Page 1

La Evaluación del Aprendizaje: Un enfoque sistémico y dialógico

Lucy Mar Bolaños Muñoz Universidad Santiago de Cali Dra. Lucy Mar Bolaños Muñoz


La Evaluación del Aprendizaje: Un enfoque sistémico y dialógico Por: Lucy Mar Bolaños Muñoz Presentación. Este artículo se estructura conceptualmente en la teoría sociocultural para ofrecer una visión holística de la evaluación que permita reconocer sus principios y efectos en la práctica educativa. Además, hace un recorrido por las consecuencias de la evaluación en relación con la mejora y en la posibilidad de convertir la evaluación en un escenario de investigación. La Evaluación como proceso dialógico y sistémico debe generar impactos tanto en el pensamiento del profesorado, el estudiantado como en la relación que se establece entre la investigación y la formación, todo ello reflejado en los impactos que se generan en los contextos, en las prácticas de intervención y en la cultura tanto organizacional como en las macroculturas. La evaluación del aprendizaje.

La evaluación del aprendizaje en el marco de un enfoque sistémico y en la estructura del ambiente ecológico, se concibe según Bronfenbrenner (2002:2728), como algo que se extiende más allá de la situación inmediata que afecta directamente a la persona en desarrollo: los objetos a quienes responde, o las personas con las que interactúa cara a cara. Se les atribuye la misma importancia que a las conexiones entre otras personas que estén presentes en el entorno, a la de los vínculos, y a su influencia directa sobre la persona en desarrollo, a través del efecto que produce en quienes se relacionan con ella directamente. Este complejo de interrelaciones dentro del entorno se denomina microsistema.

En el caso del sistema de evaluación una normatividad expedida por el ministerio de educación que ocurre en el exosistema, afecta el mesosistema, es La Evaluación del Aprendizaje: Un enfoque sistémico y dialógico. Por: Lucy Mar Bolaños Muñoz

2


decir la institución educativa y afecta el microsistema, en este caso la clase y la percepción misma del profesorado frente a la evaluación. Preguntémonos cómo se han transformado nuestras prácticas evaluativas a partir de los indicadores de la Acreditación de Calidad y cuántos elementos propios de ella, hemos articulado a nuestro quehacer.

El principio de interconexión se aplica no solo dentro de los entornos, sino también, con la misma fuerza y las mismas consecuencias a los vínculos entre entornos, tanto aquellos en los que la persona en desarrollo participa realmente, como aquellos en los que tal vez no entre nunca, pero en los que se producen hechos que afectan lo que ocurre en el ambiente inmediato de la persona. Los primeros son los mesosistemas y los últimos los exosistemas.

Por último, se considera el complejo de sistemas seriados e interconectados como una manifestación de los patrones arqueados de la ideología y la organización de las instituciones sociales comunes a una determinada cultura o subcultura. Estos patrones generalizados se denominan microsistemas. Por lo tanto, dentro de una sociedad o grupo social en particular, la estructura y la sustancia del micro-, el meso- y el exosistema tienden a ser similares, como si estuvieran construidos a partir del mismo modelo maestro, y los sistemas funcionan de manera similar.

Evaluación y Responsabilidad Social.

Desde este enfoque, la evaluación permite colocar la responsabilidad social de las instituciones como una discusión de primer orden. La responsabilidad social en diferentes esferas: La primera en relación con la evaluación que hace el

Universidad Santiago de Cali


profesorado del estudiantado cuando ingresa a la institución, en el proceso de desarrollo y al finalizar; la segunda en relación con la evaluación que hace la institución del profesorado y la tercera entorno a la evaluación que hace el profesorado y el estudiantado de las condiciones que ofrece la institución para que el proceso formativo sea óptimo.

Visto así, un proceso formativo de calidad obligatoriamente responde a las necesidades presentes y potenciales tanto del profesorado como del estudiantado y en consecuencia de la sociedad en la que se desarrolla. En este sentido, las funciones sustantivas de la universidad docencia, investigación y extensión no sólo deben tener presencia en la evaluación como sistema, sino que deben retomar la evaluación como un escenario de la responsabilidad social de cualquier institución. En el siguiente gráfico podemos apreciar esta interacción.

