Issuu on Google+

REVISTIYA CURTA Y GRATUITA CAPITULO 8 WWW.ALIFA.ORG


2

EL

COLGANTE

&YTITXQTXVZJ[JQFSFWRFXJSJQXNQJSHNTIJQTXUJHFITXe9WZJSJ 1TXVZJJ]UQTW¥NXQFXFSLWJVZJMFW¥JXYFQQFWJQRZSIT 1TXVZJ[TQ[­NXIJZSJWWFSYJHFRNSTXTQTHTSQTUZJXYT &SFINJR¥XVZJF[TXTYWTXRJINWNOT &QUWNSHNUNTQFXOFZQFXXJUWTQTSLFWTSUTWJQIJWJHMT FXJWHNZIFIFSTXQTVZJTXHTS[NWYN·JSO·[JSJXFHTWWFQFITX 1ZJLTFQ_¥XYJNXQTXTOTXJSZSHQFWTIJQZSFUFWFRNWFWFQKWJSYJ >FWRFITXHTSJQJSHFSYFRNJSYTIJQIJXYNST[ZJXYWTIJXHJSXT[ZJXYWTIJXYNJWWT *QXZITWKZJWJLFSITQTX^JWRTX &MTWF HTS JQ YJWHJW TOT JQ IJ QF 7JHZUJWFHN·S XTNX QF XFSLWJ LZJWWJWF QF RZJWYJ INFWNF QF XZJWYJ IJQ VZJ SFIF UNJWIJ^XJQFOZJLFFHFIFUFXT &MTWFTXUTI­NXWJNWIJQTXJXHZITXQTXJXUJOTX^JQXNQJSHNTVZJTXFGFSITSF Los de Gris... Ellos no se reflejan. No os pueden ver, no tenéis dinero. 1F GJQQJ_F 1F VZJ TX MFHJ [NFOFW UTW QF STHMJ GTWWFHMTX ^ XNS WZRGT FYW¥X VZJIFWTS QFX MZJQQFX IJ QT JXYFGQJHNITJWTXNTSFIFX8JFGWJSKQTWJXXJHWJYFXYFSYTYNJRUTJSWJIFIJWFXJSQFXQQFLFXIJHWNXYT Los de Gris... Ellos no pueden tocaros, se convertirían en personas. &MTWF VZJ QF XTQJIFI JX JQ UFWFNXT IJ [ZJXYWTX FHYTX FMTWF VZJ QTX SNµTX GWTYFS IJ [ZJXYWFX XTRGWFX HTS QTX HFGJQQTXIJXF[NF^IJSYFIZWFIJHWNXYFQ^HZJSYFSMFXYFINJ_ & [JHJX MFG­NX XNIT IJXHZGNJWYTX JS JQ KTSIT IJ ZS X·YFST YFHNYZWSTX YWFLFSIT QFX UNJ_FX JSLWFXFIFX IJ ­XF RFQINYF R¥VZNSF VZJ TX IJXUNJWYF F IJXMTWF HZFSIT HTWWJYJFGFNX UTW QTX HFQQJOTSJX IJ ZS XZJµT NSKFSYNQ NSKFYNLFGQJXYWFXQFNQZXN·S


Con un sólo suspiro invocáis el Universo. Mientras Los de Gris proyectan dimensiones importadas con su ojo de hormigonera. &QLZSI±F^^FJXYFWIJ ;ZJXYWFX*XUFIFXFWWTQQFW¥SHNRNJSYTX^GFSIJWFX 1FUFHNJSHNFFGWJXZGTHFIJGFQQJSF1FXRFWNTSJYFXKNSLJS QJ^JXIJSZJ[T^JXHZUJSH¥XHFWFXFQWJIJITWIJ[ZJXYWFMTLZJWF QF(WJHNJSYJ1QFRF8NQJSHNTXF;ZJXYWTKNQTJX JQ)WFL·SVZJIZJWRJUJWTXZJµFJSQFXUWTKZSINIFIJXTHJ¥SNHFX ;TXTYWTXXFG­NXFVZNJSRJWJKNJWT1TXIJ,WNXSTQTJSYJSIJW¥SRNJSYWFX^TJXY­[N[T 5TWVZJ F TWNQQFX IJ QF RFW MJRTX JXHZHMFIT YTIT QT VZJ UNJSXFS 5TWVZJ STX JRGTXHFRTX JS QF RTSYFµF XNS MFGQF^JQQFSTXIJ[ZJQ[JQF[T_ 5TWVZJJSJQHNJQT^QFXJXYWJQQFXUQFSJFRTXXTGWJJQRFUFNSXUNWFITIJQJSYJSINRNJSYT^[NXQZRGWFRTXFVZJQQFX FZWTWFX[NHYTWNTXFXIN[FLFSITHTRTUJWINIFXJXUJWFSIT 1FXXJµFQJXVZJSTX·QTSTXTYWTXMJRTX[NXYT Los de Gris... Ellos no se detendrán, y eso os convierte en seres extraños al caer la noche. 1TXVZJGFOTZSHNJQTIJKZJLTFGWF_¥NXFQTXYNLWJXFXZXYFITX ^FYWF[­XIJQXNQJSHNTXJW[±XGFSIJOFXUFQUNYFSYJXIJHTQRNQQTX^LFWWFX[N[FX 4XRFSITJXYFIJHQFWFHN·SIJLZJWWF IJMTRGWJ IJUF_MFRGWNJSYF *SYWJFWWFGFQJXNSXTRSJX^IJXNJWYFMJWNIF 5FWF[JWSTXOZSYTXIJSZJ[THTSQFRNWFIFGWNQQFSYJFQLTR¥XXJWJSTX^HFQQFITX 7TGFT

3


VERGÜENZA 1F HNJSHNF STX MF IFIT QTX NSXYWZRJSYTX UFWF UWJ[JSNW ^ YWFYFW JQ ;.- IJ KTWRF JKJHYN[F UJWT JQ MJHMT IJ VZJ ST MF^FRTX F¾S YWFXQFIFIT JXYF HNJSHNF F QF UW¥HYNHFJXZSKWFHFXT[JWLTS_TXT 2JSTXIJZSYJWHNTIJQFXUJWXTSFXVZJ[N[JSHTSJQ;.-JSUF±XJXIJNSLWJXTX GFOTX^RJINTXYNJSJSFHHJXTFRJINHFHNTSJXVZJUZJIJSXFQ[FWQJXQF[NIF^F¾S RJSTXYNJSJSFHHJXTFXJW[NHNTXIJUWJ[JSHN·SUWTGFITXHTRTQTXUWJXJW[FYN[TX TQFXOJWNSLZNQQFXJXY­WNQJX Pedro Cahn HTUWJXNIJSYJ IJ QF (TSKJWJSHNF .SYJWSFHNTSFQ XTGWJ 5FYTL­SJXNX ^ 9WFYFRNJSYTIJQ;.-^INWJHYTWIJQF+ZSIFHN·S-Z­XUJIJS&WLJSYNSF (Hemos convertido la Ciencia en otro carroñero)

