Page 1

Libro del Amor y la Amistad 1 Poes铆a de los Autores de Parnassus, Patria de Artistas. Directora: Marisa Arag贸n Willner 2011

Parte I


Libro del Amor y la Amistad 1 En homenaje al Amor y la Amistad Febrero 2011

Poes铆a de los Autores de Parnassus, Patria de Artistas. Directora y Selecci贸n de Textos: Marisa Arag贸n Willner Ilustraciones: Pino Daeri Y otros.


Marisa AragĂłn Willner

– Argentina


Marisa Aragón Willner

– Argentina

Bajo la Lluvia ¡Oh mi amor por quien tanto amor siento y he sentido! jugaremos al amor bajo la lluvia amando tus zonas primorosas hoy que a prisa han renacido las esperanzas de mi piel.

Me apasiono amando tus zonas grises donde encuentro escondido al fauno de instintos primitivos tu beso, dulce humedad en gotas de rocío Me descubro amando tus encantos tus cicatrices y desencantos tu sístole y diástole el ser que se calza en tus zapatos.


Marisa Aragón Willner Huyo odiando la muerte de tantas primaveras los veranos incipientes de pasiones vibrantes y poco duraderas, cambio por aquellos que eternizan las canciones. Retorno amando tus manos que acarician que aletean, que entibian e incendian las manos que se atan a pinceles y coronan de rosas los vergeles tus lazos que duermen extenuados a mi, en la oscura noche, abrazados.

Libro amando tu cuerpo, última guerra que aprisiona con pasión bajo la lluvia a mi cuerpo que se entrega al fin del juego ¡para morir encadenados!

– Argentina


Ronald Bonilla

- Costa Rica


Ronald Bonilla

- Costa Rica

Lucía Sobre el lomo del mar, los peces que la gaviota no logra sostener, inventan plateadas las mareas. Sobre la arena, alguien está tirando de las cuerdas cansadas de la nasa indomable: una mujer, un hombre, quizá algún niño que la playa soñó.

Sobre esta canoa compartida, Lucía va enumerando las lunas trocadas por mi ocaso. Es que ella no sabe que sólo soy un remo soltado entre la noche, timonel tan solo – ¿acaso lo sabe? empujado por el viento que intenta asirse a los altos arrecifes de su amor por siempre.


Duska Vrhovac

– Serbia


Duska Vrhovac

Amor Si es cierto que sólo acaba el sufrimiento cuando brota un nuevo dolor si sólo sentimos lo que en verdad fue amor cuando este amor termina y apagado, a si mismo se pierde, es porque amábamos la causa del dolor y que amábamos sin razón.

– Serbia


Duska Vrhovac

– Serbia

Entre Nosotros De noche me llevas por el sendero de los amantes me tiendes una flor inexistente de colores y olores imposibles me seduces con ojos misteriosos y traspasamos los abismos más peligrosos.

De día, domada, me pones debajo de tu camisa para que te guarde el calor y dé de beber con rocío a las gamuzas que se callan entre nosotros.


Antonio Campos Villagómez

– México


Antonio Campos Villagómez

Mujer de Hierro Mujer de hierro de tempestades y de portentos Que desdeñaste normas sociales a sangre y fuego Que con tu lagrima lavaste el alma del hombre necio Y acariciaste con tu mirada al niño enfermo Mujer de piedra frágil figura del Universo Que me enseñaste a ser el hombre de carne y hueso Con tus mejillas pintaste el rostro de lo perfecto Y sedujiste a la oscura noche y al cielo entero.

– México


Antonio Campos Villagómez

Mujer de hierro bendita seas aun siendo de otro La plata y cobre con tus sudores se vuelven oro Mujer de hierro bendita seas mujer de otro Los años pasan y tu experiencia la envidian todos Mujer de hierba mujer del alma mujer en todo Pinta mis canas y encierra el tiempo a piedra y lodo Guárdate bella mujer madura de buenos modos Ni el viento negro ni la vejez tocarán tu rostro.