DOCENCIA

INVESTIGACIÓN

RESPONSABILIDAD SOCIALEVALUACIÓN

EXTENSIÓN

FORMACIÓN

Figura 1: Interacción entre las funciones institucionales al servicio de la formación en el marco de una evaluación en relación con la responsabilidad social.

La Evaluación del Aprendizaje: Un enfoque sistémico y dialógico. Por: Lucy Mar Bolaños Muñoz

4


La evaluación de la Calidad Educativa “posee un gran interés político, social y económico” (Colás, 2000:26). En el marco de estos intereses se debe definir en la Institución las diferentes dimensiones de los mismos. Desde el punto de vista político, la evaluación debe estar orientada por unos propósitos de formación que están en estrecha relación con las políticas de estado, las orientaciones institucionales y los lineamientos curriculares de los programas. Desde el punto de vista social, la evaluación debe permitir valorar el impacto de la formación en los contextos y desde el punto de vista económico, la evaluación está directamente relacionada con la inversión que hacen las instituciones en programas de mejora. Esto se explica porque la evaluación se concibe también como ideológica y “cualquier producto ideológico es parte de una realidad natural o social no sólo como un cuerpo físico, un instrumento de producción o un producto de consumo, sino que además, a diferencia de los fenómenos enumerados, refleja y refracta otra realidad, la que está más allá de su materialidad” (Voloshinov, 1992:31).

La evaluación del aprendizaje como sostiene Senge (2002:211-212) si está dirigida a mejorar las capacidades de la gente, “hay que diseñar la evaluación de forma tal que los individuos tomen conciencia de su progreso” en los conocimientos formales, aplicables y longitudinal, es decir, que maneje la teoría, que sepa aplicarla y que asuma la responsabilidad de su actuación ante los resultados de este dialogismo.

Universidad Santiago de Cali


Evaluación e Investigación.

La evaluación entendida como sistémica permite comprender las complejidades e interacciones del acto formativo, visualizar los campos problémicos, reflexionar sobre las dificultades, hacer concienciación sobre los propios procesos de aprendizaje, establecer diálogos, valorar la participación, reconocer las experiencias, planear creativamente y sobre todo utilizar lenguajes colectivos.

Así mismo, el proceso de evaluación cuando es maduro termina convirtiéndose en un proyecto permanente de investigación desde los cursos, las unidades académicas y de la institución en general.

El profesorado al propiciar la evaluación como escenario para al mejora, entendida como sistémica, está ejerciendo liderazgo pedagógico, está revisando su desarrollo profesional en términos del impacto de la enseñanza en el aprendizaje del estudiando

y en relación con las necesidades y

proyecciones, personales (del estudiantado y del mismo profesorado), institucionales y culturales.

En el marco de la responsabilidad que debe asumir el profesorado, el estudiantado, las directivas y la institución en general se considera que la evaluación debe cumplir varios estadios Coevaluación, autoevaluación y la heteroevaluación.

La coevaluación ha de permitir que el equipo o comunidad académica pueda establecer diálogos que faciliten la puesta en escena de las dificultades, las La Evaluación del Aprendizaje: Un enfoque sistémico y dialógico. Por: Lucy Mar Bolaños Muñoz

6


necesidades y la utilización del pensamiento creativo al servicio de la búsqueda de alternativas de mejora.

La autoevaluación, pone en el orden prioritario, la implicación del profesorado en un proyecto educativo donde sus acciones generan responsabilidades en la consecución de unos propósitos institucionales.

Y la heteroevaluación, promueve la multiplicidad de visiones y dialogismos sobre la misma problemática, de manera que se puedan obtener correlaciones, triangulaciones y relaciones que ofrezcan una comprensión de la complejidad que tienen los resultados de la evaluación desde las diferentes perspectivas.