5

4

5


&QTXNSRNLWFSYJXSNFLZF *XYJ[JWFSTXNJYJUJXHFITWJXYZSJHNSTXWJXHFYFWTSFNSRNLWFSYJXVZJJXYFGFS JSZSFJRGFWHFHN·SFQFIJWN[FFUZSYTIJMZSINWXJ^QTXHTSIZOJWTSFQFNXQF NYFQNFSFIJ1FRUJIZXF&MTWFJQLTGNJWSTNYFQNFSTRFSIFZSRJSXFOJINWJHYTF YTITXQTXUJXHFITWJX^KFJSFSYJXIJQFRFWeFQTXNSRNLWFSYJXSNFLZFeVZ­XJ UZIWFSJSRNYFIIJQRFW >JXVZJQTXYWNUZQFSYJXIJQGFWHTUJXVZJWTKZJWTSIJYJSNITXSFIFR¥XQQJLFWFQ UZJWYTNYFQNFST^MFSUFXFITJSHJWWFITXR¥XIJZSRJXRNJSYWFXXZXITX TKNHNFQJXXNLZJSJSFWWJXYTITRNHNQNFWNT&MTWFQTXXNJYJYWNUZQFSYJXXJJSKWJSYFSF FµTXIJUWNXN·SUTWF^ZIFWFQTXNSRNLWFSYJX^QQJ[FWQTXFUZJWYT*QRJSXFOJ JXY¥HQFWT>FZSVZJXFQLFSFGXZJQYTX HTXFVZJXZUTSLTJXUWTGFGQJTYWTX KFJSFSYJXXJQTUJSXFW¥SITX[JHJXFSYJXIJF^ZIFWFUJWXTSFXJSUJQNLWTJS FQYFRFW DDDDDDDDD +TWYWJXX*ZWTUJ *ZWTUF+TWYFQJ_FWJHTUNQFFYWF[­XIJFWY±HZQTXFUFWJHNITXJS QTXUJWN·INHTXQFXRZJWYJXIJNSRNLWFSYJXVZJMFSUJWINITQF[NIFFQNSYJSYFW FQHFS_FWQFXKWTSYJWFXJZWTUJFX8JL¾SJXYTXIFYTX VZJFGZJSXJLZWTXTS NSHTRUQJYTXNSRNLWFSYJXMFSRZJWYTIJXIJMFXYFMT^JSXZNSYJSYT IJQQJLFWF*ZWTUFIJQTXHZFQJXMFSIJXFXUFWJHNITJSJQRFW UJWINJWTSQF[NIFUTWIJXMNIWFYFHN·SNSYJSYFSITFYWF[JXFWJQ8FMFWFNSHQZNIFXQFX [±HYNRFXIJQFXIJUTWYFHNTSJXFUQJSTIJXNJWYTMJHMFXUTWQTXLTGNJWSTXIJ1NGNF &WLJQNF^2FWWZJHTXHTSQFHTRUQNHNIFIIJQTXUFNXJXIJQF:*HTRT*XUFµF *SQF\JGUTIJNXHTSXZQYFWYTIFQFWJHTUNQFHN·SIJSTYNHNFXFX±HTRTIFYTX FHYZFQN_FITXKTWYWJXXJZWTUJGQTLXUTYHTR

6

5


7


MEDITACIÓN DE LA MONTAÑA )JXIJ VZJ FUFWJHN· JQ UWNRJW XJW MZRFST ^ [N· QF RTSYFµF NSYJSY· HTSVZNJYFWQF ƒ5TWVZ­JXFFYWFHHN·S$ƒ6Z­GZXHFRTXFQQ±ITSIJSNQTX¥WGTQJXXJJSHFWFRFS QFXUQFSYFXXJIJXUTOFSIJHZFQVZNJWQZOT^QF[NIFFSNRFQJXY¥IJUFXT$ 1F RTSYFµF JX QF YNJWWF VZJ YNJSIJ FQ HNJQT JVZNQNGWFSIT SZJXYWF SJHJXNIFI IJ JXYFWFVZ±^FMTWFHTSQFYJSIJSHNFSFYZWFQIJSZJXYWTJXU±WNYZFFXHJSIJWMFHNFQT NSYFSLNGQJQTNSKNSNYT 1FRTSYFµFFQRNXRTYNJRUTVZJKNWRJJNSFRT[NGQJSTXWJHZJWIFVZJYTITJXY¥ JSHTSYNSZTHFRGNTJQ[NJSYTQFSZGJQFSNJ[JJQFLZF^VZJSFIFJXUWJ[NXNGQJ SNHTSXYFSYJ1T¾SNHTHTSXYFSYJJQHFRGNTRNXRT 1F RTSYFµF JX XJWJSF *QQF XFGJ VZJ YTIT UFXF INHMF FQJLW±F KTWYZSF ITQTW T YWNXYJ_F6ZJQFUJSFIJF^JWJXFQJLW±FMT^8ZJXU±WNYZXJMFMJHMT[NJOT[NJSIT NRUJWYZWGFGQJQFHTSXYFSYJIFS_FIJQF[NIFQFJXHFWFRZ_FIJZSFRZOJWMFXYFXZ HNRFJQIJHQN[JIJQF¾QYNRFKQTWFSYJXIJQFSNJ[JQFUJWJLWNSFHN·SIJQJXHFWFGFOT JQ[ZJQTW¥UNITIJQU¥OFWT-F[NXYTSFHJW^RTWNWYFSYFX[JHJXVZJ^FXFGJVZJ FRGFXXTSQFRNXRFHTXF 1F RTSYFµF YNJSJ HTWFOJ ƒ(·RT XN ST XZUJWFW [JWFSTX IJ NSKNJWST NS[NJWSTX IJ MNJOT TYTµTX YTWWJSHNFQJX ^ XJLZNW FQYN[F FIRNWFGQJ FQ RNXRT YNJRUT VZJ RTQIJFGQJ^MZRNQIJFSYJXZUWTUNFFIFUYFHN·S$5TWJXTQFHTSYWFXJµFUFWFYTIT XJWVZJQFMFGNYJQFWLFTRTRJSYFSJFRJSYJJXFXNRNXRTHTWFOJ 1F RTSYFµF JXY¥ JS JXYJ RZSIT XNS UJWYJSHJW F ­Q )JXIJ XZ FQYZWF YTIT UNJWIJ XJSYNITNW^[JSNWWNVZJ_F^UTGWJ_FYNJRUT^JXUFHNTQJOFSTXJSJQMTWN_TSYJ 1FRTSYFµFJXRFIWJ8JQQJSFIJSNJ[JUFWFQZJLTWJGTXFWFLZFKNQYWFWQFUTWXZX [JSFX^SZYWNW >JXHZHMF*XQFLWFSRFJXYWFIJQXNQJSHNTIJQFUWJXJSHNFFYJSYF^J]YJSXFIJQ JXYFW ^ JXYFW FZXJSYJ ^ XZ XZQJSHNT JX YFS JSTWRJ VZJ XFSF RJSYJ HTWF_·S ^ HZJWUT'WFRFJSXTWIJHJWFXTGWJSZJXYWFXNSVZNJYZIJXIJQ[TQ[N­SITSTX FQTH­FSTIJUF_IJQVZJUWT[JSNRTX 8TQNYFWNFZSFQFRTSYFµFJXIN[NSFI¥SITSTX JQWJKQJOTIJSZJXYWFUWTUNFIN[NSNIFI 422439&•&429&98&98-&39. Ahimsa

