__MAIN_TEXT__
feature-image

4 minute read

“SI TIENES AMIGOS QUE TE AYUDEN, PUEDES LLEGAR MUCHO MÁS LEJOS”

La Universidad de Navarra lanza “Prepara2”, un plan para la vuelta a las aulas de alumnos y profesores

HAN pasado más de 100 días desde que se decretó el estado de alarma, desde aquel lejano lunes 16 de marzo en el que cientos de profesores de la Universidad de Navarra trasladaron su docencia a la red.

En estos meses de confinamiento, se han llevado a cabo más de 1.000 sesiones online diarias y 68.000 exámenes telemáticos. Todo ello gracias a la capacidad de adaptación y aprendizaje del personal docente y la ayuda constante de los profesionales de servicios informáticos, que han hecho posible que los alumnos pudieran mantener sus clases y avanzar en las materias.

“En la charla con los empleados les decía que en los últimos 100 años ha habido cuatro momentos que han cambiado la historia: la 2ª GM, la caída del muro de Berlín, los atentados del 11-S y éste. Una pandemia que confina en sus casas a casi la mitad de los ciudadanos del planeta, que destroza la economía y que nos dice una cosa que no sabíamos; que somos vulnerables”, cuenta Sánchez-Tabernero al mismo medio. Sin embargo, apunta que no es el peor momento de la Universidad desde 2012, año en que empezó a ser rector: “El momento más difícil que yo he vivido aquí fue el 30 de octubre de 2008. La última bomba de ETA contra la UN y la más potente. Sobre todo, porque al principio no sabíamos si había muerto gente. Es lo más dramático que hemos tenido. Pero este es un momento de crisis grande. Para nosotros y para todos. Esta es una crisis compartida, para bien y para mal”.

El jueves 28 de mayo tuvo lugar un encuentro virtual alumni, en el que conversaron Inés García Paine, presidenta Alumni, con el propio Sánchez-Tabernero. El entorno que acogió el diálogo fue el emblemático Faustino del Edifico Central, lugar que durante años ha acogido a varias generaciones de profesiones y alumnos de la Universidad.

En ese encuentro, el rector afirmaba que la Universidad, como cualquier organización, necesita tres ingredientes para salir de esta crisis: “profesionales comprometidos, un buen propósito al que servir y tener buenos amigos para afrontar grandes desafíos, y todo eso lo tenemos”. Por ello se habló de futuro y de cómo se va a afrontar el próximo curso. Sánchez-Taberno presentó a los alumni el Plan Prepara2 que gira en torno a tres

El jueves 28 de mayo tuvo lugar un encuentro virtual alumni, en el que conversaron Inés García Paine, presidenta Alumni, con el propio Sánchez-Tabernero.

pilares: docencia excelente en cualquier escenario, medidas de seguridad sanitaria que protejan a alumnos y empleados, y más ayudas económicas para aquellos estudiantes, actuales o futuros, que se han visto afectados por la situación actual.

Entre las medidas sanitarias que se pondrán en práctica, el plan incluye flexibilizar horarios para evitar aglomeraciones y poner al servicio de alumnos y empleados pruebas PCR y un seguro médico específico para la pandemia con cobertura de asistencia en la Clínica Universidad de Navarra.

Desde el punto de vista económico, el objetivo es aumentar las becas en 2 millones de euros, de los que la Universidad pondrá 1,2M y el resto provendrá de donaciones para las que se cuenta con la colaboración de antiguos alumnos y amigos que quieran aportar su granito de arena.

"La Universidad necesita tres ingredientes para salir de esta crisis: profesionales comprometidos, un buen propósito al que servir y tener buenos amigos para afrontar grandes desafíos, y todo eso lo tenemos"
"Los amigos de la Universidad son cruciales y buena parte de la fortaleza de la Universidad procede de ellos" / 9

García Paine compartió la incertidumbre e inquietud profesional de muchos alumni, sobre todo de los más jóvenes y recién graduados, la llamada “promoción corona”. “Todos los alumni sois embajadores y altavoces de la Universidad allá donde estáis: pensad si podéis ayudar contratando a otros alumni o dando a conocer la institución”, sugirió el rector.

Por último, como afirma Sánchez-Tabernero, “los amigos de la Universidad son cruciales. Buena parte de la fortaleza de la Universidad procede de ellos. Pueden animar a la gente a contribuir con el programa de becas Alumni y ADA, para contribuir con la investigación. También pueden ser un altavoz de la Universidad, explicando por qué es un gran sitio para estudiar, particularmente en tiempos de incertidumbre. Y pueden explicar que en momentos de incertidumbre la Clínica es un lugar estupendo para recibir asistencia sanitaria”.

Una institución fuerte necesita tres elementos: propósitos, profesionales competentes y comprometidos y amigos. “Si una organización sólo tiene un interés económico, provoca que no tenga norte y que sea imposible cautivar a su gente. Gente comprometida, porque sin compromiso no hay un trabajo bien hecho. Y amigos porque sin ellos no vas a ningún sitio. Si tienes amigos que te ayuden puedes llegar mucho más lejos. Por eso son tan importantes”, afirmó el Rector.

En cifras

En estos meses de confinamiento, se han llevado a cabo 68.000 exámenes telemáticos. 68.000 1000 sesiones online diarias. Desde el punto de vista económico, el objetivo es aumentar las becas en 2 millones de euros.