Page 1

Edicion 001

literaria

Ensayos - ReseĂąas

Marguerite Yourcenar


Nota Editorial

L

a revista Visión literaria: Busca escoger algunos autores que han destacado en la historia de la literatura Universal por sus grandes técnicas narrativas. Así, se incentiva la lectura de estas obras clásicasy sus autores que de alguna manera u otra han cambiado el curso de la literatura y han marcado naciones y generaciones enteras. Revista para la materia Clásicos universales II.

Para este número la edición decidió escoger una de las autoras más relevantes de la literatura francesa como lo es Marguerite Yourcenar, escritora francesa de orígenes belga y la primera mujer en ser elegida miembro de la Academia Francesa en 1980, destaca por qué y su obras literarias nos muestran una de las mentes y sensibilidades más afinadas del siglo XX. Un espritu complejo, extraordinariamente culto, que ha contribuido a dignificar condición humana. En un siglo de tanta impostura, Yourcenar supo mirar de frente y caminar con firmeza y levedad. Supo encontrar el tono que reúne los tiempos.

UNIVERSIDAD POPULAR DEL CESAR. Profesora Diana Méndez

Creditos

Redacción: Ana Daza Cuello Reysa Nieves Castillejo Jordan Pallares Zamora Wendy Paola Romero Diagramación y Diseño: Amanda Moreno Impreso en Valledupar Cesar Revista VISION LITERARIA 2018


contenido

Biografía Linea de tiempo Articulos: 1er articulo: La reconstrucción de un pasado familiar 2do articulo: Siete poemas 3er articulo: Cuentos orientales 4to articulo: Opus nigrum Galería fotografica Datos curiosos Bibliografìa (Opus Nigrum)


Su primer volumen de poemas, El jardín de las quimeras (1921), poema dialogado sobre la leyenda de Ícaro, puso de manifiesto su refinamiento como escritora, y en él interpretó los mitos griegos con el fin de reinterpretar los desde el mundo moderno. En 1922 publicó otra colección de poemas Los dioses no han muerto. Su primera obra publicada por una auténtica editorial fue Alexis o el Tratado del inútil combate (1929), una carta de ruptura dirigida a una mujer por su esposo que confiesa preferir a los hombres. Un púdico texto corto que aboga, en la misma línea que el escritor André Gide, por la libertad de las preferencias sexuales. Entre tanto moría su padre en 1929, y Marguerite conoció los años más intensos de su vida de mujer. Ama, escribe, y va de un lado aotro de Europa, una Europa donde se está fraguando la catástrofe sin darse del todo cuenta. Yourcenar es algo menos inconsciente que muchos otros. En El denario del sueño (1934) evoca un atentado fallido contra Mussolini porparte de una pasionaria revolucionaria Esos años estarán marcados por una pasión imposible hacia un hombre que no la ama y que, al igual que Alexis, prefiere a los hombres. Fuegos (1936) es producto de esta crisis pasional. Menos conocido que las obras maestras de su madurez,este poema en prosa mezcla la vida y los símbolos del amor absoluto,la evocación de los grandes mitos de Antígona,Fedra o MaríaMagdalena con la lamentación personal del amor contrariado. Más tarde condenará este amor basado en el deseo, sentimiento poco honorable, habitado por la posesividad y el egoísmo. Y comienza a separarse,a imagen del viejo pintor Wang Fo de Cuentos orientales(1938). Estos últimos relatos se inspiran de la literatura y del folklore de los Balcanes,de su adorada Grecia, y de Asia,a la que se acerca intelectual y espiritualmente. Ya ha encontrado en ella esa percepción del "yo incierto y flotante" que le concederá más tarde al emperador Adriano, ese sentido agudo de lo impreciso y del estadode paso El tiro de gracia, escrito

Biografía

E

n 1980 la Academia Francesa acogía por primera vez a una mujer, Marguerite Yourcenar, cuyo verdadero nombre era Marguerite de Crayencour. Nació el 8 de junio de 1903 en Bruselas, de madre belga y padre francés. Su madre, Fernande de Cartier de Marchienne, que murió tras dar a luz a su hija, pidió que no se le impidiera a la pequeña hacerse religiosa si así lo deseaba. Pero su padre, que más que un padre fue pedagogo, confidente y amigo, no era proclive a hacer entrar a su hija ni en una orden ni en cualquier orden. De este anticonformista heredará ella el placer de vagabundear que bien ilustraeste adagio que nunca olvidará: "sólo se estábien en otra parte", y su gran cultura que compartía con ella, así como subiblioteca. A los dieciséis años Marguerite que no había puesto jamás los pies en la escuela aprobó el bachillerato y junto a su padre eligió su seudónimo, Yourcenar, que es un anagrama del apellido.


