Page 1

Edición 1, Año 1, Volumen 1 – Octubre 2011

Órgano Divulgativo Digital presentado como Trabajo de Grado del Programa de Experto Elearning de:


pp.

Introducción……………………..........................................................................

3

Blended – Learning: Una modalidad educativa emergente Amílcar Arenas Arredondo…………………………………………………………

4

El B – Learning en la educación universitaria Denneyser León Escobar…………………………………………………………….

8

Estudios de Postgrado a través del B - Learning Amílcar Arenas Arredondo…………………………………………………………

12

Cierre de Edición……………...........................................................................

17

Resumen Curricular de los Autores.....................................................

18

Impacto Tecnológico. Edición 1, Año 1, Volumen 1. Octubre 2011

2


Hoy en día, el uso de las tecnologías de la información y de la comunicación representan una necesidad en el ámbito educativo, pues a través de ella no solo promueve la búsqueda

de información ilimitada sino también permite a los estudiantes potenciar su creatividad para la optimización de un conocimiento nuevo y significativo. Por ello, la sociedad tecnológica plantea la ejecución docente de un modo singular al asumir de manera crítica y reflexiva la trascendencia de la tecnología y situarse ante ella con innovación y creatividad,

empleando una amplia gama de recursos telemáticos para el

Amílcar Arenas Arredondo Editor

surgimiento de un nuevo conocimiento.

Esta primera edición completamente digital pretende ofrecer a toda la comunidad académica global información distribuidas en cuatro (4) artículos cuyo aspecto en común es el Blended – Learning en los Procesos de Postgrado. Esta publicación busca que el lector obtenga nociones sobre esta modalidad emergente en los estudios de postgrado; conozca las técnicas de análisis, discusión, aprendizaje colaborativo, recolección de información y algunas formas de exposición de producciones creativas utilizando el Internet como un espacio para la comunicación social y para el aprendizaje en la virtualidad. Sin más preámbulos, esperamos que las ideas y planteamientos descritos muestren no solo un alto grado de interactividad sino su aplicación para la formación de profesionales de la docencia en un mundo cada vez cambiante.

Impacto Tecnológico. Edición 1, Año 1, Volumen 1. Octubre 2011

3


BLENDED – LEARNING: UNA MODALIDAD EDUCATIVA EMERGENTE Amílcar Arenas Arredondo amilcararenas@hotmail.com Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Venezuela

Palabras Claves: B – Learning, Educación, Tecnologías de Información y Comunicación Desde el auge de la tecnología y la informática hemos sabido que una de las ventajas que tiene el internet como herramienta para la educación, es la posibilidad que nos ofrece para la interacción y la comunicación de manera sincrónica y asincrónica entre las personas. El Internet ha dejado de ser un entorno tecnológico para convertirse en uno social, de ser privado y selectivo a ser un entorno público y globalizado, donde las personas intercambian ideas, construyen conocimientos o establecen relaciones a diferentes niveles. Para hablar de internet aplicado a la educación, debemos tomar como punto de partida la situación educativa de la que hablamos. Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) nos ofrecen formas y medios que abren en el terreno educativo posibilidades de sumo interés para la renovación y flexibilización de los modelos tradicionales de enseñanza. La introducción de las TIC permite avanzar hacia la semipresencialidad, integrando desde las situaciones presenciales en las cuales se produce una integración curricular de la red, de forma más o menos significativa, hasta situaciones en su mayor parte a distancia en las cuales se articulan sesiones presenciales de formación. (Prendes Espinosa, 2007)

Estos planteamientos dan paso a una modalidad de enseñanza mixta que combina la formación presencial tradicional con la educación virtual conocida como aprendizaje mezclado o Blended – Learning (B – Learning), seleccionando los medios adecuados para cada necesidad educativa a fin de resolver problemas específicos, aprovechando lo mejor y manteniendo el equilibrio de cada actividad. Para promover la educación fuera del aula o del ambiente presencial se utilizará el Entorno Virtual de Aprendizaje (EVA), el cual es un espacio en línea que representa un conjunto de distintas funcionalidades asociadas a la actividad formativa que tiene acceso restringido, concebido y diseñado para que los estudiantes que acceden a él desarrollen procesos de incorporación de habilidades y saberes mediante sistemas telemáticos.

