Issuu on Google+


19


ENLACE LEGISLATIVO Y ATENCIÓN CIUDADANA PRESENTACIÓN

Desde el inicio de la legislatura he tenido la firme convicción de que mi responsabilidad como diputado comienza por escuchar a la ciudadanía, el camino para resolver y encontrar soluciones a los distintos problemas que afectan a los jaliscienses debe ser siempre cercano al ciudadano, como legislador estoy consciente que el estar atento a las demandas y retos sociales que nos transmiten los ciudadanos, es la forma en la que construiremos un Estado más justo y equitativo, en el que lleguemos al desarrollo y bienestar que todos queremos para Jalisco. Por eso, con el afán de integrar a los ciudadanos a los proyectos legislativos, así como, recoger las inquietudes y ofrecer soluciones, es que he realizado la siguiente labor de atención ciudadana y enlace legislativo. Desde la casa de atención ciudadana y enlace legislativo fueron difundidos los objetivos y avances legislativos de la agenda parlamentaria del PRD, se socializaron la Ley de Libre Convivencia, la Iniciativa de Ley de Deuda Pública y la Reingeniería del Congreso del Estado, de igual forma, se realizaron consultas sobre las Reformas Fiscal y Energética. Se llevaron a cabo actividades culturales, obras de teatro, exposiciones de arte y de literatura, así mismo, se prestaron servicios jurídicos y de gestoría. Se realizaron distintos foros y mesas de trabajo entre los que se encuentran “Ley de Libre Convivencia” el cual se llevó a cabo en el propio Congreso del Estado, participaron con sendas ponencias académicos de la talla del Mtro. Alberto Bayardo Pérez Arce, Dra. Laura Sánchez Oropeza, Dra. Guadalupe Ramos Ponce, así mismo se realizaron los foros “¿Que Izquierda Necesita Jalisco?”, “Propuesta de Reforma Energética y Fiscal”, difusión del “Estudio y Análisis del Contrainforme de Gobierno”, de igual forma se realizaron conferencias y congresos en las distintas universidades públicas y privadas del Estado.

Recuerdo que alguna vez escuché al político e intelectual español Julio Anguita decir que la labor principal de los hombres públicos es “explicar”. Explicar por qué toma ciertas decisiones; explicar por qué elige tal o cual política pública; explicar por qué gasta en cierto programa de Gobierno. En el caso de un diputado, rendir cuentas no sólo es decir qué hicimos, cuántas iniciativas presentamos o que tantos resultados dimos en el primer año, sino explicar a todos los ciudadanos por qué optamos por una agenda y no por otra. Es decir, la política se basa en principios, por lo tanto rendir cuentas significa justificar nuestras acciones en relación a los objetivos que perseguimos y a los principios que defendemos.

El reducido acceso de los jaliscienses a los programas sociales es una preocupación más, adquirida de las demandas sociales, los adultos mayores, las y los jóvenes, las madres solteras y todos los grupos vulnerables en general señalan día a día la ineficiencia en la aplicación de los programas sociales y demandan un mayor acceso a los mismo, por ello en la discusión del presupuesto de egresos de 2013 propuse y logramos el duplicar las partidas en estos rubros.

