Page 1

Ciclo A

Vigesimocuarto domingo tiempo ordinsrio

11 septiembre 2011 MĂşsica: Columbe simplicitas (safardita)


Vive en paz


LECTURA DEL LIBRO DEL ECLESIÁSTICO 27,33 27 33-28 28,99 El furor y la cólera son odiosos; el pecador los posee. Del vengativo se vengará el Señor y llevará estrecha cuenta de sus culpas. Perdona las ofensas a tu prójimo, y se te perdonarán los pecados cuando lo pidas. ¿Cómo puede un hombre guardar rencor a otro y pedir la salud all Señor? S ñ ? No N tiene ti compasión ió de d su semejante, j t ¿y pide id perdón dó de d sus pecados? Si él, que es carne, conserva la ira, ¿quién expiará por sus pecados? Piensa en tu fin, y cesa en tu enojo; en la muerte y corrupción, y guarda los mandamientos. Recuerda los mandamientos, y no te enojes con tu prójimo; la alianza del Señor, y perdona el error. Palabra de Dios.


Salmo

102

B di Bendice, alma l mía, í aY Yahvé, h é el fondo de mi ser, a su santo nombre. B di Bendice, alma l mía, í aY Yahvé, h é nunca olvides sus beneficios.

Y h é es clemente Yahvé l t y compasivo, i lento a la cólera y lleno de amor.


Él que tus culpas perdona Él, perdona, que cura todas tus dolencias, rescata tu vida de la fosa, fosa te corona de amor y ternura,

Yahvé es clemente y compasivo, l t a la lento l cólera ól y lleno ll de d amor.


No se qquerella eternamente, ni para siempre guarda rencor; no nos trata según g nuestros yerros, y ni nos paga según nuestras culpas.

Yahvé es clemente y compasivo, p , lento a la cólera y lleno de amor.


Como se alzan sobre la tierra los cielos, igual de grande es su amor con sus adeptos; como dista el oriente del ocaso, así aleja de nosotros nuestros crímenes. crímenes

Yahvé es clemente y compasivo, lento a la cólera y lleno de amor. amor


(sigue CARTA A LOS ROMANOS ) II PARTE 12-16 Nos tenemos que amar ya que TODOS somos Hijos de Dios y SALVADOS D Después é d de h haber b visto i t lla misericordia i i di d de Di Dios en lla 1ª parte: t - Ofrezcámosle el culto de nuestra CARIDAD hacia los hermanos, ya que AMAR es la plenitud de la ley 12-13 Domingos 22- 23 - Respetémonos mutuamente, ya que todos "somos del Señor": los débiles y los fuertes 14-15,13 , Domingos g 24 CONCLUSIÓN 15,14 a 16 El PLAN de Dios es la Buena Nueva Pablo lo ha anunciado a los paganos para que puedan ser presentados a Dios como una Ofrenda agradable Gloria a Aquél que tiene poder de confirmarnos en la Buena Nueva que es la revelación del PLAN escondido en el silencio de los siglos


Rom 14,7-9 14 7 9 Hermanos: Ninguno de nosotros vive para sí mismo y ninguno muere para sí mismo. Si vivimos, vivimos para el Señor; si morimos, morimos para el Señor; en l vida la id y en lla muerte t somos d dell Señor. Para esto murió y resucitó Cristo: para ser Señor de vivos y muertos. muertos Cristo es soberano


ALELUYA

Jn 13: 14

Aleluya, aleluya. Os doy un mandamiento nuevo: que os amĂŠis los unos a los otros, como yo os he amado. Aleluya.


( Del santo evangelio según san Mateo ) Mt 18: 21-35

Pedro se acercó entonces y le dijo: «Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar las ofensas f que me h haga mii hermano? h ? ¿H ¿Hasta t siete i t veces?» ? Dí Dícele l Jesús: J ú «No N te t digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.» «Por eso el Reino de los Cielos es semejante a un rey que quiso ajustar cuentas con sus siervos siervos. Al empezar a ajustarlas ajustarlas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos. Como no tenía con qué pagar, ordenó el señor que fuese vendido él, su mujer y sus hijos y todo cuanto tenía, y que se le pagase. Entonces el siervo se echó a sus p pies, y postrado p le decía: `Ten paciencia p conmigo, g que q todo te lo pagaré. ' Movido a compasión el señor de aquel siervo, le dejó ir y le perdonó la deuda. Al salir de allí aquel siervo se encontró con uno de sus compañeros, que le debía cien denarios; le agarró y, ahogándole, le decía: `Paga lo que debes. 'Su compañero, ñ cayendo d a sus pies, i lle suplicaba: li b `T `Ten paciencia i i conmigo, i que ya tte pagaré. ' Pero él no quiso, sino que fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase lo que debía. Al ver sus compañeros lo ocurrido, se entristecieron mucho, y fueron a contar a su señor todo lo sucedido sucedido. Su señor entonces le mandó llamar y le dijo: `Siervo malvado, yo te perdoné a ti toda aquella deuda porque me lo suplicaste. ¿No debías tú también compadecerte de tu compañero, del mismo modo que yo me compadecí p de ti?' Y encolerizado su señor,, le entregó g a los verdugos g hasta que q pagase todo lo que le debía. Esto mismo hará con vosotros mi Padre celestial, si no perdonáis de corazón cada uno a vuestro hermano.»

Magdala. Cerca de Cafarnaúm


Señor, da la paz a los que esperan en ti y deja bien a t profetas, tus f t escucha h la l súplica ú li d de ttu siervo i y la l de d tu pueblo Israel. Sira 36: 18

domingo 24 2011 salmo y lecturas  

domingo 24 2011 salmo y lecturas

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you