Issuu on Google+


E

l 15 de Enero de 1930, un grupo de 26 ilustres y visionarios músicos se reunió en la Escuela de Música y Declamación de la Academia de Bellas Artes de Caracas (hoy Escuela Superior de Música José Ángel Lamas) por convocatoria del Maestro Vicente Emilio Sojo, reconocido pedagogo y factor aglutinante de la naciente agrupación, para establecer los cimientos de la que habría de ser la institución más firme creada en toda la historia musical de Venezuela, hasta esa fecha. El 24 de Junio de ese mismo año la orquesta, conformada por 40 profesores, realizó su primera presentación pública, dedicada, según reza el programa de mano: “... a los altos funcionarios del Estado, a los artistas, literatos y a la muy culta sociedad caraqueña...”. En sus 80 años de tesonera labor, la Orquesta Sinfónica de Venezuela, ha recibido la visita de notables figuras del mundo de la música, entre ellos: Wilhem Furtwängler, Igor Stravinsky, Eugene Ormandy, Otto Klemperer, Sergiu Celibidache, André Kostelanetz, Héctor Villa-Lobos, Carlos Chávez, Pierre Boulez, Eduardo Mata, Mstislav Rostropo-

vich, Jaschaz, Henryk Szeryng, Arturo Rubinstein, Claudio Arrau, Martha Argerich, Yo-Yo Ma, Pablo Casals, Wilhelm Kemp, entre muchos otros. Igualmente incontables son las obras, tanto nacionales como internacionales, que la Orquesta Sinfónica de Venezuela ha estrenado mundialmente o interpretado por primera vez en nuestro país. Sus directores titulares han sido los maestros Vicente Emilio Sojo, Vicente Martucci, Ángel Sauce, Antonio Estévez, Gonzalo Castellanos, Georg Schmoehe y Eduardo Marturet. En el año 1951 la orquesta viaja por vez primera al exterior, realizando presentaciones en Lima, Perú y Colombia. En 1953 se presenta en La Habana, Cuba, en el marco de los actos de celebración del centenario del nacimiento de José Martí. En 1964 interviene en el “Festival Casals” en San Juan de Puerto Rico. En 1976 viaja a Costa Rica y Panamá, presentándose al año siguiente en Nicaragua. Los países bolivarianos Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia son visitados por la orquesta en 1980; y en el año 1981, año en que le fuera otorgado el título de “Patrimonio Artístico de la Nación”, emprende una de sus más

3


relevantes giras a seis países europeos: Holanda, Alemania, España, Suiza, Austria, Francia y las Islas Canarias. En el año 1998 realiza otra importante visita, en esa ocasión a Portugal, donde se presenta exitosamente en la Expo-Lisboa 1998 y se convierte en la primera orquesta sinfónica en realizar un concierto en la historia de la ciudad de Funchal, Isla de Madeira. En el año 2005, en el marco de su Aniversario 75o, realiza una exitosa gira por varias ciudades de Italia en homenaje al Bicentenario del Juramento del Libertador Simón Bolívar en el Monte Sacro, ciudad de Roma. En el año 2007, la orquesta regresa a Italia y seguidamente se dirige a la Federación Rusa, siendo la primera orquesta venezolana en hacerlo, presentándose en las ciudades de Izhevsk, Votkinsk (en el 50o aniversario del “Festival Tchaikovsky”), Moscú y San Petersburgo, obteniendo un éxito sin precedentes al llevar nuestra música venezolana a esas latitudes. En el 2008, vuelve a ser pionera ofreciendo una serie de conciertos tanto en Atenas como en Patras - Grecia, y en febrero del 2009 viaja por segunda vez a Cuba en una exitosa gira que incluye cuatro importantes ciudades de la isla. El maestro Angelo Pagliuca ha dirigido las giras internacionales de la OSV desde el año 2005. Como una de las iniciativas más significativas en la historia de nuestra orquesta debemos mencionar el hecho de que en la década de los sesenta, el Maestro Pedro Antonio Ríos-Reyna, entonces presidente de la Sociedad, hizo gestiones para conseguir un teatro propio para que la orquesta rea-