Así mismo, un proceso de evaluación tiene varios momentos que deben ser tenidos en cuenta dada la diferencia de los datos que se pueden obtener en cada momento, así: inicial,

tanto para el profesorado como para el

estudiantado, la institución debe saber cuál es la formación que tienen, la capacidad de aplicación de los conocimientos, la capacidad de relaciones interpersonales, en últimas debe conocer el proyecto de vida de los agentes en relación con los propósitos institucionales.

De proceso, para tomar

decisiones articuladas a la mejora en el proceso y no esperar a que las problemáticas se agudicen, y sumativa, para tener datos científicos del seguimiento de los cambios o mejoras que ocurren en los agentes de la formación.

Universidad Santiago de Cali


Sociedad

MEJORA

P.E.I Currículo

TRANSFORMACIÓN

Programa

F O R M A C I Ó N

DINÁMICA Acciones

Gráfico 2. Características de la Evaluación.

Tal como se expresa en el gráfico 2, la evaluación del aprendizaje debe cumplir básicamente con tres características para que garantice no sólo la participación sino la integración. La evaluación debe estar articulada a la mejora, debe propiciar que el proyecto educativo de la institución, los programas y los currículos mejoren en relación con lo que se hacía anteriormente y en relación con los propósitos de formación a la luz de unas demandas, de un deber ser, de la sociedad; a la transformación

o al cambio para comprender que las

estructuras tienen movimiento y como tales van adoptando nuevas formas, nuevas leyes y nuevas Dinámicas que facilitan la comprensión de las relaciones que establecen los agentes de la evaluación en los niveles económicos, políticos y sociales.

De acuerdo con estas características la evaluación es en esencia un escenario de dialogismo a través del cual la sociedad refleja y refracta las tendencias políticas, sociales y económicas del momento y por ello, la evaluación no escapa La Evaluación del Aprendizaje: Un enfoque sistémico y dialógico. Por: Lucy Mar Bolaños Muñoz

8


a priorizar en aspectos que le son necesarios a la sociedad y que tienen presencia en los lineamientos políticos de la misma.

La evaluación como escenario dialógico.

Concebir la evaluación desde el dialogismo complejiza tanto los propósitos como a los agentes porque exige poner en discusión diversas formas de concebir el acto formativo, el desarrollo humano

y el conocimiento. Se

esperaría que la existencia de comunidades académicas pueda generar acuerdos desde las diferencias sin convertir la evaluación en un ejercicio de poder, sino en una propuesta de mejora social. Considerando que si cambian las personas, cambia la sociedad.

En esta misma dinámica la evaluación debe convertirse en un proceso de investigación que articula la formación del estudiantado al desarrollo profesional del profesorado, la mejora institucional y las transformaciones culturales.

En cuanto al desarrollo profesional del profesorado, tanto la nación y las instituciones, como los programas y los proyectos deben establecer las orientaciones y tendencias de acuerdo con un plan de desarrollo que exige una relación directa entre las necesidades de formación del estudiantado, la oferta de programas y las proyecciones en relación con el desarrollo.

La mejora de la institución debe estar articulada a la mejora de la comunidad donde tiene su área de acción, supondríamos que una institución que asume con responsabilidad el impacto que debe generar, es una institución que

Universidad Santiago de Cali


aprende y que enseña. De igual manera, la dinámica institución-comunidad está directamente relacionada con las transformaciones culturales, si las instituciones son educadoras, la cultura está basada en procesos educativos y los escenarios culturales son inclusores.

Desde este enfoque, el profesorado, la institución y el estudiantado al hacer conciente esta relación empiezan a desarrollar una cultura de la evaluación que promueve la corresponsabilidad.

Es en este mismo sentido, que hemos planteado la necesidad de realizar proyectos de investigación sobre la evaluación, los agentes, los impactos, la relación con una idea de educación y desarrollo, etc. Proyectos que sirvan para revisar los resultados de la evaluación y hacer análisis de los mismos para generar propuestas de mejora. Y que en últimas, los agentes logren comprender que la evaluación al favorecer la mejora del estudiantado incide en el desarrollo de la institución.

