Page 3

En el ojo

E

del huracán

nfrentar un embarazo en la adolescencia no es sencillo. Si bien expertos señalan que las jóvenes son mujeres con derecho a ejercer su sexualidad, el tener como consecuencia una concepción no deseada puede originar inconvenientes. De acuerdo con Olivia Tena, psicóloga y socióloga, las desventajas de tener un hijo en esta etapa se relacionan, primero, con la edad, y luego con el hecho de contar o no con el apoyo de sus padres, amigos o el padre biológico. “Lo más frecuente es que las chicas vivan la crianza lejos del padre biológico, dado que ellos, aunque en un inicio se muestren interesados en la pareja con quien tienen un vínculo amoroso, muy pronto se interesan por otras actividades y no se involucran. “Cuando los propios padres de la chica la culpan y le dan la espalda, se generan sentimientos de insuficiencia, culpa y baja autoestima que se deben evitar por el bien de la madre y de su hijo. Otra desventaja, la más grave desde mi punto de vista, es el abandono del colegio, pues al hacerlo favorecen situaciones de pobreza o de explotación laboral pocas veces reversibles”, asegura la experta. Sin embargo, existen aspectos positivos que las chicas pueden experimentar al ser madres, como el contar con mayor vitalidad o el tener poca diferencia de edad con sus hijos, lo que les facilita la comprensión de los cambios por los que

atraviesan sus pequeños. “Entre las ventajas se encuentran la fortaleza física y sentimientos de poderío que suelen caracterizar a las chicas en edades adolescentes. Una vez que deciden tener a su hijo y se liberan de las presiones sociales, siempre y cuando cuenten con apoyo de sus padres que les acompañe, pueden vivirlo con más romanticismo y menos miedo que la gente adulta. “Tienen más disposición al juego con sus chicos y, de contar con las condiciones para ello, son capaces de dividir su tiempo para continuar con sus estudios o iniciar proyectos laborales con entusiasmo”, considera Tena. Según la especialista, resulta importante redefinir la responsabilidad que tienen las jóvenes con respecto a la maternidad. Esto no significa que deban convertirse en mujeres sacrificadas, sino, como cualquier madre, en gente capaz de establecer vínculos afectivos con sus hijos, obtener respeto por parte de ellos y proveerlos en términos económicos, para lo cual es esencial contar con el apoyo de sus parejas o padres.

Cinthya Ortiz cinthya.ortizSPAMFILTER@laprensa.hn

3

Creciendo Juntos 1ra edicion.indd 3

03/02/2010 9:51:47

Creciendo Juntos  

Proyecto universitario para madres adolescentes. En cerciendo juntos encontraran orientacion, apoyo de otras madres que comparten sus experi...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you