7


BIBLIOMULAS Y BIBLIOBURROS 8N JS JQ UWNRJW RZSIT LT_FRTX IJ QFX YJHSTQTL¹FX UU HTS QF 2ZQF J2ZQJ ^ IJWN[FITX JS ;JSJ_ZJQF FSIFS F QF _FLF HTS XTQZHNTSJX IJ GFOF YJHSTQTL¹F HTRT QFX 'NGQNTRZQFX RZQFX VZJ QQJLFS HFWLFIFX IJ QNGWTX F QTX UTGQFITX FSINSTX ITSIJ SN¾TX ^ RF^TWJX UZJIJS INXKWZYFW IJ [FWNFIFX QJHYZWFX 1F UWTRTYTWF IJ JXYF NSNHNFYN[F QF :SN[JWXNIFI IJ 2TRGT^ JXY¼ JXYZINFSIT FMTWF QF UTXNGNQNIFIIJHFWLFWFQFXRZQFXHTSZSUTWYFYNQ HTS HTSJ]N¡S F NSYJWSJY ^ ZS UWT^JHYTW IJ HNSJ HTSQTVZJHTRUQJYFWQFTKJWYFHZQYZWFQ *S (TQTRGNF 1ZNX -ZRGJWYT 8TWNFST ZS RFJXYWT IJQ IJUFWYFRJSYT IJ 2FLIFQJSFYFRGN­SQQJ[FF¾TXHFWLFSITXZXITXGZWWTXIJQNGWTX^FHJWH¼SITQTX FQTXUTGQFITXIJQF_TSFHFWLFITXIJQNGWTXQQJ[FSITJQHTSTHNRNJSYTFQTXXNYNTX R¼XWJRTYTXVZJSTUTIW¹FSFHHJIJWFQFHZQYZWFIJTYWTRTIT

Algo está ca mbiando "Creemos que la música es patrimonio de la humanidad y no de Ramoncín y sus secuaces. Deseamos que suenen en radios libres y comunitarias, de fondos de cortometrajes, centros sociales, okupas, gaztetxes, bares o donde haga falta. Podéis colgar y compartir estas canciones, grabárselas a los colegas, pero no venderlas ni en el top manta ni en ningún otro sitio. Si nosotros no vamos a hacer dinero con esto que nadie lo haga... ¡que nos enteraremos y os partiremos la cara!. Grábala, pásala, ¡¡pero no la vendas!!" (TSJXYFIJHQFWFHN·SIJNSYJSHNTSJXHTRNJS_FQF\JGIJQSZJ[TINXHTIJ2FSTQT 0FGJ_FGTQTVZJMFIJHNINITWJLFQFWJS.SYJWSJYXZ¾QYNRTYWFGFOT&[JWXNTSJXZS YWFGFOT LWFGFIT JS  VZJ YWFX YTUFW HTS QF NSYWFSXNLJSHNF IJ 8,&* ^ JQ FHTOTSJ IJ QFX INXHTLW¥KNHFX MFS IJHNINIT HTQLFW JS QF \JG  [JWXNTSJX IJ R¾XNHF UTUZQFW HTS QJYWFX IJ 0FGJ_FGTQT VZJ [FS IJXIJ JQ )¾T )NS¥RNHT MFXYF 'QFHP 8FGGFYM UFXFSIT UTW 2NLZJQ 7±TX *Q[NX 5WJXQJ^ 8J] 5NXYTQX T 3NST 'WF[T JSYWJTYWTX 8


5TW TYWT QFIT JQ JXHWNYTW &QGJWYT ;ÂĽ_VZJ_+NLZJWTF MF FSZSHNFIT JS XZ \JG VZJ WJLFQFWÂĽFUFWYNWIJFMTWFYTIFXXZXST[JQFXVZJXJWÂĽSJINYFIFXJSYWJXKTWRFYTX XNRZQYÂĽSJTX HFWF HTS YFUFX IZWFX GFWFYF IJ GTQXNQQT ^ LWFYNX IJXHFWLF \JG FIJRÂĽX YTITX QTX UJWN¡INHTX T WJ[NXYFX VZJ QT IJXJJS JXYÂĽS FZYTWN_FITX F UZGQNHFWQFXFQJXYNQTIJQFXFSYNLZFXST[JQFXUTWJSYWJLFXHTSQFINKJWJSHNFVZJJS JXYJHFXTSTYJSIWÂĽSTGQNLFHN¡SIJUFLFWSFIFJSHTSHJUYTIJIJWJHMTXIJFZYTW 1TXRTYN[TXVZJQJMFSQQJ[FITFJXYFIJHNXN¡SQTXJ]UQNHFHQFWFRJSYJJSXZGQTL JSZSFWYÂąHZQTJSJQVZJHWÂąYNHFIZWFRJSYJFQFNSIZXYWNF^QFFIRNSNXYWFHN¡S "Los editores no tienen derecho a quejarse de que â&#x20AC;&#x153;se lee pocoâ&#x20AC;? mientras mantienen el control sobre el precio de lo que en ese momento interesa, ni las autoridades deberĂ­an promover absurdas campaĂąas publicitarias que no conducen mas que a gastar dinero; lo que deben hacer es presionar a los editores a la hora de poner los libros al alcance de todos los bolsillos." 5JWTJXYTXTSX¡QTITXJOJRUQTX*Q5ZHMJWTIJQ-TWYJQFSTMFHJYNJRUTVZJUZXT F INXUTXNHN¡S IJ XZ UžGQNHT YTITX XZX INXHTX  (FSYJHF IJ 2FHFT MFS UFXFIT IJQ HTU^QJKY UTW NSYJWSJY F ZSF RZQYNSFHNTSFQ UJWT MFS HTSXJLZNIT RFSYJSJW JQ IJWJHMTFVZJXZXXJLZNITWJXXJIJXHFWLZJSJQINXHTLWFYNXIJXIJXZ\JG &)3^ 5žGQNHT XJ MFS XZRFIT F  2NSZYTX ^ )NFLTSFQ ^ ^F XTS HZFYWT QTX UJWN¡INHTX LJSJWFQNXYFXJSYJSJWZSFQNHJSHNFQNGWJGFOTHWJFYN[JHTRRTSX NSHQZXTQF<FWSJW [F F UJWRNYNW JQ FHHJXT LWFYZNYT F YTIF XZ INXHTLWFKÂąF F YWF[­X IJ ZSF \JG F HFRGNTIJHTRUFWYNWQTXNSLWJXTXUZGQNHNYFWNTXIJ­XYF > XTGWJ YTIT una autĂŠntica legiĂłn de autores y editores que han decidido compartir su arte bajo licencias libres copyleftUTSNJSITXZTGWFFINXUTXNHN¡S IJQUžGQNHT^JSYJSINJSITQFHZQYZWFHTRTGNJSZSN[JWXFQVZJIJGJJXYFWFQFQHFSHJ IJYTIFX^YTITXUTWJSHNRFIJNSYJWJXJXHTRJWHNFQJX 8NS IZIF FQLT JRUNJ_F F HFRGNFW JS QF .SIZXYWNF (ZQYZWFQ >F JWF MTWF IJ VZJ XJ INJWFS HZJSYF IJ VZJ JQ RZSIT MF HFRGNFIT ^ VZJ XZ RTIJQT IJ SJLTHNT ST XNW[JUFWFSFIF La cultura es nuestra y la hacen los pueblos.