– México


Alain Pallais

– Nicaragua


Alain Pallais

– Nicaragua

Rezo “…sáname, Señor, que un frío de muerte recorre mis huesos...” Salmo 6:2 Ha pasado ya tu día y

nihil novi sub sole.

Hace tiempo que ... en vez de enviarme a valiente Cupido me llegan bandadas de murciélagos que desangran la almohada de sueños dormida en mi cama.


Alain Pallais

– Nicaragua

Después de haber corrido no sé cuántos días, no sé cuántas noches, el estertor del viento siempre me alcanza y me aprieta el cuello en una cena de candelas. Ha pasado ya tu día , Valentino, mi santo y aun espero el dardo que mata al oscuro aguante con el veneno del amor. Ya estoy harto de esta cruz de huesos construida en mi espalda con romances muertos. Ya no quiero decir que la extraño, quiero dormir, envíame un sueño.


Victor Bueno

– Venezuela


Victor Bueno

– Venezuela

Semilla de Sol Sé que esta sed que soy Pasará siempre A través de toda la gente.

Porqué te quiero escribir Tantas cosas a ti Futura semilla del sol.

Sé que la muerte Que llega a la flor Llegará a mí, con más razón.

De la que aun soy Solo ceniza de hueso Anhelo, canto esperanzado y clamor.

Lo que no sé Es porque me interesa tanto Tu póstuma opinión.

Para alguien del siglo XXV


Astrid Sofía Pedraza de la Hoz

– Colombia


Astrid Sofía Pedraza de la Hoz

Pintaré mi amor por ti Decidí pintar con la paleta de colores la intensidad de mi amor por ti, mientras te espero. Se me acabó el brillante, con el que pintaba tu mirada penetrante me sobra el rojo incrustado en cada herida que gotea incesante, lo matizaré con el blanco para que sea rosado y me recuerde la ternura del pasado.

Pintaré cada rincón de mi alma de verde para que el jardín no se seque y la lluvia de los recuerdos la haga reverdecer.

– Colombia


Astrid Sofía Pedraza de la Hoz

Serán azules con destellos dorados cada rincón de mi cuerpo olvidado. El violeta trasmutará los dolores de las esperas infructuosas, de los deseos reprimidos que huelen a olvido. Te esperaré entre sabanas blancas para que tatúes mi cuerpo con cada color que esparza tu sudor para que fundidos sanes mis heridas y en tu pasto reclinada me quede dormida.

– Colombia


Ignacio Gonzalez

– México


Ignacio Gonzalez

– México

Soneto 11/49 Tus senos de vergeles bien floridos que donan al buen brandy su tesoro son néctares envueltos con decoro en conos por los dioses escogidos. La cima de esos montes bien erguidos corona en tus pezones como el oro quisiera que entonáramos a coro canciones que provoquen alaridos. Amantes de la noche es lo que somos mis labios y tus pechos irradiantes y deben resguardarse como cromos. Así de portentosos y brillantes envidian por ejemplo besos romos sus mieles por los mozos delirantes.


Ignacio Gonzalez

– México

Soneto 17/49 ¿Recuerdas? lo escribiste en mi cuaderno al fin de nuestra prístina entrevista voy bien pues sigo al frente de tu lista al menos lo que resta de este invierno. A veces se descubre en mí lo tierno por más que me confieso surrealista el diablo y dios me pasan hoy revista qué horrendos los designios del infierno. Detalles terrenales nos denuncian en práctica ancestral y lujuriosa con partes de los cuerpos que pronuncian. Presencia femenina primorosa y suenan las fanfarreas las que anuncian sonrisas y bondades de mi diosa.


Ruth Hurtado Espejo

– Perú


Ruth Hurtado Espejo

– Perú

Noche Obstinada Esta noche en el cielo titilan miles de estrellas la nuestra se adelanta sonríe en su noche obstinada pareciera que fuese un navío perdido en su danza de luces su farol reconoce el camino de tu sino y el mío. La estrella ardiente cabalga su corcel desbocado en su desvarío busca dormir su sueño encantado en su aljaba de lianas trae el misterio de besos perdidos son los besos míos que buscan mi amor escondido.