La evaluación desde un enfoque sistémico y dialógico nos impone el tema de la estructura organizacional basada en la participación de toda la comunidad demanda definir el rol que juegan los agentes de la organización en la evaluación como sistema.

El sistema evaluativo debe considerar que el estudiantado, los órganos de participación de estudiantes, familia y profesorado (Consejo directivo, académico, etc.) son instancias que tienen responsabilidad en la formación, tanto en la generación de la política, como en el desarrollo de la misma y como tales establecen unas interacciones entre lo organizacional y lo académico que La Evaluación del Aprendizaje: Un enfoque sistémico y dialógico. Por: Lucy Mar Bolaños Muñoz

10


deben colocar los propósitos formativos como el punto de llegada y el referente que concita los intereses del colectivo.

La participación en la evaluación debe conducirnos al planteamiento de preguntas tales como: ¿Qué relación tiene la evaluación con la mejora?, ¿Qué se hace con los resultados de la evaluación?, ¿Para qué se evalúa?, ¿Cuál es el sentido de cada una de las estructuras organizacionales al servicio de la formación y su participación en la evaluación?, ¿Cómo se participa en el diseño de la evaluación, en la planeación, en la ejecución y qué reflexiones se hacen sobre la evaluación de tal manera que se pueda generar una evaluación de la evaluación (metaevaluación).

Visto así, la evaluación es entendida en términos del colectivo, es decir, si falla la organización, la responsabilidad es compartida y al ser compartida, el aprendizaje colectivo es responsabilidad del equipo y no de los individuos. Veamos esta interacción en la siguiente gráfica.

INVESTIGACIÓN

Responsabilidad Social

FORMACIÓN

EXTENSIÓN Organización y gestión de la Evaluación

TRIANGULACIÓN Participativa

Estudiantado Profesorado

Colaborativa

Dirección Derivativa

Producción de conocimiento

Figura 3: Interacción entre funciones sustantivas y evalautivas.

Universidad Santiago de Cali


Las instancias organizacionales son también escenarios de interacción entre el proyecto formativo y las funciones de la evaluación. Si bien, la organización debe considerar la participación de los agentes en la evaluación, también debe planear formas colaborativas para afrontar las necesidades arrojadas por la evaluación y derivar a partir de la utilización de formas de pensamiento creativo, solución a las problemáticas. Todo ello, en concordancia con procesos de investigación que promuevan la generación de conocimiento tanto desde la evaluación como objeto de investigación como desde la investigación como estrategia de evaluación.

En la triangulación que se hace del proceso evaluativo se deben tener en cuenta las Dimensiones personal, pedagógica y disciplinar. Las tres en una constante interacción que permita que el profesorado al autoevaluarse las considere como parte de su quehacer, que igualmente el estudiantado las revise en el profesorado y que la dirección además de evaluarlas, se pregunte, en el sentido de la corresponsabilidad, qué características, medios y acciones realiza el Profesorado y la institución para el cumplimiento de las mismas. Desde esta perspectiva las prácticas evaluativas tienen propósitos en relación con cada uno de los aspectos que la integran, en el siguiente gráfico escenificamos algunos elementos integradores de la evaluación.

La Evaluación del Aprendizaje: Un enfoque sistémico y dialógico. Por: Lucy Mar Bolaños Muñoz

12


Sentido de la Evaluación Qué es el Conocimiento

Métodos de Evaluación

Significado EnseñanzaAprendizaje

Articulación conocimientoPrácticas Rol de los agentes

Grafico 4: Condiciones de la Evaluación

Cuando se reflexiona sobre la evaluación se debe considerar frente a los propósitos de la evaluación: para qué sirve la evaluación, qué se evalúa, quiénes evalúan, Con qué estrategias, cómo se evalúa, cuáles son los recursos, cuándo se evalúa, cómo se utilizan los resultados de la evaluación, cuáles son los mecanismos para colocar en marcha la propuesta. Y frente a los impactos de la evaluación: Cómo se concibe el conocimiento, qué articulación tiene con las prácticas, qué rol cumplen los agentes de la evaluación, qué significado tiene la enseñanza y el aprendizaje en ese contexto de evaluación y qué métodos se van a utilizar para evaluar.