Impacto Tecnológico. Edición 1, Año 1, Volumen 1. Octubre 2011

4


Todas las actividades desarrolladas tanto virtual como presencial propician la divulgación del conocimiento y permitir el crecimiento personal y social de los estudiantes. La evaluación en la modalidad B – Learning es en la mayoría de los casos formativa y sumativa. Las actividades de evaluación presencial pueden ser aquellas donde los estudiantes realicen trabajos en el aula o propuestos para ella, mientras que las de evaluación virtual involucran el uso del EVA, como el uso del chat, foros, envío de documentos y enlaces web con las asignaciones a través de la plataforma virtual. Es oportuno mencionar algunas características del B – Learning como una alternativa de soporte virtual en la educación.

La primera de ellas es que los estudiantes protagonizan el proceso educativo y regulan por sí mismos los avances de su aprendizaje, determinando el tiempo y lugar donde deseen estudiar. Otra cualidad de esta modalidad semipresencial es que la evaluación de cada contenido o unidad didáctica refiere a un ejercicio de aplicación diseñado con ciertas especificaciones con la finalidad de ser enviado para su respectiva revisión. También pueden incluirse ejercicios de realimentación para que los estudiantes verifiquen el logro de los objetivos propuesto y en consecuencia de su propio aprendizaje. Un aspecto primordial que identifican la Modalidad B – Learning es que a través de recursos telemáticos y multimedia como el chat, mensajería interna, foros de discusión, libros electrónicos, videos, presentaciones en línea (Slides); entre otras, los estudiantes mantienen comunicación constante con su profesor, con sus pares académicos y acceso a información confiable e interactiva. Toda esta gama de actividades y de recursos deben ser diseñado y puesto en práctica para la enseñanza por un docente que facilite la adquisición y difusión de la información, manteniendo un enfoque horizontal que promueva en los estudiantes la generación del conocimiento y compartan experiencias que sean aplicables en su cotidianidad. (Cabero, 2006)

Impacto Tecnológico. Edición 1, Año 1, Volumen 1. Octubre 2011

5


Gallego (2005), en su artículo de investigación titulado Profesión y Docencia: El Nuevo Perfil de la Profesión Docente destaca aspectos positivos o negativos en la aplicabilidad del proceso B – Learning. Como ventajas enfatiza que le otorga a los estudiantes la responsabilidad de su aprendizaje individual, pasando de un papel pasivo a uno activo; tiene la posibilidad de dotarse de material existente en internet sin enfocarse en el conocimiento del docente; no se pierde la interacción física, pues las clases presenciales motivan a los estudiantes y; se reducen costos que implica la enseñanza presencial tanto para estudiantes como docentes.

Actividades Presenciales (Salón de clases)

Actividades en Línea (Uso del EVA)

B - LEARNING

Entre las desventajas se mencionan que algunos estudiantes no tienen la facilidad de aprender a través de los recursos telemáticos; el docente da más importancia al factor tecnológico que a los contenidos, que acarrea como consecuencia la pérdida de los objetivos que se quieren lograr en sus estudiantes y; la ausencia de equipos y conexiones de internet requeridas para impulsar esta modalidad.

Impacto Tecnológico. Edición 1, Año 1, Volumen 1. Octubre 2011

6


En conclusión el B – Learning conllevan a resultados muy importantes que motivan a los estudiantes a generar conocimientos y así obtener un aprendizaje significativo. Hoy en día, es implementado en numerosas instituciones educativas a nivel mundial, pero ha tenido ciertos inconvenientes su difusión, que a modo de reflexión Codina (2010) indica que por desconocimiento en el uso apropiado de la tecnología en los procesos educativos. Otro aspecto a resaltar es el equilibrio entre las actividades presenciales y las virtuales a través de una metodología que promueva una identidad institucional, el alcance de los objetivos propuestos en el proceso educativo, un personal docente capacitado en el diseño y uso de estas tecnologías, un campus virtual que mantenga en constante interacción a los usuarios para la creación del nuevo conocimiento a través de las bondades que ofrece la virtualidad. Referencias: Prendes Espinosa, M. (2007). Internet aplicado a la educación: Estrategias didácticas y metodologías. En Cabero, J. (Coord.). Nuevas tecnologías aplicadas a la educación. p. 205 – 222. Madrid: Mc Graw – Hill – Interamericana de España S.A.U. Cabero, J. (2006). Comunidades virtuales para el aprendizaje. su utilización en la enseñanza. [Artículo en línea]. Edutec. Revista electrónica de tecnología educativa, 20. Disponible: http://edutec.rediris.es/revelec2/revelec20/cabero20.htm. [Consulta, 2008, julio 27] Codina. Ll. (2010). Nuevas fuentes de información académica. [Artículo en línea]. En Baiget, T. (Ed.). Guallar, J. (Coord.). Anuario Think EPI 2010: Análisis y tendencia en información y documentación, p. 139 – 142. Disponible: http://www.lluiscodina.com/fuenntesinformación_2010.pdf. [Consulta: 2011, Marzo 4]. Gallego, D. (2005). Profesión y docencia: El nuevo perfil de la profesión docente. En Educared (Ed.) Enseñar a aprender. Internet en la educación. Nuevos paradigmas y aplicaciones educativas. 1, p.153 – 224. Madrid: Fundación Telefónica.