entre Capri y Sorrento en los albores de la Segunda Guerra Mundial, le permite ajustar sus cuentas y dar libre curso atoda la violenciaque alberga en aquella época. En 1939, su vida da un brusco giro, a imagen de esa Europa que se agita. En 1937 había conocido y amado a Grace Frick,una americana con quien ya había pasado un invierno y que vuelve ahora a invitarla. Así pues, se va de Francia con la intención de pasar una temporada, y en realidad se quedará en América durante elresto de su vida. En 1939, tras el estallido de la II Guerra Mundial, Yourcenar se trasladó a Estados Unidos, donde dio clases de Literatura Comparada en el Sarah Lawrence College. Tradujo al francés Las olas de Virginia Woolfen 1937, y también publicó en 1947 una traducción francesa de Lo que Maisiesabía, del escritor Henry James. Tras un periodo de práctica esterilidad literaria debida a la adaptación y también al dolor de esos "años negros’’ vividos en el exilio,Yourcenar se decide a vivir en inglés y a escribir en la que ahora será su verdadera patria la lengua francesa. Convertida, con su seudónimo, en ciudad ana americana en 1947-solamente recuperará su nacionalidad francesa para entrar en la Academia-,se instala con Grace Frick, alternando la "vida inmóvil", en la soledad de la isla de Mount Desert (Maine) y los viajes,que espera con impaciencia. Deja de ser una mujer escritora para ser sobre todo escritora, una escritora a la que aveces acontece ser una mujer. Este estatuto se lo debe sobre todo a Memorias de Adriano que, publicadas en 1951,disfrutarán de un éxito insospechadotanto en Francia como en el mundo entero. Desde la edad de veinte años Yourcenar había escrito y destruido varios bocetos de esta ambiciosa novela que hace revivir en primera persona a un emperador romano del

siglo II y de la que no quedaba en 1949 más que un fragmento. En unos meses reescribe las memorias de este sabio soberano que favoreció las artes y mejoró la condición de los esclavos. Su novela más famosa,unánimemente elogiada por la crítica, fue Memorias de Adriano(1951), una autobiografía novelada del emperador romano, bajo la forma de cartas escritas por éstea susobrino.Traducido, alabado y comentado, Memorias de Adriano obtuvo un éxito mundial. Otra novela histórica, Opus Nigrum (1968), narra la extraordinaria vida de un médico imaginario, Zenón de Brujas. Esta novela obtuvo el premio Fémina en 1968. Su protagonista ficticio, Zenón, filósofo, médico y alquimista del siglo XVI, es más real para su creadora que muchos otros seres de carne y hueso; lo lleva de la mano, dice, como aunhermano,y está segura de que cuando le llegue el momentode morir, este médico del Renacimiento estará junto a ella. Opus Nigrumestá compuesta en un momento en el que ante eso que ella llama "el estado del mundo", el pesimismo del escritor prevalece sobre el optimismo idealista del tiempo de Adriano. En un momento en el que en su abundante correspondencia, envejecida y confrontada al cáncer terminal de su compañera, evoca cada vez más "la atrocidad fundamental de la aventura humana". Sus últimos años estarán marcados porel incremento de su fama, los honores y premios literarios que culminarán llevando a esta soberana,que sus conocidos llaman"Madame", a la AcademiaFrancesa. Sigue escribiendo ensayos, entre otros Mishima y novelas, como Un hombre oscuro, personaje que prescinde de la literatura eignora la gloria, pero clarividentes innecesidad de palabras. En 1971 publica Teatro I y Teatro II, que incluye sus obras teatrales en dos volúmenes.


