. Creo que estamos moralmente obligados a ocuparnos de aquellos a los que les va mal”. De modo que una pregunta ética fundamental es ¿qué nos importan los demás? Y en los “demás” entran los que a primera vista no tienen que ver con nosotros, con los que nos unen pocas cosas y que nos son extraños. Es con la llegada del cristianismo al mundo antiguo cuando la obligación moral de ayudar a los demás y de cuidarlos adquirió un carácter de imperativo que no se había dado nunca antes. El mandamiento del amor al prójimo se vincula directamente con la relación con Dios. Y el prójimo era potencialmente cualquiera de los otros, especialmente el más pobre: “lo que hagáis al más humilde de mis hermanos a mí me lo hacéis”. La práctica cotidiana de los primeros cristianos de preocuparse por los pobres y los en-

43

Son fundamentales para la ética mundial dos principios: 1. Todo ser humano debe ser tratado de una manera verdaderamente humana, con independencia de su sexo, su origen étnico, su condición social, su lengua, su edad, su nacionalidad, su religión y su ideología. La regla del humanitarismo es la más elemental de las reglas de una ética humana. 2. Todo ser humano debe tratar a sus semejantes de acuerdo con el espíritu de la solidaridad. Aplicar la Regla de Oro presente desde muy antiguo en tantas tradiciones éticas y religiosas. Sobre la base de estos dos principios se formulan cuatro preceptos inamovibles de la asunción de obligaciones propias: - la obligación para con la cultura de la no violencia y del respeto de toda vida; - la obligación para con una cultura de la solidaridad y para con un orden económico justo; - la obligación para con una cultura de la tolerancia y una vida en la veracidad; La obligación para con una cultura de la igualdad de derechos y del compañerismo entre hombre y mujer. La presente obra es una valerosa invitación a no buscar la identidad del cristianismo en una delimitación temerosa, sino todo lo contrario: a considerar que la ética común que une a los seres humanos de todas las regiones y religiones, es una parte irrenunciable del mensaje de Jesús y de la espiritualidad cristiana. loliruizperez@gmail.com

dma damihianimas

AÑO LX • MENSUAL / ENERO FEBRERO 2013


comunicar música

camilla

Un juego que se convirtió en pasión Si fa per dire

Jesse y Joy*

“Cada disco lo hacemos como si fue- rancia, pero también la autonomía y la pera el último y le ponemos la emoción dagogía de los pequeños pasos. y las ganas como si fuera el primero”. Esta fue una de las expresiones del dúo mexicano de pop alternativo, conformado por los hermanos Jesse y Joy Huerta, en la XIII edición de los Grammy Latino 2012, al recibir cuatro gramófonos en las categorías: Canción del año (Corre), Mejor álbum vocal contemporáneo (¿Con quién se queda el perro?), Mejor grabación del año (Corre) y Mejor video, versión corta (Me voy). Quien se acerca al trabajo discográfico del dueto creerá que se habla de jóvenes con gran trayectoria; sin embargo, se trata de dos talentosos chicos: Jesse (de 25 años) y Joy (de 21) que, sin ninguna herencia o educación musical, han entrado, poco a poco, por la puerta grande de la industria musical hasta consolidarse como unos de los artistas más exitosos en la actual escena pop hispana e incluso se disponen incursionar en el mundo anglo, con un disco en inglés.

Frutos del paso a paso La idea de pensar que los jóvenes, en ocasiones, son poco constantes e inmediatistas se derrumba cuando se piensa en Jesse y Joy, dos chicos que conocen lo que es la disciplina, la tenacidad, la perseve-

dma damihianimas

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

Una vez que estos hermanos firmaron con Warner Music la vida les cambió por completo, pues empezaron a probar lo que era el sacrificio, lo que implicaba tomar decisiones trascendentales, lo que dolía tener que dejar cosas para ganar otras… En fin, supieron lo que es estar entre el jugarse todo por un sueño o el resignarse con lo que ya habían alcanzado. Ellos recuerdan que sus padres les pidieron que hicieran su mejor papel, ya fuera en la música o en lo que decidieran hacer, y los animaron a poner el mayor esfuerzo para realizar lo que fuese y a no conformarse jamás con la mediocridad. Es precisamente tal convicción la que ha hecho que estos dos chicos, soñadores pero no ambiciosos, se arriesgaran a enfrentarse al mundo internacional de la música, lo cual no ha sido fácil, ya que afirman que: “salir de casa a tan temprana edad, lejos de la protección de los padres, los obligó a exigirse; a poner orden en su propia vida; a aprender a ser conciliadores, a respetarse y a ser, más que hermanos, amigos”. Jesse y Joy son jóvenes con visión, saben qué quieren y su mayor anhelo es que su música aporte algo lindo a la gente, que quienes escuchen sus composiciones

44


sonrían, se olviden de sus problemas un rato y se enamoren más del amor.