9

9


JUGLAR

,

genero fantastico e historia de espana 7FKFJQ 2FW±S FZYTW IJ /ZLQFW YNJSJ ZS GQTL IJ STRGWJ (WNXJN ^ JX F YWF[­X IJ XZ GQTL VZJ IJXHZGWN F FRGTX 3T[JQF ^ FZYTW :SF YFWIJ IJ QQZ[NFIJQUFXFITFµTFSIFGF^TUTWJQ;.58IJQF , 5QF_F IJ 1TX (ZGTX JS 2FIWNI ^ [± ZS JOJRUQFW IJ QF ST[JQF VZJ ST IZI­ JS HTRUWFW JS HZFSYT QJ±ZSUTHTIJXZFWLZRJSYT /ZLQFWSTXTQTJXY¥RFWF[NQQTXFRJSYJJXHWNYTXNST VZJ UFWYJ IJ ZSF UWJRNXF HTOTSZIF *Q (NI MF RZJWYT ^ ZS OT[JS /ZLQFW JX QQFRFIT FSYJ QF UWJXJSHNF IJ =NRJSF UFWF TGWF JQ RNQFLWT IJ VZJ 7TIWNLT )±F_ IJ ;N[FW HFRNSJ YWFX XZ RZJWYJ *Q /ZLQFW WJFQN_F ZS UTYJSYJ MJHMN_T ^ *Q (NI XJ QJ[FSYF IJ JSYWJ QTX RZJWYTX 1F UWJLZSYF JXƒVZN­SJXJXJ/ZLQFW$ 1F ST[JQF [F INXHZWWNJSIT QJSYFRJSYJ HTRT XN XJ YWFYFWF IJ JUNXTINTX FNXQFITX HTS ZS MNQT HTSIZHYTW RZ^ QJ[J ^ F [JHJX ZS YFSYT HFUWNHMTXT UJWT XNJRUWJ JSYWJYJSNIT (TSTHJRTX QF NSKFSHNF IJQ /ZLQFW HTRT JRUJ_· F IJXFWWTQQFW XJRJOFSYJ UWTKJXN·S ^ HTRT KZJ FUWJSINJSIT JQ FWYJ IJ QF RFLNF 4IJQFXRFLNFXIJUJSIJIJVZN­SHZJSYJQFMNXYTWNF &RJINTHFRNSTJSYWJQFST[JQFUNHFWJXHFQFMNXY·WNHF^QFKFSYFX±F*S/ZLQFWXJ TGWF JQ FQJLWJ RNQFLWT IJ HTSYFWSTX QF MNXYTWNF IJ *XUFµF FHTRUFµFSIT QTX JUNXTINTX SFHNTSFQJX IJ TYWTX KFSY¥XYNHTX HTRUQJYFRJSYFWNTX F ­XYTX 'WZOFX ¥WFGJX RZOJWJX IJRTSNFHFX QF 8FSYF (TRUFµF MTRGWJX QTGT JYH 9TIT YNJSJ HFGNIF JS JQ IJ[JSNW IJ QF [NIF IJ SZJXYWT UWTYFLTSNXYF :S FZY­SYNHT FSYNMJWTJ HTS R¥X NSXYNSYTX VZJ RTWFQ :S XZUJW[N[NJSYJ SFYT INGZOFIT HTS XJSHNQQJ_ ^ UWTKZSINIFIUTW2FW±S 1FST[JQFXJQJJJSZSXZXUNWT>TTXINW±FVZJSTUJWINJW¥NXYNJRUT Guillermo Zapata

\\\KNQRNHFHTRHFXNTUJF

10

10


-FHNF JQ FµT  HFSXFIT IJ RFXYZWGFW RFSZFQRJSYJ F XZX UFHNJSYJX JQ ITHYTW /TXJUM 2TWYNRJW ,WFS[NQQJ UFYJSYF JQ UWNRJW [NGWFITW JQJHYWTRJHÂ¥SNHT HTS KTWRF KÂ¥QNHF )ZWFSYJ JQ XNLQT =.= JQ RFXFOJ IJ HQ±YTWNX JX HTSXNIJWFIT JQ ¾SNHT YWFYFRNJSYT FIJHZFIT HTSYWF QF MNXYJWNF IJ RFSJWF VZJ HNJSYTX IJ RZOJWJX FHZIJS HFIF I±F F XZ R­INHT UFWF VZJ QJX RFXFOJJ QF _TSF ^ QJX NSIZ_HF F ZS UFWT]NXRTMNXY­WNHTMT^HTSTHNITHTRTTWLFXRT 1F [FWNJIFI IJ [NGWFITWJX IJ FVZJQQF ­UTHF JX FGWZRFITWF RZHMTX RTIJQTX KZSHNTSFS HTS HTWWNJSYJ JQ­HYWNHF TYWTX QT MFHJS HTS GFYJW±FX T LFX NSHQZXT XJ INXJµFS FQLZSTX VZJ KZSHNTSFS F UJIFQJX MF^ VZJ NRFLNSFWXJ FQ R­INHT UJIFQJFSIT HTRT 2FWHT 5FSYFSN UFWF UWTUTWHNTSFWQJ F XZ UFHNJSYJ XZ HTWWJXUTSINJSYJWFHN·SIJFQN[NTMNXY­WNHT 1F[NGWFHN·SUWTUTWHNTSF[NIF^[NLTWKZJW_F^GJQQJ_Fࢠà¢&#x2DC;INHJSQTXFSZSHNTXà¢&#x2DC;à¢&#x;*Q XJHWJYT IJ QF OZ[JSYZI XJ MF IJXHZGNJWYT JS QF [NGWFHN·Sࢠ 8Z HTRJWHNFQN_FHN·S QQJLF F YFQ J]YWJRT VZJ FQLZSTX RTIJQTX NSHQZ^JS ZS WJHFRGNT FIFUYFGQJ VZJ HTS[NJWYJJQ[NGWFITWJSZSFGFYNITWF 5JXJFQTVZJSTXUZJIFUFWJHJWMT^JSFVZJQQTXFµTXQFFUQNHFHN·SIJQ[NGWFITW XTGWJ JQ HQ±YTWNX JX YJSNIF UTW ZSF UWÂ¥HYNHF J]HQZXN[FRJSYJ R­INHF *S QF HTSHJUHN·S FSIWTH­SYWNHF IJ QF ­UTHF FQ ST MFGJW HTSYFHYT HTS JQ NSYJWNTW IJ QF [FLNSF XJ HTSXNIJWF VZJ ST MF^ HTSYFHYT XJ]ZFQ 1TX UWTGQJRFX ^ QTX YFG¾JX JRUNJ_FS RÂ¥X YFWIJ F UFWYNW IJ  HZFSIT QTX [NGWFITWJX FUFWJHJS JS QFX UWNRJWFX UJQ±HZQFX UTWSTLWÂ¥KNHFX & UFWYNW IJ JXJ RTRJSYT JQ [NGWFITW JRUNJ_F F UJWIJW XZ NRFLJS IJ NSXYWZRJSYT R­INHT ^ F FIVZNWNW HTSSTYFHNTSJX SJLFYN[FX MFXYF VZJIFWXJ HTS JQ HFWÂ¥HYJW FQLT YZWGNT VZJ YNJSJ JS SZJXYWTXI±FX Antonio M.

KTLTSF_TXGQTLXUTYHTR 11 1


TE PICA LA BARBA 2 ,

+JXYN[FQIJ(ZQYZWF1NGWJ^(TU^QJKY

*XYJ FµT [TQ[JRTX F QF HFWLF HTS JXYJ KJXYN[FQ JS JQ VZJ FUTXYFRTXUTWQFHZQYZWFQNGWJ5TWIN[JWXFXHNWHZXYFSHNFX^ XTGWJ YTIT UTW QF KFQYF IJ FUT^TX ƒJWJX O·[JS$ e5FWYNHNUF STX MJRTX [NXYT TGQNLFITX F IJOFW SZJXYWT , 5FWVZJ IJ QTX 5ZJGQTX IJ &R­WNHF JS 2TYWNQ ^ HFRGNFW QF ZGNHFHN·S^JXYWZHYZWFIJQKJXYN[FQ 8NS JRGFWLT RJOTW MFHJWQT VZJ ST ^ FVZ± JXYFRTX HTSHNJWYTX HTWYTRJYWFOJX KTYTLWFK±F [NIJTFWYJ RFQFGFWJX IFS_FIJQ[NJSYWJQNGWTX^XTKY\FWJHTU^QJKYXJIFW¥SHNYFJS ,WFSFIF JS QF 8FQF *Q 9WJS ^ JS JQ R±YNHT UZG *SYWJXZJQT VZJJXYWJSFSZJ[TQTHFQJSQF5QF_F8FS&LZXY±SYWFX[FWNTX FµTXIJHNJWWJ (TSJQIJXJTIJFGFSITSFWJXYJJ]NQNTKTW_TXT^UTIJW[TQ[JWFSZJXYWFYNJWWFJS KZYZWFXJINHNTSJXJXUJWFRTX[JWTXFYTITXJSJXYFJINHN·SIJQ9J5NHF1F'FWGF

¿Qué es eso de la Cultura Libre y Copyleft?

