Issuu on Google+

LETRAS  (FUENGIROLA)  ARTE, MÚSICA                                         &   LITERATURA   

ISSN: 1989‐4198  Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm  Borrar el pasado es  para la ignorancia, el  mejor caldo de   cultivo, y para el   poder, la mayor de  las tentaciones. 

Letras (Fuengirola), sin pelos en las palabras 

Se maneja mejor a  un millón de   ignorantes que a un  solo Savio.    Anónimo del siglo XXI   

Contenido      Editorial   

Cine    

Reseña Literaria   

Novedades   

Poesía  Fotografía de Eduardo Juan© 

 

Arte   

Relatos   

Zona Roja   

Premios y Becas   

Escritora del mes   

Recomendamos 

Letras participa en el Premio Nuevo  Periodismo 

Fotografía de Eduardo Juan© 


Página 2 

Letras (Fuengirola)/ nº10 /año 09/ abril / http://www.alvaeno.com/    

Pasos Largos; el último Bandolero  Categoría: Narrativa/Novela  N° de páginas: 218   Tamaño: 170x235    http://www.bubok.com/ libros/5825/Pasos‐Largos‐el‐ ultimo‐Bandolero 

   

La cueva de Alí Babá  Categoría: Narrativa/Relatos  N° de páginas: 186   Tamaño: 170x235       http://www.bubok.com/ libros/5776/La‐cueva‐de‐Ali‐Baba 

   

Así en el cielo  Categoría: Narrativa/Novela   N° de páginas: 198   Tamaño: 170x235       http://www.bubok.com/ libros/3913/Asi‐en‐el‐cielo 

Os propongo un viaje a través de mis libros que podéis comprar pinchando  en los enlaces referidos.   Contenido  Cine:   Posiblemente, las diez mejores películas de la historia,  Rubén Sancho  Reseña Literaria:  Memoria de los días oblicuos, Luis Borrás Dolz   Novedades:  Kalandraka  El Hombre de Agua; El León Kandinga; El Príncipe de  las Sombras.  Ediciones Baile del Sol   En días idénticos a nubes. Ana Pérez Cañamares;   El rastro difuso. Fernando Martínez López.  Factoría K de Libros  Miguel De Unamuno, Selección Poética;   Gabriela Mistral y Paloma Valdivia.  ACVF Editorial  Diez cuentos mal contados, Miguel Baquero.  Poesía:   (Poema inédito de “Píldoras de Papel”), Ana Patria  Moya; Pequeño Diccionario de Informática; Fernando  Gómez Márquez; José Miguel Junco, Poeta. Canarias.  España; Poemas de Silvia Loustau;  Sólo a tu sombra/ Y yo seré la sombra/ de su floreci‐ miento. . . María Elena Walsh  Arte:  Festival de Arte de Marbella,  Agnieszka Malgorzata  Rybarczyk , Fuengirola Art 09, contó con la   presencia de: Concha Jiménez Muñoz, 1981  Relatos:  Rubén Sancho, Ya no te necesito; Alejandro Carreras,  Las miradas; Eva Monzón, Identificación; 

El Seis, Siempre vuelo sobre la noche, sin alas   terrenas, como buscando el precipicio;   Luis Tamargo, Media Distancia; Ana María Manceda,  Los Jazmines también perfuman la oscuridad.  Zona Roja:  Carlos Penelas, La rosa roja; Pablo Paniagua, Literatura  y crisis mundial.   Becas y Premios:  Información facilitada por www.alexisnavas.com    Escritora del mes  Silvia Lázaro   Revistas Digitales y Blog Recomendados  Javier Montilla  http://jmontilla.blogspot.com/  Raúl Tristán  http://www.raultristan.com/      ©Letras (Fuengirola)  ISSN: 1989– 4198  Fotografías de Portada, Interior, y Contraportada:   Eduardo Juan©   Dirección:   Salvador Moreno Valencia©  Maquetación y Edición:   alvaeno©  ©Letras (Fuengirola) no se hace responsable de  las opiniones vertidas por los colaboradores. 

 


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 3 

Editorial 

Sumario 

Escribir editoriales, es, al menos para mi parecer,  un engorro, porque no sé a qué atenerme, quiero  decir, a qué dedicarle la editorial este mes de   mayo. Sería fácil ir por el lado de las celebraciones  o fiestas, por encontrarse el día 1 de mayo (día de  los trabajadores del mundo) o ¿deberíamos   cambiar el nombre por: (día de los desempleados  del mundo)? También podía ir por el lado religioso  porque el 3 de mayo es fiesta de la cruz en muchos  pueblos de Andalucía, sobre todo en Granada y  Córdoba donde se suelen adornar las plazas con  cruces floreadas, y con barras de bares y equipos  de sonido para dar un poco de marcha a nuestros  cuerpos.   Pero si Letras (Fuengirola) es una revista de   Cultura, debería de dedicarla a las redes culturales,  esos mecanismos que los gobiernos ponen a   disposición de los ciudadanos, bien para que   disfruten como espectadores, o bien para que se  conviertan en empresarios de la cultura, algo, que  según las estadísticas es sumamente rentable: ¿es  la cultura capitalizable?   Así que seguir repasando el mundo y sus   pobladores a través de la cultura, la religión y la   política me parece que no es nada original, para  eso están los medios oficiales de desinformación. Y  hacer referencia al brote, primero, de gripe   porcina, segundo pandemia mundial de la misma   enfermedad, es contribuir a la promoción del   agosto que las mafias farmacéuticas, que son las   que van a abrir sus cajas registradoras para hacer  el verano con la dichosa pandemia. ¿Es otra forma  de ejercitar la guerra?  Mejor escribir sobre literatura, esa hija bastarda y  olvidada del 90% de los seres ‘racionales’ de este  mundo. Así que hago referencia de los últimos   libros que he leído en el mes de abril. Por ejemplo,  tengo que reconocer que hacía mucho tiempo que  un libro no me hacía derramar lágrimas, y lo ha  conseguido el libro de Ana Bisignani, ‘El destierro  de la Reina’. Antes de leer éste, he tenido la osadía  de releer por tercera vez el Ingenioso Hidalgo Don  Quijote de la Mancha, y he llegado a la conclusión  de que, tras haberse escrito este libro, hay que  reconocer que nunca jamás se podrá escribir otro  que lo supere. Cervantes se adelantó a todos los  tiempos y dejó bien sentadas las bases de la novela  moderna, pero también dejó bien cerradas las  

posibilidades de superarlo.   En fin que este mes que se inicia  en plena primavera, la   humanidad sigue enfrentándose  a su propio fracaso pero,   increíblemente, sigue obcecada  en no reconocer sus errores, y  con ello, quizá, consiguiera, la humanidad, detener  la atroz y voraz máquina de destrucción que ella  misma alimenta con esa actitud pánfila como si no  fuera con ella, la destrucción, sino con la raza de  otro planeta. La ignorancia sumada a la   ingenuidad, más a la apatía, producen mucha  muerte. ¿No somos, al fin y al cabo, futuros   cadáveres? A qué entonces tanta vaina y   Abreviemos: La Gripe A.  Y para despedirme de este editorial quiero decir  que en el presente número de mayo, no están   todos los que son y no son todos los que están  (poco original por mi parte), pero prometo que en   sucesivos números irán apareciendo todas las   Colaboraciones (cientos de ellas), que nos vienen  llegando a la redacción. Por último, deciros que en  éste número iniciamos, de la mano de Rubén   Sancho, nueva sección que datará sobre cine.   Se cuiden ustedes…  Salvador Moreno Valencia©     Otro de mis cuadros preferidos  ¿Después de Goya qué? 


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 4 

  Posiblemente, las diez mejores películas de la historia   Por Rubén Sancho   

10. CANTANDO BAJO LA LLUVIA (SINGING IN THE RAIN) (1952)  Productor: Arthur Freed; Director: Stanley Donen; Guión: Betty  Condem y Adolph Green  Reparto: Gene Kelly, Debbie Reynolds, Jean Hagen, Donald  O´Connor, Cyd Charisse   

Sátira voraz e inteligente de la transición del cine mudo al   sonoro, ‘Cantando bajo la lluvia’ (‘Singing in the rain’) ocupa el   décimo puesto de mi lista de las 10 mejores películas de la   historia.   

Historia  de  la  historia,  documento  vivo  de  un  drama,  drama  en  clave de humor, romance tópico con tratamiento atípico, y   musical  moderno,  ágil  y  dinámico,  la  película  marcó  un  hito  en  su momento y se mantiene tan viva como el primer día.   

Simula que nos narra la historia de amor entre Don Lockwood  (Gene  Kelly),  una  estrella  del  cine  mudo,  y  Kathy  Seldon  (Debbie  Reynolds),  una  actriz  de  teatro  desconocida,  pero  en  realidad nos está contando la historia de Hollywood,   satirizando el cine estadounidense de finales de los años 20.   

