Page 1

QUEREMOS UNA LEY CONTRA EL MALTRATO ANIMAL

Mi nombre es Flor, desde hace ya muchos años colaboro con diferentes asociaciones y grupos animalistas para conseguir una leyes que respeten los Derechos fundamentales de los animales, algo que a estas alturas ya debería estar más que instaurado y que desgraciadamente no es así. Para ser sincera, puedo decir que la generosidad, la sensibilidad, el respeto a la vida y la empatía son algunas de las cualidades que tenemos los animalistas, pero también una cabeza fría y estomago duro a prueba de aguantar todos los relatos, videos, fotos, documentales, etc que nos llegan diariamente con situaciones durísimas y casi surrealistas de maltrato hacia los animales, imágenes que son extremadamente difíciles de superar y que solo la obsesión por acabar con esa barbarie nos hace seguir adelante, aunque les puedo asegurar que por mucho estomago duro nunca acabas por acostumbrarte y todo eso se va quedando ahí, dentro de uno mismo, en tu cabeza, en tu mente, en tu persona y llega a causar verdaderos problemas. En mi caso, he pasado por largos períodos en los que he estado sumida en una profunda tristeza que casi me ha llegado a provocar una gran depresión, he estado apática con todo, he llegado a llorar sin motivo aparente simplemente por la tristeza interior que sentía... también sufro de insomnio porque cuando cae la noche y todo queda en silencio mi mente, comienza a reproducir, como si de una película se tratara las secuencias e historias de maltrato que he tenido que ver y vivir. Esto también nos afecta socialmente, ya que en muchas ocasiones he llegado a despreciar a personas, nacionalidades, países implicados en casos de maltrato y no me siento nada orgullosa por eso, todo lo contrario, el desprecio me hace sentir mezquina. A pesar de todo el sufrimiento y deterioro que produce en mi persona, continuaré luchando porque si ellos pudieran pedírmelo, me dirían “No nos abandones, lucha por nosotros”, sino somos nosotros... quién?? Si no es ahora ... cuándo??. Por eso les pido, les ruego, que hagan todo lo posible por cambiar las leyes, es la única esperanza que nos queda para acabar contra el maltrato y sufrimiento de los animales y que las penas se endurezcan y se cumplan para todos aquellos que maltratan a nuestros queridos animales. Muchas gracias y saludos.

Flor Herrero Gavilán Madrid

Testimonio Flor Herrero  
Testimonio Flor Herrero  

Testimonio Flor Herrero