Page 1

Posmodernismo El posmodernismo es un amplio número de movimientos artísticos, culturales, literarios y filosóficos del siglo XX, que buscan la superación, o bien, la oposición del modernismo. Entre sus características principales se encuentra la pluralidad, la cual contiene una multiplicidad de racionalidades, es decir, ya no se piensa en una razón universal unificadora, sino en muchas. Esto lo que provoca a su vez, es otra de sus características, el relativismo, ya que al vivir en un mundo pluralista, lo que un individuo crea es válido en la realidad en él viva, esto provoca vacío de líderes e ideales. Igualmente, el posmodernismo es aplicado en cine, donde a través de las películas se lee el contexto en el que se encontraba, o bien en el movimiento en que se hallaba. En esta tendencia reina la indeterminación, la discontinuidad y el pluralismo. Así mismo entre las características propias del cine que forman una unión en conjunto al postmodernismo están: dar una alteración a la estructura clásica temporal, por medio de flash backs. Igualmente da una visión nostálgica, triste del pasado y el mensaje puede darse por una interpretación propia, entre otros. Blade Runner (1982) Película de ciencia ficción (en conjunto con una mezcla de cine negro), dirigida por Ridley Scott, basada en la novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (Philip Kindred Dick, 1968). Película esencialmente posmoderna que ilustra un mes de noviembre en el año 2019 (vida futura “cercana”), donde la ciudad se impone con altos rascacielos, en el cual la polución nubla las partes más altas, en la tierra o bien en el exterior esencialmente, se encuentra una ciudad poblada por una mezcla de razas, y en los edificios estaban los blancos o en el mundo exterior. Igualmente, es una película inspirada en Fritz Lang Metrópolis (1926), película alemana el cual trata básicamente de lo mismo: “una distopía urbana futurista”. Así mismo, es considerado uno de los máximos exponentes del expresionismo alemán. La película posee distintos lugares con distintas arquitecturas que da un simbolismo hacia una parte del ser humano, el pecado por ejemplo. Al igual que Blade Runner, utilizan


espacios sombríos, oscuros, estrechos para representar alguna a parte del ser humano oscuro, triste. Blade Runner, es considerado entre la estética posmoderna, por contener ciertas características como la existencia de diferentes etnias en una ciudad, ambiente sofocante, apocalíptico, con elementos oscuros, rodeados de la mass media (publicidad), el cual nos da esa posición hacia el futuro, un futuro sombrío, triste contaminado, sucio y con una tecnología que maneja hasta las emociones y sentimientos humanos.

Posmodernidad, Blade Runner y Cyberpunk El cyberpunk, es un movimiento que era el objeto de investigación en el Posmodernismo. Esta corriente lo que busca es reflejar una sociedad que posee un alto nivel tecnológico y al mismo tiempo presenta un bajo nivel de vida reflejado en una ciudad que es marginal, con las clases sociales bajas muy bien representadas. Esta película, al igual que Matrix, ejemplifican muy acertadamente este estilo de futuro: La máquina manejando la vida humana. Según Agustín, en su libro Jauría humana: cine y psicología (2004), dice que “la ciencia ficción viene a ser una forma de proyectar en el futuro las angustias y realidades del presente, un divertimiento entre infantil y posmoderno que permite hablar del asunto… con la disculpa de una imaginación desbordada en las máquinas, en los viajes espaciales y adelantos científicos”. Es por ello, la inclinación del director hacia este tipo de cine: aquel que nos transporta más allá del presente para plantearnos elementos humanistas y generarnos sensibilidad.


Al igual que el cine, en la literatura se tratan de ejemplificar preocupaciones actuales sobre temas acerca del control de las corporaciones, la corrupción de los gobiernos, vigilancia tecnológica, entre otras para lograr demostrar la inquietud actual del individuo posmoderno y la manera de tratar de hacer acción ante ello. Blade Runner, nos reúne todas estas características y por ejemplo, nos ubica en el tiempo, con una mezcla de la publicidad con los ambientes, trajes, muebles, objetos, lenguaje, fotografía y arquitectura (art déco), que hacen sentirnos más ante una realidad que ante una ficción. Es decir, nos vuelven protagonistas. Somos más que simples espectadores de una película. La imagen en la posmodernidad En la posmodernidad lo visual, es aquello que adquiere mayor importancia puesto que estas imágenes se convierten en publicidad, buscando que ellas impacten. La película anteriormente descrita no escapa de esto, sino más bien forma parte de la cultura Kitsch, debido al manejo del lenguaje cinematográfico, dirigido a una cultura de masas. Igualmente, Kitsch es catalogado como una imagen de mal gusto. Entre sus exponentes se encuentra Jeff Koons (artista estadounidense).

Al igual que el Kitsch, nace el Camp (trata de lo cotidiano junto con el drama), los cuales están estrechamente relacionados con la película. Otro ejemplo que representa dichas características previamente descritas, es el director de cine Pedro Almodóvar. El posmodernismo, ejemplifica una cultura de simulacro, al igual que la película, (historia de simulacros), donde no se conoce cuales seres humanos son reales y cuáles son las máquinas. Al igual Scarlatoo dice “la filosofía se ha ocupado en resolver este


problema ¿Es el mundo mi representación o una verdad objetiva, una realidad inmanente a la cosa en sí que existe independientemente de mi?”. LO anterior alude a la angustia entre conocer o saber si lo que uno vive es real o irreal, o simplemente es parte de algo creado por nosotros mismos. En la película y la realidad, existe este dilema entre el mundo de los sistemas y el de la vida (seres vivos), entre el mundo de lo artificial, simulacro o lo real, tangible. Blade Runner demuestra esa lucha contra los seres humanos artificiales, la búsqueda de humanidad en un futuro sombrío oscuro; elementos propios de la posmodernidad.


BIBLIOGRAFÍA 1. Muller, J. (2006). Cine de los ocheta. Taschen, Alemania. 2. Neumann, D. (1996).Film architecture from metropolis to Blade Runner. Prestel. 3. Compadre,A. (2004). Jauría humana: cine y psicología. Editorial Gedisa. 4. Lagorio, C. (1998). Cultura sin sujeto. Editorial Biblos, Buenos Aires.

El Posmodernismo y el cine  

El post.post.modernismo.