Impacto Tecnológico. Edición 1, Año 1, Volumen 1. Octubre 2011

7


EL B – LEARNING EN LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA Denneyser León Escobar deniadenneyser@hotmail.com Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Venezuela

Palabras Claves: B – Learning, Educación Universitaria, Conocimiento Las sociedades a nivel mundial han pasado por diferentes revoluciones tecnológicas, iniciando con la agrícola y artesanal, siglos más tarde con la industrial y postindustrial, por último con la información y del conocimiento. Alrededor de esta última, se enfatizan numerosas definiciones y postulados que destacan el origen y desarrollo de los países otorgando beneficios de gran impacto social para enfrentar los efectos de una globalización eminentemente cambiante. Perozo (2004) señala que el conocimiento se convierte en un instrumento para la integración entre las partes que tienen un interés común y participan de la colaboración, dando paso a resultados tangibles que usualmente son de naturaleza variada y que otros tantos se constituyen en intangibles como consecuencia de lo que conocemos como valor agregado o añadido; son los resultados que se generan usualmente de toda actividad colectiva, inmersa en la cooperación y participación de diferentes actores sociales, lo cual no es otra cosa que la vinculación de actores compartidos que generan beneficios comunes entre las partes que participan de las actividades previstas para el logro del objetivo que los ha unido. Esta situación esta presentes en las universidades, donde las personas obtienen una educación especializada, originando y difundiendo el conocimiento que será avalado y utilizado como alternativas viales en la resolución de problemas de carácter social. En estos centros educativos se impulsan la pluralidad del pensamiento crítico e innovador, la universalidad de las ideas y el imponente y constante avance tecnológico. En este artículo nos enfocaremos en el último punto, siendo una exigencia indiscutible de las sociedades que sus universidades desarrollen estudios que potencien en sus estudiantes la creación y el uso de la tecnología, bien sea para cubrir sus necesidades cotidianas o para la generación de conocimiento científico. En las matrices curriculares del ámbito universitario está presente como eje transversal la tecnología, lo que significa que está incorporada dentro de la formación del estudiantes universitario en cada uno de los cursos o asignaturas que las conforman. Impacto Tecnológico. Edición 1, Año 1, Volumen 1. Octubre 2011