Una visión dialógica de la evaluación permite que el profesorado y el estudiantado evalúen las estructuras que apoyan la labor formativa. Visto así, la participación sobre la inversión y sobre las decisiones, no solamente son de

Universidad Santiago de Cali


conocimiento cotidiano sino que la incidencia sobre las mismas es de carácter colectivo.

Impactos de la Evaluación.

De acuerdo con esta concepción de la evaluación es la institución la que a través de sus diferentes agentes y los contextos sociales, políticos y económicos determina las metas, los propósitos y con base en ello, planea rutas para conseguirlos en el marco de la misión y visión institucional y en esas rutas se involucran los proyectos de vida del profesorado, del estudiantado y de todas las personas que participan del acto formativo.

Pensar la evaluación entonces, implica pensar cuál es el proyecto político, social y económico que queremos potenciar en el desarrollo de las rutas de formación que se plantea la institución. En este sentido, “la ciencia elemental necesita a la política oficial aún más de lo que la política oficial necesita a la ciencia elemental”

(Bronfenbrenner,

2002:28)

Se

debe

considerar

que

“el

funcionamiento mental y el marco sociocultural sean entendidos como momentos dialécticos que interactúan, o aspectos de una unidad de análisis más completa: la acción humana” (Wertsch, 1997:52). Por lo tanto, la evaluación no debe ser solamente una preocupación del estudiantado y del profesorado, sino una preocupación institucional porque en la medida en que no se alcanzan las metas, el estudiantado no desarrolla las competencias y la institución no tiene impacto en el desarrollo humano y en los contextos de interacción. Entonces, la institución no es pertinente. La pertinencia de la institución será medida en términos de mejora de la formación (profesional e

La Evaluación del Aprendizaje: Un enfoque sistémico y dialógico. Por: Lucy Mar Bolaños Muñoz

14


inicial) y mejora de la calidad de vida. En este orden de ideas la reflexión sobre la evaluación tiene varios impactos que describimos en el siguiente gráfico.

L

A

U

A

V

C

E

INVESTIGACIÓN Y FORMACIÓN

I Ó N

Impacto en los Contextos

Impacto en el Pensamiento del Profesorado y del estudiantado

Impacto en la Cultura

Prácticas de Intervención

Figura N. 5 Impactos de la evaluación.

La Evaluación como proceso dialógico y sistémico debe generar impactos tanto en el pensamiento del profesorado y el estudiantado como en la relación que se establece entre la investigación y la formación, todo ello reflejado en los impactos que se generan en los contextos, en las prácticas de intervención y en la cultura tanto organizacional como en las macroculturas. Además, la evaluación propuesta como un proyecto de investigación tiene incidencia en sus agentes y en las formas de gestionar la educación, en el siguiente gráfico esquematizamos la interacción.

Universidad Santiago de Cali


Proyectos de Investigación

Interdisciplinariedad

Políticas

Estudiantado

Flexibilidad Líneas de Investigación

Egresados/as

Profesorado

Relación social

Temáticas

Figura No. 6. La evaluación como proyecto de investigación.

La evaluación en el sentido de proceso de investigación involucra no sólo al estudiantado, al profesorado, a los egresados y egresadas sino que permite una relación diferente con el conocimiento desde la interdisciplinariedad como escenario de una visión compleja de la relación que establece la organización con sus agentes. Los proyectos de investigación sobre la evaluación y la investigación como estrategia de evaluación facilita estructuras curriculares desde la flexibilidad que se refleja en las políticas de evaluación, la relación que tiene la evaluación con los cambios sociales, la determinación de temáticas relevantes y en la definición de líneas de investigación al servicio de la relación educación y desarrollo. En últimas, la evaluación es un referente para determinar una política de la inversión en relación con el logro o consecución de los propósitos formativos. Por ello, ningún proceso evaluativo se reduce a la aplicación de instrumentos, sino que se centra en la interpretación que hacen sus agentes de los resultados para proponer planes de acción o transformaciones.