No voy a tapar el solo con un dedo. En Jalisco, hace muchos años que necesitamos una opción de izquierda. Una izquierda democrática, tolerante y moderna, pero sin abandonar nuestras convicciones. Una opción política preocupada por la desigualdad, la pobreza, la exclusión y la violación sistemática de los derechos humanos. Sólo una alternativa que defienda los principios de igualdad y libertad, puede verdaderamente ofrecer un cambio de fondo y no sólo matices. Ante esta ausencia, sabíamos que era tiempo que el Partido de la Revolución Democrática (PRD), desde su principal trinchera, se convirtiera en la opción de izquierda y progresista que tanto reclaman los jaliscienses. Muchas veces no hemos seguido esta agenda, pero era tiempo de volver a nuestras raíces y a nuestra identidad. Desde la campaña electoral, ése fue el acento. Nunca mentimos, con relación a qué programa seguiríamos en el Poder Legislativo. Combate a la desigualdad, extensión de derechos ciudadanos y una reforma profunda al gasto social, fueron siempre los ejes que compartimos con la ciudadanía en el proceso electoral de 2012. La legitimidad no sólo proviene de las urnas, sino también de la congruencia para cumplir en la función pública lo que nos comprometimos en la campaña. Una opción política que promete ciertas reformas en campaña y que luego se contradice en el ejercicio gubernamental, traiciona esa legitimidad que deposita el elector a través de su voto. Sabíamos que una agenda con estos temas necesariamente polarizaría a la sociedad. La polarización no es mala: provoca debate, más información y contraste de ideas. Mientras esa polarización se mantenga en vías pacíficas, la deliberación ayuda a fortalecer nuestra democracia. No venimos a quedar bien con nadie. El PRD no tiene nada que perder en Jalisco, somos un partido con una agenda definida y que no andamos con medias tintas. Si algunos quieren esconder sus posiciones para no ofender a su electorado, nosotros nos negamos a abrazar la ambigüedad. La política es definirse con claridad de frente a los ciudadanos y puedo decir que siempre he actuado defendiendo mis convicciones, sin disimularlas ni moviéndome a cambio de votos. Podemos ser de derecha o de izquierda, liberales o conservadores, pero siempre los políticos debemos de entender que nuestra obligación es presentar a los ciudadanos nuestra verdadera cara y no escondernos detrás de la retórica que no dice nada. El primer año decidimos apostarle a un tema con toda nuestra fuerza: la extensión de los derechos humanos en Jalisco. Y aunque presentamos muchas más iniciativas que se incluyen en el presente informe, creemos que una opción progresista, humanista y de izquierda que no lucha por los derechos humanos, no tiene razón de ser. Ha sido un año de satisfacciones, luchas y aspiraciones. No podemos decir que hemos logrado todo lo que queremos, pero los avances no son nada despreciables. Seguiremos luchando por la igualdad en todas sus vertientes, desde la igualdad ante la ley hasta la igualdad económica y social. Eso queremos que tengan claros los jaliscienses: como diputado defenderé y seré un aliado de todas las causas que busquen construir una sociedad de igualdad y libertad. Porque la única forma de ser realmente libres es ser iguales. O como dijo alguna vez el filósofo griego, Aristóteles: “El único Estado estable es aquel en que todos los ciudadanos son iguales ante la ley”.

Una de las principales demandas de la sociedad jalisciense es que los Jóvenes tengan acceso a la Universidad pública de Jalisco, la Universidad de Guadalajara, por ello he propuesto incrementar el presupuesto de egresos del gobierno del estado en la partida dedicada a la UdeG logrando un incremento real en 2013 y 2014.

18

Enrique Velázquez


INDICE

COORDINACIÓN DE LA FRACCIÓN PARLAMENTARIA

PRESENTACIÓN............................................................................................. ............ 03

AGENDA DE PROPUESTAS LEGISLATIVAS........................................................05 - 07

EXTENSIÓN DE DERECHOS: LEY DE LIBRE CONVIVENCIA.......................08 - 11

TRABAJO INTERNO RESPONSABLE: COMISIÓN DE GOBERNACIÓN.......12 - 13

DEBATE Y ACUERDOS: JUNTA DE COORDINACIÓN POLÍTICA.................14

DIRECCIÓN EFECTIVA: PRESIDENCIA DEL CONGRESO...............................15- 16 .