8


En varias instituciones de educación universitaria se han emprendido esfuerzos por conjugar los modelos educativos presenciales y a distancia en entornos virtuales, utilizando el Internet u otros recursos telemáticos, generando una nueva modalidad combinada, mixta, bimodal, semipresencial o integrada, reconocida más ampliamente como Blended Learning, la cual se presenta como una alternativa que pretende salvar las limitaciones de las soluciones informatizadas del E – Learning o educación virtual brindadas a través de sistemas telemáticos, como Internet y otros; y revertir el enfoque conservador de los sistemas educativos presenciales de las universidades. (Fernández, 2004) No obstante Pérez i Garcias (2007) plantea que coexisten esfuerzos emprendidos a nivel corporativo (Universidad, Facultad o Escuela) o de colectivos docentes, a nivel de sus asignaturas, módulos o proyectos para la puesta en marcha de innovaciones y planes de acción en la mejora de los actuales modelos educativos; partiendo de soluciones implicativas de las modalidades educativas presencial y virtual, es decir de una modalidad B – Learning, como opción formativa viable. Con base a las exigencias sociales que hacen frente al efecto globalizador de los países, las intenciones de las universidades con la implementación del B – Learning refieren a perfeccionar sus procesos de enseñanza y aprendizaje, mediante el conocer y atender desde el diseño y su posterior desarrollo las diferencias entre estudiantes y los enfoques docentes para abordar la enseñanza, la complejidad institucional, la diversidad tecnológica, entre otras, que se manifiestan en los estilos de enseñar y aprender, las formas y condiciones comunicativas, la interacción social, el uso del lenguaje, la versatilidad telemática, la accesibilidad, la responsabilidad institucional, la tutoría, y otros factores de innovación educativa. La capacidad futura del B – Learning va fundiendo la educación online con la educación presencial; integrándola bajo el respaldo de un modelo pedagógico acorde a las exigencias de la sociedad actual; garantizando la flexibilidad de tiempo, espacio y contenidos del aprendizaje, y la construcción participativa del conocimiento, a través de sesiones presenciales o de tecnología que les permita concretar. Impacto Tecnológico. Edición 1, Año 1, Volumen 1. Octubre 2011

9


La durabilidad de los acontecimientos no es previsible, los procesos cambian continuamente y en este sentido, es inevitable en un futuro muy cercano y dado la incorporación progresiva de las TIC en la educación universitaria, la modalidad Blended Learning encamine a decisiones, en torno a: (a) La desaparición de las distinciones conceptuales entre la educación a distancia y la educación presencial, (b) El cambio de los roles tradicionales del profesorado, tutores adjuntos y personal administrativo y técnico, (c) Proporcionar una oportunidad de crear una red de estudiantes, un espacio para el pensamiento colectivo y acceso a los pares para la socialización y el intercambio de ideas (Aprendizaje Colaborativo). La naturaleza del B – Learning como configuración estructural, queda expresada en el desarrollo de actividades, algunas son totalmente virtuales y el resto totalmente presenciales o bien combinando actividades parcialmente virtuales y parcialmente presenciales. En este último caso, la flexibilidad es mucho mayor y permite un gran margen de maniobras sobre todo a las universidades convencionales que pueden decidir con gran libertad ampliar su oferta aprovechando tanto su estructura como su infraestructura. Otro de los beneficios que ofrece la aplicación del B – Learning en las universidades es la posibilidad de beneficiarse del abundante material disponible en la red, compartido de modo abierto, a pesar de las restricciones de un número considerable de profesores, por la desconfianza de la procedencia y confiabilidad del material publicado en la red. Para Jordi Adell citado en Bartolomé (2004) destaca que el B – Learning no consiste en colocar materiales en Internet sino en aprovechar los materiales que existen en Internet. Un ejemplo es el World Wide Web. Se trata de no cambiar de medio sin necesidad y de aprovechar lo existente: Las líneas básicas del proyecto no son reproducir electrónicamente material didáctico cuyo soporte ideal es el impreso, sino aprovechar la enorme cantidad de información disponible en la Internet.

Impacto Tecnológico. Edición 1, Año 1, Volumen 1. Octubre 2011

10


Como conclusión, tanto la educación virtual como el aprendizaje integrado (B – Learning son modelos de aprendizaje que los estudiantes universitarios tienen que desarrollar habilidades tan importantes para su vida futura en esta sociedad tecnológica como buscar y encontrar información relevante en la red, desarrollar criterios para valorar esa información, poseer indicadores de calidad, aplicar información a la elaboración de nueva información y a situaciones reales, trabajar en equipo compartiendo y elaborando información, decidir con base a informaciones contrastadas y tomar decisiones en grupo. Referencias: Bartolomé, A. (2004). Blended Learning. Conceptos Básicos. [Artículo en línea]. Pixel – Bit: Revista de Medios y Educación. 23. p. 7 – 20. Disponible: http://www.lmi.ub.es/personal/bartolome/articuloshtml/04_blended_learning/docum entacion/1_bartolome.pdf. [Consulta: 2011, Octubre 1]. Fernández, A. (2004) . Universidad y currículo en Venezuela: Hacia el tercer milenio. Comisión de estudios de postgrado – Facultad de humanidades y educación. Universidad Central de Venezuela. Caracas. Peréz i Garcias, A. (2007). Internet aplicado a la educación: Aspectos técnicos y comunicativos. Las plataformas. En Cabero, J. (Coord.). Nuevas tecnologías aplicadas a la educación. p. 205 – 222. Madrid: Mc Graw – Hill – Interamericana de España S.A.U. Perozo, M. (2004). Gestión del conocimiento en la capacitación para la innovación. [Artículo en línea]. Análisis de Coyuntura. Universidad Central de Venezuela. JulioDiciembre. 10, 002. (p. 117-129) Disponible en: http://redalyc.uaemex.mx/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=36410207. [Consulta: 2011, Marzo 5].