Linea de tiempo


La reconstrucción

de un pasado familiar

R

esulta curioso pensar en cada una de las situaciones que debieron ocurrir para que nuestra existencia tuviera lugar, cada momento vivido por nuestros antepasados, cada amanecer que compartieron, cada dolor que padecieron fueron elementos vitales que construyeron nuestra realidad desde primera instancia Este baúl histórico, colmado de infinidad de anécdotas que pueden ser representadas como ramas de un árbol genealógico, despierta el interés de cada persona que se haya cuestionado su existencia y su lugar en el mundo en algún instante de su vida; sin embargo, es complicado hallar dicho baúl, resulta casi imposible para cualquier persona remontarse un par de siglos atrás y tener certeza de lo ocurrido en tal momento, es utópico siquiera pensar en conocer con exactitud las

vivencias de una sola persona a lo largo de su vida, por lo cual tratar de reconstruir un pasado familiar sin tergiversar lo sucedido es una gesta idealista. A pesar de estos impedimentos, la escritora Marguerite Yourcenar fue capaz de producir una trilogía autobiográfica denominada “El laberinto del mundo”, trabajo que puede considerarse como una reflexión filosófica sobre la vida y los sucesos que configuran la realidad del ser humano, por lo anterior el término “autobiográfico” resulta peculiar, pues más que retratar vivencias, la escritora ansía mediante sus palabras hallar una verdad, una verdad que se esconde bajo las raíces de un árbol genealógico que se remonta hasta el siglo XVI. La intención de la escritora puede ser interpretada de muchas maneras, para sus más fuertes críticos ése trazado histórico corresponde a un gesto de vanidad, pero para muchos otros no es más que un acto de valentía el reconocer la existencia personal como una pieza más de un engranaje oxidado debido al paso del tiempo. Yourcenar reconstruye su pasado familiar mediante inferencias y aproximaciones que ayudan a darle forma a su lejano origen, dotando de sustancia a ciertos partícipes de esta historia, construyendo perfiles psicológicos con base en anécdotas sin conexión, como hojas marchitas que caen de un árbol


y se encuentran dispersas en el asfalto mezclándose con diversos recuerdos de otra persona. Ésta fue la técnica utilizada por la escritora belga, una reconstrucción de la historia que no pretende ser aceptada como una verdad absoluta, sino como una alternativa humana que ayuda a interpretar los vacíos históricos entre un suceso y otro y permite entenderlos como uno solo, que por el paso del tiempo se ha ido desgarrando y desquebrantando hasta el punto en que solo una intervención literaria pueda entretejerlo nuevamente. Recordatorios es la primera parte de la trilogía, allí se desarrolla el linaje materno de la autora, quien busca, a partir de su nacimiento, reconstruir un pasado familiar hasta la Edad Media, nutriendo de vida a cada uno de los personajes que intervienen en dicho apartado, es mediante ellos que Yourcenar expone sus más grandes preocupaciones, como lo son el devenir del tiempo y la falta de identidad debido a los vacíos históricos. Recordatorios tiene dos grandes personajes, Fernande, madre de Marguerite que muere de fiebre puerperal once días después del nacimiento de su hija, y Octave Pirmez, tío de la autora que merece reconocimiento debido a su ejemplar actuar a lo largo de su vida. Posterior a haber dibujado el linaje materno, el turno ahora en Archivos del Norte es para su padre, Michel. La reconstrucción del pasado se profundiza en este libro ya que la autora hace un recuento histórico de la zona en donde nació su padre, Mont-Noir, terreno colmado de grandes árboles de follaje oscuro que le otorgaron el nombre a la propiedad. Este escenario es el punto de partida de Michel, hombre colmado de

virtudes y desaciertos, amante de la vida y la cultura pero rebelde sin medida, hasta tal punto que es desterrado de Francia y debe hallar su destino al otro lado del mar, en Inglaterra. El vaivén de Michel lo lleva a conocer muchos amores y a tener días claros y oscuros hasta que conoce a Fernande y ambos logran darle vida a un nuevo ser, que años más tarde trataría de reconstruir la historia de ambos para hallarle sentido a su existencia. Durante su vida, Marguerite Yourcenar aseguró en un par de ocasiones que escribiría hasta más no poder, hasta que la pluma cayera de sus manos y le impidiera continuar. Fiel a su palabra así sucedió, la parte final de la trilogía, ¿Qué? La eternidad es una obra inconclusa que tuvo que ser publicada de manera póstuma. La reconstrucción de la niñez, aspecto principal del tercer libro que compone a El laberinto del mundo da muestra de la habilidad literaria de la escritora belga, que nuevamente recurre a la aproximación para darle forma lúcida a sus primeros años de vida, en donde expone aspectos que ayudaron a forjar su carácter y su destino, como lo es por ejemplo el insaciable amor por los libros, aspecto heredado de su padre Michel, pero también la escritora expone aspectos no tan enorgullecedores de su pasado, como lo fue el amorío de su padre con Jeanne, amiga íntima de su madre. Aunque no se sabe con exactitud hacia donde quería llegar la escritora con su obra, si pretendía extenderla un poco más, o si por el contrario con ¿Qué? La eternidad daba por terminada su aventura histórica, podemos decir que su trabajo no solo representa su legado familiar, sino que vale para ser un legado histórico,


