Page 1

¿Qué es el virus Ébola?

El Ébola es una enfermedad infecciosa viral aguda que produce fiebre hemorrágica en humanos y primates (monos, gorilas y chimpancé), causada por el virus del Ébola, que se describió por primera vez en el año 1976 por el Dr. David Finkes, cuando se presentaron varios casos de fiebre hemorrágica en Zaire y Sudán. El nombre del virus se debe al río Ébola, geográficamente ubicado en Zaire, el mayor río de África central. El virus del Ébola es uno de los dos miembros de una familia de virus de ARN llamado Filoviridae. Existen cinco serotipos del virus del Ébola: Ébola-Zaire, Ébola-Sudán, Ébola-Costa de Marfil y Ébola-Bundibugyo. El quinto serotipo, el Ébola-Reston, ha causado enfermedad en los primates, pero no en humanos. Es una infección que se caracteriza por una alta tasa de mortalidad (entre el 50% y el 95% de los afectados) por lo que este virus es considerado como un arma biológica.

Actualmente, se considera en riesgo de contraer fiebre hemorrágica por virus del Ébola a las personas que han viajado a África subsahariana anteriormente, las personas que

ALICIA ARRABAL HARO


cuidan a los pacientes infectados, así como los trabajadores que se encuentran en contacto con primates infectados de origen africano y, obviamente, los trabajadores de laboratorio que trabajan con animales infectados o con cultivos del virus en tejidos.

Países como Sudán y Zaire han registrado brotes en 1976, con 284 casos y 151 fallecidos, y 318 casos 280 defunciones respectivamente, Inglaterra para ese mismo año registró un solo caso sin fallecido. Con esto quiero hacer hincapié en el mayor riesgo que tienen los países sudafricanos en comparación con países europeos o asiáticos ante este virus. Durante todos estos años la situación ha seguido así, con casos tremendamente mayores en países africanos. El último brote registrado ha sido en marzo de 2014, en Guinea Conakry, donde el número de afectados supera la centena y parece extenderse por Liberia, Sierra Leona y Mali. En las siguientes fotos podemos observar a varios especialistas tapados al cien por cien intentando salvar a un paciente infectado por el virus. Sólo hace falta ver dónde se encuentran para deducir que no se trata de un país desarrollado y con recursos.

Y en esta otra foto observamos un cartel de carretera escrito en francés donde advierte de la presencia del virus en dicha región y dice así: "¡¡Atención Ébola!! No tocar ni manipular nunca animales encontrados muertos en el bosque".

ALICIA ARRABAL HARO


¿Cómo se transmite el virus del Ébola? El virus del Ébola está considerado como sumamente infectivo, debido a su alta tasa de mortalidad, la rapidez con la que provoca la muerte y las zonas remotas donde se producen las infecciones. Se transmite a los humanos a través del contacto con un animal huésped infectado y se transmite también de persona a persona por el contacto con la sangre y los fluidos corporales del sujeto infectado, y por el contacto con equipo médico contaminado, como pueden ser agujas. Las infecciones por virus del Ébola son agudas y no existe el estado de ‘portador’. Debido a que la manera en que el virus aparece por primera vez en un ser humano en el inicio de un brote no se ha determinado aún.

Cuando nos referimos a la propagación de una enfermedad dentro de un centro hospitalario, hablamos de transmisión nosocomial, y, con este virus es altamente frecuente ya que, por ejemplo en los centro de salud de África los pacientes son

ALICIA ARRABAL HARO


atendidos sin mascarilla, batas ni guantes. Y, las agujas que se utilizan no suelen ser desechables.

¿Cuáles son los síntomas de la infección por virus Ébola? El período de incubación de esta enfermedad oscila entre dos y 21 días, después de los cuales ocurre el inicio de los síntomas del Ébola: • • • • • • • •

Fiebre alta. Dolor de cabeza. Diarrea, vómitos y dolor de estómago. Molestias en las articulaciones y dolores musculares. Aparición de una erupción rojiza en la piel. Dolor de garganta y debilidad generalizada. Congestión conjuntival (ojos rojos). En algunos afectados pueden observarse hemorragias internas y externas.

La razón por la cual algunas personas son capaces de recuperarse de Ébola y otros no sigue siendo un misterio para los científicos. Sin embargo, se sabe que los pacientes que fallecen, por lo general no han desarrollado una respuesta inmunológica significativa para el virus en el momento de la muerte.

¿Cómo se trata el Ébola? En la actualidad no existe aún ningún medicamento que sea capaz de combatir el virus del Ébola, por lo que cualquier tratamiento será simplemente un apoyo, como puede ser, guardar reposo en cama o ingerir muchos líquidos para evitar la deshidratación.

ALICIA ARRABAL HARO


Si el virus ya está muy extendido en el organismo y el paciente tiene hemorragias, es necesario que se le suministre por vía endovenosa líquidos, así como concentrado de plaquetas, factores de coagulación o hacer transfusiones de sangre si existen pérdidas importantes. Igualmente, dentro del tratamiento del Ébola, es necesario llevar un control estricto de los signos vitales como la frecuencia cardiaca, el pulso y la presión arterial con el fin de poder determinar cualquier signo indicativo de shock. Cabe añadir, que científicos del USAMRIID y otros institutos han logrado producir una vacuna de Virus Ébola, que parece haber tenido éxito en ratones y monos. Esto da esperanza a todos aquellos que viven en zonas donde el Ébola es endémico, y puede ser también el primer paso para la elaboración de otras vacunas.

¿Cómo se puede prevenir la infección por el virus del Ébola? Según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el control y prevención del virus del Ébola se basa en tres pilares fundamentales: •

Controlar la infección en animales: como no existen vacunas para prevenir la infección por virus del Ébola-Restom en animales, se aplican métodos químicos de desinfección utilizando productos químicos de forma regular en las granjas de animales. Ante la sospecha de cualquier brote del virus los animales deben ponerse en cuarentena o podrían incluso sacrificarse para evitar la transmisión a seres humanos. Disminuir el riesgo de la infección humana: al no existir tampoco una vacuna para seres humanos ni un tratamiento específico contra la infección por el virus del Ébola, concienciar a la población de los factores en riesgo y las medidas de protección es fundamental. Prevenir la infección en los centros de salud: esto se refiere al uso de medidas de aislamiento y utilización de equipos necesarios (guantes, tapabocas, batas) para reducir el riesgo de transmisión desde los enfermos hacia el personal sanitario, como médicos, enfermeras, así como técnicos de laboratorio que manipulan sangre y otros líquidos corporales de los pacientes infectados con el virus.

ALICIA ARRABAL HARO

Virus ébola  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you