)JXIJXNJRUWJQFHZQYZWFXJMFRT[NITIJGTHFJSGTHFIJTWJOFJSTWJOF^IJTOT JS TOT UJWT IJXIJ QF HWJFHN·S IJ QTX XTUTWYJX UFWF FQRFHJSFW HZQYZWF QF .SIZXYWNF (ZQYZWFQ VZJ [NJSJ F XJW FQLT FX± HTRT QF NSYJQNLJSHNF RNQNYFW Y­WRNSTX HTSYWFINHYTWNTX MF NIT FUWTUN¥SITXJ IJ QF HZQYZWF ZYNQN_FSIT HTRT J]HZXF QTX IJWJHMTXIJFZYTW^QFIJKJSXFIJQFWYNXYF.SHQZXTQFXTGWFXVZJ^FUJWYJSJHJSFQ ITRNSNTU¾GQNHTUTWXZFSYNLÀJIFIHZFSITXTSWJJINYFIFXTWJUWTIZHNIFX[ZJQ[JS FLJSJWFWSZJ[TXIJWJHMTXIJFZYTW&X±VZJJXYFRTX[NJSITHTRTZSFXJWNJIJ JRUWJXFXVZJINHJSIJKJSIJWQFHZQYZWFXJFUWTUNFSIJJQQFUFWFXZQZHWT 1F FUFWNHN·S IJ .SYJWSJY ^ QFX SZJ[FX YJHSTQTL±FX MFS HFRGNFIT QF WJQFHN·S JSYWJ QTXFWYNXYFX^XZU¾GQNHT^MFMJHMTVZJQFNSIZXYWNFXJYFRGFQJJ8NSJRGFWLTZSF XJWNJ IJ FWYNXYFX ^ HWJFITWJX VZJ JSYNJSIJS VZJ QF HZQYZWF IJGJ XJW ZSN[JWXFQ ^ FHHJXNGQJ F YTIT JQ RZSIT MFS IJHNINIT QNGJWFW XZ TGWF GFOT un tipo de licencias (copyleft) que garantizan sus derechos básicos, a la vez que permiten a su público cualquier uso de su obra siempre que cumplan unos pequeños requisitos 12


*SJQYNJRUTIJQFXFLZF^FGFXRJRGWNQQTXLWFSFIFX N^TVZ­ 5ZJS¥FHTL­ZSTXHMNWNRT^TXVZJ[T^FM±F5FYFZWFƒYJ[NJSJXTVZ­$ &RTSTVZJYJ[T^FUWJUFWFIJXUZ­ZSUTXYWJVZJYJHFLFX e&SIFHFQQFXFWYFGFQFYJXeVZ­UTXYWJSNS¥(·LJYJJXJQNR·SVZJ^T[T^FUTW ZSFGTYJQQFIJ5¥QNIT^[JYJFGWNJSITZSHMNWNRT^TIJQTXIJFVZJQQTX El Ornubilao XJ YNWF IJ YWTRUF HTSYWF YT HMNWNRT^T VZJ [J ^ JQ IJQ JXHTSIWNOT Churungo el del escondrijoXJ[FUFQFUWNRF[JWF^WJLWJXFHTSRJINFGTYJQQFIJ WTSGJG±F N^TƒVZ­$ƒVZ­MFMJX$ FVZ±JHMFSITZSRFPNQQF9TRFMZRF 3TJXUJWFVZJRJ[T^FMFHJWZSUNUF_TIJJXYTX El del escondrijoXFHFQF5NUFIJQF;JWIFI ƒVZ­JXQTVZJHTµTMFXRJYNTJSQFGTYJQQF$El ornubilaoJXHZUJMZJXTXHTSQF SFWN_JRUZQU¥IJHMNWNRT^T 3FVZJ[JSLTQQJSTHTWYJXIJQFMTOFXIJQFXHFµFX2JRJY±TFM±JSZSUJF_T VZJ JWF ZSF XJW[F IJ SF[FOFX JSXJµF XZ UNJQ XZITWTXTXF WFXLFIF HTS KNSTX HTWYJX _NUJWTQTIJQFGTYJQQF YTRFMZRFQJUFXFQFUNUF^WTRUJJQHZJQQTIJQFGTYJQQFHTSZSFUNJIWF .^TeJQWTS  ;FHNFYJ J_J RJINT HMNWNRT^T ^ IJFYJ QF HFWSJ VZJ QJ [FRT F WJ[TW[­ FVZ± ZS UTHTIJWTSHTSJQHFSZYTIJHFµFVZJRJYWF±T^XNYZ[NJWFRTZSUTHTIJFM¾HF YFRGN­S9ZQFUTSJFMJW[NWHTSQFHFXHFWFIJQQNR·SJ_J^ZSFWFRFIJHFSJQFQJ RJYJXZSHMTWWJ·SIJQ2TSYJWTQZJLT^QTGFYJXYTHTSQFUZQUF^QTKQNUFX## 13


>>(FJQFYFWIJ^JQMZRTVZJFXHNJSIJXJJWNLJJSSZGJXVZJXJFQJOFSJS[ZJQYFX JSJQUTSNJSYJ

*XYTJMZSFGJGNF[NPNSLFƒJM$)NHJel del escondrijoUFS_FWWNGFHWZHNKNHFTJS ZS[FQQJIJHFWSJIJHMNWNRT^TIJQNWFSYJ9TRFHMZUFYJZSHFSZYTIJJXYTX  e9WFJUFH¥ YWFJUFH¥ VZJ JXYJ FµT VZJ [NJSJ ST [F F MFGJW HTWYJ IJ HFµFX XN XNLZJX^JSIT^[NSNJSITVZJUFWJHJXZSJXRF^FT 9TRFKZRF>HZJSYFRJQTIJQFJXYWJQQFJXFHTSQFVZJJXYZ[NXYJQNFT ƒ9ZXFGJXQTVZJXTSQFXKQTWJXJXFX$ ƒHZFQFX$ƒQFXHFRUFSN^FXJXF$1FX+QTWJXIJQ)NFGQT 5ZJF_±IJQTHTYJIJMFGFQFJXYWJQQF4^J^QFWJHJYFIJQRTONYTIJHMNWNRT^T JXYFƒIJFSIJQFXXFHFT$ :KQFXHTXFXIJQFRFRF 1FXSZGJXXJFQJOFSJS[ZJQYFXJSQFHTQFIJQTWNJSYJIJOFSITYWFXIJX±HJSN_FXJS JQYNJRUTIJQFXHFµFX Robao/Yeray