Ruth Hurtado Espejo

– Perú

Cabalga la noche entre olas dormidas tú me sonríes me amas, llevas el galardón mío puedo tocar tu piel tibia, mirar tus ojos de rocío en mi paraíso tañen campanas de mi albedrío. Mi sueño vislumbra tu silueta nocturna rozas mi faz, sellas mis labios ardientes tu estrella de amor llega y alumbra la luz de mi río el mundo gira, me pierdo en mi desvarío.


Juan Carlos Galván Vega

– México


Juan Carlos Galván Vega

– México

Buenas Perlas Hay en tus labios la riqueza del sabor, del saber, del poder, de la inmensidad como se extiende en el horizonte un sol, cuando adormece el día. Hay en tus labios el don de la palabra, de consuelo, de esperanza, de alegría y la ventura es entonces el tesoro que cualquiera anhela, porque te posee.


Juan Carlos Galván Vega

– México

Hay en tus labios el placer de descubrir, la morfología ignorada de un cuerpo, de un pelo, de unos labios, de un mirar despierto, que se abre como el sol, cuando penetra por la ventana y calienta mi piel, la de ambos. Hay en tus labios la inmensidad que se abre infinita, para recordarme que he nacido y que iré un día a tu lado, a tu presencia, hasta tu palacio y ahí compartir de nuevo, otra vez, ese tu amor infinito que engrandece mi vida, desde que existes tú.


Gerardo Esteban Serrano

– España


Gerardo Esteban Serrano

– España

Ni morirán los amores… Siempre hay una razón para amar y un momento que compartir… Confundidos los cuerpos, lejos de la vorágine humana. Desnudos, en la tarde callada… Eternamente un cielo revive con el sueño de una caricia. En el dulce sol del verano, donde se despiertan instintos que no tienen nombre. Donde las puertas del hombre, se aferran a futuros inciertos y a nostalgias de vidas pasadas.


Gerardo Esteban Serrano

Las golondrinas retornan cada año a su nido, nunca lo dan por perdido. Y las mariposas, vuelven a coronar bellas flores… Los nuevos amores, agrandan un poco más, enjutos corazones… Nunca el estío, secará todas la flores. Ni morirán los amores… Hoy somos, un poco más libres volando en las alas del tiempo. Compartiendo nuestro momento… Pues dentro de ti ¡yo me siento!

– España


Mariano Lisa Escaned

– España


Mariano Lisa Escaned

– España

Cantiga 8 Al verte te busqué y para mi bien quisiste que te hallara en la ocasión. Desde entonces te hiciste la razón de mi existencia y yo te digo: “Ten, todo lo que tengo es y será tuyo, pues contigo, mi amor, me constituyo.” La fortuna nos dio su parabién con una piedra de color jazmín al encontrarnos sobre un bergantín.


Mariano Lisa Escaned

– España

Y desde entonces yo te digo: “Ten, todo lo que tengo es y será tuyo, pues contigo, mi amor, me constituyo.” Desde el día feliz en que recién juntamos nuestras manos, estrechando nuestras almas, yo voy siempre cantando, ya en el asfalto ya en el campo: “Ten, todo lo que tengo es y será tuyo, pues contigo, mi amor, me constituyo.”


N€nf@

– Venezuela


N€nf@

– Venezuela

Audacia Adolescentes caminando tomaditos de la mano despacito, maliciosos, por las callecitas del barrio cuchichean, se miran, y sigilosos, muy despacio se introducen a un jardín de madreselvas y nardos. El sol cómplice se oculta, dejando un atardecer grisáceo ellos tímidos juntan sus labios, descubriendo con temor el sabor inédito y peculiar de ese… ¡su primer pecado! Asustados e indecisos, amándose entre flores y árboles él con impaciente audacia, fuerte la toma en sus brazos ella con trémulo temblor, lágrimas está derramando. En esa tarde _ noche, en aquel perfumado parque su pudor y su inocencia, soñadores, allí quedaron hoy muestran entre sus brazos, el amor que conquistaron.