COORDINACIÓN DE LA FRACCIÓN PARLAMENTARIA................................17

ENLACE LEGISLATIVO Y ATENCIÓN CIUDADANA.................................18 - 19

Para nadie es un secreto que el PRD a nivel estatal tuvo en las pasadas elecciones, resultados desalentadores. En medio de la renovación de liderazgos y la transición generacional, estuvimos a poco o nada de ganar solo una curul en el congreso estatal. Sin embargo, estoy convencido de que el escenario, al día de hoy, es muy distinto, no sólo por los esfuerzos de la dirigencia estatal por reconstruir la militancia, sino también por el esfuerzo que la fracción ha hecho desde el Congreso para recuperar la credibilidad del partido ante la ciudadanía. Me toca coordinar una fracción de dos diputados, ambos convencidos de la agenda programática de la izquierda y ambos con un fuerte compromiso social, reflejados en la agenda legislativa de la fracción que fue presentada desde los primeros meses de la legislatura. En ella nos comprometimos con abordar nuestra labor buscando impactar en cuatro ejes fundamentales: un eje político orientado a la gobernanza y la rendición de cuentas; un eje social orientado a la igualdad de derechos y una sociedad incluyente; un eje económico, orientado a la reducción de la pobreza y la creación de oportunidades y finalmente, un eje medioambiental orientado a la sustentabilidad y a la mejora de la calidad de vida. Dada la configuración del Congreso, resulta imperativo elegir cuidadosamente la estrategia para hacer avanzar los temas e iniciativas que integramos en cada eje. Sólo, el PRD no podría adelantar en ningún rubro, necesitamos de otras fuerzas para obtener la mayoría que apoyara nuestra causa; es normal que los apoyos estén condicionados pues ningún partido por sí solo tiene la mayoría necesaria para imponer una agenda legislativa. Priorizar fue necesario y maximizar el beneficio de las alianzas un imperativo. Gracias a esta planeación, fue posible impactar en el primer eje, configurando un órgano administrativo del Congreso profesionalizado y fuera de las esferas partidistas, estructura administrativa que al día de hoy ha contribuido a una reducción de 25% en la nómina, una reducción de 75% en la deuda del Congreso, un ejercicio sustancialmente menor de presupuesto en promedio, en comparación con las dos pasadas legislaturas, la eliminación de gastos superfluos y una mejor fiscalización de los recursos que ejercen los diputados. Hacia fuera, este eje también ha sido promovido, aunque debo decirlo, no con el mismo éxito, propusimos la iniciativa de ley que elimina el veto de bolsillo por parte del ejecutivo estatal, hasta el día de hoy, no se ha logrado avanzar en este tema y no hemos podido abonar a la gobernanza lo que hubiéramos querido. También nos permitió registrar un impacto histórico en el eje social, pues impulsamos hasta su aprobación y publicación la iniciativa de ley de Libre Convivencia que a partir de enero catapulta al Estado de Jalisco a un nivel destacado en materia de derechos humanos y de inclusión social, también promovimos la iniciativa de ley anticorrupción que de aprobarse vendrá a reforzar tanto el eje social como el económico, pues no es de sorprender que la percepción de altos niveles de corrupción aleja inversionistas e impide el crecimiento.

17


desde aquí reafirmo mi admiración para todos esos trabajadores del Congreso que todos los días dignifican su labor y “sacan el pecho” en un entorno de desprestigio inmerecido para ellos mi sincero reconocimiento. Sin embargo, a inicios de la Legislatura, la plantilla superaba, por mucho, nuestra posibilidad de tener sustentabilidad financiera. Haber mantenido a todos en la nómina hubiera sido irresponsable y sería contradictoria con nuestro discurso de austeridad. Por ello, las cifras hablan por si solas: en un año hemos logrado reducir de forma categórica el gasto que hacemos en nómina. También, reaccionamos ante una exigencia ciudadana de tiempo atrás: un tabulador. En la Legislatura LX todo el personal supernumerario ingresó a la nómina legislativa con un tabulador que delinea funciones, determina sueldos y define la estructura de trabajadores al servicio del Congreso. Ya erradicamos, con este nuevo esquema de tabulador, la discrecionalidad para que cada diputado definiera conforme a sus intereses lo que debía ganar cada empleado a su orden. En el mismo tenor, entendemos que debemos dar más pasos para profundizar la sustentabilidad financiera del Poder Legislativo, por ello nos comprometimos con ser diputados austeros en materia de telefonía, gasolina, casetas y seguro. Ahora, los diputados no tenemos acceso a automóviles, ni la mesa directiva tiene ningún apoyo especial. Decidimos que esos gastos eran cosa del pasado y que ahora con la partida de apoyo parlamentario, el diputado podía tener suficiente para hacer una labor de rendición de cuentas y socialización de lo que ocurre en el Congreso. No queremos reconocimientos por este énfasis tan marcado en el reestablecimiento de la responsabilidad financiera en el Congreso. Sólo queremos ser claros, vamos por muchas más reformas, modificaciones y medidas que aseguren un Congreso sano, pero también vamos por nuevos mecanismos que atiendan de fondo el problema. Los ciudadanos reflejan en los temas administrativos la insatisfacción con nosotros los legisladores en otras áreas. Parte del problema está en la comunicación. No hemos entendido, de fondo, que teniendo un Congreso austero y con mejor credibilidad, ganamos todos. Sin importar la bancada o la agenda parlamentaria de cada quien, un Congreso inmanejable y en escándalos continuos, realmente no le ayuda a nadie. Por ello, debemos de acercarnos más y más a la gente, que conozcan qué hacemos y, sobre todo, que sepan que en el Congreso se trabaja con responsabilidad. Necesitamos un Congreso con un nuevo rostro, amable y honesto, que transforme la imagen que tiene los ciudadanos de nosotros. La labor legislativa es esencial. Sin buenas leyes, sin buenos debates y sin buenos argumentos, no podemos decir que un Congreso ha cumplido. En este sentido, este Congreso tiene buenos números en esta materia. De entrada, hemos sesionado muy por encima de las exigencias de la ley: promediamos una sesión cada 6 días. En lo que va de la Legislatura hemos convocado a debate en el Pleno en 63 ocasiones, entre sesiones ordinarias, extraordinarias y solemnes. Y como recordarán tanto diputados como medios de comunicación, las sesiones han sido largas y muchas veces han terminado en la madrugada. Eso demuestra que hemos privilegiado, por encima de todo, los acuerdos y los consensos. Muchos no aguantan la tentación de sepultarnos antes de tiempo. Parece como si existiera una parte de la opinión pública que quisiera que este Congreso fracasara en los objetivos que nos planteamos a finales del año pasado. Entiendo su escepticismo, pero les pido a los ciudadanos que nos juzguen por nuestros resultados o por la falta de ellos. Con esto en mente, el primer año del Congreso lo puedo calificar como positivo. Llegaremos a enero con un mejor escenario que el que teníamos hace unos meses. La deuda no nos tendrá asfixiados y podremos seguir profundizando la transformación del Poder Legislativo. Este segundo año legislativo que empieza será fundamental para consolidar las tendencias positivas que expuse anteriormente. Seguiremos construyendo un Congreso austero y ausente de escándalos financieros, pero siempre con la mira puesta en ese Poder Legislativo que recobre la credibilidad de los ciudadanos en Jalisco.