Las consecuencias de la evaluación también son políticas, económicas y sociales como las reformas a los sistemas de evaluación estatales, el desarrollo profesional del profesorado y los impactos sociales que tiene la institución. Estos impactos son importantes en la medida en que “una cultura se está La Evaluación del Aprendizaje: Un enfoque sistémico y dialógico. Por: Lucy Mar Bolaños Muñoz

16


recreando constantemente al ser interpretada y renegociada por sus integrantes. Según esta perspectiva, una cultura es tanto un foro para negociar y renegociar los significados y explicar la acción, como un conjunto de reglas o especificaciones para la acción (Bruner, J. 1996:128).

La evaluación como acción política de una institución es un llamado a la participación del colectivo en la medida en que la institución tiene un desarrollo proporcional al de sus agentes.

Contextos de Aprendizaje y Evaluación.

La Evaluación sistémica tiene como característica específica que lo que ocurre en cada uno de sus contextos afecta a los otros porque al producir variaciones en uno de los contextos genera procesos de transición que implican conversiones tanto en el contexto del intrasistema como en el contexto del intersistema. Esta dinámica la podemos apreciar en el siguiente gráfico. Exosistemas Fase de conversión

Macrosistemas

Transiciones Variaciones Mesosistemas

Microsistema

Universidad Santiago de Cali


La evaluación al ser un proceso sistémico implica a los sujetos en una diversidad de contextos que exigen la utilización de operaciones intelectuales que van desde el dominio y apropiación que colocan el aprendizaje de las temáticas a nivel interpsicológico, es decir en el plano social, hasta la privilegiación y reintegración que transcurren en el plano intrapsicológico y que dan cuenta tanto de la selección del conocimiento como de la aplicación del mismo en diferentes contextos. Dado que los sujetos se mueven en diferentes esferas, lo que pasa en un nivel afecta a los restantes. Por ello, en la evaluación se deben tener en cuenta las siguientes fases: variaciones, que demandan reconocer el nivel de desarrollo de los conocimientos, las motivaciones y las aplicaciones que tiene el estudiantado sobre el tema y proponer a partir de esos resultados una mediación que garantice que se realicen las variaciones o modificaciones necesarias para que ocurra el aprendizaje. Un segundo momento de la evaluación son las transiciones, que tienen lugar en el momento en que los sujetos utilizan los aspectos desarrollados en un contexto de actividad en otro contexto, y un último momento es la fase conversión, cuya manifestación está en relación con los cambios que ocurren en el contexto. La dinámica que se da entre las tres fases demanda un proceso cíclico en la medida en que cada vez que hay nuevos aprendizajes, se modifican las estructuras mentales y por lo tanto los contextos de actividad en los que se participa. La evaluación da cuenta de cómo se transforman los contextos personales, institucionales y culturales.

En el siguiente gráfico se muestra la interacción entre los momentos del aprendizaje en el plano social e individual y las transformaciones en la conciencia de los sujetos, que sería el indicador de efectividad en el aprendizaje.

La Evaluación del Aprendizaje: Un enfoque sistémico y dialógico. Por: Lucy Mar Bolaños Muñoz

18


Dominio Apropiación

Plano Interpsicológico

(Social) (Individual) Plano Intrapsicológico

Privilegiación

Apropiación Reintegración

Conciencia Figura 8. Formación y transformación de la conciencia a partir del aprendizaje.

El diálogo que se establece entre el estudiantado y el profesorado a partir de la intencionalidad de desarrollar cada una de las áreas de desarrollo implica una mutua transformación de las estructuras mentales, por lo tanto el aprendizaje se convierte en un jalonador del desarrollo, visto así la educación estaría ejerciendo la responsabilidad social al actuar en la transformación de la conciencia de los sujetos.