Norma SegadesSegades-Manias –

Argentina


Norma SegadesSegades-Manias

– Argentina

Parir la Lejanía La vida estaba ardiendo. Iban los días como cristales ebrios, canturreando, deshilachando soles erizados con su alba de ceniza y sus ocasos. Iban los días, lentos, en la arena, jazmineando horizontes, destilando el mosto enrojecido del verano

y la vida era, siempre, un fulgor desatado, un concilio de lámparas agudas, un racimo desnudo de milagros. Porque éramos, entonces, la ternura, una hoguera de amor, brillos delgados


Norma SegadesSegades-Manias – Argentina

cuajando arquitecturas de panales bajo la sombra antigua de los plátanos. Pero la noche levantó en el viento sus tinieblas de otoño amordazado, sus espadas de luna y cicatrices mutilando los sueños incesantes, socavando corolas derribadas, ensangrentando el vuelo de los pájaros. Y así quedamos: indefensos, solos,

invadiendo de olvido los relámpagos, hundiendo los colmillos en las venas de todos los recuerdos, clavándonos las uñas de humo amargo, porque el amor parió sus lejanías desde el útero azul de la distancia y se marchó de mí piedra y silencio – y, nunca más, volvió sobre sus pasos.


María Rosa Araya

– Chile


María Rosa Araya

– Chile

Locuras de Amor Qué sabe uno del amor si lo único que recuerda fueron sobajeos y jadeos profanos en los recovecos de la indefensión.

un moreno de largo pelo sombrío que con su ingenua mirada arrebató de un suácate mi sorprendido amor; desde ese mágico instante Si arremango los años lo único que yo quería y retrocedo al jodido ayer… era estar junto al nene, si voy deshilachando tocando su boca de clavel mojado los exiguos milagros que salpicaba besos a borbotón… que aún no puedo olvidar en ese santiamén urdí y urgido de escribir estos garabatos, regalarme como un bombón: hecho mano a los recuerdos, junté coraje y en el día se me viene de golpe de su cumpleaños veintiuno la tarde aquella me presenté vestida de Eva que entró como un milagro y con la foto que le había robado un chico más bello que el sol: pegada en el corazón.


Carlos Badaracco

– Argentina


Carlos Badaracco

– Argentina

La nave perdida Una nave en el fondo de la casa, un álamo caído, un vuelo imaginario. En la casa, los senderos de la vida han dejado las huellas de los tiempos, un terreno de gramilla, un arco en el cielo, un ligero laberinto colmado de hojas secas, un rincón deshecho por la desidia de un vecino, un sentido de vida que el inútil no ha intuido, un estúpido capricho y unas ilusiones perdidas Hoy se visten de recuerdos, de soñares dormidos, de juglares las fantasías de los niños en el fondo, los magníficos ligustros que rodean las nostalgias.


Carlos Badaracco

– Argentina

Hoy se visten de recuerdos los rincones de la casa, son como jirones de esmeraldas contenidas, evocaciones tempranas, hoy renacen desde antaño y el olor a gramilla y a tierra mojada se levanta reluciente entre memorias soñadas. Cuántas historias expuestas en la nave ya borrada las inocentes visiones de los niños y sus juegos, una nave que partió con un rumbo infinito ignoro a ese vecino y sus recuerdos tan sin brillo, un lejano anochecer para una nave sin regreso. Perdón hijos míos por ese recuerdo perdido.


Liliana Mariza GonzĂĄlez R. R

– Argentina


Liliana Mariza González R.

– Argentina

Indestructible Amor Hoy tengo ganas de gritar al mundo nuestro amor Lleno de matices, perfumes y colores. ¡Porque nuestro amor es diferente al de todos! Y aunque te rías y digas que no es así yo sé que amo más nadie en el mundo Y que me aman como nadie amo jamás a una mujer. Y si no lo crees te pido que cuentes las arenas del mar Si lo haces, así de grande y majestuoso es el amor que yo siento por mi amado Y si no me crees te reto a que cuentes las estrellas del cielo y si llegas a saber la cantidad .