4

lizara sin contratiempos sus ensayos y conciertos regulares. Estando en estas diligencias, la muerte sorprendió al maestro, pero la semilla de su sueño y el de la orquesta germinó, y el 19 de Abril de 1983, en el marco de un emotivo concierto, la Orquesta Sinfónica de Venezuela inauguró su sede permanente, la “Sala Ríos-Reyna”, y con ella uno de los teatros de mayor relevancia y majestuosidad de América: el Teatro Teresa Carreño. La Orquesta Sinfónica de Venezuela ha realizado una larga serie de CDs que están a disposición del público que asiste a nuestros conciertos. En ellos se encuentran interesantes grabaciones que resaltan nuestros valores nacionales (música académica, folclórica y popular) que nos permite apreciar y valorar la riqueza y diversidad musical interpretativa y creadora de nuestra cosmopolita nación, así como otras del género de la música académica universal que han tenido resonancia internacional. Desde sus inicios la Orquesta Sinfónica de Venezuela ha cubierto con creces las expectativas para las cuales fue creada, incursionando en todos los géneros posibles de la manifestación orquestal: ópera, ballet, musicales, música de cámara, series de conciertos, grabaciones de soundtracks, variados espectáculos sinfónicos, entre los cuales destacan conciertos didáctico-infantiles, navideños, de música folklórica y popular, rock sinfónico y tangos, entre otros. En cuanto a su labor didáctica, cabe destacar, además, que el plantel de profesores de la Orquesta Sinfónica de Venezuela ha sido el que inicialmente formó y sigue formando dili-


bilidad de que el baile victoriano podría haber surgido de una imitación burlesca creada por la gente del pueblo inspirada en los suntuosos bailes de salón introducidos en etapas sucesivas por los europeos en nuestro país, como la polca, la cuadrilla y el vals, cuyas secuencias y figuras conocían y tal vez admiraban. Contaba el mencionado cronista, que cuando se realizaban los bailes de la alta sociedad victoriana, la gente del común se agolpaba delante de las ventanas de los espaciosos salones siguiendo una vieja costumbre muy extendida conocida con el nombre de “ir de barra”, cuya práctica consistía en asistir de mirón a una fiesta con derecho a disfrutar de lo que en ella se comía y se bebía, con lo cual, de alguna manera, la barra participaba del festín. De tanto observar a las elegantes parejas, un día cualquiera decidieron los mirones bailar puertas afuera e imitar los refinados movimientos; y así, como en una suerte de “burlar burlando”, comenzó a gestarse una especie de parodia dancística que a lo largo de un lento proceso se convirtió en la manifestación popular más representativa de La Victoria y sus alrededores. Con respecto a los motivos para llorar en grupo, cabe recordar que nuestros naturales no sólo realizaban lloras para rendir culto a los muertos sino también en otros actos ceremoniales, como por ejemplo durante los eclipses, “cuando las mujeres lloraban la próxima retirada y ausencia fatal de la luna en medio de un gran estrépito de armas, tambores y gritería colectiva”.

10

La diversidad de criterios en torno al probable origen del Baile de La Llora, algunos de mucha credibilidad y otros mal sustentados, ha provocado no pocas y lamentables confusiones que sólo pueden corregirse mediante la búsqueda cuidadosa de datos veraces que permitan aclarar, hasta donde sea posible, las dudas existentes. Lo que sí se puede decir con certeza es que hoy en día es una manifestación criolla que reúne armónicamente los elementos básicos de nuestro mestizaje, cuyos rasgos debieron camuflarse de acuerdo a la ocasión para poder conservar, pese a los numerosos obstáculos, la esencia que cada uno luchaba por mantener en el tiempo, hasta que ensamblados todos en un conjunto de danzas sucesivas de parejas independientes enhebradas por un mismo hilo conductor, encontró un lugar seguro en este rincón del Valle de Aragua, del cual es ahora, para orgullo de sus habitantes, su máxima representación.