AGENDA DE PROPUESTAS LEGISLATIVAS

D

16

urante este primer año de labor como legislador, me he encontrado con el desafío y el privilegio de hacer frente a los temas trascendentales para alcanzar el desarrollo y bienestar de la sociedad jalisciense. Desde el Congreso del Estado he asumido la responsabilidad de ofrecer soluciones ante los importantes retos en materia económica, social y política, he legislado en los temas en los que se exige resultados la ciudadanía, entre los que se encuentran la deuda pública del Estado, la transparencia en el gasto, el precario estado financiero del propio Congreso, así como su reingeniería para una mayor rendición de cuentas, el gran atraso en materia de derechos humanos en la legislación estatal y la discriminación en la propia ley de la que son objeto numerosos ciudadanos jaliscienses.

05


Iniciativas de Acuerdo Legislativo Total 62

DIRECCIÓN EFECTIVA: PRESIDENCIA DEL CONGRESO

El pleno del Congreso del Estado de Jalisco me nombró presidente de la mesa del mismo en el periodo del 1 de Julio al 31 de Octubre, el reto fue grande no podemos decir que el Congreso goce de la mejor opinión de los jaliscienses. En estos años, esa dinámica de escándalo tras escándalo, ha dejado una profunda huella en la credibilidad del Poder Legislativo. Ha sido muy nocivo que en los últimos años se hable más de cuestiones administrativas y presupuestales internas, que de iniciativas, propuestas y soluciones a los problemas de los jaliscienses. No tengo he tenido recato al decir que llegamos a un Congreso en quiebra. Durante un par de meses, solamente pudimos cumplir con lo indispensable, ya que el presupuesto estaba completamente agotado. La deuda nos asfixiaba: los pasivos alcanzaban prácticamente 80% del presupuesto anual, mayor incluso en términos proporcionales a la del Gobierno del Estado. La situación era crítica y había que ser muy responsables en los pasos que debíamos de tomar. La primera tentación era ceder ante todas las presiones externas que nos pedían desmantelar el Congreso del Estado. No fueron pocas las voces que con irresponsabilidad pedían que convirtiéramos al Congreso en una mera oficialía de partes. Es decir, un espacio no sólo austero, sino débil y sin posibilidad de rendir cuentas a los jaliscienses. No caímos ante esas falsas salidas, por el contrario sabíamos que el primer paso debía ser forzosamente salir del bache y empezar a hacer los cambios necesarios. Reducir la deuda era nuestro primer objetivo, y hoy podemos decir que nuestros avances son aún mayores de los que contemplamos en un principio. Logramos buenos descuentos a través de acuerdos y reestructuraciones, es