Perfecta (canción recomendada) Se mira en el espejo, sin gustarle lo que encuentra, ella quiere hacer notar que es más de lo que aparenta. Llena de inseguridad, tiene tanto para dar. Será ella esclava de lo que la gente de ella piensa, prisionera de su cuerpo como triste consecuencia, ahora deja de buscar, que tu alma quiere hablar. Cierra los ojos y ve tu belleza interior, no tengas miedo de ser el tesoro que escondes hoy. Oh, oh, oh, oh, oh, perfecta te hizo Dios Ahora vive, siente, acepta todo lo que te rodea y aprende a amarte por tu ser y no por tu apariencia, que una báscula no es la que da felicidad Cierra los ojos y ve tu belleza interior… Vales lo que pesas en oro, tu alma es un bendito tesoro.

45

Sabías que… Hace poco el dúo se unió a la Onda Verde de NRDC (Consejo para la defensa de recursos naturales) con el fin de concientizar a los hispanos sobre la importancia del cuidado del medio ambiente. “El calentamiento global no es moda, es una realidad. Así como todos ayudamos a acabar con el planeta, entre todos, de a poquito, podemos salvarlo”.

dma damihianimas

AÑO LX • MENSUAL / ENERO FEBRERO 2013


comunicar camila

camilla

Vox Populi

Se hace para decir

Pues bien sí, Hermanas esparcidas por todo nuestro amado mundo, vuestra Camila ¡ha vuelto!

Ya sé que lo sabéis y que me esperabais con impaciencia, pero dejadme gustar ¡este momento! Vox populi, vox Dei… bueno, no es que ocurra siempre (sobre todo por nuestras tierras…), pero esta vez ha funcionado y ha tenido el poder de hacer que vuelva a coger papel y pluma para reabrir el contacto con vosotras. Por otra parte, ¿cómo habría podido sustraerme a los tributos de afecto que el sondeo promovido por la redacción ha revelado? No para vanagloriarme, pero la petición casi unánime por vuestra parte de restituirme la palabra ha sido una experiencia muy agradable pero poco sorprendente; agradable, es obvio, porque ¿a quien no le resulta grato el reconocimiento de las cualidades que tiene, por parte de cuantos le conocen? (y yo de amigas, conocidos y… “agradecidos” tengo muchos ¡la verdad!). También algo descontado, sin embargo, porque – si me lo consentís – mis confidencias han contribuido a formar a generaciones de FMA y, en tiempos de crisis como los que corren hoy, volver a las propias raíces no puede hacer ¡sino el bien!

dma damihianimas

REVISTA DE LAS HIJAS DE MARÍA AUXILIADORA

Por lo tanto gracias a vosotras que, no obstante mi ausencia prolongada, habéis conservado el mejor espíritu de los orígenes y, en lugar de soñar algo nuevo y potencialmente desestabilizador, habéis formado un único coro para que se os concediera la oportunidad de volver a saciaros, también porque la preparación a mejor vida que inicié hace un par de años se está prolongando desmesuradamente y, mientras espero, más vale que me haga aún útil en ésta. Además, este año, que la Iglesia nos invita a una nueva evangelización (como si la de mis tiempos estuviera ahora ya gastada… ¡pero!) y el Santo Padre nos pide redescubrir nuestra fe (como si no hiciera falta bastante fe para ir adelante día a día…) yo precisamente no puedo estar mano sobre mano; si me viene de hablar de Evangelio y de Fe algo que decir al respecto ¡yo también lo tengo! Se dice pronto Evangelio y luego escucharlo sí y no durante la Misa, fácil llamar en causa al espíritu de fe y luego regularse ¡como mejor nos parece! Ah, creedme; en nuestras casas se ve de todos los colores y no siempre los arcos iris ¡son signos de la alianza! Pero de esto tendremos tiempo de hablar y confrontarnos. ¡Como en los buenos tiempos!

Palabra de C.

46


RA ÍA AUXILIADO HIJAS DE MAR S LA DE A ST REVI

al Año LX Mensu /Abril n. 3/4 Marzo

E TODOS

ICIDAD D PARA LA FEL

Próximo Número DOSSIER:

Para la felicidad de todos - Bienaventurados vosotros

HILO DE ARIADNA:

Para vivir mejor

COSTRUIR LA PAZ:

El oro azul y los conflictos armados

PASTORALMENTE:

La urgencia de un punto de vista

SE HACE PARA DECIR: Comunicación y comunidades felices


EL CORAZÓN DEL HOMBRE: HE AQUÍ LO QUE ERA JESÚS KAHLIL GIBRAN

dma60°ANIVERSARIO

1953/2013

Revista DMA – Razones para vivir (Enero – Febrero 2013)  

Revista de la Hijas de María Auxiliadora

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you