Sorprende al espectador por su fluidez narrativa, algo poco   habitual en los musicales de la época, así como por la excelente  puesta en escena e interpretación de todos los números musicales, destacando, por encima del resto, la   hilarante ‘Make`em laugh’, con Donald O´Connor, que interpreta al inseparable amigo de Gene Kelly,   subiéndose, literalmente, por las paredes, y la evocativa ‘Singing in the rain’, con el propio Gene Kelly bailando y  cantando bajo una tormenta, en una imagen presente en el recuerdo colectivo de todos los amantes del cine.   

Paradójicamente, este número fue una imposición del productor Arthur Freed, que había compuesto la canción  unos años antes, y nunca acabó de convencer al equipo artístico, especialmente al propio Kelly, que lo   consideraba ridículo.   

Sin embargo, esta es sólo una anécdota de las miles que salpican la cinta. Destaca, entre todas ellas, el   mefistofélico juego de voces que se produce entre Debbie Reynolds y Jean Hagen, la cuál da vida a Lina Lamont,  la pareja artística de Don Lockwood (Gene Kelly). En la película Kathy Seldon (Debbie Reynolds) le presta la voz a  Lina Lamont (Jean Hagen), pero, en realidad, es Jean Hagen la que canta cuando en escena lo hace Debbie   Reynolds, con lo que acaba prestándose la voz a sí misma, y todo ello porque Stanley Donen, el director, no   confió en la voz novata de Debbie Reynolds, que interpretaba su primer papel protagonista.    

Por otro lado, las referencias cinéfilas son constantes, tanto a nivel personal como a nivel técnico, inalcanzables  para nosotros las primeras y apasionantes las segundas, mostrándonos todos los trucos y triquiñuelas que    tuvieron que inventarse para hacer frente a las limitaciones de la época.    

A lo largo de todo el metraje, cine y música se unen en una simbiosis  perfecta en la que no se entiende el uno  sin la otra ni la otra sin el uno, en la que el excelente pulso narrativo de Stanley Donen eleva el nivel de ambos y  transporta al espectador a un lugar del que no quiere regresar, al lugar donde se fabrican los sueños, o al menos,  gran parte de ellos.    

En definitiva, una obra irrepetible, en la que se conjugaron a la perfección el talento del equipo artístico, la mano  firme de un director inteligente y la pasión de un productor de los de antes, de los que amaban el cine, y no el  dinero que éste producía.    


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 5 

Reseña Literaria  Por Luis Borrás Dolz   Memoria de los días oblicuos    “Hay libros que uno desearía no haber escrito nunca”. Así empieza “Heridas   causadas por tres rinocerontes” de Fernando Sanmartín. Y tiene razón.   Porque este es un libro escrito desde el sufrimiento y la fiebre. Un libro escrito  junto a un hijo enfermo. Un niño con la cabeza sin pelo. El rostro que no   desearías ver.  Unos días oblicuos, de niebla y ceniza, en donde los recuerdos de un pasado sin  dolor se enfrentan a  un presente convertido en un abismo. Un hijo con un   gotero en el brazo, un niño con un pijama azul que juega en una habitación sin  balcón. El lugar donde no quisieras estar.  Una enfermedad que es un desgarro. Una traición, un desorden. Un padre   metido en un sótano sombrío. Un hijo en un hospital, y la casa vacía, oscura sin  él. Su habitación convertida en el rectángulo perfecto de la soledad.   Un futuro incierto, sin respuesta, sin afirmaciones. Una vida convertida en el  capricho del destino. Un tal vez. Días de viento para un equilibrista sin pértiga.   Hasta que un día el niño regresa a casa. Y su risa es una nueva luz. Y la rutina  algo que alimenta. La vida vuelve a ser como antes. Y sufrir la enfermedad y la desesperación ha servido para  ganar la conciencia, comprender que la vida es un boceto, un alquiler.   Vivir con la sensación de ser un indultado, vivir un nuevo día que ya no conseguirá descosernos, doblarnos. Y el  presente se convierte en un nuevo cumpleaños de esperanza. Días de tregua, sin agujas, sin fluorescentes   blancos, sin la frente ardiendo. Sin ese vivir a trompicones, sin noches sin dormir, sin el insomnio de la desdicha,  el rostro cansado, ojeras y monólogos.   Y la vida que recupera su forma, y el hijo vuelve a jugar al fútbol. Y el presente es una excursión, unos días en las  montañas, una tarde en el parque de atracciones que no es una mentira, su sonrisa saltando en las camas   elásticas. Un niño que vuelve a subirse a un columpio y a jugar en el tobogán. Los días tristes que se marchan  por el desagüe del olvido.  Y la historia de ese montañero que desapareció cuando descendía de la tercera montaña más alta del planeta  cobra un sentido especial. Aquel montañero que regresó vivo después de dos noches perdido en el hielo. La  historia de un superviviente.   “Hay libros que uno desearía no haber escrito nunca”. Y tiene razón. Ojala no hubiera tenido que hacerlo,   porque Fernando lo hizo cuando a su hijo, antes de cumplir cuatro años, le diagnosticaron una leucemia. Un  alud que le sepultó y del que, afortunadamente, los dos salieron vivos.   Te diré que, impregnado en tu rabia y sufrimiento, he llorado contigo. Y que he pensado en mi fortuna, que no  está a salvo de la enfermedad, el infortunio, la pesadilla y el corazón roto.  Te daría las gracias por haberlo escrito, por toda su poesía que habla del dolor, la conciencia, la esperanza, la  felicidad, el conocimiento. Por toda la amistad agradecida que hay en sus páginas.   Pero en lugar de eso te diré que me alegro. Que me alegro mucho de ese final, del dolor fosilizado en una   carpeta olvidada, de ese regreso a la vida. Por los dos. Por tu hijo. Por ti.    Fernando Sanmartín “Heridas causadas por tres rinocerontes” Xordica Editorial. Zaragoza, 2008.     


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 6 

Novedades/          

EL HOMBRE DE AGUA   

FINALISTA DEL PREMIO ANDERSEN 08  (ÁLBUM ILUSTRADO)  SELECCIONADO PARA LA III BIENAL INTERNACIONAL  DE ILUSTRACIÓN INFANTIL ILUSTRARTE  Alguien había dejado el grifo abierto. Pero el dueño de la casa nunca volvió;  quién sabe dónde había ido a parar. Cuentan que quizá se hubiera marchado  a las islas Fiyi, o que tal vez saliera en busca de fortuna hasta las minas  de oro azul, allá por África. Al final, sucedió que el agua, de tanto acumularse,  rebosar y desparramarse por todas partes, hizo nacer un hombre:  un hombre alto, azul, transparente y cristalino. Un hombre de agua.   

Más información en: http://www.kalandraka.com/ 

  EL LEÓN KANDINGA  Había una vez, hace muchos años, un león llamado  Kandinga. Era el león más poderoso  y también el más malvado. Su maldad era tal que no  dudaba en devorar a sus amigos  para saciar el hambre. Por eso acabó solo. Sus   amigos, su mujer y sus hijos le abandonaron. 

 

EL PRÍNCIPE DE LAS SOMBRAS    Una vieja historia dice que, a veces, cerca de las casas deshabitadas,   se deja ver una criatura no más alta que un niño.  Nadie ha visto nunca su cara, pero algunos ancianos afirman que de   pequeños llegaron a ver su sombra. Otros aseguran que llevaba una corona.   Por eso a esa criatura se la conoce como el Príncipe de las Sombras.  La vieja historia también dice que este ser misterioso estaba buscando a   un niñoporque necesitaba su ayuda para salvar a alguien.   ¿Ayudar a quién? ¿Tal vez a una princesa que vive en un mundo de   sombras? Si te adentras en estas páginas podrás asomarte a ese mundo   y conocer a quien habita en él, un mundo poblado de sombras, muy cerca   de cualquier casa deshabitada.


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/

Página 7 

Hoy  tengo  la  satisfacción  de  contar  con  la  escritora  Eva  Novedades/ Ediciones Baile del Sol   Monzón,  

  En días idénticos a nubes. Ana Pérez Cañamares.  M‐94. Narrativa. 2009. ISBN: 978‐84‐92528‐24‐0. Rústica. 128  págs.  10 €  La autora elige un verso de Luis Cernuda (“Adolescente fui en  días idénticos a nubes,…”) para titular este libro de cuentos   sobre la adolescencia.   Pero no es un libro para adolescentes, aunque sus historias  hablan de amor, de lealtad, de culpa y de pasiones primarias.  Es una obra para los que desean recuperar el “tiempo mítico”  de una recién estrenada juventud y verse retratados como los  seres que fueron y que amaron.  La autora  Sus cuentos han aparecido en las antologías Por favor sea   breve (2001), Lavapiés (2002), Maldito amor mío (2002) o   Escritos disconformes (2004) y sus poemas en Qué nos han  hecho (IslaVaria) y Resaca/Hank Over. Un homenaje a Charles  Bukowski (RH Mondadori), 23 pandoras. Poesía alternativa   española (Baile del Sol, 2009), así como en revistas, digitales y  en papel. En 2007 publicó su primer poemario, La alambrada  de mi boca (Baile del Sol).      El rastro difuso. Fernando Martínez López.  M‐93. Narrativa. 2009. ISBN: 978‐84‐92528‐23‐3. Rústica. 280  págs. 15 €  Es una historia de intriga, ambiciones y sueños que profundiza  en la dura realidad de la inmigración clandestina, y que   muestra el poder de los libros para derribar algunas de las   barreras  que  se  levantan  entre  las  diferentes  culturas  del  mundo.  El autor  Ha publicado hasta el momento la novela de intriga El sobre  negro y la dirigida al público juvenil Sanchís y la reliquia   sagrada, ambas con el Instituto de Estudios Almerienses. De  esta última tiene en imprenta su continuación, Sanchís y el  pergamino azul”, con la misma editorial. Ha ganado los   certámenes de relato corto de Santoña, Oria y Cabra del Santo  Cristo, y ha sido finalista en otros muchos. 

