Page 1

el corazón verde

Puyehue

El Parque Nacional de Puyehue es uno de los paraísos más estremecedores de la X región chilena, la de Los Lagos. Un escenario de grandes dimensiones que se despliega ante los atónitos ojos de los mortales que caen rendidos ante la belleza, exuberante y volcánica, de este lugar tan sabiamente apartado del frenesí de los tiempos modernos. Por Marta Copeiro del Villar | Fotos: Álvaro Viloria

EN

ALZA

BUSINESS MAGAZINE

| 49


L U G A R E S

L U G A R E S

La actividad volcánica enriquece las abundantes aguas del Parque, que brotan calientes y en propiedades terapéuticas.

ricas

Todo adopta diversas tonalidades de verde, enmarcadas siempre por grandes montañas volcánicas, entre la precordillera

y la cordillera de los

Andes.

La Ruta Internacional 215 que comunica Bariloche -Argentina- con Osorno -Chile- cruza un paraje insólito de nombre más peculiar aún, Puyehue. A lo largo de la excursión que nos adentra por este inmenso Parque Nacional se encuentran muchos otros nombres curiosos, extraños al oído de cualquier forastero que se aventure por estas tierras remotas. Así, descubrimos que Puyehue es una voz mapuche que hace referencia a un tipo de peces comestibles del gran lago que queda a un lado de la interminable carretera. Y no será la única palabra nueva que añadamos a nuestro vocabulario a lo largo de este viaje... Es atípico encontrarse con alguien por el camino -será el lujo de viajar en baja temporada-, pero de vez en cuando se ven las clásicas camionetas con las que se mueven los lugareños, generalmente ganaderos y granjeros con grandes “fundos”, terrenos 50 | EN ALZA

BUSINESS MAGAZINE

Puyehue hace años que no da señales aparentes de vida –en mayo del 60 hizo su última actuación-, pero las fumarolas siguen asomando esporádicamente, sobre todo en su falda noroeste, donde están las llamadas azufreras del Puyehue. La actividad volcánica enriquece las abundantes aguas del Parque, que brotan calientes y ricas en propiedades terapéuticas. El escenario lo completan imponentes volcanes, el Puyehue, el Osorno, el Calbuco y los cerros Tronador, Puntiagudo y Yate. La panorámica que se obtiene de ellos desde Antillanca, un punto elevado que se destaca del refugio y centro de esquí del mismo nombre, es de esas que no tienen precio, que dejan sin réplica. Pero esto son ya los postres; antes de llegar a la cima, pasando por unas lagunas glaciares, el guía hace un alto en el mirador de Mallines, sitio también mágico porque hipnotiza con su avistamiento hacia la magnitud de otro volcán, el Casablanca. Y mientras tanto, abajo queda el

rumor de las aguas que brotan casi por doquier y de los animales –como el puma o el pudú, un ciervo en miniatura- que habitan el rebosante bosque húmedo siempreverde, compuesto por los milenarios alerces, lingues, coigües, ulmos y mañíos... Este oceáno de verdes sólo lo rompe alguna pista forestal y ríos como –tomen nota de nuevo- el Golgol y el Chalelfú, que desembocan en los diversos lagos de la zona. Sin duda, uno sale de aquí con un nuevo cargamento de vocabulario y con el corazón acelerado. Agitado por los continuos golpes de belleza y –no nos engañemos- por la inmensidad que recubre el alma del paraje, que dicho sea de paso, te hace sentir a cada paso más diminuto. Es un placer descubrir que aún quedan lugares mágicos, casi intocables y, esperemos que por mucho tiempo, fuera del alcance de la mano devastadora del hombre.

que harían temblar al más puesto de los terratenientes de la vieja España. Nosotros vamos tras la pista de las Termas de Puyehue, un gran resort rústico perdido en medio de las 107.000 hectáreas -entre las provincias de Osorno y Valdiviapor las que se extiende el Parque Nacional de Puyehue. Este gran hotel, que parece estar tallado en piedra y madera todo él y que se erige en perfecta sintonía con el paisaje, es el mejor refugio para vivir unos días fuera de cobertura, lejos de todo salvo de la naturaleza, que aquí ostenta un poder innegable. Puyehue es una república forestal en la que todo adopta diversas tonalidades de verde, enmarcadas siempre por grandes montañas volcánicas, entre la precordillera y la cordillera de los Andes. Al adentrarse por las pistas secundarias se aprecia con más fuerza ese poderoso despliegue que la naturaleza dispone en este lugar. Se siente, se percibe a cada paso. El volcán EN

ALZA

BUSINESS MAGAZINE

| 51


L U G A R E S

Guía práctica Cómo llegar. Las compañías Iberia y Lan Chile disponen de vuelos directos y diarios que conectan Madrid con Santiago de Chile, desde donde habrá que tomar otro vuelo con destino al aeropuerto de Cañal Bajo, en Osorno. A partir de aquí, Puyehue queda a unos 50 minutos por carretera. Otra opción es llegar en avioneta hasta la pista de aterrizaje que tiene el hotel Termas de Puyehue en su Refugio del Lago.

Cuándo ir. La mejor época para visitar esta zona es de noviembre a marzo, pero si buscas deportes de invierno, de junio a octubre se puede esquiar en las cumbres que coronan el Parque, en Antillanca.

Km 76 de la Ruta 215. Osorno, Puyehue Tel: +56 64 232881 - www.puyehue.cl

Actividades. Aprovecha -tanto en invierno como en verano- para subir al complejo turístico de esquí de Antillanca, recorriendo en jeep un camino de gran belleza escénica que se interna en el Parque Nacional Puyehue, subiendo hasta las faldas del volcán Casablanca. También existe la posibilidad de realizar una gran variedad de deportes náuticos y pesca en los lagos, así como excursiones a caballo y tratamientos termales en la zona de Aguas Calientes, con piscinas, circuito de canopy y un puente colgante por el que se accede a los senderos de este sector del Parque Nacional Puyehue.

Alojamiento. Hotel Termas Puyehue Forma parte del Parque Nacional Puyehue y ha crecido en completa armonía con el lugar. Ofrece 138 habitaciones muy acogedoras y equipadas con todo lo necesario para el descanso. Cuenta con restaurantes, boutique, gimnasio, peluquería, áreas infantiles, salones, piscinas y spa termal. Y un excelente servicio de guías expertos con quienes descubrir la zona. 52 | EN ALZA

BUSINESS MAGAZINE

Excursiones. Existen innumerables opciones de rutas para descubrir a pie la zona, como el sendero que conduce al lago Berlín, el que va al rápido de Chanleufú, al volcán Puyehue, o con nombres tan sugerentes como el Pionero, el Recodo, el sendero a la Pampa de la Frutilla, el de los Derrumbes, el del salto de la princesa, el de Repucura o el del salto del indio.

PUYEHUE  

El corazón verde