Issuu on Google+

La bĂşsqueda de mi novia

Pablo Vargas Zet


Un día lunes un joven de 13 años iba camino a la escuela su nombre era Carlos, el vivía en Quilpué. Una hora más tarde escucho una sirena mientras estaba en clases, la mayoría de sus compañeros estaban asustados pero él no, luego uno militares irrumpieron la sala de Carlos evacuándolos hacia la cancha central, el general del pelotón nos dijo no tengan miedo, nosotros los aislaremos en el gimnasio todos y cada uno. Sinceramente Carlos estaba asustado, cuando todos los alumnos del colegio entraron el director del colegio salió al escenario a decir algo importante al parecer, al mirar al director se veía un poco enfermo y pálido. Más tarde un estudiante vomito y luego se desmayo, a Carlos lo asignaron para cuidarlo, no se sentía cómodo y eso se justificaría porque el estudiante se levanto con un hambre insaciable e incluso con tanta hambre que quería comer carne humana el caos no se hizo esperar pero Carlos se escabullo entre la gente y encontró una salida, la abrió lentamente al abrirla unos mordedores intentaron atacarlo el corrió hasta llegar a un auto, pese a su corta edad supo arrancar el vehículo todo eso lo hizo porque quería ir a ver como estaba su familia. Al andar en auto por 5 minutos se dio cuenta que su casa estaba intacta con su familia a salvo eso lo tranquilizo pero luego se acordó de su novia que vive a 5km, el consulto a su familia si podía ir a buscar a su esposa, aunque al principio hubo rechazo luego su familia lo entendió ahora Carlos va en busca de su novia.


Mi novia en el apocalipsis