Felipe Izcaray Director

D

irector de Orquesta nacido en Carora, el 24 de abril de 1950. El Maestro Felipe Izcaray es Director Titular de la Orquesta Sinfónica del Estado Nueva Esparta en la Isla de Margarita, Venezuela. Además, es el Director Honorario y Fundador de la Orquesta Sinfónica de Salta, Argentina, al frente de la cual desarrolló una importante y reconocida actividad entre los años 2001 y 2006 dentro y fuera de la provincia, llevando a la orquesta a ser reconocida en corto tiempo como la “Mejor Orquesta Argentina de 2004”, galardón otorgado por la Asociación de Críticos Musicales de la República Argentina. Entre el 2007 y 2009 se ha desempeñado como Comisionado y Coordinador General del Gobierno para el Desarrollo de la Red Provincial de Orquestas Juveniles e Infantiles de Salta, además de ser director invitado frecuente de orquestas de diversos países. Su gestión al frente de la Sinfónica de Salta fue determinante para atraer consagrados artistas de fama mundial, como es el caso de la célebre pianista Martha Argerich, quien actuó como solista en tres oportunidades. Igualmente, destacados artistas de

la talla de Gabriela Montero, Alexis Cárdenas, Pía Sebastiani, Alberto Lysy, Virginie Robilliard, Tanja Becker-Bender, Eduardo Falú, Dino Saluzzi, Manuel Rego, Pablo Márquez, al afamado charanguista Jaime Torres y el cuarteto vocal Opus Cuatro, entre otros, ofrecieron memorables conciertos bajo su batuta, actuación altamente elogiada por la claridad del gesto, la precisión rítmica, su refinada sensibilidad y el alto profesionalismo que lo caracteriza. Un hecho importante de la gestión del Mtro. Izcaray fue la diversidad de obras altamente exigentes, muchas de ellas presentadas por primera vez al público de Salta´y donde tuvo un espacio muy importante la música Latinoamericana, en especial la Argentina, allanando a la vez el terreno para la exigencia que requieren los estrenos mundiales de obras especialmente comisionadas para la agrupación salteña. El éxito de la orquesta junto a su director se vio reflejado en sus conciertos regulares , así como en sus presentaciones en el interior y en otras provincias del país;

11


destacándose su presencia en el concierto a casa llena en el Teatro Colón de Buenos Aires en el año 2002 cuando este famoso coloso de las Artes les abrió sus puertas, recibiendo ambos la calificación “Cinco Estrellas” por parte de la crítica especializada. Igualmente se destacó su participación en la XI Semana Musical Llao Llao de Bariloche, transmitida por Film & Arts para toda Latinoamérica durante varios años, y su presencia en el Primer Festival Internacional de Ushuaia, donde la Sinfónica de Salta fue la orquesta residente del evento. El Mtro. Felipe Izcaray tiene un Doctorado en Dirección de Orquesta, título otorgado por la prestigiosa Universidad de Madison-Wisconsin de los Estados Unidos, donde cursó también una Maestría en Dirección Coral y una Licenciatura en Educación Musical. Posee una vasta experiencia docente dentro del Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, un movimiento galardonado y reconocido mundialmente que recibe la frecuente visita al podio de Maestros de la talla de Simon Rattle y Claudio Abbado, entre otros. Fue director de la Escuela de Música José Lorenzo Llamozas de Caracas, profesor en la Escuela de Artes de la Universidad Central y en el reconocido Colegio Emil Friedman de Caracas. Realizó durante varios años estudios en dirección de orquesta y análisis con el Maestro venezolano Antonio Estévez, Premio Nacional de Música, además de un curso en Dirección de Orquesta con el legendario Maestro Franco Ferrara en la Academia Santa Cecilia de Roma, Italia. Desde 1987 a 1991 fue Director Asociado de la

12

Orquesta Sinfónica Venezuela. Entre el 92 y el 95 tuvo a su cargo la Dirección Musical de la Orquesta Sinfónica de La Crosse en Estados Unidos, y se desempeñó como Director en Residencia y Profesor en las Cátedras de Dirección y Orquestación en la New World School of the Arts de Miami, Florida. En el 95 tuvo el privilegio de dirigir la gira a París, Francia, de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar y en 1998 la gira a Portugal con la Orquesta Sinfónica Venezuela. Antes de radicarse en Salta, fue Director Titular de la Orquesta Sinfónica del Estado Mérida y Asesor Musical para el Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela. En el año 2001, viviendo ya en esta ciudad, recibió la distinción por parte de la autoridades europeas de Juventudes Musicales para conducir el Coro Mundial de Jóvenes, agrupación internacional conformada por cantantes de 30 países, en su gira de conciertos por las principales ciudades de Venezuela y del sur de los Estados Unidos. Con una experiencia de más de 30 años en ballet, ópera, zarzuela, obras contemporáneas y grandes obras sinfónicas, lo convierten en uno de los directores mejor preparados y musicalmente uno de los más sólidos y versátiles de América Latina. “...Dirección impecable....pocas veces se apreció tanta claridad, precisión rítmica y rica gama de matices como la lograda por el director venezolano”... Juan Carlos Montero, La Nación, 18/10/03


