Page 12

LA VACA CUCA

LA TROMPETA Y EL SAXOFÓN

La vaca cuca vivía en una cuadra de mortera y tuvo un ternero. Cuca estaba muy feliz por haberlo tenido. Ella al nacer el ternero lo limpió con la lengua y le dio de mamar como una madre hace con su hijo. Pero un día el dueño de Cuca al ver que el ternero había engordado y crecido mucho decidió venderlo y separarlo de su madre. Cuca estaba muy triste porque no iba a ver a su ternero, pensaba que nunca más volvería a verlo. Pasaban los días y Cuca comía muy poco y estaba todo el día tumbada y daba muy poca leche, el dueño se enfadó con ella y le dijo que si no daba leche la tenía que vender al matadero porque nadie se la iba a comprar porque no daba leche. Un día el dueño del ternero se enteró de lo que le pasaba a la vaca Cuca y la compró. Cuca se puso muy contenta cuando llegó a la nueva cuadra y vio a su ternero. Desde ese día Cuca come mucho y cada día daba más leche hasta llegar a ser la mejor vaca de la cuadra. Ariana, 3º Primaria

Había una vez una trompeta y un saxofón que nadie les tocaba. Un día el dependiente les llevó al desván de la tienda. De repente el saxofón oyó un ruido, era la trompeta que estaba triste. El saxofón le preguntó: ¡Qué te pasa? Dijo el saxofón. _ “Nada, es que nadie me toca” contestó la trompeta. Entonces entró en el desván el dependiente y cogió al saxofón y a la trompeta y les puso en una balda de la tienda. Al día siguiente entró un señor a comprar el saxofón y la trompeta vio que su amigo el saxofón se iba. Pero un día entró una señora con su hijo y sus dos perros a comprar la trompeta. La señora le dijo: “Deme esa trompeta” dijo la señora. El dependiente se la dio y la trompeta y el saxofón vivieron felices para siempre jamás. Diego, 3º Primaria

LA EXCURSIÓN Había una vez, unos niños de tercero de primaria que se fueron de excursión al bosque. Una vez allí: caminaron, subieron, bajaron... hicieron de todo, pero una vez adentrados en el bosque, un grupo de niños se perdieron por un instante con Yolanda, la mujer del profesor. Luego, ya fueron al ritmo del otro grupo. Había muchas zarzas y muchas plantas. Después de un ratito, subieron a una especie de roca muy alta y cuando bajaron de ella, Carlota y Laura se pusieron juntas hablando de lo que les había pasado en su casa y en la calle. Estuvieron juntas toda la excursión. Al cabo de un rato, bajaron una cuesta en la que encontraron una rata muerta con los ojos abiertos, y daba mucho asco. Continuaron andando y llegaron al lugar donde había una roca empinada, parecía un tobogán e hicieron allí una cabaña con palos, cuerdas, rocas y hasta hierba. Allí, el grupo de tercero, se hicieron algunas fotos dentro de la cabaña. Después estuvieron jugando por la playa y cuando llegó la hora de marchar, el profesor contó a todos los niños por si faltaba alguno. Empezaron su viaje de regreso al autobús, y de camino, una niña se encontró un hueso e hizo algunas preguntas al profesor, el cual se las respondió muy amablemente. Regresaron al colegio y esperaron a que sus padres vinieran a buscarles, aunque algunos de los niños se quedaron a comer en el comedor escolar. Fue una bonita excursión. Laura Arcilla, 3º Primaria 10

nº 4 La Tortuga Verde  

el número cuatro de la revista de colegio Altamira, Revilla de Camargo, Cantabria

nº 4 La Tortuga Verde  

el número cuatro de la revista de colegio Altamira, Revilla de Camargo, Cantabria

Advertisement