Más información sobre estos títulos  Contacto para prensa y envío de ejemplares:   María José de Acuña  prensa.bailedelsol@gmail.com  606146810 


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 8 

Novedades/ Factoría K de Libros  MIGUEL DE UNAMUNO  SELECCIÓN POÉTICA  FAKTORIA K DE LIBROS  Selección de 13 poemas de  Unamuno: ABC ‐ El grillo asierra la siesta  ‐ Érase una vez ‐ La rueda Catalina ‐  Pajaritas de rima ‐ Caminito de Santiago ‐  (Bilbao, 1864‐1936)  El Autor  Filósofo, poeta, novelista y autor teatral. Estudió en la Universidad de   Madrid y fue catedrático en la Universidad de Salamanca, de la que llegó a  ser rector. Criticó la monarquía de Alfonso XIII, se exilió en Francia a raíz de  la dictadura de Miguel Primo de Rivera, y también se opuso al régimen  franquista. Pasó sus últimos días recluido en su domicilio salmantino.    

Texto: GABRIELA MISTRAL  Imágenes: PALOMA VALDIVIA  Selección y biografía: ANTONIO RUBIO  FEDERICO MARTÍN NEBRAS  “El poema para niños ha de tener los ritmos  tan exactos como los de su arquetipo melódico  y han de ser sus temas de una emocionalidad desnuda  como una entraña”. (Gabriela Mistral)  La Autora  (Vicuña, Chile, 1889‐Nueva York, Estados Unidos, 1957)  Lucila Godoy Alcayaga, literariamente conocida como Gabriela Mistral, comenzó  a escribir versos con trece años. Desde muy joven ejerció como maestra rural,  hasta que abandona Temuco para dirigir una escuela en la capital, mientras  

publica sus primeros poemas en periódicos locales y colabora con la   prensa internacional.    Texto: BEATRIZ OSÉS  Ilustraciones: MIGUEL ÁNGEL DÍEZ  I PREMIO INTERNACIONAL ‘CIUDAD DE ORIHUELA’  DE POESÍA PARA NIÑOS 2008  La Autora  Licenciada en Periodismo, profesora y escritora. Actualmente imparte  clases de Lengua y Literatura en el IES Los Moriscos, en Hornachos  (Badajoz), y participa ‐con la Universidad de Extremadura‐ en actividades de   animación a la lectura. Ha recibido el Premio Joaquín Sama de Innovación   Educativa (2004) de la Junta de Extremadura, el Premio Nacional Giner de los Ríos  a la Mejora de la Calidad Educativa (2005) y el Premio Lazarillo de Creación   Literaria (2006) por Cuentos como Pulgas. Colabora con diversas publicaciones  especializadas en literatura. 


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 9 

Novedades/ ACVF Editorial  TÍTULO: Diez cuentos mal contados  AUTOR: Miguel Baquero  ISBN: 978‐84‐935265‐9‐7. Nº de páginas: 192. Formato: 180 x 110 cm  PVP: 8 euros (versión en papel); 4 euros (eBook)   Diez cuentos mal contados, nueve relatos de humor de Miguel Baquero.  Literatura de calidad, literatura de humor, en nueve relatos tan bien contados como   divertidos e inteligentes: el mundo de hoy visto desde el probable mundo del mañana.  Tras la buena acogida de Vida de Martín Pijo, su anterior novela, una reescritura del   Lazarillo de Tormes en las coordenadas de la sociedad actual, ACVF Editorial publica ahora  el esperado nuevo libro de Miguel Baquero, un autor definitivamente maduro. Nueve   relatos frescos y sorprendentes en los que Miguel Baquero vuelve a demostrar que el  humor puede ser el ingrediente de la mejor literatura.  Si en el relato que abre el volumen, «Cartas desde las ruinas», Miguel Baquero nos  invita a una excursión arqueológica en burro por lo más característico de nuestra   civilización, el fútbol, en «La variante Pegbedee» lleva al absurdo el posmodernismo.  Negada toda certidumbre, sólo la construcción de una pirámide logrará colmar la   necesidad colectiva de misterio y sentido.  El contacto definitivo con los marcianos, la extraña enfermedad del capitán Schell o el anhelo de un humano extraterrestre  de su próximo viaje organizado al viejo planeta azul nos devuelven el reflejo distorsionado de nuestra propia condición.  ¿Ciencia, humanidad, historia, futuro, sexo?  Las cronoficciones de Miguel Baquero, en la estela de Stanislaw Lem con el equipaje del mago Jardiel Poncela, nos   conducen a un mundo que es como el nuestro, caricaturizado en sus rasgos más profundos: la falsificación de la historia, la  deshumanización.   Con un estilo desenfadado, lleno de hallazgos verbales y de sorpresas argumentales, se nos propone un nuevo descenso a  ese país de las maravillas donde la lógica queda hecha trizas y las convenciones se desmoronan.  A fin de cuentas, estas cronoficciones, que nos fuerzan a mirarnos desde un futuro posible, despiertan ese estupor del cual,  en palabras de Miguel Baquero, «nace el humor».  Miguel Baquero nació en Madrid en 1966. Ha escrito novelas y cuentos de humor. Polemista y autor de numerosos   artículos, es redactor jefe de la revista digital Literaturas.com  Desde 2008 mantiene uno de los blogs literarios más frescos  del panorama literario español, A Esto Llevan los Excesos.     LO QUE SE HA ESCRITO SOBRE MIGUEL BAQUERO: 

Montero Glez: «Miguel Baquero es uno de los dos mejores escritores españoles actuales». 

 

ACVF Editorial  ACVF Digital: La colección de libro de  bolsillo y eBook de ACVF 

  http://www.acvf.es/ 

Miguel Baquero 


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 10 

Poesía       

Vacío.  Cambio mi papel de buena de la película  por la de la malvada bruja de cuento.  Todo es vacío.  Manzanas envenenadas para los amantes,  algunos se atragantan con un gusanito  y otros se comen los pedazos sin cuestionar nada.  Demasiado vacío.  Un temblor recorre la piel áspera, colmada  de caricias de soledad: alguien tira la fruta roja.  Me desafía a la transformación de mi verdadero yo,  me insinúa que vuelva a ser triste princesa.  Tan vacío…  Y, como bruja que soy ahora, ignoro las intenciones  ‐ sean buenas o malas: no sé si es cordero o lobo disfrazado ‐  y remato con un espectacular número de escapismo.    No encuentro placer en joderle a nadie  pero, en la moderna selva urbana de hipocresías,   carente de valores e ilusiones,  sólo te queda ser una astuta y cobarde bruja.         Fotografía Eduardo Juan            (Poema inédito de “Píldoras de Papel”)  De Ana Patria Moya 


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Poesía  PEQUEÑO DICCIONARIO DE INFORMÁTICA – FERNANDO GOMEZ MARQUEZ   ARTISTA  Niño entusiasta de siete años,  con las vidas  de cien viejos apaleados.  APARIENCIAS  

Escritor póstumo (Vgr. Kafka, Pessoa)         No es una tragedia   ‐griega ‐  Que en vida un genio 

 Las apariencias engañan 

No publique un solo libro 

Y aún más si a través 

Sí es una tragedia 

del vidrio sucio  

‐íntima‐ 

de un  prejuicio 

que precise escribirlos. 

CINÉFILOS   A la salida del cine 

Sí es una burla  ‐cruel‐ 

No me hagas opinar 

que luego sean pasto 

Deja que el polvo de estrellas 

sus cuidados 

se pose del todo en mi alma... 

sus dolores 

Dorian Gray (Lit.) 

sus tormentos 

‐ “Casaréme, Lord Henry, con una vieja joven 

‐sus restos ‐ 

Cuando la última niña vieja deje de amarme.” 

de un millón  

Escritores  Yo así vivo y así escribo 

de gusanos   ciegos. 

Tú escribes y para ello vives. 

 W ÁTER                       (CALIGRAMA)

¿Soy yo el escritor? 

¡Oh!  

¿Lo eres tú, huraño? 

 El camerino de la puta 

No lo sé. Hermano. 