Yourcenar

Marguerite

un legado de la especie humana en donde se da muestra de cada una de las situaciones que ayudan a tejer nuestro destino, cada dificultad, amargura o sinsabor, que aunque no queremos aceptarlo hacen parte de lo que fuimos, somos y seremos. Quizรกs el objetivo de Yourcenar se fue reconstruyendo a medida que su relato avanzaba, o quizรกs ella ni siquiera era consciente de objetivo alguno, lo que si podemos decir es que su viaje al pasado la ayudรณ en gran medida a reconstruir su identidad y a valorar cada situaciรณn adversa de su vida, porque en definitiva todo aquello que hemos vivido representa una parte importante de nuestro ser. - Ana Daza Cuello


Siete poemas Para una muerta

- Wendy Paola Romero

M

argarite Yourcenar creadora y escritora de diversos poemas como: “El jardín de las quimeras” “El poema del yugo”, “Los dioses no han muerto” pero quizá por algo que perdurará más Yourcenar sea por sus una de las más hermosas composiciones, publicados por la autora a la edad de 28 años en la revista “le Manscrit Autographe”. Los “siete poemas para una muerta” están dedicados a Jeanne Vietinghoff compañera de Fernanda Cartier madre de Yourcenar, estos

poemas encierran una referencialidad biográfica o mitologización a las misma Jeanne, Yourcenar puede ser clasificada como una gran poeta intelectual, su poesía nos enseña un rostro humano donde se puede decir que es el suyo mismo, a través de sus versos se muestra el ánimo ante la realidad de la muerte del ser amado, dentro de los poemas hay una historia de amor y abandono que domina con sorprendentes matices y variaciones tanto su vida como su obra, como algo característico en sus libros vemos la comprobación de un deseo de equilibrio y perfección y no una tradición clásica saturada por la simbología y los rituales del cristianismo pero sí una búsqueda de actitudes humanas donde sentimientos y aspiraciones se mezclan con ideas de libertad sexual, la muerte, el amor entre otros, son ideas traducidas en un estilo poético y con una escritura moderna que exalta a menudo lo singular de la vida como una gran aventura de la sensibilidad. Unos de los principales problemas para leer y traducir los poemas de la autora lo constituye la concepción poética a la que están asociadas ya que ciertas traducciones al castellano decidieron la manera formal hasta complicar y destruir el sentido del verso. Para Yourcenar son muy significativo las reflexiones sobre poesía ya que en una carta en 1984 la autora le confió a Dominique le Buhan donde expresa su desconfianza por la anunciada muerte de la poesía y la considera una falta de habilidad en la virtudes musicales una “muerte de la respiración” del aliento vital, Yourcenar siempre afirmó su gusto por la formas establecidas de la poesía y coloco la expresión de la emoción por delante de la abstracción y lo intelectual “la poesía contemporánea me cansa por varias razones” dijo en una entrevista. En conclusión se puede decir que Yourcenar fue esa escritora intelectual que tuvo una alta consideración de la poesía tradicional colocándose en una posición conservadora y crítica contra los escritos de sus contemporáneos.


Cuentos orientales

C

uentos orientales es un pequeño libro publicado en 1938 por Éditions Gallimard. Luego publicado en español por la editorial punto de lectura en 2011, con la traducción de Emma Calatayud. Esta colección de cuentos es una obra maestra de la autora francesa Marguerite Yourcenar que muestra un vasto contenido cultural, histórico y estético. Los temas abordados en estos cuentos son variados y no nos remiten a recuerdos ni experiencias propias de

Youcenar sino a la historia misma de algunos países asiáticos y antiguos mitos y leyendas orientales, lo cuales son contados y adaptados majestuosamente por la escritora, expresando una concepción universal del mundo. “Cómo se salvó Wang Fo” se puede considerar el mas hermoso de toda la colección de cuentos. Nos narra la historia de un viejo pintor, Wang fo, quien a través de su arte cautiva la vida misma del que sería su fiel discípulo Ling y brinda una perspectiva diferente del

mundo a través del arte, este apólogo taoista de la antigua china “amaba la imagen de las cosas y no las cosas mismas” dandonos un nuevo lente a través del cual admirar la belleza de las cosas, mostrando el poder cautivador del arte, como le ocurrio a Ling quien no pudo separarse mas del virtuso pintor, quien fue condenado a muerte porque ha mentido: el mundo en realidad sólo es un montón de manchas confusas como reclama el emperador quien admira más la realidad desde las hermosas pinturas de Wang Fo y se siente