06

cierto; pero también a través de finanzas ordenadas y responsabilidad en los pagos. Sabemos que falta mucho. Necesitamos un Congreso austero, pero nunca un Congreso débil y sin capacidad de maniobra. Quiero dejar en claro que, en su inmensa mayoría, el Congreso tiene una plantilla de trabajadores cualificada, profesionalizada y cumplidora. De pronto, la opinión pública no se da cuenta de todo lo que existe detrás de una iniciativa, del arduo trabajo de comisiones y de todas las cosas que deben encontrarse en su lugar para que el Congreso funcione. Por ello,

15


DEBATE Y ACUERDOS: JUNTA DE COORDINACIÓN POLÍTICA.

P resentamos ya una ley de deuda pública y responsabilidad en el gasto que busca poner límites en el endeudamiento de Jalisco y de los municipios, y obliga a que toda la deuda deba ser destinada por ley a inversión pública. Esta ley para limitar la deuda pública tiene como objetivo que los créditos contraídos por el Estado sean claros y abiertos a todos los ciudadanos. La deuda debe servir para propiciar el desarrollo, la deuda para pagar nómina es simplemente una aberración.

Otro de los temas en que pusimos énfasis fue en limitar lo que se ha llamado el “veto de bolsillo”. El veto de bolsillo es una deformación de la democracia. Los vetos se inventaron para hacer un contrapeso entre poderes, pero siempre con transparencia y de cara a los ciudadanos. Sin embargo, el veto de bolsillo tiene como naturaleza la perversidad de que el Ejecutivo puede utilizarlo sin necesidad de explicar sus razones. Simplemente por no publicar un acuerdo del Congreso al cual está obligado, se veta el consenso del Poder Legislativo y obstruye la labor de otro poder. No estamos en contra del veto como herramienta, pero sí de que se le dé un uso discrecional y no apegado a derecho.

E

l día primero de julio de 2013 asumí el cargo de Presidente de la Junta de Coordinación Política. Mi visión de dicho órgano de decisión en el Congreso siempre fue el de una oportunidad democrática. Una instancia donde, si bien, las decisiones se toman usando el principio del voto ponderado, representa un espacio donde las fracciones minoritarias encuentran mejor oportunidad de hacer escuchar sus reclamos y privilegiar la generación de consensos que le permitan avanzar en los temas abanderados. Desde el primer día, di a conocer el decálogo que regiría mi actuar durante los siguientes cuatro meses e impulsé con éxito el involucramiento de mis compañeros integrantes de la Junta de Coordinación Política en esta dinámica. Planteé en ese momento diversos objetivos que en su mayoría fueron cubiertos. De esta manera, impulsamos la conformación de consensos que agilizaron la labor legislativa, se llevaron a cabo, sin contratiempos las propuestas para la integración de comisiones y comités y sus respectivas presidencias así como de los servidores públicos para su correspondiente designación por el Congreso. Pusimos al alcance de la ciudadanía la página de web donde se publicaron todos los documentos derivados de las actividades de la Junta de Coordinación Política; en el mismo ánimo de transparentar nuestras actividades, abrimos las reuniones a los medios de comunicación; planteamos y discutimos los temas claves de todas las fracciones y con la intención de evitar la tan criticada intervención de la Junta en asuntos que no fueran de su ámbito, sólo atendimos aquellos temas en que la Junta de Coordinación Política tiene injerencia. Ofrecimos una rueda de prensa cada mes, en promedio, con el objetivo de mantener informada a la sociedad sobre los temas que se estaban tratando en la Junta y resolver ante los medios de comunicación las dudas que pudieran existir sobre las resoluciones que habían tenido lugar. Privilegiamos el debate de las ideas y de las propuestas y esa tónica fue el eje principal de mi gestión al frente de éste importante órgano de concertación política. Vale la pena agregar que, en los períodos previos y posteriores al de mi presidencia de este órgano de gestión política, como miembro del mismo, he actuado congruentemente y dado privilegio al diálogo y la negociación. He defendido la agenda programática de mi fracción y si he cedido en las pretensiones de la misma, no ha sido sin garantizar el respeto a las convicciones de la izquierda y del interés ciudadano ni sin obtener a cambio condiciones que redundaran en adelantar pasos para la consecución de los objetivos de mi fracción.

