Page 143

La historia de Zoe Saldaña con las artes sigue las líneas de su propia hoja de vida. Nacida en 1978 en Nueva Jersey, viajó junto a su familia a República Dominicana, de donde era oriundo su padre. Allí descubrió su pasión por el sonar de los tambores y se matriculó en una prestigiosa escuela de danzas. Con los años, regresó a Estados Unidos pero lo aprendido en el país del merengue y la bachata no lo olvidó jamás. Ya en Nueva York, siendo una adolescente, se integró a la movida teatral de la Gran Manzana y con esfuerzo e insistencia logró participar en 1999 como extra en un capítulo de la serie Law & Order. No obstante, apenas apareció un momento en pantalla y ni siquiera salió en los títulos. De todas formas, ella no perdió su deseo de triunfar en el cine y creyó que ese pequeño sinsabor debería darle fuerza para continuar su vocación. Al poco tiempo tuvo la suerte de ser elegida para un papel a su medida: debía interpretar a una joven que ingresa a una exigente escuela de danza en Center Stage. Ese rol le permitió conseguir trabajo en un par de películas menores como Get Over It y Snipes, que le brindaron la posibilidad de exponer su belleza ante los ojos de los busca talentos de la industria. Pronto lograría avanzar más rápido de lo que jamás había pensado: para 2003, la humilde muchacha de origen dominicano ya se estaba codeando con Johnny Depp y Keira Knightley en la popular Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl. Como si fuese una cenicienta caribeña, la vida le otorgó una revancha y volvió a ser convocada para Law & Order: esta vez le dieron un mejor papel y no se olvidaron de poner su sonoro nombre en los títulos. Más tarde llegaría The Terminal (2004), donde trabajó junto al taquillero Tom Hanks bajo la tutela de Steven Spielberg. Durante ese año, aportó su sensualidad a Star Trek, la versión cinematográfica de la vieja serie de ciencia ficción. Y, como si todo esto fuera poco, James Cameron la sumó en su proyecto más ambicioso después de Titanic. A estrenarse a fines de año, en Avatar Zoe interpreta a una alienígena que intentará seducir a un solitario astronauta. Podemos sospechar que no lo hará bailando los ritmos de su querida isla. Aunque de todas maneras se las ingeniará para contagiar su calor tropical en el espacio exterior.

Texto: Felipe Real

142 ALMA

OCTUBRE 2009

ALMA MAGAZINE 41 - OCTUBRE 2009  

El más sofisticado contenido en español en Estados Unidos.

Advertisement