Impacto Tecnológico. Edición 1, Año 1, Volumen 1. Octubre 2011

11


ESTUDIOS DE POSTGRADO A TRAVÉS DEL B - LEARNING Amílcar Arenas Arredondo amilcararenas@hotmail.com Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Venezuela

Palabras Claves: B – Learning, Estudios de Postgrado, Tecnología Educativa En la actualidad, el uso del internet en el sistema educativo es un hecho crítico debido a la creciente generación de información a escala mundial. La globalización y la aparición de diversos elementos tecnológicos ha revolucionado no solo la manera de informar, comunicar, entretener y la visión de futuro que posee el ser humano, sino también la manera en la que se llevan a cabo los procesos educativos y de formación en los que se encuentran inmersos los mismos. Se han generado alternativas que promuevan un nuevo enfoque educativo basado en el uso del internet y de las tecnologías que lo asocian. Uno de estos modelos ha sido el Aprendizaje Electrónico o E – Learning, que a través de los Entornos Virtuales de Aprendizaje se ofrece una formación académica a personas que por motivos de espacio y tiempo no pueden estar presentes en el aula de clases y requieren de actividades no presenciales para la adquisición de conocimientos necesarios en su futuro campo laboral o su cotidianidad. Existe otra modalidad conocida como el Aprendizaje Integrado o B – Learning que consiste en la combinación de actividades presenciales con las actividades desarrolladas de manera virtual utilizando los EVA con algunos recursos telemáticos como chat, foros, mensajería interna y libros electrónicos que permiten mantener constante comunicación con sus profesores y sus pares académicos e información oportuna y confiable, siendo evaluados de forma equilibrada para cada situación, bien sea presencial o virtual. Estas personas pueden ser estudiantes de cualquier nivel y pueden emplear la modalidad que crean conveniente para obtener éxito en su formación académica; sin embargo, este artículo de investigación se enfocará en la modalidad Blended Learning y sus repercusiones en los estudios de postgrado de las universidades. Para ser más detallado en las especificaciones inherentes a estos aspectos, se señalarán algunos referentes teóricos y electrónicos, así como también ejemplos que faciliten su comprensión y práctica posterior.

Impacto Tecnológico. Edición 1, Año 1, Volumen 1. Octubre 2011

12


Cabero y otros (2004) señalan que un componente fundamental para la aplicabilidad del Blended Learning (o B – Learning como llamaremos en párrafos posteriores) en estudios de postgrado es definir la naturaleza de los cursos. Evidentemente será semipresencial, equilibrando las actividades en el salón de clases con el uso de las herramientas tecnológicas en un ambiente virtual denominado Entorno Virtual de Aprendizaje (EVA), que forma parte de una plataforma para obtener información, recursos para el desarrollo de las actividades a evaluar y comunicación sincrónica y asincrónica con profesores y estudiantes. Esta naturaleza no sólo debe establecer que actividades se efectuarán de carácter presencial o virtual, también refiere a la producción académica que se obtendrá con la ejecución de estas actividades. Sobre este particular, existe un importante interés, ya que los estudios de postgrado se caracterizan por la elaboración de una investigación de campo o documental, estudios descriptivos de una situación educativa detectada y hasta contribuciones y creación de teorías que serán avaladas por la comunidad académica de un sociedad determinada. Dichas producciones deben estar sustentadas de manera ontológica, epistemológica y metodológica, por lo que la utilización de recursos con soporte virtual será un complemento adicional para el hallazgo de información , la generación y difusión del conocimiento, como los foros, los libros electrónicos, herramientas de colaboración social (wikis, weblogs y webquest), salas de videoconferencias; entre otras, que es primordial su diseño, administración y evaluación equilibrada y a la par con lo realizado en el salón de clases tradicional.