14

Reconozco en los demás coordinadores su genuino interés por avanzar en los temas que benefician a nuestro Estado y en la resolución de los problemas administrativos que tanto daño han causado a la imagen pública de los diputados. Aprovecho para invitar a los medios a hablar de ello con objetividad y reconocer los importantes avances que ésta sexagésima legislatura ha realizado para mejorar la situación administrativa del Congreso y aunado a ello dar la relevancia necesaria al contundente avance y la productividad legislativa que hemos tenido en lo que va de nuestra gestión. Los números no mienten y los resultados saltan a la vista, en lo que va de mi gestión, he aprovechado el espacio de la Junta de Coordinación Política para levantar la voz por las causas de la izquierda, representando dos votos de los 39, y en un escenario donde nadie tiene la mayoría, he logrado los consensos suficientes para hacer avanzar una iniciativa tan compleja y tan controvertida como la Ley de Libre Convivencia. Ello representa un claro avance en beneficio de todos y todas las jaliscienses en la búsqueda de un Estado más libre, justo y democrático.

No es sorpresa para nadie que llegamos con un déficit de legitimidad muy preocupante producto de las malas decisiones de legislaturas pasadas. Y también entendemos que para recobrar la credibilidad del Poder Legislativo, es fundamental arreglar la casa y dejar un Congreso sustentable y que sea solvente a largo plazo. Por ello, propusimos desde los primeros días de esta Legislatura que se eliminara la discrecionalidad del uso del dinero que va para las casas enlace. Ahora con la propuesta de nuestra fracción, ya existe un Reglamento para regular el gasto de las Fracciones Parlamentarias del Poder Legislativo. Con esto, los ciudadanos pueden ya saber a través de transparencia en qué utilizamos cada peso asignado para este rubro. En el mismo sentido, también fuimos parte fundamental en los acuerdos tomados para el plan de austeridad en el Congreso. Ni celulares pagados, ni gasolina como partida extra, ni automóviles. Desaparecimos todos los gastos relacionados con estos rubros y también propusimos que se congelen los salarios de los diputados. La idea de buscar estas medidas de austeridad es mandar un mensaje que no será tolerado que los ciudadanos paguen por gastos que no estén directamente relacionados con la función legislativa. El siguiente año es clave para la agenda de esta Legislatura. Tenemos tres objetivos planteados para 2014 en plena relación con la igualdad y la paridad social. Lo dije desde el posicionamiento del PRD, “el combate a la desigualdad es la madre de todas las batallas”. Por lo tanto, estamos afinado una primera iniciativa para elevar a promedio nacional el