y se siente defraudado al encontrar una realidad aburrida, nada comparado a la majestuosidad de la pintura. Este cuento es relatado de una forma refinada y minuciosa con una lectura simple y amena que envuelve al lector en la trama, hasta el punto de visualizar cada una de las imágenes brindadas en la historia, imaginando cada uno de los paisajes descritos, como el impetuoso palacio del emperador. Este cuento muestra la crueldad de aquel tiempo de los cuales el arte no puede escapar. La escritora no sólo manifiesta su gran interés por el Oriente sino que logra transmitirnos en profundidad la atmósfera, el estilo y, sobre todo, el espíritu oriental. Es admirable la capacidad de Yourcenar para recrear y narrar los paisajes de estos lugares distantes que nos abren la puerta a un mundo diferente al nuestro, a través de la literatura se logra una conexión del pasado con la actualidad y un replanteamiento de la crudeza de la vida desde otros ojos. La leche materna”

donde La Torre de Scutari se levanta como símbolo del amor eterno de una madre, es un relato que conmueve nuestro corazón e indigna debido a las creencias que se sostenían en aquel tiempo. Cuentos como "Cómo se salvo Wang fo” “la sonrisa de Marko” un héroe servio que refleja la barbarie de la época y “la leche de muerte” “sirven muy bien para ilustrar cómo Marguerite Yourcenar crea una sobre realidad a partir del mito, para expresar arquetipos que se encuentran en la frontera de nuestras culturas. Estos cuentos son un esfuerzo más de la escritora por rescatar ciertas imágenes o símbolos, con los que trabaja la realidad y obtiene casi por transparencia algo más que esa simple realidad” (Daumas, 2008, p. 6) el hilo que une toda su obra es la recuperación de una memoria colectiva y de la sustancia del hombre y su pasado. La condición humana, revelada hasta en el texto más humilde. Esta colección de cuentos es una joya histórica que nos permite tener un contacto con la historia misma del progreso del ser humano desde diferentes lugares del globo terráqueo. Cada uno de los relatos recontados perfectamente por Yourcenar logra envolver al lector hasta llegar al final del mismo, la lectura difícilmente se torna aburrido sino que mantiene en expectativa al que se sumerge en cada una de esta historia que nos lleva a un viaje al pasado y varios países y culturas de lo cual solo quedara un enriquecimiento de la persona. - Reysa Nieves Castillejo


Opus nigrum

E

l

siguiente artículo pretende desglosar brevemente una de las obras más ambiciosas de la autora que a través de la representación lingüística, nos intenta recuperar desde este presente un mundo que ha desaparecido. Es así como Opus nigrum nos presenta un cuadro histórico envolvente, gracias a las habilidades narrativas de Yourcenar, una novela histórica que se ubica en esa Europa del XVI, un período entre la Edad Media y el Renacimiento, una epoca

que se alza por encima de las otras, siendo esta el advenimiento de un nuevo Hombre, un hombre libre, que carece del mundo Europeo de raíz cristiana. En ese marco temporal, nace Zenón, un personaje histórico ficticio, que se enfrenta a la transición de una sociedad medieval a una nueva sociedad que renace. Un personaje racional que se embarca en un análisis introspectivo de su trascendencia

humana, opuesto a los supuestos religiosos y figuras de poder de esas dos mentalidades y épocas. Por esta razón, Zenón se acerca a Yourcenar por su poca mesura de pensamiento y sus características que lo hacen un personaje histórico con vida propia, tanto así como Da Vinci, Copérnico, Galilei y Giordano Bruno entre otros. La obra de Yourcenar nos rapta de nuestra época y nos ubica en una Europa que transita a un nuevo cambio ideologías teocráticas a unas más científicas, este es el terreno en el que


se mueve Zenón, un hombre que destaca por sus raíces securales, su deseo por descubrir el propósito del hombre haciendo uso del estudio del hombre y del cuerpo humano, sus ideas antitradicionales y un sentido crítico desmoralizante de cualquier tinte religioso. Este es el caballo de Troya que Yourcenar usa para criticar la cultura de este siglo, son las aristas de su personalidad la herramienta angular que enjuician los sistemas obsoletos cristianizados de la realidad del siglo XVI. La crónica de médico-alquimista, Zenón, se desarrolla en siglo VI (1510 Y 1569), donde Yourcenar nos da un