Liliana Mariza González R.

– Argentina

¡Así el amor de mi amado por mí! No, no te burles, tu que dices que miento que nadie puede decir que un amor es menor O mayor que otro. Yo te digo nuestro amor es incomparable, que no se pude medir, ni su longitud, Ni su anchura. Es un amor que no tiene barreras ni distancias, es un amor que aprendió a confiar y cuando se equivoca también sabe pedir perdón. Donde hay amor, confianza y perdón ese amor es indestructible.


Pilar Moreno Wallace

– Países Bajos


Pilar Moreno Wallace

– Países Bajos

En el jardín En la hora de reconciliarse con el horizonte titila vivaz el aire de nuevo y un alba rejuvenecida prevé esperanzas en conciertos de sol. Bullen las palabras con alborozo atropellando prólogos de mañanas en ascuas, deseos que engendran historias aún no escritas en papel. Impacientes esperan sus horas no dormidas para dejar de ser sueños.


Ninfa E. Duarte Torres – Paraguay


Ninfa E. Duarte Torres

– Paraguay

Amar Amar es vibrar al unísono tu alma y la mía, en la eterna comunión de un beso, y surcando valles de misterios cubrir los ámbitos de ternuras… Amar es beber el bálsamo divino desde el cuenco tibio de tus manos, para aplacar esta ávida sed de ti; despertar del sueño y hacerlo realidad… Realidad de versos, de palpitares, realidad de momentos robados al destino en sitios poblados de rosas blancas y sentires recíprocos en el pecho… Amar es extraer la esencia de las almas y cual experto alquimista, mezclarlas con sutiles armonías y aleteos de ángeles espíritu y viento…suspiros y gaitas… Amar… es tocar las nubes de un cielo de abril…


Myriam Mena

– Argentina


Myriam Mena

– Argentina

¿Qué me diría el Amor? Quién sabe, que me diría el amor de mis suicidios en los fuegos de los infiernos por sus noches, resucitando en el infinito de sus días, caminando sobre los vértices de los abismos de sus libertades quién sabe de que romances de seda y de paño me hablaría desde sus fibras más íntimas, y atesoradas que me diría el amor del urdimbre de todos los colores que la tierra provee; de las expectativas de las estrellas nómades que por los espacios vagabundean buscando ser luz, en la unión de todas la fuentes divinas


Myriam Mena

– Argentina

y que me diría el amor de aquellas entregas inagotables en los flujos de la más pura esencia; y cuando los ojos no habitan la mirada porque sufren la ignorancia de él ese amor rebelde, antesala de lo sublime, que se redime ante la creación manifestada en la mano que se extiende y acaricia en los labios que besan las palabras en el latido del pecho que se multiplica, y en los pasos justicieros que huellan senderos, sembrando la simiente verdadera.


María

– Chile


María

– Chile

El placer de tenerte Cuando te veo llegar, siento mi corazón palpitar, quisiera poder abrazarte y en tu boca besarte.

Sentir el calor de tu cuerpo y besarlo al mismo tiempo, sentirte solo mío, aunque sea una fantasía.

Probar la miel de tu boca y el deseo de tu cuerpo, aunque sea una sola gota, quisiera sentir tu aliento y que no me lo quite el viento.

Quisiera oír de tu boca, que sientes amor por mi, aunque tu amor es poco, te quiero junto a mi.


Rafael Fernando Ospina

– Colombia


Rafael Fernando Ospina

– Colombia

Como en los Ocasos – Te amo amada mía..... con tu silenciosa sombra de soledad... te amo como aprendí amar las tormentas y al embeleso de tu recuerdo velando mi intimidad. Que la esencia de tu ternura se haga vino en las noches sedientas de lunas y estrellas que pueda alcanzar mi dolor tu sentimiento y me regale la mañana.....¡el aliento de tu belleza! Amo tu soledad y mi pena porque son fieles como las olas al mar.... porque son canto mutante de nuestra tristeza cosecha seca ¡que jamás retoñará!


