Page 1

ÁLVARO MANOF

“diario de un fotosensible: Carne”

esto no es un libro sobre fotografía


ÁLVARO MANOF

“diario de un fotosensible: Carne”


CARNE Te vi muriendo en una fotografía. Busqué con mis muñones en el tiempo. Alguien se llevó la sangre, ella me dejó el viento. ¿A quién disparaste anoche, cuando la sangré manó pero no llegó al suelo? He escuchado a un niño llorar tras la pared, y no tiene pestañas y habla del odio para sobrevivir, escupiendo al gotelé. Te vi sin fuerzas, en blanco y negro, escapando a saltos, sin piernas. Te vi sin fuerzas, desenterrando el amor, hundiendo tus manos en el estiércol. He arrastrado caballos sin sal por los huecos de mi pecho, y aquel hombre me habló de niños goteando dolor. Seguro que puedes ver el cielo en las uñas que te arañaron para escapar, en las uñas que te arañaron llenas de flores que nacieron marchitas, que nacieron mutiladas por la vida. He trazado el camino de mi piel, y me la he arrancado, y ahora ella la sostiene y yo sonrío desde el viento. ¿Quién te habla desde el destello, desde la persiana que arde para que un anciano que añora pueda por fin morir? Hay dientes esperando los disparos, te juro que llorarás aunque todo haya acabado, y la voz de la cocina está recitando un salmo a todos los padres que huyeron por los pedazos. Te he visto morir. Y ella brotó del asfalto, de la ciudad a la que le he jurado siempre su derrumbe, su asesinato. Busqué sin manos, en la languidez de un tiempo lleno de cuchillos en espaldas de adolescentes que nunca fueron niños, busqué sin manos, encontró mi sangre, mi piel seca. Hay tantas vidas sin rastro, ni pruebas, sin cuadros que colgar, con un frigorífico apagado y la puerta abierta, y un sueño que se desvanece antes de empezar. Hay tantas vidas que lloraron para perder. He hablado con sus labios y me ha prometido el invierno con fuego, por fin con fuego. Te he visto morir en la eternidad; que alguien pulse los interruptores allí donde estés, que alguien limpie los huesos, entierre los restos. Te he visto morir y alguien te ha fotografiado. Ya no gritan los niños asustados, y sonríen sin sangre a la orilla de un océano contaminado en el que aún no se han sumergido, estoy rezando sin manos por que nunca lo crucen, nunca lo naden, estoy rezando sin manos, ella me ha escuchado. Te vi vivir, con quietud y en silencio. Ahora hay una fotografía, llena de oscuridad, y estás muriendo en ella, en blanco y en negro, en movimiento, muriendo sin piernas, saltando, muriendo en movimiento, con el cuerpo hundiéndose en el estiércol, en la delgadez de la eternidad en la que por fin te pierdo.

Zoby

3


DIARIO DE UN FOTOSENSIBLE

4


CARNE

5


DIARIO DE UN FOTOSENSIBLE

6


CARNE

7


DIARIO DE UN FOTOSENSIBLE

8


CARNE

“yo escribía y me solía sentir halagado, no creo que fuera bueno, pero a la gente le gustaba, le hacia bien a mi ego.”

9


DIARIO DE UN FOTOSENSIBLE

10


CARNE

“Puedo verme, puedo sentirme… como estoy muerto.”

11


DIARIO DE UN FOTOSENSIBLE

12


CARNE

13


DIARIO DE UN FOTOSENSIBLE

14


CARNE

15


DIARIO DE UN FOTOSENSIBLE

16


CARNE

“Corazón de poema, que le jodan al ser poeta.”

17


DIARIO DE UN FOTOSENSIBLE

18


CARNE

19


DIARIO DE UN FOTOSENSIBLE

20


CARNE

21


DIARIO DE UN FOTOSENSIBLE

22


CARNE

“Perdonad que a veces sea tan frío y otras veces solo pasional, pero vivo.”

23


DIARIO DE UN FOTOSENSIBLE

24


CARNE

25


DIARIO DE UN FOTOSENSIBLE

26


CARNE

“la vida te lleva al cloroformo emocional.” 27


DIARIO DE UN FOTOSENSIBLE

28


CARNE

“la luz solo sirvió para cegarnos.”

29


FOTOGRAFÍA Y TEXTO POR ÁLVARO PIZARRO ALFONSO PRÓLOGO POR ZOBY

Diario de un fotosensible: Carne  

Álvaro Manof

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you