gasto de política social en Jalisco. Es una verdadera vergüenza que el tercer estado que más pobres extremo fabricó en el periodo 2010-2012, sea también uno de los que menos invierte en desarrollo social. Para 2014, se invertirá entre el 2 y el 3% del presupuesto en desarrollo social, es decir, alrededor de 60 pesos por pobre en Jalisco. Para esto, necesitamos una nueva Ley de Desarrollo Social que responda a las necesidades del Estado y que haga algo por esos millones de pobres que viven en Jalisco. Una nueva ley no sólo aumentaría el dinero que debe ir forzosamente a política social, sino que también blindaría a los programas de su uso electorero. Toda esta apuesta por la seguridad social viene acompañada de nuestras gestiones en materia presupuestal para educación y salud. En los presupuestos 2013 y 2014, hemos logrado que la UdeG y los Hospitales Civiles reciban recursos extras de los presupuestados por más 700 millones de pesos. Para ser muy claros, nosotros sabemos que política social que no viene acompañada de educación y salud, no es sustentable ni rompe el espiral de pobreza intergeneracional. En el mismo sentido, vamos por una ley que favorezca a las empresas de Jalisco. Actualmente, la mayor parte de las concesiones, obras e infraestructura que construyen los municipios y el Gobierno del Estado se queda en manos de extranjeros y de empresas que no son de Jalisco. Urge una nueva legislación que le dé prioridad a los jaliscienses y a la empresa producto del trabajo y del riesgo que toman los habitantes de nuestro estado. Basta de favorecer intereses que no son de aquí y que se llevan recursos públicos que son claves para fomentar el desarrollo de Jalisco. Por ello, trabajamos en conjunto con el sector privado, para la elaboración de una ley que busque beneficiar a las empresas y familias jaliscienses que al día de hoy compiten en desigualdad con otros corporativos nacionales y extranjeros. Siguiendo el mismo objetivo de reducir la desigualdad social, buscamos la aprobación de un distintivo que se llame “empresa salarialmente responsable”. De la misma forma en que las empresas hacen labor social, queremos que micro, pequeñas, medianas y grandes empresas se comprometan a combatir la desigualdad salarial que afecta a Jalisco. Existen corporaciones a nivel local donde la diferencia entre el empleado que menos gana y aquel que se encuentra en la cima de los salarios, es de 50 a 1. Es decir, el director puede ganar 150 mil pesos y el empleado de menor rango 3 mil. Estas diferencias salariales provocan que sea imposible acortar las brechas entre pobres y ricos. No queremos que nadie gane menos, sino lo que buscamos es que los salarios más bajos crezcan a niveles que aseguren el bienestar de los jaliscienses. Queremos que en Jalisco la media de diferencia salarial sea de 20 a 1, y no de 37 a 1 como es en la actualidad. Es una propuesta arriesgada que también busca regular en este mismo sentido los salarios en el sector público.

07


EXTENSIÓN DE DERECHOS: LEY DE LIBRE CONVIVENCIA

L

a Ley de Libre Convivencia tiene como logro fundamental extender todos los derechos a aquellos jaliscienses que quieran formar un hogar, sin importar su condición de ningún tipo. Es una ley que identifica en la libertad el principio de toda sociedad moderna. Es una alternativa innovadora, basada en la voluntad de las partes y su total libertad para elegir su modo de vida. Logra otorgar certidumbre jurídica y el reconocimiento del Estado para todos los ciudadanos, la presente ley tiene la bondad de que nadie pierde derechos, sino que todos los ganamos. La Libre Convivencia está anclada en dos conceptos: la libertad y la igualdad. La libertad para elegir con quién vivir sin imposiciones del Estado y la igualdad ante la ley que reclama una sociedad democrática. Mientras se respeten a cabalidad estos dos conceptos, se reconocen los derechos humanos que envuelven a toda sociedad moderna. Así después de un arduo trabajo legislativo se logró la aprobación de la Ley de Libre Convivencia, reuniendo también adhesiones de otras fracciones parlamentarias, pero respetando la esencia de la ley, buscando el voto de los diputados que defienden los derechos humanos por encima de ideologías desde el consenso parlamentario, respetando los derechos de todas y todos los ciudadanos sin discriminar. La ley de Libre Convivencia significa uno de los avances más importantes de Jalisco en materia de derechos humanos. Como lo demostramos en las encuestas, la población en Jalisco está a favor de la protección de los derechos humanos de todos.

La iniciativa de Libre Convivencia que hoy es ley vigente en el Estado de Jalisco, recogió las inquietudes e incluyó a todos los que tuvieron una actitud propositiva de aportar sus conocimientos académicos y legislativos para hacer una ley que pudiera satisfacer a una mayoría. Tanto diputados como especialistas, académicos y activistas sociales. Por lo tanto, como desde su presentación, el espíritu de esta ley siempre fue la construcción colectiva, en donde el que quería participar con observaciones y adhesiones siempre fuera bienvenido. La Libre Convivencia logro obtener los consensos necesarios para el reconocimiento de derechos contenidos en la ley. En los temas relacionados con la extensión de derechos pocas veces se ha dado un debate de altura. Jalisco logro un verdadero debate sobre este tema, vigoroso y abierto. La ley de libre convivencia es una amalgama innovadora de toda la discusión que se ha dado sobre las uniones civiles en Jalisco. No parte del dogma, sino de la apertura. La parte neurálgica, o central, de la Libre Convivencia son los derechos humanos. Por encima de todo, quedan protegidos los distintos derechos por los que luchamos desde el primer día: derechos sociales, de protección jurídica, hereditarios, patrimoniales y de reconocimiento del Estado. Asimismo, se apoya en