Por otra parte los sujetos interactúan a partir de unos condicionantes socioculturales que les ubica en una función social en relación con el trabajo y con las demandas de éste, podemos esquematizarlo así:

Universidad Santiago de Cali


Herramientas

Sujeto

Condiciones

Objeto

Comunidad

= Artefactos mediadores

Meta

División del Trabajo

= Proceso de Transformación

Figura No. 9 La adquisición de herramientas transforma a los sujetos.

En este sentido, se considera que la educación propicia la adquisición de herramientas propias de los saberes que se colocan en interacción a partir de unas condiciones generadas por los contextos laborales en los que se utiliza la herramienta. Es decir que los procesos de pensamiento tienen una estrecha relación entre el sujeto, lo aprendido y la comunidad donde se desarrolla el ejercicio de aprendizaje. Visto así, los propósitos o las metas que se persiguen en la formación determinan también la relación que se establece entre sujeto, objeto y comunidad.

Para concluir, hemos de considerar que la evaluación del aprendizaje como proceso dialógico exige la aparición de preguntas y respuestas tanto en el profesorado como en el estudiantado, promueve un diálogo con los resultados de la misma, en términos de no dar por terminada la evaluación cuando el estudiantado responde porque con su respuesta, apenas se inicia este dialogismo que deberá continuar hasta que haya

La Evaluación del Aprendizaje: Un enfoque sistémico y dialógico. Por: Lucy Mar Bolaños Muñoz

20


ocurrido el aprendizaje. Por otra parte, la evaluación como proceso sistémico implica considerar que los cambios en el nivel personal, incidirán en los cambios institucionales y éstos a su vez transformarán los escenarios culturales.

Bibliografía.

COLÁS, P. (2000) Evaluación educativa: panorama científico y nuevos retos. En González, T (coord) Evaluación y gestión de la calidad educativa. Un enfoque metodológico. Ediciones Aljibe. Málaga. BRONFENBRENNER, U. (2002). La ecología del desarrollo humano. Experimentos en entornos naturales y diseñados. Ediciones Paidós. Barcelona. BRUNER, J. (1996) Realidad mental y mundos posibles. Los actos de la imaginación que dan sentido a la experiencia. Editorial Gedisa. Barcelona. SENGE, Peter (2007) La quinta disciplina. Escuelas que aprenden. Editorial Norma. Bogotá. VOLOSHINOV, V. N. (1992) El marxismo y la filosofía del lenguaje. Editorial Alianza Universidad. Versión española de Tatiana Bubnova. Madrid. WERTSCH, J. DEL RIO P. ÁLVAREZ, A. (1997) La mente sociocultural. Aproximaciones teóricas y aplicadas. Editorial Colección Cultura y Conciencia. Madrid.

Universidad Santiago de Cali


Resumen El artículo La Evaluación del Aprendizaje: Un enfoque sistémico y dialógico, se estructura conceptualmente en la teoría sociocultural para ofrecer una visión holística de la evaluación que permita reconocer sus principios y efectos en la práctica educativa. Además, hace un recorrido por las consecuencias de la evaluación en relación con la mejora y en la posibilidad de convertir la evaluación en un escenario de investigación. La Evaluación como proceso dialógico y sistémico debe generar impactos tanto en el pensamiento del profesorado, el estudiantado como en la relación que se establece entre la investigación y la formación, todo ello reflejado en los impactos que se generan en los contextos, en las prácticas de intervención y en la cultura tanto organizacional como en las macroculturas

Palabras claves: Evaluación del aprendizaje, enfoque sistémico, enfoque dialógico, responsabilidad social, mejora, transformación.

La Evaluación del Aprendizaje: Un enfoque sistémico y dialógico. Por: Lucy Mar Bolaños Muñoz

22

La Evaluación del Aprendizaje un enfoque Sistemico y Dialogico  

Documento escrito por Lucy Mar Bolaños, Phd.

Advertisement