Issuu on Google+

Página 1 de 2

DISCURSO NÚMERO 9. (Fin de Curso Escolar) CONCIUDADANOS: EDUCAR ES REDIMIR. Tres palabras que forman la trilogía de la verdad, la razón y el querer de una escuela que quiere la independencia económica, social y educativa de un pueblo. Por eso educación que no redime, educación que no rompe cadenas; es enseñanza sin sentido y sin alma. Educación que no fraterniza, que no socializa, que no solidariza; es luz que se apaga en la conciencia y se va al olvido. Entonces cultivar espiritualizando es levantar fuerzas para el PROGRESO, es iluminar senderos de redención, es abrir esperanzas y sembrar ideales al nuevo ser para que hecho hombre universalmente bueno, sea fundamentalmente justo. Esta escuelita llena de gorjeos como el vibrar de alas de mariposas, de alientos paralelos de libertad, de cantos y de risas juegos en sinfónica esperanza de luz, de albas luminosas de amor, termina su ciclo escolar. Por ser de reciente creación, tiene en su alforja toda la riqueza moral y un sistema de vida con vínculos de comunicación humana y que fluirá poderosamente en los destinos de los hombres de este pueblo, porque no es verdad que la educación se termine en la escuela o en la universidad, se prosigue toda la vida, de la cuna a la tumba. Y la misión educativa del Estado no tiene término, si no confunde la educación con la instrucción, la humanidad de los ciudadanos con la ciudadanía de los hombres. Entonces, la escuela nueva, la escuela del mañana. Se dedicará a la educación de las personalidades. Cuando esto suceda, se dejará de hablar de especie humana, será la humanidad la que viva. Hagamos que en nuestra escuelita la acción educativa sea útil. Que opere ante seres reales que vivan y han de vivir dentro del marco


Página 2 de 2

telúrico que el destino les deparó. La preparación para la vida está condicionada al lugar en que se vive, a los recursos que se posee, a las líneas vitales que se ofrece. Nuestra escuelita se transforma por su organización, su disciplina, por su trabajo y porque maestros, alumnos y padres de familia son producto de la feliz conjugación de factores sociales, económicos y técnicos, resultado de un diálogo continuo, y desterrar para siempre la práctica impositiva de sistemas que denigran la personalidad de la niñez y la fuerza propulsora que dignifican el corazón humano, pues nuestro ideal y nuestra esperanza son la realización del mexicano en lo personal y en lo social, porque es la realización de México de hoy y mañana. Con este acto culmina una jornada que podemos legítimamente registrar como una etapa más de la Reforma Educativa. Hemos contado con todo el apoyo para trabajar, principalmente de _________________________ quien(es) hizo posible nuestro sueño educativo. Todo esto es para beneficio de la comunidad y de sus hijos y que quede sellado para muchas generaciones, ante un pensamiento que se llama solidaridad y unidad, porque forman el común denominador de la libertad y la justicia y el ejemplo de concordia, de paz y de convivencia. Ante todo, hay una sola voz de mando: ¡TRABAJO! Hay un solo camino: ¡COOPERACIÓN SIN LÍMITES! Y hay una sola meta: ¡SERVIR A MÉXICO!

__________________________________________________________

__________________________________________________________


discurso 9