la infancia de Zenón, sus orígenes, ascendencias que hace de su vida y como llega hacerse médico, narraciones de su infancia y como este va construyendo su personalidad y como decide irse de casa debido a sus intensas ganas de estudio. En este también se introducen personajes cercanos a él como Hilzonda, su madre, y se ahonda en la religiosidad que estos personajes tienen y sus enfrentamientos sangrientos relacionados a las prácticas católicas de estos. Los últimos tres capítulos giran en torno a su primo Enrique y él, las conversaciones que tienen cuando después de mucho tiempo vuelven a encontrarse, en sus viaje por Europa

amplio panorama de las características históricas de esta época medieval y renacentista; las características políticas, culturales, científicas y religiosas de esta sociedad aparecen descrita a lo largo de esta narrativa. La autora agrupa esta crónica biográfica de Zenón en tres grande pastes, que giran en torno a su vida y el período al que es contemporáneo. La vida errante", "La vida inmóvil" y "La prisión" son los tres capítulos en el que dividen la obra, en cada de uno de estos capítulos evidenciamos una transición en la forma narrativa o el tono narrativo que la autora va de lo externo a la interno con respecto al personaje, su vida y viajes por los caminos del espacio Europeo burgués y el suicidio de este hombre en la cárcel de Brujas. El primer gran capitulo; La vida errante, gira en torno a las empresas del personaje, su vida y los viajes que realiza en la Europa de su época.

Zenón adquiere gran fama y prestigio por su trabajo como médico; pero su interés por la astrología y el estudio de las artes mágicas opuesto a los dicho en el Concilio de Trento por el Emperador Católico, Zenón regresa a Brujas para no despertar revuelo por sus obras y teorías opuestas a las teológicas que predominan en ese período de tiempo. Esta primera parte cierra con una crisis existencial del personaje de pie al frente de un espejo donde se pregunta que le deparará el futuro: “A la luz gris de un alba parisina, Zenón se miró en él. Percibió veinte rostros apiñados y achatados a cusa de las leyes ópticas, veinte imágenes de un hombre con gorro de piel de tez macilenta y amarilla, con


los brillantes como también fueran espejos […] Le recordó la hipótesis del griego Demócrito: una serie infinita de universos idénticos en done viven y mueren una serie de filósofos prisioneros. Aquellas fantasías le hizo sonreír amargamente.” (p. 157) La segunda parte: La vida inmóvil, que corresponde a seis capítulos abren con una locución alquímica: “Obscurum per obscurius. Ignotumper ignotius” que hace referencia de ir de los oscuro y desconocido hacia aquello que mucho más profundo oscuro y profundo. Estos capítulos tratan de su regreso a brujas donde tras confluir con Juan Luis Berlaimont y Juan Myers, inicia un viaje encerrado entre sus conocimientos, “vivía casi enclaustrado […], prisionera de una ciudad (p. 178). Zenón ahonda más en sus estudios alquímicos "el cuerpo era su principal objeto de estudio: “Utilizando las recetas de Darazu, traba de que su conciencia resbalara desde el cerebro a otras regiones de su cuerpo, como cuando uno se desplaza hacia una provincia alejad de la capital del reino” (p. 186). Sus pensamiento y reflexiones de la práctica filosofía acerca del espacio, tiempo, materia y espíritu son su Opus nigrum, ese resultado de la decantación de su naturaleza humana ideas e instintos. Esta segunda parte concluye con el encierro del Zenón en prisión después de ser acusado de herejía basada en juicios y declaraciones dudosas "... Zenón estaba dispuesto. Se entregó sin resistencias. Al llegar al

tribunal, sorprendió a todo el mundo al dar su verdadero nombre" (p. 274). Después de ello, el personaje deja su vida ermitaña de ocultamiento. “El asombro el miedo, la carrera por las escaleras en busca de socorro le dejarían la evasión tiempo para realizarse. Respiraba con intensa y ruidosas aspiraciones superficiales, que ya no le llenaban el pecho […]La noche se había echado encima sin que pudiera saber si estaba dentro de él o en la habitación: todo era noche […] Ya no veía, pero todavía le llegaban ruidos exteriores. El chirrido de las llaves en la cerradura y el de los cerrojos abrirse no fueron para él más que el ruido estridente de una puerta que sea abre. Y esto es cuanto puede saberse de la muerte de Zenón “(p. 361-362) El apoteósico final de la obra, que resulta ser la muerte de Zenón, es en sí una metáfora que nos deja un mensaje, de un héroe desesperanzado, que decide por medios ajenos ceder su vida para completar su propósito final de la práctica alquímica. Zenón representa Las tribulaciones de un ser mortal que en su sed de conocer busca dilucidar su propósito terrenal a través de estudio de la alquimia, la constante búsqueda de la realización del ser, un personaje racional y existencialista que el cual debe afrontar un sin número de ideales que circundan un periodo tan religioso del medioevo. Como una novela histórica, el texto toma muchos referentes de la época oscurantista y la transición a un nuevo nacimiento, El renacimiento.


