Page 43

contratos colectivos o las condiciones generales de trabajo. Según se expuso anteriormente, el contrato colectivo es esencialmente dinámico y, las partes pueden realizar cualquier ajuste o modificación de su contenido, con tal de que no infrinjan los derechos mínimos de los trabajadores. En ese sentido, debe entenderse que los procedimientos de revisión y modificación son normas protectoras de los trabajadores o, bien, de la fuente de trabajo, que garantizan que, por lo menos, el contrato se revisará una vez al año, tratándose de salarios, y cada dos años, en los demás aspectos. Por su parte, el artículo 426 de la Ley Federal del Trabajo supone la existencia de un procedimiento en el que una de las partes de la relación laboral busca la modificación de las condiciones generales de trabajo sin el consentimiento de la otra y, por eso, es que acude a una Junta de Conciliación y Arbitraje. No obstante, trabajadores y patrones pueden realizar todos aquellos acuerdos de voluntades necesarios para ajustar el contrato colectivo a las necesidades de la empresa o, bien, optar de común acuerdo por la modificación de las condiciones en que debe prestarse el trabajo, si así lo estiman conveniente y ello no transgrede el marco tutelar de la clase trabajadora. De manera que una vez que han sido precisados los límites que deben observarse en la formación de los contratos y convenios en materia del trabajo, así como en su modificación, debe analizarse el convenio 4761/89 celebrado entre Petróleos Mexicanos y el sindicato titular del contrato colectivo, cuya naturaleza es el punto de contradicción que

Tesis y Jurisprudencia sobre el derecho a la Jubilación  

y el Amparo en contra de la regresiva e inconstitucional nueva LFT

Tesis y Jurisprudencia sobre el derecho a la Jubilación  

y el Amparo en contra de la regresiva e inconstitucional nueva LFT