Page 1

BREVE INFORMACIÓN SOBRE LA SITUACIÓN DE LOS GALGOS EN ESPAÑA. Javier Juan Alcázar Crespo Miembro de la Junta Directiva de la Asociación VYDA

En comparación con los países del Centro y Norte de Europa, la realidad de muchísimos animales en España es desalentadora y no digamos de algunos países de entrada reciente en la UE, como Rumanía y Bulgaria. En España, la situación de los perros utilizados en la caza o trabajo roza el tercermundismo más negro: muchísimos son abandonados al final de la temporada de caza o cuando ya no resultan útiles; otros son eliminados con diversos métodos que estremecen por su sadismo. El caso de los galgos, excelentes perros de compañía por su docilidad y dulzura, resulta espeluznante: criados de forma masiva e incontrolada (basta tener hembra y macho) para escoger los ejemplares mejores, miles de ellos son eliminados si no cumplen las expectativas antes de cumplir pocos meses; luego todavía tendrán que demostrar su buenas aptitudes en la carrera y la caza antes de ser adultos. Si son buenos, vivirán mientras sirvan, cómo mucho dos años, no siempre bien alimentados y cuidados; cuando ya no valgan acabarán en la carretera, los campos, en el fondo de un pozo, colgados de un árbol a diferentes alturas para alargar la agonía, etc.,... contrasta con la utilización que se hace de ellos en Dinamarca, donde ayudan en proyectos con niños autistas o en otros lugares donde acompañan ancianos por su extremada dulzura. Y a lo largo de su vida sufren el maltrato continuo derivado de la frustración por las malas tardes de caza, como golpes con todo tipo de objetos o dejarlos atados durante meses, produciéndoles unas heridas tremendas en sus cuellos, de las que algunos no sobreviven. Las galgas son máquinas de parir camada tras camada y cuando tienen cualquier enfermedad o no producen lo suficiente se las elimina. Existen cálculos de un "auténtico holocausto de galgos" en España, ya que según datos semi-oficiales (puesto que no existe un censo oficial), mueren entre 50.000 y 100.000 ejemplares al año. Pero, si calculamos que cada galguero cría una media de 15 galgos y desecha los de hace dos años y pensando que en las comunidades de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla-León y Madrid hay una media de 15.000 galgueros,… las cifras son claramente superiores.

Informe sobre la situación de los galgos en España  
Informe sobre la situación de los galgos en España  

Informe sobre la situación de los galgos en España