14


¿Qué es Alifa? Alifa es un medio de expresión libre y abierto, a través del cual tratar temas de actualidad y cultura desmarcándose de los medios comerciales y masivos. Alifa es un medio participativo: envía tus artículos, fotos, videos, comentarios, sugerencias... o lo que te de la gana a:

www.alifa.org alifaorg@gmail.com En la cima de la alta colina del Albaycin, desde donde se domina el valle del Darro, en frente de la Alhambra. Este lugar fue el palacio de la dinastía zirí y de otros linajes, aunque quedan pocos restos del mismo. El edificio ha llevado el nombre de LA CASA DEL GALLO DE VIENTO, por una figura de bronce colocada en otro tiempo en una de sus torrecillas, que representaba un guerrero a caballo y que giraba todos los vientos. Esta veleta, considerada por los musulmanes como un mágico talismán, donde se podía leer las siguientes inscripciones. Dice el sabio Aben Habuz que así se defiende Al Andalus L. Benavides-Barajas "La Alhambra bajo la media Luna" 15

Edita Asociación Cultural sin ánimo de lucro M.A.L. bajo una licencia Creative Commons del tipo Autoría-NoComercial-CompartirIgual (http://www.creativecommons.org/licenses/by-ncsa/2.5/), lo que sinifica que puedes copiar, distribuir y comunicar publicamente la revista, incluso realizar obras derivadas, siempre que se respete la autoría original y se comparta bajo una licencia idéntca y su uso no tenga ánimo de lucro. Hicimos la revista: Yeray y Robao, pero nunca hubiese sido posible sin la colaboración de Ma,La Carmita, Josefina, Nico Covreux, Pedro Khan, NoSe, Ahimsa, Guillermo Zapata, Antonio M., L. Benavides-Barajas, Nani García Fernández, William Blake, Julio H2O-P, Lara Bello, Alaia, Francisco Echegaray, Miguel Hernández, J. Manuel Álvarez, Juan Varela, El Niño Nube, Moni, Charleston, elCara, Cuines y los colaboradores, anunciantes y amigos que nos apoyáis en cada número. La portada y el dibujo de la Meditación de la Montaña son de Nico Covreux. la foto de las bibliomulas es de BBC Mundo, el dibujo del ángel-pájaro y el de la tia abierta patas son del Agua Puerca (h2o-p), la foto de los ojos en Mientras los animales vigilan es de Francisco Echeagaray, el dibujo de la calavera y el del cartel de Nose, los artículos de los "A los inmigrantes ni agua", "Bibliomulas y Biblioburros" y "Algo está cambiando" son de Yeray. El resto de fotografías y artículos aparecen firmados. Las opiniones son de sus autores y Alifa las mantiene y las defiende a capa y espada. Contacto: 654198820 Tirada: 8000 Las erratas son las últimas en abandonar el barco. Si ves una písala.


Si las puertas de la percepci贸n estuviesen limpias, ver铆amos todo tal como es: infinito y eterno. (William Blake)


fotografĂ­a: Nani www.alifa.org


19

Dos o tres veces me convierto en pájaro, me convierto en árbol, me convierto en parte de los ojos que me miran como a un ser salvaje. Sin motivo, mis hojas comienzan a caer... Ésta es la última gota con suficiente savia para mi tronco frágil. Yo soñaba con crecer pero las raíces tiraban de mí y la tierra me llamaba con dulces susurros. Y sin motivo, mis hojas comienzan a arder... Al viento le gusta cortar el límite de los dedos de mis ramas, en espiral, enreda mi tronco. Insectos que se comen mi corazón verde... y hacen cosquillas a mi esmeralda.


8TQFRJSYJXNJSYJQFXMTOFXGFOTXZXUNJXIJXHFQ_TX 9TITJXY¥JSHFQRF *QXNQJSHNTXTGTXVZJQFTXHZWFSTHMJ^JQY±RNITKW±TFHTRUFµFSQFIFS_FIJXZ HZJWUTIJXSZIT *QQF HFRNSF XNS IJXHFSXT F YWF[­X IJ QF TXHZWNIFI *XY¥ UJWINIF JS JQ GJSINYT GTXVZJFQQ±ITSIJQFXFLZFXXTSIJUQFYFFQQ±ITSIJQTXFSNRFQJXMFGQFSQJSLZFX FSYNLZFX 8JGFQFSHJFXZXZWWFMFHJQTVZJIJGJMFHJW -FHJQTVZJMN_TXZGNXFGZJQFXZFGZJQF^YFRGN­SXZRFIWJ&X±JXHTRTIJGJ MFHJWQTJQQFFMTWF9NJSJXJIQFQZ_IJQFXJXYWJQQFXQQJSFXZJXU±WNYZIJJSJWL±F^ SFIFNRUTWYF 1F NSRJSXNIFI IJQ GTXVZJ QF FHZSF IJGJ JXHZHMFW XZ HZJWUT FYJSIJW X·QT FQ XZXZWWTHTSXYFSYJIJXZFQRF^IJOFWQT[JSNW 5TW JXT XJ MFG±F IJXUWJSINIT IJ XZX WTUFX MFG±F UZWNKNHFIT XZ HZJWUT HTS MNJWGFX ^ XFQJX ^ JXYFGF JS JQ GTXVZJ *Q GTXVZJ KWJSYJ F QF HFXF IJ XZ RFIWJ ITSIJVZJW±FVZJFVZJQQTTHZWWNJWFFQQ±RNJSYWFXQTXFSNRFQJX[NLNQFS *XY¥ XTQF FX± QT IJXJF 1T XNJSYJ QQJLFW 8J FLFHMF HFRNSF IJ WTINQQFX HTS QFX RFSTXHTRTZSFSNRFQ^IJOFVZJXZHZJWUTIJHNIF1TXR¾XHZQTXXJHTSYWFJS^ LWNYF1FNSYJSXNIFIJXGWZYFQ8TSWNJ^XJWJQFOF&QHFGTIJZSRTRJSYT[ZJQ[JQF XJSXFHN·SXJFHJWHFJQQFQTXFGJ^XJFGFSITSFFQUQFHJW &UWNJYFQTXINJSYJXQJ[FSYFQFHFGJ_FUZJIJTNWHTRTXJFGWJSXZXHFIJWFXXZ JXUFQIFXJFWVZJFLNRJFZQQFKZJWYJXJWJQFOFTYWF[J_^[ZJQ[JIJSZJ[T:SF UJVZJµF HFGJ_F FXTRF UTW JQ HZJQQT IJ XZ ¾YJWT JQQF QT XZOJYF RNJSYWFX JQ UJVZJµT HZJWUT XJ IJXQN_F MFXYF FUFWJHJW HTRUQJYT ^ JSYTSHJX XJ JSHZJSYWFS 8JRNWFS5ZJIJSUTWKNSTQJWXJYTHFWXJXJSYNWXJWJHTSTHJWXJ1FRFIWJ^JQ MNOTUTWUWNRJWF[J_^UFWFXNJRUWJ^F

Alaia foto: F. Echeagaray 20


21


22 22

#


# 23

Mujeres en La India

fotografĂ­as: Nani


*SYZITQTWQZSFWMJ[NXYTITXRZOJWJX ^JSZSWJRT[NITFGNXRTGFOTZSFQZ_XJWJSF 2NLZJQ-JWSÂĽSIJ_

.........En la prehistoria, cuando el dios cristiano fermentaba en el sueĂąo de los hombres, las mujeres llevaban a cabo los ritos protectores de sus ciudades. Ritos dirigidos a su diosa. Las sacerdotisas eran las Ăşnicas que podĂ­an acceder a la luz comprensiva de Su naturaleza. Diosa de la pasiĂłn fecunda, del a mor y de la guerra, dueĂąa de la vida y portadora de muerte dependiendo del signo en que se encontrara y del momento de su aparicion en el cielo, que suele darse bajo la lĂ­nea del horizonte. Habla mos de Venus. Similar a la tierra en ta maĂąo, masa y composiciĂłn. Desde aquĂ­ solo la podemos ver en horas crepusculares y al despuntar el alba, siendo el objeto mĂĄs brillante, aparte de la luna, que podemos ver en el firma mento. Ya los su merios asociaron su diosa con el planeta Venus y la lla maron Inanna. Ishtar (Mesopota mia) o posteriormente >> 24


## Astarté (Fenicia) son otros de sus nombres y significan "Diosa de la mañana y del atardecer" y " Estrella de la mañana" respectiva mente. Su imagen más antigua hallada en suelo ibérico (Cara mbolo, Sevilla) se remonta al siglo VII a.c., cuando los fenicios llevaban más de 300 años explorando las costas andaluzas.