08

R

ealizamos diversas sesiones de trabajo en conjunto con la comisión de desarrollo municipal, en las que hemos recibido las solicitudes de suspensión hasta por un plazo de quince días sin goce de sueldo a algunos presidentes municipales por haber incumplido en el pago de laudos en las resoluciones del tribunal de arbitraje y escalafón, también hemos emitidos dictámenes y acuerdos legislativos en conjunto.

su carácter de neutralidad, ya que puede ser utilizada por cualquier persona sin importar su origen social, clase económica, orientación sexual o edad. Es, en fin, el reconocimiento de que los modelos de convivencia que existen hoy en Jalisco ya superaron, y por mucho, a nuestro anacrónico y discriminatorio marco jurídico.

13


TRABAJO INTERNO RESPONSABLE: COMISIÓN DE GOBERNACIÓN

L

a comisión de gobernación de la LX Legislatura fue instalada formalmente el 15 de noviembre de 2012, fui nombrado Presidente de dicha comisión y como vocales a mis compañeros Diputados José Luis Munguia Cardona, Rafael González Pimienta y la diputada Celia Fausto Lizaola.

Datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) muestran la necesidad de la aprobación de la presente ley. Actualmente, una cuarta parte de las familias en Jalisco reconocen como “jefa” a una mujer, alrededor de 500 mil hogares. Su situación es precaria: 40% viven en estado de pobreza y mantienen un hogar promedio de cuatro personas. Incluso, tomando otro ejemplo, al día de hoy en Guadalajara, el 10% de la población vive en “unión libre”; es decir, han decidido no casarse. En una década, los habitantes que viven en esta condición se triplicaron. Estos números sólo ilustran una cosa: Jalisco cada día se convierte en un Estado de mayor pluralidad, donde cada quien tiene una forma distinta de entender la vida y los valores. La sociedad ya cambió, pero la ley sigue inmóvil. Recordemos compañeros diputados, que la ley debe ser el espejo de la sociedad, y no al revés, la sociedad el espejo de la ley.

El

15% por ciento de la

población está en unión libre. Censo de Población y Vivienda. Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI):

D

urante el primer año de trabajo se han realizado trece sesiones ordinarias y catorce sesiones con carácter de extraordinarias, en el marco de estas reuniones recibimos al secretario general de gobierno Victor Manuel González Romero en enero del presente año, quien compareció ante la Comisión de Gobernación conforme lo manda la Constitución Política del Estado de Jalisco con respecto al informe anual del Gobierno del Estado de Jalisco, espacio en el que se expusieron los ejes del sexto informe de gobierno, se aclararón temas y se recibierón por escrito preguntas que fueron atendidas en lo posterior por el secretario gereneral de gobierno ademas de que la comisión informo al pleno del congreso las conclusiones a las que se llegarón en el marco de la glosa.

T

uvimos dos sesiones especiales de trabajo donde recibimos al director del instituto de información territorial del estado de Jalisco y el equipo técnico de dicho instituto, reuniones que sirvieron para conocer la propuesta de demarcación y delimitación territorial en nuestro estado y así construir el plan de trabajo con respecto al tema de límites territoriales en el interior de Jalisco y sus límites con otros estados.

Debemos reconocer que la aprobación de la Libre Convivencia era una obligación social que teníamos los legisladores con los ciudadanos que viven en modelos de familia distintos al tradicional. Los diputados tenemos que asumir al Jalisco plural y dinámico del siglo XXI. A través de esta ley de avanzada se le reconocen todos los derechos a esa pareja de jóvenes que quieren derechos, pero que no se identifican con el matrimonio; a esa pareja de mujeres viudas que deciden por razones de amistad formar un hogar; a dos personas del mismo sexo que por cualquier razón deciden vivir juntos o incluso a esa madre soltera que quiere todos los derechos para ella y para sus hijos.

Más del 35% viven en unión diversa a la del matrimonio. Censo de Población y Vivienda. Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI):

R

ecibimos la propuesta del Gobernador del Estado de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval para ocupar el cargo de contralor del estado de Jalisco, sesión especial en la que se presentó la trayectoria del Maestro Juan José Bañuelos Guardado y su propuesta de trabajo a realizar en la contraloría, sesión en la que además se le cuestionó sobre las actividades que le corresponden a tal dependencia.

12

09


10

11


10


1erinforme evg