                             La oficina del poeta 

A lo mejor ninguno. 

                          El templo del adolescente 

A lo mejor ambos. 

Página 11 


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Poesía  Por José Miguel Junco                              Poeta. Canarias. España    NO OLVIDAMOS     Llega brotando la sangre  Desde todos los rincones  No es necesario un palangre  Para pescar corazones  Rotos en la madrugada.  Se desprenden conclusiones:  La vida no vale nada  Cuando suenan los cañones  Y la gente, desarmada,  Cae presa del desvarío  Como mueren los gorriones  Congelados por el frío.     El abrazo se evapora,  La risa pierde sentido,  En el suelo un niño herido  Muere mirando la aurora  Pidiendo una explicación:  ¿Por qué sin haber vivido  Se acaba aquí la canción?     Ni las estrellas del cielo,  Ni la luna, compungida,  Entienden cómo la vida  Queda sumida en un duelo  Tras la amarga despedida  Del niño que está en el suelo.     Vuelan las piedras con ira,  Los gritos desconsolados,  El sol con vergüenza mira  Los cuerpos que destrozados  Ponen fin a la partida.     Ni los siglos transcurridos,  Ni la experiencia adquirida 

          Han hecho que los bandidos  Entonen la despedida,  Mientras que los agredidos  Tienen que emprender la huida  Al verse desasistidos.     En este trance fatal,  Sabiendo que no es casual  Por desgracia lo ocurrido  No hacemos caso a lo oído   Porque todo nos da igual:  Pues nosotros no hemos sido  Los causantes de ese mal:  ¡Cualquiera sabe al final  Lo que de verdad ha ocurrido!     Y dejamos que el olvido  Con su poder colosal  Disipe lo acontecido.                                 

Página 12 


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 13 

Poesía                                               en la poética hindú un poema es sólo reconocido      Fotografía Eduardo Juan                                           como tal por aquellos que tienen corazón.                                                                  René Daumal        Poema para Alejandra                                          te llamo con todos los nombres del    mundo.                                                            ��   Guy Rosey   

Poemas de Silvia Loustau 

   

  ¿Cuál era tu sueño  cuando dejaste esta orilla?  ¿Soñabas con una balsa de estribillos  a la deriva?     Eras el eco de una flor  un jazmín escondido  entre hojas de un libro de Lautremont.  Una estrella marcó tu destino  de cielo gris.  Eras esa estrella  que transformaste en flor.  La luz se deslizó  entre tus dedos  la palabra/ tu palabra  ostentaba un escudo de rocío.  Apagaste la dulzura de la luz  tu luz.  Soñaste sobre el índice del cielo  hundiste  tus sueños   entre los últimos copos de la noche  se deslizó una lágrima  sobre Buenos Aires / París.  El día despertó  sin la  hija/ Alejandra  la que trepaba palabras  con los pies desnudos.    De mi próximo libro    soltó las correas de los baúles  soltó las trenzas de la memoria  soltó la música escondida  en el altillo de la tristeza  soltó todos los recuerdos  y los hilos atados por Teseo  soltó la luz del fuego  soltó las otras caras del espejo  soltó los demonios  las  gárgolas  y las mariposas  soltó el último adiós  y   se quedó desnuda.       

  20    solitaria  se ha dirigido al lecho  ha encendido el fuego  de una blanca vela.  su espíritu es un pájaro incansable  que busca y se busca  y presiente  que el perfume del incienso  no es la eternidad.    25    clamaba el viento su voz de sal  arañaba las ventanas  y ella desnuda   de recuerdos y estampillas antiguas  sobres de papel amarillento.  lejano el perfume de jazmines  y coronas   de trébol entrelazadas en algún violeta  atardecer de infancia. silencio.  sólo el fantasma del silencio miraba  su rostro en el espejo y ella desnuda  quería cubrirse  con pétalos  perfumarse con sándalo antiguo  antes de caer dormida envuelta  en los naufragios que murmura el mar.    32    fluyen   las palabras  atraviesan su sangre  vienen desde el ayer  se baten en la oscuridad  de la garganta  se deleitan  pájaros en su nido.  se elevan y borda   un poema descalzo  sobre un fragmento de tiempo.     


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 14 

Poesía  SÓLO A TU SOMBRA .. . (Julio de 2.000)    Y yo seré la sombra  de su florecimiento. . .  MARÍA ELENA WALSH        Te busco en las distantes  comarcas del asombro.  Errante. . . Dubitativa . . . en el misterio  de los oscuros laberintos de mis sueños.  Oscuros laberintos de mis días agónicos.  Elocuencia de voces que perfilan mensajes.  Te encuentro  en la palpable  presencia vegetal de tu figura.      Pareciera que el orbe  vertebra nuestra dicha  y que la candente brisa  nos cobija y aísla.  Las ardientes rojeces  que pueblan el ocaso  des  ga  jan armonías  se des  ho  jan en trinos.  ( Pareciera que el orbe  vertebra nuestra dicha )   

          Anhelar el apretado, tierno abrazo  de tus ávidas ramas sensitivas.  Mis anhelantes labios frutecer en los tuyos.  El hálito sagrado de tu savia beber.    Como quien de sus fuegos  madurase hacia el alba . . .  sólo a tu sombra  ¡ yo me siento viva !  ( Sólo a tu sombra )       

Desnuda, primitiva, despojada,  ascenderte cual ave que vislumbrara el nido.  Recorrerte, al azar, con el alma encendida.  Desnuda, primitiva, despojada.     

Fotografía Eduardo Juan 


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 15 

Arte 

   


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 16 

Arte  Agnieszka Malgorzata Rybarczyk (h{eldái h{elém) , nacida en Lodz, Polonia, el  28 de abril de 1975, llega a Venezuela en 1983, acompañada de sus padres.  Poetisa, pintora. Miembro activo de la Asociación de Escritores de Venezuela,  seccional Guayana (AEG).  ‐ Agnieszka se ha dado a conocer como poetisa en la prensa regional de   Ciudad G u a y a n a. El lenguaje usado por esta artista en su poesía es   flagelante cuando se tarta de defender la naturaleza, crítico y mordaz a la   pedantería y el machismo del varón.  ‐ Subdirectora de la recién activada Fundación "Espada de Luz", dedicada a la  Cultura, el Deporte, la Salud Integral, y la Ecología.  ‐ Delegada del Mov. Pedagógico "Porche Literario calle 13".  ‐ Egresada del "ISAVAR" Instituto Superior de Artes Visuales Armando Reverón  en "Taller Libre".  http://agnieszkamrybarczyk.blogspot.com/                                             


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Arte  I Edición de Fuengirola Art 09 Fuengirola Art 09, contó con la   presencia de:   Concha Jiménez Muñoz, 1981  Artista plástica.  Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla en 2004.  Ha participado en numerosas ferias de arte en Inglaterra.   Actualmente trabaja en su estudio en una serie de obras gráficas   titulada “TIEMPO” junto a la artista Carmen Soto Díaz.  Además de la creación plástica, desde hace un año se dedica a la   edición de libros bajo el sello editorial “MandoCohete”.  Exposiciones individuales en 2008: exposición titulada RETRATOS en  “ESTUDIO HACHE” (Sevilla), y exposición de ilustraciones en el centro  de producción de RTVA (Cádiz)     

Página 17 


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 18 

Relatos  Por Rubén Sancho   

YA NO TE NECESITO  Me miras, te observo, me tientas, te niego, una y mil veces, todas las que sea menester, pero me  atraes, siento una fuerza etérea que me lleva hacia ti, y yo me resisto, conozco tus peligros, sé el daño  que me has hecho y el daño que me harás si cedo ante ti, por ello me mantengo firme, no caeré en tus  redes, no, esta vez no.    Han pasado muchos años desde que nos conocimos, lo recuerdo, nos presentó Gabriel, en un bar, una  noche, tenía quince años, me gustaste, tu aroma me engatusó, me sedujo y te besé, tú dejaste que te  besara, y ahí comenzó mi infierno, caí rendido ante tu sabor, ante el efecto que causabas en mí, me  gustaba la persona que era cuando estaba junto a ti.    Pero luego te apoderaste de mí, me usurpaste la personalidad, ya no era yo, sino tú, regías mis actos y  me condenaste al ostracismo, personal, social y profesional, no me daba cuenta, te amaba, te   necesitaba, dependía de ti, y dejaba que me guiaras, pero ahora ya no, puedo vivir sin ti, lo sé, lo he  hecho y lo seguiré haciendo, así que no me dejaré seducir.    Llega el camarero, mi prueba de fuego, el momento de la verdad, ahora o nunca, te mostraré mi valor,  te enseñaré que he superado lo tuyo, lo nuestro, mi infierno, tu gobierno:      ‐ Una Coca Cola, por favor.‐ Lo ves, lo he conseguido, ya no te necesito para vivir, mis doscientos  cuarenta y cinco días de sobriedad se convertirán en doscientos cuarenta y seis, y luego en doscientos  cuarenta y siete, y así hasta el fin de mis días, porque no te volveré a probar, no volveré a caer en tu  juego. Te he dejado y es para siempre.  