Fundada en 1930 Patrimonio Artístico de la Nación. Fundador: Maestro Vicente Emilio Sojo (1887-1974) Sede permanente: Sala Ríos-Reyna del Teatro Teresa Carreño Junta Directiva Presidente Alejandro Ramírez Vice-Presidente Angelo Pagliuca Secretario de Actas Miguel González Kong Secretario de Propaganda Pedro Guerrero Vocal Lucía Colombo Pastori

Consejo Superior Consultivo Dr. Ramón J. Velázquez Gral. Víctor Maldonado Michelena Dr. Eleazar Cuotto Rondón Dra. Natalia Lauro Dr. Hugo Orozco Mtro. José Francisco Del Castillo Dr. Bartolomé Romero Dr. Luis A. Machado Lic. Efrén Sojo Dr. Elías Graffe Prof. Alejandro Ramírez

PROFESORES Violines Primeros Alfonso López (Concertino) Laura Pérez* Dmitri Pylenkov (Principal) Susana Salas Alejandro Ramírez Ernesto Niño Olena Vrublevska Bastidas Pedro Guerrero Ernesto Parisca Aquiles Hernández Vianet García Comisión Artística Alejandro Montes de Oca Antonio Vásquez Ángela Domínguez Andres Eloy Rodríguez Franklin Ruque Johan Chapellin Minako Ito Alfonso López Alejandro Ramírez

Violines Segundos Johan de Jesús Chapellín* Lee Seo Crismary García

Liber Cuervos José Domínguez Karla Geraci Lucía Alomoto Frank Vicent Randy Laya Isabel Camacho Carlos Romero Zamira Briceño Margarita Rotinova Violas Olga Tkachenko (Solista) José Olmedo* José Patiño Rubén Haddad Carlos Paúl Rondón Lisandro Morales Ana M. Oviol Adriana Virgüez Jeli Herrera Eliezer Rangel

13


Cellos Alfredo García* Juan Carlos Navas Ángela Ramírez Luís Alfredo Farfán Rosángela Bustillos Angélica Guevara Héctor Ochoa Olman Ramírez Andrea Medina Contrabajos Carlos Verenzuela (Solista) Gustavo Ruiz* José Aparicio César Ortega Mylene Zambrano Nora Arenas Alexis Cedeño Miguel González Kong Flautas María G. Rodríguez (Solista) Alexis Angulo ** Lucía Colombo Pastori Piccolo Andrés Eloy Rodríguez* Oboes Jorge Alcarra (Solista) Laura López** Hermes Sánchez

14

Corno Inglés Claudio Bondy*

Trombón Bajo Eduardo Medouze

Logística y Administración

Clarinetes Mark Friedman (Solista) Alejandro Montes de Oca** Alessandro García Mendoza

Tuba Esteban Villegas (Solista)

Coordinador del Archivo Musical Glenn M. Egner Asistente de Producción Jaime Rodríguez

Timbales y Percusión Ricardo Alvarado (Solista) Clarinete Bajo Denis M. Fallas* Eleonora Troncone* María Carolina Fagotes Filiberto Núñez (Solista) Redondo Ronald Bonilla Geronis Bravo** Oscar Osorio Jesús Díaz Carlos Romero Contrafagot Arpa José Gregorio Marín Anna de Rogatis* Cornos Comisionado Joel Arias (Solista) Ernesto Niño Eduardo Arias ** ** Solista Asociado Atahualpa Vegas * * Asistente Liber Oscher Benjamín Adriani Juan Miguel Ramirez Trompetas Vicente Freijeiro ** Bogdan Kalmouk* Jonás Rodríguez * Pedro González Trombones Angelo Pagliuca (Solista) Obeed Rodríguez *

Personal Técnico José Angel Muñoz Nelson Rodríguez Jhonny Marimón Johan Sarmientos Secretaria de la Junta Directiva Liliam Núñez Contador Alexis Bello Administrador Yamilet Bolívar Asistente Administrativo Heeidy Ramírez Recepcionista Ana Portuguez Mensajero Henry Zambrano Mantenimiento Nidia Rodríguez



La Llora Suite Sinfonica