Page 143

Revista TENDENCIAS Vol. VIII No. 2

Brasil. En lo que respecta al ahorro externo él representó el 3,87% entre 1971-80, cayendo para el 1,57% en 1981-90 y finalmente el 0,83% en 1991-96. Nada de esto impide a los ideólogos tecnócratas continuar afirmando que sus políticas facilitan la entrada de capital externo y la financiación externa de nuestras economías. Está, por lo tanto, muy claro como los agentes de estas economías terminan por refugiarse cada vez más en la economía informal, que se encuentra relativamente protegida de la competición internacional a través de mecanismos tales como el no pago de impuesto y la baja remuneración de la mano de obra que no cuenta con el apoyo del Estado. Esta economía de la miseria, tan elogiada por muchos científicos sociales de la región, saludados por la prensa internacional como grandes teóricos del atraso, se va expandiendo a niveles impresionantes. Otra vez utilizamos los datos de Brasil. Según cálculos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE), el empleo en el sector informal ha crecido del 52% del total del empleo en Brasil en 1990 para el 62% en 1999. Es muy interesante constatar el hecho de que una administración tan subordinada a las metas del FMI, como el presente gobierno de Brasil, se haya visto obligada a postular una revisión del concepto del déficit fiscal aplicado por el FMI, eliminando de éste la cuenta de los gastos en inversiones de las empresas estatales que han sobrado del huracán privatista que vivió el país. Lo extraño es la constatación de que los varios gobiernos del país y de la región hayan aceptado una violencia conceptual tan grande por tanto tiempo. Pero no debemos asustarnos de esos absurdos. Como vimos, el actual gobierno de Brasil es presentado al mundo como un modelo de rigor fiscal. Sin embargo, entre 1994 y 2000, ¡¡¡él elevó el déficit público del gobierno federal de cerca de 64 mil millones de reales para cerca de 650 mil millones de reales!!! Cómo que una tal irresponsabilidad fiscal pudo ser convertida en un modelo de rigor fiscal es una de estas obras de propaganda política, apoyadas en la ausencia de cualquier honestidad científica que asustan a cualquiera. Como se ve, las opiniones dominantes no tienen que apoyarse en hechos. Basta que sean del interés de aquellos que la transmiten. Sin 143

TENDENCIAS  

Revista de la Facultad de Ciencias Económicas-Universidad de Nariño

TENDENCIAS  

Revista de la Facultad de Ciencias Económicas-Universidad de Nariño

Advertisement