Page 1

 

El caballo blanco galopaba muy orgulloso, agitando su cola rubia al viento. Había sido padre de un hermoso potrillo y todos, en el establo, festejaban a la madre, un yegua cobriza que acurrucaba al recién nacido Los padre se fijaron que el potrillo tenía un pelaje de curiosos tonos azulados y la cola manchada de blancos y grises que lo hacían diferente a todo los otros


potrillos Que ellos habían conocido entre sus amistades. Mamá yegua y papá caballo entregaban todo su amor a su primogénito, felices por ese hijo distinto y hermoso, que les alegraba la vida. Caballito azul crecía feliz entre mariposas que le contaban secretos al oído, pájaros que le enseñaban bellas canciones y cristalinas aguas de riachuelos.


Todas las tardes caballito azul trotaba lejos para ir a contemplar la


puesta de sol, su madre lo iba a buscar


para que no anduviera solo de noche y conversaban durante todo el camino de vuelta a casa. Una vez caballito azul le contó a su mamá que él siempre jugaba con Pegasin un caballito alado que era su mejor amigo. Ella extrañada habló al papá acerca de este amigo imaginario de


su hijo, pero él no se preocupo, ya que también tuvo muchos amigos imaginarios siendo potrillo. Asi llego el momento en que caballito azul tuvo que ir a la escuela pero a él le asustaba, no se imaginaba como podría ser una escuela. Además todos se reirían de él ,de su piel azul y de cola manchada de nubes blancas y grises . Temprano en la mañana su mamá puso en su mochila manzanas rojas y verdes


entre hierbas perfumadas, luego ella y el papá lo acompañaron a la escuela, caballito azul trotaba lentamente se detenía con cualquier pretexto !Me duele una pata! !Me duele la guata!

Trotando, trotando llegaron a la última curva del camino y entre los árboles vieron una cabaña de troncos.


Caballito azul intentó esconderse entre los arbustos y flores que rodeaban la escuela, pero entonces se acercó la maestra a saludarlos exclamando: ! Que hermoso pelaje azul¡ Caballito azul estaba tan sorprendido que sus orejas se pusieron intensamente azules, entonces se dio cuenta de que la maestra tenía una larguísima cola verde que se le


enredaba en las patas, ademĂĄs allĂ­ habĂ­a muchos animales de muchos colores, con rayas, con pintas, con manchas, y todos jugaban alegremente a la ronda de las colas.

Caballito azul se sintiĂł tan feliz que relincho alzando sus patas delanteras y se


uni贸 al grupo, desde all铆 movi贸 la cola para despedirse de sus padres y de su amigo pegasin que hab铆a venido volando sobre ellos

camino a la escuela...

FIN.


Moraleja: Primero hay que conocer, antes de llenarse de prejuicios y así darse cuenta de que todos somos diferentes y bellos a la vez.

                             


Caballitoazul  
Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you