Fotografía Eduardo Juan 


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 19 

Relatos  Por Alejandro Carreras    Las miradas    Entre pasos agitados por incansables mentes las miradas preocupadas se cruzan entre pensamientos  livianos, entre sentimientos livianos.  Y en la calle una flor, y sobre ella un zapato despistado que busca el móvil que le llama en cada   ocasión.  Y ataconados pasos marcan el sonido del corazón de la calle, buscan el latir del destino escondido tras  cada rincón.  Y entre los dedos un anillo, símbolo del tan deseado momento del amor eterno, del amor externo.  Y entre los dedos una moneda, moneda que dará paso a la cara y a la cruz de la vida, al momento de  suerte y de desdicha, a la fe buscada entre hojas caídas.  Y entre tu cuello un lazo, lazo amarrado al cerebro pensante que nos impide despegar hacia el mundo  del corazón, del alma, de dios.  Y entre mis labios unas palabras, palabras que tratan de llenar el hueco que nos separa, el vacío de tu  adiós.  Y entre mi mente una ilusión, la ilusión de ser feliz y encontrar el tan desequilibrado equilibrio, y sentir  esa seguridad que me ayudará a no tener miedo, a ser correcto, a no esconderme entre cojines   acolchados por la pereza latente de mi corazón.  Pero dónde está mi corazón, mi sentir, creo que está oculto entre el sufrimiento y la nada, entre la  desdicha y los miedos, entre mi último amor y el próximo. Pero a decir verdad, está ausente en mi   propia vida porque creo que así tendré la opción de vivir, aunque sea a medias, pero tranquilo, aunque  sea aburrido, pero seguro.      Te echo de menos     No lo sabía, no sabía que te podía echar de menos hasta que te has ido. Desde que te fuiste los   minutos se han ido agolpando hasta pesar en mi memoria. No puedo negar que te echo de menos.  Echo de menos tu presencia, tus palabras, tus sonidos, tus momentos de alarma. Tu vacío pesa en mi  mente, saber que no te tengo a mano me produce desazón en mi interior. Saber que no estás o que  quizás estés ausente, ensimismada, desconectada...  Saber de ti es lo que me preocupa ahora, saber cómo estás, dónde, en qué situación te encuentras,  saber tu estado.  Recuerdo que cuando te miraba una ilusión recorría mi cuerpo, la ilusión de saber que en cualquier  momento podías llamarme, avisarme, despertarme.  También echo de menos despertarme a tu lado cada mañana, que no interrumpirás mis sueños para  avisarme de un nuevo día.  Hoy siento mucho haberme olvidado de ti, y no haberte prestado atención, no haberte querido como  a mí, cuidado como a mí.  Me pregunto si estarás bien, si aún tendrás batería suficiente, como para sobrevivir sin mis cuidados.  Estés donde estés te deseo lo mejor a lo largo de tu vida, espero que no te quedes nunca sin batería,  sin cobertura, que tengas una vida de buenas vibraciones, que el litio te acompañe, y que nunca te  quedes sin display, sin pantalla a la que poder mirarte, que disfrutes siempre de tus juegos, y que los  mensajes que recibas te hagan feliz y sientas los voltios del amor correr por tu energía.   Adiós mi querida NOKIA.    


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 20 

Relatos  Por Eva Monzón   

IDENTIFICACIÓN   

‐Pase. Es por aquí. Espere un momento.  El policía que la había llamado haciendo añicos, no sólo la tarde tranquila del domingo, sino quizá, la  vida, le pidió que aguardase. Asintió con un gesto y esperó; si tuviese razón…, pero, no, no podía ser de  ninguna manera, la gente se equivoca, es más, por eso la necesitaban, para que confirmara lo   impensable.  ‐Entre.  Fueron a buscarla a casa dos hombres, además del policía, uno muy bien trajeado, que no paraba de  hablarle, de darle indicaciones, de añadir confusión al caos en el que la llamada la había sumido. “Todo  irá bien. Es cuestión de unos momentos. No hay nada seguro”. Y a esa frase se agarraba, desesperada,  pensando sin saber que pensaba, que recordaba, que intentaba reorganizar una vida que aún no se  había confirmada rota, pero que amenazaba derrumbarse si las sospechas de ambos hombres fueran  verdad. Y era ella, nadie más, quien tenía que dar el paso; ese antes y después. Ella solamente en   contra de sí misma, era la única que cambiaría su vida con un “sí” o un “no”. Una mirada breve, un   instante angustioso y todo podría abrirse bajo sus pies o bien nada, quedarse igual, con una anécdota  macabra para contar, que se iría diluyendo, desmenuzando, olvidando. Pero ahora, es imposible   recordar cómo se vive sin esta angustia, sin este miedo que paraliza, que aleja hasta lo inverosímil lo  que hasta hace nada era real: ahora sus pensamientos están atrapados entre un humo denso, tupido,  son lentos, ajenos, no aciertan a ser coherentes, firmes: no quieren pensar en qué pasaría si,   efectivamente, fuese él.  ‐Pase, señora.  El cuerpo obedeció la orden. Apretó los puños, se encogió por dentro y entró en esa sala que la   esperaba desde la llamada. Qué extraño lugar, de un frío metálico, de un blanco sucio a pesar de lo   inmaculado. Unas manos la sujetaron con firmeza y la condujeron a una mesa. Un bulto tapado por una  sábana era lo que había venido a ver. Ahora le descubrirían el rostro, y si era él, el vértigo de lo   imposible se la tragaría, se abriría la vida bajo sus pies. Y era ella la única que podía evitarlo: si no le   reconocía, si bajo esa tela blanca no estaban sus ojos verdes, su pelo castaño, su nariz recta. Si no lo  identificaba, no sería él. Podría irse a casa, a esperarlo, a preparar juntos la cena, a dar marcha atrás al  reloj, y deshacer lo hecho, a borrar ese instante en el que todo se vino abajo, a enmendar lo imposible.  Sólo tenía que no ser él, no reconociéndolo. Todo volvería a ser como antes de la llamada, como antes  incluso, de la pesadilla de ayer. Si olvidase lo que sucedió, si no fuese él, si no hubiese ella…  ‐¿Es su marido, señora?   Las manos la sujetaron con más fuerza, la sábana a punto de deslizarse, su corazón al límite, su mente  paralizada, su vida en suspenso.  ‐¿Es él, señora?  El rostro que vio no era el de él: no podía serlo y no lo fue. Ahora sólo quería ir a casa para esperarle a  preparar la cena juntos, a olvidarlo todo, a reírse de lo sucedido. A intentar vivir como si nunca hubiese  habido una llamada, como si no fuera él a quien había ido a ver.   


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 21 

Relatos  Por El Seis    SIEMPRE VUELO SOBRE LA NOCHE , SIN ALAS TERRENAS, COMO BUSCANDO EL PRECIPICIO.      

Estoy sangrando existencia, en este preciso momento, que escribo estas líneas. En mi sangre se han  mezclado las cascadas del vodka; los ensueños del hachís; y la “sobriedad púrpura” de la cocaína;   mientras los residuos de opio, me recuerdan algunas visiones sin orden, algo así como el caos. No   obstante, llega una bella dama, de bellos labios, y de un tatuaje pequeño, en el brazo izquierdo. Ella me  devora con los ojos, y mueve su lengua, con un dulce anhelo. Me pide sentarse a mi lado, con esa   cortesía que tienen las féminas bellas, preciosas, hermosas. No recuerdo (en este instante) si le permití  acompañarme… pero, está a mi lado. Mi cabello (rebelde) cubre mi cara de demente, dándome un   aspecto de un ser aparecido, venido de algún lugar lejano, distante. Hoy parece que no existo… Me  siento muerto, pero… La hembra blanca, me invita a su habitación del hotel, con la finalidad, clara y  precisa de practicar el coito. Muy continuamente me niego, cuando la mujer no es atractiva, y hasta  “invento” algunos pretextos de índole demencial. Me encuentro acostado, junto a mi compañera   accidental, ni siquiera conozco su nombre, pero... su olor es una maravilla; su saliva es soma; sus   movimientos, son el preámbulo al paraíso sexual; y cuando gime, es el canto universal.     Me dispongo a descansar un poco, pero se me ocurre, examinar mi correo electrónico, y, ¡sorpresa!,  me ha llegado un texto, nada interesante, por lo cual haré algunos comentarios:    Hace un tiempo me han tratado de localizar diversos “escritores” con la finalidad de elaborar una   biografía de mi ataúd de huesos. Quienes han tenido la suerte de contactarme les he mostrado mi nulo  interés en llevar a cabo semejante tarea. Desconfío plenamente de sus capacidades para poder   trabajar intelectualmente sobre mi persona. Así es que en la mayoría de los casos me he negado   rotundamente. Argumentando (si así lo estimo conveniente) que en un futuro incierto, yo mismo, seré  el encargado de realizar semejante autobiografía. Nadie, absolutamente nadie, conoce mejor mi ser y  sus circunstancias, como Yo. Este “pendiente” estaba ya en el olvido, hasta que llegó a mis manos (de  demonio) el presente trabajo literario, que usted, estimado lector, está por leer, y el cual no me   esperaba. Pero al descubrir que quién lo firma es nada menos, que mi fino amigo, y gran anfitrión, el  “recluido voluntario” del manicomio de Turquía, J. Capaverde; pues… me dio gusto. Me tuve que beber  una botella de ron, fumar hachís, y hasta… inhalar “todos los polvos del cosmos”. Desde luego, tuve  que invitar a mi pareja, para “festejar” semejante acontecimiento. Ella, está que arde toda, es la pasión  misma, se me queda mirando un poco asombrada, y me comenta: parece que no estás complacido.  Sólo me carcajee, como lo hace un enfermo mental.    Por ese motivo me es grato compartir con mis leyentes, estás líneas sobre mi existencia. Adelante  pues… aquí está (narrado) sólo un “minuto” de mi desquiciada vida.       NOTA: Espero me sigan escribiendo mujeres de 15 a 23 años de edad, y que sean preciosas, muy   preciosas…   Cuando mi amante eventual, me vio escribiendo estas palabras, me dijo: ¡Oh!, Seis, no soy suficiente  para ti. No, contesté, mientras inhalaba un cigarro, con una dicha inenarrable.  