Rafael Fernando Ospina

– Colombia

– Amo nuestro himno silencioso gravitando en lágrimas que nos regala el alma amo entender que fue hermoso haber comprendido lo que nos hacía falta. Amo tu vida y la mía tan distintas y parecidas como la agonía y la niebla que nos cobija hoy... amo el vuelo fugaz de nuestras sonrisas cuando ansiosas se buscan y nunca se encuentran como en los ocasos..."la luna y el sol".


Lorena Baeza

– Guatemala


Lorena Baeza

– Guatemala

Mares de Emoción Que no te asuste el calor de mi esencia, son sólo los latidos de mi inspiración. Aférrate tranquilo que son mis versos diáfanos los que navegan libres por los mares de la emoción.


Lorena Baeza

– Guatemala

La primera Luz Mis sueños azules se entusiasmaron con la neblina púrpura de otros sueños cercanos. Jugamos a ensamblar colores en el medio de la nada… y de la noche, nació el alba que nos sorprendió con la gracia de recibir ilusionados, la primera luz…


Francisco Giménez Peiró

– España


Francisco Giménez Peiró

– España

Tú eres mi acuarela, cuando pinto Tú eres mi acuarela, cuando pinto, mi color azul, si nace el día y hay cielo, un color amarillo que me habla, un matiz verdoso que me crece, un rojo atrevido que me erotiza, un gris atemorizado que me mortifica. Tú eres de la tela el cuadro, de la pasión los tres minutos de suspiros, de una declaración a Hacienda, el importe a devolver. Tú eres la cacerola, donde hiervo la sangre, cuando me manipulas, el consuelo de mi desconsuelo cuando nada me consuela. Tú eres la albacea, de mis pensamientos. la matricula de honor que no me examina, el peculiar mamífero que amamanta mis esperanzas.


Francisco Giménez Peiró

Tú eres el holocausto de las caricias, el dulce abrigo que templa las emociones, el acero que no se doblega ante las injusticias, el dolor calmado de un dolor de muelas. Tú eres la precipitación, de las palabras que surgen de mis dedos. Tú eres la conquista de la reconquista. Tú eres la alegre campanilla con alas de mujer. Tú eres un hermoso cuerpo desnudo, con un bonito nombre vestido. Tú eres la ignorancia de lo malo, la intelectual con nota alta de lo bueno.

– España


Mané Castro Videla

– Argentina


ManĂŠ Castro Videla

– Argentina

Vocablos peregrinos recorren Vocablos peregrinos recorren y en sonora mudez palpitan Azuladas miradas nocturnas vistiendo des-tiempos en lienzos Melodiosas hojas blanquecinas olientes suspiros exhalan Cenizas de pecado lucen coloridas vocales impares Palabras de almohada Polvorientas muecas Prisioneras miradas Y, tu rostro en mis manos SueĂąos en letras despiertan Sentires en pluma desprenden Siempre, tu nombre eterno Amor


Rodrigo Inostroza Bidart

– Chile


Rodrigo Inostroza Bidart

– Chile

El Amor quebranta toda negación El amor quebranta toda negación todo imposible todo absurdo toda muerte toda irrealidad. El amor rebasa todo límite que el destino impone a toda cosa más que la fe en un dios conocido por libros más que la voluntad de trascenderse a sí mismo


Rodrigo Inostroza Bidart

o la esperanza que alucina lo que quiere más que la evidencia irrefutable. El amor no duerme ni parpadea la realidad no se nombra no se entiende. El amor todavía no nace pero viene.

– Chile


Cristian G. Talavera López

– Ecuador


Cristian G. Talavera López

Borracho en tí Te vas con una sonrisa en tu boca el poema es una llamada

la lluvia nos encontró y disipadas nuestras miradas son sueño voy a robarte un verso escribir un verano en tu ombligo Acallar el deseo, Me miras, abres la puerta y la noche es tuya Adentro, tu viento me emborracha

– Ecuador


Enrique A. Sánchez Liranzo

– Rep. Dominicana


Enrique A. Sánchez Liranzo – Rep. Dominicana

Recuerdos Dentro de mi corazón siempre te llevo presente: Nunca podré olvidarte, ni nunca podré tenerte. Por el amor que te tuve, por el amor que se ha muerto: Quisiera ahora olvidarte, pero olvidarte no puedo. La mustia se apersono en mi ilusión floreciente. El festín encantador ha ido desvaneciendo. Las rosas de tu jardín se han secado para siempre.