Actividad Presencial

Actividades en Línea

Aulas de Clases Laboratorios Estudios de Campo

Chats Foros Comunicación Sincrónica y Asincrónica Interacción con Docentes y Estudiantes Obtención de Información Electrónica

Impacto Tecnológico. Edición 1, Año 1, Volumen 1. Octubre 2011

13


No obstante, Roig Vila (2007) destaca que las herramientas a emplear el docente de postgrado; aunque sea una condición elemental para la metodología no son en ningún caso determinantes de ésta. Por ejemplo, una herramienta de la web 2.0 como el weblog es susceptible de ser utilizada tanto en el marco de una situación de enseñanza presencial para informar a los estudiantes en qué consiste un proyecto factible y su forma de elaboración a fin de ser aplicadas estas nociones en el aula de clases; como en una situación originada en un entorno virtual, donde los estudiantes organizados en equipos de trabajo discutan de manera presencial la creación del proyecto factible y elaborar un weblog como actividad de evaluación para publicar el producto de dicha discusión con ejemplos de cómo se realizan. La cuestión es tener bien claro la finalidad de su uso y en qué momento del proceso educativo, la decisión tomada depende de los criterios pedagógicos y de criterios técnicos o estéticos.

Recursos Telemáticos aplicables al B - Learning

Otro ejemplo: En el curso Didáctica de la Educación Técnica, correspondiente a la Maestría en Educación Técnica de una Universidad reconocida a nivel internacional, los estudiantes se reúnen de forma presencial con su profesor para recibir instrucciones para la utilización de un Entorno Virtual de Aprendizaje (EVA) y descargar un material informativo sobre las leyes y teorías que fundamentan las TIC y su relación con la formación técnica profesional. El producto a elaborar (puede ser un cuadro comparativo) y su exposición tiene una ponderación de 20%. La actividad consistió en formar equipos de trabajo, intervenir en un foro de discusión y utilizar recursos de apoyo como weblogs, videos o presentaciones en línea para compartir sus ideas en dicho foro. Luego elaboraron un documento en formato PDF cuyo contenido es el cuadro comparativo que fue enviado a través del EVA para ser revisado por el tutor donde asesoró a los estudiantes para efectuar alguna corrección. Ese proceso representa un 10% de la actividad, la ponderación restante se obtuvo al realizar la exposición del producto elaborado en el salón de clases a modo presencial. Impacto Tecnológico. Edición 1, Año 1, Volumen 1. Octubre 2011

14


La aplicabilidad del B – Learning en los estudios de postgrado se mantiene orientada a través de cuatro (4) secciones: 1) Exposición, 2) Rebote, 3) Construcción y 4) Comprobación. En la primera, se muestran y se exponen los contenidos de la unidad utilizando algunos recursos multimedia como libros electrónicos, videos, slides, entre otras que permitan al estudiante obtener información. La sección de rebote se caracteriza por discutir los contenidos a través de una foro o chat, que en caso de no tener claro la información recibida en la sección de exposición pueda volver a ver los contenidos y aclarar las dudas para continuar hacia la sección de construcción donde elaborará la tarea con sus compañeros a través del intercambio de ideas que conlleven a la creación de un producto. Por último, la sección de comprobación se refiere a la verificación de los conocimientos adquiridos y su aplicabilidad en su campo de estudio o ambiente laboral. En este orden de ideas, Pedraza – Jiménez, Codina y Rovira (s.f) expresan que con la utilidad del B – Learning en cursos posteriores al pregrado universitario se está capacitando a un profesional en ejercicio laboral con una serie de competencias tecnológicas que son necesarias para un óptimo desempeño en situaciones comunes de su profesión con el uso de la tecnología. Estas son las siguientes: -

Conocer cuándo hay una necesidad de información. Identificar la necesidad de información. Trabajar con diversidad de fuentes y códigos de información. Saber dominar la sobrecarga de información. Evaluar la información y discriminar la calidad de la fuente de información. Organizar la información. Usar la información eficientemente para dirigir el problema o la investigación. Saber comunicar la información encontrada por otros.