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 22 

Relatos  Por Luis Tamargo   

MEDIA DISTANCIA   

    La noche tiene nombre de calle en cualquier lugar del mundo, y, en aquella ciudad, una tenue sombra   alargada hacía las veces de guía, entre un laberinto de misterios presentidos. De sus años de navegación, había  aprendido a mantener tenso el resorte que envuelve los recuerdos y, ahora, se sentía capaz de pulsar el hilo  invisible que los aviva. Fue, tal vez, por eso, tal vez, por el rastro inconfundible que el salitre proveniente del  puerto dejó a su paso por lo que penetró en la atmósfera calma de la calle, un río de luces que ascendía, con sus  orillas salpicadas de locales nocturnos, ávidos de otra dosis más de bullicio. La música de los bares salía al   encuentro, para invitar al instante, sin apenas transeúntes; se podía distinguir del espectáculo solo por la   cadencia o lo estridente del ruido. Aventuró sus pasos tras la cortina de humo, que daba la bienvenida entre  sones del trópico, orquestados y rítmicos, y ocupó el lugar donde la barra se curvaba, esquivando una columna  para observar mejor la pista de baile. Un tumulto de cuerpos seguía el compás –danzar era imposible– con   movimientos sinuosos y, en las mesas bajas, las parejas solazaban sus conversaciones de besos y abrazos   fundidos. Por segundos, se caldeaba el ambiente y, a los pocos minutos, no podía evitarse formar parte de  aquella vorágine, frugal y embaucadora, de atractivas promesas, a cual más tentadora. Bellas mujeres paseaban  su estilizada figura en busca del galán perdido; otras esperaban y, mientras, soñaban con lo que hablar, incluso  con bailar. Ellos, en grupo, apostando atrevimientos sin conseguir desafiar su naturalidad, porque era su fiesta  de alcohol, otra de tantas: voces, griterío, salto, contorsión... En la esquina, una guapa muchacha lloraba el   asedio, corrida la pintura de sus ojos, hasta que una amiga llegó al rescate y ambas huyeron hacia el aseo, con el  gesto acostumbrado de la diversión maltratada.  No tardaron en acercarse, no pudo observar si salieron del mismo nudo del tumulto o si, a modo de espejismo  calculado, coordinaron su cómplice estrategia, pero, enseguida supo que venían hacia él... Tampoco le pasó  desapercibido el aroma de sus hermosos cuerpos, mientras coqueteaban con el acicalado joven que tenía al  lado, junto al mostrador, algo amanerado, quizás o, al menos, eso le pareció a él. Ante la dificultad para   escucharse, los tres optaron por alejarse de los altavoces, hacia el fondo, al amparo de la penumbra. Luego,  cuando parecía que la melodía iba a reemplazar el halo embriagador impuesto por el ritmo, le distrajo el   forcejeo dentro de la pista. Un par de mozos de seguridad se abrieron paso hasta el lugar de la pelea: gritos,  chillidos, alguno histérico, y puños en alto que ensanchaban más aún el escenario del incidente, casi anunciando  el final obligado de la velada.  En la calle, le pareció vislumbrar el rostro de alguien conocido, pero, al fijarse con más detenimiento, comprobó  el desliz de su intuición. En otros viajes, aquel sexto sentido le había servido de gran utilidad para conocer   nuevas gentes y vivir originales experiencias, inusuales y arriesgadas, incluso, pero, ahora, era un veterano que  no buscaba nada, casi se conformaba tan sólo con vagar y respirar, junto al deleite mismo de la aventura. Todo  en aquella empinada cuesta le resultaba demasiado familiar, y encaró las escalerillas que, por una transversal,  abandonaban la iluminación de la calle. Cada peldaño, cada rincón, cada paso que daba era el mismo camino de  siempre; cada fachada, cada balcón, parecían hablarle, contarle secretas confidencias de otro tiempo... Él   también reconoció el portal, la madera arañada del pasamanos en el rellano de la escalera, los marmóreos   escalones con bordes desgastados, de tantas idas y venidas, las macetas descoloridas del descansillo y el olor a  vegetal, denso. Giró despacio la manecilla al abrir, y entró en silencio, intentando evitar el tablón flojo del   pasillo que rechinaba. Pasó de puntillas delante de la habitación de los niños, como si todavía durmiesen ahí,  como si no tuvieran su propia casa. Antes de entrar al dormitorio, se acercó al despacho y posó la chaqueta   doblada sobre la silla y, durante breves instantes, contempló la foto de su jubilación y la placa que le regalaron  en la despedida... Luego, entró al cuarto donde dormía su esposa, se desvistió y, sentado en la cama, se   descalzó para acostarse con cuidado, para no despertarla, aunque ella ya le había oído llegar. Ella sabía que   después de tanto trabajar le gustaba darse un garbeo y, sobre todo ahora, después de toda una vida de viajes,  se conformaba con sentirse cerca del lugar que amaba. Ella sabía que le gustaba acercarse a visitar la calle   donde nació. Era su viaje de media distancia, el único que le quedaba.   

El autor:  http://leetamargo.blogspot.com   

*Es una Colección “Son Relatos”, © Luis Tamargo.‐   


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 23 

Relatos  “LOS JAZMINES TAMBIEN PERFUMAN LA OSCURIDAD”                  Mención de Honor en concurso “1° CONVERGENCIA NACIONAL DE CUENTOS JUNINPAIS 2002) Edita‐ do en antología Editorial” ediciones DE LAS TRES LAGUNAS”. Junín. Pvcia. Buenos Aires.                  Autor: ANA MARÍA MANCEDA                      El calor la asfixiaba. Desde el patio le llegaba el aroma de los jazmines del país, penetrando y perfu‐ mando su piel. Se oía la estridente sinfonía que producía el croar de las ranas. Corrió suavemente la cortina de  encaje; la negra Tomi, como Rosarito la llamaba, cruzaba su pesada silueta por entre las vasijas repletas de flo‐ res y esquivando diestramente el aljibe, hacía equilibrio con una gran fuente repleta de pasteles que tenuemen‐ te brillaban de almíbar.  Seguramente los lleva para las habitaciones de la servidumbre, allí entre murmullos y suspicacias sobre la vida  de los patrones, entre risas pícaras y bebiendo chocolate o té de yuyos humeantes, vaciarían la bandeja, las  muy diablas, pensó la joven.                     La oscuridad iba cubriendo la ciudad, Rosarito apagó las velas del candelabro y con una amplia capa  negra se tapó el primoroso camisón de blancas puntillas que cubría su juvenil cuerpo. Su pelo castaño quedó  oculto bajo la capucha del abrigo. Salió sigilosa, la noche nublada presagiaba lluvia, nada le importaba, su ilustre  Tata estaría charlando y bebiendo licores con sus amigos en la sala, dejando caer miradas lascivas sobre las ca‐ deras y pechos de las púberes esclavas. Su religiosa madre rezaría el rosario, arrodillada ante el altar que dispu‐ so en su cuarto, rogando por la bendición de la virtud de su hija.                  Se adentró por las calles barrosas, desoladas, apenas iluminadas. Sentía la libertad en su cuerpo y en su  alma. Salía a sentir la vida. Los olores eran más fuertes lejos de las rejas y los muros de su poderosa familia. Las  risas, el sonido de los tamboriles, reemplazaban a las tertulias de intrigas políticas que predominaban en su ca‐ sa.  Quedaban en otro espacio, distantes, el sonido de su piano, el aleteo de los abanicos de las damas que tapa‐ ban el rubor ante un comentario indiscreto, el rum‐rum de las sedas y satenes, deslizándose por los brillantes  baldosones.                Luego de andar unas cuadras, sintió unos pasos que se le aproximaban, su cuerpo se estremeció, creyó  desfallecer y se apoyó contra un viejo portal. Los pasos se acercaban, luego el silencio. Todo era oscuro, pudo  sentir el olor y la calidez de ese cuerpo tan deseado que a su vez quedó impregnado del perfume a jazmines de  la joven. Las blancas puntillas resaltaban aún más entre las caricias de las oscuras manos de José. El torbellino  sensual de los movimientos y las quedas palabras amorosas fueron aquietando la pasión, de manera sutil regre‐ só el silencio, solo quedaba la débil vibración de las respiraciones entrecortadas.                 El regreso fue escondido, ligero. La llovizna cómplice atenuaba el poco ruido que producían los pasos  juveniles. Ya dentro de la casa, al pasar por la habitación de la negra Tomi, escuchó la música y las risas. No so‐ portó dejar de compartir y sin dudarlo abrió la puerta y entró. Las negras transformaron sus caras de alegría en  las de terror, Rosario les hizo un gesto de silencio con su dedo índice sobre su besada boca y un ademán como  que sigan la fiesta y la fiesta siguió. La niña tomó un pastel almibarado y lo comenzó a saborear plácidamente,  mientras Tomi le alcanzaba con sus morenas manos una taza de humeante té. Se miraron, Tomi le sonrió y Ro‐ sarito satisfecha de tanto placer observó que la negra tenía la misma sonrisa que su hijo José. ***   