L

a crítica social es indirecta, pues Yourcenar a través de las descripciones y la lucha interna que tenía Zenón en su mente busca desplegar la serie de mártires que tiene que pasar un hombre libre, adelantado a su época, en ese enfrentamiento de la filosofía y la teología sensacionalista “cada uno de los conceptos terminaba fundiéndose en su propio contrario” (p 181). El texto posee algunos temas recurrentes en su trama entre ellas una gran arqueología espiritual de símbolos y aforismos referentes a la práctica de la alquimia: “Al explicar la articulación del brazo parecía dirigirse, más que a sus alumnos, al mismo muerto, y argumentar a través de los tiempos con un Zenón envejecido. Unus ego et multi in me. Nada modificaba aquellas estatuas fijas en sus puesto, sitas para siempre en una superficie estacionaria que quizás fuera la eternidad, EL tiempo no era más que una pista que las unía entre sí.” (p. 196). La técnica literaria y el valor literario que se destacan en la novela es la capacidad descriptiva de la autora, impresionista, es capaz de adentrarnos en la escena, a través del narrador omnisciente, que nos permiten observar los comportamientos de los personajes: “Se abrochó la casaca soltando exabruptos contra los soplones que mente sus narices en asunto ajenos. […] El alquimista cerró la puerta y colgó la enorme llave

´´Se abrochó la casaca soltando exabruptos contra los soplones que mente sus narices en asunto ajenos. […] El alquimista cerró la puerta y colgó la enorme llave de una viga, de donde podría cogerla su criado, Ya no llovía. Esta anocheciendo, pero la luz débil del sol poniente seguía reflejándose en la nieve reciente de las laderas de la montaña, por encima de la pizzara de los tejados grises” (p. 137) Los espacios narrativos como las locaciones y los paisajes descritos con mucha afinidad hacen que esta pieza sea llamativa para el lector. Por otro lado, las variadas locaciones y abundantes descripciones de estos lugares que se presentan en la obra, demuestran por parte de la autora un conocimiento amplio de Europa Occidental y oriental, eso posible a sus ascendencias belgas, ejemplo de ello son las provincias o poblaciones provenientes del territorio Belga y el territorio europeo mencionadas en la novela: Oudenove, Dranoutre, Malinas, Audenarde, Brujas, Colonia, Gante, Lovaina, París, Munster, Deventer, etc.. Todo estos caracteres hacen completa la narración y también le agregan valor histórico., esta recreación de los crónicas de la época permiten distinguir mucho detalles de la época del siglo XVI, la historicidad de esta ficción en novela, marca la verosimilitud de lo narrado. Es una novela compleja e interesante que busca suprimir a Dios externo como regente de la vida sino la posesión del mundo propio interior, de mirar al pasado y reflexionar. Reconocer la individualidad del ser y la totalidad humana lo produce un residuo el "precipitado en negro" u "Opus nigrum" de los alquimistas. Zenón es un ser que representa una nueva humanidad (Elrna-


renacimiento), intelectual y antropocéntrica, quebrando la homogénea aristócrata y el fanatismo de la Inquisición. Encierra una gran enseñanza de mirar en nuestro interior y de acuerdo a nuestro criterio, que hemos creado nosotros mismo, es más fácil poner en descubierto aquellos que dicen obrar en pos de Dios quiénes operan en contra del avance científico, filosófico y cultural. Al leer la insignia de la obra, nos adentramos en un laberinto alquímico de preguntas, y creo que es la intención de la autora lograr esta impresión en su lectura, ya que a lo largo de la obra expresiones que encierran cuestionas tanto filosóficas como cristianas, se nos presentan con diferentes locuciones latinas que hacen referencia a esa inmemorable práctica mística. Yourcenar nos define el concepto de “Opus nigrum” el cual es el eje central de su obra: “Designa en los tratados de alquimia la fase de separación y disolución de la sustancia que era, según se dice, la más difícil de la Gran Obra. Todavía se discute si esta expresión se aplicaba a experiencias audaces sobre la propia materia o se entendía simbólicamente respecto a las obras del espíritu que se liberaban de rutinas y prejuicios. No hay duda de que ha significado una cosa u otra o las dos a la vez”. Uno podría asemejar la novela a una obra Tolkieniana, dado la alta carga simbólica y espiritual de la épica medieval, donde un héroe, en la búsqueda del saber y del ser, encuentra la llave del conocimiento en la investigación del sí mismo eliminando la emancipación de las ideas propias, de esta manera, con este personaje Yourcenar logra decantar su propia esencia en la obra. - Jordan Pallares Zamora