Edy Luz Orrego Dorregaray – Perú


Edy Luz Orrego Dorregaray – Perú

Mil Melodías Mil melodías ríen y cantan en el cielo y en la tierra cuando... Tus manos acarician las mías cuando... Con dulzura se posa tu mirada en mis ojos cuando... Tus labios me dicen "Te amo" cuando... Llegas a casa con un ramillete de risas cuando... Tus brazos enlazan mi talle cuando... Perdonas mis faltas y enjugas mis lágrimas.


Ana @ Ocaña Azor – España


Ana @ Ocaña Azor – España

Un San Valentín Un San Valentín que es para siempre, aunque la vida te rompa el corazón,

Caminemos entre gentes aislados solos los dos yo te ofreceré caricias y una nueva ilusión

hoy te quiero y te lo digo eres mi infinito resplandor.

Me perderé en tus palabras cargadas de adoración y pintemos el cuadro de nuestro colorido amor

Cúbreme de tus besos , desnuda mi pudor, regálame un solo instante pero que sea de pasión. Ofréceme tu mirada que sea mi bello sol y olvídate del mañana y hagamos el amor.

que nos sorprenda la vida con un baile sabrosón y abrazados como niños respirando al mismo son. Somos dos madrugadas resucitando al amor.


Anahilda García

– EEUU


Anahilda García

– EEUU

¿Dónde están? Donde están mis violetas perfumadas? ¿Donde están mis rosas y el perfume de sándalo? Las había conservado para darte con ellas mi dolor y el pasado. Las tenia conmigo todo el tiempo en mis labios para darte en mis besos un amor sin agravios. ¿Donde están los claveles las dalias y los nardos?


Anahilda García

– EEUU

Hoy tu amor lo he perdido y el perfume de sándalo se me fue de las manos. ¿Donde están las orquídeas de colores ausentes? Quiero darte mi vida pero no estas presente, quiero entregarte todo el jardín con mis rosas y dejar el perfume de la miel en tu boca.


José V. Quevedo Uribe – Ecuador


José V. Quevedo Uribe – Ecuador

Sueño de Esperanza Soñé contigo en un huerto sin flor, dibujé una rosa y se hizo el rosal. En un recodo del camino, donde se ancló mi destino llegas tú, mágica sibila, hechicera de mi amor. En un vaso vacío te invité a beber, tú llenaste de amor ¡oh, dulce mujer! .


José V. Quevedo Uribe – Ecuador

En la aridez de mi ser, sin voz y sin aliento, tu soplo divino se derramó en rocío. En la fronda dormida, húmeda hojarasca, náyade errante zumbas en mi alma. Risueña mariposa de multicolores alas, impregnada de aromas danzas de flor en flor.


José V. Quevedo Uribe – Ecuador

En una noche bohemia de infinita embriaguez, con mis notas errantes a tu balcón llegué. En un rincón del silencio donde se esconde el ayer, titila impaciente una luz: son dos luceros de amor.


Libro de Amor y la Amistad 1 Febrero 2011 Poes铆a de los Autores de Parnassus, Patria de Artistas. Directora y Selecci贸n de Textos: Marisa Arag贸n Willner Ilustraciones: Pino Daeni Y otros.


Libro del Amor y la Amistad Safe Creative C贸digo: 1103228783027 Fecha 2222-mar mar--2011 9:18 UTC

Poes铆a de los Autores de Parnassus, Patria de Artistas. Directora y Selecci贸n de Textos: Marisa Arag贸n Willner Ilustraciones: Pino Daeri Y otros.

Libro del Amor y la Amistad, Parte I.  

en homenaje al mes del amor...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you