Un libro en el que veintitrés mujeres enseñan su talento pleno de riesgos, en el  que demuestran que la poesía debe diseccionar el alma y sus miserias, porque no  basta con hacerle versos al campo y saben que los poemas deben herir, motivar,  espolearnos, despertar al hombre que duerme y obligarle a abrir los ojos. Es la  poesía que está en los márgenes. La auténtica.   JoséÁngel Berrueco   

Másinformación:  Blog de 23 pandoras  Ediciones Baile del Sol  prensa.bailedelsol@gmail.com 


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 24 

Zona roja  Por Carlos Penelas  Buenos Aires, marzo de 2009   

La rosa roja    

Quien considera detenidamente su origen, ve que todos los Estados reposan sobre la violencia.   Francesco Guicciardini (1483‐1540)    

He adherido recientemente a la Marcha Mundial por la Paz y la No‐violencia. La primera marcha que se hará en el planeta  para denunciar la locura, la enajenación, el absurdo y la incoherencia que genera el Poder. La primera marcha en nombre  de la solidaridad, de la bondad, de la belleza; del aire y del viento. En nombre de la amada, de los sueños, de la libertad, de  las aves y de los peces, de los árboles, de los artesanos, de los solitarios, del poema. En nombre de los hijos y en nombre de  los padres. Por un mundo sin guerras y sin violencias. Marcharemos por las calles de octubre, por las calles de enero. Felices  combatientes de la utopía, felices camaradas de la ilusión, de los barcos y puertos, levantando veletas, plazas, violines y  tejados. Pasajeros del silencio marcharemos por las calles de España, por las calles de Pekín, por las calles de Austria, por las  calles de Montevideo y de Buenos Aires, por las de Londres y las de Nueva York. Despiertos, iluminados por las noches y el  alba, insurrectos de amor, insurrectos de paz, de melodías. Así caminaremos: fraternalmente juntos, esperanzados. Con la  mirada clara del misterio, del secreto deseo de escuchar lo que somos. De esta forma marcharemos por las plazas de   octubre. Sin piedras ni puñales. Elevando desde la conjura de los necios una galera naranja abandonada en el tranvía.    

Marcharemos contra los mitos del Estado, contra el fetichismo del Poder. Hablaremos de moral, de insumisión, de un  humanismo sin fronteras. Repetiremos a Horacio: “El hombre justo y tenaz no se doblega a la muchedumbre ni a los   tiranos, ni a la mano de Júpiter tonante. Si el mundo cae en pedazos, sus ruinas lo golpearán sin producirle miedo.”   Recordaremos a Gandhi y a Thoreau, a Cassirer y a Nicolai, a Rudolf Rocker. Levantaremos los nombres que condenaron la  violencia, esa larga historia de derrotas y sangre que levantó héroes y verdugos y esclavos. Diremos Camus en contra de los  prejuicios maliciosos, en contra de las revelaciones definitivas, en contra de la sumisión y el dogmatismo.    

La fatalidad se opone a lo libertario. “La sociedad es el resultado de nuestras necesidades; el gobierno es el resultado de  nuestra corrupción…” señaló Thomas Paine. Lo que permanece vivo es siempre la pasión, la apetencia de libertad, la   sinceridad de la imaginación. Marcharemos contra la angustia y la desesperación, contra el aislamiento y la apatía. Hacia la  racionalidad específica de lo irracional. Entre margaritas locas y vagabundos hablando de caballos.    

Desde siglos la paradoja es brutal. Diversas corrientes ideologías queriéndonos persuadir sobre la bondad de sus ideas   acuden al lenguaje de la metralla. Son cultivadores de la violencia. Por el camino del terror llevan banderas, himnos,   monumentos, campos de concentración. Encarnecen derechos humanos, cualquiera sea su rótulo es parte de la barbarie y  la regresión. La sociedad no altera la irracionalidad de los sistemas basados en la propiedad privada o en las imposiciones  estatales. Afloran  lacras, prejuicios y odios raciales; la homofobia,  hombres providenciales,  ensayos nucleares, la carrera  armamentista,  profetas del mito totalitario, el mesianismo estentóreo de una nueva revolución. De pronto todos somos  actores, de pronto todos somos espectadores. Con  Artaud nace el teatro de la crueldad, entre la ilusión y el simulacro.  Afuera, la escritura putrefacta de lo real.    

Marcharemos contra las formas obscenas; deshaciendo en el aire las violetas del lecho. La violencia se manifiesta en la   complicidad y la locura del sistema. Marcharemos contra la alucinación de lo visible, contra la superficialidad, contra la   pornografía de la información, contra la promiscuidad y la fascinación del vértigo. Marcharemos contra el hambre y la   injusticia, contra el horror, contra la muerte. La violencia se manifiesta en la complicidad de la indiferencia. Marcharemos  contra la miseria y la banalidad, desnudando el apogeo de lo indigno, de la especulación simbólica y política. La violencia se  manifiesta en la culpabilidad, en un acto criminal, en la omnipotencia del burócrata, en las estadísticas. Neutralizan la   mirada, la risa, la espontaneidad. Marcharemos en defensa de La Boétie para señalar la estupidez y la pasividad, contra la  saturación y las apariencias. Contra el aburrimiento y los charlatanes, contra el embrutecimiento colectivo. Llenos de sol y  harina y collares desnudos.    

La primera marcha mundial por la Paz y la No violencia. La primera marcha desde el sueño y la utopía, levantando vientos,  ríos y fonógrafos. Llevando flores y relojes por las calles del mundo, llevando paraguas y bonetes, llevando miradas,   universos, abrazos; cantando. La primera marcha mundial desde la alegría. Sin leyes, sin órdenes, sin corbatas. Dejando  atrás, para siempre, la injuria. Marcharemos buscando el mundo que anhelamos. Sin temores ni humillación u odio.   Marcharemos sin recetas milagrosas, sin falsificadores, sin disfraces. Allí estaremos. Jubilosos, primitivos, rebeldes. Con el   emblema del poema: la rosa roja.      

 