Galería fotográfica


Datos curiosos 1

Marguerite nunca acudió a la escuela, recibía la educación básica a través de preceptores y la completaba por los consejos de su padre.

3

4

Fue refugiada en Londres, de la primera guerra mundial..

1936 Prueba un cambio. Junto a su íntima amiga Nelly Liambey, hace lo posible para masculinizar su rostro con un corte a la garçonne, a llevar pantalones y a fumar “con determinación poco femenina”. Después de esto tiene varias parejas mujeres, incluyendo una casad y con hijos.

5 Vivio gran parte de su pareja Grace friks y después de año de la muerte de esta acepta la compañía de un joven fotógrafo americano, Jerry Wilson, que había conocido a mediados de la década del ‘70. Marguerite declara: “Con Jerry, el sol entra en mi casa”. Jerry se vuelve su amante y en muchos casos con Daniel, íntimo amigo de Jerry, constituyen junto a Marguerite “un singular trío”..

2

A sus 20 años estuvo enamorada un editor y escritor homosexual llamado André Fraigneau, el cual no le correspondio..


Claroscuro

Fuegos

Tu nombre

La muerte es un sacramento del que solo son dignos los más puros: muchos hombres se deshacen, pero pocos hombres mueren. No puede construirse una felicidad sino sobre los cimientos de una desesperación. Creo que voy a ponerme a construir.

Tu nombre, que es junto a tu recuerdo la sola cosa que tu no puedas recobrarme, Porque cualquiera puede proferirlo bajo el cielo azul; Tu nombre, del cual cada letra es uno de los clavos de mi pasión; Tu nombre, el único del que me recordaré la mañana de la Resurrección.

Amor, al principio… Te veo pálido y bello: Tu carne es una antorcha Hecha de cera y fuego; Yo abrazo, delicia pura, Tu cara desconocida, Idéntica a mi alma

Oda a los verdugos Dolor, tu mazo nos extermina; Poco a poco, como los sueños, Tu cincel nos perfecciona ¡Adversario parecido al alma! Acostumbrado a su propia cuchilla El más puro diamante reclama El corte exacto del bisel.

erotico

Poemas seleccionados

Cada sabio es alumno de un loco y la carne es maestra del alma.

Tú el Narciso y yo la fuente, En mis ojos tú brillando; Tú el río y yo el puente; Yo la onda en mí nadando.

Cuando estaba por llegar, murio… Cuando debí acudir, sólo supe dudar; Cuando debí llamar, callé. Demasiado tiempo persistí en mi camino, solitaria; Nunca imaginé que fueras a morir. Nunca sabrás que tu alma viaja Dulcemente refugiada en el fondo de mi corazón, Y que nada, ni el tiempo ni la edad ni otros amores, Impedirá que hayas existido.


Bibliografía (Opus Nigrum): BASSET, L. (24-12-2005) 'Opus Nigrum', de Marguerite Yourcenar, se ofrece el martes con EL PAÍS por 2,50 euros. EL PAIS. URL: https://elpais.com/diario/2005/12/24/cultura/1135378805_850215.html Opus Nigrum. Yourcenar, Marguerite. Traducción de Emma Calatayud. El País. (2005) Madrid: Ciencia y Cultura - Cultura y Fundación para el conocimiento Madrid. URL: http://www.madrimasd.org/cienciaysociedad/resenas/novelas/Novela.asp?id=237 YOURCENAR, M. (1997). Opus Nigrum; Alfaguara. Madrid


“Mucho me costaría vivir en un mundo sin libros pero la realidad no está en ellos, puesto que no cabe entera.” Marguerite Yourcenar

Universidad

Popular del Cesar

Universidad Popular del Cesar Clasicos universales II Valledupar - Cesar Publicaciòn 001 Junio 2018

Revista  
Revista  
Advertisement