Issuu on Google+

centro! otras lógicas(+) marginales

*intangible **lo público

oportunismo!

la “otra” ciudad mosqueta!

pensamiento colectivo! cambiar el espacio público, no desde lo físico, no desde nuevas propuestas de espacio público, sino desde su forma de uso. desde su creación en el pensamiento colectivo, que a partir de ahí surja ese nuevo espacio público, desde una forma “distinta” de entender el espacio público

símbolos, signos!

activar el inconsciente! remover consciencias individuales!

las oportunidades que están latentes en el territorio, como también las que están sobre el territorio, la ilusión, algo así como un espejismo, un espejismo urbano? las oportunidades(+) no fisicas, no tangibles, no fijas, no perdurables, sino las que surgen en ciertos instantes apartir de ciertas fricciones sociales. muchas de las cuales se encuentran en el limite difuso** de los pares moral-inmoral, legal-ilegal, formal-informal, marginal- (?)...

micropolítica revolución molecular cartografías del deseo guattari

activar!

control/ poder/ orden/ estatus/ etc... (-) “la mirada recorre las calles como paginas escritas, la ciudad dice todo lo que debes pensar, te hace repetir su discurso y mientras crees que la visitas...no haces sino registrar los nombres con los cuales se define a si misma y a todas sus partes”....(la ciudades y los signos, ciudades invisibles, I. Calvino)

acción!

mosqueta! (+) signos que nos permitan desvelar otros mecanismos de ciudad, una ciudad creativa, original, distinta, la ciudad de las miradas, del cruce de miradas, la ciudad del deseo, de la percepción, de la atención...no repetir ciudad, sino hacer.

NO alienación

ilusión/ oportunidad


mosqueta! ilusión/ oportunidad

micropolítica revolución molecular La idea de revolución molecular habla sincrónicamente de todos los niveles: infrapersonales (lo que está en juego en el sueño, en la creación, etc.), personales(las relaciones de autodominación, aquello que los psicoanalistas llaman Superyo) e interpersonales (la invención de nuevas formas de sociabilidad en la vida doméstica, amorosa y profesional, y en las relaciones con los vecinos y con la escuela). Las radios libres, la objeción al sistema de representación política, el cuestionamiento de la vida cotidiana, las reacciones de rechazo al trabajo en su forma actual, son virus que contaminan el cuerpo social en relación con el consumo, con la producción, con el ocio, con los medios de comunicación, con la cultura, etc. Son revoluciones moleculares creando mutaciones en la subjetividad, consciente e inconsciente, de los individuos y de los grupos sociales. La revolución molecular consiste en producir las condiciones no sólo de una vida colectiva, sino también de la encarnación de la vida para sí mismo, tanto en el campo material, como en el campo subjetivo. El trazo común entre los diferentes procesos de singularización es un devenir diferencial que rechaza la subjetivación capitalística. Eso se siente por un determinado calor en las relaciones, por determinada manera de desear, por una afirmación positiva de la creatividad, por una voluntad de amar, por una voluntad simplemente de vivir o sobrevivir, por la multiplicidad de esas voluntades. Es preciso abrir espacios para que eso acontezca. El deseo sólo puede ser vivido en vectores de singularización. ...se deben crear sus propios modos de referencia, sus propias cartografías, deben inventar su praxis de manera que produzcan aperturas en el sistema de subjetividad dominante. Es preciso que cada uno se afirme en la posición singular que ocupa, que la haga vivir, que la articule con otros procesos de singularización y que se resista a todas las tentativas de nivelación de la subjetividad, ya que estas tentativas son fundamentales por el mero hecho de que el imperialismo hoy se afirma tanto a través de la manipulación de la subjetividad colectiva, como a través de la dominación económica.

micropolítica deseo El deseo atraviesa el campo social, tanto en prácticas inmediatas como en proyectos más ambiciosos. Para no confundir definiciones complicadas, propondría denominar deseo a todas las formas de voluntad de vivir, de crear, de amar; a la voluntad de inventar otra sociedad, otra percepción del mundo, otros sistemas de valores. Para la modelización dominante —aquello que llamo «subjetividad capitalística»— esa concepción del deseo es totalmente utópica y anárquica. Este modo de pensamiento dominante reconoce que es correcto asumir que «la vida es muy difícil, que hay una serie de contradicciones y de dificultades», pero su axioma básico es que el deseo sólo puede estar radicalmente separado de la realidad y que es inevitable elegir entre un principio de placer/ principio de deseo y un principio de realidad / principio de eficiencia en lo real. La cuestión consiste en saber si no hay otra manera de ver y practicar las cosas, si no hay medios de fabricar otras realidades, otros referenciales, que no tengan esa posición castradora en relación con el deseo, que no atribuyan ese aura de vergüenza, ese clima de culpabilización que hace que el deseo sólo pueda insinuarse, infiltrarse secretamente, ser vivido en la clandestinidad, en la impotencia y en la represión.

micropolítica cartografias del deseo Félix Guattari Suely Rolnik


mosqueta! ilusión/ oportunidad

plantear experimentos formales que se desarrollen en un tiempo y lugar determinados, para desaparecer, sin dejar rastro, una vez provocadas ciertas distorsiones en la percepción conceptual de lo público que tiene el “ciudadano”, de ahí generar nuevos espacios, nuevos usos, nuevas apropiaciones, nuevas experiencias, nuevos “ciudadanos”. hoy día la ciudad vista como control, reguladora, canaliza, atenúa, disminuye el deseo, el placer. fomentar la acción, ocupación de vacío, incrementar la imaginación, improvisación, creatividad.

acciones, intervenciones marcas no perdurables, no indelebles, que potencien la reflexión del territorio, la acción, de ser necesaria...y de ahí la propagación herramientas(?):

libro de actas (ex manual) mapeo, relevamiento de signos, simbolos existentes en la ciudad que generan “otro” pensar de la ciudad, crear una cartografía que involucre las distintas actuaciones, existentes y por existir, elemento que sea “dato” y a la vez “creador”, activador.

distorsión de la “realidad” descontextualizar el juego .....

propuestas: mapas fallados, mapa maseajador, la eliminación de signos, creación de nuevos nortes, nuevas referencias,etc...


propuesta!