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 25 

Zona Roja  Por Pablo Paniagua    

LITERATURA Y CRISIS MUNDIAL      

Hoy, sin lugar a dudas, en la literatura y en el sector editorial se ve el reflejo de la crisis mundial que estamos  viviendo, y me refiero al vacío de pensamiento y de actitud que los domina. La mayoría de los escritores, en su  connivencia, han perdido la capacidad de ejercer la crítica ante los males de este mundo, los problemas y el  fracaso que enfrenta, y más parecen espectadores complacientes de una Humanidad que camina hacia la   distopía. La industria editorial, en su generalidad, se ha basado en promover la literatura fácil, aquella que es  una manifestación más de la banalidad ensalzada por la sociedad de consumo, para hacer un trasvase de la  cultura del pensamiento hacia la cultura del entretenimiento. Ciertos editores ya no ven la literatura como una  necesidad o bien cultural, sino como un negocio que sólo busca un beneficio rápido en detrimento de la   calidad. Ya todo se vale para pisotear el arte, por medio de una simulación de algo que cada vez está más   lejano de lo que se pretende. Hoy lo único que importa es vender, a costa de lo que sea, como si los libros   fueran hamburguesas de McDonald´s. Eso es el éxito para ellos.       Ahora que la Humanidad se hunde, los escritores, parece ser, han de escribir contenidos superficiales para  hacerle el juego a la misma civilización fracasada que se sustenta en la avaricia y en la especulación, en el   sometimiento de los más humildes. El vacío de pensamiento, la alienación, la democratización de la   ignorancia, es lo que nos proponen, y transmitir a los lectores dicha vaguedad. El hombre ha de buscar lo   rápido, lo fácil, la literatura poco exigente, para dejar de aspirar a superarse en su intelecto y estar   predispuesto en aceptar cualquier manipulación. ¿Eso es estar de acorde a los tiempos? ¿Buscar y promover la  mediocridad en la especie humana? ¿Valerse de ella?       Los escritores, hoy más que nunca, han de rebelarse contra el autismo intelectual que promueve y nos   propone una parte de la industria editorial, contra la banalidad de la sociedad de consumo y contra la   alienación de un poder que nos conduce hacia el abismo. Hay que estar ciegos para no ver hacia dónde camina  la Humanidad, permanecer con la boca cerrada y ser cómplice de todo un mecanismo que degrada al   individuo. El poder del dinero es lo único que les importa, en un sistema económico mundial que se derrumba  por efecto de su propia avaricia. La Humanidad camina hacia la distopía y los intelectuales, entre los que se  cuentan los escritores, no dicen nada como si estuvieran fuera de su tiempo. Ésa es la verdadera derrota de la  literatura.       Con el hundimiento de las utopías y el consecuente triunfo del “liberalismo económico globalizador”, que   ahora se desploma, y con la inestabilidad social y las guerras que se avizoran en el horizonte, ya sólo nos   queda, en definitiva, esa última utopía de la Humanidad: la llegada de aquel Salvador proclamado por toda  religión que traerá tiempos eternos de paz y de armonía.       Bajo esta idea, y haciendo una recreación de los tiempos por venir, como el que  mira a la actual Humanidad igual que una semilla en su mano, para ver el árbol  que ha de crecer, escribí “La Última Utopía”, una novela que está dentro de su  tiempo y más allá de él, y que indaga en los problemas de la Humanidad sin  eludir ejercer una crítica feroz. Esta novela ya se puede leer totalmente gratis,  en su última versión y con el texto revisado, en esta dirección:  www.novelagratis.blogspot.com, donde también está disponible en archivo  PDF.       Para que sepan algo más de éste que hoy se dirige a ustedes, les invito a esta  dirección:   www.pablopaniagua.blogspot.com      


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 26 

Becas y Premios  XII Premio de pintura Terras de Iria.  El plazo de entrega finaliza el 9 de mayo de 2009, más información en www.premioterrasdeiria.com    AVAM convoca la nueva edición de Madrid Procesos ´09 para la producción de proyectos artísticos.  Plazo de entrega hasta el 16 de mayo de 2009, más información en www.avam.net    III Certamen de Pintura Ramón Portillo.  El plazo de entrega finaliza el 8 de mayo de 2009, más información en www.motril.es    XXXVI Premio Bancaja de Pintura, Escultura y Arte Digital.  El plazo de inscripción finaliza el 15 de mayo de 2009, más información en www.obrasocial.bancaja.es    Información facilitada por www.alexisnavas.com   

EL MEXICANO FELIPE UGALDE GANA EL II PREMIO COMPOSTELA  CON UN ÁLBUM DE GRAN RIQUEZA ESTÉTICA, LITERARIA Y TÉCNICA                      El italiano Tommaso Nava fue finalista  y la argentina Cecilia Afonso recibió la mención especial.                          

Al II Premio Internacional Compostela, convocado por el Departamento de Educación del Ayuntamiento de San‐ tiago y KALANDRAKA, se presentaron 280 trabajos de 22 países: 182 procedentes de España, 19 de Argentina, 18  desde Portugal, 13 de Italia, y en menor medida México, Brasil, Francia, Alemania, Chile, Colombia, Croacia,   Dinamarca, Eslovenia, Estonia, Israel, Líbano, Polonia, Reino Unido, Suiza, Turquía, Uruguay y Venezuela.   

KALANDRAKA EDITORA: Tlf. 00 34 986 86 02 76 | 667 401 563 | comunicacion@kalandraka.com  MÁS INFORMACIÓN: www.kalandraka.com | www.kalandraka.com/blog 

 


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm 

Página 27 

Escritora del mes  Silvia Lázaro   (Barcelona, 1962). Maestra diplomada en Málaga y funcionaria de carrera hasta el año 2004 (cese por   jubilación). En diciembre del año 2004 se plantea como trabajo la actividad creativa. Autodidacta,   comienza sus andaduras literarias con narrativa, escribiendo en el 2005 la novela corta “Heredera de   Voltaire” (publicada ahora bajo el título Para Teresa…), en el 2006 la novela titulada “La Dehesa del   Alcaucil (alcachofa)”, en el 2007 la tercera a la que llama “Entramados vitales”. Investiga su pulso con géneros  más cortos y se entrega a lo breve como ejercicio literario. Desde el otoño de 2007 al invierno de 2008 produce  más de 79 relatos (se destacan El nº 23 de la calle Trueque y Milán sin prisa ni causa publicados en el País   Literario, Zodiaco publicado en la revista Almiar, Buenos días, mañanita prodigiosa publicado en Biblioteca   Virtual de Literatura, Economía pseudópoda publicado en Palabras Diversas) y tres  poemarios (Ahuyentando lo dual, Micromundo con melena que se seca con los aires  de los noticiarios y Los patitos feos).  

  Afirma el editor: http://equi‐librio.net/  Para Teresa… pasa en Andalucía, en la España de los 70, los años del fin del franquismo y los  de la transición. Es un relato fragmentado, con un orden cronológico trastornado en que  Teresa, la protagonista, es una mezcla de todas la mujeres de aquella época, y da cuenta de  los sufrimientos y de las esperanzas de dichas mujeres. Más allá de la historia de la propia  Teresa, se trata de la Historia, de un período clave para España : la opresión que sufre   Teresa es la sociedad bajo la dictadura que agoniza. El estilo de Silvia Lázaro Díaz, poético,  sorprendente, emocionante, transforma el plomo de la dictadura en pepitas del oro más  puro.  

http://alotroladodelespejorevista.blogspot.com/ 

Revistas Digitales y Blog Recomendados  Carmen Soto García  LossinsentidosdeJ   Ricardo Mena  Carlos ZZ  Igor Escudero  Poetas del mundo  Cuentos en la menor  Revista Sesam  Premio Mario Vargas  Hora de salida  Cristina Padín  Poesía y Manta   La Nausea  Marian Raméntol 

             

   

   

   

José Antônio Cavalcanti  http://poemargens.blogspot.com  

dominick kench   www.myspace.com/backthisway  El Blog de Chu  http://mjcampos.blogspot.com/  Javier Montilla  http://jmontilla.blogspot.com/  Raúl Tristán  http://www.raultristan.com/ 

          Literaturas.com, Babab.com, Ariadna‐rc.com, Margencero.com, Los lobos de Omaña, Espaciolu‐ ke.com, Deriva.org, El Fantasma de la glorieta, Revista Comunicando, Dosdoce, Info‐Arte, Global Af‐ fairs, Ómnibus, Pizca de papel, Producción Animal. Letras. 


Letras (Fuengirola)/ nº11 /año 09/ mayo/ http://www.alvaeno.com/letras.htm  LETRAS  (FUENGIROLA)  ARTE, MÚSICA                                         &   LITERATURA    ISSN: 1989‐4198 

Rotonda de la Luna,   Edf, Luna de Andalucía I, 1B  Fuengirola, 29640,  Málaga  España 

952 665 860  alvaeno@alvaeno.com 

Fotografía: Eduardo Juan 

Blog Letras  http://letras.alvaeno.com 

www.alvaeno.com 

Sobre el Monte de Venus  

La piel tatuada 

  Si tus ojos me mirasen   como miran tus pechos  al cielo de mis deseos,  sería Afrodita la encargada  de encender el volcán  que desde mi falo  brota para derramar  sobre tu Monte de Venus  la lava ardiente  de mi corazón.   

  En el punto donde nace la columna  de tu cuerpo  se divisa un tatuaje  y en la popa de tu barco  introduzco mi ancla  y con mis dedos arcaicos   acaricio tu centauro tatuado.         

La cueva de una virgen 

Tu selva 

  No he hallado jamás  Hay un misterio en cada   manjar alguno  mujer y en cada hombre;  tan rico y exquisito,   ¿también en el huevo y la   como el que me ofrece  gallina…?  el río que brota  de la misteriosa cueva  Anónimo del siglo XXI  de una virgen.   

El rapto de Helena    Paris raptó a Helena  y se armó Troya,  yo rapto tu Monte de Venus  y haciendo música  con mi lengua en tu clítoris  mi Homero reescribirá  la Ilíada sobre los poros de tu piel.   

  El verde oliva de tus ojos  el carmín de tus labios  los montes ardientes de tus pechos  la suave llanura de tu vientre  junto al ombligo de tu universo  seducen a mi lengua   a que se aventure  en lo desconocido de tu selva  prometiéndome hallar en ella  la respuesta al misterio  de la existencia.     

Salvador Moreno Valencia© 


LETRAS (FUENGIROLA) nº 1/mayo/09