Luego llegó Grecia para nombrarla Afrodita y levantarle un templo, en el mismo Cabo de Gata, en el que según cuenta la leyenda le tenían encendidos fuegos perpetuos. Pero para entonces los dioses masculinos, surgidos de algún abismo exterior, habían desbancado a la Hermosa y Terrible Da ma que acariciaba a los leones de su trono. Para más tarde someterla en el Mundo Occidental y auparla a la pureza sepulcral de la virgen maría. Vaya, vaya con la clase de poder.

Robao

25


Shadows on the Wall es una de las series de ilustraciones que J.Manuel Ă lvarez publica en su blog Cien CadĂĄveres, nombre que hace referencia a los cien cuerpos que quedan sin reclamar en la morgue de Nueva Orleans tras el paso del Katrina.

ciencadaveres.blogspot.com

2626


: 5T 0^NS ST YJS±F RNJIT SN UWTU·XNYT IJ JSRNJSIF 8Z HWZJQIFI FGZXTX ^ HTWWZUHN·SXJUTI±FSFWWJLQFWHTSR¥XRFQIFINSINKJWJSHNF^ITSFHNTSJXUFWFQFX UFLTIFX (TS JQ INSJWT XZKNHNJSYJ ^ XNJRUWJ MF^ INSJWT UFWF QTX HTWWZUYTX 0^NS UTI±F F^ZIFW F HTSXYWZNW ZS YJRUQT ^ QNGWFWXJ IJ ZSF WJJSHFWSFHN·S JS WFYF T HZFQVZNJW TYWTFSNRFQNSKJWNTW 1TX RNXRT VZJ JQ RFQ[FIT IJ 1TX I±FX IJ 'NWRFSNF IJ ,JTWLJ 4W\JQQ QTX LJSJWFQJX IJ 7FSL¾S MFS HWJ±IT IZWFSYJ RZHMT YNJRUT VZJ WJXUJYFSIT KTWRFQRJSYJQFWJQNLN·S^FQTXGTS_TX^ITSFSITOT^FXWTGFIFXFXZUZJGQTUFWF TWSFW QF UFLTIF IJ 8M\JIFLTS UTIW±FS QNGWFWXJ IJ ZS IJXYNST IJ WFYFX T HZHFWFHMFX 5JWTQTXRTSOJXXJMFSMFWYFIT 1F WJ[TQZHN·S F_FKW¥S [N[J JS 'NWRFSNF F UJXFW IJ QF WJUWJXN·S ^ QTX RZJWYTX *Q JS[NFIT JXUJHNFQ IJ QF 43: MF QQJLFIT ^ XJ MF JSYWJ[NXYFIT HTS QF JSHQFZXYWFIF Q±IJWIJQFTUTXNHN·SIJRTHW¥YNHF8FS8ZZ0^N 5JWT(MNSF^7ZXNFSTFHJUYFSXFSHNTSJXUFWFQTXLJSJWFQJXGNWRFSTX (TRT HTSYFGF 4W\JQQ JS )NXUFWFSIT F ZS JQJKFSYJ XN QTX GNWRFSTX IJUJSIJS IJ QTXJ]YWFSOJWTXUFWFFWWJLQFWXZXUWTGQJRFXJQKZYZWTSTXJW¥QFQNGJWYFI 1TX GNWRFSTX XJLZNW¥S XNJSIT JXHQF[TX ^ [N[NJSIT JS ZST IJ QTX UF±XJX R¥X HTWWZUYTX 5JWT XN QF HTRZSNIFI NSYJWSFHNTSFQ X·QT JX HFUF_ IJ RFSYJSJW KTWRFQNXRTX INUQTR¥YNHTX^ZSF[J_R¥XFGFSITSFFQUZJGQTGNWRFSTFXZXZJWYJQFRZJWYJIJ FQLZSTXJQJKFSYJXXJW¥YFSNS¾YNQ^WNI±HZQFHTRTQFVZJHTSYFGFJQJXHWNYTWNSLQ­X 5JWTQTXRTSOJXXJMFSMFWYFIT 1TX LJSJWFQJX XJW¥S WFYFX FZSVZJ XNLFS RFXHFSIT GJYJQ ^ JXHZUNJSIT IJXIJ QF [JWFSIFRNJSYWFXHTSYJRUQFSQFH¾UZQFIJQFUFLTIFIJTWT 5JWTQFHTRZSNIFINSYJWSFHNTSFQXJW¥HTRT4W\JQQUWJXFIJXZXUWTUNTXJWWTWJX XNSTJXHFUF_IJINXUFWFWFQJQJKFSYJVZJHTSF^ZIFIJFQLZSTXSJTNRUJWNFQNXYFX IJQFLQTGFQN_FHN·SRFSYNJSJFQTXLJSJWFQJXJSQF[JWFSIFQJOTX^UTWJSHNRFIJ XZUZJGQTMFXYFVZJXJWJJSHFWSJSJSWFYFX Juan Varela

\\\UJWNTINXYFXHTR

27


IJ3T[NJRGWJ +WTR9MJ/FRHTS'WZHJ+T]YTS^7NHP 'ZHPQJWFHYZFW¥SOZSYTF9MJ9JJSFLJWXJSQF 9TITXQTXX¥GFITFQFXFHYZFHNTSJXJS 8FQF*Q9WJSIJ,WFSFIF (FK­9JFYWT…LTWF 2TYWNQ>QTX[NJWSJX PFWFTPJƒYJFYWJ[JX$ IJ3T[NJRGWJ )JITRNSLTFOZJ[JXJQRJOTWHNSJJS5ZG 951'5WT^JHHNTSJXIJHTWYTRJYWFOJX *SYWJXZJQT 5QF_F8FS&LZXY±S,WFSFIF HTU^QJKYJS5ZG*SYWJXZJQTIJ,WFSFIF 5QF_F 3ZJ[FFHFIJRNFIJGFNQJ4OTX3JLWTXJS 8FS&LZXY±S 2TYWNQ9FSLTIFS_FTWNJSYFQGFNQJXQFYNSTX \\\TOTXSJLWTXYFSLTHTR IJ3T[NJRGWJ 951'5WT^JHHNTSJXIJITHZRJSYFQJX IJQFQIJ3T[NJRGWJ HTU^QJKYJS5ZG*SYWJXZJQTIJ,WFSFIF 951'*]UTXNHN·SIJKTYTLWFK±F^UZSYTIJ NSKTWRFHN·SHTU^QJKYHTSNSKTWRFHN·SQNGWTX IJ3T[NJRGWJ WJ[NXYFXUJWN·INHTXXTKY\FWJ^R¾XNHF 951'+JXYN[FQIJ(ZQYZWF1NGWJ^(TU^QJKY HTU^QJKY5ZG*SYWJXZJQT *XYFW¥SFHYZFSIT9FSYFYWFRUF GFYZHFIF 5FWFKJWSFQNF KZXN·S1F'FWHFIJ8ZF IJ3T[NJRGWJ R¾XNHFUW±XYNSF^7JUWJXJSY MNUMTU +NJXYFUWJXJSYFHN·SIJQ9J5NHF1F'FWGFJ >FIJR¥XFHYZFHNTSJXRFQF[FWNFIFX^ NSFZLZWFHN·SIJQFJ]UTXNHN·SKTYTLW¥KNHFJSJQ HJW[J_FLWFYNXMFXYFQFXM࣒FSYNHNUFIF^ 5ZG*SYWJXZJQT 5QF_F8FS&LZXY±S ࣒JSYFVZNQQF ,WFSFIF2¾XNHFFHYZFHNTSJX^eUWZJGFJQ RTONYTIJHMNWNRT^T IJ3T[NJRGWJ ...&QQ7JLLFJYTYMJ5JTUQJJSQF8FQF*Q9WJS 28


