__MAIN_TEXT__
feature-image

4 minute read

09

8/ COVID-19 L A Clínica, desde el inicio de la pandemia, puso sus dos sedes, Pamplona y Madrid, al servicio de las autoridades sanitarias. Antes de que los hospitales privados del país pasasen legalmente a estar a disposición de las autoridades sanitarias, la Clínica ofreció sus equipos humanos y sus recursos para hacer frente a la situación. En Madrid se ha duplicado la capacidad del hospital: pese a contar con 58 camas de hospitalización convencional y siete de UCI, en el pico de la pandemia se ingresaron 130 pacientes y se habilitaron hasta 25 camas de UCI. En total, entre las dos sedes se han atendido más de 2.800 consultas por coronavirus (a fecha 15 de abril).

A su vez, la Universidad, a través de la Clínica y del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA), ha puesto en marcha varios proyectos para combatir la pandemia del COVID-19. También se están llevando a cabo iniciativas en centros y facultades de la Universidad, como las que se describen a continuación.

MEDICAMENTOS Y ENSAYOS CLÍNICOS

Además de las medidas de contención indicadas por las autoridades sanitarias para limitar la propagación de la enfermedad, y de la atención a los pacientes afectados por COVID-19 que está llevando a cabo sin descanso el personal de la Clínica de la Universidad de Navarra, varios proyectos de investigación intentan buscar soluciones de emergencia, enfocadas a salvar el mayor número de vidas posibles.

Estas soluciones se están buscando en dos direcciones. Por un lado, a través de investigaciones a medio plazo dirigidas a la obtención de una vacuna que pueda prevenir el contagio de la enfermedad. Por otro, a través de ensayos clínicos basados en combinaciones de fármacos existentes que puedan dar respuesta inmediata a las necesidades actuales de los pacientes.

RESPIRADORES EN TECNUN

Adam Podhorski, ingeniero de Tecnun, la Escuela de Ingenieros de la Universidad de Navarra, ha desarrollado junto a un equipo de investigadores, ingenieros y médicos, un respirador alternativo con

LA UNIVERSIDAD INVESTIGA PARA COMBATIR EL COVID-19

El centro educativo y sus facultades, junto con la Clínica y el Centro de Investigación Médica Aplicada (Cima), pone en marcha varias iniciativas y proyectos de investigación para combatir el coronavirus

Entre las dos sedes se han atendido más de 2.800 consultas por coronavirus (a fecha 15 de abril). En el CIMA se investiga para obtener una vacuna que pueda prevenir el contagio de la enfermedad.

Dos científicos de la Universidad evalúan la eficacia de las mascarillas de protección.

el que poder paliar la falta de respiradores de los hospitales por la expansión del coronavirus. El respirador, que se ha sido elaborado conjuntamente con el departamento de Ingeniería Médica de la Facultad de Medicina está siendo probado en la Clínica Universidad de Navarra. Tal y como explica el promotor del proyecto, Adam Podhorski, “consiste en poner a un paciente una especie de casco que está conectado, por un lado, a una máquina del sueño como puede ser un AutoCPAP y, por otro lado, a una fuente de oxígeno”.

Este dispositivo sirve como ventilador no invasivo en pacientes con sintomatología aguda de coronavirus, permite una mejoría de la saturación de oxígeno y evita el posible ingreso de pacientes en la UCI e intubación. “De esta manera queremos prevenir que pacientes graves vayan a la UCI y utilicen un respirador, que es uno de los principales problemas con los que se están encontrando en los servicios de las Unidades de Cuidados Intensivos”, aclara Xabier Unamuno, investigador del departamento de Inge

/ 9 niería Médica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra.

Adam Podhorski sostiene que lleva semanas trabajando junto a expertos en medicina, biotecnología, impresión 3D, y diseño industrial de distintos países y agradece la colaboración de todas ellas, así como de las empresas Phillips, Plastigaur e Intersurgical.

GEL DESINFECTANTE SOLIDARIO PARA RESIDENCIAS DE MAYORES

El Cima Universidad de Navarra y la empresa Berry Superfos, ubicada en Orkoien, han puesto en marcha una iniciativa benéfica para ayudar a frenar el contagio por COVID-19 entre los colectivos más necesitados. El proyecto consiste en proporcionar gel hidroalcohológico (o desinfectante) “San Fermín 208” a distintas residencias de mayores de la Comunidad Foral. En su primera entrega se han donado 20 botellas de 750 ml a las residencias Amavir Oblatas y Amavir Mutilva, en Pamplona. Las dos entidades organizadoras trabajan para extender esta donación a otras residencias navarras.

TESTEO DE LAS MASCARILLAS EN CIENCIAS

Dos científicos de la Universidad de Navarra están evaluando la calidad y la eficacia que tienen algunas mascarillas de protección empleadas por los profesionales sanitarios. Se trata de Arturo Ariño, director del Departamento de Biología Ambiental de la Universidad de Navarra, y Jesús Miguel Santamaría, director del Instituto de Investigación en Biodiversidad y Medioambiente del centro académico.

Aunque las primeras peticiones de análisis llegaron desde la Clínica Universidad de Navarra, se han realizado ya más de 60 ensayos en muestras de otras entidades y personas individuales. En total, han analizado 40 tipos de mascarillas de 18 proveedores diferentes, con el objetivo de este trabajo, según señala Ariño, de “proteger a los que nos protegen”, es decir, analizar la calidad de las mascarillas -nuevas y recicladas- para conocer cuáles pueden reducir la posibilidad de contagio de los profesionales sanitarios que atienden en primera línea a personas infectadas por coronavirus.