Impacto Tecnológico. Edición 1, Año 1, Volumen 1. Octubre 2011

15


Para finalizar, las tecnologías se han convertido en un elemento clave en la educación mundial. Cada vez resulta más difícil encontrarnos con acciones formativas que no estén apoyadas en diferentes metodologías y recursos tecnológicos. El B – Learning forma parte de esta realidad, ofreciendo no sólo alternativas para establecer una conexión entre la virtualidad y las actividades académicas efectuadas de manera tradicional en los cursos de postgrado, sino también proporcionar las herramientas para encontrar, analizar, construir y divulgar información en aras de una gestión del conocimiento que conlleve al desarrollo de trabajos de investigación validados y reconocidos científicamente por la comunidad académica en el mundo. Referencias: Cabero, J. y otros (2004). Las herramientas de comunicación en el aprendizaje mezclado. Pixel – Bit Revista de medios y educación. 23, p. 27 – 41. Pedraza – Jiménez. R, Codina, Ll. y Rovira, C (s.f). Web semántica y ontologías en el procesamiento de la información documental. [Artículo en línea]. Disponible: http://www.lluiscodina.com/fuenntesinformación_2010.pdf. [Consulta: 2010, Enero 20]. Roig Vila, R. (2007). Internet aplicado a la educación: Webquest, wiki y weblogs. En Cabero, J. (Coord.). Nuevas tecnologías aplicadas a la educación. p. 223 – 243. Madrid: Mc Graw – Hill – Interamericana de España S.A.U.

Impacto Tecnológico. Edición 1, Año 1, Volumen 1. Octubre 2011

16


Actualmente los avances tecnológicos representan una herramienta enriquecedora de conocimientos que con su buena utilización y manejo por parte del docente y de los estudiantes fortalecerán la educación. El rol docente es guiar a los participantes en el uso de las bases de información y conocimiento, así como proporcionar acceso a los mismos para usar sus propios recursos. El Blended Learning como modalidad emergente en los estudios de postgrado, promueve el desarrollo de habilidades para que los estudiantes desarrollen su capacidad de acción en el proceso de educación autodirigida, en el marco de entornos abiertos, explotando las posibilidades comunicativas e investigativas en las redes y otros recursos telemáticos para un aprendizaje colaborativo. El papel del docente también consiste en asesorar y gestionar el ambiente de aprendizaje y recursos que utilicen los estudiantes y acompañarlos en el desarrollo de experiencias colaborativas. A su vez, proporcionar realimentación permanente y oportuna al trabajo del estudiante, valorando los aprendizajes derivados de la experiencia compartida. Todos y cada uno de los artículos presentados reflejan esta realidad. El impacto que tienen las tecnologías corresponden con los avances que ha hecho el hombre por cada vez más encontrar información que le permita mejorar su calidad de vida, sin perder su condición humana.

Impacto Tecnológico. Edición 1, Año 1, Volumen 1. Octubre 2011

17


Amílcar Antonio Arenas Arredondo Profesor en Mecánica Industrial y Magister en Educación Técnica egresado de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Instituto Pedagógico de Barquisimeto (UPEL - IPB). Docente adscrito al Instituto Pedagógico Rural "El Mácaro" (UPEL - IPREM) con sede en Turmero, Venezuela. Administro los cursos del Área Educación para el Trabajo y Tecnología Popular inherentes a la Educación Técnica y Educación Rural. Ponente y conferencista en varios eventos de carácter nacional e internacional. Investigador activo de la Línea de Investigación Tecnología, Productividad y Desarrollo Rural. Jefe del Taller Industrial de la UPEL – IPREM. Denneyser León Escobar Profesora de Educación Preescolar egresada de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador – Instituto Pedagógico “Rafael Alberto Escobar Lara” de Maracay, Estado Aragua, Venezuela. Docente adscrita al Instituto Pedagógico “Rafael Alberto Escobar Lara” en el Área de Educación Inicial. Administra los cursos del Área de Orientación, Desarrollo Socioafectivo del Niño de Edad Preescolar.

Impacto Tecnológico. Edición 1, Año 1, Volumen 1. Octubre 2011

18


Derechos reservados por el Autor y la Fundaci贸n para la Actualizaci贸n Tecnol贸gica de Latinoam茅rica Elaborado en Venezuela

Revista Impacto Tecnológico  

Revista digital que contiene información sobre el B - Learning en Procesos de Postgrado. Trabajo de Grado para obtener el título de Experto...

Advertisement