3TRGWJ^&UJQQNITXDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD (FQQJT5QF_FDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD3~DDDDD(5DDDDDDDDDD 5TGQFHN·SDDDDDDDDDDDDDDDDD5WT[NSHNFDDDDDDDDDDDDDDDDDD5F±XDDDDDDDDD 9JQ­KTSTDDDDDDDDDDDDDDDDDD*RFNQDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD<JGDDDDDDDDD @B8ZXHWNUHN·SUTWZSFµT S¾RJWTX7*,&14à£&#x2019; @B8ZXHWNUHN·SUTWZSFµT S¾RJWTX7*,&14'434)*&54>4à£&#x2019; @B8ZXHWNUHN·S*ZWTUFT*XYFITX:SNITXà£&#x2019; @B8ZXHWNUHN·SWJXYTIJQRZSITà£&#x2019; @B3¾RJWTXFYWFXFITX +TWRFIJ5FLT @B)TRNHNQNFHN·SGFSHFWNF&ZYTWN_TFQHFWLTIJRNHZJSYFQTXWJHNGTXVZJJS HTSHJUYTIJXZXHWNUHN·SUWJXJSYFWÂ¥FSZFQRJSYJQF&XTHNFHN·S(ZQYZWFQ2&1 3TRGWJ^FUJQQNITXIJQYNYZQFWDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD 3~IJHZJSYFDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD+NWRF @B.SLWJXTTYWFSXKJWJSHNFJS(ZJSYF(TWWNJSYJ @B(TSYWFWJJRGTQXT FQWJHNGNWJQWJLFQT^UWNRJWS¾RJWT

*S[±FJXYJHZU·SF5QF_F~IJ2F^T(52TYWNQ ,WFSFIF*XUFµF


¿Duermes mi a mor.?.. Hoy ha sido un día largo y las cosas no te fueron bien, lo sé. Sé que otra vez, te levantaste de mal hu mor. No me has dicho nada pero yo lo sé. Son ya muchos años con tu imagen junto a mí en el espejo. Con tu rabia de lunes por la mañana, acusándome de hacer algo malo, o simplemente de no hacer nada. Como cada día, preparé tu desayuno con a mor y esperé tus besos de café antes de irte a trabajar. Y como cada día desde hace tiempo ya, no hubo besos, ni caricias, ni un adiós. No hubo nada. Tan solo tu espalda y una puerta que se cierra tras de ella durante ocho horas al día, y algunas veces más. Volví a quedarme sola en mi prisión de hipoteca por pagar. En “tu casa”, como a ti tanto te gusta lla marla. Cautiva para siempre de un sueño de juventud que hoy se me antoja imposible de alcanzar. Sola. Con los ojos secos ya, de tanto llorar. Viviendo una vida que ya no es mía, porque un día tú me la pediste y yo no te la supe negar. Viviendo mi vida sola… Junto a ti. Cansada. Me siento tan cansada ya… ¿Duermes mi a mor.?.. Hoy has vuelto a venir tarde para cenar. Yo sentada frente al televisor, apenas pude probar la comida. Temblando de miedo, arrebolada en el sofá. Esperando que vinieras y deseando que no llegaras ja más. Tras un portazo entraste tú, cargado de odio y la excusa del alcohol. Un día más. Sobre tus hombros, el peso de un trabajo que ya no puedes soportar, las burlas de unos a migos a los que toleras porque no tienes más, y el sentimiento de que alguien tiene la culpa de tu triste vida y por ello ha de pagar. Y no soy yo la culpable. Pero una vez más, tú no me quisiste escuchar y los golpes cayeron sobre mí. Y no soy yo la culpable, pero da igual. Insultos, puñetazos, y patadas vuelven a dejar las marcas de tu a mor en mi cuerpo que ya no se defiende y se abandona. Y mi cuerpo sangra y duele. Y mi alma a pesar de no sangrar no deja de doler. Y el a mor y el odio que son sentimientos que a menudo ca minan juntos de la mano, pugnan por hacerte desaparecer en ese mismo instante, o por justificarte y perdonarte una vez más. Y yo te perdono. Una vez más te perdono y te sigo queriendo. Entonces ves mi sangre y mi cuerpo deshilachado en el suelo y me abrazas, y llorando me dices que lo sientes, que no volverá a suceder. Pero sucederá otra vez mañana y el a mor que te tengo, se escapará de mi cuerpo por cada herida abierta en mi carne hasta quedarme vacía.

28 30


En la ca ma me has follado desde atrás, torpe y egoísta mente. Sin cariño ni emoción. Aplastando bajo el peso de tu cuerpo; que huele a sudor etílico, mi cuerpo dolorido y seco de pasión que se traga las lagrimas escondiendo el rostro a moratado en la almohada. Después te has dormido abrazándome y yo me he quedado mirando las sombras del dormitorio. No he podido dejar de llorar, pero lo he hecho en silencio por miedo a que despertaras y te volvieras a enfadar. Tu abrazo no me hace sentir segura ni protegida. No es el abrazo de un hombre que esta junto a mi para velar y defender mi sueño, es el del macho posesivo que tras montar a su hembra, atrae hacia si su cuerpo magullado para sentirlo suyo y subyugado. Siempre suyo, o de nadie… ¿Duermes mi a mor? Duerme en calma a mor mío, que yo no te dejare de guardar. Sé que tuviste un mal día y un mal día lo tiene cualquiera, aunque junto a ti cualquier día siempre era un día más, otro día para olvidar. Pero eso se acabo. Te prometo que nunca más. Ya no volverás a despertar de mal hu mor. Nunca mas, mi a mor, te prometo que nunca más… Soy tan feliz al verte dormir. Cuando duermes eres dulce… y te quiero. Estoy cansada. Tan cansada que me cuesta pensar. Pero no puedo dormir y te miro y acaricio tu pelo entre mis dedos. Y en la otra mano sujeto el regalo que me hiciste por mi último cu mpleaños. Decías que estabas harto de mi torpeza para cortarte el ja món, 29 así que me regalaste este enorme y estúpido cuchillo. Siempre me dio miedo su larga y afilada hoja. Pero ahora, no. Me aferro a su empuñadura como me aferraría al pecho de mi héroe salvador. Me siento tan confundida. Me tu mbo junto a ti y te abrazo. Estas frío y en tu pecho un golpe certero ha abierto una pequeña ventana por la que se ha escapado tu vida y la que hasta ahora era la mía. Tu sangre mancha las blancas sábanas que por mi boda me regalo ma má. No importa ya las echare a lavar. A ti nunca te gustaron, verdad a mor… Me dejo vencer por el sueño, ya no puedo aguantar más. Me cuesta tanto pensar… ¿Duermes mi a mor? ¿Sabes, vida mía?....Pienso que mañana, será un día mejor. El Niño Nube Dedicado a tod@s aquell@s que esta mos hart@s de ver como año tras año las listas de muertes por violencia de genero se multiplican... 31

29



Alifa 8